La España en la que vivimos

¿No llegas a fin de mes? ¿Tienes un trabajo digno? ¿Son los políticos los que llenan sus bolsillos? Seguro que tienes muchas cosas de las que quejarte, si no también. No es nada personal, sólo política. Respeta y serás respetado. Economía, Empleo y Política.
Avatar de Usuario
Xarnego
Sabio
Sabio
Mensajes: 8769
Registrado: 18 Oct 2006 16:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Xarnego » 25 Nov 2019 23:19

Imagen
"Que aquest 2020 et doni la saviesa suficient
per saber quan persistir, quan desistir,
quan seguir lluitant i quan deixar anar."
Avatar de Usuario
Xarnego
Sabio
Sabio
Mensajes: 8769
Registrado: 18 Oct 2006 16:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Xarnego » 25 Nov 2019 23:22

https://www.eldiario.es/politica/Condenados-Insurgencia-Valtonyc-Pablo-Hasel_0_742276624.html

Condenados por sus letras:
los casos contra La Insurgencia,
Valtonyc y Pablo Hasel

-852
Saludos Vital
"Que aquest 2020 et doni la saviesa suficient
per saber quan persistir, quan desistir,
quan seguir lluitant i quan deixar anar."
Patricia
Sabio
Sabio
Mensajes: 8991
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Patricia » 26 Nov 2019 01:53

Es una vergüenza.

Al pobre chaval no le hace caso ni siquiera el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Para mi que le tienen rabiña.
Avatar de Usuario
panduro
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1751
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor panduro » 26 Nov 2019 13:51

panduro escribió:Source of the post Imagen
José María Aznar en un acto de campaña. Foto: Europa Press

La estupidez como espectáculo en púlpito al alcance de cualquiera.

Yo mismo practico la estupidez y así me enfrasco en comentar según qué cosas que, pensándolo después me digo a mí mismo: «A cuento de qué meterse en florituras» sabiendo que posiblemente no se entiendan y mucho menos se compartan y a lo más que lleguemos es a un encontronazo. Pero la inquietud es lo que tiene de provecho, que tras el azogue primero viene la reflexión tardía y así se navega a veces sin más taparrabo que la lengua de corbata.

Entre los muchos casos de estupidez se distinguen algunos de individuos que ya nacen estúpidos, otros alcanzan el estado de estupidez, y hay individuos a quienes la estupidez se les adhiere como remolque de gran tonelaje. Pero, la mayoría son estúpidos no por influencia de sus antepasados (ADN, estúpido) o de sus contemporáneos (Vecindades estúpido-peligrosas), sino que es el resultado de un duro esfuerzo personal (Horas y horas de estúpido-gimnasio). Curiosamente éstos hacen el papel del tonto y se gustan (Son: encantadoramente estúpidos). En realidad, algunos sobresalen y hacen el tonto cabal y perfecto (Estúpidos Guinnes). Naturalmente, son los últimos en saberlo, y uno se resiste a ponerlos sobre aviso, pues la ignorancia de la estupidez equivale a la bienaventuranza: «Bienaventurados los estúpido-gilipollas, porque de ellos es el Reino de los cielos». La estupidez que se reviste de formas tan variadas como el orgullo, la vanidad, la credulidad, el temor y el prejuicio, son blanco fundamental del pensamiento satírico… si la estupidez desapareciera, el escritor satírico carecería de tema. Sería la ruina para el cine y el teatro. Pues, como en cierta ocasión señalaba C. Morley: “en un mundo perfecto nadie reiría”. Es decir, no habría de que reírse, nada que fuera ridículo. Pero, ¿Podría calificarse de perfecto a un mundo del que la risa estuviera ausente? Umberto Eco nos hace una aproximación de varios retratos con monjes benedictinos en “El nombre de la rosa”. Quizás la estupidez es necesaria para dar empleo al autor satírico-religioso y también al entretenimiento a dos núcleos minoritarios a saber: 1) los que de veras son discretos: EstúpidusEmbozatus y 2) los que poseen inteligencia suficiente para comprender por sí solos que son estúpidos: EstúpidosRevelatus. Y lo peor no es eso; lo peor llega cuando empezamos a creer que una ligera dosis de estupidez no es cosa tan temible y nos prevenimos que, en el trascurso de la historia humana, la estupidez ha aparecido a menudo en dosis abundantes y/o desmesuradas. Una ligera proporción de estupidez es tan improbable como un ligero embarazo, (O se es estúpido o no se es) sin ir más lejos recordar a Aznar cuando, sin empacho alguno, nos decía aquello de: «Pueden ustedes creerme cuando les digo que Irak almacena armas de destrucción masiva» ¡¡Brillante estupidez que costó caro y muertes!! Otra cita de C. Morley: “No me importa que un político no sepa hablar, lo que me preocupa es que no sepa de lo que habla”. Más aún me reafirmo cuando digo que las consecuencias de la estupidez no sólo son cómicas sino también trágicas. Son reideras, pero ahí concluye su utilidad. Cuando se detecta una fuente de estupidez, como en esta ocasión, hay que estar atento porque probablemente no sea casual y a buen seguro es torrente. En realidad, las consecuencias negativas de la estupidez nos influyen, y no sólo a quienes la padecen individual o colectivamente. El mismo factor estúpido enconado que antaño ha determinado persecuciones, guerras y miseria, puede ser la causa de la catástrofe definitiva en el futuro. De modo que, ¡¡Líbrenos dios de los estúpidos, aunque no de todos, coño!!


Otra vez, y no sé cuántas llevamos, el tontopollas del Aznar raja por los codos viniendo a vocear su estupidez a borbotones. ¡Ese tío es Tontooo pa siempre! ¡Váyase a la mierda!
:tatoo:
Avatar de Usuario
BuenaVentura
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1887
Registrado: 19 Nov 2006 18:39

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor BuenaVentura » 26 Nov 2019 15:27

Diez años después, una parte de los que arremetieron contra el Estatut de Catalunya, hoy se lo pensarían dos veces. Diez años después, la discusión sigue girando alrededor de la aceptación o no de la pluralidad de España.
La historia enseña pero no tiene alumnos.
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
Patricia
Sabio
Sabio
Mensajes: 8991
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Patricia » 26 Nov 2019 16:04

También una parte de los que lo redactaron sin hacer caso a sus órganos consultivos, también se lo pensarían varias veces.

Aunque la verdad, es que siguen empecinados en su ceguera; en la última movida tampoco hicieron caso a sus asesores (que no sé pa que coño los quieren, la verdá)
Avatar de Usuario
panduro
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1751
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor panduro » 27 Nov 2019 12:25

Imagen
Placa de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica

¡¡Una de mamandurrias!!

Así por azar y como que no quiere la cosa, entreteniendo las horas navegando por el web, vengo a topar con otro caso insólito, al menos así me lo parece, de cómo las mamandurrias están al alcance de los listos que medran para hacerse con ellas y de cómo hay amigos que, bien cuidados, te proporcionan las oportunidades de conseguirlas. Mira, que te cuento el caso.

Adivinen quién tiene el Collar de la Orden de Isabel la Católica; pues, entre otras muchas autoridades españolas y extranjeras y de todo pelaje, D. Mariano Rajoy Brey. Vale, que lo insólito no es que la tenga Mariano, que insisto que la tienen numerosas autoridades, lo curioso es que le fue otorgada, alucina, el día 3 de agosto de 2018 en Consejo de Ministros, justo días después de que le descabalgaran de su escaño mediante Moción de Censura en el Congreso y le quitasen la Presidencia del Gobierno por liderar y como responsable de un partido político corrupto según sentencia publicada apenas un mes antes… Claro, llama mi atención la fecha en la que se le concede el Collar de la Orden según Real Decreto 1042/2018 firmado por Felipe VI. Verdad que es curioso el caso.

De modo que echan a Mariano a la puta calle por mafioso, pero mira, que no se va de vacío, se lleva colgado el collar de la reina pese a haber sido, con diferencia y bajo mi punto de vista, el zote más grande al frente de un Gobierno de España de la época actual. Estará contento el borrachín, digo yo, le dan la medalla que reza "A la lealtad acrisolada" siendo el jefe de "la mismísima mafia". Como también lo estará Borrell, otro que tal baila, que fue el ministro titular de exteriores que le propuso para obtener semejante distinción. Esto viene a ser como en los concursos de la tele que, aunque seas un jugador pésimo, al final te llevas el juego del programa y “pasapalabra”.

Más, mi curiosidad sin límites me lleva a averiguar los pormenores de la distinción del mérito que acompaña La Medalla de la Orden de Isabel La Católica, así me entero que, de la misma manera que te la conceden te la pueden quitar si concurre que:

Desposesión de distinciones de la orden

El agraciado con cualesquiera de las categorías que haya sido sentenciado por la comisión de un delito doloso o pública y notoriamente haya incurrido en actos contrario a las razones determinantes de la concesión de la distinción podrá, en virtud de expediente iniciado de oficio o por denuncia motivada, y con intervención del Fiscal de la Real Orden, ser desposeído del título correspondiente a la distinción concedida, decisión que corresponde a quien la otorgó.

¿Y quién le otorgó la Medalla?, Vamos, vamos, recuerden quién fue…

¡Exacto! Borrell, al cual Mariano le deberá besar el culo para que no se la quite. Unos por otros, otros por unos; ahora por ti, mañana por mí.

¡Mamandurrias!
:tatoo:
Avatar de Usuario
BuenaVentura
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1887
Registrado: 19 Nov 2006 18:39

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor BuenaVentura » 27 Nov 2019 12:51

Patricia escribió:Source of the post También una parte de los que lo redactaron sin hacer caso a sus órganos consultivos, también se lo pensarían varias veces.

Aunque la verdad, es que siguen empecinados en su ceguera; en la última movida tampoco hicieron caso a sus asesores (que no sé pa que coño los quieren, la verdá)

https://twitter.com/SuperwomanrojaB/sta ... 26784?s=20
Esto tambien es ceguera, que me dices??,
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
Patricia
Sabio
Sabio
Mensajes: 8991
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Patricia » 27 Nov 2019 14:30

No. Eso es ucronía.

No se puede juzgar la Historia a toro pasado. Desde la óptica actual y tras varias décadas de democracia no se puede pretender juzgar las opciones que entonces existían y si la que se eligió fue la mejor o no.
Pódríamos estar aquí varias páginas debatiendo sobre aquél referéndum en concreto, pero no serviría para nada; es como colocar el dial en el 99.4 y tener uno sintonizada la OM y el otro la FM.
Simplemente tiene que tener en cuenta un detalle para entenderlo: en aquél referéndum, donde mayor porcentaje de participación y de síes hubo, fue en Cataluña. ¿Por qué?
Haga esa pregunta por ahí, recopile las respuestas y después me comenta si ha sacado algo en claro.
Avatar de Usuario
vital
Sabio
Sabio
Mensajes: 5435
Registrado: 02 Ago 2014 08:52

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor vital » 27 Nov 2019 14:32

Xarnego escribió:Source of the post
https://www.eldiario.es/politica/Condenados-Insurgencia-Valtonyc-Pablo-Hasel_0_742276624.html

Condenados por sus letras:
los casos contra La Insurgencia,
Valtonyc y Pablo Hasel

-852
Saludos Vital


Hombre si amenazas a alguien eso es delito. Pasamos de la libre expresión a la coacción y el delito de odio.

¿Ese es todo tu argumento?

España está sometida voluntariamente a Tribunales internacionales. Si ese señor piensa que se le han conculcado sus derechos que acuda al Tribunal de Estrasburgo.

¿qué? ¿que no? ah vale. Pues eso.
Suaviter in modo, fortiter in re
Avatar de Usuario
panduro
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1751
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor panduro » 28 Nov 2019 19:57

Imagen
Saturno devorando a su hijo - Francisco de Goya

Los cristianos fueron acusados de comer carne humana... 1

Es costumbre, entre quienes aborrecen a los adversarios políticos, sembrar infundios impertinentes a cuenta de socavar la posible influencia que cualquier debate ideológico se presente como alternativa en un momento de presión o incertidumbre. Estamos ahora en ese caso donde lo socorrido es atarse a esa costumbre y rajar hasta desgañitarse acerca de lo malo malísimo de estar sujetos a las hordas rivales, contra ni menos gobernados por ellas. Bien mirado, esta proliferación de trapacerías y elocuencias no son más que el afloramiento de la ignorancia transitoria, porque, a decir verdad, tan malos pudieran ser los unos como los otros llegados a un punto, o buenos y acertados según se mire desde otro punto. Lo curioso de esto, lo que tiene de admirable, es que los que menos capacidad tienen de encontrar la genialidad repiten como badajos el son de las campanas principales sin pararse siquiera a meditar si no estarán siendo objeto de lavado de cerebro, conducidos de alguna manera a principiar los comentarios como les viene dado en el catecismo repicado desde algún púlpito. Con esto anteriormente dicho, que cabe en cualquier escenario y también en el actual, voy centrándome dejando a un lado la ambigüedad, porque el momento lo requiere y es preciso, perentorio, reconocer de dónde emanan las doctrinas y qué eco resulta del desasosegante repiqueteo que es asumido sin más razonamiento que el hecho de manifestar miedo y peligro infundados.

He dicho que somos misericordiosos —repitió Gregory furibundo— como los cristianos lo fueron. Lo cual no impidió que se les acusara de comer carne humana... 1

La derecha es, de siempre, la que más se agobia cuando se trata de perder el poder o ni siquiera alcanzarlo. No hay más que asomarse a los medios que le son afines para darse cuenta de cómo de histriónicos pueden disfrazarse locutores y tertulianos para con ello conmover y exaltar a una supuesta camarilla que les son simpáticas y/o dependientes. Un atajo de ignorantes en suma que prefieren que lo que sea importante se lo den mascado, aderezado y lo más resumido posible. Poco importa, para esos ignorantes a que me refiero, el alcance de los debates, ni siquiera se toman la molestia de escarbar, acaso someramente por aquello que es palmariamente importante, así sólo atienden a media docena de palabras clave, bien seleccionadas y acondicionadas desde el catecismo que les sirve de doctrina. En este orden de cosas ya se reconocen algunos vocablos, porque se repiten como badajos, palabras como: “Comunismo”, “Venezuela”, “Cataluña”, “Terroristas”, “Bildu”, “CDR”, “Podemitas”, “Inmigrantes”, “155”, “Separatista”, “Indepe”, “España se rompe”, “Plurinacionalidad”, “Feminazis”, “Feminismo”, “EREs” etcétera. Bien que, esta suerte de palabras, todas ellas, tienen un contenido político por sí solas, independientemente de que sean o pertenezcan a vocablos con significado propio, sin embargo, la semántica y la construcción de las frases ligadas a ellas, en la actualidad, adquieren un alcance diferente al uso corriente. Vengo a decir que se han convertido en PALABRAS CLAVE siendo usadas mecánicamente como resortes para incitar, mancillar o menoscabar, alterando el concepto base en el que se encuentren incluidas. Así, los discursos y arengas que remueven las conciencias proclamados desde los medios de comunicación cuentan con el uso desmesurado de esas PALABRAS CLAVE que podemos encontrar en todos los guiones resultando más o menos eficaces dependiendo del número de veces que se repitan y el contexto en el que se incrusten. ¡Está todo inventado! ¡Todo por la audiencia!

Tristemente para la derecha y sus medios afines, no cuentan con un escaparate que sea mínimamente solvente. Andan de cabeza tratando de encontrar el modo de, sin perder dinero, hacerse con un medio de comunicación que tenga contrapartida e influencia con quienes actualmente lideran la parrilla de opinión. El combate está muy descompensado. En este estado de cosas, líderes campaneros como Herrera, o Jiménez Losantos, andan a la greña mordiendo el polvo de ser minúsculos en su eco forzándose a ser histriónicos en el mensaje y trapaceros en el trasfondo. Ni siquiera LA RAZÓN o EL MUNDO, que otrora fuese campana y referencia, encuentra hoy el eco de entonces y numerosas veces cae en el amarillismo más descabellado, asumiendo tener que estar atados a las trapacerías y el embuste como axioma redentor de sus patronos. Desde luego hacen lo que pueden, eso es indiscutible.

1 (El hombre que fue jueves. Pesadilla -G. K. CHESTERTON)
:tatoo:
Avatar de Usuario
panduro
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1751
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor panduro » 29 Nov 2019 20:28

Imagen
El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez (c-i) y el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (c-d) inauguran la asamblea plenaria de los obispos que se celebra en Madrid. EFE/Víctor Lerena
Público

“Por sus frutos los conoceréis”. La frase bíblica resume la opinión que la Conferencia Episcopal Española (CEE) tiene sobre el posible Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, el primero desde la República. :vistori:


Viendo la perspectiva de la Iglesia Católica en España, es natural que las altas jerarquías que dirigen esa congregación estén preocupadas y hasta cierto punto inquietas por el devenir de los aspectos que tienen que ver con la política, los ciudadanos y en especial los feligreses que todavía abrazan la fe cristiana cuyo número se ha reducido de modo notable en los últimos tiempos. Esta caída de la que hablo es en gran medida notable si tenemos en cuenta que hasta 1981 no estaban permitidas otras confesiones y que es desde entonces que se puede elegir a qué o a quien adorar, o seguir otros ritos sin que el feligrés díscolo sufra persecución o sea objeto de mofa y escarnio en el ejercicio de su libertad religiosa. De modo que habiendo donde elegir, obviamente el que tiene necesidad de acompasar su espíritu con una fe, puede optar por un amplio espectro sin que forzosamente tenga que estar ligado a los ritos cutres del catolicismo.

En este orden de cosas, prosigo, diciendo que es lógico que los obispos y en general todo el clero que ejerce esa religión estén tristes ante el desapego, el abandono masivo de feligreses y que, de no renovarse a los nuevos tiempos, se quedarán solos para vestir santos. Numerosos jóvenes ya no tienen entre sus proyectos presentes ni futuros pasar por la iglesia si quiera para una ceremonia matrimonial o para que les expendan, al menos, certificados de bautismo ni chorradas de ese estilo que complican la vida sin arte ni parte. Tal es la desidia que invade a buen número de ciudadanos. Se diría que, con tal de no verle la cara al cura, se arbitran otras opciones diferentes. De este mal rollo solo tienen la culpa los obispos. Si no fueran tan obstinados, si permitiesen y acompañasen a quienes de verdad tienen dificultades para con su fe, no se verían tan desplazados y conservarían la confianza que proporciona una actividad religiosa ligada a nuestras costumbres y asentada de modo uniforme en todo el territorio. Sin embargo, esa confianza no existe o se diluye mientras las jerarquías niegan a quienes sexualmente practican otras tendencias distintas a la heterosexualidad, también son reacios a aceptar que la mujer no gana ni pierde pureza por tener la regla y que el pecado original es un invento macabro antediluviano que ha socavado la integridad del género femenino de modo gratuito solo para mantener vivo un machismo recalcitrante.

Tendrán que espabilar los obispos para adaptarse a los nuevos tiempos. O cambias o te cambian. Sin ir más lejos, cada vez tiene menos preponderancia las festividades que tiene que ver con lo religioso adquiriendo preeminencia otros señalamientos del calendario que tienen que ver con lo pagano u otras tendencias claramente consumistas. El mismo “Papá Noel” le ha comido espacio a la Navidad Católica y los Reyes Magos, que resisten, son objeto de nuevas interpretaciones sin que por ello pierda el sentido lúdico para el ambiente infantil obviando el arraigo a Jesús, más que otro superhéroe de comic cualquiera. Esta caída de la Iglesia Católica se produce a pesar de que números colegios concertados estimulan y predican en la doctrina, sin que termine de resultar atrayente para los chavales que se toman las clases de religión como un tiempo de relajamiento, de pitorreo, sabiendo que lo que les están contando son cuentos chinos de hace la pera. Sorprende sin duda la capacidad de los chavales de hoy para distinguir qué cosas son materias nutritivas de aquellas otras que ni fu ni fa.

Los obispos están cabreados… Lógico.

Sí, las pataletas de los obispos tienen un por qué y si maduramos los síntomas encontraremos las razones por las que están tan cabreados: La Iglesia Católica no vende en España, es deficitaria y requiere de instrumentos que fortalezcan o reaviven su vigor. Cada vez más a menudo sus ministros salpican la actualidad con salidas de pata de banco, con desplantes, con burradas de antología… Esto solo puede ser síntoma de un cabreo monumental, de una desesperación, de un no saber qué hacer ni para dónde tirar. ¿Se imaginan a un Imán o a cualquier otro líder religioso criticar los aspectos que afecten a la libertad de los españoles?... Se les nota cabreados, a los obispos, huérfanos de políticas que les redondeen y políticos que les besen los anillos. La suerte les ha abandonado. Tras la época dorada de cuarenta años y más, donde presumían de ser la escolta espiritual del puto amo, luego han venido a no aparecer sino simbólicamente en algún desfile militar, o a asomar tibiamente en los actos de la Casa Real. Ya no asiste el Cardenal Primado a la toma de posesión de los embajadores extranjeros, ni se arrodillan ante ellos más que los muy embelesados o quienes conservan en el protocolo ese aire colonial exagerado y farfullero. Los obispos han venido a menos, no se cotizan ni nadie da por ellos un puto duro. Por eso están tan cabreados, por eso que cada vez que asoman es para meter la pata hasta el corvejón o para mear fuera del tiesto. Necesitan destacar aún haciendo el imbécil ¡Pobres, desgraciados!
:tatoo:
Avatar de Usuario
Xarnego
Sabio
Sabio
Mensajes: 8769
Registrado: 18 Oct 2006 16:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Xarnego » 29 Nov 2019 21:25

En consejo
Escucha a los viejos.

Ya sabían de antemano
que tener al pueblo ignorante
les permitía a la iglesia hacernos creer cualquier cosa
incluso el pecado original iba en nuestra contra.
La sociedad ya no está para esas gaitas
que el paraíso y el infierno esta en este mundo.

Ya no sé si para bien o peor
pero que este país está cambiando,
el feudalismo y el dios santo no podrá contra esta juventud.

Imagen
"Que aquest 2020 et doni la saviesa suficient
per saber quan persistir, quan desistir,
quan seguir lluitant i quan deixar anar."
Avatar de Usuario
Xarnego
Sabio
Sabio
Mensajes: 8769
Registrado: 18 Oct 2006 16:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Xarnego » 29 Nov 2019 22:44

"Que aquest 2020 et doni la saviesa suficient
per saber quan persistir, quan desistir,
quan seguir lluitant i quan deixar anar."
Patricia
Sabio
Sabio
Mensajes: 8991
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Patricia » 30 Nov 2019 00:04

Xarnego escribió:Source of the post En consejo
Escucha a los viejos.

Ya sabían de antemano
que tener al pueblo ignorante
les permitía a la iglesia hacernos creer cualquier cosa
incluso el pecado original iba en nuestra contra.
La sociedad ya no está para esas gaitas
que el paraíso y el infierno esta en este mundo.

Ya no sé si para bien o peor
pero que este país está cambiando,
el feudalismo y el dios santo no podrá contra esta juventud.

Imagen


Bueno, a mi modo de ver el éxito radica en cambiar una religión per una altra.
Avatar de Usuario
BuenaVentura
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1887
Registrado: 19 Nov 2006 18:39

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor BuenaVentura » 30 Nov 2019 12:02

panduro escribió:Source of the post Imagen
El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez (c-i) y el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro (c-d) inauguran la asamblea plenaria de los obispos que se celebra en Madrid. EFE/Víctor Lerena
Público

“Por sus frutos los conoceréis”. La frase bíblica resume la opinión que la Conferencia Episcopal Española (CEE) tiene sobre el posible Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, el primero desde la República. :vistori:


Viendo la perspectiva de la Iglesia Católica en España, es natural que las altas jerarquías que dirigen esa congregación estén preocupadas y hasta cierto punto inquietas por el devenir de los aspectos que tienen que ver con la política, los ciudadanos y en especial los feligreses que todavía abrazan la fe cristiana cuyo número se ha reducido de modo notable en los últimos tiempos. Esta caída de la que hablo es en gran medida notable si tenemos en cuenta que hasta 1981 no estaban permitidas otras confesiones y que es desde entonces que se puede elegir a qué o a quien adorar, o seguir otros ritos sin que el feligrés díscolo sufra persecución o sea objeto de mofa y escarnio en el ejercicio de su libertad religiosa. De modo que habiendo donde elegir, obviamente el que tiene necesidad de acompasar su espíritu con una fe, puede optar por un amplio espectro sin que forzosamente tenga que estar ligado a los ritos cutres del catolicismo.

En este orden de cosas, prosigo, diciendo que es lógico que los obispos y en general todo el clero que ejerce esa religión estén tristes ante el desapego, el abandono masivo de feligreses y que, de no renovarse a los nuevos tiempos, se quedarán solos para vestir santos. Numerosos jóvenes ya no tienen entre sus proyectos presentes ni futuros pasar por la iglesia si quiera para una ceremonia matrimonial o para que les expendan, al menos, certificados de bautismo ni chorradas de ese estilo que complican la vida sin arte ni parte. Tal es la desidia que invade a buen número de ciudadanos. Se diría que, con tal de no verle la cara al cura, se arbitran otras opciones diferentes. De este mal rollo solo tienen la culpa los obispos. Si no fueran tan obstinados, si permitiesen y acompañasen a quienes de verdad tienen dificultades para con su fe, no se verían tan desplazados y conservarían la confianza que proporciona una actividad religiosa ligada a nuestras costumbres y asentada de modo uniforme en todo el territorio. Sin embargo, esa confianza no existe o se diluye mientras las jerarquías niegan a quienes sexualmente practican otras tendencias distintas a la heterosexualidad, también son reacios a aceptar que la mujer no gana ni pierde pureza por tener la regla y que el pecado original es un invento macabro antediluviano que ha socavado la integridad del género femenino de modo gratuito solo para mantener vivo un machismo recalcitrante.

Tendrán que espabilar los obispos para adaptarse a los nuevos tiempos. O cambias o te cambian. Sin ir más lejos, cada vez tiene menos preponderancia las festividades que tiene que ver con lo religioso adquiriendo preeminencia otros señalamientos del calendario que tienen que ver con lo pagano u otras tendencias claramente consumistas. El mismo “Papá Noel” le ha comido espacio a la Navidad Católica y los Reyes Magos, que resisten, son objeto de nuevas interpretaciones sin que por ello pierda el sentido lúdico para el ambiente infantil obviando el arraigo a Jesús, más que otro superhéroe de comic cualquiera. Esta caída de la Iglesia Católica se produce a pesar de que números colegios concertados estimulan y predican en la doctrina, sin que termine de resultar atrayente para los chavales que se toman las clases de religión como un tiempo de relajamiento, de pitorreo, sabiendo que lo que les están contando son cuentos chinos de hace la pera. Sorprende sin duda la capacidad de los chavales de hoy para distinguir qué cosas son materias nutritivas de aquellas otras que ni fu ni fa.

Los obispos están cabreados… Lógico.

Sí, las pataletas de los obispos tienen un por qué y si maduramos los síntomas encontraremos las razones por las que están tan cabreados: La Iglesia Católica no vende en España, es deficitaria y requiere de instrumentos que fortalezcan o reaviven su vigor. Cada vez más a menudo sus ministros salpican la actualidad con salidas de pata de banco, con desplantes, con burradas de antología… Esto solo puede ser síntoma de un cabreo monumental, de una desesperación, de un no saber qué hacer ni para dónde tirar. ¿Se imaginan a un Imán o a cualquier otro líder religioso criticar los aspectos que afecten a la libertad de los españoles?... Se les nota cabreados, a los obispos, huérfanos de políticas que les redondeen y políticos que les besen los anillos. La suerte les ha abandonado. Tras la época dorada de cuarenta años y más, donde presumían de ser la escolta espiritual del puto amo, luego han venido a no aparecer sino simbólicamente en algún desfile militar, o a asomar tibiamente en los actos de la Casa Real. Ya no asiste el Cardenal Primado a la toma de posesión de los embajadores extranjeros, ni se arrodillan ante ellos más que los muy embelesados o quienes conservan en el protocolo ese aire colonial exagerado y farfullero. Los obispos han venido a menos, no se cotizan ni nadie da por ellos un puto duro. Por eso están tan cabreados, por eso que cada vez que asoman es para meter la pata hasta el corvejón o para mear fuera del tiesto. Necesitan destacar aún haciendo el imbécil ¡Pobres, desgraciados!

https://www.eldiario.es/zonacritica/Can ... 63142.html
Arzobispos que predican que hay una "verdadera enfermedad" tras el pacto del PSOE con Podemos, pero consideran que Vox no es de extrema derecha "en absoluto".
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
Avatar de Usuario
Xarnego
Sabio
Sabio
Mensajes: 8769
Registrado: 18 Oct 2006 16:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Xarnego » 30 Nov 2019 20:21

Patricia escribió:Source of the post Bueno, a mi modo de ver el éxito radica en cambiar una religión per una altra.

También podemos no tener ninguna
"Que aquest 2020 et doni la saviesa suficient
per saber quan persistir, quan desistir,
quan seguir lluitant i quan deixar anar."
Patricia
Sabio
Sabio
Mensajes: 8991
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor Patricia » 01 Dic 2019 01:23

Esa es una solución, a mi modo de ver, mas inteligente
Avatar de Usuario
panduro
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1751
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor panduro » 01 Dic 2019 03:30

El Gordo de Navidad, luego los Reyes Magos

Pudiera decirse que contra más exquisitos se ponen los de ERC, mejor les va. En el último sorteo les tocó el gordo (por las elecciones) y ahora tienen en su mano la investidura de Sánchez. De manera que tratan de sacarle el mejor partido posible a sus posibilidades que se me antojan muchas. Fijémonos en las contrapartidas conseguidas por UP y que ya resultan asumidas pese a todo; estas también son fruto de ponerse gallitos y exigentes a más no poder. No hay como mantenerse firme en las pretensiones para que el que más tiene que perder ceda y se baje los pantalones. Este es el juego de rebotes (Tira y afloja) que se traen entre manos y que tanto está dando que hablar a los gurús. Ahora bien, bajo mi punto de vista, hay un trasfondo detrás de todas estas maniobras que tiene que ver con el REPARTO de PODERES y el alcance que pudiera darse en lo que toca a lo ECONÓMICO principalmente. Yo diría, a riesgo de meter la pata, que este tablero está trucado y que las piezas no se mueven sobre él de modo convencional, ítem más, que seguramente las piezas que sobre el tablero están y que parecen caballos y alfiles son todo damas negras. Nada es lo que parece y explico el galimatías:

Primero, si se tratase de resolver el tema soberanista con un condicionado referéndum, la cosa, el problema, se resolvería en un santiamén y Sánchez sería Presidente desde mañana mismo. Por ejemplo, en el Sahara los saharauis llevan esperando el referéndum auspiciado por la ONU cuarenta años y lo que queda. Anda que no hay maneras de dilatar un compromiso de semejante naturaleza.

Segundo, Los políticos presos o los presos políticos, que tanto da si los pones de pie o tumbados. Tampoco parece que sea un problema de alcance más allá de cuatro papeleos que: “Eso te lo afina la fiscalía”, como ha quedado demostrado que quien manda, manda. Y, además, que todo apunta a que desde Europa les proporcionarán el cuartelillo suficiente, a los presos, para que pululen en la calle como el más pintado precipitando la jubilación de LLarena al que impondrán la Medalla de la Reina para que se esté calladito y quieto tirándole de la rienda —¡¡sóóó, caballo!!—.

Tercero, las políticas y los intereses en Cataluña. Aquí empezamos a vislumbrar por dónde aparecen dificultades ante las que ERC necesita andarse con pies de plomo. Pronto volverá Arthur Mas tras la inhabilitación que ahora está cumpliendo y me temo que, volviendo el Boss, la cosa se pondrá fea para ERC. De ahí que en las negociaciones que trasciendan tengan como punto de mira las elecciones catalanas y el retorno del que tiene en su mano la fuerza de un montón de municipios cuyos alcaldes catalanes continúan comprometidos con él. Parece una tontería, pero los bastones de mando, juntándose, tienen mucha fuerza y ERC lo sabe. El ascenso de ERC viene dado desde que Arthur Mas fue inhabilitado… no lo olvidemos.

Cuarto, y aquí entramos en terreno movedizo en el tablero de los espejismos y las piezas cambiantes. En ERC no se fían ni un pelo del psoe, como es natural, necesitando que cada punto y cada coma en los acuerdos quede reflejado por escrito, siendo esto determinante y como parte de la alianza suscrita con Torra que exigirá lo mismo que viene exigiendo desde que vino a Madrid con el lazo en la solapa. Aunque parezca inverosímil, en este aspecto están muy unidas y resueltas las fuerzas catalanas con representación en el Congreso. A tal punto están unidas en sus objetivos, que cualquier desliz por pequeño que sea daría al traste con cinco años de lucha fraternal. Un terrorífico juego de equilibrios manidos y postureos.

Quinto y muy importante, el que más importa. Y el que peor puedo explicar porque escapa directamente a lo que se ve o se escucha. Las alianzas con otros nacionalistas de otras regiones con ambiciones y deseos de que a Cataluña le salgan bien las cosas para después valerse de los éxitos catalanes. Es decir, la voluntad resuelta de romper España o quizá tensar lo suficiente para una federalización como mal menor.

El próximo martes otra dosis de postureo hasta que pasen los Reyes Magos. Por cierto, tengo que escribirles la carta.
:tatoo:
El Maestro Golpeador
Sabio
Sabio
Mensajes: 12508
Registrado: 31 Mar 2017 19:18

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor El Maestro Golpeador » 01 Dic 2019 07:23

Desconocía su existencia, pero parece que el nacionalismo Vasco reclama La Rioja como parte de los paisos euskaldunos.

Ayer hicieron una manifa reivindicativa al respecto en Calahorra y casi los linchan.




Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
El Maestro Golpeador
Sabio
Sabio
Mensajes: 12508
Registrado: 31 Mar 2017 19:18

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor El Maestro Golpeador » 01 Dic 2019 07:34

Así, ya sabemos que en La Rioja hay un partido que pide la integración de la CA en Euskalherria .

La manifestación en Calahorra ha transcurrido con incidentes ante los 11 manifestantes que se congregaron .

Sí, once, he dicho bien.

Decir que ese partido cuenta en la localidad con nueve votantes, siendo 80 sus partidarios en la Región .

Vienen a ser algo así como los militantes nacionaliegos en Asturias, cuatro gatos que tenemos muy controlados y a raya, para que no se vengan arriba.

En ocasiones , cuando se ponen un poco pesados , los tiramos al río, como ya conté en alguna ocasión .


Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
El Maestro Golpeador
Sabio
Sabio
Mensajes: 12508
Registrado: 31 Mar 2017 19:18

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor El Maestro Golpeador » 01 Dic 2019 07:44

La gente de los pueblos , ya se sabe, son ( somos ) unos brutos.

Yo soy del oriente de Asturias, y en una ocasión , estando de excursión el el Occidente, en el concejo de Cangas del Narcea, cuatro aldeanos querían cerrarnos el paso por un camino que comunicaba con Somiedo desde tiempos inmemoriales.

Llegaron a amenazarnos de muerte ( tirarnos a una fana) pero ellos eran cuatro y nosotros tres, y bien bravos, así que el previsible resultado de una reyerta no estaba demasiado claro.

Pasamos , por nuestros santos cojones, no sin antes llamarles maricones y furtivos ( y ellos a nosotros hijoputas ecologistas ).

En aquella excursión mis dos amigos iban en cabeza, pues yo estaba rezagado haciendo fotos, así que los aldeanos pensaron que solo se trataba de dos. Y en esas llego yo, que mido 1,90 y estoy como un mulo. Y claro, ahí la cosa se desequilibró por completo.




Enviado desde mi iPad utilizando Tapatalk
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 29092
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor lo tio pep » 01 Dic 2019 11:17

Cómo se las arregla este hombre que siempre acaba en situaciones violentas. Pacifismo congénito no será.
Avatar de Usuario
BuenaVentura
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1887
Registrado: 19 Nov 2006 18:39

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor BuenaVentura » 01 Dic 2019 12:16

Una novela. Buen detalle 190 ,cm, asi a bulto ya acojona. -laughing
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
El mundo va mal porque hay pocos rebeldes y demasiados lameculos.
Avatar de Usuario
panduro
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1751
Registrado: 09 Abr 2018 00:48

Re: La España en la que vivimos

Mensajepor panduro » 01 Dic 2019 14:04

Imagen
Rajoy sale del restaurante donde pasó ocho horas mientras la moción de censura seguía su curso. Claudio Álvarez

Llega tarde la autocrítica y con ella llega también la losa que sepulta a quienes no comprendieron nunca que la honestidad tiene que estar presente en todo momento en la función pública. Nadie escapa permanente a la mirada crítica y tarde o temprano la corrupción te termina por asfixiar lo que quede de cordura en la gestión. —Señor Rajoy, su Gobierno y usted han sido indecentes.— Ahora, todos los simpatizantes del PP saben lo caro que resulta tener el partido podrido, antes se hacían los locos o dudaban, ahora todo está claro como el agua.

El País


Mariano Rajoy se confiesa: “La corrupción en el PP ha sido nuestro talón de Aquiles”

Reflexión de Rajoy acerca de la corrupción en el PP

«Todas las formaciones que han gobernado tienen casos de corrupción y algunos muy graves, tanto por su magnitud como por la importancia de las personas implicadas, pero el Partido Popular ha sido castigado con mucha más dureza que el resto de los partidos en circunstancias similares. La corrupción ha sido nuestro talón de Aquiles, el único instrumento de nuestros adversarios políticos. Hemos pagado un altísimo precio por los escándalos que nos persiguieron durante nuestro mandato aunque la mayoría arrancaban en épocas bastante lejanas en el tiempo. Lo pagamos muy severamente en términos de reputación y opinión pública, y ahí están las encuestas para comprobarlo.»

El expresidente desvela en sus memorias, ‘Una España mejor’, que sopesó dimitir durante la moción de censura y desgrana su ideario político y su relación con otros líderes. Yo todavía no he tenido ocasión de leer el contenido del libro, pero ya estoy impaciente por hacerlo; apunto en este avance lo que se va conociendo a través de la prensa. Entiendo que ha de ser muy jugoso el relato si es que Rajoy nos cuenta con sinceridad lo que le ha pasado según su punto de vista.

En la foto que encabeza este post, se ve a Rajoy salir del restaurante con claros síntomas de embriaguez aquella tarde que le quitaron el sitio.
:tatoo:

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados