Personajes de la Historia

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Personajes de la Historia

Mensajepor Sol » 25 Sep 2010 19:10

[align=center]Imagen[/align]


El Marqués de Sade
El ente más libre que jamás haya vivido


A lo largo de la historia, la literatura ha guardado una relación con lo divino, por un lado, y lo profano, por lo otro; con ésta un ejemplo notable es el Marqués de Sade, nacido hace 270 años, el 2 de junio de 1740.

De acuerdo con la columna "Lo divino y lo profano en la literatura", firmada por Alejo Urdaneta el 29 de mayo pasado en la página en Internet "Analítica", en el primer aspecto se pueden mencionar nombres como San Agustín, de quien se recuerda su sentencia de que la docta ignorancia es la causa de la imposibilidad de conocer a Dios, difundida después por el filósofo cristiano Nicolás de Cusa.

En el segundo caso al Marqués de Sade, quien abordó el tema del erotismo y lo hizo con la agresión al cuerpo; pero él buscaba con eso dañar al espíritu para expulsar el alma. Era la profanación del cuerpo, para transformarlo en objeto y, al fin, en materia desorganizada.

El escritor francés Donatien Alphonse François, mejor conocido como Marqués de Sade, nació en París, y debido a la vitalidad de su obra no fueron pocos los surrealistas que lo adoptaron como su santo patrono, al citarlo como "el ente más libre que jamás haya vivido".

Nació en el seno de una familia de la antigua nobleza provenzal, vinculada a la rama menor de la casa gobernante en media Europa de los Borbón.

Inició su educación en el monasterio benedictino de Saint-Léger d´Ebreuil y posteriormente en el colegio Jesuita d´Harcourt de París, en donde un sacerdote y tío suyo, el abad Jacques-Franois de Sade, fue su tutor.

Cuando tenía 10 años de edad observó las continuas orgías que éste celebraba en su castillo de Saumane. Ingresó en la escuela de Caballería de la Guardia Real y participó en la guerra de los Siete Años con el Ejército francés.

A los 23 años de edad abandonó el ejército y contrajo matrimonio “por conveniencia” con Renée Pélagie Cordier de Launay de Montreuil, la hija de un nuevo rico de la ciudad de París. Su suegra, la señora de Montreuil, fue a partir de entonces su peor enemiga.

Su esposa lo acompañó en sus frecuentes huidas de la ley, e incluso le escribió y visitó frecuentemente en las diferentes cárceles en las que estuvo recluido.

Su primera detención por el delito de actos de perversión sexual en una mujer, blasfemias y profanación de la imagen de Jesucristo, se produce tan sólo cuatro meses después de su boda, y es desterrado, por su condición de noble, a las tierras que tenía su familia en Provenza.

Posteriormente se convierte en cliente asiduo de los prostíbulos de Madame Brissault y Madame Hecquet, y de los teatros del gran París, en los cuales se provee de sucesivas amantes: la "jeune Dorville" o la "petite Le Roy", danzarina de la Academia Real de Música; además de jóvenes cómicas del Teatro Italiano: Mademoiselle Colet y otras.

En 1772, varias prostitutas lo acusan de haberlas fustigado y sodomizado. En el juicio se le condena a muerte y a que su cuerpo sea quemado y sus cenizas esparcidas al viento. Escapó entonces a Italia acompañado de su cuñada, Mademoiselle Anne-Prospére de Launay, abadesa de un convento.

Por influencia de su suegra son apresados y encarcelados en la fortaleza de Miolans, de la que también se fuga. En muchos de sus escritos, como Justina o los infortunios de la virtud (1791), Juliette o las prosperidades del vicio (1796), Los 120 días de Sodoma (publicada póstumamente) y La filosofía en el tocador (1795), describe con detalle sus diversas prácticas sexuales.

Así, el término sadismo se emplea en psiquiatría para designar el tipo de neurosis que consiste en obtener placer sexual infringiendo dolor a otros.

Su filosofía considera naturales tanto los actos criminales como las desviaciones sexuales. Sus obras fueron calificadas de obscenas y hasta bien entrado el siglo XX estuvo prohibida su publicación.

Encarcelado en Vincennes, pasó seis años en esta prisión, después se le trasladó a la Bastilla y en 1789 al hospital psiquiátrico de Charenton. Abandonó el hospital en 1790 pero fue detenido otra vez en 1801.

Rodó de prisión en prisión y en 1803 ingresó otra vez en Charenton Saint Maurice, Val-de-Marne, donde murió el 2 de diciembre de 1814.

Pidió "ser enterrado anónimamente en el bosque para que todos los vestigios de mi tumba desaparecieran de la faz de la tierra, así como también espero que todo vestigio de mi memoria sea borrado de la memoria del hombre".

Durante casi dos siglos, eruditos, críticos y artistas congéneres han hurgado en la tumba de Sade, en un esfuerzo por consolidar un retrato definitivo del hombre, sin tener éxito.

Algunos pensadores lo consideran como un genio marginado, o un profesor emérito del mal. Diversos surrealistas adoptaron al Marqués de Sade como su santo patrono, al citarlo como "el ente más libre que jamás haya vivido".



Fuente: publimetro.com
Última edición por Sol el 08 Mar 2011 23:12, editado 1 vez en total.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Fontedei
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1150
Registrado: 17 Abr 2010 17:27

Mensajepor Fontedei » 25 Sep 2010 20:08

Isaac Newton

Matemático y físico británico

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”
Isaac Newton


Nació el 4 de Enero de 1643 (año de la muerte de Galileo) en Woolsthorpe, Lincolnshire, Inglaterra. Aunque haya nacido el 25 de diciembre, la fecha dada aquí es en el calendario Gregoriano, que adoptamos hoy, y que fue adoptada en Inglaterra en 1752. Hijo póstumo y único de una familia de agricultores. Su pequeño tamaño y delicado estado hacen temer sobre su suerte, pero finalmente sobrevive. Perteneciente a la joven generación de Fellows de la Royal Society. Desde joven apareció como "tranquilo, silencioso y reflexivo" aunque lleno de imaginación. Se entretenía construyendo artilugios: un molino de viento, un reloj de agua, un carricoche que andaba mediante una manivela accionada por el propio conductor, etc. Cursó estudios en la escuela primaria en Grantham. En 1661, ingresó en el Trinity College de la Universidad de Cambridge, allí estudió matemáticas bajo la dirección del profesor Isaac Barrow. En 1664, se declara una plaga en la población y la universidad fue clausurada; esto fue sin duda alguna lo mejor que le pudo suceder a Newton, pues durante este tiempo su inventiva y preocupación por las matemáticas y la filosofía estaban en un punto máximo. Recibió su título de bachiller en 1665. Regresó al Trinity College, donde le nombraron becario en 1667. Desde 1668 fue profesor. Newton se dedicó al estudio e investigación de los últimos avances en matemáticas y a la filosofía natural. Realizó descubrimientos fundamentales que le fueron de gran utilidad en su carrera científica. Consiguió en el campo de la matemáticas sus mayores logros. Generalizó los métodos que se habían utilizado para trazar líneas tangentes a curvas y para calcular el área encerrada bajo una curva, descubriendo que los dos procedimientos eran operaciones inversas. Uniéndolos en lo que llamó el método de las fluxiones, desarrolló en 1666 lo que se conoce hoy como cálculo, un método nuevo y poderoso que situó a las matemáticas modernas por encima del nivel de la geometría griega. En 1675 Leibniz llegó de forma independiente al mismo método, al que llamó cálculo diferencial; su publicación hizo que Leibniz recibiera los elogios por el desarrollo de ese método, hasta 1704, año en que Newton publicó una exposición detallada del método de fluxiones. En 1669 obtuvo la cátedra Lucasiana de matemáticas en la Universidad de Cambridge. La óptica también fue del interés de Newton. Llegó a la conclusión de que la luz del Sol es una mezcla heterogénea de rayos diferentes -representando cada uno de ellos un color distinto- y que las reflexiones y refracciones hacen que los colores aparezcan al separar la mezcla en sus componentes. Demostró su teoría de los colores haciendo pasar un rayo de luz solar a través de un prisma, el cual dividió el rayo de luz en colores independientes. En el año 1672 envió una breve exposición de su teoría de los colores a la Sociedad Real de Londres. En 1704, publicó su obra Óptica, en donde explicaba detalladamente su teoría. En 1684 recibió la visita de Edmund Halley, un astrónomo y matemático con el que discutió el problema del movimiento orbital. Durante los dos años y medio siguientes, estableció la ciencia moderna de la dinámica formulando las tres leyes del movimiento. Aplicó estas leyes a las leyes de Kepler sobre movimiento orbital y dedujo la ley de la gravitación universal.Publicó su teoría en Principios matemáticos de la filosofía natural (1687), obra que marcó un punto de inflexión en la historia de la ciencia. En 1687 apoyó la resistencia de Cambridge contra los esfuerzos del rey Jacobo II de Inglaterra para convertir la universidad en una institución católica. Tras la Gloriosa Revolución de 1688, la universidad lo eligió como uno de sus representantes en una convocatoria especial del Parlamento británico. Ese mismo año Newton conoce al filósofo Jhon Locke, entre los dos dedican bastantes horas a la discusuón de temas teológicos, en especial el de la Trinidad, Newton canaliza sus esfuerzos en los problemas de la cronología Biblica. En 1693 Newton mostró síntomas de una severa enfermedad emocional. Aunque recuperó la salud, su periodo creativo había llegado a su fin. Fue nombrado inspector y más tarde director de la Casa de la Moneda en Londres, donde vivió hasta 1696. En ese año participa en un desafío matemático propuesto por Jacob Bernoulli, su contendor era Leibniz el cual no logra superar en prontitud las soluciones presentadas por él. En 1703 fue elegido presidente de la Sociedad Real, un cargo que ocupó hasta el final de su vida. Además de su interés por la ciencia, también se sintió atraído por el estudio de la alquimia, el misticismo y la teología. Sus años de madurez y vejez transcurrieron al cuidado de una sobrina, Cátherine Barton, hija de una hermanastra y casada con John Conduit, que se convertiría en su más ferviente apologista. Algunos biógrafos corrigen que Isaac Newton murió absolutamente virgen. Su evidente misoginia, unida a un puritanismo extremo, le impedía acudir a los burdeles. Falleció el 31 de marzo de 1727 en Londres tras un brusco empeoramiento de su afección renal. Reposa en la abadía de Westminster. Dejó una cuantiosa colección de manuscritos. Los investigadores descubrieron miles de folios conteniendo estudios de alquimia, comentarios de textos bíblicos, así como cálculos herméticos oscuros e ininteligibles.



*biografias.com
Nunca dejaré de sonreír, ni siquiera cuando esté triste, aunque no pueda saber si eres tú quien se pueda enamorar de mi sonrisa.

Imagen
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 26 Sep 2010 17:10

[align=center]Imagen[/align]


Rabindranath Tagore

Rabindranath Tagore, nacido en Calcuta el 7 de Mayo de 1861 fue Filósofo educador, novelista, poeta y pintor indio . Vive sus años adolescentes en la mansión principesca de los Tagore quienes pertenecen a la más selecta clase intelectual de anteriores generaciones.

El abuelo -Duarkanath- y el padre -Debrendanath- son figuras destacadas en la literatura, la filosofía y el pensamiento social de la India. Son hombres modernos que acomodan al signo occidental y dinámico de los nuevos tiempos a la idiosincracia india.

A pesar de no ver a penas a su padre fue una de las influencias mas importantes de su vida. El padre incitaba al hijo, proporcionandole viajes frecuentes, para que conociese su patria. Busca todo aquello que lo hace vivir con mayor intensidad.

Creador de una escuela de carácter universal 'Santiniketan' (Morada de paz). Tagore creyó que la educación es la base de la sociedad y que los maestros de hoy son los árbitros del destino de la sociedad de mañana.

Santiniketan quedo establecido como escuela en 1901. Para hacerla posible se vio obligado a vender los derechos de propiedad literaria de todos sus libros.

Tagore comenzó con una docena escasa de alumnos, siendo uno su propio hijo , pero varios de los demás alumnos asistían a ella por no haberse adaptado a las otras y en un comienzo los niños eran a veces los que sus familias no esperaban mucho de ellos y sin embargo esos mismos niños han llegado a figurar entre los hijos más distinguidos de la India contemporánea.

Esta escuela tiene sus métodos propios. Baños al despuntar el sol, oración individual que se efectúa a la sombra de los árboles, clases al aire libre, contacto ininterrumpido entre maestros y discípulos, revistas redactadas por los chicos, conferencias, cantos, representaciones teatrales...La amistad y la naturaleza en todo.

Como maestro sostuvo especialmente que la educación debe permitir que el niño se desarrolle en el marco de la naturaleza, por hallarse también firmemente persuadido de que la extensión de la tierra y la del cielo, el silencio de la noche y la promesa de la mañana, la belleza de los astros y el brillo del sol deben penetrar y afectar la personalidad del niño. Gradualmente todas estas cosas, pensaba, tienen que convertirse en parte de nuestro ser, para que nuestro carácter acuse la misma armonía que se encuentra en el mundo de fuera.

En 1907 se retira a Santiniketan, a seguir soñando y realizando un mundo futuro presidido por el amor. Junto a su labor de educador, sigue transcurriendo su tarea literaria: poemas, obras teatrales, ensayos filosoficos, recuerdos autobiograficos, oraciones ...Contempla la vida como ¨un niño que suspirase por la libertad donde trata de expresar la plenitud de la vida humana, en su belleza, como una perfección.

En 1913, recibe el Premio Nobel de Literatura importe que es destinado a las necesidades de Santiniketan.

En 1916, al recorrer el Japón y los Estados Unidos, el poeta hizo elocuentes llamados en favor de la Paz, que en su concepto solo podía lograrse mediante la cooperación intelectual entre las naciones.

De acuerdo con esta noble idea de la cooperación internacional, la escuela de Santiniketan recibió un nuevo nombre y adquirió al mismo tiempo una nueva categoría; la de Universidad Mundial. Como tal se inauguró solemnemente en diciembre de 1918.

Los diez años siguientes de la vida de Tagore tuvo una amplia actividad . El deseo de viajar y la necesidad de recoger fondos para su Universidad lo llevaron a todas partes del mundo, y tanto en Oriente como en Occidente se lo recibió con los brazos abiertos.

En todos sus viajes , insistió en su mensaje de Paz, subrayando la importancia de la cooperación intelectual entre las naciones: "Hay que recordar que ninguna nación puede enorgullecerse de vivir aislada y sumida en su propia cultura".

En el mundo de los humanos no se da nada sino a cambio de algo que se reciba: "dar no es un gesto unilateral". Dijo también: "Mi fe no la pongo en institución alguna, sino en los hombres que piensan con claridad, sienten con nobleza y actúan rectamente, sean de donde sean; porque esos hombres son como canales por los que circula y se transmite la verdad moral de que todos necesitamos".

Las grandes ideas humanísticas de Tagore hallaron eco en las mejores mentes europeas y le valieron la amistad íntima de algunos intelectuales de primera línea en el viejo continente. La Universidad de Santiniketan, mientras tanto, había dejado atrás sus modestos comienzo, ampliando y enriqueciendo sus programas de estudios en todos los sentidos.

Para el la belleza tenía que ser de orden moral, y la moral estar penetrada de un sentido cierto de la belleza. Los fines a los que debía dedicarse toda vida humana eran la verdad, la bondad, la belleza, y el propósito de la educación, preparar a hombres y mujeres a buscar, reconocer y alcanzar esas tres cosas. La tarea de mensajero de la paz y la dignidad para todos los hombres se completa con su obra creadora.

Sus poemas, al ser conocidos en Calcuta, despertaron el mayor entusiasmo. Se le tributó un homenaje nacional, y con la miel de sus triunfos aún en los labios, partió para Inglaterra, donde su personalidad comenzaba a ser conocida.

Con la traducción de Gitánjali prendio el entusiasmo. Era una prosa musical, de ritmo nuevo y acariciador que venía a enriquecer la literatura inglesa . Al regresar a la India escribe desde su patria ¨Las colinas de todo alrededor me parecen vasos de esmeralda lleno de paz y luz del sol.

La soledad es como una flor desplegando la belleza de sus pétalos y conservando la miel de su discernimiento en el núcleo de su cáliz. Mi vida esta colmada. No estará ya hecha trizas¨. Como poeta se enriquece y alcanza un arte inmortal.

En su última gira por Europa visitó por primera vez la Unión Soviética, donde dijo a sus anfitriones la víspera de su partida para Moscú: "Habéis reconocido la verdad de que al querer extirpar cualquier mal social hay que llegar a la raíz del mismo, y que la única manera de lograrlo es educar al pueblo".

Tanto en Rusia como en los otros países que visitará en su gira, expone sus cuadros, porque a los 70 años había encontrado en la pintura una nueva válvula de escape a su afán creador.

Tagore paso los últimos años de su vida en su querido Santiniketan. Tenía varias casas pequeñas entre las que elegir, todas construidas para el, ya que nunca le gustaba permanecer en la misma casa ni siquiera en la misma habitación por largo tiempo, actitud simbólica que caracterizará su vida entera.

A pesar de tener problemas de salud, durante estos años escribe varias de sus obras más impotantes , originales y fuertes, sin dejar de escribir textos escolares y canciones infantiles .

En plena guerra mundial y pese a su estado de salud, asiste a los festejos de su 80 cumpleaños . Con ese motivo compuso un mensaje en el cual decía: "...no cometeré el pecado de perder la fe en el hombre.

Esperó el día en que termine el holocausto y el aire se vuelva puro, lleno de voluntad de sacrificio y de deseo de servir a la humanidad. Quizás esa nueva aurora se anuncie en estos horizontes del Oriente, desde donde se levanta el sol.

Ese día el hombre invicto, volverá a retomar la senda de sus triunfos, atravesando todos los obstáculos para recuperar la herencia que ha perdido".

Muere el 7 de agosto de 1941 en Calcuta.


http://www.poemasyrelatos.com
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
sergio32
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 646
Registrado: 05 Abr 2007 00:00

Mensajepor sergio32 » 26 Sep 2010 23:55

Ibn Saud

Ante la alarmante situación de tantos ídolos de barro que, hoy por hoy, son elevados mediáticamente a la condición de héroes sin haber tenido siquiera un miserable mérito que pudiera o pudiese merecer tal honor, por su voluntad y gran valentía a la hora de afrontar los terribles vaivenes del voluble destino nos impulsa noblemente -y sin ánimo de obtener beneficio alguno- a situar en la categoría de verdadero prohombre, infalible luz del camino, e incontestable modelo a seguir,tengo el honor de presentaros al gran rey Ibn Saud (en árabe: عبدالعزيز آل سعود ) de Arabia Saudí, que viviendo entre 1876 y 1953, inicio su actividad sexual a los 11 años y desde esa fecha disfrutó de tres mujeres cada noche hasta el día en que murió.

Sin duda, un ejemplo para todos, un insuperable (y nunca mejor dicho), ejemplo.

Imagen
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 28 Sep 2010 09:12

[align=center]Imagen[/align]

Alfred Nobel

(1833-1896) químico, inventor y filántropo sueco nacido en Estocolmo. Tras recibir una educación académica en San Petersburgo (Rusia) y en los Estados Unidos —donde estudió ingeniería mecánica— regresó a San Petersburgo para trabajar con su padre, elaborando minas, torpedos y otros explosivos. En una fábrica familiar en Heleneborg (Suecia), trató de desarrollar un método seguro para manipular la nitroglicerina, después de que una explosión en 1864 matara a su hermano pequeño y a otras cuatro personas. En 1867 Nobel consiguió su objetivo: para reducir la volatilidad de la nitroglicerina la mezcló con un material poroso absorbente y produjo lo que llamó dinamita. Posteriormente creó la balistita, una de las primeras pólvoras sin humo.
Cuando murió, dirigía fábricas para la elaboración de explosivos en diversas partes del mundo. En su testamento legó la mayor parte de su fortuna (estimada en unos 9 millones de dólares) para crear una fundación que estableciera premios anuales por los méritos realizados en física, química, medicina y fisiología, literatura y paz mundial. El premio de economía se concedió a partir del año 1969.


Última edición por Sol el 28 Sep 2010 18:46, editado 2 veces en total.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
sergio32
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 646
Registrado: 05 Abr 2007 00:00

Mensajepor sergio32 » 28 Sep 2010 14:32

Felipe II y sus reliquias.

Imagen

Felipe II fue posiblemente el mayor coleccionista de reliquias de la historia cristiana. Le apetecía fastidiar con esa pasión a los protestantes, tan enemigos del culto a los desechos. Dudo que exista ninguna colección mayor de restos sacros que la del palacio del Escorial, en Madrid, esa colosal proyección arquitectónica del inconsciente del monarca. La colección final escurialense alcanzó los siete mil artículos. Su detalle es impresionante: 10 cuerpos completos, 144 cabezas, 306 brazos y piernas, varios miles de huesos procedentes de cuerpos sagrados, varios puñados de cabellos de Jesucristo y la Virgen y muchos fragmentos del Legnum Crucis.

En cierto modo, el gigantesco palacio madrileño es un colosalrelicario.

Incluso el famoso ladrillo de oro del tejado de El Escorial no es sino una caja dorada en la que se introdujeron diferentes reliquias, creo que de Santa Bárbara. Nada de oro macizo, sino pelillos y huesecillos en un cofre, protegidos por una plancha metálica refulgente bajo el sol implacable de la meseta.

La afición a las reliquias ya la tenía Felipe desde la tierna edad de veintitres años, cuando emprendió su famoso “felicísimo viaje” de tres años por toda Europa. Al llegar a Colonia, gran capital mundial de la reliquia, cuyos parroquianos presumían de conservar las cabezas de las 11.000 legendarias vírgenes así como restos de los Reyes Magos y númerosos santos y mártires, Felipe se detuvo varias semanas al objeto de ir de compras en busca de reliquias. Y sin mirar en gastos. Le encargó las operaciones a su mayordomo, que era entonces Vicente Alvarez, quien ya estaba mosqueado con esta obsesión por los tristes restos y se veía asediado por toda clase de vendedores e intermediarios de cochambre. Este hombre sensato le prevenía respetuosamente al monarca:

–Majestad, todo este asunto me hace sospechar engaño y el temor de que en vez de comprar la cabeza de un santo, estemos comprando la cabeza de alguien que fue al infierno. Prefiero confiar en los que están en el cielo que en sus huesos…

La superstición, la avidez, pero también el sentido común, son una constante a lo largo de los tiempos.
Avatar de Usuario
Algol
Sabio
Sabio
Mensajes: 7450
Registrado: 31 Ene 2004 00:00
Ubicación: Valencia (al lado de España)

Mensajepor Algol » 28 Sep 2010 18:21

Algol , sin comentarios
... / .- / .-.. /..- /-.. /--- /...
¡Gibraltar argentino, Malvinas españolas, Raúl selección!
De derrota en derrota ¡hasta la victoria final!
Fontedei
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1150
Registrado: 17 Abr 2010 17:27

Mensajepor Fontedei » 02 Oct 2010 19:24

Lucio Anneo Séneca.

Llamado Séneca el Joven (Córdoba, 4 a. C.- Roma, 65) fue un filósofo romano conocido por sus obras de carácter moralista. Hijo del orador Marco Anneo Séneca, fue tutor y consejero del emperador Nerón.

Orígenes y juventud

Aunque su familia era oriunda de Corduba, en la Bética, no existe ningún documento que permita afirmar con seguridad que nació en dicha ciudad. Sin embargo, la tradición ha situado su nacimiento en Corduba en torno al año 1 (se barajan tres posibles fechas para su nacimiento, los años, 1, 4 y 5 e.v.), y es así que, sobre todo en el mundo hispanoparlante, Séneca ha sido considerado como nacido en la moderna Córdoba. El padre de Séneca, Marco Anneo Séneca, era un procurador imperial que se convirtió en una auténtica eminencia de la retórica, el arte de la oratoria y del debate. Además de Lucio, Marco tuvo otros dos hijos que a su manera también alcanzaron cierta relevancia: el primero, Novato, más conocido como Galión, fue el gobernador de Acaya que declinó ejercer su jurisdicción sobre San Pablo, y lo envió a Roma; el segundo, Mela, aunque menos ambicioso, fue un hábil financiero famoso por ser el padre del poeta Lucano, que, por tanto, era sobrino de Lucio Séneca. De toda la vida de Lucio Séneca previa al año 41 d. C. no se sabe gran cosa, y lo que en general se sabe es gracias a lo que el propio Séneca dejó por escrito en sus obras. Sea como fuere, es claro que provenía de una familia distinguida, perteneciente a la más alta sociedad hispana en una época en que la provincia de Hispania estaba en pleno auge dentro del Imperio romano.

Parece ser que pasó los primeros años de su vida en Roma bajo la protección de la hermanastra de su madre, su tía Marcia. Se dice que en ese tiempo vivió con humildad en una habitación en el piso de arriba de un baño público, algo probablemente falso ya que Marcia era una persona acaudalada. Durante este tiempo, parece que fue entrenado en retórica e introducido en el estoicismo por el filósofo Átalo. Marcia estaba casada con un équite romano que en el año 16 fue nombrado gobernador de Egipto por el emperador Tiberio. Séneca acompañó al matrimonio a Alejandría, en Egipto, donde adquirió nociones de administración y finanzas, al tiempo que estudiaba geografía y etnografía de Egipto y de la India, y desarrollaba su interés por las Ciencias Naturales, en las que, a decir de Plinio el Viejo, destacaría por sus conocimientos de geología, oceanografía y meteorología. Por influjo de los cultos místicos orientales que existían en Egipto, al principio demostró una cierta inclinación hacia el misticismo pitagórico enseñado por Sotión, y los cultos de Isis y Serapis, que por aquel entonces ganaban gran número de adeptos entre los romanos. No obstante, posteriormente se inclinó hacia el estoicismo, filosofía que adoptaría hasta el fin de sus días. Su formación, pues, fue muy variada, rica y abierta: además de formarse en Egipto, parece ser que ya en Roma había estudiado gramática, retórica y filosofía; es posible, además, que viajara en algún momento a Grecia para continuar formándose en Atenas, algo muy común entre los patricios de su tiempo. Sea como fuere, dejó escrito haber estudiado con Sotión, un filósofo ecléctico-pitagórico, con el estoico Átalo y con Papirio Fabiano. Más adelante, fue amigo íntimo del cínico Demetro, prueba del carácter abierto y tolerante que siempre lo caracterizaría.

Primera carrera política
Séneca siempre tuvo una salud enfermiza, especialmente debido al asma que padecía desde su infancia. Tanto es así que llegó a escribir que lo único que le impedía suicidarse era la incapacidad de su padre de soportar su pérdida. En el año 31, Séneca volvió a Roma donde, a pesar de su mala salud, su origen provinciano y provenir de una familia comparativamente escasa en influencias, fue nombrado Cuestor, iniciando así su cursus honorum, en el que pronto destacó por su estilo brillante de orador y escritor. Para cuando, en el año 37, el emperador Calígula sucedió a Tiberio, Séneca se había convertido en el principal orador del Senado, levantando la envidia y los celos del nuevo y megalómano César, el cual, de acuerdo con el historiador Dión Casio, ordenó su ejecución. Según el mismo historiador, fue una mujer próxima al círculo más íntimo de Calígula la que consiguió que éste revocara las sentencia al afirmar que Séneca padecía de tuberculosis y pronto moriría por sí mismo. A consecuencia de este incidente, empero, Séneca se retiró de la vida pública.

En el año 41, a la muerte de Calígula y la entronización de Claudio, Séneca, que continuaba siendo una persona relevante dentro del estamento político romano, fue de nuevo condenado a muerte, si bien la pena se le conmutó por el destierro a Córcega. Las causas de esta condena aún hoy se ignoran: la sentencia oficial lo acusaba de haber cometido adulterio con Julia Livilla, hermana de Calígula, hecho bastante improbable; más probablemente, se ha apuntado que la esposa de Claudio, la célebre Valeria Mesalina, lo consideraba peligroso ahora que Calígula había muerto; no en vano Séneca debía de ocupar un gran prestigio como orador y probablemente ser uno de los líderes del Senado ahora que Calígula había desaparecido, de manera que el riesgo de que promoviera la reinstauración de la República podría parecerle excesivo.

Exilio en Córcega y retorno a Roma como tutor de Nerón
Su exilio en Córcega duró 8 años. Durante ese tiempo escribió un ensayo de consolación a su madre Helvia, a raíz de la muerte de su padre Marco, y que destaca por propugnar actitudes estoicas muy diferentes a las que, por ese mismo período, se muestran en la Consolación a Polibio, nombre de uno de los libertos imperiales de Claudio y que ostentaba un gran poder e influencia sobre el emperador. En esta carta, que probablemente nunca estuviera destinada a publicarse, se muestra abyectamente adulador buscando el perdón imperial.

El destierro duró hasta el año 49, cuando, tras la caída de Mesalina, la nueva esposa de Claudio, la también célebre Agripina la Menor, consiguió para él el perdón imperial: se le llamó a Roma y, por indicación de la misma, se le nombró pretor en la ciudad. El favor imperial no acabó ahí, pues en el año 51, a instancias, de nuevo, de Agripina, se le nombró tutor del joven Lucio Domicio Ahenobarbo, futuro Nerón, y que era hijo de un matrimonio anterior de Agripina. Tan drástico cambio en su suerte se debió, según el historiador Tácito, a que Agripina, aparte de buscar un tutor ilustre para su hijo, creía que la fama literaria de Séneca haría que la familia imperial ganara en popularidad, además de considerar que un Séneca agradecido y obligado a ella serviría como un importante aliado y un sabio consejero en los planes de alcanzar el poder que ella albergaba para su hijo Nerón.

En el año 54, el emperador Claudio murió (según la mayoría de las fuentes históricas, envenenado por la propia Agripina), y su hijastro Nerón subió al poder. Aunque no hay evidencia alguna de que Séneca estuviera involucrado en el asesinato de Claudio, sí que se mofó del viejo emperador en su obra satírica la Apocolocyntosis divi Claudii ("Calabazificación del divino Claudio"), en la que éste, al ser deificado, acaba, tras una serie de vicisitudes, como un mero burócrata en el Hades. Con la subida al poder del joven Nerón, que por aquél entonces contaba con 17 años, Séneca fue nombrado consejero político y ministro, junto con un austero oficial militar llamado Sexto Afranio Burro.

Gobierno del Imperio romano
Durante los ocho años siguientes, Séneca y Burro, que todos los historiadores romanos consideraron como las personas de mayor valía e ilustración del entorno de Nerón, gobernaron de facto el imperio romano. Dicho período destacaría, a decir del propio emperador Trajano, por ser uno de los períodos de mejor y más justo gobierno de toda la época imperial. Su política, basada en compromiso y diplomacia más que en innovaciones e idealismo, fue modesta pero eficiente: se trató en todo momento de refrenar los excesos del joven Nerón, al tiempo que evitaban depositar gran poder real en manos de Agripina. Así, mientras Nerón se dedicaba, siguiendo las instrucciones de Séneca, a un ocio moralmente "aceptable", Séneca y Burro se hicieron con el poder, en el que promovieron una series de reformas legales y financieras, como la reducción de los impuestos indirectos; persiguieron la concusión (la corrupción de los gobernadores provinciales); llevaron a cabo una exitosa guerra en Armenia, que instituyó el protectorado romano en aquel país y se mostró, a la larga, fundamental para la salvaguarda de la frontera oriental del imperio; se enviaron, a instancias de Séneca, expediciones para dar con las fuentes del río Nilo... Vale notar que ni Burro ni Séneca ocuparon, durante este período, cargo constitucional alguno, más allá del de senadores, por lo que ejercieron el poder desde detrás del solio imperial, como meros validos y consejeros del joven césar, que al parecer tenía en alta estima a su tutor.

Sin embargo, conforme Nerón fue creciendo, comenzó a desembarazarse de la "benigna" influencia de Séneca, de tal forma que, al mismo tiempo que el ejercicio del poder iba desgastando al filósofo, comenzaba a perder influencia sobre su pupilo Nerón. Éste, que había demostrado una naturaleza cruel y vitriólica al hacer asesinar a su hermanastro Británico, pronto comenzó a escuchar los consejos de gentes de la peor ralea de la sociedad romana, meros arribistas que, como Publio Sulio Rufo, vieron una oportunidad para desplazar a Séneca del poder. Fue este Rufo el que, en el año 58, acusó a Séneca , absurdamente según Tácito, de acostarse con Agripina, dando origen a una campaña de desprestigio en la que el filósofo fue acusado de crímenes tan peregrinos como el de deplorar el tiránico régimen imperial, extravagancia en sus banquetes, hipocresía y adulación en sus escritos (fue en este momento cuando salió a la luz la carta al liberto Polibio), usura, y, sobre todo, excesiva riqueza. De hecho, la riqueza de Séneca en este período alcanzó la categoría de proverbial, cuando el poeta Juvenal habla de los grandes jardines del inmensamente rico Séneca. Es probable que la inmensa riqueza del filósofo propiciaran su caída frente a Nerón, el cual no toleraría que un particular pudiera hacerle sombra en ese aspecto.

Caída y muerte
En el año 59, la antiguamente gran valedora de Séneca, Agripina, fue asesinada por Nerón, marcando el inicio del fin de Séneca. Aunque posiblemente no estuvieran involucrados, Séneca y Burro tuvieron que llevar a cabo una campaña de lavado de imagen pública del emperador a fin de minimizar el impacto que pudiera tener el crimen: Séneca escribió la famosa carta al Senado en la que justificaba a Nerón explicando cómo Agripina había conspirado en contra de su hijo. Este hecho ha sido muy criticado con posterioridad, y ha sido germen frecuente de las acusaciones de hipocresía contra Séneca. Cuando, en el año 62, Burro murió (probablemente asesinado según algunos), la situación de Séneca en el poder se volvió insostenible, al haber perdido buena parte de su capital político y de sus apoyos. La campaña de desprestigio, además, le privó de la cercanía del emperador, el cual, rodeado de aduladores y arribistas como Tigelino, Vitelio o Petronio, pronto comenzaría a hablar de desembarazarse de su viejo tutor.

Así, ese mismo año Séneca pidió a Nerón retirarse de la vida pública, y ofreció toda su fortuna al emperador. El retiro le fue concedido tácitamente, aunque la fortuna no le fue aceptada hasta años después. De esta manera, Séneca consiguió retirarse de la cada vez más peligrosa corte romana, y comenzó a pasar su tiempo viajando con su segunda esposa, Paulina, por el sur de Italia. Al mismo tiempo, comenzó a redactar una de sus obras más famosas, las "Cartas a Lucilio", auténtico ejemplo de ensayo, en las que Séneca ofrece todo tipo de sabios consejos y reflexiones a Lucilio, un amigo íntimo que supuestamente ejercía como procurador romano en Sicilia. Esta obra serviría de ejemplo e inspiración a Michel de Montaigne en la redacción de los Ensayos.

Aun así, Séneca no consiguió desembarazarse del todo de la obsesiva perversión de su antiguo pupilo. Según Tácito, parece ser que en sus últimos años Séneca sufrió un intento de envenenamiento, frustrado gracias a la sencilla dieta que el filósofo había adoptado previendo un ataque de este tipo. Sea como fuere, en el año 65 se le acusó de estar implicado en la famosa conjura de Pisón contra Nerón. Aunque no existieran pruebas firmes en su contra, la conjura de Pisón sirvió a Nerón como pretexto para purgar a la sociedad romana de muchos patricios y caballeros que consideraba subersivos o peligrosos, y entre ellos se encontraba el propio Séneca. Así pues, Séneca fue, junto con muchos otros, condenado a muerte víctima de la conjura fracasada.

Sobre la muerte de Séneca, el historiador Tácito cuenta que el tribuno Silvano fue encomendado para darle la noticia al filósofo, pero siendo aquél uno de los conjurados, y sintiendo una gran vergüenza por Séneca, le ordenó a otro tribuno que le llevara la notificación del César: de un patricio como Séneca se esperaba no que decidiera esperar a la ejecución, sino que se suicidara tras recibir la condena a muerte. Cuando Séneca recibió la misiva, ponderó con calma la situación y pidió permiso para redactar su testamento, lo cual le fue denegado, pues la ley romana preveía en esos caso que todos los bienes del conjurado pasaran al patrimonio imperial. Sabiendo que Nerón actuaría con crueldad sobre él, decidió abrirse las venas en el mismo lugar, cortándose los brazos y las piernas. Su esposa Paulina le imitó para evitar ser humillada por el emperador, pero los guardias y los sirvientes se lo impidieron (otras fuentes afirman que realmente se suicidó, aunque Suetonio afirma que vivió hasta el principado de Domiciano). Séneca, viendo que su muerte no llegaba, le pidió a su médico Eustacio Anneo que le suministrase veneno griego (cicuta), el cual bebió pero sin efecto alguno. Pidió finalmente ser llevado a un baño caliente, dónde el vapor terminó asfixiándolo, víctima del asma que padecía. Al suicidio de Séneca lo siguieron, además, el de sus dos hermanos y el de su sobrino Lucano, sabedores de que pronto la crueldad de Nerón recaería también sobre ellos.

El cuerpo de Séneca fue incinerado sin ceremonia alguna. Así lo había prescrito en su testamento cuando, siendo rico y poderoso, pensaba en sus últimos momentos.

Reputación posterior

Tertuliano, quien consideró que muchas de las doctrinas morales expuestas por Séneca tenían gran parecido con las expuestas en la Biblia.Séneca es uno de los pocos filósofos romanos que siempre ha gozado de gran popularidad, (al menos en la Europa continental; en el mundo anglosajón no ha sido hasta el siglo XX cuando la figura de Séneca ha sido rescatada del olvido), como lo demuestra el hecho de que su obra haya sido admirada y celebrada por algunos de los pensadores e intelectuales occidentales más influyentes: Erasmo de Rotterdam, Michel de Montaigne, René Descartes, Denis Diderot, Jean-Jacques Rousseau, Thomas de Quincey, Dante, Petrarca, San Jerónimo, San Agustín, Lactancio, Chaucer, Juan Calvino, Baudelaire, Honoré de Balzac... todos mostraron su admiración por la obra de Séneca; aparte de la de Cicerón, la obra de Séneca era una de las mejor conocidas por los pensadores medievales, y como quiera que muchas de sus doctrinas son compatibles con la idiosincrasia cristiana, los padres de la Iglesia como San Agustín lo citan a menudo, Tertuliano lo consideraba un saepe noster, esto es, a menudo uno de los nuestros, y San Jerónimo incluso lo incluyó en su Catálogo de Santos. Durante la Edad Media, de hecho, surgió la leyenda de que San Pablo había convertido a Séneca al cristianismo, y que su muerte en el baño era una suerte de bautismo encubierto. La supuesta conversión al cristianismo de Séneca fue un tema recurrente durante el Bajo Imperio romano y la Edad Media, formando parte de La leyenda dorada, e incluso aparecieron varias cartas espurias entre Séneca y San Pablo en las que intercambian puntos de vista doctrinales; en una de ellas, fechada en el siglo III ó IV, incluso se relata el Gran incendio de Roma, aunque probablemente Séneca se hallaba fuera de la ciudad en ese tiempo. Por otro lado, su obra Naturales Quaestiones, tratado de Ciencias Naturales alabado ya por Plinio el Viejo, fue durante la Edad Media la obra de referencia inamovible en los asuntos que abordaba; sólo Aristóteles tuvo más prestigio en ese campo.
Michel de Montaigne, por Dumonstier, no dejó nunca de reconocer la influencia de Séneca en su obra magna, los Ensayos.Además, la influencia de Séneca se deja ver en todo el Humanismo y demás corrientes renacentistas. Su afirmación de la igualdad de todos los hombres, la propugnación de una vida sobria y moderada como forma de hallar la felicidad, su desprecio a la superstición, sus opiniones antropocentristas,... se harían un hueco en el pensamiento renacentista. Erasmo de Rotterdam, por ejemplo, fue el primero en preparar una edición crítica de sus obras (1515), y la primera obra de Calvino fue una edición de De Clementia, en 1532. Robert Burton lo cita en su Anatomía de la Melancolía, y Juan Luis Vives y Tomás Moro lo tenían en alta estima, haciéndose eco de sus ideas éticas. En la obra de Montaigne, los Ensayos, las referencias a la obra de Séneca son constantes, tanto en forma como en opiniones, muchas de las cuales son comunes en ambos pensadores; por ejemplo, la justificación del suicidio como forma de evitar una muerte peor es análoga en los dos. Formalmente, muchos ensayos de Montaigne se asemejan a la estructura desarrollada por Séneca en sus Cartas a Lucilio (planteamiento de un tema, pero no de una tesis al respecto, un desarrollo más o menos lineal añadiendo ejemplos, pero evitando digresiones, y una conclusión final sobre el tema planteado que se deduce de todo lo anterior) que se han visto como un antecedente claro al ensayo moderno. Y aunque las ideas presentadas por Séneca no pueden ser consideradas como originales ni sistemáticas en su exposición, su importancia es capital a la hora de hacer asequibles y populares muchas de las ideas de la filosofía griega.[1]

En la actualidad, su obra ha caído en un cierto olvido propiciado por el moderno abandono del estudio de las lenguas y disciplinas clásicas. Sin embargo, sigue sorprendiendo por la vigencia y asequibilidad de muchas de sus ideas y la facilidad de lectura y claridad con que se muestra en las traducciones vernáculas de su obra: las Cartas a Lucilio han sido comparadas a un libro de autoayuda, y de hecho, a raíz de la película Gladiator, tanto éstas como las Meditaciones de Marco Aurelio fueron reeditadas con gran éxito en el mundo anglosajón.

Desde sus inicios, Séneca abrazó el estoicismo, sobre todo en su vertiente moral, y toda su obra gira en torno a esta doctrina, de la que llegó a ser, al menos en la teoría, uno de sus máximos exponentes. Sin embargo, aunque en su obra se presenta siempre como un estoico, ya en su propio tiempo fue tachado de hipócrita, al no ser capaz de vivir según los principios que propugnaba en su obra. En efecto, a lo largo de toda su vida fue acusado de haberse acostado con mujeres casadas, y si bien es cierto que muchas veces dichas acusaciones no eran más que meras calumnias, en muchos casos parece ser que estaban bien fundadas. Además, la estrecha relación con los excesos de Nerón demuestran las profundas limitaciones de sus enseñanzas en cuanto a la templanza y la autodisciplina propias de un estoico. Igualmente, no se explicarían que un verdadero estoico escribiera las cartas que desde su destierro en Córcega envió a Roma rogando, de la forma más servil y humillante, por su perdón. En su Calabacificación de Claudio ridiculizó algunos comportamientos y políticas del emperador Claudio que cualquier estoico hubiera aplaudido, demostrando que colocaba sus principios al servicio de Nerón, al denostar a Claudio al tiempo que proclamaba que Nerón sería más sabio y longevo que el legendario Néstor. En esta obra presenta una crítica hacia la deificación de los humanos, poniendo como claro ejemplo el caso de Claudio y aprovechando la ocasión para criticarlo y ridiculizarlo. La carta al Senado justificando el asesinato de Agripina ha sido siempre vista como algo imperdonable, y de gran bajeza moral; ante otros actos de Nerón, como el asesinato de Británico o la repudiación de su primera esposa Octavia, Séneca siempre guardó un silencio que muchos han visto como cobardía e incluso aquiescencia. Las acusaciones de corrupción que acompañaron a su gobierno, que bien pudieran sostenerse si se atiende a la fabulosa fortuna que hizo en ese período, serían una prueba más de la incapacidad de Séneca para llevar a la práctica los principios estoicos que tanto admiraba.

Sin embargo, hay que hacer notar que la inmensa mayoría de las acusaciones que se vertieron contra Séneca fueron hechas bien por opositores políticos en vida del filósofo, por lo que su validez debe tomarse con cautela, o con mucha posterioridad a la muerte del mismo, de manera que muy posiblemente las debilidades de Séneca fueran en realidad mucho menores que las que en apariencia fueron. Sea como sea, Séneca ha pasado a la posteridad como uno de los más tristes ejemplos de un hombre que falló en vivir según sus propios ideales

Obras

Las obras que nos quedan de Séneca se pueden dividir en cuatro apartados: los diálogos morales, las cartas, las tragedias y los epigramas. La filosofía de Séneca se diluye en estas obras. No escribió una obra sistemática de filosofía; su pensamiento filosófico, sus ideas estoicas, se expresan a lo largo de toda su obra y llenan el comentario de todas las situaciones.

Los diálogos son 11 obras morales conservadas en un manuscrito de la Biblioteca Ambrosiana. Si se exceptúa el conocido con el nombre de Sobre la ira, son relativamente cortos. El largo diálogo Sobre la ira está dedicado a su hermano Novato, que le había pedido que le escribiera sobre el modo de mitigar la ira.

En el exilio escribió el tratado Sobre la providencia, dedicado a Lucilio Hijo. De su exilio es también el diálogo más delicioso y el más lleno de detalles personales, que escribió a su madre: De la consolación a Helvia. Junto al tratado Sobre la providencia hay que colocar el De la constancia del sabio, escrito probablemente después del año 47. Vuelto a las tareas de gobierno redacta el diálogo Sobre la brevedad de la vida, escrito con toda probabilidad en el año 55. A su suegro Paulino le dedicó el diálogo La vida bienaventurada, una curiosa defensa de su forma de vida de filósofo estoico.

Durante el período de retiro de la vida política escribió un libro de Cuestiones naturales, dedicado a Lucilio, que trata de fenómenos naturales, y donde la ética se mezcla con la física.

Escrita en prosa y verso, pero aislada de sus demás obras, como caso único está el Apocolocyntosis, una sátira feroz de la deificación de Claudio, con crítica política y malicia personal.

De toda la obra poética de Séneca sus diez tragedias son el fruto de una actividad creativa, independiente, que ejerció a lo largo de su vida, pero especialmente en el periodo intermedio de la educación de Nerón. Diez tragedias han llegado hasta nosotros; aunque una es dudosa en la atribución, Hércules Oetano, y otra, Octavia, ciertamente es apócrifa.

Consolaciones
Consolación a Marcia (40 d. C.)
Consolación a Helvia (42 d. C.)
Consolación a Polibio (43 d. C.)
Diálogos
Artículo principal: Diálogos (Séneca)
De la ira (41 d. C.)
De la serenidad del alma (53 d. C.)
De la brevedad de la vida (55 d. C.)
De la firmeza del sabio (55 d. C.)
De la clemencia (56 d. C.)
De la vida bienaventurada o de la felicidad (58 d. C.)
De los beneficios (59 d. C.)
De la vida retirada o del ocio (¿62? d.C.)
De la providencia (63 d. C.)
Tragedias
Hércules furioso
Las troyanas
Medea
Hipólito
Oedipus
Agamenón
Tiéstes
Hércules Oetano
Las fenicias
Fedra
Octavia
Otras
Apocolocyntosis divi Claudii (La Calabacificación del divino Claudio), una obra satírica. {También contiene referencias a Nerón, al que compara al Néstor en sabiduría y longevidad en un ejercicio de inaudita adulación.}
De Clementia (Sobre la Clemencia) - escrita a Nerón a fin de enseñarle sobre dicha virtud.
De Beneficiis (Sobre los Beneficios), en siete libros.
Naturales Quaestiones , en siete libros de poca originalidad, pero aun así tremendamente populares durante la Edad Media en todo lo relacionado con metereología, mineralogía y oceanografía.
Epistulae morales ad Lucilium, (Cartas a Lucilio) - conjunto de 124 cartas de temática moral escritas a Lucilio.
Cujus etiam ad Paulum apostolum leguntur epistolae, cartas, supuestamente una correspondencia mantenidad entre Séneca y San Pablo. Fueron fechadas entorno al año 370 e.v. por expertos latinistas durante el Renacimiento, y desde entonces se consideran una falsificación.
Nunca dejaré de sonreír, ni siquiera cuando esté triste, aunque no pueda saber si eres tú quien se pueda enamorar de mi sonrisa.

Imagen
Avatar de Usuario
sergio32
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 646
Registrado: 05 Abr 2007 00:00

Mensajepor sergio32 » 05 Oct 2010 20:56

El Rey de Cristal

Imagen

Carlos VI de Francia y Navarrra(1368-1422) estaba convencido de que su cuerpo era de cristal. Tomaba toda clase de medidas para evitar “romperse”, incluyendo el rechazo de todo baño y medida de higiene, así como rodear su cuerpo con aros protectores de hierro. Su esposa, la reina Isabeau, estaba harta de sus manías y de su olor corporal. Hasta el punto de que disponía de una de sus damas, Odette de Champdivers para ocupar cada noche plaza en la maloliente cama real. Por lo que cuenta la historia el nunca se dio cuenta pero yo pienso que Odette seria una dama muy agraciada y sacrificada . Luego dicen que Carlos jamás notó el engaño. Durante 30 años.....

Esta extraña locura del rey “Bienamado”, de creerse de cristal, me parece que es lo que inspiró a Cervantes en su deliciosa novela sobre el Licenciado Vidriera, al que un bebedizo (un veneno) amoroso le hizo pensar que su cuerpo era tan frágil como el vidrio. Una idea por demás muy inscrita en lo profundo del alma humana que ha trascendido a toda clase de expresiones artisticas y es que los monarcas de este y otros paises son foco de leyendas y excentricidades

Un saludo
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 06 Oct 2010 00:12

[align=center]Imagen[/align]


Confucio

Filósofo, teórico social y fundador de un sistema ético - más que religioso - que ha llegado hasta nuestros días, Kung-tse (Confucio, para occidente) vivió en la China feudal hace 2.500 años, entre el 551 y el 479 a. C. Sus orígenes eran muy humildes, pero desde joven mostró una gran inclinación por los libros antiguos y, con el tiempo, desempeñó una alta posición como funcionario del estado de Lu, en la actual provincia de Shang-tung.

Por la amplitud y profundidad de su sabiduría, pronto llegó a ser conocido como Kung el Sabio (Kung-Fu-Tsu, que los misioneros escribieron como Confucio), pero esa nombraría no impidió que una intriga política le obligara a exhibirse y a peregrinar durante trece años de una corte a otra, intentando persuadir a los monarcas de que adoptaran sus ideas sobre la justicia y la convivencia en armonía.

Decepcionado, acabaría refugiándose en la enseñanza y reuniendo a su alrededor a numerosos discípulos, con los que recogió y sistematizó los cinco grandes textos de la tradición china: El célebre Yi-King o Libro de las Mutaciones, el Chu-King o Canon de la Historia, el Chi-King (Libro de las Canciones), el Li-Ki (Libro de los Ritos) y los Chun-Ching o Anales de primavera y otoño.

Las enseñanzas de Confucio, que han llegado hasta nosotros gracias a sus alumnos, se hayan reunidas en los cuatro libros clásicos.

Lejos de la mística y de las creencias religiosas, el confucionismo se propone como una filosofía práctica, como un sistema de pensamiento orientado hacia la vida y destinado al perfeccionamiento de uno mismo. El objetivo, en último término, no es la "salvación", sino la sabiduría y el autoconocimiento.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 10 Oct 2010 13:35

[align=center]Imagen[/align]



Modigliani, el pintor que destrozaba a sus amantes

Era bajo y adicto a los excesos, pero tremendamente exitoso con las mujeres. Aunque a muchas las maltrató, incluso físicamente, ninguna le olvidó y todas le amaron intensamente. Dos de ellas se suicidaron, una cuando el pintor la abandonó y otra al morir éste, a los 35 años. Una ambiciosa exposición de sus desnudos y retratos revela cómo veía Amedeo, “El Maldito”, el mundo de desenfreno que le rodeaba.

Amadeo Modigliani (Livorno, 1884) apenas medía 1,65; pero era bello, intenso y excesivo. Murió a los 35 de su propia vida, infectada por la bohemia de las noches largas de hachís, alcohol, sexo, pendencias y otras ebriedades no menos líricas. En sus borracheras buscaba el alcaloide de esa aleación de vértigo y fugacidad a la que los románticos llamaban «vida». Era un epígono entusiasta del vive a tope, muere joven y deja un hermoso cadáver. Por eso, cuando la cocaína mezclada con hachís le sabía a poco, se colocaba con una absenta explosiva llamada mominette, un alucinatorio destilado hecho de patatas. Sus amigos Cocteau, Picasso, Brancusi, Blaise Cendrars… le llamaban Modí, que es exactamente como se pronuncia la palabra francesa para decir «maldito». Nomen, omen: el nombre es el destino. El suyo fue el de un marginal de porte aristocrático con su traje de terciopelo ocre, camisa amarilla, bufanda roja y un sombrero de ala ancha. Picasso dijo de él que era el único tipo en París que sabía vestir. Recitaba fragmentos de La Divina Comedia, mientras serpenteaba por entre las mesas de La Rotonde ofreciendo dibujos por unos pocos francos o un vaso de vino. Dessins à boire, arte no por comercio, sino por dipsomanía.

Desde niño se sintió amado por las mujeres, por su madre la francesa Eugenia Garsin, que era intelectual, corajuda, librepensadora e inculcó en su vástago el veneno del arte absoluto. Por su tía Laura, que le leía a Kropotkin y lo reconciliaba con su compleja herencia sefardí. Más tarde, por las mujeres de su Livorno natal, por las prostitutas de los arrabales venecianos. A los 22 años llegó a París. Era brillante, exquisito y hablaba el francés sin acento. Vivió en buhardillas miserables, en falansterios o comunidades utópicas cosmopolitas, en habitaciones de amantes eventuales, en hoteluchos de tres al cuarto, en la comuna de la rue Delta, de donde lo echaron por vándalo y camorrista. Con 14 años se mudó de casa 30 veces. Quería ser escultor, pero la tuberculosis, que le afectaba desde los 16 años, y su pobreza, que le impedía comprar la piedra, lo disuadieron de continuar. Empezó a pintar con la fiebre de una ansiedad que siempre lo escoltó como una sombra lacada y gris. Sus modelos eran invariablemente sus amantes, dependientas de lavanderías, bellas tenderas, groupies del arte, chicas de la academia de pintura Colarossi… Dibujó cientos de cuadros y miles de dibujos en solo 10 años. Siempre retratos y desnudos. Cuerpos y caras que expresan su avidez por desenmascarar la carne.

Fragmento de un articulo del periódico El Mundo, por Gonzalo Ugidos

Si a alguien le interesa, dejo el artículo completo, a mi me pareció muy interesante leerlo y lo recomiendo.

http://www.elmundo.es/suplementos/magaz ... 48484.html
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 13 Oct 2010 17:46

[align=center]Imagen[/align]



Ludwig van Beethoven


Nace en Bonn el 16 de diciembre de 1770, y murió el 26 de marzo de 1827 en Viena. Fue hijo y nieto de músicos, por lo que su padre le inició en este arte. Intentando emular a Mozart, su padre Johann le instruyó musicalmente de una forma severa, lo que impulsó el fracaso del joven Beethoven presentado como niño prodigio en actuaciones públicas. Incluso su verdadera edad era ocultada para impresionar aún más al público. La disposición sin embargo que Beethoven sentía por la música, hizo que se volcara totalmente en ella, a pesar de las numerosas palizas que le propinaba su padre levantándolo de la cama para sentarlo ante el clave. Incluso se cuenta que le reñía severamente cuando lo oía improvisar. Gracias a un músico llamado C.G. Neefe (que fue quien valorando su talento publicó sus primeras notas), entre 1782 y 1783, Beethoven entró en el teatro de la corte en calidad de ayudante suyo, donde pudo acceder a numerosos ensayos de las óperas que allí se representaban.

En 1784 el Maximilian Franz, príncipe elector, lo nombró organista de su Capilla con un sueldo de 150 florines anuales, a lo que siguió un viaje a Viena a los 16 años. Allí conoció a numerosos autores, y es muy probable que tocara ante Mozart. Tras esta breve introducción en esta ciudad, regresó a su ciudad natal, donde los problemas familiares (muerte de su madre y padre) marcaron esa época. Durante ese tiempo compuso su primera obra personal, "Cantata a la muerte de José II", que nunca fue interpretada. Allí Beethoven mantuvo también numerosos contactos con Haydn, quien fue su maestro, aunque la relación con este último no fuera del todo tranquila.

En 1792, Beethoven vuelve a Viena, donde encontrará su estabilidad como compositor. En aquella época Viena era una ciudad muy musical, con gran producción de compositores, y el genio se instaló rápidamente ganado fama y admiración, imprimiéndose sus nuevas obras y debutando como gran pianista. En 1796, Beethoven era ya requerido para tocar en otras ciudades, incluso tocó ante reyes melómanos con éxito (Federico Guillermo II). Por fin en 1800 dio su primer concierto, pero poco después empezó a notarse él mismo el comienzo de la pérdida de audición

Aquí comienzan las angustias de un Beethoven que poco a poco no iba a actos públicos para que nadie se percatara de tal hecho, aunque el avance de su enfermedad le obliga a retirarse de la dirección como hasta ahora venía haciendo. Entonces se vio obligado a comunicarse por medio de notas (cuadernos de conversación, de los cuales se conservan la mitad). El compositor comenzó a refugiarse en sí mismo, teniendo una explosión creadora increíble, estrenando sus sinfonías con gran éxito, la ópera Fidelio (con una acogida más fría), sonatas, cuartetos... aumentando la admiración y popularidad de la que ya gozaba, hasta llegar a la cima en el estreno de su 9ª Sinfonía y Misa Solemnis (1824), ante una sala abarrotada.

Beethoven continuaba empeorando de salud, y en los últimos meses de su vida, compuso lo que los estudiosos piensan que son sus mejores obras, los últimos cuartetos de cuerda, innovadores en su tiempo.

Una neumonía desencadenó a finales de 1826 una serie de problemas que le ocasionaron la muerte el 26 de marzo de 1827. A su entierro acudieron 20.000 personas, y se subastaron la mayoría de sus manuscritos y pertenencias.



http://sergiomantilla.lacoctelera.net/
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Fontedei
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1150
Registrado: 17 Abr 2010 17:27

Mensajepor Fontedei » 13 Oct 2010 18:29

Pedro Antonio de Alarcón


Nombre completo Pedro Antonio Joaquín Melitón de Alarcón y Ariza

Nacimiento 10 de marzo de 1833 Guadix, Granada, España
Defunción 19 de julio de 1891 (58 años) , Valdemoro, Madrid, España
Ocupación Escritor, novelista
Nacionalidad española
Período Siglo XIX
Movimientos Realismo

Pedro Antonio Joaquín Melitón de Alarcón y Ariza, que así se llamaba, novelista español (Guadix, Granada, 10 de marzo de 1833 – Valdemoro, Madrid, 19 de julio de 1891). Perteneció al movimiento realista. Se trata de uno de los más destacados autores de este movimiento, uno de los artífices del fin de la prosa romántica.

Biografía

Pedro Antonio de Alarcón tuvo una intensa vida ideológica; como sus personajes, evolucionó de las ideas liberales y revolucionarias a posiciones más tradicionalistas. Aunque su familia provenía de hidalgos era más bien humilde, aunque no tanto como para no poder permitirse enviarlo a estudiar Derecho en la Universidad de Granada, carrera que abandonó pronto para iniciarse en la eclesiástica. Aquello tampoco le satisfizo y abandonó en 1853 para marchar a Cádiz, donde funda El Eco de Occidente, junto a Torcuato Tárrago y Mateos, iniciando su carrera periodística en la dirección de este periódico.

Alarcón escribía desde su adolescencia, citándose a don Isidro Cepero como el instigador principal de su inquietud literaria. Su primera obra narrativa, El final de Norma, fue compuesta a los 18 años y publicada en 1855. Sus inquietudes le llevaron a integrarse en el grupo que se llamó la Cuerda granadina.

Se trasladó en 1854 a Madrid, molesto con el entorno reaccionario de Granada. Allí crea un periódico satírico, El látigo, que también dirige, de cierto éxito, con ideología antimonárquica, republicana y revolucionaria. Era un claro heredero de su experiencia en El eco de Occidente.

En 1857, escribe El hijo pródigo, drama de gran éxito. También en 1857 empieza a publicar relatos y artículos de viajes en la publicación madrileña El Museo Universal. Más tarde interviene como soldado y periodista en la guerra de África, recogiendo todo lo que acontecía en la campaña y en su vida allí y que luego mandaba a su editor en una serie de artículos, que se recogieron bajo el título de Diario de un testigo de la guerra de África, en 1859; este libro es especialmente apreciado por su gran y prolija descripción de la vida militar.

Más adelante cultivó la literatura de viajes, contando en diversos artículos sus viajes por Italia (recogidos en De Madrid a Nápoles, 1861) y su Granada natal (La Alpujarra, 1873), en los que el realismo de las descripciones contrasta con la ilusión de una prosa que narra lo cercano y desconocido. Estos artículos rebasan el interés meramente periodístico, constituyendo un ejemplo para toda la literatura de viajes posterior.

En 1865 se casó con Paulina Contreras Rodríguez en Granada, de cuyo matrimonio nacieron cinco hijos, dos varones y tres hembras. Los varones fallecieron en Madrid en los años de la contienda civil, al igual que dos de las hijas, casándose la única que sobrevivió, Carmen de Alarcón Contreras con Miguel Valentín Gamazo, de cuyo matrimonio tuvieron tres hijos, María del Carmen, María del Pilar y Miguel Valentín de Alarcón, que falleció en Madrid el 4 de mayo de 2000, siendo el último descendiente directo de Pedro Antonio de Alarcón, pues murió soltero y sin que se sepa que tuviera descendencia.

Como integrante de la Unión Liberal ostentó diversos cargos, siendo el más importante el de consejero de estado con Alfonso XII, en 1875, siendo también diputado, senador y embajador en Noruega y Suecia. Además fue académico de la Real Academia de la Lengua desde 1877.

Hacia 1887, convencido de que en el camino del realismo lo había dado todo, se condenó al silencio. Tal vez influyeron las críticas de sus antiguos correligionarios liberales. Por ejemplo, Manuel del Palacio escribió sobre él lo siguiente:

Literato, vale mucho;
folletinista, algo menos;
político, casi nada;
y autor dramático, cero.

Trayectoria literaria

Su primera obra narrativa fue El final de Norma, que sólo vio publicada en 1855. Comenzó a escribir relatos breves de muy acusados rasgos románticos hacia 1852; algunos de ellos, entroncados con el costumbrismo andaluz, revelaban el influjo de Fernán Caballero, pero otros demuestran la impronta de una atenta lectura de Edgar Allan Poe, de quien introdujo el relato policial con su novela El Clavo, aunque también compuso relatos góticos o de terror a semejanza de su modelo. Desde 1860 hasta 1874 agregó a los relatos la redacción de libros de viajes. Estos últimos son Diario de un testigo de la guerra de África (1860), De Madrid a Nápoles (1861) y La Alpujarra (1873), que suponen ya un acercamiento al realismo. En 1874 publicó El sombrero de tres picos, desenfadada visión del tema tradicional del molinero de Arcos y su bella esposa perseguida por el corregidor. Recogió sus artículos costumbristas en Cosas que fueron y sus poemas juveniles en Poesías. También intentó el teatro con su drama El hijo pródigo, estrenado en 1875.

En el Diario de un testigo de la guerra de África revela su talento descriptivo, presente también en los apuntes del viaje por Francia, Suiza e Italia y en La Alpuiarra, donde logra insertar la viva realidad en la historia casi legendaria de sus sublevaciones moriscas aproximándose a la novela. Entre 1874 y 1882 aparecieron sus obras más conocidas y famosas: los cuentos y las novelas cortas y extensas. Los relatos breves abarcan las Narraciones inverosímiles, bajo el ya mencionado influjo de Poe a los Cuentos amatorios, que se sitúan entre la sensiblería y el misterio policiaco, destacando El clavo y La comendadora. Otra recopilación son sus Historietas nacionales, de honda raigambre popular y que entroncan con obras similares de Fernán Caballero y Honoré de Balzac y van desde el tema heroico de la resistencia a los invasores franceses hasta el popularismo épico de los bandoleros, pasando por las frecuentes algaradas civiles que al autor le tocó vivir. Destacan El carbonero alcalde, El afrancesado, El asistente y, la que algunos consideran la mejor de todas, El libro talonario.

En 1875 aparece El escándalo, que une el tema religioso a la crítica social. Ofrece una galería romántica de personajes, desde el soñador y enigmático Lázaro hasta el voluble Diego. De entre todos, descuellan el P. Manrique, jesuita consejero de la aristocracia, y el alocado y simpático Fabián Conde. El protagonista de la novela, víctima de sus calaveradas de joven, aprende a asumir su pasado bochornoso mejor que a pretender ocultarlo con mentiras burguesas. Prosiguiendo esa vena moralista, el autor siguió la trayectoria iniciada con dos obras más, El niño de la bola (1878) y La Pródiga (1880), un alegato contra la corrupción de las costumbres. Poco después publicó El capitán Veneno (1881)

Pedro Antonio de Alarcón es ante todo un habilísimo narrador: sabe como nadie interesar con una historia; en sus libros la acción nunca decae y, aunque el cronotopo o marco espaciotemporal de sus novelas suele ser de estilo realista, sus personajes son en el fondo románticos; en el curso de su producción novelística se va convirtiendo en un moralista.

Obras

Cuentos amatorios.
El final de Norma: novela (1855).
Descubrimiento y paso del cabo de Buena Esperanza (1857).
Diario de un testigo de la Guerra de África (1859).
De Madrid a Nápoles (1860).
Dos ángeles caídos y otros escritos olvidados.
El amigo de la muerte: cuento fantástico.
El año en Spitzberg.
El capitán Veneno: novela.
El clavo.
La Alpujarra (1873)
El sombrero de tres picos: novela corta (1874).
El escándalo (1875)
El extranjero.
El niño de la Bola (1880).
Historietas nacionales.
Juicios literarios y artísticos.
La Alpujarra: sesenta leguas a caballo precedidas de seis en diligencia.
La Comendadora.
La mujer alta: cuento de miedo.
La pródiga
Lo que se oye desde una silla del Prado.
Los ojos negros.
Los seis velos.
Moros y cristianos.
Narraciones inverosímiles.
Obras literarias de Pedro Antonio de Alarcón. Volumen 2
Obras literarias de Pedro Antonio de Alarcón. Volumen 1
Obras literarias de Pedro Antonio de Alarcón. Volumen 3
Poesías serias y humorísticas
Soy, tengo y quiero.
Viajes por España.



Wikipedia.
Nunca dejaré de sonreír, ni siquiera cuando esté triste, aunque no pueda saber si eres tú quien se pueda enamorar de mi sonrisa.

Imagen
Avatar de Usuario
sergio32
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 646
Registrado: 05 Abr 2007 00:00

Mensajepor sergio32 » 16 Oct 2010 12:51

Imagen

Gengis Khan
Nacionalidad: Mongol
1162 - 1226
Caudillo 1203 - 1226

Nacido en las proximidades del lago Baikal, era hijo de Yesugei, cabecilla de los Kiyat, una pequeña tribu nómada del Este de Mongolia, vasalla entonces del Imperio chino. De nombre auténtico Temudjin, sus seguidores le otorgaron el tí­tulo principesco de Gengis Khan. Huérfano a los diez años, pasó a formar parte del servicio del señor de los Kereit, Ong Qan Togril. A los trece años el angelito se convirtió en jefe tribal y, tras derrotar a los merkits y a los tártaros, se auto proclamó gobernante de la Mongolia oriental en 1203 y de la occidental en 1206. Agrupó en torno a sí­ a las diferentes tribus mongoles , lo que le facultó para emprender la guerra contra el poderoso imperio chino, llegando hasta las puertas de Beijing en 1211 y obligando al emperador Si-Hia a declararse vasallo suyo. Su marcha victoriosa obligó a China a firmar la paz, si bien la guerra se reanudó en 1215, tomando Beijing y conquistando las áreas central y meridional de China. Intentó entonces extender sus dominios hacia el oeste, logrando invadir regiones como el Kharizim, Turkestán, la Tranxosiana, el Khorasan y el Quersoneso entre 1218 y 1225. Sus dominios se extendí­an por áreas de las actuales China, Corea, India, Irán, Irak, Turquí­a, parte de Rusia y algunos paí­ses europeos.

Después de estas conquistas, una parte de su ejército, dirigida por su primogénito, continuó el avance hacia el oeste, mientras él se dirigí­a a completar la invasión de China. Sin embargo, murió en la provincia de Kan-Su antes de ver cumplido su objetivo, dicen que se cayo de su caballo , pero ... nadie lo sabe con certeza pues fiel a su estilo
mando asesinar a todos los que asistieron a su sepelio
Se suele decir que Gengis Khan fue el mayor matarife de la historia. Es un tema muy discutible. Es difí­cil ponerse de acuerdo para determinar los criterios precisos que deberí­an guiarnos para otorgar tan infame tí­tulo entre otros muchos cándidatos. Nos costarí­a decidirnos por alguno de terrible pandilla en la que junto al caudillo mongol estarí­an también monstruos como Atila, , Felipe II, Napoleón, Stalin, Truman y por supuestí­simo, Hitler.

Lo cierto es que la atribución a Gengis Khan del puesto número 1 se debe a que en los viejos libros de historia se decí­a que este caudillo habí­a dado muerte a más de un millón de personas en un dí­a. Esto no es cierto, pero tiene su base en la matanza de Nishapur, en el siglo XIII.

En esa ciudad, una flecha mató por azar al yerno de Genghis Khan. Como consecuencia de ello la hija del gran conquistador entró en un estado de profunda tristeza. Y Genghis Khan, para vengarse, y por que le dio cosa ver triste a su hija dio orden de matar a todo “bicho viviente” en Nishapur, incluyendo no solo hombres, sino también mujeres, niños, y hasta animales domésticos. Las tropas del Khan llevaron a cabo con pericia y en un sólo dí­a(trabajaban mucho y bien ) la macabra orden y acumularon los cráneos de las ví­ctimas hasta dar forma a colosales pirámides. Del tamaño de esas pirámides, los historiadores clásicos dedujeron la cifra de 1,72 millones de muertos.

Indudablemente no pudo ser así­. Pero quedó la leyenda. Y el estigma de mega-carnicero para Genghis Khan. Seguramente merecido.

En todo caso, por un capricho de la Historia, que es una genial y siniestra humorista, lo cierto es que Genghis Khan compensó sobradamente aquel espantoso crimen (sea cual sea su magnitud) dando vida a una progenie enorme. Resulta que el caudillo tení­a un insaciable apetito por las mujeres, y dado que nadie podí­a oponerse a sus deseos, y contando con sus incansables viajes por medio mundo, se ha llegado a la conclusión de que una buena parte de la Humanidad desciende de este gigantesco asesino.

He leí­do un articulo de un estudio realizado por la profesora Tatiana Zejal y otros investigadores, que demuestra que casi el 1% de la población mundial desciende de Genghis Khan. Por increible que parezca, así­ es, de acuerdo con los análisis del linaje Y-cromosómico.

Algunos piensan que la “mancha mongola” que aparece en la espalda de algunos niños puede tener que ver con el linaje mogol. Y por lo tanto, quienes la llevan, quizá puedan considerarse, no se si con orgullo, descendientes del presunto mayor asesino de la Historia. Al menos hasta el siglo XX.

Osea que aparte de gran conquistador y guerrero podriamos decir que fue tambien fue un gran fertilizador

Un saludo
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 19 Oct 2010 13:31

Juana de Arco .

[align=center]Imagen[/align]

Juana de Arco, nació en Donremy; un muy pequeño poblado de Francia, un 6 de enero de 1412, Su padre se llamaba Jaime de Arco y era un campesino.

Juana creció en un ámbito rural, y se dice que no aprendió a leer, ni escribir. Su madre, era una mujer católica muy practicante de su fe y devota particular de la Virgen Marí­a, desde temprano en su vida Juana habí­a sentido una profunda fe religiosa y dedicaba tiempo a sus practicas religiosas.

A los 14 años se dice que, empezó a recibir llamados divinos, se dice que esas " voces" que la llamaban eran el Arcángel San Miguel, Santa Catalina, y Santa Margarita.

Estas voces le dictaban ordenes en las que debí­a ser parte de la salvación de su nación, pero debido a su extracción pobre e inculta para la época, al principio ella habí­a comenzado por callar esos llamados. Primero contó todo esto a sus más cercanos y luego ante la insistencia de sus ruegos, un tí­o suyo la llevo para que contara estas cosas ante el comandante del ejercito de la ciudad vecina a la de donde ella viví­a. En todo esto alego que era enviada con un mensaje divino, lo cual el comandante tras oí­rla no le creyó y la devolvió a su poblado.

Sin embargo ante la profetización que esta hizo de una derrota que se dio en Francia, y meses después cuando la joven volvió a presentarse el comandante la envió ante una escolta a que se presentara ante el rey.

La joven tras una serie de " pruebas", Juana de Arco dio confianza al rey al contar cosas secretas muy importantes al rey, según ella solamente guiada por "esas voces que le decí­an" que debí­a contar al rey.

En Francia las cosas estaban muy mal en el terreno polí­tico y geopolí­tico, se encontraba con una invasión por parte de los Ingleses, solo faltaba que una Ciudad muy importante cayera en manos de los Ingleses, como ser la ciudad de Orleans.

El rey Carlos y su cuerpo de militares, que ya daba por perdida la guerra, en este caso le pidió al rey que le diera el mando de las tropas. Juana es enviada entonces como capitana, Juana manda a hacer una bandera blanca con el nombre de Jesús y de Marí­a, y se dirige hacia Orleans. Eran 10 mil hombres al mando de Juana de Arco.
Por el animo que supo transmitirles la Joven, los soldados lucharon y triunfaron ampliamente sobre los invasores de Francia. Tras liberar Orleans, se dirigieron a otras ciudades y las liberaron también..

Después de sus resonantes victorias, obtuvo Santa Juana que el temeroso rey Carlos VII aceptara ser coronado como jefe de toda la nación. Y así­ se hizo con impresionante solemnidad en la ciudad de Reims.

Tras esto sobrevinieron unas inevitables corridas de rumores, intrigas polí­ticas obscuras que querí­an ensombrecer su figura, llegaban las traiciones, y comenzó el momento de persecución y sufrimiento para ella. Personas que eran parte de la corte del rey, temerosos que su influencia se menguara y, que la figura de Juana se engrandeciera comenzaron a hacerle la guerra polí­tica.

En esta instancia de la guerra por expulsar a los enemigos de territorio francés, era muy importante y estratégico, recuperar Parí­s, capital aún en poder de los enemigos. Hacia allí­ se dirigió Juana y sus soldados triunfantes. A esta altura de los acontecimientos Carlos VII, envuelto en envidias y componendas con los enemigos, le retira las tropas a Juana de su mando, y Juana es herida en la batalla y cae prisionera de los Borgoñeses.

Para entonces los franceses la habí­an dejado de lado, más los ingleses estaban profundamente preocupados de su figura, y les interesaba sumamente mantenerla en prisión.

Estos pagaron más de mil monedas de oro a los de Borgoña, estos se la entregaron y la sentenciaron a prisión.

Padeció cárcel y humillaciones, tantas que llego a decir: ""Esta cárcel ha sido para mí­ un martirio tan cruel, como nunca me habí­a imaginado que pudiera serlo". Resistió con mucha hidalguí­a y fe la cárcel y mantuvo su postura de que " voces que provení­an de Dios" le habí­an indicado la campaña para salvar a su Nación.

En esa época se acusaba de brujerí­a a toda aquella mujer "no conveniente" para el sistemao para alguien del sistema. Así­ decidieron acusar a Juana de Arco de que esas victorias se habí­an dado porque ella habí­a ejercido poderes provenientes de brujerí­as contra las fuerzas enemigas. Ésta pidió ser llevada ante el Papa, pero no le hicieron llegar su pedido de intervención al Sumo Pontí­fice.

Su tribunal estuvo claramente compuesto por enemigos polí­ticos y militares y eclesiales de la muchacha. Además su juicio estuvo plagado de irregularidades como no haber tenido defensa justa ante tribunales, algo muy común en la época cuando se trataba de gentes que no pertenencian al Poder.

Su final fue terrible, condenada a Pena de Muerte, tras un juicio humillante e injusto, aún para una simple acusación de delito o criminalidad sin pena de muertecomo sentencia final, le aplicaron la hoguera y murió como se hacia por aquella época con toda persona acusada de brujerí­a, quemada viva.

Se describió así­ la muertedolorosa de Juana: " la amarraron a un poste, la ataron, y la quemaron lentamente, murió rezando mientras miraba un crucifijo, y se encomendaba a Jesucristo e invocaba al Arcángel Miguel" . Arcángel al que le guardaba especial devoción y diciendo tres veces el nombre de Jesús entregó su espí­ritu.

Era en este momento de muerte de Juana de Arco, el 29 de Mayo de 1431, y tenia apenas 19 años de edad, que terminaron después de una breve pero apasionada vida de honor y entrega en nombre de su fe a su patria. Varias personas retornaban a sus casas luego de este cruel hecho diciendo " hemos mandado a quemar a una santa ".

23 años luego de su muerte, su madre y sus hermanos pidieron reabrir el caso de la muerte de Juana de Arco, y sometieran a revisión todo lo actuado en a que proceso judicial. Y el Papa Callista III, nombre una comisión de Juristas que tras toda la estudiada revisión del caso declararon que este Juicio era a todas luces una clara injusticia.

Tras esto, tarde ya, pero el rey de Francia la declaró inocente, y el Papa Benedictino XV la proclamó santa en 1920, casi cinco siglos después.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 19 Oct 2010 23:01

[align=center]Imagen[/align]


Emiliano Zapata

Emiliano Zapata nació en Morelos (México) el 8 de agosto de 1879. Sus padres fueron los campesinos Gabriel Zapata y Cleofás Salazar. Sus estudios primarios los realizó con el profesor Emilio Vera, un viejo soldado de Benito Juárez. En su juventud trabajó como labrador y arriero. En su pueblo destacó defendiendo a los campesinos frente a los diversos abusos de los hacendados.

El 11 de marzo de 1911, en Morelos, Emiliano Zapata se levanta en armas contra la dictadura de Porfirio Dí­az, apoyando a Francisco Madero que habí­a convocado a una rebelión nacional. El 25 de mayo lanzó el Plan de Ayala donde exigió distribuir las tierras de los grandes hacendados a los campesinos.

En 1914, en la Convención de Aguas Calientes Zapata se alió a Pancho Villa y poco después tomó ciudad de México. Pero las fuerzas de Venustiano Carranza lo obligaron a regresar a Morelos, donde instaló un gobierno que implantó algunas reformas agraristas.


En Morelos se mantuvo rebelde, hasta que en 1919 el coronel carrancista Jesús Guajardo, le hizo creer que se unirí­a a su causa, y lo invitó a reunirse en la hacienda de Chinameca. El 10 de abril de 1919 Emiliano Zapata asistió al encuentro y fue asesinado a balazos.



http://fichasdehistoria.blogspot.com/
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 07 Nov 2010 12:07

[align=center]Imagen[/align]


Platón


Platón, que realmente se llamaba Aristocles Podros, y cuyo seudónimo Platón significa el de la espalda ancha, -debido a que en su juventud habí­a sido atleta- era hijo de una familia que pertenecí­a a la aristocracia ateniense, concretamente a la familia denominada Glaucón.
Su nacimiento habrí­a ocurrido en el séptimo dí­a del mes Targelión, equivalente a nuestro actual 7 de mayo. Su padre se llamaba Aristón, descendiente de Codro, último Rey de Atenas, y su madre Perictione, descendiente del legislador Solón, prima de Critias.
Durante su juventud luchó como soldado en las guerras del Peloponeso de las cuales Atenas salió derrotada, y el poder y la economí­a que ostentaba sobre el mundo griego cayó en las manos de Esparta; así­ vivió las consecuencias de dicha guerra. A los 21 años pasó a formar parte del cí­rculo de Sócrates, el cual produjo un gran cambio en sus orientaciones filosóficas. Tras la muerte de Sócrates en el 399 a. C., Platón se refugió en Megara durante un breve espacio de tiempo, donde comenzó a escribir sus diálogos filosóficos.

En el 347 a. C. , Platón compró una finca en las afueras de Atenas, donde fundó un centro especializado en la actividad filosófica y cultural, al cual llamó Academia.
Platón murió en el 361 a. C., dedicándose en sus últimos años de vida a impartir enseñanzas en la academia de su ciudad natal.


IDEAS DEL PENSAMIENTO PLATÓNICO

Tres son las intenciones de esta teorí­a:

1- Intención ética: Platón quiere fundar la virtud en el saber (lo mismo que Sócrates), por ello, Platón va a reclamar la existencia de Ideas supremas como por ejemplo la Justicia o cualquier otra virtud, ideas que son inmutables y eternas (tema de los primeros diálogos aunque no se formula expresamente la teorí­a de las Ideas).

2- Intención polí­tica: los gobernantes serán los filósofos guiados por ideales transcendentes y absolutos.

3- Intención cientí­fica: la ciencia (episteme) sólo versa sobre objetos estables y permanentes (las Ideas), pero todos los objetos (cosas) son cambiantes, por tanto habrá que buscar otro tipo de objetos para la ciencia: LAS IDEAS.
Las Ideas no son simplemente conceptos o representaciones mentales sino que son realidades que existen con independencia de las cosas, son la realidad misma. Cada Idea es única, eterna, inmutable e inalterable, captable sólo por la inteligencia. Son la causa de todas las cosas y el fundamento de todos los juicios que formulamos sobre ellas (cosa bella = Idea de Belleza). Pero, lo cierto es que las cosas son múltiples, sometidas a cambios y sólo son captables por los sentidos por lo cual se puede decir que no son propiamente inteligibles ya que son móviles.
Así­ Platón, realiza una duplicación del mundo: mundo inteligible y plenamente real de las Ideas y mundo sensible de las cosas. La relación entre ambos mundos la explica por medio de la Participación. En La República esta contraposición entre ambos mundos se explica a través del famoso Mito de la Caverna, en el cual da primací­a absoluta a la Idea de Bien por encima de toda Idea y como causa última de la verdad y del Ser de las cosas del mundo sensible.




Fuente: http://lemepaupe.blogspot.com/
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 08 Mar 2011 23:07

[align=center]Imagen[/align]


Lady Godiva (principios del siglo XI) fue una dama, anglosajona famosa por su belleza y su bondad casada con Leofric (968–1057), conde de Chester y de Mercia y señor de Coventry. Su nombre anglosajón Godgifu ó Godgyfu quiere decir gift of God («regalo de Dios»); Godiva es la versión latina del nombre. Esta dama, compadecida de los sufrimientos y apuros de sus vasallos, a los que su marido esquilmaba con tributos abusivos, se solidariza con ellos. Construyó junto a su esposo el monasterio de Coventry. Es destacable la buena administración de su marido.

La leyenda

Cuando la ambición se apoderó de su esposo, ella le pidió que rebajara sus impuestos. El conde accedió, pero con la condición de que Lady Godiva recorriese Coventry a caballo, sin más vestidura que su largos cabellos. La dama así­ lo hizo, no sin antes acordar con sus vecinos que estos se encerrarí­an en sus casas para no perturbarla en su desnudez. El dí­a elegido Lady Godiva se paseó desnuda por el pueblo, montada en su caballo, mientras todos los vecinos de Coventry permanecí­an en sus casas encerrados y con las ventanas cerradas.

La leyenda, que según los historiadores puede estar basada en una historia real —al menos parcialmente—, finaliza aclarando que Leofric, conmovido por el gesto de su esposa, cumplió su promesa y rebajó los impuestos.


El origen del «mirón»

Todos los ciudadanos, menos un sastre, se encerraron en sus casas. Es a este sastre al que la tradición inglesa llama Peeping Tom (es decir, «El mirón Tom») pues no pudo resistir ver a su señora desnuda a través de un agujero en la persiana, por lo que se quedó ciego. Además, la expresión pasó a designar en el idioma inglés a quien en castellano se llama mirón y en francés voyeur.


Los bombones

Una de las marcas belgas de bombones de lujo más populares se llama Godiva Chocolatier en homenaje a esta figura histórica. Con los años, sus cajas doradas de bombones con el dibujo de la condesa desnuda se han convertido en un souvenir tí­pico de Bélgica.


Fuente: wiquipedia.org
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados