Sirenas

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 28 Ene 2010 17:22

Imagen
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 29 Ene 2010 05:00

Imagen
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 03 Feb 2010 23:51

[align=center]Imagen


Come to me - Vangelis

[ram 200,25]http://www.youtube.com/v/PEKSiAJ23Fw?fs=1&amp;hl&autoplay=1&=es_ES&fs=1&rel=0&color1=0x006699&color2=0x54abd6" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="200" height="25"[/ram][/align]
Última edición por Sol el 26 Abr 2011 19:23, editado 3 veces en total.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Pirata
Sabio
Sabio
Mensajes: 24268
Registrado: 24 Nov 2008 11:42
Ubicación: Los 7 Mares

Mensajepor Pirata » 13 Feb 2010 12:07

[align=center]Imagen[/align]
Imagen
Y lo he hecho sin probar una sola gota de ron
luisa
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1134
Registrado: 19 Abr 2004 00:00

Mensajepor luisa » 13 Feb 2010 15:42

Imagen
Un día sin una sonrisa es un día perdido<br />
<br />
<img src='http://img197.imageshack.us/img197/5246/carnavalj.gif'>
Avatar de Usuario
NURIA1
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 2445
Registrado: 22 Ene 2004 00:00
Ubicación: la millor terreta del mon

Mensajepor NURIA1 » 14 Feb 2010 13:15

Imagen
No soy perfecta, pero soy única
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 26 Feb 2010 22:08

[align=center] LA SOLEDAD DE LA SIRENA.


Cada día al amanecer
Espera la sirena emerger
Y encontrar al marinero
Que le abrió su corazón de acero.

El tiempo transcurre lento
Pero sin un ápice de abatimiento
Ella no se resigna a no ver esos ojos
Y se mantiene fiel a sus antojos.

Despunta la clara aurora
El cielo despejado, la mar sonora
Y en el horizonte un velero se divisa
Es su amado traído por una leve brisa.

Marinero de carácter errante
Que con sus ojos me atraviesas
Y con sus labios, me besas
Se lo ruego, no se ausente…



Imagen


Poison.




[/align]
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 11 Mar 2010 22:31

[align=center]Imagen[/align]
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 12 Mar 2010 05:42

Muy bonito Poi!


[align=center]Visión De Las Sirenas

Helas aquí. De plata y hermosura.
Se desvanecen, aparecen huyen
y la noche lunar las trae de nuevo.
¿Oyes su canto?…
Complácete, no te apresures,
goza en su contemplación su aparición.
……………………………..
No volverás a contemplarlas nunca…

JESUS HILARIO TUNDIDOR (España, 1935)
[/align]
[align=center]Imagen[/align]
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 10 Abr 2010 16:00

[align=center]Imagen[/align]
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 15 Abr 2010 18:23

[align=center]Imagen[/align]
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 15 Abr 2010 21:29

[align=center]Sobre las sirenas


Ni redes de oro ni arpones de plata. Así no cazarán ninguna sirena. Nada de músicas; el rumor del mar las vuelve sordas a las débiles musiquitas terrestres. Tampoco alhajas: prefieren las madréporas y los corales. ¿Visiones? ¿Dinero? ¡Qué candor! Las Sirenas viven desnudas y, en cuanto al dinero, ¿qué harían con papeles mojados? Monedas, quizá, pero sospecho que las confundirían con joyas y ya les advertí que desprecian las joyas de metal. Para cazar una sirena hay que hundir el barco. Hasta el fondo del mar, si es preciso. Hasta que la quilla repose sobre la negra arena del fondo, en medio de la oscuridad y del silencio. Es riesgoso, lo sé. Se corre el peligro de que el barco no vuelva más a la superficie. Pero si vuelve, en su arboladura, enredada en las jarcias, habrá una sirena.

Marco Denevi



Imagen
[/align]
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 17 Abr 2010 00:04

[align=center]Imagen[/align]
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 21 Abr 2010 22:09

[align=center]Imagen

Luis de Pablos.[/align]
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 24 Abr 2010 21:31

[align=center]La sirena[/align]


[align=center]Quería ella buscar a su amado que se fué
Muchas olas atrás
Quería ella escaparse de una isla de la
Habana tropical
Montarse al arcoiris resbalar y así
Ganar su libertad
Salir volando, ir nadando
Alguna forma de poderlo encontrar

Vestida como un hada ella se fué
Montada en un delfín ella escapó
Y en la mar ella se hundió

Nadando entre corales, caracolas y
Entre peces de colores
Nadando con delfines en las olas
Empapada en amores

Y el profundo azul llenaba sus rincones y
Borraba sus dolores
La luna le plateaba sus espaldas, y su cola
Y sus escamas

Vestida como un hada ella se fué
Montada en un delfín ella escapó
Y en la mar ella se hundió

De repente ella soñó que encontraba
A su amado
Que nadaba a su lado
De repente ella soñó que sus cuerpos enlazados
Se sumían abrazados
En la mar

De repente despertó y su sueños diluidos
Entre azules y el olvido
De repente despertó convertida en sirena recostada
En la arena
De repente despertó y sus sueños diluidos
Entre azules y gemidos
De repente despertó convertida en sirena recostada
En la arena
En la mar
Una sirena, en la mar, una, sirena.

Canción de Maná
[/align]


[align=center]Imagen[/align]
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 25 Abr 2010 21:46

Imagen
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 05 May 2010 22:34

[align=center]Imagen[/align]
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 05 May 2010 23:04

[align=center]Imagen[/align]
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 06 May 2010 05:53

[align=center]Va sobre espuma alzada, casi en vuelo,
sin rozar el navío ni la roca
y la distancia abierta la provoca
un doloroso afán de agua y de cielo.

El canto suelto, desflecado el pelo,
de la tierra inocente, grave y loca;
encendidos los sueños y en la boca
la extraña sangre de una flor de hielo.

No es el tritón quien le transforma el pecho,
ni el querubín se inflama entre sus labios
para beber después llanto deshecho.

Un hombre, nada más... Con brazos sabios
la tiende sobre el peso de la tierra
y allí se arrastra dulcemente en guerra.

Claudia Lars
[/align]

[align=center]Imagen[/align]
Avatar de Usuario
Coral
Sabio
Sabio
Mensajes: 22398
Registrado: 30 Oct 2009 01:02

Mensajepor Coral » 14 May 2010 07:00

[align=center]Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas.
Ella canta. Nos llama. La seguimos
y jamás retornamos...
[/align]
[align=center]Gustave Flaubert.[/align]


[align=center]Imagen[/align]
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 14 May 2010 11:04

[align=center]Imagen




Fragmento de La Odisea de Homero



La diosa Circe le dice a Ulises:

―Ulises, es cierto, todas esas cosas deben cumplirse como tú dices;
ahora escucha mis consejos, un dios hará que los recuerdes. Primero
encontraréis a las Sirenas, que seducen a todos los hombres cuando se
acercan a ellas. Pero aquel que, impulsado por su imprudencia, escuche
a las Sirenas, no verá nunca más en su casa a su esposa, ni a sus hijos
sentados a su lado; no disfrutarán del regreso. Las Sirenas, recostadas
en un prado, le seducirán con sus voces armoniosas; alrededor de ellas
hay montones de huesos y carnes secas de los hombres a los que ellas
hicieron perecer. Evitad esas orillas, y tú taparás los oídos de tus
compañeros, amasando una blanda cera, para que ninguno de ellos
pueda oírlas. Solamente tú podrás escucharlas, si lo deseas; pero en tu
nave ellos atarán tus pies y tus manos al alto mástil; allí mismo te
cargarán de cadenas, para que puedas gozar escuchando a las Sirenas.
Entonces, si tú suplicas a tus compañeros, si les ordenas que te desaten,
ellos te atarán todavía con nuevas cadenas.

Más adelante, el propio Ulises nos cuenta lo que le dijeron las Sirenas:

"―Acércate, ven a nosotras, célebre Ulises, gloria grande de los griegos,
detén aquí tu nave para escuchamos. Ningún hombre ha franqueado
estos lugares sin haber oído la voz melodiosa que se escapa de nuestros
labios; aquel que cede a nuestros deseos, regresa encantado a su patria,
sabiendo muchas cosas. Nosotras sabemos todo lo que en la vasta Ilion
han padecido los griegos y los troyanos por la voluntad de los dioses;
sabemos todo cuanto acaece en la tierra fecunda." Así hablaron las
Sirenas con voz melodiosa. Mi corazón deseaba escucharlas, y haciendo
señas con mis ojos a mis compañeros, les mandaba que me desatasen;
pero ellos, encorvándose, remaban con mayor ardor. En el acto, Euriloco
y Perimedes se levantan, me cargan de nuevas cadenas, y me aprietan
todavía más. Cuando hubimos franqueado aquellos parajes, y ya no se
oyó más la voz de las Sirenas ni su canto seductor, mis compañeros
quitaron la cera que tapaba sus oídos y a mí me quitaron las cadenas.





http://elcastigodelassirenas.blogspot.c ... as_14.html[/align]
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 17 May 2010 22:09

[align=center] LA SIRENA DEL AIRE.



En algún año del siglo XVII hubo un capitán que, amargado por la enfermedad de la nostalgia y el abandono de sus amigos, se hizo a la mar buscando una isla. En la isla, según decían sus camaradas, vivía un monje ermitaño muy sabio que podría ayudarlo.
Zarpó al mediodía cuando el sol rutilaba en el cabrilleo marino y dio instrucciones tan confusas al timonel y al piloto que la fragata se perdió en la bruma de un pasaje que todos llamaban «el silencio tenebroso». Nada se movía en la quietud mórbida de esas aguas espesas cuyos miasmas parecían supurar una niebla verdosa y picante que escocía los ojos. El capitán sabía que traspasada la calma especiosa y malsana, se encontraba la isla. Y en la isla una cueva. Y en la cueva un león que custodiaba la entrada al cenobio donde el monje escribía cláusulas a los textos sagrados.
Pasó un día y el barco seguía inmóvil, como amarrado a las fuerzas de las profundidades. Al segundo día el piloto se acostó en la amura y abandonó el timón inútil en la parálisis de la nave que no podía avanzar ni retroceder porque el aire se había coagulado a su alrededor. Al tercer día se escucharon golpes en la quilla, hacia babor. El capitán bajó una escala de gato y por ella trepó una bellísima Sirena.
Era una criatura límpida, de tez parecida al alabastro, casi traslúcida. En sus ojos, si no habitaba la divinidad, estaban los rastros de esa visión.
—He vivido mil años en las profundidades —dijo con voz tímida—. Ya no soporto las tinieblas ni el hondo pesar del mar. Quiero vivir en la luz.
El capitán se limitó a encogerse de hombros; no buscaba redimir a nadie ni librar a un inocente de sus culpas. No buscaba ayudar: buscaba ayuda.
Buscaba en el mar al monje que le daría paz a su vida.
—Puedes vivir en mi barco —respondió sin dar mucha importancia a sus palabras que seguían lánguidamente a sus pensamientos.
La Sirena suspiró hacia la lejanía y respondió sin alzar los ojos:
—Sigue siendo el mar.
El capitán pensó un momento, algo inquietante le había cedido la extraña criatura envuelta en algas que pisoteaba su propia cola con dos aletas del color del acero bien pulido. Ahora, repentinamente, sentía una infinita lástima por la Sirena pensando que también ella sentía el dolor de la nostalgia; que vivir diez años en las profundidades sería un castigo insoportable; pero mil años ya ofendía el pensamiento.
—¿Quieres que te deje en algún puerto? ¿Quieres vivir en tierra?
—Yo misma podría haber llegado al puerto más próximo. Necesito el aire, ¿acaso ignoras que las sirenas fuimos criaturas aladas en el pasado? El vértigo de volar es la libertad. Han pasado más de mil años pero aún recuerdo la libertad. Nunca se olvida el origen de la vida.

El capitán se puso pensativo. Atardecía con un cielo desgarrándose en rojos y violetas cuando empezó a soplar el viento. El barco se puso en movimiento y el piloto despertó de su largo sueño para retomar el timón.
—Sé lo que haré contigo —dijo al fin el capitán—. Te izaré en la cúspide del campanil de la iglesia más alta que encontremos. Allí serás feliz indicando a cada cual el rumbo de su libertad.
—¿Cómo puedo indicar a nadie la felicidad si yo misma no la conozco? —preguntó la Sirena con dulzura.
El viejo capitán recordó que durante una tempestad, en la nasa, habían rescatado del fondo agitado del mar una lira de oro que él guardaba celosamente en su camarote. Bajó a buscarla sin decir nada y al acariciarla sintió que algo muy delicado estaba a punto de suceder. La lira de oro parecía temblar como esas gaviotas que a veces caían exhaustas en la cubierta de la nave. Se la dio a la Sirena.
—Si puedes tañerla sabrás lo que es la felicidad y dónde encontrarla, señaló mirando fijo la frente nacarada de la doncella del mar.
No bien la tuvo en sus manos la Sirena meció sus dedos traslúcidos y era como si un cristal rozase el oro desprendiéndole la música más sublime que jamás se había escuchado. La música de los ángeles.
El capitán comprendió enseguida que se había unido dos partes del universo que se necesitaban desde los lejanos tiempos de la primera luz.
La Sirena empezó a cantar y su voz llenó el vacío que había impuesto la tristeza al capitán, que había removido viejas culpas e hizo que el sueño huyese de sus ojos.
El piloto, diestro en el manejo de la rosa de los vientos, señaló a lo lejos una vieja iglesia de piedra recostada contra el farallón. Tenía una torre y en lo alto, el sitio de la veleta estaba vacío junto a la cruz.
—Allá serás dichosa, dijo.

Han pasado muchos más de cien años. La Sirena con la lira de oro sigue allá en lo alto, temblando, asida a los vientos para indicar el sitio exacto donde éstos van a extinguirse en la calma. Con sus dedos de anémonas de cristal hace la música que indica a cada cual el sitio desde el cual puede perdonar el pasado y bendecir el futuro. El capitán comprendió que en ese sitio empezaba la paz que estaba buscando.
Ya no necesitó encontrar la isla, ni despertar al león de su letargo. El monje escribiría entonces, en los márgenes de un texto sagrado:
«La belleza nos enseña a salvarnos de nosotros mismos».

Imagen



Alejandro Maciel.


[/align]
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 18 May 2010 17:50

Imagen
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 21 May 2010 12:26

[align=center]Imagen[/align]
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 24 May 2010 20:41

Imagen

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado