Inshallah

Tyrell
Diplomado
Diplomado
Mensajes: 478
Registrado: 14 Oct 2004 00:00
Ubicación: bosques y costas gallegas

Inshallah

Mensajepor Tyrell » 15 Nov 2009 21:33

Ayer acabé de releer, por segunda vez, Ishallah, de Oriana Fallaci. La primera fue en ... hummm 1992, joes, han pasado ya 17 años (Glups) esto es horrible como pasa el tiempo.
Obra monumental de Fallaci ( que creo que murió hace poco) en la que relata la vida, sentimientos, miedos, esperanzas, etc, de un montón de personas (60), en su mayoría soldados italianos, Amal, Falagistas, palestinos y una amalgama de facciones que entran en la escena ambientada en Beirut en la guerra del Libano.
Es un tocho de 700 paginas, que asusta, pero lo lees en un satiamen,y hasta se te queda corto. A mi punto de vista una obra maestra de la literatura universal. No me sorprendería que en un plazo breve de años concedieran el nobel a Fallaci.
Voy a intentar pegar el primer capítulo, famoso, legendario y trasladado a varias películas.
CAPíTULO PRIMERO

-1- De noche los perros vagabundos invadían la ciudad. Centenares y centenares de perros que aprovechando el miedo ajeno se desparramaban por las calles desiertas, las plazas vacías, los callejones deshabitados sin que se supiera su proveniencia porque de día no se dejaban ver. Tal vez de día se ocultaban entre los escombros, en lbs sótanos de las casas destruidas, en las cloacas con los ratones, tal vez no existían porque no eran perros sino fantasmas de perros que se materializaban con la obscuridad para imitar a los hombres que los habían matado. Como los hombres se dividían en bandas ardientes de odio, como los hombres sólo querían despedazarse, y el monótono rito se celebraba siempre con el mismo pretexto: la conquista de una acera que los restos de comida y la podredumbre habían vuelto preciosa. Avanzaban despacio, en patrullas mandadas por un jefe que era el perro más feroz y más grande, y al principio no los notabas porque caminaban en silencio: la estrategia de los soldados que reptan sigilosamente para caer sobre el enemigo y degollarlo. Pero de pronto el jefe de la patrulla lanzaba un ladrido, como el toque de una corneta que anuncia el ataque a ese ladrido seguía otro ladrido, otro más, después el ladrido colectivo del grupo que se disponía en círculo para encerrar al grupo adversario, cercarlo para impedirle la fuga, y estallaba el infierno. Revolcándose en la podredumbre agresores y agredidos se hincaban los colmillos en el cuello y el lomo, se mordían en los ojos y las orejas, se desgarraban el vientre, y los aullidos de furor ensordecían más que las bombas. Fuera cual fuese el combate que desgarrara la noche, el choque entre los hombres, el estruendo de los perros que se mataban por la posesión de una acera superaba los estallidos de los cohetes, los estampidos de los morteros, las detonaciones de la artillería. Y nunca un instante de reposo, de tregua. Sólo cuando el cielo palidecía con la violácea claridad del alba y las bandas se esfumaban dejando charcas de sangre, carroñas de compañeros derrotados, volvías a oír los sonidos de la guerra hecha con cohetes, morteros y artillería. Pero en aquel momento comenzaba un tumulto nuevo y no menos aterrador: el de los gallos que locos de miedo habían perdido la noción del tiempo y en vez de anunciar la salida del sol se desgañitaban comentando aquellos sonidos con sus quiquiriquíes. Un cañonazo y un quiquiriquí. Una ráfaga de metralleta y un quiquiriquí. Un disparo y un quiquiriquí. Desesperado, aterrado, humano. Un doble sollozo en el que te parecía reconocer la palabra socorro. “¡Socorro! ¡Socorro!” Miles de gallos. Era como si cada casa, cada patio, cada terraza albergase un gallinero presa del delirio y cada gallo viviese con el único objeto de chillar su locura. ¿0 la locura de la ciudad, los tormentos del absurdo lugar que los mapas militares indicaban con la sigla 36S-YC-316492-015? Huso 36, faja S, cuadrado YC, coordenadas 316492, cota 15. Es decir, el Cuartel General del contingente italiano en Beirut.

Impresionante, ya se pegar texto en iniciados, estoy hecho un hacha.
¿Ha leído alguien el libro?

Otro día más.
ILEGIBLE

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados