William Shakespeare

Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 02 Ene 2009 19:20

Imagen

Lamentos de un amante. (continuación)

Le caían sus rizos en serpenteantes ondas
y a cada leve soplo de la brisa o del viento
a sus labios llevaba sus cabellos castaños.
Lo que es dulce de hacer, pronto encuentra sirviente
y no hay ojo que al verle no turbara su mente,
pues tenía en su cara, generoso el resumen,
de todo lo que puede sembrar el Paraíso.

Pocas muestras de hombre lucía su barbilla,
que apenas comenzaba su barba a despuntar,
terciopelo no usado en su piel fabulosa,
que desnuda ganaba al transparente velo,
aunque gracias a él era más adorable
y hasta el amor pensaba con vacilante duda
si era mejor tal era o al demostrar su encanto.

De virtudes tan bellas, tal como su apariencia,
pues su lengua era joven y en consecuencia franca.
Mas si se le irritaba, se tornaba en tormenta,
como las que a menudo, nos da Mayo o Abril,
cuando el viento respira dulcemente en desorden.
De este modo su hombría, fiel de su juventud,
revestía sus yerros con la verdad altiva.

Era tan buen jinete, que los hombres decían:
Ese caballo toma de su jinete el brío,
orgulloso por noble, a tan dócil servir.
¡Qué vueltas y qué saltos, qué andar y qué parada!»
Y entonces el debate por él se suscitaba,
sobre si era el caballo proeza del jinete
o el porte del jinete belleza del corcel.

Fragmento del 85 al 112.

Edición de Ramón García González.


De nada Sol. :wink:


Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 04 Ene 2009 23:28

Imagen



Lamentos de un amante. (Cont.)


Mas pronto de su lado el fallo se inclinaba.
Su natural destreza le daba vida y gracia
a su dones reales y superfluos adornos.
Era en sí tan completo, que en su caso la ayuda,
ganaba al ser la gracia en él desempeñada
y al proponer mejoras estos aditamentos
no dañaban su gracia, pues él les daba gloria.

De tal modo en la punta de su certera lengua,
todas las discusiones y los grandes problemas,
encontraban respuestas y sólidas razones,
que en su favor dormían o por él despertaban,
para gozo del triste y llanto del riente.
Dominaba el lenguaje con tan hábil destreza
que embarcaba pasiones en el mar de su antojo.

De esta forma reinaba en el pecho de todos,
ya jóvenes o viejos, sin importarle el sexo,
al compartir su mente y quedar de sirvientes
a su real antojo, sirviéndole cual ciegos.
Plegaba voluntades su mágico deseo
y expresaban por él, lo que él hubiera dicho,
que al inquirir sus mentes, serviles se prestaban.

Muchos se procuraron su divino retrato,
para educar sus ojos y en él poner su mente,
cual locos insensatos, que dan al pensamiento,
todas las ilusiones que en tierra extraña encuentran.
Sus tierras y mansiones, se otorgan en sus sueños
y se conceden gozos, que por él son gozados,
gozando de tal forma con su imaginación.

Fragmento del 86 al 140.

Edición de Ramón García González.


Serenade-Borodin


Algol gracias por tu ayuda con la música. :wink:
Última edición por Sol el 19 May 2015 08:39, editado 1 vez en total.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 07 Ene 2009 14:32

Imagen


Lamentos de un amante.

Hubo muchas que nunca su mano acariciaron
y que dulces fingieron ser dueñas de su alma.
Yo triste y desdichada, de mi persona libre,
señora enteramente de todo mi cariño,
a sus jóvenes artes y magia adolescente,
le entregué mi ternura a su mágico encanto:
Conservando la rama, la rosa le entregué.

Mas nunca le pedí, tal como hicieron otras,
ser suya ni ceder a sus propios deseos,
encontré en ser honesta la raya prohibitiva
y encontré en la distancia escudo de mi honor.
Construyó la experiencia para mí baluartes,
contra pruebas dolientes, de mi ansiado botín,
de esta joya tan falsa y el cautivo despojo.

Pero ¡ay! ¿quién evita con gracias anteriores
el adverso destino que enfrenta a la mujer?
¿Dónde están los ejemplos que en esta inclinación
han sabido apartarla ayer de los peligros?
La prudencia no para a quien no lo desea
y al llegar este ardor, se escuchan los consejos
como un filo mellado ya falta de agudeza.

Tampoco satisface a nuestra propia sangre
el vernos sometidos a la experiencia ajena,
que nos privan del dulce que tan bueno parece,
cuando se invocan daños, sólo por nuestro bien.
¡Ay, insensata gana, que flota sobre todo!
El paladar que tienes sediento de la prueba,
prueba aunque la razón le grite: «¡Esta es tu ruina!»

Fragmento del 140 al 168.

Edición de Ramón García González.


:cold
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 08 Ene 2009 15:38

Imagen

Lamentos de un amante (continuación)

Pues a poco me dije: «Este hombre es un falso!»,
al padecer las muestras de sus propios engaños.
Presentí que sus flores ornaban otros huertos
y que con el engaño, doraba su sonrisa
y que son las promesas correos de vergüenzas,
que letras y palabras eran sólo artificios
y bastardos de un alma, adúltera y oscura.

Defendí por un tiempo el honor de mi plaza,
mas comenzó su asedio: ¡Oh, mi gentil doncella,
se doliente y sufrida con mi joven sufrir
y no temas si digo por ti sagrados votos.
La promesa que te hago, ¡jamás! la pronuncié.
Que a banquetes de amor cien veces fui llamado,
mas a nadie cortejo, ni a nadie me he entregado.

Todas mis propias faltas que me adornan y ves,
son errores de sangre, nunca del pensamiento,
el amor no las hizo, pues fue como un contrato,
en que ningún amante, no fuera ni clemente,
para buscar pecado, su deshonra buscaron
y así de esta deshonra me culpo la mitad
y la otra en reproches que siempre se me hacen.

Entre tantas doncellas, que mis ojos han visto,
sólo tú has encendido el fuego de mi alma,
ni ha causado a mi afecto, la menor desventura,
ni encantó con su embrujo mis ratos de placer.
Sin querer hice daño, sin ser jamás dañado,
prendí en sus corazones y el mío siguió libre
y ha sido en su terreno, amo, señor y rey.

Fragmento del 169 al 196


Edición de Ramón García González.


Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 12 Ene 2009 09:58

Imagen



Lamentos de un amante (continuación)

Estos son los tributos que me dan sus favores:
Mira, pálidas perlas y rubís como sangre,
pensando de este modo transmitirme su amor,
con penas y rubores claramente implicados
en el exangüe ánimo y acarminado ánimo.
Efectos de su miedo y su eterna modestia
que guardaban sus almas en aparente lucha.

Contempla estas monedas de su dorado pelo,
con curvados metales, dulcemente tejidos.
Los recibí de muchas y todas eran bellas,
que gemían llorosas les fueran aceptadas,
junto con ricas gemas y joyas engarzadas
y pensados sonetos que a la vez ensalzaban
la rara y rica esencia de cada nueva piedra.

Mirad este diamante que hermoso y duro es,
que encierra cualidades, tan raramente vistas.
Esta verde esmeralda que sólo al ser mirada
corrige el brillo enfermo de los ojos más débiles,
el zafiro cerúleo y el matizado ópalo,
entre diversas joyas, mostrando cada una
con blasonado ingenio un secreto lamento.

Hay en estos trofeos de caluroso afecto,
los tristes pensamientos de un deseo servil.
La Natura me obliga a que no los conserve,
sino a dar y entregarlos ante quien yo me rinda,
es decir a vos misma: mi origen, mi destino,
pues ellas son por ley, dulces ofrecimientos,
al altar de mi sangre, del que sois la Patrona.

Edición de Ramón García González.

Fragmento del 197 al 224
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 15 Ene 2009 15:45

Imagen

Lamentos de un amante. (continuación)

Extiende, pues amada, tu mano incomparable,
cuya blancura inclina. las alas del elogio
y recibe en tu alma mis tiernas oraciones.
Santificados aires del fuego de mi pecho.
Soy sólo tu ministro, el más fiel y obediente,
que actúa a tu capricho y a tu deseo están
mis aislados presentes, reunidos en un ramo.

Observa este legado, que me envío una monja
o hermana consagrada al más bendito nombre.
Que rechazó hace poco la corte y sus galanes
y que sus cualidades puso duda en las flores,
buscada por espíritus del más alto nivel.
Pero ella se mantuvo distante y se dedica
a consagrar su vida al Dios de amor eterno.

Mas, ¡oh, dulzura mía! ¿qué nos cuesta dejar
lo que nunca tenemos o domar lo domado,
limitar los espacios que carecen de forma
o resolver enigmas en cárceles sin rejas?
Aquella que su forma restringe de tal modo,
se refugia en la fuga cuando llega el combate
y se otorga valores de ausencia y no de fuerza.

¡Perdón, si mi elocuencia, responde a la verdad!
El destino me puso de frente a su mirada,
logrando de inmediato su fuerza someter
y ahora quiere dejar su enrejada clausura.
El amor religioso desplazó a su buen Dios.
Por evitar pecados su alma encastilló
y hoy dispuesta al pecado su libertad procura.

Fragmento del 225 al 252

Edición de Ramón García González.


Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 17 Ene 2009 10:38

Imagen


Lamentos de un amante. (continuación)

¡Permíteme que diga lo poderosa que eres!
Los rotos corazones, que ya me pertenecen
vaciaron sus fuentes en mi privada alberca
y todo y más lo vuelco en tu gracioso mar.
Yo reino sobre ellos y tú en el mío reinas
y exige tu victoria que todo lo juntemos
en un filtro de amor que cure tus temores.

Mis rasgos sedujeron a una sor consagrada,
que estando flagelada y en estado de gracia,
cuando miró mis ojos y el asedio iniciaron
olvido sus promesas y sus votos cedieron.
¡Oh, amor omnipotente! Ni vínculos ni votos,
excitan tu aguijón, ni anudan ni confinan,
porque tú lo eres todo y tuyas son las cosas.

Cuando tú me presionas ¿de qué valen las leyes
de la ajada experiencia? Y cuando tú me inflamas,
¿qué baldías resultan tantas oposiciones,
como el temor, riqueza, ley, familia o prestigio!
El amor es la paz contra tantas vergüenzas.
El alivia sufriendo los dolores que causa,
su fuerza de amargura de choque o de temor.

Hoy todas estas almas que dependen de mí,
sintiendo que se rompen, se desolan gimiendo
y a ti, ya suplicantes, dirigen sus suspiros,
porque dejes la lucha que contra mí diriges,
prestando sólo oídos a mis dulces designios.
Y soy alma creyente a un firme juramento,
que mi fiel lealtad, expondrá y cumplirá.


Fragmento del 253 al 280

Edición de Ramón García González.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 19 Ene 2009 19:18

Imagen

Lamentos de un amante. (continuación)

Esto dijo bajando sus plañideros ojos,
cuyo mirar estuvo pendiente de los míos.
Ríos por sus mejillas, surgían como fuentes,
con salino caudal y rápida caída.
¡Oh, qué encanto le daba al río el dulce cauce,
reflejando en sus aguas el brillo de las rosas,
luciendo en sus espejos los colores que encierra!

¡Oh, buen padre! ¡Qué infierno de brujería esconde
una lágrima sola en su pequeña órbita!
Pero si están los ojos por el llanto anegados
¿qué duro corazón no acudirá hasta el agua?
¿dónde hay un alma helada que al verlo no se inflama?
¡Oh, dividido efecto! La modestia y la ira,
son el fuego que inflama y el hielo que lo extingue.

Pues mira, su pasión, o el arte de su oficio
tornó también en mí, la inteligencia en llanto.
La blanca y pura estola de mi virtud tiré,
abatí mis defensas y todos mis rubores
y ante él me presento, como él ante mí,
llorando, más sus lágrimas no eran como las mías:
Me envenenó su llanto y el mío le dio cura.

Es portador constante de tantas sutilezas
que aplica con astucia recibiendo mi formas,
encendidos sonrojos y torrentes de lágrimas,
desmayada blancura que toma o deja el gesto,
según las circunstancias le sirvan a su engaño.
También se torna lívido, ante cualquier visión
o bien se ruboriza ante sucias palabras.


Fragmento del 281 al 308.

Edición de Ramón García González.


Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 20 Ene 2009 00:31

Imagen



Lamentos de un amante. (Fragmento Final)


No hay corazón que viva si a su alcance se puso,
ni escapó de su dardo, de puntería exacta.
Sabe que el buen carácter es amable y es dócil
y tras estas caretas se goza en lo que arruina.
Negando desear aquello que buscaba
y abrasada en deseo su alma lujuriosa
alaba la pureza y exalta la virtud.

De tal modo cubría con el manto de un dios
al desnudo dominio que ocultaba su ser,
logrando en la inocente que su voz escuchaba,
sentir que un querubín sobre ellas rondaba.
¿Quién por joven y honesta no deseó ese amor?
¡Ay, de mí, que caí y empero me pregunto!
Si otra vez sucediera: ¿qué sería de mí?

¡Humedad contagiosa del llanto de sus ojos!
¡Oh, fuego fatuo y falso que en su mejilla ardía!
¡Oh, trueno poderoso saliendo de su alma!
¡Triste aliento nacido de su inflamado pecho!
¡Tanta pasión fingida, tan real parecida!
¡De nuevo humillaría a la ya traicionada
y otra vez pecaría la moza arrepentida!

Edición de Ramón García González.

Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 29 Ene 2009 00:28

Imagen



Fragmento de Trabajos de Amor Perdidos

«De los ojos de las mujeres obtengo esta doctrina. Ellas son la base, los libros, las aca­demias de donde brota el verdadero fuego de Prometeo( .. )

Porque ¿existe en el mundo un autor capaz de enseñar la belleza como los ojos de una mujer? La ciencia no es más que un aditamento de nuestra individualidad. Allí donde estamos, nuestra ciencia reside también. Pues, cuando nos contemplamos en los ojos de una mujer ¿no vemos en ellos, asimismo, nuestra ciencia? (...).

El amor, aprendido primero en los ojos de una dama, no sólo no vive encerrado en el cerebro, sino que, con la movilidad de todos los elementos, se propaga tan rápidamente como el pensamiento en cada una de nues­tras facultades y les infunde un doble poder, multiplicando sus funciones y sus ofi­cios. Añade a los ojos una segunda vista de valor inestimable. Los ojos de su enamorado penetran más que los del águila; sus oídos perciben el murmullo más ligero, que escapa al oído receloso del ladrón; su tacto es más fino, más sensible que las tiernas antenas del caracol en su concha espiral; su lengua, más refinada que la del goloso Baco. Y en cuanto a su valor, ¿no es Amor un Hércules encaramándose de continuo a los árboles de las Hespérides? Sutil como una esfinge, tan acariciador y musical como el laúd del brillante Apolo, que tiene por cuerdas sus cabellos. Cuando habla el Amor, enmudecen todos los dioses para escuchar la armonía de su voz. Jamás poeta algu­no osó tornar la pluma para escribir, antes que a su tinta se mezclasen las lágrimas del Amor. ¡OH! Entonces es cuando sus cánticos embe­lesan los oídos más duros e infunden a los tiranos una dulce humildad. Tal es la doctrina que extraigo de los ojos de las mujeres, que centellean siempre como el fuego de Prometeo. Ellas son los libros, las artes, las academias, contienen y nutren al Universo entero. Sin ellas, nadie puede sobresalir en nada.»




Fuente: El amor en la obra de Shakespeare
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 08 Feb 2009 19:40

Imagen


El peregrino apasionado
Poema XX

Todo me sucedió, porque un buen día,
allá por el festivo mes de Mayo,
estaba, yo, sentado bajo un mirto
frente a un bosque dorado de arrayanes
viendo el gozo del ave y de los corzos
y el florecer del árbol y las plantas.
El ambiente prohibía los lamentos,
excepto los del triste ruiseñor,
ya que este pobre ave miserable
reclinaba su pecho en una espina
cantando la más triste cantinela.
Oírla despertaba la piedad.

¡Ay, ay, ay, ay! lloraba le pobre ave
¡Tere! otras veces exclamaba.
Y al oír su lamento de aquel modo
no pude contener mis tristes lágrimas,
pues su dolor, tan vivo era en su canto
que me puse a pensar en mis angustias.
¡Oh! Pobre ruiseñor que en vano lloras,
nadie se apiadará de tus dolencias.
El insensible árbol no te oye.

No esperes de las bestias que te animen.
El Rey Poidón ha muerto, desgraciado
y sus amigos yacen bajo lápidas.
Te ignoran tus congéneres y cantan
ajenos a la pena que te embarga.
Como a ti, pobre ave, de igual modo,
nadie me compadece ni consuela.
La inconstante Fortuna sonreía
mientras fuimos nosotros engañados.
Quien se sirve de todo adulamiento,
no suele ser amigo en la desgracia,
las palabras son galas para el viento
y al amistad difícil de encontrar.

Todos querrán servirte y ser tu amigo
mientras sean tus bienes generosos,
más apenas tu bolsa se vacíe,
no encontrarás en nadie ayuda alguna
y si alguno resulta generoso,
se dirá que es magnífico su gesto
y escuchará estos máximos halagos.
¡Qué lástima no sea nuestro rey!
Más si adicto a los vicios se somete
le tenderán mil trampas cada día
y si prefiere el goce de las damas
las mujeres, también le humillarán.

Que si el ceño le frunce la Fortuna,
ya puede despedirse de su fama
y aquellos que lamían bien sus manos
ya no querrán tener su compañía.
El amigo leal y verdadero
es oportuno siempre en su socorro,
llorará con sus ojos tu tristeza
y celará tu sueño en duermevela.

Y en la pena que tenga el corazón
soportará la parte que más duela.
Estas señales, ciertas, nos distinguen,
quien es amigo fiel y quien te adula.

Edición de Ramón García González.

Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 17 Feb 2009 15:45

Imagen


Si la muerte domina al poderío...

Si la muerte domina al poderío
de bronce, roca, tierra y mar sin límites,
¿cómo le haría frente la hermosura
cuando es más débil que una flor su fuerza?
Con su hálito de miel, ¿podrá el verano
resistir el asedio de los días,
cuando peñascos y aceradas puertas
no son invulnerables para el Tiempo?

¡Atroz meditación! ¿Dónde ocultarte,
joyel que para su arca el Tiempo quiere?
¿Qué mano detendrá sus pies sutiles?
Y ¿quién prohibirá que te despojen?

Ninguno a menos que un prodigio guarde
el brillo de mi amor en negra tinta.

Versión de Manuel Mujica Láinez.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 26 Feb 2009 12:33

Imagen

No dejes, pues, sin destilar tu savia.

No dejes, pues, sin destilar tu savia,
que la mano invernal tu estío borre:
aroma un frasco y antes que se esfume
enriquece un lugar con tu belleza.

No ha de ser una usura prohibida
la que alegra a quien paga de buen grado;
y tú debes dar vida a otro tú mismo,
feliz diez veces, si son diez por uno.

Más que ahora feliz fueras diez veces,
si diez veces, diez hijos te copiaran:
¿qué podría la muerte, si al partir

en tu posteridad siguieras vivo?
No te obstines, que es mucha tu hermosura.

Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 20 Abr 2009 12:26

Imagen


No te acongojes más por lo que has hecho;

No te acongojes más por lo que has hecho;
fango y espina tienen fuente y rosa;
a la luna y al sol vela el eclipse;
vive el gusano en el capullo suave.
Todos cometen faltas, yo también
pues disculpo con símiles la tuya,
y por justificarte me corrompo
y excuso tus pecados con exceso.

A tu yerro sensual le doy mi ayuda;
de opositor me vuelvo tu abogado
y comienzo a pleitear contra mí mismo.
Tanto el amor y el odio en mí combaten

que no puedo dejar de ser el cómplice
del ladrón tierno que cruel me roba.
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Ayla
Sabio
Sabio
Mensajes: 14948
Registrado: 30 Dic 2006 16:37

Mensajepor Ayla » 18 May 2009 22:20

Imagen


Mira a tu espejo, y a tu rostro dile...

Mira a tu espejo, y a tu rostro dile:
ya es tiempo de formar otro como éste.
Si no renuevas hoy su lozanía,
al mundo engañas y a una madre robas.

¿Quién es la bella del intacto seno
que tu cultivo marital desdeñe?
y ¿quién tan loco para ser la tumba
de un amor egoísta sin futuro?

Tu madre encuentra en ti, que eres su espejo,
la gracia de su abril, su primavera;
así, de tu vejez por las ventanas,

aunque mustio, verás tu tiempo de oro.
Mas si pasar prefieres sin memoria,
muere solo y tu imagen morirá.

Versión de Alfonso Martín.


Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 05 Jun 2009 00:39

Imagen


Que no le ponga inconvenientes yo...

Que no le ponga inconvenientes yo
A la alianza de espíritus constantes.
Amor que cede ante otro no es amor,
Ni el que cambie cuando cambios halle;

Oh, no, es un faro eternalmente fijo
Entre tormentas, y jamás da en tierra;
Es el astro de nómadas navíos,
Invalorado, bien que a lo alto ascienda.

Tiempo en Amor no se inmiscuye, aunque
Bajo el zas de su hoz caen labios rosas;
Con Tiempo va hasta donde el sino alcance
Amor, que no muda en fugaces horas.

Si es esto error, y en mí se demostrase,
Jamás he yo escrito, ni amado nadie.

Versión de Ariel Laurencio Tacoronte
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 16 Jul 2009 12:53

Imagen


Cuando en las crónicas de tiempos idos...

Cuando en las crónicas de tiempos idos
veo que a los hermosos se describe
y a la Belleza embellecer la rima
que elogia a damas y señores muertos,
observo que al pintar de sus dechados
la mano, el labio, el pie, la frente, el ojo,
trataba de expresar la pluma arcaica
una belleza como la que tienes.

Así, sus alabanzas son presagios
de nuestro tiempo, que te prefiguran,
y pues no hacían más que adivinarte,
no podían cantarte cual mereces.

En cuanto a aquellos que te contemplamos
con absorta mirada, estamos mudos.


Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 01 Sep 2009 23:12

Imagen



Hamlet (fragmento)

" Morir…, dormir; no más! ¡Y pensar que con un sueño damos fin al
pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la
herencia de la carne! ¡He aquí un término devotamente apetecible!
¡Morir…, dormir! ¡Dormir!… ¡Tal vez soñar! ¡Sí, ahí está el obstáculo!
¡Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden
sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado
del torbellino de la vida! ¡He aquí la reflexión que da existencia tan larga
al infortunio! Porque ¿quién aguantaría los ultrajes y desdenes del
mundo, la injuria del opresor, la afrenta del soberbio, las congojas del
amor desairado, las tardanzas de la justicia, las insolencias del poder y
las vejaciones que el paciente mérito recibe del hombre indigno, cuando
uno mismo podría procurar su reposo con un simple estilete?
¿Quién querría llevar tan duras cargas, gemir y sudar bajo el peso de una
vida afanosa, si no fuera por el temor de un algo, después de la muerte,
esa ignorada región cuyos confines no vuelve a traspasar viajero alguno,
temor que confunde nuestra voluntad y nos impulsa a soportar aquellos
males que nos afligen, antes que lanzarnos a otros que
desconocemos? "



El Poder de la Palabra
http://www.epdlp.com
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 04 Nov 2009 19:27

Imagen


Venus y Adonis (fragmento)

Brilla el sol desde el cielo, brilla pero calienta,
y mira donde estoy, entre aquel sol y tú:
El calor que recibo del sol poco me daña;
la llama de tus ojos es la que a mí me abrasa
y si inmortal no fuera, aquí me moriría,
entre el sol celestial y este sol terrenal.

¿Insensible, eres roca, duro como el acero?
O más que roca o piedra que la lluvia ablanda:
¿De mujer eres hijo, y no puedes sentir
que es amar y el tormento del deseo de amor?
Si tu madre tuviera espíritu tan duro,
no hubiera conocido la maternal ternura.

¿Quién soy para que tú me desprecies así,
o que gran amenaza se esconde tras mi ruego?
¿Qué mal haré si pongo un beso en vuestros labios?
Hermoso, habla primores, o ten la lengua muda:
Dame tan sólo un beso, que yo devolveré
con otro más intenso, y si quieres dos más.


Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 10 Dic 2009 16:00

Imagen



Como gusteis (fragmento)

"El mundo entero es un teatro, y todos los hombres y mujeres simplemente comediantes. Tienen sus entradas y salidas, y un hombre en su tiempo representa muchos papeles, y sus actos son siete edades. Primero, es el niño que da vagidos y babea en los brazos de la nodriza; luego, es el escolar lloricón, con su mochila y su reluciente cara de aurora, que, como un caracol, se arrastra de mala gana a la escuela. En seguida, es el enamorado, suspirando como un horno, con una balada doliente compuesta a las rejas de su adorada. Después, es un soldado, aforrado de extraños juramentos y barbado como un leopardo, celoso de su honor, pronto y atrevido en la querella, buscando la burbuja de aire de la reputación hasta en la boca de los cañones. Más tarde, es el juez, con su hermoso vientre redondo, rellene de un buen capón, los ojos severos y la barba de corte cuidado, lleno de graves dichos y de lugares comunes. Y así representa su papel. La sexta edad nos le transforma en el personaje del enjuto y embabucado Pantalón, con sus anteojos sobre la nariz y su bolsa al lado. Las calzas de su juventud, que ha conservado cuidadosamente, serían un mundo de anchas para sus magras canillas, y su fuerte voz viril, convertida de nuevo en atiplada de niño, emite ahora sonidos de caramillo y de silbato. En fin, la última escena de todas, la que termina esta extraña historia llena de acontecimientos, es la segunda infancia y el total olvido, sin dientes, sin ojos, sin gusto, sin nada."

El Poder de la Palabra
http://www.epdlp.com
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 26 Feb 2010 10:57

Imagen




Romeo. [a Julieta, tomándola de la mano]. Si profano con mi indigna mano este sagrado santuario - pecado de amor es éste -, mis labios, peregrinos ruborizados, están dispuestos a hacer penitencia por este áspero toque con un tierno beso.

Julieta. Buen peregrino, haces mucho agravio a tu mano, que muestra en esto una apropiada devoción; pues hasta los santos tienen manos que tocan las manos de los peregrinos, y el tocar palma con palma es el santo beso de los palmeros.

Romeo. ¿No tienen labios los santos, y también los piadosos palmeros?

Julieta. Sí, peregrino; labios que deben usar en la oración.

Romeo. Ah, entonces, amada santa, que hagan los labios igual que las manos; te ruegan que lo concedas, para que la fe no se vuelva desesperación.

Julieta. Los santos no se mueven, aunque concedan lo que se ruega.

Romeo. Entonces no te muevas, mientras yo recibo el efecto de mi plegaria. Así quedan limpios de pecado mis labios, por los tuyos [la besa]

Julieta. Entonces mis labios tienen el pecado que han tomado.

Romeo. ¿Pecado de mis labios? ¡Oh invasión dulcemente reprochada! Devuélveme mi pecado. [La vuelve a besar]

Romeo y Julieta

William Shakespeare
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 02 Jun 2010 18:54

Imagen


Tu obsequio, tu cuaderno está en mi pensamiento


Tu obsequio, tu cuaderno está en mi pensamiento,
escrito con memoria, fiel e imperecedera,
que queda por encima de las hojas en blanco,
más allá de una fecha, hasta la eternidad.

O por lo menos tanto cual mente y corazón,
tengan por propio instinto, facultad de vivir,
hasta que el propio olvido, no ceda en cada cosa,
parte de tu persona, tu recuerdo es eterno.

Aquellas pobres notas, ni contienen, ni quiero,
que lleven el registro donde mi amor se suma;
por esto me he atrevido a donar tu cuaderno,
confiado al hacerlo en mejor recibirte.

Guardar alguna cosa que pueda recordarte,
es admitir que puede, vivir en mí el olvido.


Edición de Ramón García González
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Re: William Shakespeare

Mensajepor Sol » 17 Nov 2012 21:15

Imagen


El Rey Lear

¡He aquí la excelente estupidez del mundo; que, cuando nos hallamos a mal con la Fortuna, lo cual acontece con frecuencia por nuestra propia falta, hacemos culpables de nuestras desgracias al sol, a la luna y a las estrellas; como si fuésemos villanos por necesidad, locos por compulsión celeste; pícaros, ladrones y traidores por el predominio de las esferas; beodos, embusteros y adúlteros por la obediencia forzosa al influjo planetario, y como si siempre que somos malvados fuese por empeño de la voluntad divina! ¡Admirable subterfugio del hombre putañero, cargar a cuenta de un astro su caprina condición! Mi padre se unió con mi madre bajo la cola del Dragón y la Osa Mayor presidió mi nacimiento; de lo que se sigue que yo sea taimado y lujurioso. ¡Bah! Hubiera sido lo que soy, aunque la estrella más virginal hubiese parpadeado en el firmamento cuando me bastardearon.



[flash 425,350]http://www.youtube.com/v/f9Fne7-oFyo?version=3&hl=es_ES&rel=0&autoplay=1[/flash]
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Re: William Shakespeare

Mensajepor Sol » 24 Abr 2013 21:27

Imagen

Señor del amor mío, cuyo mérito...
Soneto XXVI


Señor del amor mío, cuyo mérito
obliga mi homenaje de vasallo,
te envío esta embajada manuscrita,
mi devoción probando y no mi ingenio.

Grande es mi devoción: mi pobre espíritu
la muestra sin ropaje de vocablos
y espera, aunque desnuda, que en tu alma
le dé tu comprensión sucil albergue;
hasta que el astro que mi andanza guía
me señale con brillo favorable,
y al ornar mis andrajos amorosos
haga que yo merezca que me mires.

Así podré exhibir mi amor ufano,
pero hasta entonces rehuiré la prueba.

Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10170
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: William Shakespeare

Mensajepor juanmanuel » 29 Abr 2013 17:05

¿Es William Shakespeare un farsante?

Eso opinan en la Sociedad Shakespeare de Oxford que dudan de que una persona de la que no se conoce que hubiese hecho ningún tipo de estudios, ni viajado al extranjero, tuviese la imaginación y el talento necesario para escribir las obras maestras del teatro universal, que se le adjudican. Dejo la pequeña investigación que hice sobre el tema, pidiendo anticipadamente perdón por la posible mala traducción de algunos párrafos de los escritos en inglés de la mencionada Sociedad:

Bienvenido a la página web de la Sociedad Shakespeare de Oxford (1)
Este sitio web es la principal fuente de información sobre el tema de la autoría de Shakespeare. Aquí encontrará una amplia biblioteca de fuentes materiales, un calendario de eventos, información sobre la Sociedad Shakespeare de Oxford y mucho más.

Nuestra misión:
Fundada en 1957, la Sociedad Shakespeare – Oxford es una organización educativa sin ánimo de lucro, dedicada a explorar la cuestión de la autoría de Shakespeare y la investigación de la evidencia de que Edward de Vere, el 17º conde de Oxford es el verdadero autor de los poemas y obras teatrales de “William Shakespeare.”

Anonymous. La película.
La Sociedad Shakespeare – Oxford aplaude el esfuerzo de Roland Emmerich, al dirigir la película Anonymous y creer que eso sería muy bien recibido. Quizás hayas encontrado esta página después de haber visto la película y haber hecho una búsqueda en internet, para localizar más información sobre el tema fascinante de quien fue el verdadero autor de la obra de Shakespeare.
La Sociedad se complace en saber que gracias a esta increíblemente visual e intelectualmente estimulante investigación cinematográfica sobre la verdadera identidad del escritor William Shakespeare, ahora será más ampliamente conocido.
La Sociedad apoya totalmente la conclusión de que Edward de Vere, el 17º Conde de Oxford, era el hombre que se ocultaba bajo el seudónimo “William Shakespeare”. Por supuesto, Roland Emmerich y el guionista John Orloff se tomaron licencias cinematográficas con la historia en la creación de la película, pero eso es lo que hacen los narradores. Shakespeare lo hizo, sobre todo en sus obras teatrales históricas.
Además, hay varias teorías que intentan explicar cómo y por qué el seudónimo de Shakespeare nació y se presenta Anonymous como uno de ellos. La Sociedad anima a todos a mantener una mente abierta y buscar información sobre todos los aspectos de la cuestión de la autoría. Por desgracia, hay demasiados académicos con un interés personal en la explicación tradicional de la misma que pasa por decir a los estudiantes y el público que no hay ninguna duda de que las obras fueron escritas por William de Stratford. La Sociedad anima a todos a hacer su propia reflexión sobre este tema tan importante.
Tal vez el mejor lugar para comenzar para los principiantes en la cuestión de la autoría sea un artículo de investigación que resume el caso de Edward de Vere, 17º conde de Oxford, como el verdadero autor (2).
Para aquellos que quieren comenzar desde el principio con una explicación de por qué hay una cuestión sobre la autoría de toda la obra, este sitio presenta una guía para principiantes (3).
De particular interés en esta guía es el cuadro de honor de los escépticos, una lista sorprendentemente larga de escritores, actores, estadistas, profesores, abogados y otros destacados intelectuales que han examinado las pruebas y detectado un fraude en la atribución tradicional de la autoría a William de Stratford.
Para más información sobre los conceptos básicos de las cuestiones de la autoría se puede encontrar en la página de la Sociedad, “Preguntas más frecuentes” (4).
Aquellos que consideren que están al tanto de la teoría Oxfordiano, si lo desean, pueden consultar temas avanzados en el Boletín de la Sociedad Shakespeare – Oxford (5).
Por último, pero no menos importante, la Sociedad ofrece a sus miembros tanto los últimos boletines y copias de la revista insignia de la investigación académica, The Oxfordian, como los que se publican en este sitio web (6).

(1): http://www.shakespeare-oxford.com/
(2): http://www.shakespeare-oxford.com/?p=971
(3): http://www.shakespeare-oxford.com/?p=35
(4): http://www.shakespeare-oxford.com/?page_id=34
(5): http://www.shakespeare-oxford.com/?page_id=759
(6): http://www.shakespeare-oxford.com/?page_id=90
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados