LO INSOPORTABLE

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
Lidia
Impaciente
Impaciente
Mensajes: 92
Registrado: 13 Ene 2004 00:00
Ubicación: Barcelona

LO INSOPORTABLE

Mensajepor Lidia » 19 Sep 2004 18:45

No siento tu cuerpo vibrar cerca de mí, siento gritos de niños. Niños que hablan con mucha palabrota y poca poesía. Niños que invaden la arena y el agua con sus juegos no tan inocentes y su insolencia aplaudida. Siento también las conversaciones tan interesantes de los adultos: ¿Te echo crema? No. Te estás quemando. Da igual. ¿Que tal el agua? Muy rica. A mí me gusta más fria. ¿A qué hora está la paella? A las tres. !Saliros ya! Se está cayendo la sombrilla. !Joder, quitaté de ahí! No, ahora no me apetece volar la cometa. Qué asco de mosquitos, me tienen comida viva. Qué mono tu bikini. Tengo que adelgazar. Ayer nos metimos una mariscada... Qué va, no llegó a veinte mil. ¿Te echo crema? Te estás quemando. Da igual.
En la playa los cuerpos no vibran. Tal vez a los que les pica una medusa o sufren un ataque epiléptico. Quzá a algunos que vienen de noche a esconderse detrás de un patín. De día los patines solamente sirven para dar pedales y marearse de aburrimiento. El arendador muy moreno, me parecía guapo si pudiera imaginarlo en otro lugar, sin marcar paquete, sin esa actitud de vigilante de embarcaciones cutres.
Quizá es un hombre inteligente al que le ha caido el sol como una maldición, como una maceta del cielo. En la playa es dificil saber. Saber si ese barriguita de piernas finas es un tipo con un coco como Dios manda o un pobre tirillas de chiringuito. Saber si esa mujer estriada que vigila a los cachorros desde la orilla es una madre coraje o una infeliz ama de casa resignada.
En la playa los rostros pierden sus rasgos y los cuerpos se imponen. ¿A partir de los treinta tambien tenemos el cuerpo que nos merecemos, o es sólo la cara? Las caras en la playa, mojadas y limpias, son como la arena. Se dibujan las marcas sutiles. Son como la arena borrada por las olas. Y en la arena algunos parecen muertos que toman el sol como si quisieran que les enterrasen bronceados.
¿Qué piensan mientras pasan las horas boca arriba, boca abajo? Nada. En la playa, donde casi no se oye el mar, donde te rodean amenazantes los pies de los otros, donde el sol te asola las neuronas, donde a la una de la tarde nos convertimos en hormigas con la miga en la boca, donde cae sobre tu ombrigo un balón de Nivea, donde no se ve el corazón del que te mira, donde la inteligencia nos descansa entre los elásticos del bañador, nada, no se piensa nada. Y menos aún se escribe.
Tal vez por la noche, cuando ya no caliente el sol allí en la playa, cuando todos estén gritando en otra parte. Habrá que ir a recobrar el pensamiento. O a sentir, si tienes ganas, un cuerpo vibrar cerca de tí.
Mis saludos,
Lidia.

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados