Los rodríguez

Juegos, Retos, Humor, y todo aquello que no tienes ni idea de dónde subir.
Avatar de Usuario
panduro
Universitario
Universitario
Mensajes: 395
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Los rodríguez

Mensajepor panduro » 16 Ago 2018 13:16

Hoy, como otros años por estas fechas, empieza mi temporada de rodríguez que se extiende hasta primeros de septiembre en que torna la dueña a su señorío.

Tiene poco de particular este periodo transitorio, apenas diferente del tiempo “normal” de no ser porque recae sobre mí la enorme responsabilidad de que no se caiga la casa, que no se inunde el cuarto de baño, recoger y tener bien mantenido el poco más de metro y medio de parterre sembrado de variopintas flores veraniegas y retirar el correo del buzón. Es cosa doméstica, cotidiana, en suma.

De modo que hoy, que ya digo que empieza el tránsito de rodríguez, no he madrugado en absoluto. No es necesario madrugar para hacer tan poca cosa y más ahora, que recientemente hemos hecho una importante inversión en domótica, sustituyendo los electrodomésticos antiguos por otros de nueva generación con multitud de ventajas respecto de los viejos. Un ejemplo de esto que digo son las persianas motorizadas de las ventanas que, con pulsar un ergonómico botón, suben y bajan al gusto y regulan automáticamente la luz que entra dependiendo de la intensidad que el sensor percibe. Fascinante ¿Eh? Pues si fascinante es lo de las persianas, no les cuento cómo de maravilloso es que al mismo tiempo el sistema de ventilación mantiene la parte noble de la casa a 20’5º C. Ello solito, sin que necesites mirarlo ni preocuparte lo más mínimo. Cómo será la cosa que los detectores de presencia activan la iluminación en cada espacio y proporcionan luz si estás presente, apagándose en ausencia prolongada. Da gusto ver que las cosas no dependen de ti y son autónomas. Me siento feliz.

Soy feliz hasta que aparecen los problemas. Curiosamente hay problemas. Y problemas serios… Es verdad que todo o casi todo funciona de modo autónomo, sí, es verdad; como es verdad también que facilita mucho las cosas que éstas no dependan de ti y que con programarlas ya te puedes echar a dormir, también es verdad, no se puede negar, cómo negarlo si hasta el riego de las cuarenta flores del parterre se hace automático al amanecer y al anochecer dependiendo de la intensidad de luz y si da o no la sombra. Sería impropio negar las maravillas y los avances tecnológicos. Pero, siempre hay un pero; los que adolecemos de ser un poco torpes con las nuevas tecnologías necesitamos que los ingenieros sepan de nuestra torpeza y vayan un paso más adelante dependiendo de la formación específica del usuario, como es mi caso. Así, por ejemplo, la lavadora. La lavadora hoy ha conseguido sacarme de mis casillas… ¡Es un invento diabólico!... Yo me las prometía felices cuando he metido mi muda de ropa interior y el pijama, y a la hora de ir a ponerla en marcha, ¡Corcho! ¡Que no va! ¡Qué coño le pasa a esto! ¡Nada, que no hay manera!... Así las cosas, una solución es buscar el manual de instrucciones y leer cómo es… —El manual de instrucciones no aparece—… Torna a darle vuelta a los botones de la lavadora y así un buen rato. —¡Que no va! ¡Que no!—... Otra solución es llamar a mi dueña y, así como dejándolo caer, decirle que la lavadora no va y… ¡Ahh! ¡No, no, no! ¡Vamos a ver! —pandu, si estás de rodríguez, estás de rodríguez. No andes llamando a nadie para lo de la lavadora— Desde luego es un cargo de conciencia andar preguntando semejante cosa. Claro, antes la tarea de lavar era bien fácil con la Otsein y su carga superior tan cómoda y sencilla. Eso era tecnología de vanguardia, sin necesidad de agacharse en absoluto… le dabas vuelta al botón/ruleta del tiempo de lavado y listo ¡punto pelota!... Y hoy yo no sé qué le pasa a la SAMSUNG Addwash que te lava hasta 8 kg sin despeinarse, vamos una pasta que ha costado y resulta que, o no me entiende, o no la entiendo. Le he dado en todos los botones posibles, la portezuela está cerrada y la ropa para lavar dentro… ¡No sé qué más quiere!... Corriente le llega porque el visor de instrucciones está encendido. Ya no sé qué hacer. De todas formas, tengo mudas suficientes y dándole la vuelta a alguna puede servir para varios días… Cualquier cosa antes que llamar para preguntar, desde luego… ¡Vaya tela!
:tatoo:
Avatar de Usuario
panduro
Universitario
Universitario
Mensajes: 395
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: Los rodríguez

Mensajepor panduro » 17 Ago 2018 13:07

Otra de las cosas buenas que tiene estar de rodríguez se observa y se disfruta a la hora del paseo. De común, cuando paseo en pareja a veces nos detenemos a mirar escaparates y eso hace el acto de pasear un poco más entretenido y ameno. Un punto fijo de parada es la pajarería de don Augusto, un comercio tradicional que lleva ahí toda la vida y que ahora está despachado por su hija, Matilde Ortiz. Este negocio ha cambiado poco a lo largo de los años y aún sigue oliendo a pienso y salvado siendo el sonido de los pajaritos muy característico. Hubo un tiempo que dejamos de parar en su puerta, lo recuerdo como si fuera ayer, fue cuando pusieron una vitrina con reptiles, iguanas, y a mi dueña le daba asco; esto duró solo unas semanas porque Matilde decidió, con buen criterio, que la vitrina de las iguanas estaría mejor dentro de la tienda y nosotros recuperamos el sosiego y de nuevo la parada en el escaparate. Luego la tienda de móviles, en la que apenas nos detenemos pues raramente el escaparate nos llama la atención, si acaso llegando navidad donde lo ponen algo más engalanado, pero sin mucho boato ni mayor interés. Es frecuente que de ese comercio de telefonía haya por la calle alguna azafata o azafato repartiendo octavillas de publicidad o “flyer”, que es como lo llaman ahora. La siguiente parada del paseo es la zona ajardinada del parque, junto a los columpios, salvo que esté lloviendo siempre hay gente aquí con quien departir un momento o simplemente saludar y ser saludado con urbanidad y simpatía. Éste parque sí que ha cambiado a lo largo de los años. Ahora está más colorido y el firme tiene el piso adoquinado. Está muy bien cuidado y atendido, siendo constante la presencia de los servicios municipales de jardinería o limpieza. Aún conserva zonas donde el paseo es de tierra apelmazada y guijarros, pero preferimos pasear por lo cómodo, entre otras cosas porque allá en la tierra calva está el cagadero de los perritos y se nos antoja que la higiene no es la adecuada. Sí, hay dispensadores de bolsitas para las heces caninas en cada una de las cuatro papeleras que circundan el recinto a tal fin, pero mira que pensamos que no todos las usan convenientemente… quizá seamos demasiado escrupulosos, puede ser. Al final del parque hay un minigolf, que siempre he visto vacío, se conoce que no hay afición, y justo antes la zona de petanca que siempre tiene gente tirando bolas. Debo decir que la petanca está muy arraigada en el barrio y que según he llegado a saber hay varios clubs, uno se llama “La castaña pilonga” y son extremeños en su mayoría, y el otro club “Esmeralda” éste más grande y variopinto. Supongo que tendrán rivalidad, digo supongo porque yo les veo jugar juntos y revueltos, parece que lo mismo les da emparejarse con los de su equipo que con los del otro. Los hay que acuden con sus camisetas donde se dice claramente de qué club son, por eso distingo unos de otros.

Ya digo que generalmente este es el itinerario del paseo cuando nos acompañamos mi dueña y yo, y proseguimos hasta llegar a la fuente y volver a casa que echando las cuentas vienen a ser poco más o menos dos kilómetros. Pero ahora, que paseo en solitario, es mi gusto detenerme y rellanarme viendo jugar a la petanca. Sólo miro, no participo ni me involucro. Me llama la atención, eso sí, cómo se disponen para el juego, cómo se reparten los equipos funcionalmente. Es muy curioso. Ellos se conocen incluso en calidad, de modo que se emparejan de manera que las partidas sean reñidas, no les incomoda perder, da lo mismo ganar, la cosa es que haya lucha, diversión y admiración por las buenas tiradas… Van provistos de cinta métrica para que, en caso de discrepancia, el que se me antoja como árbitro, examine las distancias entre las bolas y diga, sin apelación posible, cuál de ellas está mejor colocada; punto en boca y a reír y disfrutar. Hay, sin embargo, uno de ellos que a veces saca el genio a relucir, le llaman Basi y tiene por costumbre alterar a los demás. En su camiseta, además del club al que pertenece “Esmeralda” debajo pone Basi. Apenas se necesita tantos detalles para reconocerle, pronto te haces a su fisonomía y cuando sigues la evolución del juego él adquiere el protagonismo y cierto liderazgo por la controversia y el afán. Bueno, pues resulta que Basi, que yo decía para entre mí, será de Basilio, resulta que no, que el enjuto y avispado jugador de petanca se llama realmente Basilisco para mi sorpresa y júbilo… Inmediatamente, al conocer que Basi se corresponde con Basilisco he pensado que: ¡¡Caramba, hace honor a su nombre!!
:tatoo:
Umbroman
El Corazón Iniciado
Mensajes: 39371
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: Los rodríguez

Mensajepor Umbroman » 17 Ago 2018 16:52

Entonces, su dueña le permite vivir en cautividad, lejos del mundanal ruido.
Es decir, como el arcipreste de Hita, también llamado Trota-conventos.
Libro del Buen Amor...
¡ Claro ! Bueno significa " comprensivo con lo abstracto ".
Y las monjas son muy abstractas. Como los cuadros de Vasily Kandinski.
O los de Joan Miró. Porque miró y miró, las vio.
Las vio, ¿ Lo ?
No las violó.
No, porque hemos de ser conscientes de las consecuencias de nuestros actos hostiles.


Imagen


Aquí vemos a un grupo mozárabe alpujarreño y berberisco, contemplativo, rezando a nuestra señora del Rocío. Fueron peregrinos, voluntarios forzosos, y llegaron a Ayamonte, en Huelva, para recibir la hostia consagrada, por parte de Espinete. Que por aquel entonces, era jornalero y capataz, de un molino de aceite, en el Norte de Cádiz.


Imagen


En esta otra viva estampa, observamos cómo el monje benedictino, ofrece al maromo noble, un suculento manjar, compuesto escueta y castamente, por una rosa. Sin embargo, el príncipe prefiere galletas de chocolate, y como aún no habían descubierto América, ¡ No había cacao ! Ni tomate, papa, tabaco, aguacate, mango, Feijoa, maíz, ni nada de eso. ¡ Estábamos a dos velas ! Sólo podíamos comer Pizzas de la casa Tarradellas, y poco más.
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 24970
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Los rodríguez

Mensajepor lo tio pep » 20 Ago 2018 17:32

Llámame ignorante, pero la primera estampa yo la tendría, en primera opción, por etíope.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados