El Gobierno mete conflicto vasco en un callejón sin salida

¿No llegas a fin de mes? ¿Tienes un trabajo digno? ¿Son los políticos los que llenan sus bolsillos? Seguro que tienes muchas cosas de las que quejarte, si no también. No es nada personal, sólo política. Respeta y serás respetado. Economía, Empleo y Política.
Dreams
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 885
Registrado: 14 Ago 2008 09:37
Ubicación: YO LO SE TODO Y NO LO TOLERO
Contactar:

El Gobierno mete conflicto vasco en un callejón sin salida

Mensajepor Dreams » 08 Ago 2009 22:14

Las elecciones europeas de junio dejaron patente que un 15% de la población vasca, si le dejaran, votaría por la izquierda abertzale. Pero el Gobierno Zapatero y los jueces, con el aplauso del PP (y el asentimiento de los que se presentan como izquierda del PSOE), se han reafirmado en que mantendrán a cualquier precio el apartheid político de este sector de la población vasca. Para ellos, izquierda abertzale y terrorismo son sinónimos. También se ha incrementado notablemente la represión: los ex-diputados del PCTV han sido encausados por terrorismo; la Ertzanza avasalla en las calles; Jon Anza ha desaparecido...

A diferencia de otras ocasiones, esta vez el Estado español actúa con el apoyo del Tribunal de Estrasburgo, que ha avalado la Ley de Partidos, dejando claro a quién sirve la UE. Sin olvidar que en esta ocasión el Gobierno vasco presidido por López (y apoyado en una mayoría fraudulenta) se ha convertido en uno de los protagonistas de la ofensiva.

La respuesta de ETA al acoso ha sido lanzar una ola de atentados, tres desde las elecciones europeas. El saldo: un policía y dos guardias civiles muertos y la práctica destrucción del cuartel de la guardia civil de Burgos.

Desde Corriente Roja queremos denunciar la hipocresía del Gobierno, las fuerzas políticas parlamentarias y toda la corte mediática. Prohíben toda expresión política de un sector significativo del pueblo vasco al tiempo que aumentan el cerco represivo y reiteran hasta el hartazgo que “no hay nada que negociar”, ¿qué esperan entonces que pase?

Rubalcaba lo ha dejado claro, que no legalizarán a Batasuna aunque condenen los atentados: “Nunca estarán en las instituciones -incidió- y tienen que convencer a ETA de que deje las armas”. Quienes durante décadas pusieron como condición condenar los atentados ahora dicen: da igual, aunquelos condenen ¡tampoco les vamos a legalizar! Esa es la apuesta por la continuidad de los atentados, es la apuesta por “solucionar” el tema vasco llenando las cárceles y los cementerios. Cerrando todas las puertas a una salida política y democrática ¿quién empuja entoncesa los atentados?

El Gobierno muestra tal convicción en no aplicar mas política para Euskal Herria que la represión pura y dura que a Rubalcaba el inconsciente le delata. Refiriéndose al 50 aniversario de la fundación de ETA dice: “Estamos ganando a la banda, vamos a derrotarla. Si en 50 años no hemos desistido, no vamos a desistir ahora”. Rubalcaba retoma, ni más ni menos, que la batalla de Franco y sus gobiernos contra ETA, se considera continuador de esa batalla y llama a “no desistir”.

Consideramos por tanto que las declaraciones del Gobierno, del Rey y de toda la corte mediática “condenando los atentados”, son lagrimas de cocodrilo, son la respuesta ya manida, la actitud cínica de los que han buscado este dramático y lamentable escenario. Son a ellos a los que hay que señalar como los verdaderos responsables de la actual situación.

Para un Gobierno, que cada vez apela más a la policía para reprimir los conflictos obreros o estudiantiles y el creciente descontento social, es de esperar que amparándose en la respuesta a los atentados desencadene una oleada represiva de detenciones y procesamientos. No se puede olvidar que fue un Gobierno del PSOE, pero con la aceptación del conjunto del Estado (con el visto bueno de la Junta de Seguridad Nacional) el que el organizó la llamada guerra sucia, los Gal, los asesinatos de luchadores vascos y los desaparecidos. Ni olvidar tampoco que tal política no ha sido criticada desde el partido gubernamental, no siendo por tanto descartable una eventual reaparición en el futuro.

Desde Corriente Roja hemos manifestado siempre con claridad y reiteramos de nuevo nuestro total desacuerdo con los atentados. Uno de los peores efectos de los atentados es que contribuyen al aislamiento de la lucha del pueblo vasco a lo largo del Estado, dificultando enormemente el trabajo solidario de los que colocamos en un lugar prioritario la defensa del derecho de autodeterminación .

Los atentados dan pretexto al Gobierno para intentar justificar socialmente el aumento de la represión y para apuntar contra derechos y libertades, ya no sólo en Euskal Herria sino también en el resto del Estado, como cuando el Supremo, a instancias del Gobierno, ilegalizó la candidatura europea “Iniciativa Internacionalista”.

Para nosotr@s, la huelga general del pasado 21 de Mayo, como las multitudinarias manifestaciones que la siguieron, muestran otro camino radicalmente distinto de lucha por los derechos de los trabajadores y el pueblo vasco. Esta vía, donde la lucha de los trabajadores ocupa el papel protagonista, marca el camino con el que nos identificamos plenamente. Porque creemos firmemente que el derecho a la autodeterminación vasca sólo se logrará con el respaldo de la mayoría de la clase obrera y la población vasca y con solidaridad en el resto del Estado.

Corriente Roja no nos sumamos ni nos sumaremos a las manifestaciones convocadas por el Estado y sus organizaciones, los partidos parlamentarios, CCOO, UGT, la patronal y todo el coro monárquico porque no participamos bajo ningún concepto del coro hipócrita de los defensores del régimen monárquico, que exigen una “condena” de ETA que no es otra cosa que un aval a la política de “apartheid” de la izquierda abertzale, a la represión, a los recortes de las libertades políticas y a la negación del derecho democrático de los vascos a decidir el futuro por sí mismos

Aunque ahora arrecien vientos reaccionarios, queremos repetir lo que siempre hemos defendido: Sólo sobre la base del fin de la represión, de una solución negociada al problema de los presos de ETA, de la derogación de la ley de partidos y la legalización las organizaciones de la izquierda abertzale así como del reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo vasco, será posible una solución verdadera al problema vasco y se pondrán los cimientos de una libre unión entre los pueblos si éstos así lo deciden.


http://www.corrienteroja.net

Volver a “Política.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados