Mitología griega

luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mitología griega

Mensajepor luisa » 21 Jul 2009 19:57

Según la versión más aceptada, las Musas fueron las nueve hijas de Zeus y Mnemosine, la memoria. En los festines de los dioses las Musas cantaban, y Apolo les hacía acompañamiento con la cítara. Se dice que bajan a la tierra y buscan a los hombres cuya inspiración han de alimentar. Estos hombres privilegiados oyen entonces sus voces y las toman como ideas y pensamientos propios, de los que ellos mismos son a veces los primeros en sorprenderse.

Antiguamente, las Musas eran sólo 3, dedicadas a la meditación, la memoria y el canto. Luego acabó consolidándose en toda Grecia el número de nueve. Homero menciona unas veces a una Musa (singular) y otras a unas Musas (plural), pero sólo una vez dice que eran nueve, sin mencionar ninguno de sus nombres. Hesíodo es el primero que da los nombres, y a partir de entonces pasaron a ser reconocidos.

Al principio, las nueve Musas contribuían todas en común a fomentar la inspiración de los hombres. Después, cada una de ellas presidió determinadas funciones:

- Calíope: Es la más augusta de las nueve y la principal. Musa de la poesía épica y heroica, y protectora de la elocuencia. Es la musa de los grandes poetas. Su nombre significa “la bella voz” y era representada con una corona de laurel.

- Terpsícore: Musa de la danza y protectora de este arte. Llamada “la amante del baile”, era representada con sus pies ligeros ejecutando un compás aéreo.

- Erato: “La adorable”, musa de la poesía romántica y protectora del amor, se la representaba con una lira.

- Talía: Musa de la comedia y la poesía pastoril, y protectora del teatro. La llamaban “la festiva”. Sostenía un báculo, una máscara de pastor y llevaba una corona de flores salvajes.

- Urania: “La celeste”; musa de la Astronomía y la Filosofía, protectora de las constelaciones; sostenía instrumentos matemáticos, mostrando su amor por las ciencias exactas.

- Clio: “La que da la fama”; musa de la Historia y protectora de las Bellas Artes, recordaba todas las acciones grandiosas y heroicas con los nombres de sus autores. Se representaba con una corona de laurel, un libro y una pluma.

- Euterpe: Musa de la música instrumental y protectora de los intérpretes. “La encantadora”, o “Señora de la Canción”, era representada con una flauta y guirnaldas de flores fragantes y frescas.

- Melpómene: “La celebrada en cantos”; musa de la tragedia y protectora del arte lírico. Llevaba una corona de oro, empuñando una daga y un cetro.

- Polimnia: Musa de la memoria y el arte mímico, protectora de los actores. Su nombre significa “la de variados himnos”. También musa de la Retórica y de los Himnos, sostenía un cetro para mostrar que la elocuencia con un dominio sin oposición.

Se decía que el macedonio Píero fue uno de los primeros en introducir la adoración a las nueve Musas al pie del Helicón. Allí había un templo y estatuas donde se celebraba el festival de las Musas en el Helicón, llamado Museia. El monte Parnaso estaba también consagrado a ellas, como la fuente de Castalia, cerca de la cual tenían un templo.

Fuente: sobreleyendas.com
Última edición por luisa el 27 Jul 2009 14:33, editado 1 vez en total.
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 21 Jul 2009 23:03

Ayyy lo que me gustan estas cosas :D , será que soy romántica.


[bbvideo=200,25]http://www.youtube.com/v/LZvUslQLvTg&hl&autoplay=1&=es_ES&fs=1?rel=0&color1=0x006699&color2=0x54abd6" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="200" height="25[/bbvideo]
Última edición por Sol el 02 May 2011 16:13, editado 3 veces en total.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 28 Jul 2009 09:37

[align=center]Imagen[/align]

[align=center]Los Dioses del Olimpo[/align]


Los dioses y diosas del Olimpo fueron doce en total, pero además existía una amplia corte con variedad de dioses menores, y de semidioses, hijos nacidos de la unión entre los dioses y los humanos. Es curioso que los apóstoles de Jesús, los padres del Cristianismo, también fueran doce. Es bien sabido que existen muchas y bien meditadas coincidencias, entre las mitologías de uno u otro signo. También son doce los meses del año. Y son doce los miembros de un jurado, esos hombres y mujeres que deciden la suerte de muchos culpables e inocentes, ante el juez. El doce y la docena siempre han sido la cantidad de muchas cosas sobre nuestro planeta.

Los dioses saciaban su sed con néctar, una bebida dulce hecha con miel fermentada, y comían ambrosía, una mezcla cruda de agua, miel, aceite de oliva, queso y cebada (pruébalo y subirás a los cielos). La ternera y el cordero eran, también, sus alimentos favoritos. Los mortales solo debían comer esas carnes después de ofrecerlas a los dioses en sacrificio.

Los doce dioses principales vivían en un gigantesco palacio situado en Monte Olimpo de Grecia. El palacio fue construido por los cíclopes, enormes seres dotados de fuerza enorme y con un solo ojo. Ignoramos como pudieron realizar tan magna obra con su sentido de la perspectiva.

Los doce dioses principales, habitualmente llamados Olímpicos, eran Zeus, Hera, Hefesto, Atenea, Apolo, Artemisa, Ares, Afrodita, Hestia, Hermes, Deméter y Poseidón.






[align=center]ZEUS


Imagen[/align]


Zeus -Júpiter para los romanos -.

Zeus es en la mitología griega, dios del cielo y soberano de los dioses olímpicos.
Su trono se hallaba situado en la gran sala del Consejo. Era de mármol negro pulido con incrustaciones de oro. Siete escalones llegaban hasta el gran asiento, cada uno era de un color del Arco Iris. Sobre uno de los brazos del trono, se posaba un águila de oro con un rubí en cada ojo. Con una de sus garras apresaba los mortíferos rayos de Zeus, regalo de los cíclopes, sus aliados, en la guerra contra Cronos y los suyos, durante la conquista del Olimpo.


Según Homero, se consideraba a Zeus padre de los dioses y de los mortales. No fue el creador de los dioses y de los hombres; era su padre, en el sentido de protector y soberano tanto de la familia olímpica como de la raza humana. Señor del cielo, dios de la lluvia y acumulador de nubes blandía el terrible rayo. Su arma principal era la égida, su ave, el águila, su árbol, el roble. Zeus presidía a los dioses en el monte Olimpo, en Tesalia. Sus principales templos estaban en Dódona, en el Epiro, la tierra de los robles y del templo más antiguo, famoso por su oráculo, y en Olimpia, donde se celebraban los juegos olímpicos en su honor cada cuatro años. Los juegos de Nemea, al noroeste de Argos, también estaban dedicados a Zeus.

Zeus era el hijo menor del titán Cronos y de la titánida Rea y hermano de las divinidades Poseidón, Hades, Hestia, Deméter y Hera. De acuerdo con uno de los mitos antiguos sobre el nacimiento de Zeus, Cronos, temiendo ser destronado por uno de sus hijos, los devoraba cuando nacían. Al nacer Zeus, Rea envolvió una piedra con pañales para engañar a Cronos y ocultó al dios niño en Creta, donde se alimentó con la leche de la cabra Amaltea y lo criaron unas ninfas. Cuando Zeus llegó a la madurez, obligó a Cronos a vomitar a los otros hijos, que estaban deseosos de vengarse de su padre. Durante la guerra que sobrevino, los titanes lucharon del lado de Cronos, pero Zeus y los demás dioses lograron la victoria y los titanes fueron enviados a los abismos del Tártaro. A partir de ese momento, Zeus gobernó el cielo, y sus hermanos Poseidón y Hades recibieron el poder sobre el mar y el submundo, respectivamente. Los tres gobernaron en común la tierra.

En la obra del poeta griego Homero, Zeus aparece representado de dos maneras muy diferentes: como dios de la justicia y la clemencia y como responsable del castigo a la maldad. Casado con su hermana Hera, es padre de Ares, dios de la guerra; de Hebe, diosa de la juventud; de Hefesto, dios del fuego, y de Ilitía, diosa del parto. Al mismo tiempo, se describen las aventuras amorosas de Zeus, sin distinción de sexo (Ganimedes), y los recursos de que se sirve para ocultarlas a su esposa Hera.

En la mitología antigua son numerosas sus relaciones con diosas y mujeres mortales, de quienes ha obtenido descendencia. También sus metamorfosis en diversos animales para sorprender a sus víctimas, como su transformación en toro para raptar a Europa (véase Los toros y la mitología). En leyendas posteriores, en las que se introducen otros valores morales, se pretende mostrar al padre de los dioses a salvo de esta imagen libertina y lasciva. Sus amoríos con mortales se explican a veces por el deseo de los antiguos griegos de vanagloriarse de su linaje divino.

En escultura, se representa a Zeus como una figura barbada y de apariencia regia. La más famosa de todas fue la colosal estatua de marfil y oro, del escultor Fidias, que se encontraba en Olimpia y forma parte de Las Siete Maravillas del Mundo.



[align=center]Imagen[/align]
Última edición por Sol el 28 Jul 2009 10:47, editado 1 vez en total.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Punto
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 2079
Registrado: 02 Abr 2005 08:48
Ubicación: Cadiz

Mensajepor Punto » 28 Jul 2009 10:45

[align=center]Imagen[/align]

HERCULES

En la mitología griega Heracles (en griego antiguo Ἡρακλῆς Hēraklēs, ‘gloria de Hera’) era un héroe y semidiós, hijo de Zeus y Alcmena y bisnieto de Perseo. En la mitología romana se le llamaba Hércules y en la fenicia Melkart. Puede decirse que fue el más grande de los héroes míticos griegos, el parangón de la masculinidad por excelencia, siendo su extraordinaria fuerza uno de sus atributos. Fue, según Pausanias, el último hijo que Zeus engendró con mujeres mortales en Grecia. Se cuentan muchas historias sobre su vida, siendo la más famosa Los doce trabajos de Heracles. Su equivalente etrusco era Hercle, un hijo de Tinia y Uni, y su equivalente egipcio era Herishef.

Existen otras versiones acerca del nacimiento de éste héroe, siendo la más conocida aquella en la que se cuenta que es en realidad hijo de la diosa Hera y de Zeus, y que ésta envió a Heracles con Alcmena y Anfitrión convertido en mortal como venganza por las correrías amorosas de su marido.

Curiosamente, los sacerdotes vestían ropas femeninas en los templos dedicados a Heracles, posiblemente haciendo referencia al mito de Ónfale

Su de ustedes
Punto
Ninguna afirmación es del todo cierta, ni siquiera esta lo es
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 28 Jul 2009 13:28

[align=center] Afrodita



Imagen

"En la mitología griega, Afrodita es la diosa del amor, el sexo y la belleza. Sus poderes son inmensos: protege a los esposos, fecunda los hogares y está presente en los partos. También simboliza la pasión desencadenada que destruye las uniones legítimas e incita a los mortales a toda clase de voluptuosidades y vicios. Sus atribuciones son los secretos de las doncellas, las sonrisas, los engaños, el placer, el amor y la dulzura.

Culto
El epíteto Afrodita Acidalia fue ocasionalmente añadido a su nombre, por la fuente que usaba para bañarse, situada en Beocia (Virgilio I, 720). También era llamada Cipris o Cipria (Kypris) y Citerea (Cytherea) por sus presuntos lugares de nacimiento en Chipre y Citera, respectivamente. La isla de Citera era un importante centro de su culto. Fue asociada con Hesperia y era frecuentemente acompañada por las Oréades, las ninfas de las montañas.

Afrodita tenía sus propios festivales, las Afrodisias, que se celebraban por toda Grecia pero particularmente en Atenas y Corinto. En Corinto, las relaciones sexuales con sus sacerdotisas eran consideradas un método de adoración a Afrodita.

Afrodita estaba asociada y era con frecuencia representada con delfines, palomas, cisnes y los árboles de granadas y limas.

Su equivalente romana es Venus. Sus homólogas eran Ishtar en la mitología mesopotámica, Ashtart (Astarté en griego canónico) en la sirio-palestina y Turan en la etrusca.

Venus es llamada con frecuencia con el epíteto Venus Ericina ("del brezo") por el monte Erice (Sicilia), uno de los centros de su culto.

Nacimiento
La "surgida de la espuma" Afrodita nació de la espuma del mar cerca de Pafos (Chipre) después de que Cronos cortase los genitales a Urano, su padre, y la sangre y el semen de éste cayese al mar. Así, Afrodita es de una generación anterior a la de Zeus. En La Ilíada (libro V) aparece otra versión sobre su origen, según la cual era considerada hija de Dione, quien era la diosa oracular original ("Dione" significa simplemente "la diosa", siendo etimológicamente equivalente a "Diana") en Dodona. Según Homero Afrodita, aventurándose en batalla para proteger a su favorito Eneas, fue herida por Diomedes y volvió con su madre, postrándose de rodillas para ser reconfortada. "Dione" parece ser equivalente a Rea, la Madre Tierra, a quien Homero trasladó al Olimpo. Tras esta historia, Afrodita misma fue llamada a veces "Dione". Una vez que Zeus hubo usurpado el oráculo robledo de Dodona, algunos poetas lo tuvieron por padre de Afrodita.

El principal centro de adoración a Afrodita permaneció en Pafos, cerca de la costa siria, donde la diosa del deseo había sido adorada desde mucho tiempo atrás como Ishtar y Astarté. Se dice que desembarcó tentativamente primero en Citera, un lugar de parada para el comercio y la cultura entre Creta y el Peloponeso. Así quizás tengamos pistas del camino del culto original a Afrodita desde el Levante hasta el continente griego.

Platón consideraba que Afrodita tenía dos manifestaciones, reflejando ambas historias: Afrodita Urania ("del cielo"), y Afrodita Pandemos (común, "del pueblo"). Según Platón estas dos manifestaciones representaban su papel en la homosexualidad y la heterosexualidad, respectivamente (siendo la primera más divina para Platón).

Alternativamente, Afrodita era una hija de Talasa (pues había nacido del Mar) y Zeus.



Más sobre Afrodita.[/align]
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 29 Jul 2009 09:33

[align=center]Hera


Imagen[/align]





Hera es en la mitología griega, reina de los dioses, hija de los titanes Cronos y Rea, hermana y mujer del dios Zeus.
Hera era la diosa del matrimonio y la protectora de las mujeres casadas. Era madre de Ares, dios de la guerra, de Hefesto, dios del fuego, de Hebe, diosa de la juventud, y de Ilitía, diosa del alumbramiento. Mujer celosa, Hera perseguía a menudo a las amantes y a los hijos de Zeus. Nunca olvidó una injuria y se la conocía por su naturaleza vengativa. Irritada con el príncipe troyano Paris por haber preferido a Afrodita, diosa del amor, antes que a ella, Hera ayudó a los griegos en la guerra de Troya y no se apaciguó hasta que Troya quedó destruida. Se suele identificar a Hera con la diosa romana Juno .


Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 30 Jul 2009 11:18

PALAS ATENEA

Imagen



El nacimiento de Atenea, al igual que el de Afrodita, presenta diferentes versiones justificadas, en parte, por cuestiones de género, lo que tampoco es una novedad y para adaptarlas al dominio patriarcal con que se organizó la mitología griega.

Según una tradición pelágica Atenea nació en Libia, a orillas del lago Tritonis, allí fue encontrada por las tres ninfas de Libia que se cubren con pieles de cabra criándose entre ellas y convirtiéndose en una ninfa más. Después llegaría a Grecia, a través de Creta, instalándose en Beocia junto al río Tritón y convirtiéndose en la patrona de Atenas.

Platón la identifica con la diosa Libia Neith, de paternidad desconocida a la que se adoraba en Saïs. La tradición cuenta que las jóvenes de la zona que querían adquirir el rango de sacerdotisas de la diosa debían librar un combate armado.

Herodoto recoge esta tradición y el relato sobre la diosa se adapta a ella para presentarnos a Atenea de niña combatiendo contra su hermana adoptiva Palas y matándola por error. El dolor que esta muerte le produjo hizo que desde entonces antepusiera a su propio nombre el de Palas, en recuerdo de su hermana, pasando a ser conocida como Palas Atenea.

Este relato debió ser reelaborado y adaptado a los intereses griegos y a la subordinación de la diosa Atenea al padre de los dioses Zeus, para ellos la diosa debía pasar a ser hija de Zeus y condicionar sus atributos y acciones a la supremacía de un dios masculino, el crónida Zeus; de manera que reelaboran la historia para presentar a una Atenea, nacida de Zeus y criada por el dios fluvial Tritón, que mató por accidente a su hermana adoptiva Palas, hija de Tritón; siendo la intervención de su padre, Zeus, decisiva para salvar su vida ya que utilizó su égida para distraer a Palas cuando ésta se disponía dar un golpe decisivo a Atenea. Todo esto aún cuando, según las fuentes, la égida o zurrón mágico de piel de cabra que contenía una serpiente y que se protegía mediante la máscara de la Gorgona pertenecía a Atenea desde mucho antes que Zeus proclamara ser su padre.

Apolodoro en su Biblioteca mitológica relata el nacimiento de Atenea, adaptándolo; cuenta cómo Zeus, el padre de los dioses esposo de Hera, deseaba y acosaba a Metis, hija del titán Océano y de Tetis, pero ella conseguía huir de él camuflándose de distintas formas, hasta que finalmente el dios la atrapó y la dejó encinta. Pero existía un oráculo que decía que Metis tendría una niña de esta unión y que si volvía a concebir un nuevo hijo éste estaba destinado a destronar a Zeus, el oráculo repetía lo que ya el propio Zeus había hecho con Cronos y éste a su vez con Urano. El crónida temeroso de que el oráculo se cumpliera convenció a la titánide para que se recostara sobre el lecho y abriendo la boca la deglutió; este fue el triste final de Metis, aunque según Zeús ella vivía dentro de su vientre desde donde le aconsejaba.

Cuando hubo transcurrido el tiempo necesario, un día que Zeus se encontraba a orillas del lago Tritón, sufrió un fortísimo dolor de cabeza que le hizo gritar de dolor y sentir que le iba a estallar; Hermes acudió presto a ver que sucedía y, enseguida lo adivinó, entonces llamó a Hefesto y le convenció para que con su cincel abriera un orificio en el cráneo de Zeus; al hacerlo permitió que saliera por el orificio una Atenea totalmente armada que profirió un fuerte grito. Otras versiones hablan de que fue Prometeo quien abrió el cráneo de Zeus.

Según Harrison, esta descripción del nacimiento de Atenea es el sistema utilizado para desvincularla de su origen matriarcal y asociar sus atributos (sabiduría, estrategia, etc) a una mente masculina a la que debían estar subordinados. Hesíodo en su Teogonía reconcilia los conflictos entre relatos, haciendo a la diosa hija partogénica de la inmortal Metis, titánide del cuarto día, y del planeta Mercurio regente de la sabiduría y los conocimientos y al tragarsela Zeus será el poseedor de toda la sabiduría, así la ciudad griega de Ateneas, bajo el patronazgo de la diosa, quedaba dominada por la soberanía patriarcal de Zeus.

Estamos por tanto ante mitos políticos: históricamente los pelasgos jónicos fueron derrotados por los eolios, que únicamente recuperaron la soberanía mediante una alianza con los aqueos. El mito relata cómo tras el derrocamiento de Krono a manos de Zeus, éste junto con sus hermanos Posidón y Hades se repartió el gobierno del mundo. Posidón tuvo que conformarse con dominar el mar pero siempre codició los reinos terrenales y por esto con frecuencia reclamaba la posesión de ciudades, esto fue lo que sucedió en el Ática, el dios reclamó la ciudad clavando su tridente en la Acrópolis donde brotó instantáneamente un pozo de agua salada.

Más tarde Atenea, durante el reinado de Cécrope, llego a la ciudad y, de una forma pacífica, tomó posesión de ella plantando un olivo junto al pozo de Posidón; éste la retó a un combate pero intervino Zeus impidiéndolo y forzando un arbitraje para dilucidar la disputa; el jurado estaba formado por deidades ante las que declaro Cécrope como testigo; los dioses apoyaban a Posidón, excepto Zeus que se mostró neutral; Atenea tenía a las diosas de su parte, finalmente y por un solo voto de diferencia Atenea consiguió la victoria ya que su olivo fue considerado mejor regalo que el pozo de agua salada de Posidón. La ira de de éste se dejó notar en la llanura Triasiana que fue inundada por enormes olas; Atenea tuvo que trasladarse a la ciudad de Atene y darle su propio nombre; lo que significó histórica y políticamente que las mujeres atenienses tuvieron que hacer concesiones siendo privadas de su derecho al voto y a que su apellido fuera el que llevarán sus hijos en primer lugar dando así nombre a la familia. Posidón también disputó a Atenea el dominio sobre la ciudad de Trecén pero en este caso la decisión de Zeus fue que la compartieran a partes iguales.
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 12 Ago 2009 22:14

[align=center]Artemisa

Imagen

Ártemis o Artemisa (mitología), en la mitología griega, una de las principales diosas, equivalente de la diosa romana Diana. Era hija del dios Zeus y de Leto y hermana gemela del dios Apolo. Era la rectora de los dioses y diosas de la caza y de los animales salvajes, especialmente los osos, Ártemis era también la diosa del parto, de la naturaleza y de las cosechas. Como diosa de la luna, se la identificaba a veces con la diosa Selene y con Hécate.

Aunque tradicionalmente amiga y protectora de la juventud, especialmente de las muchachas, Ártemis impidió que los griegos zarparan de Troya durante la guerra de Troya mientras no le ofrecieran el sacrificio de una doncella. Según algunos relatos, justo antes del sacrificio ella rescató a la víctima, Ifigenia. Como Apolo, Ártemis iba armada con arco y flechas, armas con que a menudo castigaba a los mortales que la ofendían. En otras leyendas, es alabada por proporcionar una muerte dulce y plácida a las muchachas jóvenes que mueren durante el parto.[/align]
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 27 Ago 2009 13:47

Imagen

LAS PARCAS


Las Moiras o Parcas son seres pertenecientes a la mitología griega, personificación del destino o Anagké (su equivalente romano son las Parcas, personificación del Fatum). Aunque se las reconoce en ciertos pasajes como hijas de Zeus y Temis, es más probable, sin embargo que sean hijas de Nix, la Noche, diosa que concebía por sí sola (Teogonía de Hesíodo).

Las Moiras son tres, Cloto, Láquesis y Átropos, "la que hila", "la que asigna el destino" y "la inflexible". Son la personificación del destino, y su misión en el horizonte mitológico griego, es la de asignar el destino a los seres que nacen, deparándoles suertes y desgracias.

Como diosas del destino velan porque el destino de cada cual se cumpla, incluyendo el de los propios dioses. Asisten al nacimiento de cada ser, hilan su destino y predicen su futuro. Se las representaba como tres mujeres de aspecto severo: Cloto, con una rueca; Laquesis, con una pluma o un mundo y Átropos, con una balanza.

En los orígenes del mito estos espíritus estaban relacionados con el nacimiento. Ya que en el momento del nacimiento decidían cuál iba ser la vida del nacido, predestinaban sus actos y el momento de su muerte. Posteriormente el mito evolucionó a la forma que conocemos de las tres hermanas. El destino era determinado mediante un hilo de lana blanca o dorada para los momentos de felicidad, o de lana negra para los momentos de dolor. La más joven, Cloto, preside el momento del nacimiento y lleva el ovillo de lana con el que va hilando el destino de los hombres; la segunda en edad, Láquesis, enrolla el hilo en un carrete y dirige el curso de la vida y la anciana Átropos, la propia Parca, coge del carrete el hilo de la vida y lo corta con sus tijeras de oro sin respetar la edad, la riqueza, el poder, ni ninguna prerrogativa, y así ésta llega inevitablemente a su fin.

La representación más comúnmente usada era la de tres viejas hilanderas o unas melancólicas doncellas. Shakespeare se inspiró en este mito para crear las tres brujas que aparecen en Macbeth, cuya intervención es determinante en el destino del protagonista.
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 28 Ago 2009 10:02

[align=center]Poseidón

Imagen[/align]




Poseidón

Dios del mar, hijo del titán Cronos y la titánide Rea, y hermano de Zeus y Hades. Poseidón era marido de Anfitrite, una de las nereidas, con quien tuvo un hijo, Tritón. Poseidón, sin embargo, tuvo otros numerosos amores, especialmente con ninfas de los manantiales y las fuentes, y fue padre de varios hijos famosos por su salvajismo y crueldad, entre ellos el gigante Orión y el cíclope Polifemo. Poseidón y la gorgona Medusa fueron los padres de Pegaso, el famoso caballo alado.

Poseidón desempeña un papel importante en numerosos mitos y leyendas griegos. Disputó sin éxito con Atenea, diosa de la sabiduría, por el control de Atenas. Cuando Apolo, dios del sol, y él decidieron ayudar a Laomedonte, rey de Troya, a construir la muralla de la ciudad, éste se negó a pagarles el salario convenido. La venganza de Poseidón contra Troya no tuvo límites. Envió un terrible monstruo marino a que devastara la tierra y, durante la guerra de Troya, se puso de lado de los griegos.

El arte representa a Poseidón como una figura barbada y majestuosa que sostiene un tridente y a menudo aparece acompañado por un delfín, o bien montado en un carro tirado por briosos seres marinos. Cada dos años, los Juegos Ístmicos, en los que había carreras de caballos y de carros, se celebraban en su honor en Corinto. Los romanos identificaban a Poseidón con su dios del mar, Neptuno.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 30 Sep 2009 12:42

APOLO

Imagen



Según la mitología griega, Apolo (al que los romanos llamaron Febo), era fruto de la unión entre Zeus y Leto, hija de un titán. Hermano mellizo de Artemisa, diosa virgen y cazadora, era joven y apuesto y está representado por la imagen de un muchacho imberbe cuya frente está adornada con una corona de laurel y en cuyas manos se encuentra una lira (que le fue regalada por Hermes) o una cítara.

Subido en el carro dorado del Sol, que era tirado por cuatro espléndidos caballos blancos, recorría el cielo. Por ello, también se le asocia, incluso se le considera, como dios del Sol. Sin embargo, pesar de su juventud, belleza y majestuosidad, Apolo no fue afortunado en el amor.

El dios Apolo era un gran defensor de la música y de la poesía, y solía aparecer acompañado de las Musas, y también del deporte y de la ganadería (luego descubrirás que fue pastor en su época de destierro entre los mortales). Además, Apolo poseía el don de transmitir el don de la clarividencia a otros, y así hizo con Casandra. También se le atribuía el poder de curar, aunque fue su hijo, Asclepio, el que fue considerado como dios de la medicina.


Aparte de por ser uno de los descendientes directos del gran Zeus, Apolo, dios de la profecía, es conocido por los famosos y transitados oráculos que en su nombre funcionaban en la Antigua Grecia. Oráculos como el del Delfos, que es el que más relevancia ha conseguido a lo largo de la Historia. Por cierto, se convirtió en dios de este santuario situado en las montañas del Parnaso tras matar a Pitón, serpiente temida y legendaria.



Apolo fue considerado un dios equilibrado y templado en ocasiones, pero en otras se manifestó como tiránico y despiado, como cuando convirtió a Dafne, una ninfa, en árbol, tras enamorarse de ella cuando lo alcanzó una flecha de Eros, el dios del amor. Ella lo rechazó y él la castigó de esta manera. También se cuenta que violó a Creusa, hija de Erecteo, rey de Atenas, dejándola embarazada. Tiempo después ésta abandonaría al hijo nacido, Ion, en el templo de Delfos sin que Apolo supiera que era el padre (dato curioso teniendo en cuenta su elogiado poder de clarividencia).

Un suceso importante terrible en la historia de Apolo vino marcado por su progenitor, Zeus. Este ordenó a unos cíclopes que acabaran con la vida del hijo del bello dios, Asclepio, y así lo hicieron. Enterado Apolo, e inmenso en una ira descontrolada, mató a su vez a los cíclopes. Entonces Zeus intervino de nuevo y desterró a Apolo al mundo de los mortales, en donde tuvo que vivir como uno de ellos, sufriendo de todo cuanto sufrían ellos. Fue en este periodo cuando trabajó como pastor para Admeto, el por entonces rey de Tesalia, y se convirtió en defensor del ganado.
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 09 Oct 2009 12:55

DEMÉTER


Imagen



Deméter era la diosa de la agricultura. Pertenece a la primera generación de dioses olímpicos; por tanto, es hermana de Zeus, Poseidón, Hades, Hera y Hestia. Tenía una hija, Perséfone, cuyo padre, según la versión más extendida, era Zeus. Se la representaba llevando una espiga de trigo.

Está presente en pocos mitos, pero uno de ellos es muy importante: el rapto de Perséfone. Estando Perséfone en el campo, el dios de los Infiernos, Hades, se enamoró de ella y se la llevó a su reino en un carro, en contra de su voluntad. Cuando Deméter se enteró de lo sucedido, pidió a su hermano Zeus, rey de los dioses, que pidiera a Hades que la dejara marcharse, pero el rey de los Infiernos se negó. Entonces Deméter, que era la encargada de hacer crecer los cultivos y las plantas silvestres, y de que los árboles dieran sus frutos, descuidó sus tareas debido a la tristeza producida por la ausencia de su hija. Viendo que la Humanidad iba a terminar muriendo de hambre si este asunto no se solucionaba, Zeus visitó nuevamente a Hades, que accedió a liberar a Perséfone con la condición de que no hubiese probado ninguno de los frutos del Tártaro. Cuando Zeus interrogó a la joven, ésta, sin saber nada de esta condición, confesó que había comido seis semillas de granada. Zeus, que no podía contentar a ninguno de sus hermanos, decidió que Perséfone pasase seis meses, uno por cada semilla, en el Tártaro casada con Hades, y los otros seis meses del año con su madre. Esto explicaba la alternancia del verano (alegría de Deméter) y del invierno (tristeza de Deméter).

La diosa Deméter era adorada especialmente en Eleusis, ciudad cercana a Atenas, donde se celebraban sus misterios. Su culto estaba asociado al de Perséfone.

Para los romanos, la diosa Deméter era Ceres, también diosa de la agricultura. De este nombre sale la palabra cereal.
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 09 Oct 2009 13:34

HESTIA

Imagen




En la mitología griega, Hestia (en griego antiguo Ἑστία Hestía) es la diosa del hogar, o más apropiadamente, del fuego que da calor y vida a los hogares. Su culto se asemejaba a la escita Tabiti, y su equivalente romana sería la diosa Vesta, aunque el culto romano a ésta difería bastante del de los griegos.

Era la primogénita de los titanes Crono y Rea, y la primera en ser devorada por su padre al nacer. Aunque amada por Poseidón y por Apolo, juró sobre la cabeza de Zeus que permanecería siempre virgen, a lo que el rey de los dioses correspondió cediéndole los lugares preeminentes de todas las casas y la primera víctima de todos los sacrificios públicos, por evitar con su negativa una primera disputa entre los dioses.

Como diosa del hogar y la familia, Hestia apenas salía del Olimpo, y nunca se inmiscuía en las disputas de los dioses y los hombres, por lo que paradójicamente pocas veces aparece en los relatos mitológicos a pesar de ser una de las principales diosas de la religión griega y, posteriormente, romana. Muestra de esta importancia es el hecho de que Hestia era la primera a quien se le hacían las ofrendas en los banquetes, antes incluso que a Zeus. Se le solían sacrificar terneras de menos de un año, aludiendo a su virginidad.

Ovidio narra una escena en la que Príapo, borracho, había intentado violar a Hestia en una fiesta a la que habían acudido todos los dioses y tras la cual se habían quedado dormidos. El rebuzno del asno de Sileno despertó a la diosa justo cuando su agresor se abalanzaba sobre ella, dándole el tiempo suficiente para huir despavorida originando una situación bastante cómica. Sin embargo, es posible que esta historia sea una deformación latina posterior de una escena protagonizada por la ninfa Lotis.

La escena también cuenta que en lugar de ser Hestia quien escapaba, fue Príapo, ya que al despertar la diosa, le empezó a gritar y él huyó.

Culto
Hestia inventó el arte de construir casas y era la protectora de los sentimientos más íntimos y tradicionales, por lo que con ella finalizaban siempre las oraciones a los dioses. De ella dependía la felicidad conyugal y la armonía de la familia. Extendió su protección sobre los altares, los palacios de los gobernantes y, por analogía, sobre los estados entendidos como el hogar de cada pueblo. De ella, por tanto, dependía la armonía y la felicidad de los habitantes de una ciudad. Con el paso del tiempo incluso se amplió su protección a todo el universo, asumiendo que un fuego sagrado místico daba vida a toda la naturaleza. En este sentido, en un estadio de la religión más evolucionado, se confundía su culto con el de diosas como Cibeles, Gea, Deméter o Artemisa.

En sus templos (los pritaneos), situados en el centro de las ciudades al aire libre, se recibía a los embajadores extranjeros, siendo un lugar de especial culto y de asilo, hasta el punto que se los consideraba el templo de todos los dioses, pero presididos por Hestia. Cuando los habitantes de una polis partían para colonizar otras tierras, portaban una antorcha con el fuego del altar de Hestia, prendiendo con él el nuevo altar en la colonia, como símbolo de unión con la metrópoli. Si este fuego se apagaba, no podía volver a ser encendido con medios tradicionales, sino que se establecía un rito sagrado y se encendía uno nuevo mediante fricción o con cristales calentados al sol.
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 21 Jul 2010 18:57

[align=center]Imagen



Hades[/align]


Hades, en la mitología griega, dios de los muertos. Era hijo del titán Cronos y de la titánide Rea y hermano de Zeus y Poseidón. Cuando los tres hermanos se repartieron el universo después de haber derrocado a su padre, Cronos, a Hades le fue concedido el mundo subterráneo. Allí, con su reina, Perséfone, a quien había raptado en el mundo superior, rigió el reino de los muertos. Aunque era un dios feroz y despiadado, al que no aplacaba ni plegaria ni sacrificio, no era maligno. En la mitología romana, se le conocía también como Plutón, señor de los ricos, porque se creía que tanto las cosechas como los metales preciosos provenían de su reino bajo la tierra.

El mundo subterráneo suele ser llamado Hades. Estaba dividido en dos regiones: Erebo, donde los muertos entran en cuanto mueren, y Tártaro, la región más profunda, donde se había encerrado a los titanes. Era un lugar oscuro y funesto, habitado por formas y sombras incorpóreas y custodiado por Cerbero, el perro de tres cabezas y cola de dragón. Siniestros ríos separaban el mundo subterráneo del mundo superior, y el anciano barquero Caronte conducía a las almas de los muertos a través de estas aguas. En alguna parte, en medio de la oscuridad del mundo inferior, estaba situado el palacio de Hades. Se representaba como un sitio de muchas puertas, oscuro y tenebroso, repleto de espectros, situado en medio de campos sombríos y de un paisaje aterrador. En posteriores leyendas se describe el mundo subterráneo como el lugar donde los buenos son recompensados y los malos castigados.

http://www.portalplanetasedna.com.ar
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 31 Oct 2010 15:42

[align=center]Telémaco

Imagen

En la mitologí­a griega Telémaco (en griego antiguo Τηλέμαχος Tíªlémakhos, traducido literalmente como ‘el luchador lejano’) es el hijo de Odiseo (también conocido como Ulises) y de Penélope, y un personaje de la Odisea de Homero. Telémaco era todaví­a un niño cuando su padre marchó a la Guerra de Troya, y en sus casi veinte años de ausencia creció hasta hacerse adulto. Después de que los dioses en asamblea hubieran decidido que Odiseo debí­a volver a casa desde la isla de Ogigia, Atenea, adoptando la apariencia de Mentes, rey de los tafios, fue a ítaca y advirtió a Telémaco que expulsase de su casa a los molestos pretendientes de su madre y se dirigiese a Pilos y a Esparta a fin de recabar información sobre su padre. Telémaco siguió el consejo, pero los pretendientes se negaron a abandonar su hogar y Atenea, aún con la forma de Mentes, le acompañó a Pilos. Allí­ fueron recibidos hospitalariamente por Néstor. Una hija de Néstor, Policasta, bañó a Telémaco y su hijo Pisí­strato durmió con él y luego lo guió a Esparta. De nuevo Menelao le recibió amablemente y le comunicó la profecí­a de Proteo sobre Odiseo: que estaba siendo retenido contra su voluntad por la ninfa Calipso. Desde Esparta, Telémaco regresó a casa, y una vez allí­ encontró a su padre con su fiel porquerizo Eumeo. Sin embargo, Atenea habí­a metamorfoseado a Odiseo en mendigo, así­ que Telémaco no reconoció a su padre sino más tarde, al revelarle éste su identidad. Padre e hijo acordaron entonces castigar a los pretendientes; y cuando acabaron con ellos o les dispersaron, Telémaco acompañó a su padre a ver a su anciano abuelo Laertes. En las tradiciones posteriores a Homero, se recoge que Palamedes, cuando intentaba persuadir a Odiseo para que se uniese a los griegos contra Troya y éste fingí­a imbecilidad, puso al joven Telémaco ante el arado con el que Odiseo se afanaba. Según algunas fuentes, Telémaco fue el padre de Persépolis y del poeta Homero con Policasta (a veces llamada Epicasta), hija de Néstor, y de Ptoliportes con Nausí­caa, hija de Alcí­noo. Otros cuentan que fue inducido por Atenea a casarse con Circe y que con ella fue padre de Latino, o que se casó con Casí­fone, una hija de ésta, pero en una disputa con su suegra la mató, por lo que a su vez Casí­fone le mató a él. Una versión afirma que Odiseo, debido a una profecí­a sobre que su hijo era peligroso para él, le desterró de ítaca. Servio hace a Telémaco el fundador de la ciudad de Clusium en Etruria.[/align]
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 10 Feb 2011 21:21

[align=center]Imagen[/align]


Las Moiras - Cloto, Láquesis y ítropo- significan: “La que hila”, “La que asigna el destino” y “la Inflexible” y el término Moira a su vez proviene del griego y significa “porción”, por tanto, la función de ellas, es controlar el hilo metafórico de la vida del hombre desde su nacimiento hasta la muerte.

El poeta Hesí­odo consideraba a las Moiras, hijas de Zeus y Temis. Este poeta hace una visión de ellas como “las responsables de los momentos felices que ocurren en la vida de los mortales”, es después cuando otros autores hacen una personificación de ellas, como el destino en sí­ de todos los mortales.

En la mitologí­a, las Moiras aparecí­an al tercer dí­a del nacimiento de un niño para determinar el curso de la vida que tomarí­a el infante y en este punto, la mitologí­a Latina también guarda mucha concordancia, de hecho a Cloto, a quienes conocen los griegos como “la hiladora” puesto que hilaba en la rueca hasta que el hilo de vida fuese a ser usado, los romanos la conocen como Nona o Novena y era una diosa a la que se invocaba después del noveno mes de gestación, es decir cuando nací­a el niño. Láquesis tení­a el trabajo de medir con su vara el hilo que se usarí­a para la vida de cada niño y en su equivalencia romana, Décima, tení­a más o menos el mismo trabajo y por último, ítropo era la encargada de cortar el hilo de la vida y por eso era llamada “la inflexible”, ella tení­a asignada la tarea de decidir el dí­a y la forma de la muerte de cada persona y cuando el momento llegaba, no dudaba en sacar sus horrendas tijeras para cortar el hilo que uní­a a ese mortal con la vida. Su equivalente en mitologí­a Latina es Morta que significa muerte.

Se les representa como tres mujeres de aspecto fuerte: Cloto en la mayorí­a de los casos con una rueca, Láquesis con un mundo y ítropo con una balanza, aunque también hay otro tipo de representaciones, pero la que acabo de nombrar es la más común. Por último, cabe destacar que tanto en la mitologí­a Griega como en la romana, las máximas autoridades: Zeus y Júpiter, respectivamente, tení­an pánico de ellas, podrí­a decirse que eran probablemente de los seres más respetados del mundo mitológico en ambas culturas.




Fuente:
Escrito por Zayi Hernández.
LA HAMACA DEL PENSADOR
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 10 Feb 2011 22:05

Uy, esto ya lo habí­a puesto Luisa, perdón Luisilla :oops:
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado