Lo que el PSOE no puede decir

¿No llegas a fin de mes? ¿Tienes un trabajo digno? ¿Son los políticos los que llenan sus bolsillos? Seguro que tienes muchas cosas de las que quejarte, si no también. No es nada personal, sólo política. Respeta y serás respetado. Economía, Empleo y Política.
Avatar de Usuario
comandante cero
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 907
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Lo que el PSOE no puede decir

Mensajepor comandante cero » 10 Sep 2019 21:37

Por nada del mundo quieren gobernar en coalición con un partido como Podemos. Es comprensible que no quieran. Lo incomprensible es que no lo digan:


Poco falta para que Iglesias Turrión, el que iba a dinamitar todos los consensos constitucionales, acceda a la categoría de hombre de Estado. Categoría cuya definición se da por supuesta, pero que la mayoría de las veces encubre la indefinición. Con frecuencia, se le concede alegremente a quien está en la antípoda de serlo. Fue el caso sonado de Jordi Pujol, al que se la concedieron sus contemporáneos: políticos y prensa. Alguna prensa. Así ocurre que, gracias a la simulación, ciertos políticos parecen, durante algún tiempo, auténticos pilares institucionales y de la gobernabilidad cuando realmente son lo contrario.

En los debates electorales de abril, el dirigente de Podemos sorprendió con un cambio de personaje. El tipo radical que quería romper el candado de la Constitución y hacer tabla rasa del "régimen del 78", el demagogo que fulminaba a los políticos en nombre del sufrimiento de la gente, apareció transfigurado en la piel de un ponderado mediador que pedía a los demás que no se pelearan y hablaba de la necesidad de hacer cumplir ciertos mandatos constitucionales.

De entonces acá, el propio partido ha ido adaptándose a la actitud aparentemente responsable del nuevo personaje de Iglesias. Hay una voluntad de proyectar una imagen amable. Hasta han puesto como portavoz a una mujer que prescinde del tono tenso y exigente de otras y otros. Y esta gran operación de maquillaje ha dado algunos frutos.En julio, antes de la investidura fallida, se acogieron con comprensión los esfuerzos podemitas por desmontar las excusas del PSOE para no ceder a sus demandas en un Gobierno de coalición. Ahora, como si nada hubiera ocurrido, estamos en lo mismo. En cuánta razón tienen, a pesar de todo, los de Podemos, y en qué sensatos e institucionales son, si se compara.

Llamativo, en este aspecto, era un artículo de Juan Luis Cebrián en El País que defendía el Gobierno de coalición de socialistas y Podemos –después de haberse mostrado a favor de uno del PSOE y Ciudadanos–. Decía que Sánchez no puede gobernar con 123 diputados cuando hay "amenazas a la unidad del Estado, a la continuidad de la monarquía parlamentaria y hasta de la propia democracia". Cierto, cierto, no parece factible gobernar con la escasa fuerza de 123 diputados, pero ¿se puede gobernar con esas amenazas dentro del Gobierno? ¿Se debe?

Iglesias simula y los socialistas disimulan. Sus excusas no pasan la prueba. Si dicen, como acaban de decir, que el escollo para gobernar con Podemos es su posición sobre Cataluña, la pregunta es cómo hace unos meses no les pareció insalvable. Ciñéndose a la letra pequeña, todo son contradicciones. Y los pretextos, pretextos. Pero son pretextos porque los socialistas no pueden ni quieren decir la verdad. No pueden decir, no creen que les convenga decir, que por nada del mundo quieren gobernar en coalición con un partido como Podemos. Es comprensible que no quieran. Lo incomprensible es que no lo digan.

En Alemania, los socialdemócratas pueden anunciar antes de las elecciones que no van a pactar a nivel federal con el partido a su izquierda, Die Linke. Es más, se sabe que antes que una coalición con Die Linke prefieren la Gran Coalición con la derecha. Pero aquí esto es impensable. Es anatema para un izquierdismo sentimental, nostálgico de revoluciones pendientes. Un izquierdismo que los socialistas han cultivado demagógicamente, atizando un odio cerval a la derecha y a cualquier acuerdo con ella. Y alentando, a la vez, una indiferencia glacial hacia esos grandes asuntos de Estado que ahora esgrime malamente como impedimentos para gobernar con Podemos. Llegados a este punto, sólo les queda disimular.


Cristina Losada (Periodista y escritora. Estudió el bachillerato en Vigo y es licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Fue documentalista y redactora del diario Pueblo. Fue traductora y redactora de información internacional y columnista de la agencia Colpisa. Participó en la oposición antifranquista en el seno de un grupo trotskista entre 1972 y 1977.)


Pues en muchos países europeos existe una cultura de pacto con fuerzas incluso antagónicas, desconocida en nuestro país. De los 28 estados europeos, en 19 hay gobiernos de coalición, algunos de 3, 4 y en 2 casos (Letonia y Finlandia) hasta 5 partidos. No es fácil, pero no es imposible...
Además, España es el único país junto con Malta donde NUNCA ha habido un gobierno de coalición. ¿No es un poco casual que seamos nosotros los 'raritos' de Europa? Un gobierno PSOE-UP-C's se ve como algo raro, o incluso de Gran Coalición con la derecha, como en Alemania, en Europa sería algo perfectamente normal. Por todo ello, da la impresión de que el problema lo tenemos nosotros, ¿no les parece?
Aunque, recordemos que tanto Felipe González, como Aznar, ofrecieron a CiU, entrar con un ministro en sus respectivos gobiernos. Casualmente la persona que ambos querían incorporar al Consejo de Ministros, era la misma: Duran i Lleida, líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), partido federado a CDC, pero el entonces todopoderoso Pujol, "líder supremo" de CiU, se lo prohibió, cosa que no acabo de entender, porque si UDC, era un partido distinto de CDC, aunque estuviesen federados, no sé por qué Durán no tiró por la calle de en medio, mandando a hacer puñetas a Pujol... Porque como es sabido el pobre Durán, se quedó con las ganas de ser ministro... Y, estamos viendo en la actualidad en la coalición UP, como los "líderes" de algunos de los partidos que forman la coalición están pasando olímpicamente de las instrucciones de Iglesias Turrión...
Última edición por comandante cero el 11 Sep 2019 15:19, editado 1 vez en total.
Avatar de Usuario
CitizenGhola
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1228
Registrado: 24 May 2013 17:12

Re: Lo que el PSOE no puede decir

Mensajepor CitizenGhola » 10 Sep 2019 22:57

Es cierto que el gobierno PSOE-Podemos, salvo golpe de efecto de última hora, es prácticamente imposible. Falta confianza, la argamasa fundamental.

Podría darse la hipótesis de que Podemos apoyarse la investidura de Sanchez (a cambio de un acuerdo programático) pero tampoco parece factible.

Si realmente Sanchez y el PSOE consideran a Podemos como un partido antisistema (o poco fiable) pues diría que ello es probablemente el centro del problema.

Otra opción sería un gobierno PSOE-C's, pero los naranjas ya abandonaron hace tiempo esa posición centrista y de tono moderado, necesaria para un acercamiento a Sanchez.

Creo recordar que (no hace mucho) la abstención de los socialistas propició una investidura de Rajoy. Sería de agradecer que, aquellos que están constantemente con la palabra "España" en la boca, lo demuestren dejando gobernar a Sanchez ó proponiendo una solución constructiva que evite la repetición electoral.

Mucho me temo que no caerá esa breva, porque tenemos lo que tenemos.

Saludos
De mémoire de rose,
on n'a jamais vu mourir un jardinier.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados