Relatos Cortos...

abandono-89
Bribón
Bribón
Mensajes: 95
Registrado: 08 Abr 2004 00:00

Relatos Cortos...

Mensajepor abandono-89 » 27 Abr 2006 23:23

T E N S I Ó N

Las manos extendidas, gallarda la mirada, el pecho que se sale y tu que vienes a mi encantada. Primera cita, primer encuentro. Todo y nada, tanto atrás, mucho más adelante. De tanto soñar contigo, de tanto vivir soñando, se que este instante quedará en el recuerdo. Será un renacer en mi corazón. Se me enredan las manos, esperándote, recuento los dedos como si descubriera que son cinco en cada mano. El libro azul en la mano derecha, ahora lo giro para arriba, ahora para abajo, bien a la vista no sea que dudes. Calle Alcalá con esquina Serrano, frente al Retiro. La gente camina deprisa, pasan a mi lado sin observar, cada uno a lo suyo y yo a lo mío. Todo me parece distinto, hasta el aire se respira dulce. Dos monjas arropadas en sus hábitos caminan a paso legionario. ¿dónde irán tan deprisa?. ¿Lo mismo es que se acaba el mundo?. No, hoy no. Hoy empieza la vida. Ya tengo ganas de verla. Solo quedan 15 minutos, me sudan los dedos que sostienen el libro con tapas encuadernadas en azul. Son las rimas de Bécquer, ¿qué original y tierno, no?. Podía haber traído otro de Antonio Gala, pero era más grande e incomodo. Este está bien, “edición de bolsillo” se lee en el lomo. Abro el libro por la mitad al azar, leo algún verso pero no me entero, vuelvo a cerrarlo. Quien está pensando ahora en leer nada. Pierdo la mirada hasta la Puerta de Alcalá, como buscándote entre la gente. Ahora rodeo con la mirada la verja del retiro, ¿acaso eres aquella?. ¡Ah!, ya sé, primero me localizas y me observas y luego te presentas. No, no puedes ser porque tú usas gafas, de manera que no eres. Un taxi se detiene a mi altura, parece que quiere que me suba. –No gracias, no necesito taxi. Lo siento si le pareció que llamé, pero no-. No me extraña, debo estar tan raro y nervioso que no se ni lo que hago. Consulto de nuevo el reloj, solo quedan 7 minutos. Siete, que bonito número, el número de la suerte. Tu 27 y yo 37, los dos terminan en siete. Está claro que el siete nos traerá suerte. Repaso mentalmente calle Alcalá esquina Serrano frente al Retiro. Vuelvo a mirar hacia la verja del parque, aquella mujer sigue allí, pero tu no eres, tu usas gafas y ella no. De manera que no eres. Espero que seas puntual, no soporto que en las citas la gente se retrase y menos en esta. Un camión se detiene justo en la esquina. Los operarios empiezan a descargar, lo hacen a toda leche. Ojalá terminen rápido, con el camión ahí me tapa la vista de la calle, no podré verte llegar. Camino unos pasos, me coloco más visible. ¿Quizás si me cambio de acera?. Si al menos tuviera tu número de teléfono te llamaría para ver por donde vienes. Pero no, eso no estaría bien, hay que tener paciencia. La paciencia es la llave de....... la ciencia. Sí, eso es lo que tú me has enseñado. ¿Cuántas veces repetido?. Pablo .. “La paciencia es la llave de la ciencia”. No es el momento de desesperar. Abro de nuevo el libro; ¡¿Pero que hago?!, ¿leer?, como se me ocurre ponerme a leer, ¿y si pasa ella?. Tengo que estar atento, muy atento. ¿Cómo puedo estar atento con ese camión ahí?, apenas si veo la calle. Cruzaré la calle, desde allí veré más horizonte, desde allí te veré venir. Esta esquina está más soleada, como tenga que estar mucho rato esperando me expongo a sufrir una lipotimia. Ya pasan 7 minutos de la hora, de manera que no has de tardar. Empiezo a sudar por la frente, cada vez estoy más nervioso. Fijo la mirada en el poste de una farola, hay papeles pegados tamaño cuartilla, deben ser anuncios de gente que da clases particulares de ingles, informática, etc. Sin dejar de escudriñar a la gente que pasa por la calle Alcalá esquina con Serrano frente al Retiro, me aproximo al poste empapelado y leo:




[align=center]"Pablo, fue un hermoso sueño"[/align]


............... TATOO
abandono-89
Bribón
Bribón
Mensajes: 95
Registrado: 08 Abr 2004 00:00

Mensajepor abandono-89 » 27 Abr 2006 23:32

[align=center]R E P R O C H E S [/align]

Ya sé que fue el otoño, no me reproches nada. Ya sé que el frío se calaba entre la piel, que apenas si consolaba el pequeño fuego encendido. Tu mirada salpicaba valor y la montaña estaba nevada, pero no me reproches nada. Ascendimos rápidamente como si sólo hubiera una jornada, nuestros cuerpos se apretaron tanto y, tú no decías nada, me faltó valor para decirte para. No me reproches nada. El viento agreste sorprendió la madrugada, clavando de espinos el sol que apenas asomaba. Los manantiales fueron cómplices mientras la tierra borbotaba el agua pura, no me reproches nada. Había tesoros escondidos entre tu mirada y las solapas de tu blusa. El viento mecía las copas de los árboles y tú, ... tú no decías nada. Solos ante la niebla que dibujaba la montaña, solos y desnudos, no me reproches nada. Cada silencio entre las luces de aquella madrugada era un grito de sed amainada, tu cuerpo era la cúspide y mi sexo te llenaba. Si algún camino quedaba, lo descubriría la mañana. No me reproches nada. Con la cadencia de la música trovada, te hice mía al despuntar el alba, fuiste mía por mil razones y por que tu corazón lo suplicaba, ahora, ... ahora no me reproches nada. Todo fue limpio sin treta enmarañada, tu cuerpo lindo se tejió con el mío en la montaña nevada. Ascendimos hasta el cielo y dormimos en una nube, yo desnudo, tú empapada. Tus cabellos negros y mi ansia desbordada dibujaron en el cielo siluetas azules y sobre la hierba la nieve blanca. Si has de reprocharme algo, recuerda primero que me amabas. Los colores se fundieron en tus ojos, amatistas y verdes, azules y amarillos, rojos y granas. Tu no decías nada. Mientras te tenia entre mis brazos y mi cuerpo te apretaba, tus ojos eran la clave y tu boca suspiraba. No me reproches nada. Aquel día en la montaña la nieve cubría la hierba y nuestros cuerpos volaban. Aquel día fuiste mía, porque el viento era agreste y por tu blusa solapada. Ahora no me reproches nada.



..................... TATOO
abandono-89
Bribón
Bribón
Mensajes: 95
Registrado: 08 Abr 2004 00:00

Mensajepor abandono-89 » 30 Abr 2006 13:29

    "Cenizas de las Cenizas"


La ceniza terminó por caer sobre la falda. Hacía rato que absorta en el submundo de la realidad, había perdido las ganas de atender al cigarrillo que sujetaban sus dedos. –Demasiado amor- Se repetía a si misma, -Demasiado amor-. Una última bocanada al cigarro y lo apaga brutalmente contra el cenicero atestado de colillas. Exhala el humo contra el espejo haciendo un efecto nebuloso y abstracto. La sensación no le agrada y airea el humo con la mano deshaciendo el encanto. Vuelve a mirarse en el espejo, sabe que es guapa, siempre lo ha sabido. Sus ojos enmarcados en preciosas pestañas han sido motivo de comentario muchas veces. Sí, siempre se ha sentido bonita, llamativa y seductora. La comisura de los labios se arquea apenas un instante, una leve sonrisa, tan leve como efímera. -¿Qué te pasa Julia?- se pregunta a sí misma. Pero no tiene respuesta, aún no hay respuesta, demasiado pronto para encontrar una explicación. Quizá la cuerda se tensó más de lo debido y se rompió en mil pedazos -Si no fuéramos tan tercas- pensaba mientras una pequeña lágrima sorprendió la mejilla cayendo límpida desde el párpado hasta la cara. Otra lágrima más se unió a la procesión de lágrimas en ambos ladosde la cara compungida. Rápidamente sus manos ocultan el rostro delante del espejo, como si el espejo le reprochara su lamento o su aptitud ante las cosas. Los finos dedos de sus manos enjugan las lágrimas que poco a poco se convierten en cascada, a ellas se suman leves gemidos y un llanto irreprimible. El sabor salado de la cascada de diamantes se cuela entre sus labios. De pronto siente frío, el llanto mengua. Se abraza cruzándose los brazos sobre si misma apretándose los hombros, refugiándose en su soledad. Ella contra si misma. Contra las lágrimas, contra el espejo. Contra el cigarro humeante que permanece aplastado en el cenicero. Ella contra todo, contra todo y contra nada. Contra la media sonrisa seductora, contra su terquedad. Contra el frío y también contra la pena de estar sola. Ella sola. Sola y herida.

Mecánicamente enciende otro cigarro e inspira profundo. El humo del tabaco se cuela por su garganta hasta su pecho llenándolo por completo. El espejo la devuelve su aspecto perdido y demacrado –No me importa nada, estúpido espejo, otras veces me viste reír, hoy te jodes y me ves llorar- y de nuevo se queda mirándose a sí misma en el espejo, notando como el calor del cigarro se aproxima poco a poco a sus dedos a medida que se consume. Es consciente que volverá a caérsele la ceniza, pero no le importa. Si por ella fuera podría arder el cielo y el infierno juntos.



................. TATOO
abandono-89
Bribón
Bribón
Mensajes: 95
Registrado: 08 Abr 2004 00:00

Mensajepor abandono-89 » 02 May 2006 17:26

    Mi amigo, sus ojos y yo.


    Suavemente las hojas caídas se desplazan sigilosas empujadas por la brisa del atardecer. En el estanque, una mano mece el agua haciendo pequeñas olas que chocan contra el borde verdoso por el musgo. Es otoño y la calma retorna a los espíritus. El parque se viste de melocotón y poco a poco pierde los dulzores de la sabia creadora y alimenticia.

    Denver se tumba masticando una pequeña piedra que había cerca de él. De haber estado más alejada la piedra, ni se hubiera molestado en alcanzarla. Su vida está calculada, sabe lo que es y para lo que está preparado. Algunas hojas mecidas por el viento chocan con él, no hay problema, sólo son hojas.

    Hace varios años, él, hubiera trotado tras las hojas rebeldes de los árboles. Nada ni nadie hubiera impedido que su boca hiciera presa sobre cada una de ellas hasta humedecerlas lo suficiente para dejarlas varadas en el suelo. Hace años su conciencia era libre de ir y venir y jugar, saltar, correr y retozar por el parque. Hace años, pero ¿qué son los años?. Ayer, si, quizá ayer.

    La mano húmeda que acariciaba el agua del estanque ahora acaricia su lomo. Denver comprende perfectamente, es el momento de irse. Mecánicamente se incorpora sobre sus patas iniciando la marcha. Su lomo se ciñe a la pierna de su amigo y protegido sirviéndole de ojos y luz en la penumbra. Mientras Denver camina delante, el bastón blanco otea el suelo siendo el complemento a su trabajo.


................... TATOO
abandono-89
Bribón
Bribón
Mensajes: 95
Registrado: 08 Abr 2004 00:00

Mensajepor abandono-89 » 11 May 2006 23:09

"Ardillas, mis vecinas"

.... y se esconden tan rápido que no me da tiempo a verlas, luego me quedo un instante agazapado por ver si vuelven a asomar pero se conoce que me huelen y ya no salen. Trato sin conseguirlo de integrarme en el ambiente, formar parte de la misma vegetación por ver si así las engaño y confiadas vuelven a bajar de los árboles, más no lo consigo. Algunas veces contengo la respiración para evitar el más mínimo ruido, más apenas muevo un párpado siento que el ruido es ensordecedor y que ellas lo captan y así pasa, qué no asoman.

Son cómo dos sombras fugaces, juegan alborotadas, corren una tras otra con el rabito empinado y escobillado. Una vez conseguí sorprenderlas mientras recogían los frutos del chaparro de D. Ernesto. Estaban tan embelesadas con las bellotitas que no se percataron de mi presencia y tras el seto, agazapado en cuclillas, las estuve mirando largo rato.

Otro día, desde la ventana las vi en el árbol, el olmo más alejado del jardín. Se diría que se besaban, se hacían arrumacos entre ellas y era una gozada verlas, tan inquietas, tan impulsivas. Tan elegantes y pequeñas. Yo quiero ser su amigo y pararme con ellas, más ellas se esconden, apenas me huelen y ya no puedo verlas... Mis vecinas las ardillas.




...................... TATOO

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados