Ecologia Emocional bis

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 14 Nov 2010 13:46

Sobre la Amistad



Los elementos que forjan amistades para toda la vida.
La amistad es un valor universal. Está claro que difí­cilmente podemos sobrevivir en la soledad y el aislamiento. Necesitamos a alguien en quién confiar, a quién llamar cuando las cosas se ponen difí­ciles, y también con quien compartir una buena pelí­cula. Pero ¿Qué es la amistad? ¿De qué se compone? ¿Cómo tener amistades que duren toda la vida?

Caerse bien

Las amistades suelen comenzar de imprevisto, y muchas veces sin buscarlas. En el camino de la vida vamos encontrádolas. Y todo comienza porque alguien "nos cae bien".

Convicciones, sentimientos, gustos, aficiones, opiniones, ideas polí­ticas, creencias, religión son algunos de las cosas en común que pueden hacer que nos hagamos amigos de alguien.

Sentirse a gusto con una persona, conversar y compartir sentimientos es el principio de eso que llamamos amistad.

Algo en Común


Para que la amistad sea verdadera, debe existir algo en común y, sobre todo, estabilidad. El interés común puede ser una misma profesión, una misma carrera, un pasatiempo en común, y la misma vida nos va dando amigos. Dice el refrán Aficiones y caminos hacen amigos.


La amistad es un cariño, un apreciarse que promueve un dar, un darse y para ello es necesario encontrarse y conversar.

Después, con el tiempo, la amistad puede desarrollarse ne profundiad y en extensión mediante el trato, el conocimiento y el afecto mutuos.

La amistad no puede desarrollarse sin estabilidad. Por eso cuando dejamos de ver durante muchos años a nuestros amigos, a veces nos enfrentamos a que parecen personas totalmente diferentes, o simplemente no se pasa de un diálogo superficial que deja un mal sabor de boca. La amistad es algo que requiere estabilidad en el trato.

Tratarse

Conocer bien al amigo es saber de su historia pasada, de sus quehaceres actuales y de sus planes futuros; y del sentido que da a su vida, de sus convicciones; y de sus gustos y aficiones, y de sus defectos y virtudes. Es saber de su vida, de su forma de ser, de comprenderse; es... comprenderle.

Comprender al amigo es meterse en su piel y hacerse cargo.

Desinterés


Para que una amistad sea verdadera, no basta con carse bien, hay que dar el paso definitivo: ayudarse desinteresadamente, sin esperar nada a cambio. Al amigo se le quiere porque él es él y porque yo soy yo. La amistad se orienta hacia el tú y consiste más en un servir que en un sentir.

No es amigo ni el compañero ni el camarada. Tampoco es amigo que el busca aprovecharse del otro. La amistad no es comercio de beneficios.

La veradera amistad es, en gran medida, servicio afectuoso y desinteresado.

Vale la pena

Ser amigo de verdad no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo. Es un gozo tener amigos de verdad: estar con ellos, charlar, ayudarle o ser ayudad y disfrutar y alegrase con ellos ¡poder contar con ellos! Aunque cueste, vale la pena el esfuerzo que requiere ser un amigo.

Tenerse confianza

No solamente se cree lo que dice el amigo, hay que creer en él. Tener confianza en el amigo significa que tenemos la seguridad moral de que responderá favorablemente a as esperanzas de amistad que depositemos en él.

La confianza mutua hace posible la autenticidad.

Dar. Darse.

La generosidad nos ayuda y facilita el dar que es esencial en la amistad. El dar y el darse es esencial en la amistad. El amigo de verdad es generoso y da. Da sus cualidades, su tiempo, sus posesiones, sus energí­as, sus saberes. Y lo hace para procurar ayduar efeicazmente al amigo.

Debemos mirar genersoamente, con respeto y con cariño. El egoí­smo se opone radicalmente a la amistad.

Un acto de generosidad especilamente difí­cil es el perdonar. Debemos comprender y saber los motivos de una acción que nos ha hecho daño. Saber perdonar es propio de almas sabias y generosas.

Ser leales

No hay riqueza más valiosa que un buen amigo seguro. Ser leal supone ser persona de palabra, que responda con fidelidad a los compromiso que la amistad lleva consigo. Leales son los amigos que son nobles y no critican, ni murmura, que no traicionan una confidencia personal, que son veraces. Son veraders amigos quienes defienden los interes y el buen nombre de sus amigos.

Ser leal también es hablar claro, ser franco. Debemos también ser leales en corregir a un amigo que se equivoca.

Ser agradecidos

Dice un refrán que "El agradecimiento es el más efí­mero de los sentimientos humanos" y con mucha frecuencia parece tener razón. La gratitud es propia de los verdaderos amigos.

¿Cuántas veces nos hemos sentido mal con un amigo porque no ha sido agradecido del tiempo que le damos? Nosotros debemos agradecerle su tiempo, los buenos ratos que nos hace pasar, su ayuda cuando nos sentimos mal. A nosotros nos gustarí­a que una amistad nos dijera "gracias", demos entonces nosotros el primer paso.

Un enemigo mortal

El Yo es un enemigo mortal de la amistad. El orgullo y el egoí­smo no caben en la amistad. El orgulloso no mira más allá de su persona, de sus propias cualidades,d e sus intereses. No es capaz de ayudar a nadie.



Mantener las amistades

Las amistades se cultivan, maduran. Es fácil hacer amigos, pero es mucho más difí­cil mantenerlos. La vida pone a prueba la generosidad, la lealtad, el agradecimiento, y no siempre se sale bien de ella. De aquellos amigos de la universidad, poco a poco la lista se hará menor. De un grupo de 30 o 40 amigos, acabarán quedando, para toda la vida 3 o 4.

Hacer nuevos amigos

El hecho de que alguien no tenga muchos amigos no es algo que deba permanecer así­. El cultivar aficiones o asistir a alguna clase que nos interese es uno de los mejores medios para hacer amigos. Una cosa maravillosa de la amistad, es que incluso la gente más tí­mida puede hacer amistad ¡Con otros tan tí­midos como ellos mismos! Hacer nuevos amigos es abrir horizontes. Si alguna vez algún amigo nos ha pagado mal, no significa que ocurra así­ con todo el mundo. Lo peor que puede hacer cualquiera es cerrarse.

Las amistades cambian

Un punto fundamental al entender la amistad, es que las personas ni somos perfectas y cambiamos poco a poco, es decir, que no siempre encontraremos un "solo mejor amigo". Habrá quien comparta con nosotros nuestras aficiones, otro quizá nuestros problemas, otro nuestros sueños. Querer buscar que una sola persona llene todas nuestras necesidades de amistad es algo que podrí­a llegar a ser una utopí­a. Además ¿Quién dijo que no se pueden tener varios amigos?

¿Amistad o complicidad?

Así­ como la amistad sana es un valor esencial para nuestras vidas, el tener una amistad con la persona equivocada puede serla fuente de muchos dolores de cabeza. Problemas de droga, delincuencia, baja en el desempeño profesional, problemas familiares son unos cuantos efectos de las malas amistades. La amistad es compartir, pero no es complicidad. También es importante recordar que somos personas individuales, con una conciencia individual. El hecho de que tal o cual amistad "lo haga", no significa que nosotros debemos hacerlo. Tampoco podemos esconder nuestra conciencia individual en una conciencia "compartida". Es el caso tí­pico de alguien que se mete en problemas serios porque salió con los amigos y se perdió el control. "Más vale solo que mal acompañado" es un adagio que, de haber sido practicado a tiempo, podrí­a haber evitado muchos problemas.

Conclusión

La amistad es tan importante para el desarrollo humano, su estabilidad y el mejoramiento de la sociedad que es un verdadero valor, que debemos cuidar y fomentar.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 14 Nov 2010 16:55

Sobre la Autoestima



La autoestima positiva opera en el sistema inmunologico de la conciencia, otorgando resistencia, fuerza y la capacidad de regenracion. Cuando la autoestima es baja, nuestra capacidad de enfrentar las adversidades de la vida bajan. Nos caemos frente a las adversidades y nuestro sentido de propio valor disminuye. Nos dejamos influenciar por el deseo de evitar el dolor en vez de experimentar alegria. Todo lo negativo tiene mas influencia en nosotros en vez de lo positivo.

Nathaniel Branden

Sobre la autoestima Esto deberí­a estar pegado en el espejo de tu baño donde lo puedas leer todos los dí­as Tal vez no lo sepas, pero es 100 % verdad.

1. Hay al menos 2 personas en este mundo que se morirí­an por ti

2. Al menos 15 personas en este mundo te quieren de alguna forma.

3. La única razón por la que alguien te odiarí­a es porque quiere ser como tu.

4. Una sonrisa tuya le trae felicidad a todos, hasta a los que no les caes bien.

5. Todas las noches, alguien piensa en ti antes de irse a dormir

6. Eres el mundo para alguien.

7. Eres una persona especial y única

8. Alguien que tu no sabes que existe, te ama.

9. Cuando cometes un error muy grande, algo bueno sale de eso

10. Cuando pienses que el mundo se ha vuelto contra ti, mí­ralo de otra manera.

11. Siempre acuérdate de los cumplidos que recibas. Olvida los comentarios ofensivos.?

<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 15 Nov 2010 16:13

1. ¿Tu sabes amar?



2. ¿Tu sabes amar? Yo estoy aprendiendo. Estoy aprendiendo a aceptar a las personas, Aún en las decepciones cuando huyen del ideal que tengo para ellas. Cuando me hieren con palabras o acciones impensadas. Es difí­cil aceptar a las personas como son, no ..como yo deseo que sean… Es difí­cil, muy difí­cil, pero estoy aprendiendo…

3. Estoy aprendiendo a amar, estoy aprendiendo a escuchar, escuchar con los ojos y oí­dos, escuchar con el alma… Escuchar lo que dice el corazón, lo que dicen los hombros caí­dos, los ojos, las manos inquietas el abrazo lejano. Escuchar el mensaje que se esconde entre las palabras superficiales. Descubrir la angustia disfrazada, la inseguridad enmascarada, la soledad encubierta.

4. Penetrar la sonrisa fingida, la alegrí­a simulada, la palabra exagerada. Descubrir el dolor de cada corazón Poco a poco, estoy aprendiendo a amar. Estoy aprendiendo a perdonar… Porque el amor perdona, escarba en la tristeza, curando las cicatrices que la incomprensión y la insensibilidad grabaron en el corazón. El amor no alimenta heridas con pensamientos dolorosos, no cultiva ofensas, silenciando nuestra voz, anulando nuestra esencia.

5. El amor perdona, olvida, extingue todo trazo de dolor. Paso a paso estoy aprendiendo a perdonar, a amar, estoy aprendiendo a descubrir el valor que representa cada vida, y todas las vidas. Valor enterrado por el rechazo, por falta de comprensión, cariño y aceptación, por las experiencias que nos forjan a través del dolor dejando huellas en el tiempo que atan al corazón.

6. Estoy aprendiendo a ver, en las personas su mente, y las posibilidades que el destino les dió. Estoy aprendiendo, pero como es lento el aprendizaje! Cómo, es difí­cil amar incondicionalmente… Tropezando, Cometiendo errores, …..estoy aprendiendo…..
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 18 Nov 2010 14:37

EL DESENCANTO FAMILIAR


La familia: ese querido pulpo de cuyos tentáculos nunca escaparemos del todo, porque en el fondo de nuestros corazones no queremos hacerlo.

Dorothy Snith

La familia es un sistema de regulación, a la vez que un seguro de supervivencia. La organización en comunidades familiares solidarias es una ventaja evolutiva que es importante cuidar. Pero aunque se nos ha educado con el mensaje de que la familia es una especie de paraiso de descanso del guerrero, protección y consuelo, la experiencia de muchas personas no ha sido esta. En lugar de paraiso han hallado un territorio de guerrillas, una zona minada sembrada de problemas y una fuente de soledad comprtida....

Y ESA NO ERA LA FAMILIA DESEADA. Cuando uno se da cuenta de la diferencia entre deseo y realidad se deja de llevar por el desencanto, la resignación, la rebeldia, la ira y el resentimiento, o bien pone en marcha su intelegencia emocional y creativa para mejorar el entorno. Lo cierto es que si no reflexionamos sobre nuestra realidad familiar, tenderemos a repetir el modelo, con todas sus ventajas e inconvenientes.

Somos libres, responsables y podemos decidir. Tenemos la oportunidad de revisar nuestros planteamientos y de aprender de los errores cometidos, En algunos casos, será necesario asunir perdidas y cierta cuota de dolor, cortando algunas relaciones. No obstante, este sufrimiento inicial siempre será menor que el que acabamos causando si nos empeñamos en mantener una estructura familiar enferma. Siempre es mejor un dolor agudo y curable, que un dolor crónico que no nos abandone el resto de nuestra vida.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 23 Nov 2010 13:50

LA SOLEDAD DEL AMOR


¿Que hace usted -preguntaron un dí­a al señor K- cuando alguien ama?
- Hago un bosquejo de esa persona -respondio el señor K-`y procuro que se asemeje lo más posible.
- ¿El bosquejo?
- No, la persona.

Bertold Brecht.

Goethe: Nadie me dará el amor, la alegrí­a y el goce de las felicidades que yo no siento dentro de mí­. Y aunque yo tuviera el alma llena de las más dulces sensaciones, no podria hacer dichosa a quien en la suya careciese de todo.


La soledad del amor

El amor ocurre cuando "dos soledades se anudan", decí­a Rilke. Realismo afectivo, inteligencia del sentimiento que madura aunque duela. Estar solo, tal como lo afirman muchos pensadores, psicólogos y filósofos, es parte de la condición humana. No hay más remedio, nadie puede sufrir por uno: mi puesto en el mundo no es endosable.

Amarte es estar vecino, lindante, paralelo, pero no adosado. Puedo aproximarme estrechamente a tu cuerpo, acariciar los lí­mites de tu ser, enredarme en el vací­o de tu existencia y atravesarte con mi pasión, pero lo que no podré jamás es llenarme de ti. Tampoco podrás llenarte de mí­: no poseemos ese canal milagroso. Nos guste o no, somos dos, ni más ni menos: un dúo amistoso si se quiere, pluralidad de a dos.

Puedo sentir tu cuerpo, acariciar los lí­mites de tu ser, enredarme en el vací­o de tu existencia y atravesarte con mi pasión, pero no podré jamás Llenarme de ti.

El aislamiento es otra cosa. El esquizoide desconoce las otras soledades, su retiro es renuncia, negación del amor que no es capaz de descifrar. Amar es habitar la propia soledad, para luego regalarla.

El afecto que desconoce la soledad ajena termina por justificar el rapto, el dominio alocado o la quimera atroz de "querer meterme adentro tuyo para que no me faltes nunca": tragar, comer, desmenuzar al amado, triturar a la amada. En cambio, la maní­a inteligente (una maní­a pequeña bien administrada) devora soledades: aire y vací­o con gusto a ella o a él, sabores, sensaciones de proximidad, sólo eso: resignación amorosa, realismo, otra vez.

¿Qué hacer con la soledad natural del ser amado? Nada, no es asunto que compete. Ese es el amor a punto: dos soledades que se encuentran, dos egoí­smos regulados por la convivencia. Amar es exhibir abiertamente la soledad que me pertenece, que siempre será mí­a.

Puedo estar contigo, pero no en tí­. Además, qué angustia vivir en tu interior: ¿qué harí­a entonces yo con mi mundo? Somos potencias aisladas que a veces se encuentran en el recodo de lo imposible, en el silencio (sobre todo allí­), en el aguante de nunca poder ser uno, como en el mito de Aristófanes.
La soledad, a diferencia del aislamiento o el abandono, no niega el ví­nculo afectivo sino que lo vuelve inagotable, bellamente inconcluso, un proceso siempre vivo y activo. El amor, al menos este amor humano, nunca se completa. Tocarse pero no fundirse, hasta allí­.

Y cuando comprendemos a regañadientes que nadie nos pertenece, la mirada cambia. Entonces me descubro y te descubro, juntos pero no trastornados, sujetos a este hilo invisible que nos mantiene unidos, alegres y solitarios.

Cada uno de los sentidos se conmueve con la llegada de esta droga natural, socialmente aceptada y ampliamente promovida: “amorodrogra”

Yo no puedo llenar tus carencias ni tu mi vacio.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 23 Nov 2010 14:12

AMORES CLANDESTINOS

A veces no amamos realmente a las personas, solo amamos lo bien que nos hacen sentir.

ADAPTACIÓN A LOS ENTORNOS FAMILIARES DESFAVORABLES

El que gana no es el que mata a otro sino simplemente el que sobrevive: la muestra es una historia de cooperación para sobrevivir.

Humberto Maturana.


A veces no aparece el caos porque, dentro del desorden, los miembros de la familia van tejiendo cierto orden. Es el Caos-Cosmos: es un caos o un desorden, en orden.

Escribio Jean Coctean:

"Hay casas y existencias que asombrarian a las personas razonables. No comprenderan que un desorden que apenas si parece que van a durar 15vdias, puedan continuar varios años. Pero esas casas y esas existencias problematicas se mantienen tan campantes, numerosas, ilegales, contra lo que se podia esperar. Pero en lo que la razón no se equvicaria es en que si está fuera de las cosas, es una fuerza, ella las precipita en su caí­da."

La mayor parte de lo dolores de nuestra existencia son culturales. Pregúntese dónde le duele la vida y verá que no es un su cuerpo, afirma Maturana. Y si nos duele nuestra vida es posible que estemos ante una situación desfavorable o que nuestro conducta sea inadecuada. Entonces tenemos diferentes opciones: abandonar el contrato perjudicial, destruir lo que no nos gusta conformarmos o bien mejorar nosotros para que nejore
nuestra vida y nos duela menos. Esta ultima opción requiere un importante nivel de esfuerzo personal, por lo cual muchas persona no la eligen.

La opción conservadora suele ser la misma utilizada siempre. La familia que se tiene es lo conocido, es lo que nos ha tocado y es intecable... por lo tanto, muchos eligen "asegurarla" tan bien como les sea posible. Para conseguirlo, ponen en marcha mecanismos compensatorios que van a requerir una elevada inversión de energí­a emocional e intelectual.

- Viver una doble vida: depositar en la familia la seguridad y el patrimonio y buscar amores fuera.

- Autoengaño: narrarse las cosas de tal forma que un "desastre" pueda asumirse como algo magnifico.

- Minimizar pérdidas y aumentar los éxitos quedarse sólo con lo bueno que genera el grupo y dejar fuera todo lo malo como alga que nos concierne y que pertenece tan sólo a la persona que lo ha provocado.

- Diluirse en el grupo: ser lo que el grupo espera de nosotros y renunciar a la individualidad y a la diferencia (estrategia del camaleón).

La resignación quizas puede evitar el total caos del sistema, pero no elimina la enfermedad ni el sufrimiento. De hecho, suele, ser la que nas detiene el crecimiento individual, porque mantiene a quien la ejerce en el espacio de seguridad de aquello conocido (por malo que sea) en lugar de moverte y arriesgarte a explorar otras opcines diferentes.

AMORES CLANDESTINOS

La seguridad es paralizante
Sara Polley.

Una elección: nos quedamos en un entorno desfavorable que no nos ayuda a crecer y donde no nos sentimos amados (porque estamos convencidos de que es lo que "debemos hacer", o bien dejamos este terrotprio para buscar a nuestra familia afectiva.

Hay quien no quiere renunciar a nada porque esta convencidode que es posible tenerlo todo. Hay quien decide no está dispuesto a pagar ningun precio.Hay quien decide mantener su status quo familiar y buscar el amor fuera de alli. Aparecen los amores clandestnos, personas en las que se deposotan los afectos pero a las que no se deja entrar en la propia vida, que continua en otro lado.

Divididos, las creencias por un lado, los afectos por otro, uno puede pensar que, como los malabaristas, es posible mantener en el aire todas las bolas sin que se caigan. Pero acaban cayendo. Los amores, los buenos amores, no pueden crecer ajenos al centro de la propia vida. No podemos poner limites al amor. Intentar acotar su espacio es inutil y sí¶lo causarí¤ su muerte. A menudo, pretendiendo no dañar a nadie se acaba hiriendo a todos, empezando por uno mismo.

Es preciso ser valiente. Es necesario, decirse la verdad. Si en la femilia no tenemos depositado el amor, ésta puede ser una forma de organización, un territorio de comodidades logí­sticas y económicas, pero no es una buena opción de vida.

Nuestra familia real es donde están nuestros amores y es ahí­ donde debemos invertir nuestra energí­a emocional y nuestra capacidad intelectual. Elegir lo contrario, pienso que es poco intelegente.

<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 25 Nov 2010 20:27

[align=center][flash width=100 height=30]http://dreamsclassic.org/music/EE.swf[/flash][/align]

PROYECTO DE PAREJA CREATIVO I

"Abandonar puede tener justificación, abandonarse no la tiene jamás"

Iniciar una relación de pareja provoca una gran ilusión y puede ser fuente de crecimiento si se asienta en una base inicial productiva. No hay mayor aventura que "aventurarse en el otro".

La construcción del espacio conjunto no es algo que se haga en determinada etapa de la vida de pareja y luego finalice.

Las relaciones son sistemas de fuerzas dinámicos que no deben descuidarse. La pareja no va a existir si sólo lo quiere uno y el otro se limita a aceptar. La creatividad en la relación debe llegar por ambos lados o, en caso contrario, está condenada de antemano.

El espacio común creativo -proyecto- no puede surgir en un sistema pasivo-activo de relación. Requiere tiempo, trabajo y cuidado. Se trata de amar los dos juntos otras cosas. Y si uno se acomoda a las demandas del otro cediendo a sus deseos, a su voluntad o perdiendo territorio, la relación evoluciona hacia la acomodación, la rutina y la muerte de la creatividad además de hacia una dependencia mutua.

¿Qué tamaño debe tener este espacio común? Cada pareja debe decidirlo. Lo que está claro es que, de no existir, no podemos hablar de relación de pareja sino de individualidades convivientes. Para el caso, serí­a parecido a compartir el piso con alguién que apreciamos o, con el que nos es cómodo vivir, pero al que no nos une ningún proyecto de vida.

El "nosotros" sólo podrá existir si previamente hay un "yo" y un "tu". Si sólo evoluciona uno de los integrantes de la pareja, la relación puede derivar en una especie de "vampirismo" en el cual uno se alimenta de los afectos, ideas, relaciones, iniciativas y creatividad del otro. Este sistema de fuerzas sólo funciona si existe un desequilibrio por ambas pertes: la necesidad de uno de ser un permanente suministrador" -como una ubre siempre disponible (GRACIAS A LO CUAL RECIBE RECONOCIMIENTO; HALAGOS Y SE SIENTE PODEROSO O íœTIL)- y la necesidad del otro de ser un "receptor" que es alimentado sin necesidad de esforzarse lo más mí­nimo. En este sistema de pareja no hay proyecto amoroso creativo sino un pacto de primera necesidad.

AMOR PERDURABLE

Preguntaba una pareja de recien casados:
- ¿Qué deberí­amos hacer para que perdure nuestro amor?
Y la respuesta del maestro fue la siguiente:
- Amad los dos juntos otras cosas.

La armoní­a se logra cuando ambos están disponibles y sensibilizados para escuchar otras melodí­as.
Última edición por EcoEco el 25 Nov 2010 21:16, editado 1 vez en total.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 25 Nov 2010 21:07

EL MISTERIO

"Yo percibí­a un núcleo peculiar, tumultuoso y solitario: un inmenso santuario interior en el que se desarrollaba buena parte de su vida"

Siri Hustvedt


Lo esencial se resiste a ser contado. Toda vida es inexplicable y, cuando lo intentamos, sólo relatamos fragmentos y anécdotas de lo que es la otra persona. A veces nos parece entrever la verdadera historia, en medio de las palabras que no alcanzan, aquella esencia a la que nunca podremos acceder. Este es el mistero del ser hunano y parte de su grandeza.

Hay zonas de nosotros mismos que desconocemos y otras que sólo a nosotros nos conciernen. Forman parte de nuestro mistero. En el mapa emocional de cada persona existen "dragones" que señalan el territorio inexplorado. Nosotros elegimos si lo exploramos asumiendo el riesgo que comporta su conocimiento, o bien si lo dejamos intacto y desconocido.

Hay otros espacios que uno conoce y que forman parte de su territorio í­ntimo. Todos tenemos derecho a no ser desnudados emocionalmente y a que nuestro misterio sea respetado. Somos parecidos a paquetes por abrir, siempre sorprendentes y nuevos. Podemos ser terriblemente previsibles, pero también tenemos el derecho a no serlo. Misterio, como la intimidad se nutre de miradas, de aromas, de tacto, de sonidos y músicas; texturas, sensaciones y sentimientos. A veces podemos acceder a este núcleo tan especial y privado. Mantener y nutrir el misterio es necesario para nuestro equilibrio y para nuestro espiritu. Es unaona que debe quedar inviolada. Es nuestro yo para nosotros mismos, este santuario interior al que podemos regresar y recurrir cuando nos sentimos desconsolados o desequilibrados. Es un espacio referente del quew nadie puede expulsarnos porque se halla en un territorio interior inaccesible para los demás. Quien dispone de este espacio nunca se sentira solo. Ya lo decí§ia Albert Einstein: Lo más hermoso que podemo experimentar es lo misterioso.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 25 Nov 2010 22:50

LA RECIPROCIDAD

"Te dejare entrar en mis sueños, si me haces un sitio en los tuyos"

Bob Dylan

¿Acaso es posible amar sin que te amen? ¿Una pareja está emocionalmente sana si solo uno es generoso en la expresión amorosa? La reciprocidad es para nosotros un elemento esencial. La reciprocidad no significa una relación de intercambio en la que se lleva la contabilidad de las inversiones realizadas y se espera idéntica contrapartida. Para muchas personas el amor se ha convertido en una mera transacción en la que todo se cuantifica: yo te doy tanto... tú me debes tanto.

A veces esperamos que nuestra pareja sea capaz de dar satisfacción a todas nuestras necesidades llegando a plantearnos el amor como un valor similar a dinero colocado "a plazos" que debe dar buenos réditos.

Transacción no es reciprocidad. Raramente la generosidad se incluye en las trasacciones, pero siempre se halla en la reciprocidad. No hay nada peor que convivir con alguien egoista t autocentrado que sólo sabe pedir y recibir pero que, raramente comparte de forma generosa.

La asimetrí­a puede llegar a ser tan grande que sólo se mantendrá la pareja si existe una relación insana de dependencia. El que nada recibe, suele tener algún tipo de ganancia secundaria para permitir que eseistema injusto pueda seguir. A veces ya ha integrado un rol de "victima" y se siente gratificado al ser compadecido; otras veces se siente poderoso al convertirse "salvador" del otri. Este continuo "dar sin recibir nada a cambio" puede ser la forma de huida de alguien inseguro y con baja autoestima que no se considera digno de ser bien amado.

La reciprocidad significa que en la construcción del proyecto conjunto intervienen dos personas, cada una aportando materiales distintos, pero decididas a ser generosas y a invertir esfuerzo y trabajo diarios para que la relación avance t crezca. En la relación de pareja cada uno aporta lo que es. Nadie es capaz de dar el amor que no tiene y que no siente por sí­ mismo. Nadie puede dar mas de lo que es. Por lo tanto, para que exista la posibilidad de reciprocidad debemos partir de la generosidad con nosotros mismos y de la sensibilidad y empatí­a hacia las necesidades del otro.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 26 Nov 2010 12:44

LA SORPRESA



"El descubrimiento es una parte de la alegrí­a de vivir."

Lou Marinoff


SORPRESA: Algo que nos atrapa, conmueve el ánimopor inesperado, nos maravilla, admira, escapa a nuestras expectativas ¿Qué nos sorprende en nuestra relación de pareja, de nuestra pareja t de nosotros mismos?

Para sorprenderse hay que estar dispuesto a dejarse sorprender, es decir, abierto a lo que nos llega y también dispuesros a mirar con mirada renovada los paisajes cotidianos como si fuera la primera vez que los vemos. Obertura, curiosidad, cierta inocencia y creatividad son elementos nesesarios para cultivar la sorpresa en la relación de pareja.

Verónica Cheja dice: En los amores pasajeros lo que uno busca son cosas excepcionales; en los amores profundos lo que uno quiere es tiempo para compartir las cosas de todos los dí­as: porque las cosas de todos los dí­as se convierten en excepcionales.

Si queremos vivir muchos años con la persona que amamos es importante procurar sorprenderla cada dí­a. Sorpresa es lo contrario de rutina, de lo sabido de lo dado por supuesto. El primer paso para cultivar la sorpresa es ser capaces de renovarnos a diario, no dejermos decaer, mejorarnos en todos los aspectos y no abandonar nuestro crecimiento personal. Ademas, para mantener viva la sorpresa será preciso ser creatuvo en los detalles, senseble a las necesidades del otro y a las propias; permitirnos explorar cosas nuevas, adquirir nuevas capacidades, opiniones y aprendizaje. Se trata de poner en juego nuestras mejores y distintas facetas; evolucionar, en definitiva.

Cuando ya todo es sabido y uno anticipa lo que va a ocurrir cada dí­a, lo que se va a decir,y lo que se le va a responder; cuando la rutina tiñe la vida cotidiana y ya nadie se esfuerza en mirar nuevamente al otro; cuando el afán de explorar conjuntamente y comunicarse muere, la relación de pareja muere.

Cultivar el territorio de la sorpresa es un camino ecológico y adaptativo para que nosotros sea una zona a la que se desee llegar, porque allí­ podemos sentirnos más nosotros mismos y más vivos.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 27 Nov 2010 13:37

LO QUE NO SE DICE...


Sólo la absoluta y dolorosa sinceridad puede consegir que una relación de pareja crezca unida.

Pam Chubbuck

Cuanda un hombre, cuyo matrimonio estaba en difí­cultades, busco el consejo del Maestro, éste le dijo lo siguiente:

- Debes aprender a escuchar a tu mujer.

El hombre siguió fielmente su consejo regresando al cabo de un mes para decirle que habí­a aprendido a escuchar cada palabra dicha por su mujer.
Entonces el Maestro le dijo con una sonrisa:

- Vuelve ahora a casa y escucha cada palabra que tu mujer no haya dicho.

Lo que no se dice en una relación va construyendo una máscara defensiva en cada uno de los miembros de la pareja. Es una especie de cosmético emocional que oculta, disimula y proteje.

La máscara, a la vez que protege del dolor derivado de la cruda sinceridad, va bloqueando el intercambio de energí­a de la relación formando una especie de nudos que no permiten que ésta fluya. Si cuando nos comunicamos llegamos a uno de estos nudos, no podemos continuar porque el camino está obstruido y debemos dar rodeos y buscarotras rutas para conseguir nuestro objetivo.

El derroche de energá es grande, nos cansa entablar dialogo, al haber tantos puntos de peligro, prohibiciones y caminos sin salida. No nos permitimos expresar el dolor, la tristeza o la inseguridad. El miedo nos bloquea el paso el engaño o la mentira aparecen en forma de "aquello que no se dice".

Lo cierto es que, si no somos sinceros con nuestra pareja, será difí­cil que podamos seguir creciendo juntos y unidos. A partir de ahí­, nuestros caminos se van a alejar, el frio emocional va a ser el clima dominante y la soledad en compañia, nuestro acompañante habitual.

Lo que no se dice -y esperamos que nuestra pareja adivine-, se covierte en material de frustración y descontento constante. El otro no puede saber cómo amarnos bien a no ser que le que le gyuemos comuní­candole nuestro pensar, nuestro sentir y nuestro querer. De no hacerlo así­, nuestras expectativas desfraudadas se pueden covertir en un caldo de cultivo donde crecerí­an la ofensa, el rencor y el resentimiento. Sólo la apertura hací­a el otro y una actitud de comunicacón y atención constante permitirán que la relación no se contamine por la basura emocional retenida o mal gestionada.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
ladysirene
Lactante
Lactante
Mensajes: 16
Registrado: 29 Ago 2010 08:34

Mensajepor ladysirene » 27 Nov 2010 13:44

muy bueno y cierto mr eco :lol:
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 27 Nov 2010 15:24

TE QUIERO POR SER QUIEN ERES



Si alguien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las freas es que no sabe nada de las uvas.

Paracelso.


Un hombre amaba profundamente a su compañera. Esta no se sentí­a muy bella puesto que en su cara habí­an quedado marcadas las cicatrices causadas por la viruela que padeció de niña.

Viví­an noches de amor y de pasión de entrega sin medida, de carne y de espí­ritu. Viví­an dí­as llenos de risas y trabajo compartido, de canto y de llanto.

Un amanecer ella le dijo:
- Amor mio, ¡Cuento lamento que mi piel no sea tan suave como un nenúfar para tus besos!
- Por qué dices esto, amada mia? -pregunto el hombre muy extrañado.

Ella intuitivamente comprendió hasta qué punto él jamás habí­a sido reparado en lo que ella consideraba sus feas señales. Él gabí­a sido capaz de mirar más allá de la superficie y así­, la habí­a encontrado realmente a ella.


Es esencial aprender a amar al otro por sí­ mismo. Amar supone alegrarse de que el otro exista y, también, no querer cambiarlo según un patrón elegido por nosotros en función de nuestras necesidades y deseos. Durante la etapa del enamoramiento solemos prendarnos de un ser inexistente convocado por nuestra imaginación, nuestra ilusión y nuestros sueños. Nos sentimos atraí­dos por lo que muestra y por lo que intuimos que contiene su interior, pero nos basamos en lo superficial que vemos o en lo que imaginamos que contiene.

Sólo a medida que avanzamos en su conociniento, el otro irá adquiriendo "su propio contorno" en lugar del que nosotros habí­amos diseñado o esperado. Y es posible que llege el momento en que la diferencia entre nuestra expectativa y su realidad nos cause decepción, desilución y enojo. Si sucede así­, podemos adoptar distintas estrategias: intentar cambiarlo presionándolo para que se adapte a lo que deseamos; resignarnos a lo que vemos -y quedar anclados en la decepción, ira o resentimiento-; o bien adentrarnos a investigar en el misterio del otro,, manteniendo un marco de relación abierto y flexible en el que cada descubrimiento pueda ser incorporado y compartido.

La aceptación de la esencia del otro, unida al respeto a su libertad, crea el mejor clima para expresar lo que valoramos y también para poder tratar conjuntamente de los puntos de mejora de ambos. En cambio, la critica destructiva y el constante reproche provocan mucho dolor y fomentan la creación de mecanismos de defensa para protegernos del rechazo que percibimos.

Aceptar al otro no supone, en ningun caso, resignarnos a aguantar conductas o caracterí­sticas más desadaptativas. Los conflictos debeb ser abordados siempre. Pero una cosa es minifestar rechazo a cierta conducta y otra muy distinta rechazar a la persona.

Por ejemplo, no es lo mismo decir: ¡Esta conducta ha sido muy poco generosa y te pido que...!; que manifestar: ¡Eres un completo egoista!. Se trata de mirar a nuestra pareja más allá de la superficie, conectarnos con su ser más profundo, apreciarla y a partir de ahí­, ayudarnos a mejorar ambos. Se trata de poder afirmar: "Te quiero por ser quién eres", "Te quiero porque puedo respetar tu deseo de mejorar como ser humano, tu capacidad de lucha y tu generosidad". Se trata de que juntos podamos ser mejores de lo que serí­amos individualmente de no ser un "equipo afectivo".
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 28 Nov 2010 22:32

¿ESTEREOTIPOS O TENDENCIAS?


No vemos las cosas como son, las vemos tal y como somos nosotros.

Anaí­s Nin


Decia Nietzsche: La felicidad del hombre reza: "Yo quiero"; la felicidad de la mujer reza: "él quiere". ¿ Esta afirmación sigue siendo válida en la actualidad? Porque si esto es así­ el proyecto nosotros está perdido. No obstante, plantearlo es interesante y nos lleva al terreno de las dependencia afectivas.

La afirmacií§on anterior plantea un tipo de mujer que no piensa en su propia realización personal ni en sus necesidades y proyectos como ser humano, que supedita su vida o renuncia a sus proyectos para estar a la disposición de su pareja. Una vida de sacrificio que acabará pasando una factura llena de fustración, resentimiento y desamor. En este contexto no hay posibilidad de que se forme una pareja equilibrada en la que cada uno tenga un proyecto personal además de proyecto compartido. En este caso solo habrá un el + un yo subordinado que no va a contentar a nadie. Será urgente plantearse cuá es el objetivo real de esta relación.

En una encuesta que trataba de las relaciones de la pareja se formulaba en el cuestionario la pregunta siguiente: "¿Cuál de estas tres cosas le gusta más hacer una mujer con un hombre: hablar, reir o hacer el amor?". El porcentaje mayor de respuesta dadas por las mujeres seguí­a el mismo orden de la pregunta. A los hombres se les preguntaba lo mismi. En la mayorí­a de las respuestas el orden fué inverso: hacer el amor, reir y hablar.

¿Pueden generalizarse estos resultados?. Serí­a peligroso hacerlo. Quizás señalen alguna tendencia pero conocemos a hombres a los que le encanta también hablas y reir, hombres sensibles para los que "hacer el amor" no significa sólo sexo sino también tacto, ternura, comunicación, suavidad, risa, humor... y algunas mujeres que prefieren hacer el amor a hablar.

¿Estereotipos?

Las relaciones afectivas pueden ser vividas de forma muy diferente por hombres y mujeres, pero cada persona es un mundo por sí­ misma. Hombres y mujeres construimos nuestro estilo afectivo a partir de nuestra educación, de las experiencias vividas y de los aprendizajes extraí­dos de las mismas. Cada persona es distinta y esto es maravilloso t enriquesedor en la convivencia.

Los estereotipos siempre nos limitan. Por este motivo, es importante evitar etiquetar al otro puesto que hacerlo es reducir un todo a una única caracteristica. Es mejor preguntar en cada caso: ¿Qué es lo que más te gusta hacer conmigo? ¿Qué es lo que más me gusta hacer contigo? ¿Que te gace sentir mejor? ¿Qué prefieres? ¿Por qué? Toda generalización es injusta y una forma de simplificación de una realidad siempre compleja.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 01 Dic 2010 15:05

SEGUIR PRESTANDO ATENCIÓN


"El requisito del amor duradero es seguir prestando atención a una persona que ya conocemos bien. Prestar atencuón es fundamentalmente, todo lo contrario de dar por sentado; dar por sentado es la causa principal de mortalidad de las relaciones amorosas."

Sam Kean


Cuando podemos quitarnos la pesada carga de perjuicios, expectativas, creencias y mandatos que se nos ha inculcado acerca del amor, queda en evidencia nuestro profundo analfabetismo amoroso. En realidad...¿qué sabemos del amor?, ¿qué requisitos pide?. El amor siempre pide brazos abiertos y atención despí¬erta.

El mito del final feliz tiene mucha fuerza en nuestra cultura. Nuestro mundo está lleno de hombres y mujeres que no desean "perder el tren afectivo". Formar pareja es algo que pueda no hacerlo. Y así­, a veces por miedo a quedarse solo y a veces con cierta inconsciencia -giado por la presión social- unp se sube añ primer tren "tren afectivo" que pasa sin preguntar ni su destino ni las condiciones del viaje. Dado que nuestra mala educación amorosa nos ha lanzado con insistencia el mensaje de que es mejor estar mal acompañado que solo, en momerosos andenes hallamos personas llorando y lamentándose porque se equivocaron de tren, se apearon y no han llegado aún a su destino deseado.

Encontrar pareja no es el final de nada sino su inicio. Enamorarse no es suficiente, sólo un principo.No basta la atracción inicial ni que el otro sea una guena persona, o sea fácil convivir con él. Aunque todo esto es importante, no es una base suficiente como para decidir vivir juntos. Es imprescidible que exista una buena base de valores compartidos así­ como proyerctos individuales y conjuntos a desarrollar. También será necesario que ambos den prioridad a esta relación.

Vivir en pareja pide esfuerzo, trabajo y dedicación. Si uno tiene condiciones de pianista no le basta con estas cualidades para tener éxito. Será necesario que practique diariamente unas cuantas horas, que se apasione por su arte y le dé prioridad.

Encontrar la pareja adecuada no garantiza que a partir de este momento todo vaya a fluir sin esfuerzo. Mucha gente paga caro este error de planteamiento. Para crecer y convivir es pareja proponemos no dar nada por supuesto y realizar una tarea diaria de cuidado de la relación prestando toda nuestra atención a este otro, siempre cambiante y misterioso.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 08 Dic 2010 14:16

EL EQUILIBRIO INTERNO


El ser humano lleva millones de años viviendo en el planeta Tierra. La mayor parte del tiempo la relación con su mundo afecvtivo, de forma similar a su relación con el medio externo, no ha sido demasiado equilibrada. Tenemos muchos indicios de ello: insatisfacción, insomnio, irritabilidad, represión, explosiones emocionales, fatiga, estrés y enferdedades psí­quicas. También tenemos muchos signos de desequilibrio social que lo indican: la violencia y agresividad de unos contra otros, la falsa solidaridad, las prisas, la tensión, el egoismo, los sentimientos de soledad y de infelicidad, y tantas otras señales que nos hacen pensar que estamos realizando una gestión incorrecta de nuestro mundo emocional, de forma similar a la que estamos haciendo con los recursos de nuestro Planeta.

Desde hace un tiempo hemos conocido el despertar de una nueva forma de entender las relaciones de las personas hací­a sí­ mismas, los demás y el mundo.

La Ecologí­a nos propone un camino muy importante que podemos aplicar a nuestro mundo emocional: el equilibrio. Nos enseña que una gestión adaptativa de nuestro mundo afectivo puede ser esencial en nuestra vida y aumentar nuestra capacidad para construir una felicidad aútentica y serena. Pessoa nos dice que "la vida es un viaje experimental realezado involuntariamente". A pesar de que así­ sea, pensamos que si ahora estamos aquí­, es porque hemos decidido de forma voluntaria continuar el viaje.

Nadie puede obligar a nadie a vivir, ni tampoko puede decidir en su lugar de qué forma vivir su vidad. Podemos vivir medio dormidos, con poca consciencia de nuestra realidad, dejandonos llevar por algo externo a nosotros mismos o, al contrario, escoger experimentar la conciencia de existir y mantenernos depiertos en un viaje intenso e interesante. Y, al elegir, construimos y colocamos los fundamentos de un mundo equilibrado o caótico. Si observamos con atención veremos que el equilibrio interno se ve reflejado también en un equilibrio en nuestras relaciones con los demás y con nuestro entorno.

Las personas que se relacionan bien consigo mismo tienen también la capacidad para hacerlo con los demás. En idéntico sentido se puede afirmar que quien siempre tiene problemas en sus relaciones personales deberí­a plantearse si esta dificultad puede ser fruto de una mala relación consigo mismo.

Nuestro mundo caótico, inestable y lleno de syfrimiento, pide soluciones de urgencia que deben naxer de cada uno de nosotros. Todos somos responsables de nuestro deterioro, del deterioro social, de la fragmentación y disgregación mundial y del desequilibrio que puede llevarnos a nuestra destrucción como especie. Se impone, pues, la necesidad de ser creativos y buscar planteamientos más equilibrados. Es preciso y urgente que nuestra mente y nuestras emociones trabajen en equipo, que lq complejidad de nuestro mundo afectivo con el que la evolución biológica y cultural nos ha dotado juege a favor nuestro, en lugar de sabotear una y otra vez nuestro proyecto de vida. En este sentido, la ecologí­a nos abre ví­as interesantes que pueden aplicarse a la gestión de nuestras emociones y sentimientos. Ésta es nuestra propuesta: la psicologí­a afectiva, la psico-eco-eafectividad.

"La ecologí­a emocional es el arte de gestionar nuestras emociones de tal forma que la energí­a que ést genera sean dirigidas a nuestro crecimiento personal, a la mejora de nuestra relaciones interpersonales y a la construcción de un mundo más armónico y solidario."
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 12 Dic 2010 23:57

Los lí­mites necesarios


.. Y así­ como hay fronteras espaciales y conceptuales también las hay temporales, y yo he cruzado más de una vez a lo largo de mis andanzas hastas sentirme, despues de cada una, en otra etapa de ese "hacerme lo que soy que es el vivir".

J.Luis Sampedro



En un mapa, la tierra tiene uno lí­mites que la definen. Nuestro cuerpo también tiene lí­mites la piel y son los define y son nuestra protección: nos defienden del medio, de la deshidratación, de las infecciones, de las agresiones, mantienen nuestra temperatura, nos permiten percibir y sentir. Sin esta barrera necesaria nuestro cuerpo enfermarí­a y morirí­a. Los lí­mites fí­sicos son, pues, imprescindibles.

Nuestro territorio afectivo también tiene unos lí­mites que debemos aprender y reconocer a medida que vamos viviendo tropezamos con ellos y los vamos señalando en nuestro mapa emocional: sabemos cuántos podemos soportar, que situaciones favorecen nuestro equilibrio y cuáles nos desestabilizan, lo que nos agrada y lo que nos duele, lo que nos carga de energí­a y lo que nos anula.

Los lí­mites no son vago, son necesarios. En el ámbito emocional, como en cualquier otro es preciso ser consciente de su existencia para poder obrar en consecuencia, traspasandolos, atravesandolos, rodeandolos o dando marcha atrás. Es importante reconocer y respetar nuestros lí­mites de protección. De no hacerlo así­, si permitimos que constantemente nos invadan, si no lo definimos bien o si aceptamos pasivamente que los contaminen y ocupen, vamos a enfermar.

Cuando nos sentimos invadidos por nuestra pareja sentimos incomodidad, ansiedad o miedo y, a veces, tenemos la sensación de ahogo; a menudo, irritación y rechazó. Es posible que cada vez nos cueste más pasar tiempo con ella. El malestar emocional, la sensación de perderse uno mismo, o de disfuminarse se da en aquellas personas que no saben poner lí­mites al otro y no saben ni exponer al otro su necesidad de espacio ni defenderlo.

Aprender a decir "hasta aquí­ Sí­ y hasta aquí­ No", es imprescindible. Cuando aceptamos pasivamente las agresiones a nuestro espacio personal nos desequilibramos. Si queremos convivir creativamente en necesario, en primer lugar, conocer y respetar lo lí­mites que nos permiten ser nosotros mismos sin diluirnos en el otro. Y sólo nosotros podemos saber dónde están, qué nos incomoda y que nos saca de quicio, que nos agrada y que deseamos. Es necesario definirlos y comunicar a nuestra pareja estos datos a fin de que conozca que nos es aceptable y que nos es agresivo. Nadie puede adivinar los lí­mites del otro, aunque algunas personas muy observadoras pueden captar, a través de datos no verbales, donde se sitúan. No obstante, es mejor verbalizar los "hasta aquí­" sí­ queremos evitar una convivencia llena de malentendidos. Si clarificaamos lo lí­mites evitaremos la construción de fronteras y barrera.

Una pareja no es una función de dos individualidades si no dos personas que se mantienen intactas, diferenciadas y que se potencian mutuamente por el hecho de formar pareja. Dentro del espacio pareja hay espacio para un Yo, para un Tú y, además un proyecto conjunto que decir un nosotros, pero no debemos confundir el proyecto conjunto con la existencia de un ente nosotros. No existe un nosotros pensante ni un nosotros sintí­. Aunque seamos pareja, cada uno piensa y siente solo, nadie puede hacerlo en su lugar. Es preciso tener claro que deben conservarse estos espacio para no perder la individualidad.

Algunos problemas de convivencia pueden derivar de intentar interpretar lo que el otro siente o piensa y de intentar incorporarlo al propio pensar o sentir. Hay muchas mejoras que hacer en este sentido. Por ejemplo, serí­a bueno no hablar pluralizando o sustituyendo la expresión del otro: nosotros pensamos, nosotros sentimos, queremos, sabemos... Esto es una falta de respeto, ya que intentamos suplir con nuestra emoción o nuestros pensamientos su propia respuesta. En estos casos es mejor decir: yo pienso o o asientos tal cosa. ¿Y tú?, O bien, lo que yo pienso o siento excepto, respecto a mi pareja deberas preguntarle a ella. Sólo uno sabe que piensa sólo uno puede definir que siente, ¡afortunadamente!.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 20 Dic 2010 21:40

DOS SERES, NO UNO


Sola me encuentro perfectamente, estoy feliz sola y se vivir sola. No me muero por ti... Tan sólo te quiero.

Cyril Hustvedt

El hecho de que hayamos decidido convivir con nuestra pareja no significa que debamos perder nuestra individualidad ni que nos convirtamos en "un solo ser". Nuestras necesidades "son lo que son" es y posiblemente, distinta de las de ella. Nuestra pareja no debe ser un relleno para nuestra deficiencias, irseguridades o incapacidades, ni tampoco una red protectora para nuestros miedos. Quien no puede soportar estar solo consigo mismo, difí­cilmente podrá llegar a intimar con nadie. Quien no se acepta, no podrá aceptar a otro. A veces el intento de centrar toda la vida en la pareja no es más que una estrategia para evitar estar con uno mismo y tener que soportarse. Y esta dinámica es peligrosa.

Necesitamos espacio para respirar y para hacer. Por ello es importante no ahogar, no ridiculizar, ni anular a nuestra pareja, con el propósito de tenerla subyugada y a nuestra disposición. Es condición indispensable para el buen éxito de la relación aprender a delimitar, a mantener y no invadir nuestros respectivos espacios de libertad.

Una pareja emocionalmente ecológica deberí­a poder decirse mutuamente viviendo solo estoy bien y mi vida tiene sentido por sí­ misma pero he elegido amarte y deseo compartir la vida contigo. Contigo me construyo mejor, me siento más vivo y más implicado en el mundo.
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 22 Dic 2010 19:45

Inseguridad asfixiante

Vivian Leigh en lo que el viento se llevó:

_ Pero Rhett, si te vas, ¿que va ha ser de mí­? ¿a dónde iré?.

Clarl Gable:

-Sinceramente, querida, me importa un bledo.

En situación de necesidad, sentimos desespero. Cuando estamos desesperado no reflexionamos, sólo reaccionamos y nos aferramos a lo que tenemos más cerca, bien sean cosas o personas. No ejercemos nuestra libertad ni nuestra responsabilidad. Sólo queremos solucionar nuestro problema y el otro no nos importa por sí­ mismo, sino en tanto sea nuestra solución. En dependencia no se puede escoger en libertad y sin libertad no hay amor verdadero.

Somos responsables de lo que hacemos con nuestra vida y su sentido no debe pasar nunca por el hecho de que otra persona esté o no presenté a nuestro lado. Aunque se pueda etiquetar la respuesta de Rhett como dura e insensible... éste no cae en la trampa del chantaje emocional que ella le hace.

No hace falta ser desconsiderado como Rhett, ni mal educado, ni duro o insensible, aunque sí­ que que, en determinada ocasiones, será preciso marcar un lí­mite claro. Sí­ quieren jugar con nuestros sentimientos de culpa, deberemos apelar al sentido de la responsabilidad del que lo intenta:

¿Sin ti... Qué va ha ser de mí­?

Pues será lo que tú quieres que sea y lo que tú haga que sea. Tu vida es tuya y yo no puedo, ni quiero, cargar con el peso y el tu sentido de tu vida.

<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 04 Ene 2011 16:01

EL DERECHO A DELIRAR

[flash width=699 height=499]http://www.youtube.com/v/zZ_BVoEwEdk?fs=1&amp;hl=es_ES[/flash]
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 12 Ene 2011 08:51

LOS PROGRAMAS LíMBICOS


La luz es muy agradable a los ojos cuando no te ciega.

Amos Oz


Nacemos como una serie de programas lí­mbicos que tienen como finalidad protegernos y asegurar nuestra supervivencia. Por este motivo, cuando nuestro sistema emocional considera que nuestra supervivencia está en peligro puede ponerse en marcha un mecanismo automático de defensa que tiene la misión de protegernos.

A veces nos es difí­cil mantener nuestro autocontrol. En determinados momentos podemos mostrarnos agresivos y adoptar conductas que nos sorprenden a nosotros mismos y dificultan nuestra adaptación inteligente al entorno.

La complejidad del mundo actual hace que las reacciones simples y automáticas tiendan a perjudicarnos más que a ayudarnos, especialmente en lo que a nuestra relaciones personales se refiere. ¿Porque tenemos conductas reactivas que nos perjudican a veces, en lugar de conductas reflexivas y emocionalmente inteligentes?

Existe la hipótesis de que hay cinco tipos de programas lí­mbicos que pueden activar automáticamente en determinados casos. Son los programas de supervivencia, de sexo, de territorio, de poder y de vinculo o apego. Cada persona tiene un perfil distinto en cada uno de ellos. Por ejemplo, hay quien tiene un nivel alto de activación en el programa de vinculo y poco nivel en el de poder. Hay quien es altamente territorial y tiene también un nivel muy alto de activación en el programa de poder. Todas las combinaciones son posibles.

Actualmente sabemos que el programa de supervivencia tiene mucho que ver con nuestra autoestima. Por este motivo cuando nuestro cerebro emocional considera que nuestra autoestima peligra, puede desencadenar reacciones agresivas. Cada persona tiene algunos puntos que pueden disparar este programa. Dependerá de su memoria emocional y de sus experiencias anteriores. En ocasiones se activa ante determinados comentarios que parecen poner en duda nuestra capacidad o competencia; nuestro aspecto fí­sico o nuestros conocimientos. En otros casos, cuando nos sentimos infravalorados o rechazados por alguien a quien amamos.

El programa de ví­nculos favorece la creación de puentes emocionales entre las personas y también su conservación. Es un programa poderoso puesto que evita nuestro aislamiento y favorece conductas que facilitan la aceptación del otro y, por lo tanto, las relaciones personales. La ruptura de los ví­nculos afectivos suelen ser muy dolorosa ya que este dolor intenso tiene como fin dificultar la separación, al activar nuestro miedo a sufrir. Por este motivo, los comentarios o juicios de Valor negativos dirigidos a persona con las que nuestra pareja se siente vinculado puede generar su agresividad. Este programa de apego también puede dificultarnos tomar decisiones importantes -como por ejemplo finalizar una relación de pareja desadaptativa- ya que nos recuerda y anticipa el dolor que la ruptura o pérdida provocará en nosotros mismos, en nuestra pareja y en las personas próximas. Nueve el sentimientos de culpa y esto explica en parte porque, a veces, nos apegamos a personas que no nos convienen y tenemos dificultad para romper estas dependencias.

El programa de sexo nos mueve a propagar nuestro acervo genético y nos impulsa al apareamiento, despertando el deseo y la necesidad de atraer al otro. Los celos van ligados al programa de sexo además de al de poder y territorio los celos nos mueven a luchar para "no dejarnos quitar al otro" al que creemos poseer. Parece ser que este programa puede funcionar separadamente del programa de vinculo y esto nos puede complicar la vida al hacer posible que nos sintamos vinculado afectivamente a una persona pero que, además, deseemos mantener relaciones de sexo con otra. En este caso los programas de vinculó y sexo entrarán en lucha. Ganará el más fuerte de ambos, a no ser que seamos competentes gestionando nuestras emociones caótica y les demos salida. En estos conflictos podemos guiarnos por nuestra escala de valores en vista a tomar la decisión más adaptativa para nosotros.

El programa de territorio suele estar muy relacionado con el de poder o estatus. Ha mas poder, más territorio se desea dominar. El concepto de territorio es muy amplio y es importante entender que en las relaciones de pareja es una cuestión a cuidar y negociar. Las invasiones territoriales se pagan caras ya que estalla el conflicto y el diálogo desaparece, iniciándose continuas batallas por el control de la relación.

Después de haber perdido los estribos, habernos descontrolado emocionalmente o cuando no sentimos caóticos, es importante pararnos y reflexionar. Es un buen ejercicio preguntarnos cuál de los programas lí­mbicos se ha "disparado". Tened en cuenta que pueden activarse más de uno a la vez y que la dimensión de nuestra reacción puede tener mucho que ver con la cantidad de engranajes que determinada persona o situación nos ha activado. Al adquirir conciencia de lo que nos ocurre, podemos recuperar el autocontrol emocional y con él la gestión adaptativa de nuestras emociones.

<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
EcoEco
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 213
Registrado: 31 Oct 2010 12:39
Contactar:

Mensajepor EcoEco » 18 Ene 2011 18:40

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El término fue popularizado por Daniel Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995. Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones. Acá les dejo un documental argentino sobre el tema.


[flash width=699 height=499]http://www.megavideo.com/v/HTSIQXQR17170309d415e5fbd45555d212f02f74[/flash]


[flash width=699 height=499]http://www.youtube.com/v/8EICxxmMzac?fs=1&amp;hl=es_ES[/flash]
<img src='http://img834.imageshack.us/img834/1513/dedo1.jpg'><br />
<br />
<B>Sólo partiendo de nuestra libertad interior seremos capaces de dar un amor que libere y crear vínculos que unan, en lugar de cadenas que aprisionen.</B>
JAKEMATTE
Recien nacido.
Recien nacido.
Mensajes: 4
Registrado: 21 Ene 2011 13:59

Mensajepor JAKEMATTE » 21 Ene 2011 20:09

Test de Cultura General

[flash width=699 height=499]http://analizame.com/test_burrometro.swf[/flash]
Avatar de Usuario
Candela
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1685
Registrado: 21 Mar 2004 00:00
Ubicación: Madrid

Mensajepor Candela » 21 Ene 2011 23:04

Uffffffffffffffffff sin comentarios si ya lo decia quevedo todos los que parecen tontos lo son
Y tambien lo son la mitad de los que no lo parecen
mu bueno el test jaquemate que pareces un eco jejejejej :mrgreen:
JAKEMATTE
Recien nacido.
Recien nacido.
Mensajes: 4
Registrado: 21 Ene 2011 13:59

Mensajepor JAKEMATTE » 22 Ene 2011 00:40

Cuanta razón tienes Candelita de mi arma, muacatraca a grandes montañas pa ti, guapissssssima

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados