Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder.

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 22 Sep 2014 17:05

Felicidades. Mas eso no quiere decir que sea usted menos femenina. Sólo da cuenta de su carencia de primitivismo.
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Lía » 22 Sep 2014 18:27

No, por favor, yo no hablo nada más que en mi nombre y aún así no siempre estoy segura porque hay cosas que uno va descubriendo que quiere, o que es lo que realmente quiere.

Y sobre mi lo digo porque es muy raro que cuando se generaliza sobre mujeres, yo me comporte así; y ya no te digo cuando se habla de una mujer que es mujer, o la mujer ideal, o una mujer femenina y cosas de esas; tampoco que sea marimacho, ojo, que te veo venir.

Vamos, que lo que a veces hago aquí de poner carantoñas o :magn: , o hacerme la niña ofendida "pordiox como puedes ser tan malo con una niñita como yo", es todo una broma, no soy ni "niña ideal", ni bobadidas de barbies, ni divina de la muerte, ni fashionvictim, ni hacendosa ama de casa, ni damisela en peligro esperando a que la salve un príncipe.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Lía » 22 Sep 2014 18:38

Yo llamo marimachos a las mujeres que se comportan como creen que se comportaría un hombre.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 22 Sep 2014 18:42

Antavian escribió:Es que me extraña que se de tanta importancia a las chonis en este foro, solo me extraña eso.


-shock ¿Hay chonis en este foro? (aparte de Catalina).
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Dae » 22 Sep 2014 18:44

Eso. Que dé nicks...
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Lía » 22 Sep 2014 18:48

Primero que nos explique qué es para él una choni.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 22 Sep 2014 19:06

¿Y ha tratado usted de ponerse en su lugar?
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Dae » 22 Sep 2014 19:15

Y si la sexualidad femenina fuera una operación...

Todas seríamos Jasmine Tridevil.

http://www.telecinco.es/informativos/cu ... 75254.html

Imagen
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 22 Sep 2014 19:21

Aficionados.

Imagen
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 22 Sep 2014 19:38

A lo mejor sólo es deseo de ser útil. O ganas de ayudar. O compasión. O solidaridad. O profesionalidad.

También puede haber deseos egoístas y/o dañinos, pero en principio no hay por qué pensar mal de la gente.
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 22 Sep 2014 20:53

¿Y qué tenía que ocurrir? Imagen
Avatar de Usuario
Palomedes
Rancio
Mensajes: 2795
Registrado: 11 Jun 2013 16:54

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Palomedes » 23 Sep 2014 01:44

Pasti escribió:¿Por qué la hembra humana tendría esta diferencia con respecto a las animales? Quizá sea debido a que el desarrollo de la inteligencia junto a la lenta pero progresiva sublimación de los instintos lleva aparejada una menor tendencia a tener hijos. Por tanto, el orgasmo placentero femenino sería un incentivo "extra" al ya presente instinto maternal. Una treta de la evolución para evitar la extinción de la especie humana.


Bueno, yo no estoy de acuerdo con esta hipótesis dado que las mujeres han empezado a tener menos hijos (o ninguno directamente) desde hace unas pocas décadas y la especie humana tiene una antigüedad de unos 200.000 años. No se trata tanto de una cuestión de inteligencia como de vivir en una sociedad que sea capaz de disociar sexo y embarazo (métodos anticonceptivos) y que produzca unos excedentes suficientemente grandes (productividad).

Voy a soltar un tocho, aviso. De él se desprenden unas cuantas cosas, a saber:

1.- La ausencia de orgasmo femenino no compromete la fecundación, por tanto, no desempeña en apariencia ninguna función.
2.- No se tiene ni puta idea de por qué existe.
3.- La mujer prefiere por encima de todos los demás al macho con una buena condición genética (=guaperas).

Aclaración: cuando se habla de un subproducto de la evolución nos referimos, por ejemplo, a los pezones masculinos. Es un subproducto porque no desempeñan ninguna función, sin embargo, existen porque el feto "por defecto" es femenino y tiene pezones. En un momento dado de su desarrollo, comienza a producir hormonas que lo masculinizan. Sin embargo, la evolución no ha borrado los pezones en el hombre porque esto sería un "trabajo extra" para eliminar algo que no estorba aunque sea inútil.

El orgasmo femenino, ¿adaptación o subproducto de la evolución?
Feminine orgasm: adaptive feature or by-product of evolution?

Federico Guillén Salazar
Profesor Titular. Unidad de Etología Aplicada. Universidad Cardenal Herrera CEU, Moncada (Valencia).
fguillen@ceu.upv.es

Gemma Pons Salvador
Profesora Titular. Departamento de Psicología Básica. Universidad de Valencia, Valencia.
gemma.pons@uv.es

RESUMEN
La capacidad de las mujeres para experimentar orgasmos plantea un interesante problema evolutivo. Desde un punto de vista fisiológico, el orgasmo masculino puede ser interpretado como una compleja cadena de movimientos de contracción cuya finalidad es expulsar a los espermatozoides producidos en los testículos. Se trata, por tanto, de una adaptación extremadamente valiosa para los machos de nuestra especie. A diferencia de lo que ocurre con los hombres, las mujeres no necesitan experimentar orgasmos durante la cópula para que se produzca la fecundación de sus óvulos. Esta aparente ausencia de funcionalidad ha llevado a algunos autores a considerar el orgasmo femenino como un subproducto fortuito del masculino. Frente a esta opinión, otros muchos autores consideran que el orgasmo femenino habría surgido a lo largo del proceso evolutivo como un mecanismo de retención del esperma en el interior del tracto genital, por lo que debería ser contemplado como una verdadera adaptación. El objetivo del presente artículo es revisar la veracidad de algunas de las hipótesis adaptacionistas planteadas a la luz de las nuevas investigaciones desarrolladas en los últimos años en este joven campo de la psicología evolucionista.

ABSTRACT
Women's capacity to orgasm poses an interesting evolution problem. From a physiological viewpoint, masculine orgasms may be interpreted as a complex chain of muscular spasms intended to expel testicular spermatozoids. For that reason, it is an extremely valuable adaptation for human males. Unlike men, women do not require orgasms during sexual intercurse to achieve the fertilization of their ovules. This apparent lack of efficiency makes some researchers think that the femenale orgasm is not a true adaptation. Countering this opinion, others consider the female orgasm as an adaptive mechanism for sperm retention. In this work we analyse some of the main adaptive hypotheses in light of recent theories developed in this young field of evolutionary psychology.

PALABRAS CLAVE | KEYWORDS
orgasmo femenino | sexualidad | evolución | adaptación | feminine orgasm | sexuality | evolution | adaptation

Aun admitiendo la variabilidad cultural que caracteriza a los diversos aspectos del comportamiento humano, en la actualidad ya nadie pone en duda la capacidad de las mujeres para experimentar orgasmos en el transcurso de sus relaciones sexuales. Esta afirmación, que puede llegar a resultar irrisoria para muchas mujeres, no siempre ha sido tan evidente. De hecho, hasta mediados del siglo XX, muchas personas, entre las que se incluían algunas celebridades científicas, consideraban a las mujeres incapaces de tales experiencias (Masters et al. 1988). La creencia, fruto de un indudable prejuicio cultural, partía de una idea comúnmente aceptada que consideraba el sexo como una actividad realizada por los hombres para su exclusivo disfrute. Las mujeres, sujetos pasivos de dicha actividad, debían cumplir con sus deberes conyugales prestándose a los requerimientos sexuales de su pareja, sin encontrar placer en el contacto sexual. Una consecuencia lógica de este sistema de pensamiento, que consideraba "impropio de una dama" las muestras de placer físico, fue la creencia generalizada de que las mujeres eran incapaces de experimentar orgasmos. Gracias a la superación de tales prejuicios, hoy en día se admite sin reparos que el orgasmo es una experiencia común a ambos sexos.

Aunque resulte paradójico, la capacidad de las mujeres para experimentar orgasmos plantea un interesante problema evolutivo. Desde un punto de vista fisiológico, el orgasmo masculino puede ser interpretado como una compleja cadena de movimientos de contracción, cuya finalidad es impulsar hacia el exterior a los espermatozoides producidos en los testículos. Se trata, por tanto, de una adaptación extremadamente valiosa para los machos de nuestra especie. De hecho, un mal funcionamiento en este mecanismo de expulsión de espermatozoides puede comprometer seriamente la capacidad de fecundación del individuo. A diferencia de lo que ocurre con los hombres, las mujeres no necesitan experimentar orgasmos durante la cópula para que se produzca la fecundación de sus óvulos. Esta aparente ausencia de funcionalidad ha llevado a algunos autores a considerar el orgasmo femenino como un subproducto fortuito del masculino (e.g. Symons 1979; Gould 1987; Fox 1993). En realidad, argumentan estos autores, sólo el orgasmo masculino debería ser considerado como una adaptación de la sexualidad humana, ya que éste, y no el orgasmo femenino, sería el carácter seleccionado a lo largo del proceso evolutivo.

Frente a esta opinión, otros muchos autores consideran que el orgasmo femenino habría surgido como consecuencia de un proceso de selección natural, por lo que debería ser contemplado como una verdadera adaptación. Pero, si únicamente el orgasmo masculino es necesario para que se produzca la concepción, ¿cuál sería entonces el valor adaptativo del orgasmo femenino? O, dicho de otra forma, ¿cómo puede contribuir a incrementar el éxito reproductivo de una mujer su capacidad para experimentar orgasmos durante los encuentros sexuales? No existe una respuesta unánime frente a esta pregunta. Por el contrario, son muchas y muy diversas las hipótesis que se han planteado con el fin de explicar la función del orgasmo femenino. Autores como Morris (1967) y Eibl-Eibesfeldt (1989) han sugerido que, al contribuir a promover el deseo de las mujeres de mantener unas relaciones sexuales en las que obtienen sensaciones placenteras, el orgasmo ayudaría a crear y estabilizar el vínculo entre ambos miembros de la pareja. Hrdy (1981), por su parte, ha visto en el orgasmo un mecanismo capaz de motivar a las hembras humanas para mantener relaciones sexuales con diversos machos, lo que les ayudaría no sólo a obtener beneficios materiales de ellos sino también a prevenir el posible infanticidio de sus hijos. Según otros autores, el orgasmo actuaría como un indicador que permitiría a las mujeres establecer emparejamientos selectivos, preferentemente con los machos dispuestos a invertir en ellas una mayor cantidad de tiempo y recursos materiales (Alexander 1979; Alcock 1987).

Con todo, las hipótesis adaptacionistas que mayor apoyo encuentran en la actualidad dentro de la comunidad científica se refieren al papel del orgasmo como un mecanismo de retención del esperma en el interior del tracto sexual femenino. Una de tales hipótesis afirma que, dado que los seres humanos somos bípedos, es importante que las mujeres permanezcan tumbadas al finalizar la cópula con el fin de reducir la pérdida del esperma inseminado (Morris 1967; Levin 1981). En este sentido, el orgasmo sería un mecanismo que favorecería una retención pasiva del esperma al inducir la fatiga y el sueño de la mujer tras la cópula. También se han propuesto mecanismos mucho más activos de retención del esperma. Así, la hipótesis de la "aspiración" sugiere que el orgasmo femenino tendría la función de succionar hacia el interior del útero el esperma inseminado durante la cópula (Fox et al. 1970; Singer 1973). Basándose en esta hipótesis, Smith (1984) ha sugerido la posibilidad de que el orgasmo sea un mecanismo capaz de otorgar a las hembras humanas la posibilidad de seleccionar los espermatozoides de unos machos frente a los de otros. Tal como Baker y Bellis (1995) han apuntado, esta última idea permitiría establecer una relación entre el orgasmo femenino y la competición espermática. Ambos autores postulan que tanto la variabilidad en la consecución del orgasmo como el momento en el que éste se produce dentro de la cópula serían, en realidad, estrategias por medio de las cuales las mujeres podrían ejercer cierto control sobre la retención del esperma inseminado. Con ello, no sólo influirían sobre la probabilidad de concepción en las situaciones de monogamia, sino también sobre el resultado de la competición espermática en las de poliandria. Se trata de una peculiaridad muy adecuada dentro del contexto de poliandria facultativa en el que probablemente se produjo la evolución de los homínidos (Smith 1984).

El orgasmo femenino, por tanto, sería una característica adaptativa de la sexualidad humana que habría evolucionado como mecanismo de selección de los espermatozoides procedentes de los machos de mayor calidad. El problema surge a la hora de definir la noción de "calidad" de un macho. En este sentido, la evidencia acumulada sugiere que la selección natural puede haber actuado favoreciendo a aquellas hembras diseñadas para retener el esperma procedente de los machos con marcadores fenotípicos de "buenos genes" (Benshoof y Thornhill 1979; Smith 1984; Gangestad 1993). Uno de tales marcadores, quizás uno de los más importantes, es la "asimetría fluctuante". Esta hace referencia a la asimetría que puede presentarse en aquellas características anatómicas bilaterales (e.g. manos, pies, orejas, alas, aletas, etc.) que, en condiciones normales, deberían ser perfectamente simétricas (Van Valen 1962; Moller y Swaddle 1997). Dado que la morfología alcanzada por cada uno de los lados de tales características no está controlada por genes diferentes, parece lógico pensar que la existencia de una asimetría fluctuante entre ellos será debida al efecto de ciertas perturbaciones surgidas durante el desarrollo de los individuos (e.g. organismos parásitos y patógenos, condiciones ambientales extremas, mutaciones genéticas, toxinas, etc.).

Sea cual sea la causa que genere la perturbación en el desarrollo de la simetría bilateral de los individuos, lo cierto es que la selección natural debe haber favorecido las preferencias por compañeros sexuales que posean indicadores honestos de resistencia frente a las mismas. La asimetría fluctuante sería una buena medida de dicha resistencia. Al menos, así parece indicarlo la correlación negativa encontrada entre ella y parámetros tales como la fecundidad, la tasa de crecimiento y la supervivencia de muchas de las especies animales estudiadas hasta el momento (Mitton y Grant 1984; Palmer y Strobeck 1986; Parsons 1990; Thornhill 1992). Por supuesto, la asimetría fluctuante también parece ser un buen indicador de calidad individual en la especie humana. De hecho, se ha podido demostrar que los hombres que poseen una baja asimetría son juzgados como más atractivos, tienden a tener un mayor número de parejas y consiguen entablar relaciones sexuales tras periodos de cortejo más breves (Gangestad et al. 1994; Grammer y Thornhill 1994; Thornhill y Gangestad 1994).

Teniendo en cuenta el contexto teórico que acabamos de describir, parece lógico plantearse el siguiente razonamiento. Si una baja asimetría fluctuante es un buen marcador de la calidad del macho, con independencia de cualquier inversión parental que éste pueda realizar, y el orgasmo de la mujer es un mecanismo moldeado a lo largo de la evolución para favorecer la retención de los espermatozoides procedentes de los machos de mayor calidad, entonces la proporción de cópulas asociadas con orgasmos en las mujeres debería estar inversamente relacionada con la asimetría fluctuante de sus compañeros sexuales. Esta es, precisamente, la predicción que trataban de comprobar Randy Thornhill y sus colaboradores en un artículo publicado en 1995 en la revista británica Animal Behaviour (Thornhill et al. 1995). En su investigación, los autores entrevistaron a 86 parejas heterosexuales que mantenían una relación afectiva estable y eran sexualmente activas. Cada sujeto rellenó un cuestionario de forma anónima en el que se les solicitaba información acerca de aspectos tan variados como la historia sexual previa y las actitudes frente al sexo, el uso de anticonceptivos, las pautas de orgasmo dentro de la pareja, el compromiso con la relación, el estatus social percibido y el poder adquisitivo previsto de la pareja, etc. El cuestionario se complementaba con diversos datos personales de los sujetos (e.g. edad, altura, peso, grupo étnico, estado civil, duración de la relación actual, número de hijos, etc.). También se realizó una estimación del "índice de asimetría fluctuante" de cada sujeto basada en la comparación de las medidas obtenidas entre los dos lados de cada uno de los siete parámetros siguientes: longitud y anchura de las orejas, anchura de los pies, anchura de las muñecas, anchura de las manos, anchura de los tobillos y anchura de los codos (Palmer y Strobeck 1986). Estos parámetros fueron elegidos debido a que muestran una asimetría fluctuante con una heredabilidad moderada (Livshits y Kobylianski 1991). Una vez calculada la asimetría fluctuante, los investigadores realizaron una fotografía facial de cada sujeto y, a partir de ella, obtuvieron el "índice de atractivo físico" de los individuos. Para su elaboración, varios jueces ajenos a la hipótesis analizada en la investigación tuvieron que valorar el atractivo de diez parámetros morfológicos observables en las fotografías.

De acuerdo con la predicción realizada, los resultados de la investigación demostraron que las mujeres emparejadas con los hombres que poseían una menor asimetría fluctuante tuvieron una mayor proporción de cópulas asociadas con orgasmos. Tal como se muestra en la Tabla 1, ninguna otra de las posibles variables predictoras analizadas en este trabajo se correlacionó de forma estadísticamente significativa con la aparición del orgasmo en las mujeres durante las cópulas. Aunque los datos aportados en el artículo proporcionan cierta evidencia de que el atractivo físico y el tamaño corporal de los hombres pueden estar correlacionados también con la existencia de orgasmos copulativos en las mujeres, los propios autores indican la necesidad de esperar a que nuevas investigaciones analicen la robustez de tales relaciones. En cualquier caso, estos datos sugieren que el orgasmo femenino humano está diseñado para retener el esperma inseminado preferentemente por hombres que han tenido una elevada estabilidad en su desarrollo. Ello apoya claramente la noción propuesta por Smith (1984) referente a la evolución del orgasmo femenino como un mecanismo de manipulación del resultado de la competición espermática en una situación de poliandria facultativa. Al mismo tiempo, ponen en duda la hipótesis tradicional que lo consideraba como un simple efecto incidental del orgasmo masculino (Symons 1979; Gould 1987; Fox 1993).
¿Qué implicaciones tienen estos resultados en relación a las hipótesis adaptacionistas del orgasmo femenino que sugieren funciones distintas a la de la retención espermática? La hipótesis referente a la creación y estabilización de vínculos entre los miembros de la pareja (Morris 1967; Eibl-Eibesfeldt 1989) podría ser descartada, ya que no parece explicar adecuadamente la variabilidad encontrada en la respuesta sexual de las mujeres en relación a la simetría masculina. Tampoco la hipótesis de Hrdy (1981) acerca del orgasmo femenino como mecanismo de obtención de los favores de diversos machos se vería apoyada por los resultados obtenidos en la investigación. Dicha hipótesis parece predecir la existencia de una correlación negativa entre la proporción de cópulas asociadas con orgasmos y el número de compañeros sexuales que una mujer tiene a lo largo de su vida. Sin embargo, no se ha podido encontrar ninguna relación, ni positiva ni negativa, que permita apoyar esta predicción. Los datos aportados tampoco muestran ninguna correlación entre los índices de inversión de los machos (e.g. grado de enamoramiento, predicción de ingresos percibidos en el futuro, estatus socioeconómico del hogar parental) y la proporción de cópulas asociadas a orgasmo en las mujeres. Ello descartaría la hipótesis de que el orgasmo femenino promueve el emparejamiento preferencial de las mujeres con los hombres dispuestos a invertir una mayor cantidad de tiempo y recursos materiales en ellas (Alexander 1979; Alcock 1987).

Quizás, una de las pruebas que apoyarían con mayor solidez los argumentos esgrimidos por Smith (1984) en relación a la evolución del orgasmo femenino como mecanismo de manipulación del resultado de la competencia espermática, se debería buscar en el análisis comparado de los resultados obtenidos en diversas especies animales. Siguiendo el razonamiento de Thornhill et al. (1995), el orgasmo femenino debería encontrarse en aquellas especies cuyas hembras tienen la posibilidad de contener simultáneamente en su tracto genital los espermatozoides procedentes de las cópulas con dos o más machos. Entre los primates, por ejemplo, el orgasmo femenino debería estar presente en aquellas especies cuyas unidades sociales incluyen varios machos sexualmente activos (e.g. chimpancés). Sin embargo, debería estar ausente en las especies monógamas con territorios grandes y dispersos (e.g. gibones) y en aquellas otras especies en las que un único macho monopoliza el acceso a las hembras fértiles de un harén (e.g. gorilas). Aunque los escasos datos de los que disponemos en la actualidad parecen apoyar estas predicciones (Tabla 2), el orgasmo femenino fuera de la especie humana continúa siendo un objeto de controversia (Alexander 1979; Lancaster 1979; Symons 1979; Hrdy 1981; Fox 1993). Por ello, se requieren nuevas investigaciones que nos permitan verificar la exactitud de los planteamientos teóricos expuestos.

http://www.ugr.es/~pwlac/G16_18Federico ... _Pons.html
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 23 Sep 2014 09:35

Es una buena hipótesis lo del subproducto evolutivo. En las fábricas de microprocesadores, todos los de una misma serie son esencialmente iguales; luego, se eliminan "cosas" (real o sólo publicitariamente) y se lanzan al mercado.

Puede que a la naturaleza le resulte energéticamente más rentable fabricar a todos los humanos con orgasmo, que andar discerniendo y eliminando.
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Pastinaca » 23 Sep 2014 09:47

Francisco Delicado escribió:No se puede más con las mujeres; la que no está buena es perversa, la que no es perversa no te deja hacer lo que quieres; y todas juntas forman un avispero infernal.
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: Y si la sexualidad femenina fuera una operacion de poder

Mensajepor Lía » 23 Sep 2014 09:58

antavian escribió:


Si nos fijamos en las reacciones de las monas, aquellas que son masturbadas por el investigador presentan mayor orgasmo que la penetradas por un pene mecanico, claro son de distintas especies, pero no dejan de ser de la familia de los primates.


-shock

Los hombres están muy, pero que muy mal.

Me estáis dando grima, lo sepais. -angry
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados