España,plurinacional

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (L)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:28

España,plurinacional
L.- Euzkadi y Catalunya pierden su semiindependencia (3)

Expulsadas de Vizcaya,las tropas izquierdistas y peneuvistas tuvieron un respiro mientras sus enemigos se reorganizaban,y en el frente central el gobierno de Valencia lanzó una nueva y potente ofensiva sobre Brunete,que daría lugar a una de las batallas más duras y cruentas de la guerra.La ofensiva sustituía a la auspiciada meses antes por Largo Caballero sobre Extremadura,que había sido saboteada por los comunistas.Comenzó el 6 de julio y duraría hasta el 24,causando muchos más muertos que cualquiera de las batallas del norte.Se trataba de destruir buena parte del ejército nacional en torno a Madrid,y de paso desahogar el frente norte,permitiendo la reorganización de las fuerzas derrotadas en Vizcaya y posibles contraataques sobre Bilbao.
La ofensiva de Brunete no logró vencer a los franquistas en el centro,pero sí paralizar la lucha en el norte.Gámir aprovechó la ocasión,y a finales de julio,con un ejército reorganizado de 100.000 hombres,30.000 de ellos vascos izquierdistas y nacionalistas,se sintió con fuerzas para emprender fuertes ataques contra Oviedo y Vizcaya.
Para entonces el padre Onaindía y otro sacerdote,emisarios del PNV,habían visitado en Roma al ministro de Exteriores italiano,Ciano,que los recibió amigablemente.Les propuso una capitulación rápida,mientrs que los peneuvistas insistían en que todo fuera más disimulado,para lo que pedían tiempo suficiente.Esta disconformidad provocó pues enredos y dilaciones,y la creciente irritación de los italianos y de Franco.
Para que sus aliados no percibieran la maniobra,el PNV había exigido desplegar sus tropas frente a Vizcaya,como si se dispusieran a recobrarla,proponiendo a sus enemigos que lanzasen la ofensiva principal desde Reinosa,en dirección sur-norte,y a espaldas del ejército vasco,que así quedaría copado sin culpa suya,y se vería obligado a rendirse.Rendidos los italianos garantizarían su evacuación al extranjero por mar.Por lo que Aguirre comentó a Azaña:si los rebeldes consiguen dar un corte,por ejemplo hacia Reinosa,se producirá un desastre incalculable.Lo que sus emisarios habían negociado con el ministro Ciano.
Para esa intriga constituía un serio contratiempo la contraofensiva de Gámir por el sector peneuvista.Y el PNV la criticó por extemporánea,pronunciándose por una buena defensa,y denunciando las intromisiones y proselitismo comunistas.
No pudiendo impedir la contraofensiva,los sabinianos la sabotearon,aunque los izquierdistas llegaron a montar ametralladoras a espaldas de los peneuvistas,para obligarles a luchar;con lo que los días 28 y 29 de julio se produjo un sangriento combate en la Ermita.El parte nacional señaló:el enemigo ha efectuado un ataque con grandes masas,haciéndosele una verdadera carnicería,y abandonando más de 1.500 muertos en las laderas y llevándose recogidos 504 cadáveres en las propias alambradas.Los prisioneros aseguran que los lanzan al ataque amenazándolos con ametralladoras.Pero Aguerre todavía aprovecharía el suceso para quejarse a Valencia:una vez más sólo fuerza de infantería vasca ha sabido responder abandonada totalmente por la aviación,dándose el triste caso de que vierta sangre en la mayor esterilidad y desamparo.
En esas semanas no acabó Aguirre de cumplir los acuerdos de rendición,esperando tal vez la acción enemiga por Reinosa.El 18 de julio,primer aniversario del comienzo de la guerra,había volado a Valencia,como explica en sus memorias De Guernika a Nueva York:el objetivo de mi visita era... proponer el embarque inmediato de las divisiones vascas trasladándolas al frente de Catalunya.Las divisiones vascas en Catalunya hubieran servido de encuadramiento a muchos patriotas catalanes y constituido un elemento que hubiera devuelto al territorio republicano la fisonomía que era necesaria para presentarse ante Europa.Azaña le indicó la imposibilidad del plan:¿Por dónde van a venir?.Por mar es imposible,y por Francia no lo consentirían.A lo que Aguirre añadió:El cuerpo de ejército vasco,ya reorganizado,se batiría muy bien poniéndolo sobre Huesca.Se enerdecería en cuanto le dijéramos que íbamos a conquistar Navarra.
No escapó a Azaña la doblez de Aguirre,aunque sí la amplitud de su engaño.El rechazo a su idea le dejaba libre para hacer lo que mejor contribuyera a salvar el mayor número de hombres posibles,y esta salvación tomaría forma en el Pacto de Santoña.
El 2 de agosto Aguirre ordenó el flete de diez a catorce barcos con vistas a la evacuación de sus tropas de Santander.Y el 14 los franquistas avanzaron hacia esa ciudad desde el sur,tomando enseguida Reinosa y el puerto del Escudo,a espaldas de las tropas de Vizcaya,desplegadas inactivamente hacia el este.Ajuriaguerra entendió que se cumplía el plan acordado en Roma,dejando completamente copado a su ejército,y el 18 acordó con emisarios fascistas,en San Juan de Luz,la evacuación por mar entre los días 21 y 24.
Naturalmente Gámir ordenó a los peneuvistas replegarse hacia Asturias para eludir el cerco,medida que los interesados saborearon eficazmente.Pero los malentendidos y la confusión retardaron la rendición,para enfado de los italianos,y los barcos encargados semanas antes por el lehendakari no llegaban.Desesperados,los batallones peneuvistas y algunos izquierdistas se concentraron en Santoña y Laredo,y el 23 se declararon en rebeldía.Ese día llegó a Laredo Ajuriaguerra para facilitar la huida de Aguirre y asumir la rendición.Gámir ofreció a Aguirre un submarino para ir a Asturias,pero Aguirre prefirió volar a Francia.Ajuriaguerra marchó a Santoña,y como el plazo dado por los italianos para la evacuación expiraba,pidió dos días más.
Los italianos,ansiosos de una victoria que borrase su derrota en Guadalajara,condescendían con los peneuvistas.Pero los navarros se impacientaban,y el 25 Franco prohibió a los italianos hacer más concesiones.En medio del desorden ese día los rebeldes de Santoña se adueñaron de los barcos pesqueros y otros surtos en el pequeño puerto,sin hacerse a la mar todavía.Los italianos,contra el aviso de Franco,siguieron prometiendo la evacuación.Al día siguiente arribó un mercante inglés,y el 27 comenzó el embarque.Entonces llegaron unos oficiales españoles y ordenaron desembarcar a todos,lo que se hizo sin alteraciones.
Unos 22.000 miembros del antiguo Ejército de Euzkadi fueron apresados pacíficamente.Tres meses después la mitad estaba en libertad,5.600 en batallones de trabajo,y otros tantos en espera de juicio.Se dictaron 510 penas de muerte,cumpliéndose 57.Posteriormente habría 145 ejecuciones más.
La maquinación entre jefes peneuvistas e italianos había resultado a medias.En parte había engañado al Frente Popular,en cuyo gobierno continuaría Irujo;pero en parte había fracasado por los incumplimientos e ineficacia de la dirección peneuvista,que habían terminado por hartar a los italianos,y sobre todo a Franco.Los sabinianos tienen una abundante literatura sobre la traición de los italianos,que a su juicio debían haber desobedecido a Franco.El padre Onaindía,sabiniano,concluye:considero que aquella conducta de los patriotas vascos fue noble,arriesgada y digna de que el pueblo la conozca.Habrá sus críticas.Es natural,pero el hecho pasará a la historia como algo que honra a sus principales ejecutores.Nunca temí la acusación que alguno podría hacer de calificar como traición al llamado Pacto de Santoña.Cuando se ha luchado con heroísmo hasta que se han agotado las municiones,nadie puede en justicia acusar de traición al combatiente que se rinde con la cabeza alta,el honor intacto y el corazón destrozado.Pero ni se habían acabado las municiones,ni podía hablarse de heroísmo ni de honor.
Lo dicho no impide a Onaindía expresar su sorpresa ante las pretensiones de Aguirre,siempre flexible,de no haber tenido nada que ver en la fechoría.El balance de aquellos meses en los que el PNV tanto se había acercado a sus objetivos no era brillante.Había apostado por los revolucionarios creyendo que iba a ganar y que,al mismo tiempo,no podrían impedir su secesión.Luego los había traicionado sin ganarse el aprecio de los vencedores.Había creado una burocracia desmedida,una cadena de fortificaciones más espectacular que efectiva,y un ejército de comportamiento irregular:bueno unas veces,malo otras.Perturbó la lucha contra el enemigo común,y no logró mantener la producción industrial,que no cesó de caer en esos meses.Otro dato indicativo fue el considerable aumento de muertes por enfermedad,un 38 % sobre el nivel de 1935 (20 % en Asturias y 56 % en Santander).La salubridad se recuperó rápidamente tras la caída de Vizcaya,mejorando incluso los registros de preguerra.
La parte más positiva de su gestión fue el mantenimiento del orden y la eliminación de la persecución religiosa.Pero no es del todo cierto,porque hubo bastantes sacerdotes asesinados,y los hombres que gobernaron Vizcaya tienen sobre sí análoga responsabilidad que los que lo hicieron en las restantes provincias;y las muertes irregulares no fueron allí menores que en otras partes.En conjunto quedaron por debajo de la media alcanzada en la zona gubernamental,pero por encima de las de Santander y Asturias.En Vizcaya se produjeron más muertes que en Álava,Guipúzcoa y Navarra (R. Salas Larrazábal,que calcula en torno a 1.450 muertes,muchas de ellas de prisioneros en las cárceles,o en barcos-prisión).Cierto que el PNV procuró no mezclarse directamente en los crímenes,pero,como autoridad hegemónica en Vizcaya,comparte la responsabilidad de ellos,y los permitió con más facilidad de lo demandado por los franquistas.Éstos ejercieron luego una represión muy dura,pero menor que en otras provincias,y más contra las izquierdas que contra los peneuvistas,estimando a su favor,probablemente,actos como la entrega intacta de Bilbao.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LI)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:29

España,plurinacional
LI.- Euzkadi y Catalunya pierden su semiindependencia (4)

La historiografía sabiniana y alguna izquierdista presentan la guerra como una lucha de España o del fascismo contra Euzkadi,cuya población,representada por el gobierno vasco,habría luchado casi unánimemente contra los agresores.Tal versión,una vez más,armoniza con las teorías nacionalistas,pero no tanto con los hechos.El gobierno vasco lo era casi sólo de Vizcaya,y agrupaba tendencias incompatibles,una de las cuales,la secesionista,aprovechó las circunstancias favorables para traicionar sistemáticamente a las otras.Las tropas levantadas por cada tendencia fueron parecidas,algo más numerosas las izquierdistas.Y por el lado franquista se movilizaron probablemente en Guipúzcoa,y sobre todo en Álava,tantos soldados como los de cualquiera de las dos facciones enemigas,incluyendo un número de peneuvistas disconformes con Aguirre.Hubo más apellidos de estirpe vasca en la oficialidad y aviación del bando franquista que en las del contrario.En Vizcaya y Guipúzcoa hubo por tanto guerra civil,como en el resto de España.
Mientras caía Vizcaya el Frente Popular había sufrido un reajuste sangriento,fruto de rivalidades desarrolladas desde el mismo mes de julio de 1936.A lo largo de abril de 1937 los comunistas planearon desbancar tanto a la CNT como a Largo Caballero.La idea hubiera parecido irrealizable sólo unos meses antes,pero para entonces el PCE era ya un partido de masas,muy disciplinado,cada vez más influyente en el ejército,y la continuación misma de la guerra dependía de la URSS.
La tensión entre unos y otros reventó en Cataluña,después de unas semanas de asesinatos mutuos entre comunistas y anarquistas,dando lugar a una pequeña guerra civil entre las izquierdas dentro de la guerra civil general.
Durante el período de estos conflictos internos y de la derrota peneuvista también la Ezquerra sufrió un descalabro decisivo que al principio pareció un éxito.Cataluña no fue por entonces objetivo de los nacionales,por lo que la lucha tuvo lugar entre las propias izquierdas.Con tenaces maniobras y ayuda del gobierno central y del PSUC Companys había debilitado a la CNT,pero no lo bastante para asentar plenamente su autoridad,pues los anarquistas continuaban dominando la calle y amplios sectores de la economía.Muy pronto había que decidir quien mandaba.
La Ezquerra y los republicanos burgueses habían contribuido a desatar y organizar el terror,pero pronto les disgustó porque,fuera de su control,anulaba sus pretensiones de autoridad.Y porque ellos mismos sufrían las sevicias de sus aliados.Azaña retrata la situación en sus Diarios.Ahora él,presidente nominal de la II República,residía en Barcelona y no en Valencia con el gobierno,anomalía que él mismo aclara a su amigo Ossorio:no tendrá usted la pretensión de que yo viviese en Valencia en una fonda,como tuve que hacer la primera vez que vine,porque al Gobierno no se le había ocurrido que el Jefe del Estado necesitaba en Valencia un alojamiento propio.Pero al menos permanecía en España,al revés de muchos señalados y hasta eminentes republicanos huidos al extranjero:a muchos los saqué yo de la nada,y a todos volví a ponerlos a flote,después del naufragio de 1933,y les he hecho diputados,ministros,embajadores,subsecretarios,etc.Lo mismo sucedía en Cataluña:En París hay doce ex Consejeros de la Generalitat,todos emigrados antes de llegar yo a Barcelona,menos Ventura Gassol,que se fue después porque temía ser asesinado por sus aliados anarquistas.Del parlamento catalán no se juntarían más de veinte diputados de setenta y cuatro que son.Y los que se quedan son los peores,los de menos significación y prestigio.La Ezquerra había ayudado a huir a burgueses suyos y algunos de la Lliga,así como a clérigos nacionalistas.
El resentimiento de la Ezquerra contra los ácratas crecía por semanas,pero la faltaban audacias para atacarlos de frente.El rápido auge del PSUC significó de hecho una alianza con la Ezquerra,que desembocó en los sangrientos sucesos de mayo.
El 1 de mayo no se celebró en Barcelona la fiesta del trabajo por temor a reyertas entre sindicalistas.Y el día 3 los comunistas,de acuerdo con la Ezquerra,intentaron ocupar la telefónica de Barcelona,bastión de la CNT,desde la cual espiaba las comunicaciones de sus aliados.Los anarquistas resistieron,y al día siguiente las calles empezaron a poblarse de barricadas.Entre el 4 y el 7 se multiplicaron los choques y los muertos.Los jefes ácratas hacían llamamientos contradictorios,unos a deponer las armas en pro de la unidad antifascista,otros a aplastar la contrarrevolución.El POUM vigilaba.Azaña,en su residencia,temía con razón por su vida,entre la glacial indiferencia de Largo Caballero y la sorda hostilidad y el manifiesto abandono de la Generalitat.
Ante la resistencia anarquista,más dura y peligrosa de lo previsto,la Generalitat tuvo que pedir refuerzos a Valencia.Y Largo Caballero,que buscaba en la CNT un aliado frente a los comunistas,no deseaba intervenir;pero los ministros contrarios impusieron el envío de guardias de asalto,dos destructores y aviones para intimidar a los rebeldes con vuelos bajos.A cambio Companys hubo de renunciar a la competencia de orden público,que tan mal había cumplido desde julio.
Los ministros anarquistas fueron a Barcelona para calmar a los suyos con promesas de imparcialidad.Los comunistas,por el contrario,prometían máxima severidad:cuando está en juego la existencia de España como nación independiente,la libertad del pueblo español y el bienestar y el porvenir de las masas populares,no se puede tolerar que nos ataquen por la espalda.
El gobierno asumió el orden público en Barcelona,y suprimió la Consejería de Defensa,nombrando capitán general de Catalunya al general Pozas,que había contrariado a Franco cuando las elecciones de febrero de 1936,y había ingresado luego en el PCE.Se formó un nuevo gobierno regional en Barcelona.
Los jefes anarquistas,en especial García Oliver y Federica Montseny,lograron atajar la insurrección,muy mal tratados en la Generalitat.Pero las jornadas de mayo dejaron en Catalunya varios cientos de cadáveres.Los comunistas se impusieron,aunque ellos y la Ezquerra habían provocado los disturbios,y acusaron a la CNT,y sobre todo al POUM,de complot profascista,exigiendo un castigo despiadado.La maniobra derivó de inmediato contra Largo Caballero,cuya eliminación política perseguían quienes hasta poco antes le halagaban con el título de El Lenin español.Secundaban al PCE Prieto y Azaña,muy resentidos con Largo Caballero,al que sustituyeron por Negrín,fautor del envío del oro español a Moscú siete meses antes,y muy próximo a los comunistas.El nuevo gobierno,llamado como el anterior de la victoria,prescindió pues de la CNT.
En una brillante operación los comunistas habían neutralizado simultáneamente a los anarquistas y a los socialistas de Largo Caballero,las dos fuerzas de izquierda más poderosas hasta entonces.Sus nuevos aliados –prietistas,republicanos y separatistas- eran más débiles y manejables.La confusa revolución desencadenada diez meses antes se decantaba pues a favor de los comunistas.
Negrín llegó resuelto a recobrar la autoridad y a movilizar para la guerra todos los recursos antes despilfarrados por la anarquía y los celos entre partidos.El PCE persiguió ferozmente al POUM y a los libertarios.El POUM fue desarticulado,encarcelados y torturados muchos de sus militantes,y asesinado su líder Andrés Nin,en una cárcel secreta.Los anarquistas sufrieron tormento en checas comunistas,y fueron también asesinados muchos de sus militantes.
Unas semanas antes Franco había determinado también afianzar la unidad de su bando ante los roces entre Falange y el carlismo.Fundió en abril ambos partidos en lo que se llamaría Movimiento Nacional,excluyendo cualquier otro.Gil Robles,desde Portugal,aceptó la solución,aunque marcaba el fin definitivo de la CEDA.En marzo había sido disuelto el partido monárquico Renovación Española.El proceso costó algún encontronazo,con dos muertos,entre facciones falangistas,y el problema quedó resuelto con rapidez,sin el coste humano y político a que dio lugar en el bando republicano.
El 1 de julio nacía en Cataluña un nuevo gobierno autónimo,por alianza del PSUC y la Ezquerra,sin la CNT.Pese a ello L´Humanitat reclamaba la cooperación de todos los antifascistas en aquella hora de la reivindicación individual y colectiva de los catalanes.Negrín y los comunistas,resueltos a hacer retroceder a la Ezquerra,recuperaron,además de la defensa y orden público,las fronteras y otras competencias usurpadas por la Generalitat,mientras intentaban mejorar la producción bélica.Semanas después Tarradellas se quejaba a Azaña de que los comunistas le resultaban más insoportables que los anarquistas.Companys y él se habían entendido sucesivamente con la CNT contra el gobierno central,y con el PSUC contra la CNT,pero ahora se les esfumaba todo lo conseguido.
Los comunistas criticaban a los nacionalistas con casi tanta crudeza como antes a la CNT.Los acusaban de desorden y desinterés por la guerra,de divertirse en locales y restaurantes de lujo,etc.La Ezquerra se veía obligada a defenderse haciendo campaña a su vez contra la frivolidad de la retaguardia,o lamentando:¡Qué vergüenza para nuestros jóvenes,que no quieren imitar el espléndido ejemplo de nuestros combatientes en el frente!.Destacaban el esfuerzo de Catalunya,y llamaban anticatalanismo a las críticas que sufrían.En vano clamaba Rovira i Virgili:la posición catalana ante la República ha de ser,en primer lugar,la de afirmar la propia personalidad en la convivencia.La personalidad catalana,la política de la Ezquerra,había perdido mucho atractivo en los meses precedentes.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LII)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:30

España,plurinacional
LII.- Euzkadi y Catalunya pierden su simiindependencia (5)

Otro golpe para la Ezquerra fue la caída de Bilbao,en junio.Companys y Aguirre mantenían viejos lazos con el fin común de debilitar al máximo el poder central.La descabellada idea de Aguirre de llevar sus vencidas huestes a Cataluña puede no haber sido totalmente un pretexto.Debió especular con que sus gudaris reforzasen a los nacionalistas catalanes en una región muy sensible por su proximidad a Francia.
El 22 de julio Companys agasajó a Aguirre ante un pequeño gentío congregado frente al Palau de la Generalitat.Con su habitual desenfado,Aguirre habló en nombre de todos los vascos:Catalanes,en nombre de Euzkadi,muchas gracias.Habéis visto en nosotros a unos cumplidores del deber,a unos hombres que han hecho gala de su lealtad.Los vascos,en aras de la libertad no hacen otra cosa sino cumplir con su deber,arrojando hasta la última gota de su sangre.Nos corresponde el alma de nuestro pueblo.No importa que aquellos enemigos nuestros maten los cuerpos,porque jamás podrán matar el alma ni de Catalunya ni de Euzkadi.Euzkadi había sido el yunque del sacrificio,pero Cataluña sería el yunque de la victoria.Habló en castellano,sin mencionar a España ni aludir siquiera a los santanderinos y asturianos que habían dado su vida en Vizcaya al lado de los sabinianos.
Le respondió Companys en catalán:Esta es Catalunya,la de siempre,la eterna.Y ésta es la auténtica representación de nuestro pueblo.Y esta Catalunya sencilla,trabajadora,amante de la paz,tolerante,es hermana espiritual de Euzkadi en el pasado y en el futuro,en el que se ha de recobrar nuestra independencia contra la facción extranjera.Euzkadi es el honor y el sacrificio.L´Humanitat ponderó por su parte:Catalunya,país de democracia,ha comprendido que el Presidente Aguirre,por sus cualidades de inteligencia,de espíritu,de tenacidad y de fidelidad a los compromisos contraídos,es el exponente más alto de este pueblo que ha sufrido la más incalificable de las invasiones,precisamente por no doblegarse,por no traicionar la palabra dada,por fidelidad a la República y a la democracia.
Negrín,enojado por tales expansiones,dijo a Azaña:Aguirre no puede resistir que se hable de España.En Barcelona afectan no pronunciar siquiera su nombre.Yo no he sido nunca lo que llaman españolista ni patriotero.Pero si estas gentes van a descuartizar a España,prefiero a Franco.Con Franco ya nos entenderíamos nosotros,o nuestros hijos,o quien fuere.Pero estos hombres son inaguantables.Acabarán por dar la razón a Franco.Y mientas tanto,venga a pedir dinero.
Los roces entre los nacionalistas y el gobierno están atestiguados en Azaña:A los hombres de la Generalitat les ha sabido muy mal perder el Orden Público.Menos les ha gustado,si cabe,la desaparición de la Consejería de Defensa.El mayor obstáculo para la acción del Gobierno será la política tortuosa de los hombres de la Generalitat;así viene ocurriendo desde julio del 36,con las desastrosas consecuencias para la marcha de la guerra.Ahora pondrán mil asechanzas y estarán agazapados en espera de una ocasión.Y así valora una carta de Companys del 28 de julio de 1937:He dicho al Presidente del Consejo que las gentes de la Generalitat,mal avenidas con su fracaso,con la impopularidad resultante y con el rescate de los servicios,tratarían de promover un conflicto para hablar de la catalanidad ofendida,o de las libertades holladas,etc.Se apresurarán a presentarse ante la opinión catalana como defensores de la terra.Había que prevenirse y gobernar con mucho tacto,pero sin dejarse ganar la mano.Ya está aquí la carta de Companys hablando de los sentimientos de Catalunya lastimados.No será extraño que aprovechen el caso Nin.Que Companys finja escandalizarse,como campeón del derecho,después de cuanto ha ocurrido en Cataluña bajo su mando personal,es de un cinismo insufrible.
Y Tarradellas decía,según Azaña:el gobierno ha enviado a Catalunya un ejército de ocupación que vive a costa del país.De Madrid se está haciendo un mito,para emplearlo a favor de la política centralista.En el frente de Madrid hay cuarenta mil catalanes.Si ha podido emprenderse la ofensiva de Brunete se ha debido a que Catalunya ha dado muchos miles de cartuchos.El frente de Aragón es el único que no ha retrocedido nunca,en tanto que no se ha hecho más que correr desde Cádiz a Madrid.En Catalunya resolvimos el problema en cuarenta y ocho horas,librándonos de la rebelión en todo nuestro territorio.Por eso hemos podido hacer política.En los demás sitios no han sabido hacer otro tanto.Son materiales para el conflicto venidero.Es la separación radical de la causa de Catalunya y la causa general de España... Que Catalunya correrá en esta guerra la misma suerte que el resto de España es una verdad palmaria,que ningún catalán desconoce ni niega;pero no basta para apearlos de aquella opinión ni de cuanto denota.Se mueven entre la deslealtad y la obtusidad.
Y sigue diciendo Azaña:los periódicos nunca han dicho la verdad acerca de Cataluña.¿Por qué?.Por ignorancia o falta de discernimiento,en parte;por bobería y optimismo revolucionario;por espíritu de imitación;por miedo.Los abusos,rapacerías,locuras y fracasos de la Generalitat y consortes,aunque no en todos sus detalles de insolencia,han pasado al dominio público.El Socialista de Madrid ayer inserta otro artículo tomando pie de la zafiedad enconada de un articulista barcelonés,que pedía la prohibición de publicar periódicos en castellano,que es el enemigo,o el dominador.Ya está ahora la polémica armada.Vendrá ahora la réplica de Barcelona,¡y medraremos!.
Entre los propios nacionalistas reinaba la división y la incertidumbre.Casanovas,separatista radical y presidente del Parlamento catalán,intrigaba contra Companys,a quien acusaba de responsable de los excesos y desórdenes,por su complacencia con la CNT.Según él la opinión catalana despreciaba a Companys,Tarradellas y los demás.
Como indicio del trato entre los nacionalistas y el gobierno de Valencia,Azaña transmite las impresiones de Negrín tras un encuentro con Companys,a principios de agosto,para normalizar la industria bélica:imposibilidad de concertar nada serio.Enredo,palabras,doblez.Negrín cree que Companys es un hombre sin pensamiento,sin elevación alguna.
La Ezquerra recibió un nuevo golpe en agosto,cuando el gobierno disolvió el Consejo de Aragón en la zona ocupada por los ácratas,deteniendo a sus jefes con acusaciones de robos y violencias.Azaña de nuevo:A Companys y a otros se les acaba la estúpida comedia de que las tierras aragonesas las había conquistado Catalunya para la gran Catalonia,y no les conviene nada que,en la raya occidental de Catalunya,reaparezca una autoridad responsable,suprimiendo la anarquía,con la que no les iba mal;incluso para asustar.
Se recrudecían las protestas de Companys.Prieto le comunicaba a Azaña a finales de agosto:Companys está loco,loco de encerrar en un manicomio.Y es que en un banquete Companys se había desatado en imprecaciones contra el Gobierno y en quejas sobre su situación personal,que estima desairada e insostenible.Apuntó el deseo de recobrar el orden público.Está muy enojado porque en el preámbulo del decreto que disolvió el Consejo de Aragón hay unas frases que él considera un ataque al régimen democrático.
Tenía que resultar muy amargo para la Ezquerra contemplar con qué facilidad se les escapaba el poder casi independiente edificado durante los primeros diez meses de guerra en vulneración sistemática,como el PNV,de los acuerdos y las reglas de juego aceptadas.Pero aquellos avances,en Vizcaya o Cataluña,no habían descansado en una fuerza real,sino en la hábil explotación de unas circunstancias transitorias,mientras el gobierno central sufría la agobiante ofensiva del ejército de África.Los dos partidos nacionalistas habían perjudicado seriamente el esfuerzo contra el enemigo común,y habían intentado,o por lo menos tanteado,separarse de España.En sus respectivas provincias no habían garantizado el orden,ni la producción,ni la disciplina militar.De ahí que no pudieran afrontar ni a los franquistas en un caso,ni al gobierno de Valencia en el otro.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LIII)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:32

España,plurinacional
LIII.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (1)

Sólo en la campaña de Santander,a finales de agosto de 1937,perdió el Frente Popular más de 86 batallones,pérdidas que en su mayor proporción corresponden a deserciones,sublevaciones de los nacionalistas vascos y cerco de Santander (informe del coronel Prada al gobierno de Valencia).El PNV había contribuido a la victoria de Franco.Con todo las izquierdas asturianas,apoyadas por algunas tropas santanderinas y vascas,iban a mantener la lucha hasta su derrota completa a finales de octubre.
Y mientras caía el norte frentepopulista en Cataluña seguían las intrigas y presiones de unos y otros.El gobierno central quería recobrar sus competencias,lo que provocaba el enojo de la Ezquerra.Azaña menciona,el 2 de septiembre,el testimonio de Manuel Muñoz,ex Director General de Seguridad:Companys se ha quejado amargamente del Gobierno.No tiene jurisdicción ni mando sobre nada.Cataluña tiene por él un amor maternal.Está resuelto a dimitir y a no ser más que Luis Companys para hablar en la plaza pública y levantar el ánimo de su país.El líder esquerrista se creía realmente encarnación de Catalunya.
El día 8 Azaña habla de una conversación con el arqueólogo Bosch Gimpera,miembro de la Generalitat y catalanista moderado:Bosch pierde de vista que si ahora hay un ejército de ocupación (como les gusta decir) en Catalunya,ejército del gobierno legítimo,que por fin ha podido sacar a Catalunya y a las tierras de Aragón adonde llega de las garras del bandidaje,todo aquel país ha estado meses y meses bajo el ejército de ocupación de las patrullas,controles,tribunales clandestinos,etc.,para indignación,martirio y bochorno de la mayoría de los catalanes,sin oposición del gobierno de la Generalitat.
Cinco días después Azaña menciona un encuentro de Martínez Barrios con Companys:Le ha encontrado muy nervioso,irritado,quejándose de que hayan vuelto los tiempos de la incomprensión.Le han enviado un ejército de ocupación,sin duda porque no se fía el Gobierno de la lealtad del pueblo catalán.Obviamente el problema de la deslealtad venía de Companys,no del pueblo catalán.El president establecía un paralelo con los tiempos de Felipe IV y el conde-duque de Olivares:Hubo alguien que no se conformó,Clarís,que se entendió con Richelieu para hacer la guerra a España.Por lo que pregunta Martínez Barrio:¿Quién será ahora Richelieu?.Y responde Azaña:Acaso Mussolini.Azaña y Martínez Barrio ignoraban los tratos de los nacionalistas en París y en Londres.Pero Azaña alude,los días 18 y 19,a las denuncias por el paso clandestino de oro y dinero a Francia,a cargo de la Generalitat,y las amenazas de los diputados y políticos esquerristas de cambiar de actitud.Para Prieto están saboteando la guerra desde Cataluña.
Encontramos un buen resumen de estos roces en la referencia de Azaña,el día 19,sobre una entrevista con Pi i Sunyer,alcalde de Barcelona y nacionalista relativamente moderado.Pi llegaba,como enviado oficioso ante el Presidente de la República,a exponer las quejas de la Ezquerra.Y presentaba al gobierno de Valencia como un conglomerado sólo unido por su política anticatalana.Identificando a los catalanes con Companys y su partido,tomaba los intentos de volver al Estatuto por una sucesión de agravios a Catalunya,desde la jurisdicción sobre las cajas de seguridad de los Bancos,expoliadas por los gobiernos de izquierda,hasta la recuperación de edificios del Estado:Catalunya –la Ezquerra- ha perdido influencia en la zona izquierdista,cuando debería pesar más en ella,al irse reduciendo el territorio del Frente Popular.Cataluña seguía libre porque el enemigo no la había atacado aún,y había enviado soldados fuera.Pi temía que la victoria del Frente Popular,si llegaba,traería la abolición de la autonomía.Por lo que afirmaba:los jóvenes catalanes que están en el frente no saben por qué se baten.Reconoció vagamente las extralimitaciones anteriores de su partido,pero las achacó al momento revolucionario.El gobierno olvidaba que Companys,como Presidente de la Generalitat,es el representante del Estado en Catalunya.Pero la propaganda esquerrista hablaba de España y Catalunya como entidades distintas,y subliminalmente opuestas.
Azaña le contestó que el vínculo del gobierno no era la política anticatalana,sino el compromiso de sostener la guerra.Nadie pensaba suprimir la Generalitat,pero sí retornar al Estatuto;y si el territorio izquierdista disminuía,afectaba por igual al peso de Cataluña y al de las demás regiones.Companys repite ahora que el Presidente de la Generalitat es el representante del Estado en Catalunya.Perfecto.Pero 1)esa representación obliga al Presidente de la Generalitat a cooperar lealmente con el Estado en los fines que le son propios en Catalunya;2)es lastimoso que Companys no se haya acordado en tantos meses de que tenía,como Presidente de la Generalitat,aquella representación.Ustedes no han proclamado una revolución nacionalista o separatista.Querían hacerla pasar a favor del río revuelto.Han aprovechado el levantamiento de julio y la confusión posterior.No alegue usted,para justificar todo eso,que el momento era revolucionario,porque se sacaría la conclusión de que ustedes son unos políticos,unos partidos,en acecho de la primera ocasión para faltar a la lealtad.Y le recordó las palabras de Lluhí,en julio de 1936,sobre la política de ganar posiciones para repartirse el botín de la victoria,entonces tenida por segura.
En suma:la Generalitat,cuyo Presidente,como recuerda ahora Companys,es representante del Estado,ha vivido no solamente en desobediencia,sino en franca rebelión e insubordinación.Cuando,abrumados por la opinión pública,tuvieron ustedes que resignarse a que el Estado rescatase el servicio de Orden Público y suprimiese la consejería de Defensa,Catalunya respiró.Si los jóvenes catalanes no saben por qué se baten,díganselo.Se baten por la República española,su régimen autonómico.Pero se ha hecho todo lo necesario,y más,para hacerles creer que se les llamaba a filas para otra cosa.Añada usted el tono general de los periódicos,de los discursos y arengas oficiales,su ambigüedad,cuando no su descaro.Delegaciones de la Generalitat en el extranjero.Eje Bilbao-Barcelona.La Generalitat emite billetes y la prensa dice que se ha creado moneda catalana.Se publica el decreto de movilización,incumplido por cierto,y el comentario es:ha sido creado el ejército catalán.Los periódicos publican los partes de guerra bajo dos rúblicas diferentes:una dice Catalunya;la otra España.
Azaña advirtió:ahora no estamos en guerra con Luis XIII ni hay un Richelieu,aunque no falte en Barcelona quien sueñe con Clarís.Las izquierdas miraban con simpatía el régimen nuevo de Cataluña,por ser obra de la II República,que daría satisfacción a los catalanes,base de la concordia.Pero no admitían que al final de la guerra España quedase,según deseo de los nacionalistas,como una federación de repúblicas,con lazos muy débiles,entrando y saliendo de la federación libremente.
En un momento de su exposición Pi lamentó que la censura no ha permitido publicar una nota oficiosa desmintiendo los rumores de nuestros tratos con los rebeldes para una paz separada.La queja tenía algo de intoxicación,pues los rumores no aludían a tratos con los franquistas,sino con Francia e Inglaterra;y no carecían de base,aunque sus detalles permaneciesen ignotos para Azaña y Negrín.
Tampoco percibía Azaña el trastorno del pacto de Santoña,teniéndolo por un simple disparate:Giral me ha contado una nueva botaratada de Irujo.Sin encomendarse a Dios ni al diablo,Irujo,por su cuenta,se ha dirigido a los cónsules americanos pidiéndoles que intervengan para hacer respetar la capitulación concertada en Santoña.Irujo siempre había actuado al margen de los intereses del gobierno del que formaba parte,tratando con los británicos y otros,y el rumor le acusaba de haber facilitado la huida de algunos fascistas.Como ministro de Justicia había propuesto medidas favorables a la imagen del Frente Popular;pero le bastaron seis meses para percatarse de que no sólo no lograba sus propósitos,sino que quedaría inevitablemente vinculado al terror izquierdista desde un puesto tan significativo.Por tanto dimitió en diciembre,quedando como ministro sin cartera.
Consciente de la ignorancia de sus aliados sobre sus actividades,Aguirre planteaba exigencias como la gestión de los mercantes de matrícula bilbaína,o se refería a aportar copia de un expediente sobre los hechos de la capitulación de Santoña,o pretendía que los suyos nunca han hecho actos de carácter político,ni se han dirigido a ningún Estado extranjero.Sus gestiones han sido de carácter comercial y social.Y volvía a recordar los servicios del PNV al Frente Popular:su lealtad a la República será inquebrantable mientras dure la guerra.
Estos hechos ocurrían entre septiembre y octubre de 1937,mientras los franquistas preparaban y emprendían el avance sobre Asturias.Por entonces Negrín decidió trasladar el gobierno a Barcelona,donde los obreros municipales se negaban a trabajar los fines de semana en el descombro de las casas bombardeadas y el salvamento de las víctimas.
Companys aborrecía la presencia del gobierno en Barcelona,donde se instaló el 31 de octubre.Incapaz de impedirla,sugirió que podría hacerse una modificación,reduciéndose el número de consejeros de la Generalitat y aumentándose el de ministros catalanes en el Gobierno de la República.Negrín se negó,y les dijo que se atendría estrictamente al Estatuto.También presionaba Aguirre:he tenido la ocurrencia de proponer a Negrín que celebremos una conferencia los cuatro presidentes.Pero Negrín entendía que sin el mando único político y militar resultaba ocioso pensar en ganar la guerra,y estaba decidido a preservar los derechos del Estado.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LIV)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:33

España,plurinacional
LIV.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (2)

Estas querellas certificaban la quiebra de otro nacionalismo:el español de Azaña.Que dijo a Prieto,el 15 de septiembre:en estos años pasados me alentaba una esperanza española grandiosa,y a pesar de todas las dificultades,y de la repugnancia y fatiga que me producía el bracear continuamente con tantos ineptos y majaderos,quería contar con el tiempo,y con el crecimiento normal de la nación.Lo que me ha dado un hachazo terrible,en lo más profundo de mi intimidad,es,con motivo de la guerra,haber descubierto la falta de solidaridad nacional.A muy pocos importa la idea nacional.Ni aun el peligro de la guerra ha servido de soldador.Al contrario,se ha aprovechado para que cada cual tire por su lado.
Azaña había esperado aplacar a los nacionalistas por medio de los Estatutos,facilitando la convivencia en una España unida,y comprobaba hasta qué punto había errado.Pero pensaba también en sus correligionarios republicanos,a quienes fustiga una y otra vez en sus Diarios como botarates,charlatanes incapaces de un pensamiento algo elevado o de la más elemental disciplina.
Y pensaba en los socialistas,aunque podía atribuirse una parte no menor de la culpa.Pues incluso Largo Caballero se comportó como nacionalista en sus trifulcas con el embajador soviético Rosenberg,siempre que tenía que asegurar que se facilitase material de guerra a cargo del oro español que administraba Moscú.
Fracasado este nacionalismo,quedaba en el Frente Popular el nacionalismo comunista,paradójico y contradictorio,pero sumamente resuelto.Para el PCE la defensa de los intereses soviéticos primaba sobre los de España,y sin embargo logró movilizar mejor que el resto de la izquierda el sentimiento patriótico español contra la supuesta invasión italogermana.Lo mismo haría Negrín,a quien los comunistas sostenían.
Volviendo a la situación en el bando nacional,las ofensivas izquierdistas por Garabitas,La Granja,Brunete,Huesca y Belchite,entre abril y agosto,apenas habían apartado a Franco de su objetivo en el norte.Su avance culminó en Gijón el 21 de octubre de 1937 con una enorme victoria.Las izquierdas y el PNV habían movilizado en las tres provincias a más de 200.000 hombres,de los que sólo 10.000 lograron huir a Francia.Aparte de los muertos,la gran mayoría cayó prisionera,y unos 100.000 engrosaron el ejército vencedor,donde combatirían sin problemas aparentes.
El botín de guerra era ingente,y más importantes aún las fábricas metalúrgicas,siderúrgicas,y las de cañones,morteros,ametralladoras,explosivos,etc.La industria del norte representaba la mitad de la de España,y gracias a ella los nacionales alcanzaron el equilibrio en este campo,con la ventaja de asegurar un nivel productivo más alto.
El final de la campaña supuso un cambio estratégico crucial.La guerra había pasado por dos etapas,una inicial de cuatro meses,a base de columnas irregulares,en que los nacionales,con gran inferioridad material,habían estado a punto de vencer,gracias a su buena dirección y a la mala organización y celos internos de sus enemigos;y una segunda de forcejeo y empate,con intervención ya de brigadas y divisiones y de cuantiosa ayuda extranjera en los dos lados,que había durado catorce meses.Con la caída del norte daba comienzo una tercera fase de superioridad material franquista y de agonía del Frente Popular,prolongada dieciocho meses más.
La catástrofe del norte provocó una honda desmoralización en el Frente Popular.Azaña y otros muchos concluyeron que la República ya no podía ganar militarmente la guerra,y que por tanto convenía maniobrar en Londres y París para imponer un armisticio y salvar lo salvable.Azaña ya había hecho gestiones en Londres en mayo,por medio de Besteiro y sin informar al aún gobernante Largo Caballero,con motivo de la coronación de Jorge VI.Iniciativa inviable,pues Franco no pensaba dejarse arrebatar por tales acuerdos una victoria que ya vislumbraba casi segura;y Londres,cuyas simpatías por los revolucionarios eran muy moderadas,buscaba ante todo aislar de Europa la hoguera española.Además los comunistas,socialistas afectos a Negrín,interesados en alargar la contienda,y el mismo Prieto,reaccionaron con una masiva movilización y reorganización,poniendo rápidamente en pie nuevos cuerpos de ejército equivalentes a los perdidos en la franja cantábrica.Se extremaron las normas disciplinarias,hasta tomar carácter de terror.Prieto creó una policía política militar,el SIM (Servicio de Inteligencia Militar),a instancias de Olof,jefe de la policía secreta soviética (NKVD) en España,donde operaba al margen del gobierno de Valencia.El SIM,pronto dominado por los comunistas,persiguió ferozmente no sólo a los agentes del enemigo (la famosa Quinta Columna),sino a anarquistas,socialistas y otros supuestos aliados.Estas medidas y un intenso adoctrinamiento ideológico permitirían alargar la contienda casi un año y medio.
La resuelta resistencia del sector dominante en el Frente Popular obligó a los nacionales a preparar,tras su triunfo en el norte,una nueva ofensiva de amplios vuelos.Franco volvió a inclinarse por Madrid,debido a su valor psicológico y porque le permitiría batir al mayor ejército enemigo.Pero éste se adelantó con un masivo ataque sobre Teruel,a finales del año.Por primera y única vez las izquierdas tomaron una capital de provincia,defendida palmo a palmo por los nacionales en unas condiciones extremas de aislamiento,frío y penuria desesperada.Franco renunció entonces a su proyectada acción sobre Madrid,y reconquistó Teruel.A continuación,mediante una amplia contraofensiva,llegó al Mediterráneo por Castellón a mediados de abril de 1938,casi en el séptimo aniversario de la II República.La zona izquierdista quedaba cortada en dos,y Cataluña separada del centro.De nuevo la guerra parecía a punto de terminar.
Durante los seis meses desde la caída del norte a la llegada al Mediterráneo se ampliaron en el Frente Popular las fisuras entre los partidarios de resistir a todo trance y los aspirantes a una paz impuesta por Gran Bretaña y Francia.Ya en septiembre de 1937 Azaña comentaba una charla con Martínez Barrio,también convencido de la imposibiludad de vencer.Ninguno de los dos sentía excesivo placer ante un eventual triunfo del Frente Popular,pues comprendían lo poco que podían esperar de él unos burgueses como ellos.Se hacían la ilusión de que las democracias intervendrían si se cambiaba el curso revolucionario.Dirá Azaña:la guerra,si la podemos ganar,la tenemos que ganar en París y en Londres,que son los que nos pueden dejar hundirnos o ayudarnos.Para que París y Londres nos ayuden tenemos que ofrecerles la garantía de una República constitucional,democrática y liberal.De esta manera,y sin apenas esfuerzo,sustraerían la victoria tanto a los nacionales como a los revolucionarios.Pero quien ese cálculo hacía había sido uno de los máximos responsables de una situación cada vez más insufrible para él mismo,habiendo vulnerado reiteradamente,en 1934 y en 1936,las normas democráticas.Tampoco estaba,en 1938,en condiciones de garantizar a nadie una República liberal frente a un control marxista ya demasiado firme.
Sus deseos concordaban en parte con los de Companys y Aguirre,poco interesados en la continuación de un conflicto que ya no les prometía nada bueno.Sobre esa base habría sido posible un frente común contra los partidarios de continuar la lucha,pero ese frente apenas cuajó,porque el PNV y la Ezquerra prefirieron intensificar la colaboración entre ellos,con vistas a una paz separada que colocase a Cataluña y a Euzkadi bajo protectorado francés e inglés respectivamente.Idea recurrente en ambos nacionalismos desde principios de siglo.Para ambos,el Frente Popular había perdido su atractivo,no sólo porque su victoria se desvanecía,sino porque las necesidades de la lucha llevaban a centralizar los esfuerzos en detrimento de los anhelos separatistas.
Por eso Companys recordaba al gobierno su dignidad como representante del Estado en Catalunya,y Aguirre no cesaba en sus protestas de lealtad;redoblaron los dos,desde el otoño de 1937,su acción coordinada hacia Londres y París.Uno y otro mantuvieron un eficaz secreto,y todavía hoy es poco conocido el detalle de sus actividades,aunque el gobierno de Negrín tenía indicios de ellas.El 15 de septiembre,por ejemplo,Prieto contó a Azaña la extraña propuesta de un oficial francés,de formar una tropa vasca para explotar la simpatía de los católicos franceses por el PNV.Prieto hizo ver al oficial que entendía el fin real de la propuesta:París quería tener cerca de la frontera una fuerza adicta,para cualquier eventualidad.
La actividad diplomática clandestina de la Ezquerra corría bajo cobertura del Comisariado de Propaganda de la Generalitat,dirigida por el separatista radical Jaume Miravitlles:un organismo que los nacionalistas lograron preservar de la curiosidad y el influjo de sus socios de gobierno,incluso de los comunistas.Los agentes de Companys,principalmente Batista i Roca para Londres,y el arquitecto Rubió i Tusurí en París,solían trabajar concertados con los de Aguirre,en especial José I. Lizaso,un activo empresario peneuvista algo snob.Sacaban partido de sucesos como la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores inglés y francés,Eden y Delbos,en Bruselas a primeros de noviembre de 1937,para discutir sobre el problema español.Poco después Companys viajaba a París y Bruselas.Negrín lo autorizó,pero instruyó al embajador en Francia,Ossorio,para que vigilase estrechamente los movimientos del poco fiable aliado.No obstante Companys parece haberse entrevistado con Delbos y con diplomáticos británicos y belgas,dando pie a comentarios maliciosos del PSUC.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LV)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:33

España,plurinacional
LV.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (3)

El PNV mostró más eficacia en su acción internacional.Perdido el territorio,comprendió la utilidad de mantener el gobierno vasco,pues le daba una cobertura y un reconocimiento imposibles de obtener como partido.En la resaca de la derrota,los comunistas creyeron innecesario dicho gobierno y apartaron de él a su representante,acusándolo de seguidismo hacia la política reaccionaria y claudicante de Aguirre.Los representantes republicanos también lo abandonaron,quedando sólo nacionalistas y socialistas.Estos últimos,en inferioridad,presionaban por la vuelta a España de los refugiados vascos en edad militar,a quienes los nacionalistas preferían mantener en Francia.Hubo curiosas claudicaciones del PSOE,como una propuesta de sus juventudes a las del PNV para patrocinar y defender las hermosas teorías de Sabino Arana.Pero la pugna decisiva giró en torno a la vital consejería de Hacienda.Y los socialistas lamentaban:hay dos castas.Nacionalistas e izquierdas.Para los primeros todo son facilidades y para los segundos todo son inconvenientes.Los peneuvistas supieron retener las cuerdas de la bolsa.De este modo,y mientras se consumaba en Asturias la derrota izquierdista,el gobierno vasco acabó de convertirse en un apéndice del PNV.No se trataba sólo del dinero.El citado gobierno permitía a Aguirre y los suyos hablar en nombre del pueblo vasco ante las chancillerías extranjeras,naturalmente sin informar a sus socios.
Con la hacienda del gobierno vasco y las ayudas del Frente Popular el PNV pudo montar un periódico en París,Euzko Deya,desde noviembre de 1936,y difundir folletos,libros y películas,organizar giras artísticas o el grupo Ligue Internationale des Amis des Basques.Incluso pudo pagar a periódicos extranjeros,como Sud-Ouest,The Times y The Daily Telegraph,para que apoyasen las versiones peneuvistas.
Aguirre disponía de delegaciones en Londres y en París.La primera estaba instalada en la propia embajada española,lo que obligaba a Lizaso a un especial esfuerzo de disimulo.El embajador español,Azcárate,sólo llegó a tener ligeros indicios de lo que ocurría detrás de él.
Los dos nacionalismos sostenían una amplia propaganda internacional,que en parte complementaba a la del Frente Popular y en parte la saboteaba.La de Aguirre insistía en que,lejos de hacer el juego al comunismo,la actitud de los vascos impidió que Euzkadi sufriese el horror y la vergüenza de los crímenes que inundaron las dos zonas beligerantes del Estado español.No había impedido nada de ello.El sacerdote Onaindía ilustraba a los obispos extranjeros sobre el problema vasco,para que nadie lo confundiera ni con la causa de Franco ni con la del Gobierno de la II República.En rigor,su causa se había confundido voluntariamente con la de este último,traicionándolo simultáneamente.
El PNV dedicó a la América hispana una especial propaganda y diplomacia.A lo largo de 1938 negoció con los gobiernos paraguayo,argentino y venezolano la admisión preferente de refugiados de costumbres sanas,honradas y enemigos de toda idea extremista;sabinianos pues.Para Irujo establecer una nueva Euzkadi en los Andes no será nunca una broma.Broma o no,la idea quedó en nada.Y mayor decepción ocasionaron los grupos de vascos afincados en aquellos países:ha sido una dolorosa sorpresa la situación de nuestros compatriotas.La mayoría simpatiza con Franco.
Dentro de España muchos antiguos sabinianos pasaron a apoyar al franquismo,incluso afiliándose a Falange.El PNV proyectó formar con ellos células secretas,pero con poco éxito.Logró montar,no obstante,una pequeña red de espionaje que vendía a los servicios secretos franceses información sobre la presencia alemana e italiana en España.
En sus contactos extraoficiales,los ingleses pidieron a peneuvistas y esquerristas que presionasen al gobierno izquierdista en pro de la retirada de voluntarios extranjeros,pues pensaban conseguirlo para ambos bandos,sin un objetivo final muy definido.Lizaso y Batista interpretaron la petición,con exceso de optimismo,como prueba de un fuerte interés del Foreing Office en sus propuestas.
La línea común del PNV y la Ezquerra en sus tratos internacionales consistía,pues,en buscar una paz acordada por Londres y París con garantía de hegemonía nacionalista en las respectivas regiones;es decir,una práctica separación,o una unión tan suelta que pudiera conducir prontamente a ella.En febrero de 1938 Aguirre creía que Inglaterra va derecha a una fórmula mediante la cual ninguno de los dos bandos gane la guerra,lo que podía venirle muy bien.Y la idea iba teñida de una peculiar vanidad:a cambio de la casi independencia bajo el índice de Londres y París,Catalunya y Euzkadi actuarían de mediadoras entre las luchas de los españoles para mantener la paz en el Estado español.Los españoles,pueblo incapaz de gobernarse en paz,necesitaban a los nacionalismos vasco y catalán como contrapeso civilizador.Cuando en realidad la marcha hacia la guerra civil había debido mucho a las políticas nacionalistas.
También Prieto especulaba con protectorados.En marzo de 1937 un informe secreto comunista citaba un ampliamente conocido comentario suyo a un almirante y a un encargado de negocios inglés:si su visita no hubiera sido de protocolo,yo habría ofrecido un trato:tomad Cartagena,tomad algo más,pero ayudadnos a echar a los fascistas alemanes e italianos.
Y en febrero de 1938,cuando Teruel volvía a manos nacionales,Prieto replanteó la oferta a dos oficiales de la aviación británica,según testimonio de su ayudante,el capitán Bayo (jefe del desembarco de 1936 en Mallorca):el gobierno está muy convencido de que esta guerra la tenemos perdida si Inglaterra nos ve con malos ojos.Yo quiero que cuando estos señores vayan a su país les hagan de parte de nuestro gobierno una proposición confidencial cuya contestación espero con impaciencia.Si Inglaterra nos da el triunfo,si su país inclina las pesas de la balanza en nuestro favor,que puede hacerlo en cuanto quiera y que debe además hacerlo para que nada tengamos que deberle a Rusia,que es la única que nos ayuda con su material en estos momentos,España,por mi mediación,entregará a Inglaterra las soberbias rías de Vigo,donde puede cobijarse la escuadra inglesa entera con holgura,la base naval de Cartagena,inexpugnable,y la soberbia base de Mahón,única en el Mediterráneo.Con estos tres puntos Inglaterra vería su poderío reforzado en el Mediterráneo y en el Atlántico,y España quedaría agradecida bajo la protección inglesa,sacudiéndose para siempre toda posibilidad de influencia rusa.Prieto hablaba en nombre de España con el mismo desparpajo que Aguirre o Companys en el de sus respectivas regiones.Por otra parte,entre las ofertas de convertir en protectorados a Cataluña y Euzkadi,y la de someter a tal destino el país entero,sin duda esta última resultaba más sustanciosa para Londres.No obstante,la diestra diplomacia británica no parece haber tomado muy en serio ninguna de ellas.
La perspectiva de reducir España a protectorado inglés probablemente satisfacía a muy pocos españoles,pero está claro que sí satisfacía a Prieto.Que había contribuido,con Negrín y Largo Caballero,a hacer del Frente Popular un satélite de la URSS,y quería corregirlo tardíamente supeditándose a Londres.No hablaba,por cierto,en nombre del gobierno,en el que iba a durar sólo unas semanas,hasta el 6 de abril,cuando Negrín lo destituyó por derrotista.Prieto encarnaba en el PSOE un nacionalismo español regeneracionista similar al de Azaña,si bien más vaporoso.Y sus ofertas a los ingleses,calificables de alta traición en cualquier país,prueban de nuevo la bancarrota de ese nacionalismo.
La ocasión ideal para los tratos exteriores de Companys y Aguirre llegó en marzo de 1938,con motivo del Anschluss o anexión de Austria por Alemania,consumada el día 12.Si bien Londres apenas reaccionó,dándola por inevitable,París sufrió una conmoción.Leon Blum retornó al poder,sustituyendo al menos izquierdista Chautemps,y el nuevo gobierno y su estado mayor militar barajaron el día 15 varias posibilidades de réplica por Cataluña:anexionársela,ocuparla,o crear una franja desmilitarizada de 50 kilómetros de anchura a lo largo de la frontera,tal vez bajo el control de la Cruz Roja,donde los separatistas podrían actuar como en zona propia.Los gobiernos franceses parecen haber especulado vagamente,desde 1936,con el viejo ensueño napoleónico de ocupar Cataluña,y en una crisis grave la especulación podía dar lugar a medidas prácticas.Difícilmente una intervención tal quedaría limitada a esta región,y el gobierno galo pensó en extenderla a las Baleares y el Marruecos español.Se hablaba incluso de trazar una nueva frontera en el Ebro,desde Vasconia al Mediterráneo.Con tales salidas jugaban también los nacionalistas vascos y catalanes.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LVI)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:34

España,plurinacional
LVI.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (4)

Los rumores sobre estas medidas trascendían,y el bando nacional temió el envío de divisiones francesas a España.Mussolini,en advertencia indirecta a París y Londres,desató una oleada de bombardeos sobre Barcelona y otras ciudades levantinas.En uno de ellos,en la ciudad condal,una bomba cayó sobre un camión cargado de trilita,que multiplicó el efecto de la explosión y causó cerca de un millar de muertos.Franco,furioso,protestó ante Mussolini y logró cortar los ataques.Los vientos de tormenta en Europa abonaban el optimismo del Frente Popular e inquietaban a los nacionales,pues podían dar al traste con sus ventajas,alcanzadas con un esfuerzo tan denonado;o crear en Cataluña un inaceptable hecho consumado mediante la anexión o la ocupación.La eventualidad de una guerra europea les perjudicaba en extremo.Contra una versión muy en boga,pero fundada en prejuicios,a Franco le interesaba no prolongar la guerra innecesariamente,tanto como a Negrín le convenía alargarla hasta enlazarla con la europea.El oscuro panorama obligó a Franco a una acción política y militar muy cauta:debía destruir cuanto antes la potencia combativa enemiga,y al mismo tiempo tranquilizar a las democracias.Por eso dejó de lado una ofensiva sobre Barcelona en tanto no amainase el temporal europeo.Y al llegar al Mediterráneo,en abril,giró hacia Valencia.
Durante esas semanas el PNV y la Ezquerra multiplicaron sus esfuerzos por aprovecharse de las tensiones europeas.Batista viajó a Londes,como delegado del gobierno de Catalunya,para gestionar,de acuerdo con la delegación de Aguirre,una acción franco-británica.En medios nacionalistas catalanes se hablaba de armisticio y de convertir Barcelona en zona desmilitarizada bajo control francés o inglés;los rumores daban la intervención francesa como segura,y los oficiales nacionalistas recibieron instrucciones de aprender francés.Companys había indicado al ministro francés de Exteriores,Boncour,que desde el momento en que Catalunya fuera atacada,se desolidarizaría de la causa gubernamental española,proclamaría su ligazón a Francia y renovaría,en cuanto Catalunya,el llamamiento desesperado,hecho por la España gubernamental,a la asistencia francesa.Por un momento Londres mostró interés en un armisticio;pero no podría imponerse sin acuerdo italiano,que no se obtuvo.Por otra parte,al examinar las fuerzas francesas,el gobierno de Blum concluyó que su programa de rearme marchaba demasiado atrasado como para arriesgarse a las represalias germanas.Y así dieron largas nuevamente a los proyectos de Companys y de Aguirre.
En marzo Irujo amagó también con dimitir del gobierno cuando Zugazagoitia,ministro de Gobernación,le acusó de dar preferencia a los peneuvistas en los canjes de prisioneros.Pero lo pensó mejor y continuó.El PNV nunca había dejado de usar las instituciones y medios comunes en provecho propio,y no perseguía otro fin al seguir en el gobierno después del pacto de Santoña.
Conforme el éxito de Teruel se transformaba en calamidad para las izquierdas,las gestiones extranjeras de Aguirre y Companys se volvían más afanosas.El 5 de abril los nacionales ocupaban Lérida,y cuatro días después fusilaban a Carrasco i Formiguera,católico,derechista y secesionista extremo,cuyo apoyo al Frente Popular en Cataluña recordaba al de Aguirre.Promotor de la colaboración entre la Generalitat y el PNV,su ejecución constituía una dura advertencia a ambos.
La llegada de los nacionales al Mediterráneo,a mediados de abril,y el corte en dos de la zona izquierdista,borró para ésta cualquier ilusión de victoria.Ello no disuadió de resistir a los comunistas y partidarios de Negrín,ya con la única ilusión de que la guerra europea estallase cuanto antes,y les valiese nuevos aliados.A finales de mes Negrín pensó ganar la iniciativa diplomática y propagandística con un programa de trece puntos,marcadamente españolista.Proponía la Independencia de España,liberarla de militares extranjeros invasores,libertades regionales sin menoscabo de la unidad española,amplia amnistía para los españoles que quisieran reconstruir y engrandecer España,mejoramiento cultural,físico y moral de la raza,y un gobierno de plena autoridad.El problema radicaba en la escasa fiabilidad de tales promesas.El bando supeditado a una potencia exterior no era el nacional,sino el izquierdista,y Negrín había sido,precisamente,un causante principal de ese enfeudamiento.Tampoco cabía pensar,a la vista de los hechos,que sus aliados PNV y Ezquerra se contentaran con unas libertades regionales dentro de la unidad española.Y aún menos creíble resultaba un punto acerca de la libertad de conciencia,cuando el Frente Popular casi había exterminado a la Iglesia católica.
Azaña creyó los puntos de Negrín un tanteo de rendición negociada,y Franco,a quien sus enemigos habían querido aplastar sin condiciones,sólo aceptaría a su vez la rendición incondicional,viendo en los trece puntos una simple treta para justificar la prosecución de la guerra e intentar diluir su triunfo.
Los comunistas y Negrín movilizaron nuevas quintas y volvieron más draconiana la represión contra los desertores,cuyas responsabilidades recaían sobre sus familiares hasta de tercer grado.En Cataluña los desertores llegaron a organizar guerrillas para hacer frente a las autoridades.Y creció el terror,ofreciendo Azaña algunas muestras:denuncias sin firma del SIM;mozalbetes condenados a muerte por cantar un himno,que el delator no sabía cuál era;sordos y ciegos por malos tratos.
Aguirre y Companys perdieron cualquier resto de interés en unir sus destinos al Frente Popular,y trataron de desvincularse de él asiéndose a Londres y París.Resistir en la línea de Negrín traía para ellos dos graves daños:no evitaría la pérdida de Catalunya,y reforzaría el centralismo,por la propia lógica de la concentración de esfuerzos.Tampoco les seducía una guerra europea,por sus riesgos y porque de la devastación general sólo emergería Stalin como triunfador,sobre todo en España,donde los comunistas se habían convertido en la columna vertebral del Frente Popular.También Azaña y otros deseaban ardientemente escapar de un régimen en trance de hundirse.Pero estaban comprometidos con la elección de 1936,y Franco no tenía la menor intención de dejarse arrebatar la victoria por presiones internacionales.
De la ansiedad de Azaña durante los meses siguientes dan fe sus Diarios,llenos de imprecaciones contra Negrín y de quejas por la represión y por la desatención de las democracias.En el aniversario de la guerra,el 18 de julio,pronunció un discurso pidiendo paz,piedad y perdón,lo que sonaba a claudicación.
El 25 de julio Negrín daba la extraordinaria sorpresa de ordenar una ofensiva por el Ebro,a retaguardia de las fuerzas nacionales desplegadas contra Valencia.Fue un ataque masivo y el de dirección más netamente comunista hasta entonces.Pero,tras unos avances iniciales notables,su ejército quedó contenido.La lucha iba a prolongarse hasta mediados de noviembre,en la batalla más larga y sangrienta de la guerra.
Franco podía,en principio,embolsar al enemigo mediante una contraofensiva por el norte,hacia Barcelona.Sin embargo prefirió aniquilarlo en el Ebro con una costosa batalla frontal,y explotar luego el previsible éxito para avanzar hacia Barcelona sin demasiada oposición,repitiendo el esquema de Teruel.Seguramente pesó en esa decisión su prudencia ante el avispero europeo,que en septiembre llegaría al borde mismo de la guerra.
Pues tras anexionar Austria,Hitler amenazó a Checoslovaquia.Le reclamaba,en virtud del principio de autodeterminación,la región de los Sudetes,de mayoría germana.Londres y París vacilaban entre cortar la expansión nazi,o aceptarla.En el primer caso deberían afrontar una guerra en el centro y occidente europeo,para la cual no se sentían aún militarmente preparados;y que chocaba con el pacifismo en Francia y Gran Bretaña,fomentado por la socialdemocracia,aparte de dejar al continente a merced del Kremlin.Por unas semanas las armas parecieron a punto de hablar,pero Chamberlain y Daladier (sucesor de Blum,cuyo segundo gabinete apenas había durado un mes) escogieron una política antibelicista o de apaciguamiento,y el 29 de septiembre,en el Pacto de Munich,cedieron ante Hitler,confiando en que no traspasaría ciertos límites.Deseaban alejar el conflicto para una generación,pero sólo consiguieron retrasarlo un año.Stalin había animado a las democracias a enfrentarse a Alemania,y utilizaba la contienda española a tal fin,procurando que la guerra imperialista se dirimiera entre las potencias occidentales;pero entonces comprendió que la guerra podía comenzar entre él y Hitler,y para evitarlo buscó a toda costa el acuerdo con los nazis.La baza del Frente Popular perdió su mayor valor para la URSS,aunque siguiera conviniéndole mantener la hoguera española en la retaguardia occidental.
Esos meses de tensiones europeas reverdecieron las esperanzas de Companys y Aguirre.Su actuación subterránea al margen,y en el fondo en contra,del gobierno del Frente Popular no les impedía mantener en él un ministro cada uno:Aiguadé e Irujo.Pero entonces se volcaron más que nunca hacia Londres y París,en pro de su deseado armisticio que les garantizase la secesión práctica,si no la formal.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LVII)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:35

España,plurinacional
LVII.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (5)

Así,cuando en junio pareció haber entendimiento entre Londres y Roma con vistas a un armisticio,el 23 Batista y Lizaso,actuando como representantes de sendos gobiernos,entregaron al Foreign Office mensajes de sus jefes,que a su vez se decían Presidentes de Catalunya y Euzkadi respectivamente.Los papeles proponían la cooperación de los catalanes y los vascos con la política británica,para un arreglo en la Península.La misma gestión hicieron ante el gobierno francés Rubió y Landaburu,el agente de Aguirre en París,hablando de desmilitarización de los Países catalanes y alineación con Francia en cualquier conflicto.Lord Halifax,ministro británico de Exteriores,mantuvo una entrevista secreta con Lizaso y Batista.
Hubo asimismo gestiones en Bélgica con el socialista Henri Spaak,uno de los futuros padres de Europa.Rubió creyó oportuno aclararle,falsamente,que su gestión no se hacía contra el Gobierno de la República.De hecho sólo podía considerarse como una vulneración más del Estatuto,y un sabotaje al gobierno que,desde su propio punto de vista,defendía una Cataluña izquierdista frente al ejército de Franco,algo que los nacionalistas no habrían podido hacer ni durante dos semanas.Rubió creía que Italia facilitaría el armisticio,y tentaba a sus interlocutores con una federación española,tan interesante para asegurar que España no tuviera veleidades imperiales.Se ofrecía,como Prieto,o como el PCE en relación con la URSS,a servir ante todo intereses extranjeros.También se aproximó a Cambó,sin mucho éxito,para pedirle dinero y atraerlo a una reconciliación en nombre de Cataluña.
Tanto la Ezquerra como el PNV dirigían constante propaganda a la prensa y personalidades extranjeras,contratando a tal objeto agencias profesionales muy caras,hasta el punto de que Companys se resintió del costo.
En julio prosiguieron las gestiones francobritánicas para resolver y dar fin a los conflictos de los Sudetes y España (Aguirre).Lizaso y Batista fueron citados al Foreign Office,lo que ambos y sus jefes interpretaron como prueba de profundo interés por su causa por parte de Londres.Pero los ingleses querían más bien utilizar a los secesionistas con promesas vagas de tenerlos en cuenta si llegara el momento.En un memorandum entregado a los ingleses el 28 de julio,Aguirre y Companys manifestaban su mejor deseo de colaborar con el Gobierno de S.M.Los ingleses comprendían que sus interlocutores no representaban a los vascos ni a los catalanes,y que actuaban al margen,no ya del gobierno de Negrín,sino de sus propios socios en la Generalitat y en el gobierno vasco;pero les convenía pulsar todas las teclas ante un futuro incierto.
Durante las semanas siguientes al estancamiento de la ofensiva del Ebro,y ante la futilidad de cualquier ilusión de cambiar el curso de la guerra,empeoraron los desencuentros entre los nacionalistas,los partidarios de un armisticio,y los de Negrín.Los nacionalistas entendieron la imposibilidad de sacar mayor fruto de la colaboración gubernamental,y el 11 de agosto hicieron dimitir a sus ministros,Aiguadé e Irujo,en artificial protesta por la militarización de la industria bélica.Se creó una situación peligrosa para Negrín,pues podía dar lugar a una crisis gubernamental,y Azaña,que también presionaba por su parte,podía aprovechar para negarle la confianza.Pero Negrín y los comunistas demostraron quién tenía el poder.Llenaron el cielo de Barcelona de aviones e hicieron desfilar los tanques como aviso a los díscolos.Ante la coacción Azaña amenazó con dimitir,pero una vez más no pasó de ahí.La crisis se resolvió sustituyendo al ministro esquerrista por otro del PSUC,y al peneuvista por otro de ANV.
A lo largo de septiembre la actividad diplomática de Companys y Aguirre se intensificó,mientras Negrín se sentía muy animado ante la proximidad de la guerra europea.Aguirre,Leizaola y otros dirigentes sabinianos pensaron reconstruir en Francia un ejército propio,y especularon con acciones terroristas y hasta insurreccionales en la retaguardia enemiga,aunque no las realizaron.Por otra parte la reclamación de los Sudetes por los nazis despertaba simpatías en el PNV,pues,como explicaba Monzón:la actividad diplomática de Hitler,y Mussolini en torno al problema de Checoslovaquia,ha girado en torno a la afirmación del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos.Con su habitual pragmatismo,los líderes sabinianos plantearon extender sus contactos a Italia y Alemania.El problema vasco sería presentado en forma distinta a cada interlocutor:a Francia le garantizarían la seguridad de su frontera sur con un Estado vasco amigo,lo que suponía renunciar a la región vasco-francesa;al Reino Unido le ofrecerían nuestra riqueza industrial,minera,etc.;a los italianos les expresarían simpatía,y ante los nazis invocarían raza,derecho de autodeterminación de los pueblos,plebiscito.
Sin embargo esas combinaciones,así como las esperanzas de Negrín,cayeron por tierra al firmarse el Pacto de Munich a finales del mes,y cuando Franco,en una hábil maniobra diplomática que demostraba su independencia de Roma y Berlín,declaró que en caso de guerra España permanecería neutral.Perdía así importancia el argumento empleado por los secesionistas y la izquierda,de una España franquista supeditada a Berlín y Roma,y amenazante para Francia y Gran Bretaña.
El 12 de octubre Lizaso presentó a Londres un memorando de Aguirre,paralelo a otro de Companys,felicitando a Chamberlain por el éxito de Munich y el respeto al derecho de autodeterminación,pidiendo lo mismo para Euzkadi y Catalunya,y separándose ya sin tapujos del Frente Popular.En la reunión de Lizaso y Batista con el representante británico,Cadogan,éste comentó:Quizá la mejor solución para ustedes,los vascos,sería que Francia invadiese Euzkadi y la ocupara.Batista y Lizaso acogieron el comentario con euforia,como un probable acuerdo francoinglés,y creyeron vivir un momento histórico.
Poco antes,el 27 de septiembre Aguirre y Companys escribieron al Presidente francés Daladier:los representantes de los gobiernos catalán y vasco tienen el honor de renovar a V.E.,en las actuales circunstancias y en cualquier eventualidad,la seguridad de la leal amistad de sus pueblos.En el caso de que la administración de Burgos utilizase la parte de España en su poder para efectuar actos de guerra contra Francia e Inglaterra la posición de Catalunya y el País Vasco sería de decidido apoyo a Francia e Inglaterra.El 24 de enero de 1939 insistió en lo mismo Aguirre ante Daladier.
PNV y la Ezquerra explotaban en su propaganda y ofertas su carácter supuestamente democrático en contraste con la España fascista o fascistoide próximamente victoriosa.No sólo ofrecían a las democracias una Euzkadi y Catalunya afines y devotas,sino que extendían los beneficios para aquellas en toda la región subpirenaica,desde el Cantábrico al Mediterráneo,como una vasta área de influencia francobritánica,garantía de un mejor equilibrio europeo.Ya en 1936 habían pensado en algo parecido.Y volvieron a hablar de ello a los alemanes durante la II guerra mundial.
Las gestiones,por secretas que las creían,no dejaban de traslucir,y un editorial de La Vanguardia,inspirado probablemente por Negrín,hacía esta cruda advertencia:esos diplomáticos amateurs que proponen a las chancillerías occidentales miríficos proyectos de paz negociada están más cerca del pelotón de ejecución que del éxito.
Pero las maniobras siguieron.En noviembre Luis Arana,hermano del fundador del PNV,entregaba en Londres otro memorando pidiendo la independencia y ayuda militar,pues la raza haría el resto para el triunfo con su valor y aptitudes guerreras.A cambio conseguiría para sí misma Inglaterra la posesión de la vía terrestre más cerca de acceso al Mediterráneo,comenzando en el Golfo de Vizcaya en Bilbao,y terminando a los 400 kilómetros aproximadamente,en línea recta,en un puerto que a Inglaterra conviniera en el mar Mediterráneo,próximo a las islas Baleares.Su colaboradora Francia conseguiría por este hecho,con su protección a la república catalana-aragonesa,la supresión de una extensísima frontera pirenaica peligrosa y adversa para ella,con una España probablemente adicta a Italia y Alemania.Se ha dicho que obró por su cuenta,pero bien pudo hacerlo complementando a Aguirre.Pues el PNV consideró que Arana ha planteado muy bien nuestro caso.
Y Casanovas declaró a L´Independent de Perpiñán:Los catalanes no han querido esta guerra,que no estaba en la trayectoria de nuestra política y que moral y materialmente nos ha sido impuesta desde fuera.Rechazaba el plebiscito pedido en los Trece Puntos de Negrín por promiscuidad estéril de los catalanes con los demás pueblos y tierras de la península.
También en noviembre los jefes nacionalistas aumentaron el nivel de sus ofertas,designando para presentarlas a Irujo y a Bosch Gimpera,de mayor relieve político que Lizaso y Rubió.Irujo se llevaba mal con Batista,a quien tenía por necio.Sin embargo la situación había cambiado definitivamente,y ni Halifax ni Cadogan accedieron a recibirlos.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LVIII)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:36

España,plurinacional
LVIII.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (6)

Y es que los sucesos se precipitaban tras la completa derrota izquierdista en la batalla del Ebro,terminada el 15 de noviembre.Pues los propios nacionalistas catalanes dijeron:la batalla es un hecho determinante en la historia de Catalunya.En el Ebro los catalanes aplicaron muchos esfuerzos.Pero en el Ebro también se enfrentaba toda Europa.La República,con todos sus errores,representaba la legitimidad de la democracia y un estilo de civilización occidental.El otro bando es el fascismo.En tal caso Companys y los suyos habrían estado traicionando a los soldados –bajo mando comunista en su mayoría- catalanes y no catalanes que luchaban,presuntamente por la democracia y la civilización occidental,frente a un fascismo no menos imaginario,y al parecer oriental.
Y en poco más de un mes,completada la reorganización de su ejército,Franco lanzó una nueva ofensiva en dirección a Barcelona y a la frontera.Se esperaba una dura lucha en una región supuestamente muy izquierdista,poblada e industrial.Negrín pidió a Stalin la remesa de armas más masiva hasta el momento,por valor de más de cien millones de dólares.La operación comenzó de inmediato,pero la mayoría de los envíos no llegó a tiempo,pues la resistencia se vino abajo con rapidez.Algunos soñaron con hacer de Barcelona un segundo Madrid,pero la falta de entusiasmo de la población era notoria:apenas un millar de voluntarios se ofreció para obras de fortificación,en una ciudad de un millón de habitantes.Como informó el general Rojo,principal estratega del Frente Popular:en todas partes esperan al enemigo y desde muchos días ya tienen todo preparado.No sé cómo explicarme lo que pasa en muchos hombres antifascistas,que ahora no les importa pasarse al enemigo.La reacción no podía extrañar,sin embargo,a quienes reparasen en el cúmulo de desórdenes,represalias,luchas internas,desabastecimiento,hambre y crímenes que habían caracterizado los dos años y medio de guerra en Catalunya,bajo el poder de las izquierdas y los nacionalistas.
Barcelona cayó sin lucha el 26 de enero de 1939,y las tropas de Franco fueron acogidas entusiásticamente por una multitud de cientos de miles de personas.Otras tantas,hasta 400.000,la mitad de ellas soldados,atestaban las carreteras hacia Francia en una huida desordenada y atroz,descrita así por Zugazagoitia:Ni una queja.Ni un grito.Sólo el ruido sordo,agobiante,de la pisada colectiva de la muchedumbre.Todos los sufrimientos sofocados.Todas las miradas sin brillo.Y el silencio.¡Qué silencio!.Dentro de él,la amenaza,de un momento a otro,de la más terrible acusación contra nuestros errores,nuestros orgullos,nuestras vanidades,que echaban fuera de la patria a tanta criatura.Mezclados a las madres y a los hijos,acosados por igual reacción del instinto,grupos de soldados,terciados los fusiles,el mirar perdido.En total salieron a Francia a lo largo de la guerra en torno a medio millón de españoles,de los que volverían más de dos tercios durante 1939,y miles más en un goteo permanente posterior.Quedarían entre 130.000 y 150.000 exiliados permanentes.
El 5 de febrero los líderes republicanos pasaban también la frontera.Y Azaña cuenta:Al marcharme,el batallón formó de nuevo.Tambores y trompetas batieron.Desde la cabeza de la formación,descubierto,grité:¡Soldados,viva la República!.Respondieron con frenesí.De entre las filas un soldado clamó:¡Viva don Manuel Azaña!.La misma respuesta.Del grupo de los políticos catalanistas,un poco apartado,partió una voz:¡Visca Catalunya!.No contestó nadie.La escena,en su sencillez,era desgarradora.Y esto no es imposible,pues Azaña había pedido últimamente el fin de la lucha,y los soldados nacionalistas catalanes nunca habían mostrado especial entusiasmo,mientras los que habían logrado huir formaron el Tercio de Monserrat,uno de los más condecorados de todo el ejército de Franco.
Perdida Cataluña quedaba a la extrema izquierda la extensa zona centro,con poblaciones como Madrid o Valencia,buenos puertos y más de medio millón de hombres en armas.Pero la gran mayoría de los dirigentes,entre ellos los del PNV y la Ezquerra,no tenía el menor deseo de retornar a España.Zugazagoitia lo cuenta así en relación con Negrín y Azaña:Es un viaje oscuro y cobarde:una evasión.Son dos vidas antagónicas,creadas para no entenderse.Se desprecian mutuamente.En ese instante se odiaban.En el pueblecito francés hay unas formalidades vejatorias.Negrín le dedica las últimas cortesías protocolarias,y vuelve a meterse en España.De regreso se encuentra con otra caravana.Coches de la Generalitat.Según Negrín,lo que no podía esperarse es que a mi ingreso fuese a tropezar con Aguirre y Companys.Los más sorprendidos han sido ellos,que han debido sospechar que yo abandonaba el territorio nacional sin notificarles mi decisión.El juego de palabras ha sido precioso.Se han ofrecido a regresar conmigo.Oferta cortés,pero obvia y absolutamente insincera;de haberla aceptado Negrín se habría creado una situación interesante.Pero la rechazó:Ausentes de Cataluña,tengo una preocupación menos.Azaña dimitió a los pocos días,y lo mismo hizo Rojo.
Prácticamente terminó entonces la intervención bélica de los nacionalismos vasco y catalán,intervención secundaria pero nada desdeñable y que podríamos describir como alineación con el Frente Popular y socavamiento simultáneo del mismo.En cuanto a los nacionalistas de Cambó,su inclinación por el bando de Franco culminaba su evolución desde el nacionalismo radical al regionalismo.Una parte de él desarrolló la tendencia imperialista ibérica,que en la práctica sólo podía ser española,preconizada por Prat de la Riba y d´Ors treinta años antes.
Negrín y los comunistas llamaron a proseguir la lucha,pensando que la contienda europea estaba ya cercana (comenzaría en septiembre),pero en la zona centro la gente estaba tan harta de la resistencia como en Cataluña.Enseguida se organizó un partido para tratar con Franco una rendición negociada.En él entraban el socialista Besteiro,el anarquista Mera,y militares republicanos como Casado,que dirigía el movimiento.Franco exigió la rendición incondicional.No quedaba otro remedio que optar por Negrín y los comunistas,o por un Franco poco inclinado a la clemencia.La elección fue por Franco.Los partidarios de la paz se sublevaron contra Negrín,y estalló una nueva guerra civil entre las izquierdas.Los comunistas habrían podido aplastar a sus enemigos,dado su predominio en el ejército,pero sólo reaccionó una parte de ellos.Con todo la mortandad y los fusilamientos mutuos fueron considerables.El partido de la paz se impuso.Fracasaron de este modo tanto el designio revolucionario comunista como el nacionalismo español ligado a él.
A finales de marzo los frentes se desmoronaron,y el ejército franquista entraba sin disparar un tiro en Madrid,la capital que tanto se le había resistido.Antes de seis meses estalló la temida contienda europea.El 1 de abril Franco emitía su célebre y lacónico comunicado:En el día de hoy,cautivo y desarmado el ejército rojo,han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares.La guerra ha terminado.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LIX)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:37

España,plurinacional
LIX.- La España de postguerra (1)

Los exiliados no reflexionaron mucho sobre las causas de la guerra y la derrota,pues la propaganda seguía inspirando sus pensamientos.Pero sí abundaron las amargas proyecciones de las culpas de unos sobre otros,y una de las más reveladoras y conocidas fue la polémica entre Prieto y Negrín,apenas comenzado el exilio,en marzo de 1939;acusando Prieto a Negrín de ser el máximo responsable de la derrota,por haberse entregado a los comunistas,y replicando Negrín que la derrota habría llegado mucho antes sin sus previsiones,disciplina y espíritu de resistencia.Planteado así el problema Negrín tenía razón.Pues si de resistir se trataba,la guerra habría terminado en pocos meses con la caída de Madrid en manos de Franco.Pero la intervención soviética,la hegemonía comunista y la política de Negrín habían permitido continuarla dos años largos más,incluso con esperanzas de victoria durante cierto tiempo.Y en cuanto a la inhibición de las democracias,una de las causas principales radicaba en la situación y naturaleza revolucionaria del Frente Popular,a la que habían contribuido todas las izquierdas,no sólo los comunistas.En rigor esa situación y naturaleza revolucionaria había sido la causa misma de la guerra.
Pero el núcleo de la disputa consistía en un asunto harto más práctico e inmediato:el tesoro del Vita.Se trataba de un yate de ese nombre,cargado de riquezas expoliadas por el gobierno de Negrín:depósitos del Banco de España,un cajón de oro amonedado,joyas históricas de la catedral de Tortosa,el Tesoro Mayor y Relicario Mayor de Santa Cinta,ropas y objetos procedentes de la catedral de Toledo,entre ellos el famoso manto de las 80.000 perlas,colecciones de monedas de valor numismático,con invalorables ejemplares únicos,objetos de culto de la Capilla Real de Madrid,entre ellos el joyero y el clavo de Cristo,y otros muchos bienes guardados en maletas.
Se trataba sólo de una parte del inmenso tesoro acumulado desde octubre de 1936,saqueado sistemáticamente de pertenencias públicas y privadas,religiosas,artísticas y culturales,sin exceptuar las colecciones de monedas antiguas de oro y de plata del Museo Arqueológico de Madrid,libros antiguos,las cajas de seguridad de los Bancos y las alhajas depositadas en los Montes de Piedad por gente humilde.Hasta habían intentado adueñarse de las propiedades de Estado español en el extranjero.Lo que frustró Azaña negándose,poco antes de dimitir,a firmar el decreto correspondiente,por no pasar a la historia como salteador de los bienes nacionales.Gracias a esa previsión alardea Negrín:Nunca se ha visto que un Gobierno o su residuo,después de una derrota,facilite a sus partidarios,como lo hacemos,medios y ayuda que ningún Estado otorga a sus ciudadanos después de una victoria.
Pues aquellas fortunas tenían la función esencial de asegurar en el exilio la autoridad del Gobierno derrotado,ya que muchos exiliados iban a depender de los subsidios correspondientes.A este fin Negrín creó el SERE (Servicio de Evacuación de los Refugiados Españoles),cuya gestión provocó enfrentamientos.Como botón de muestra,el incorrumpible anarquista Cipriano Mera lo juzga así:Organismo creado por Negrín,y del que se servía un grupito de paniaguados para poder continuar en el exilio sus trapisondas,seguir manejando sin rendir cuentas a nadie los fondos sacados de España,e intentar imponerse mediante la coacción económica a los miles de refugiados españoles que lo detestaban.Los libertarios,sintiéndose discriminados por el SERE,y desesperados por huir de Francia ante la proximidad de la II Guerra Mundial,llegaron a asediar tumultuosamente la sede del organismo en París.
Lamentablemente la previsión de los hombres de Negrín había tenido fallos.Algunos cargamentos,denunciados por sus propietarios,habían sido incautados por la policía en un puerto holandés.Y peor sucedió con el Vita.Negrín lo había consignado a un hombre de su confianza en México,el doctor Puche,ex rector de la universidad de Valencia;pero Prieto había recibido aviso de su llegada y,de acuerdo con el presidente mexicano Cárdenas,birló limpiamente el tesoro a Puche,apoyándole,entre otros,los nacionalistas catalanes.Y burló también al PNV,que a su vez quiso apoderarse del cargamento ayudándose con el capitán del Vita,que era vasco.
Negrín,indignado,reclamó sus propiedades,y pidió a Prieto una entrevista para arreglar lo más amistosamente posible el espinoso negocio.Prieto no tenía la menor intención de arreglar nada,y se negó,accediendo sólo a mantener una correspondencia,que nos permite conocer el fondo,ya que no los detalles,de un asunto que de otro modo permanecería enigmático.Con la carga del Vita organizó Prieto un organismo rival del SERE,la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE),reduciendo así la autoridad de Negrín,y atrayendo con subsidios superiores a muchos dirigentes izquierdistas.El SERE desaparecería a mediados de 1940,y la JARE,tras acusaciones de corrupción,fue prácticamente incautada en 1943 por el gobierno mexicano.
Tanto la Generalitat como el gobierno del PNV habían situado también dinero en el exterior,aunque estas evasiones nos son menos conocidas,con indicios dispersos en las memorias del anarquista García Oliver.Durante el período del Comité de Milicias los ácratas habían expoliado ingentes sumas,por lo que los militantes en el exilio protestaban de la escasísima ayuda recibida.Pero la mayor parte de aquellos bienes había pasado al gobierno de la Generalitat,cuando la CNT tuvo la flaqueza de renunciar a sus principios.Perdida la guerra,explica García:Nos convenía explorar las intenciones del que había sido gobierno de la Generalitat,pues nos enteramos de que Tarradellas disponía de fondos destinados a la ayuda económica de las personalidades catalanas.A mí me pareció que la explicación que Tarradellas me dio sobre los tesoros confiados en depósito al gobierno de la Generalitat de Catalunya era un subterfugio alejado de la verdad.Tarradellas,que durante mucho tiempo dispuso de un avión para su uso personal,hizo con él muchos viajes a Francia.Era cosa de averiguar lo relacionado con esos viajes,las cuentas del gran capitán que me dio sobre la suerte de los tesoros del Comité de Milicias,y sus alegatos sobre la incautación que de ellos hicieron los carabineros de Negrín,un mes antes de abandonar Barcelona.
Pero Tarradellas no estaba dispuesto a aclarar las sospechas de García Oliver,y se limitó a contarle que los tesoros les habían sido arrebatados a su vez a los nacionalistas por los carabineros de Negrín.Por eso no podía darle cuentas de nada.Probablemente mentía,pues el propio gobierno había tenido noticias y denuncias de las exportaciones ilegales de oro y fondos organizadas por la Generalitat.García Oliver,incrédulo,presionó a Companys con una amenaza no disimulada:Algo hay del pasado que concierne a las actividades del Gobierno de la Generalitat,y que podría dar lugar a situaciones delicadas,tanto para ti,como presidente de la Generalitat,como para los sucesivos gobiernos que la gobernaron.Me refiero a los tesoros depositados en la Generalitat por el Comité de Milicias,por cuyas entregas se extendieron recibos.De sobra sabes que con uno solo de esos recibos pueden,los de allá,promover un proceso y demandar la extradición del consejero Ventura Gassol y del presidente de la Generalitat.La amenaza de ser extraditado a la España de Franco sonaba grave,pero Companys no la tomó en serio.Repitió al líder ácrata la versión de Tarradellas sobre los carabineros,si bien situando el suceso en fecha diferente.No hubo modo de sacar nada a los líderes esquerristas,que volvían a burlar así a sus incautos competidores.
Azaña menciona:El timo de cinco millones de francos,cuando los apuros de abril de 1938,al llegar los nacionales al Mediterráneo,hecho por la Generalitat a Méndez Aspe,enviándole una caja con oro y valores.Situados los millones en París,a las 48 horas desaparecieron.Eran para Companys y los políticos y funcionarios de la Generalitat si tenían que emigrar.
De todas formas los recursos pasados a Francia por ácratas y nacionalistas se mostraron insuficientes,entre la apropiación de parte de ellos por diversos responsables y las necesidades de miles de refugiados.García Oliver señala que algunos ácratas habían utilizado aquellos medios como propiedad particular,y Maríano Vázquez,secretario de la CNT,escribió a Cipriano Mera:Ocurrieron hechos sumamente delicados durante los últimos momentos de nuestra guerra.En cualquier caso,nacionalistas y anarquistas pasaron pronto a depender del SERE o de la JARE,lo que les obligó a moderar sus radicalismos.Pocos líderes mostraron escrúpulos morales hacia aquellos auxilios,que de todas formas apenas llegaron a los militantes de base.Uno que rechazó el dinero fue el expresidente de la II República Alcalá-Zamora,pese a sufrir grandes apuros económicos (su caja de seguridad en el Crédit Lyonnais en Madrid estaba entre las muchas robadas por el gobierno del Frente Popular).Otro fue Cipriano Mera.
El caso del PNV lo conocemos algo mejor.Ante el derrumbe del Frente Popular creyó ya inútil fingir colaboración con él,y se ausentó de las instituciones republicanas,pero su anhelo de independencia,tras fracasar en su intento de apropiarse del Vita,chocaba con el problema de los garbanzos,y el bien probado realismo de sus líderes combinaba mal con los gestos heroicos.Antes,los sabinianos habían manejado en su interés exclusivo la tesorería del gobierno vasco,suscitando las protestas de los socialistas,pero ya en el exilio el dinero se agotaba con rapidez,mientras los republicanos lo seguían teniendo en abundancia.A Aguirre le daba repugnancia todo lo español,pero cuando me pongo a pensar en la cuestión del dinero no sé qué hacer.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LX)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:38

España,plurinacional
LX.- La España de postguerra (2)

Hubo disputas internas.Algunos,sin mucha convicción,querían salvaguardar la independencia a toda costa;otros preferían pedir subsidios,e incluso comer a dos carrillos (cobrar del SERE y de la JARE).Aguirre se sintió ahora republicano,y decidió que esos bienes pertenecían a la República,y por tanto siendo de todos,han de ser para todos,o repartidos en la proporción correspondiente,o administrados en forma que todos tengamos satisfacción.Así subrayaba su derecho al reparto de un botín saqueado en buena parte a la Iglesia.
Al principio hubo fuertes tensiones entre Negrín y los peneuvistas.Negrín pensaba en una ayuda por igual a los refugiados vascos y no vascos,y estaba muy irritado porque el PNV,desde la pérdida de Vizcaya,había estado subsidiando en Francia a hombres aptos para el combate.El peneuvista De la Torre le replicó con la mayor desenvoltura,amenazándole con romper la cordialidad que ha existido hasta ahora.Y Aguirre le advirtió que de la actitud que mostrara el SERE dependería la actitud y conducta del gobierno vasco para con España,anunciando graves disgustos si no deja usted de lado toda consideración de tipo político.Las presiones de Aguirre no tenían,al parecer,carácter político.Negrín rompió las relaciones,después de pedir cuentas de su gestión económica al gobierno vasco.
Esto ocurría en marzo de 1939.No obstante la conveniencia económica obligó al PNV a reconsiderar su altivez,y aceptar algo más tarde la ayuda e inspección del SERE.Pero mantuvo al mismo tiempo una actitud abierta hacia el JARE,con la expectativa de comer a dos carrillos.Pues Prieto,ansioso de éxitos políticos a costa de Negrín,ofreció a Irujo la secretaría general de su organismo.La propuesta no fue aceptada por los sabinianos,debido a su dependencia del SERE,que parecía entonces más solvente,pero daría lugar a una evolución,y también a tensiones dentro del PNV entre los partidarios de una y otra organización de ayuda.Incluso reverdecieron las pretensiones de independencia.Ajuriaguerra,desde su prisión,clamó:Tenemos una arraigada repugnancia a recibir dinero del Estado español.Nunca habían tenido tal repugnancia.Al contrario,habían pedido y hasta exigido todo tipo de ayuda desde la concesión del Estatuto.Cuando el SERE cerró,en 1940,se impuso la opción por la JARE.
Pero a partir de 1942 la situación económica del PNV quedó resuelta,siendo sustituida su dependencia de los organismos republicanos españoles por el Departamento de Estado de los EEUU y el FBI.Además Aguirre logró montar una red de ayuda entre diversos núcleos de vascos bien establecidos en Hispanoamérica.Los sabinianos pagaban la financiación de Washington con labores de espionaje contra los nazis en Francia,y en América contra los izquierdistas españoles,ante los que representaban el papel de aliados solidarios en la desgracia.Los servicios secretos de USA financiaron giras de propaganda de Aguirre por Hispanoamérica,y contribuyeron generosamente a las arcas del partido.No obstante hubo quejas por que esa generosidad contrastaba con la pobreza de la información suministrada por los agentes peneuvistas.
Los nacionalistas catalanes no parece haber tenido la suerte o la habilidad de los vascos.Ni siquiera lograron crear un gobierno de la Generalitat,porque la mayoría de los esquerristas no quería saber nada del PSUC.Pi i Sunyer formó en Londres un Conseil Nacional Catalá,uno de los muchos organismos del exilio sin repercusión en el interior.La mayor parte de los exiliados acentuó al principio,como los sabinianos,su despego hacia España,de la que no esperaban obtener ya nada.En sus Memorias de un federalista Salvador de Madariaga deja constancia de la imposibilidad de hacer admitir a los nacionalistas alguna solución que zanjase el problema nacional.Madariaga,ignorante de las maniobras separatistas del PNV y la Ezquerra durante la guerra,creía honradamente que el federalismo podía dar satisfacción a las aspiraciones nacionalistas en una España unida.Pudo constatar su error después de muchos esfuerzos de concordia y polémicas con unos y otros.
Mientras tanto los vencedores aplicaban su ley,de estilo marcado por las crudas expresiones de José María de Areilza,primer alcalde franquista de Bilbao:No se sabe qué espectáculo era más bajo y denigrante para nuestro pueblo:si ver a sus hombres representativos asesinados en las cárceles y en los barcos,o el contemplar al día siguiente de la matanza cómo el presidente Aguirre,rodeado de los consejeros de su partido,se dirigía solemnemente a oír misa para engañar al pueblo religioso y sembrar la confusión en las conciencias.Que quede esto bien claro:Bilbao no se ha rendido,sino que ha sido conquistado por las armas.Nada de pactos y de agradecimientos póstumos.Ley de guerra,dura,viril,inexorable.Ha habido vencedores y vencidos;ha triunfado la España una,grande y libre;es decir,la de la Falange Tradicionalista.La guerra no había sido excepcionalmente cruenta en comparación con otras del siglo XX (unos 300.000 muertos entre caídos en el frente y fusilados en retaguardia),pero la habían precedido y acompañado odios furiosos y el temor correspondiente.Como hemos indicado,las propagandas izquierdistas habían cultivado muy activamente esos odios como medio de movilización en la lucha de clases.La derecha no había promovido nada parejo en intensidad y sistematicidad,pero al estallar el conflicto su odio se desató a su vez,alimentado por las angustias pasadas,por las crueldades reales o supuestas del adversario,y por la necesidad de asegurar la retaguardia en el período inicial de absoluta superioridad enemiga.Hubo un terror muy parecido en los dos bandos,con un máximo en verano-otoño de 1936,para descender luego y volverse más controlado.Obviamente el vencedor iba a tener muchas cuentas que saldar con el vencido.Prieto lo había anunciado tras el asesinato de Calvo Sotelo.Las derrotadas izquierdas no tuvieron ocasión de vengarse,pero los asesinatos y torturas entre ellas mismas durante la guerra permiten suponer el destino de los fascistas,si éstos hubiesen perdido.
El nuevo régimen no venía predicando el perdón y el olvido,sino sólo medidas de clemencia dentro de una justicia drástica.Prometió inmunidad a quienes no hubieran cometido crímenes,pero nada parecido a una amnistía.En eso hallamos una semejanza y una diferencia con respecto a otras contiendas europeas también marcadas por el odio ideológico,como las de Italia y Francia.Según terminaba la II Guerra Mundial,que en ambos países tuvo al final bastante de guerra civil,decenas de miles de vencidos fueron asesinados,con sólo una pequeña minoría ejecutada judicialmente.En España el resultado no sería menos sangriento,pero con procedimiento inverso:miles de ejecuciones legales y pocos asesinatos sin juicio.Esa represión se cebó en los revolucionarios,y mucho menos en los nacionalistas vascos o catalanes.
La dureza con que fue aplicada tal política se revela en la cifra de 50.000 condenas a muerte,de las que se cumplieron casi la mitad.Quienes vieron su pena conmutada por la cadena perpetua tuvieron bastante suerte,pues en la mayoría de los casos no pasó de seis años.Franco ha sido tildado de cruel por las ejecuciones,pero el hecho de que encauzara la represión a través de tribunales indica algo distinto.Estos tribunales ofrecían garantías precarias sin duda,y algunos jefes militares aprovecharon para causar al enemigo las bajas que no les habían ocasionado en combate,pero con todo el método fue muy superior a la simple venganza en asesinatos oscuros y sin control,practicada en otros países.
Han sustentado la leyenda de la crueldad de Franco historiadores como Tuñón de Lara,admirador de Stalin,pero en ningún caso fue más cruel que sus enemigos.Negrín,por ejemplo,prolongó una guerra perdida multiplicando las víctimas,y trató de enlazarla con la II Guerra Mundial,que las habría duplicado o triplicado.Por no hablar de sus checas y campos de concentración,espeluznantes también para los izquierdistas disidentes.Sin embargo nadie le acusa de crueldad,y muchos historiadores lo alaban como modelo de liderazgo responsable,y hasta heroico.
Puede hallarse la raíz intelectual de esta represión en la insurrección de octubre de 1934.El horror de la derecha se manifestó en el debate subsiguiente en las Cortes.Las izquierdas comparaban gloriosamente su alzamiento con la Comuna de París,63 años antes,reprimida por Thiers;y algo similar pensó la derecha.El diputado republicano moderado Malquíades Álvarez clamó:Thiers,cuando presenció los horrores de la Commune,fusiló produciendo millares de víctimas.Con aquellos fusilamientos salvó la República,salvó las instituciones y mantuvo el orden.Calvo Sotelo insistió en la idea,para horror de Maeztu,que gritó ¡Cuarenta mil fusilamientos!.Cambó resaltó que los violentos no temían reincidir,pues sabían que en España,país de amnistías,su prisión duraría poco y saldrían de ella con aureola heroica,sobre todo los dirigentes.Y así había ocurrido en 1934.No había sido ejecutado un solo jefe de los sublevados,ni siquiera entre los militares complicados y condenados,y sí en cambio tres personajes de muy poco fuste.Sólo dieciséis meses después los miles de acusados gozaban de libertad,en un clima de exaltación y revancha,mientras quienes habían defendido la ley y la democracia sufrían graves amenazas.El general López Ochoa,vencedor de la insurrección de Asturias,fue apresado y asesinado en circunstancias macabras por las izquierdas,al recomenzar la guerra,en julio de 1936.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LXI)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:39

España,plurinacional
LXI.- La España de postguerra (3)

La rebelión de octubre había culminado una tradición de violencias y atentados desde principios de siglo,con cimas como la Semana Trágica barcelonesa de 1909,el movimiento revolucionario de 1917,el pistolerismo de los primeros años 20,el pronunciamiento de Jaca en 1930,las oleadas de incendios,la serie de magnicidios desde Cánovas a Calvo Sotelo,o los cientos de atentados y choques sangrientos durante la II República.Sin duda Franco llegó a pensar como Melquíades Álvarez,Calvo Sotelo y Cambó (éste había propuesto pocas penas,pero cumplidas),y adoptó el método de Thiers de un escarmiento radical,aunque no por fusilamientos en masa,sino por vías judiciales.
Tras la revuelta de 1934 Companys se había jactado de esperar la pena capital,a sabiendas de que no le sería aplicada;pero en 1939 ni él ni los demás líderes albergaban dudas sobre su destino si caían en poder de los vencedores.Por eso todos habían procurado cruzar a tiempo la frontera,sin previsión alguna para sus miles de seguidores implicados en el terror izquierdista,dejados atrás a merced de sus enemigos.
En 1940 llegó a haber 250.000 personas internadas en prisiones y campos de concentración,lo que suponía una carga añadida a la de una economía desarticulada en medio país.Para aliviarla el gobierno recurrió a varias medidas:el 4 de junio dejó en libertad condicional a los condenados hasta seis años,saliendo a la calle decenas de miles de presos;el 1 de abril de 1941 extendió la medida hasta los doce años,con lo que los liberados fueron muchos más,y al año siguiente hasta los 20 años.Los conmutados de la última pena salieron también en su mayoría antes de seis años.Otro medio para reducir rápidamente el tiempo de reclusión fue la redención de penas por el trabajo,de carácter voluntario,con dos días de remisión por cada uno trabajado.En 1945 el número de reclusos superaba en poco al normal en la II República,aunque volvería a aumentar como consecuencia del maquis,la guerrilla organizada al terminar la guerra mundial por los comunistas.
La suerte de algunos dirigentes ilustra la situación creada.El sabiniano Ajuriaguerra,uno de los fautores del pacto de Santoña,se había entregado en 1937.Recayó sobre él la última pena,pero le fue conmutada por prisión pepetua,y a los seis años dejaba la cárcel.Los nacionalistas vascos,a quienes el franquismo debía más de un beneficio,recibieron trato comparativamente bueno,y en 1943 todos o casi todos estaban en libertad,aunque entraron en prisión algunos nuevos,uno de los cuales,Luis Álava,fue fusilado.También se había quedado voluntariamente Besteiro,ejemplo casi único en las izquierdas.Pese a la simpatía que inspiró a sus jueces,le condenaron a 30 años de reclusión por no haber hecho lo preciso para impedir el rumbo revolucionario de su partido.Seguramente habría salido pronto de la cárcel,pero,delicado de salud,contrajo una infección y murió a los pocos meses.
Otros líderes huidos,como Zugazagoitia o el anarquista Peiró,tuvieron peor fortuna.Al ocupar Francia los alemanes,en 1940,fueron entregados a España.Zugazagoitia,de gran dignidad personal,había sido uno de los principales impulsores de la guerra civil en 1934,pero luego se había opuesto a Largo Caballero.En el gobierno de Negrín había aceptado un cargo tan comprometido como la cartera de Gobernación.En los meses de exilio tuvo tiempo de componer el libro Guerra y vicisitudes de los españoles,a ratos conmovedor,y fundamental para entender la guerra.Su sentencia a muerte fue cumplida,pese a haber salvado la vida a algunos derechistas destacados cuando fue ministro.En cuanto a Juan Peiró,ministro con Largo Caballero,había denunciado el terror de las izquierdas,recibiendo por ello amenazas de sus correligionarios,y había salvado la vida de numerosos derechistas.También su condena se ejecutó,pese a los abundantes testimonios a su favor,y en medio de una general desaprobación.Mejor le fue al más destacado jefe militar anarquista,Cipriano Mera,capturado en el Marruecos francés,en 1942.Condenado a muerte (que celebraron con una chocolatada los presos comunistas) fue indultado,y cuatro años después salía libre.
Los nacionalistas catalanes sufrieron menos persecución que los revolucionarios,pero algunos de sus líderes,como Carrasco y Companys,fueron fusilados.Companys había sido,claramente,uno de los principales causantes de la guerra civil.En 1934 se había alzado en armas contra el gobierno legítimo,utilizando con dolo los medios legales puestos en su mano;en 1936 no había hecho nada por impedir la ejecución del general Goded,cuando se había rebelado contra el Frente Popular y fracasado;y había presidido la etapa de máximas violencias y secesionismos en Cataluña,en 1936-37.Huido a Francia,había intentado formar un Conseil Nacional de Catalunya,pero los nazis,al invadir Francia,lo detuvieron y lo devolvieron a España.
Semetido a juicio militar,fue sentenciado a la última pena.Recibió la condena con calma.Aunque masón y anticatólico,pidió los auxilios espirituales de un capuchino,quizá por abundar los nacionalistas entre los miembros de esta orden (como también entre los capuchinos vascos).Finalmente le visitaron el capellán castrense y un jesuita.Se confesó,ayudó a misa y comulgó.Como última voluntad pidió,con cierto humor,pan con un chocolate que le gustaba mucho de pequeño,y tomó un par de copas de coñac.En la etiqueta de la botella firmó,remitiéndola al gobernador del castillo,en señal de gratitud por su trato,y regaló a su defensor,el capitán Colubí,los gemelos de oro de su camisa.Ante el pelotón mantuvo la misma dignidad.Al oír la orden de disparo gritó ¡Per Catalunya!.Muchos,en los dos bandos,habían muerto de forma semejante.Con él terminaba simbólicamente una época.Para los nacionalistas Companys ha quedado como un mártir,y su proceso como un proceso a Catalunya.
Franco gozaba de una inmensa popularidad.Desde luego,le aplaudía la casi totalidad de las derechas,que se habían sentido al borde del despeñadero,y los despolitizados o indiferentes,anhelosos de paz y tranquilidad;incluso muchos enemigos suyos acogían su victoria con alivio,por el fin de la lucha y por la bancarrota moral de las izquierdas,que habían culminado la contienda matándose entre sí.Pese al apoyo popular que decían tener,los partidos derrotados,excepto el comunista,tardarían muchos años en sentirse con ánimos para reemprender la lucha en España.
Se abría un nuevo período en la historia española,que iba a durar treinta y seis años.Franco y los suyos creían haber salvado a España de la revolución y de la disgregación,pero ante ellos se abría un futuro incierto,empezando por la necesidad de reconstruir un país medio devastado,y hacerlo con una carencia dramática de medios financieros,agravada por un fuerte endeudamiento.Durante la guerra,en las zonas que habían ido conquistando,los nacionales habían mantenido un funcionamiento económico aceptable,reflejado,entre otras cosas,en la escasa sobremortalidad por hambre y enfermedades,en contraste con el bando opuesto;pero el rápido final les obligó a afrontar una economía desarticulada en Cataluña y en la zona centro,aumentando las penurias en el conjunto.
La contienda mundial empeoró aún la situación.Con el ejército nazi tras los Pirineos,Franco tenía tres poderosas razones para aliarse con Hitler:la gratitud por la ayuda recibida,la aparente invencibilidad germana,y el hecho de que el Führer no toleraría,si vencía finalmente,a un franquismo ingratamente neutral.Por el lado contrario,los ingleses,dueños del mar,semiestrangulaban el abastecimiento de España para recordarle el coste de una alineación bélica,haciendo de los años 40 y 41 los más duros y hambrientos de la postguerra,si bien no tanto como el 1938 en la zona izquierdista.
Franco interpretó la guerra mundial como una doble lucha:entre las llamadas democracias y las potencias fascistas,en la que se mantendría neutral o no beligerante;y entre Occidente y la URSS,en la que llegó a participar con la División Azul,devolución de la visita de las Brigadas Internacionales y muestra,a su entender suficiente,de gratitud al Führer.En esa estrecha línea,haciendo difíciles equilibrios,corriendo muy serios riesgos,y con tentaciones ocasionales de romper la no beligerancia o la neutralidad,logró mantenerse en aquellos cinco años y medio tan arduos para la reconstrucción de España.
Y después el régimen hubo de afrontar una segunda postguerra,especialmente en 1946 y 1947,causada por el boicot internacional,que hizo volver al hambre y la escasez general de 1941.Esta doble postguerra iba a marcar todo el decenio de los 40.
El carácter del franquismo ha suscitado continuas discrepancias y polémicas,pues aunque el régimen tenía rasgos fascistas,por influencia de Falange y por su relación con Italia y Alemania,no era propiamente fascista.El fascismo se caracteriza por el endiosamiento del Estado,la movilización de masas y la formación de un partido único,que debía encauzar y monopolizar la política.Franco,por el contrario,procuró el equilibrio entre las tendencias falangistas,las tradicionalistas,las católicas y las militares;sólo en contadas ocasiones movilizó a las masas,y siempre colocó la religión por encima de la nación y del Estado.
Otros lo han caracterizado como dictadura militar,pero el ejército,sin duda un pilar esencial del régimen,no actuó en la vida política como fuerza autónoma,ni ocupó tampoco,ni siquiera durante la guerra,los puestos de dirección del Estado.El número de ministros pertenecientes al Ejército fue relativamente limitado,y tampoco puede decirse que la situación social y económica de los militares fuera llamativamente superior a la de los ciudadanos de otros estamentos (J.J. Esparza).No se entiende el franquismo sin su componente militar,pero de ningún modo se redujo a eso.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LXII)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:40

España,plurinacional
LXII.- La España de postguerra (4)

Se le ha caracterizado asimismo como Estado nacional-católico:La Iglesia se somete al Estado y éste,a cambio,convierte el catolicismo en piedra angular de su discurso político y social.Y es verdad que la España de Franco fue un Estado confesional,y que la Iglesia colaboró estrechamente con el régimen hasta el extremo de llegar a controlar territorios como la educación o la censura.Ahora bien,no puede decirse que este nacional-catolicismo,entendido como praxis política,fuera el rasgo esencial del régimen de Franco;en primer lugar,porque sólo se extendió durante un cierto período (hasta finales de los años cincuenta aproximadamente),y además porque ni el Estado-institución,ni la Iglesia,lo subscribieron nunca de modo explícito.Y,sin embargo,es innegable que el régimen debió buena parte de su apoyo social al hecho de identificarse con la Iglesia. (J.J. Esparza).
Tampoco se acomoda bien el franquismo a otras definiciones que de él se han hecho,como el de régimen personal o autocracia,pues aunque el de Franco fue el régimen de una persona,la verdad es que no fue un régimen personalista:desde que se crearon las Cortes,en 1942,hasta su muerte en 1975,Franco sólo ejerció ocho veces su prerrogativa personal para dictar leyes.El poder nunca dejó de estar bajo la sombra de Franco,pero no residió completamente en él,sino que más bien flotó entre una compleja constelación de órganos e instituciones (J.J. Esparza).
Y se lo ha llamado dictadura desarrollista,como algunas del Tercer Mundo:Una élite que llega al poder con un programa casi exclusivamente centrado en objetivos económicos.Pero la de Franco tampoco fue una dictadura del desarrollo,porque no nació con ese objetivo,ni el desarrollo fue tampoco el horizonte esencial de su política;es verdad que España se desarrolló bajo Franco y que el propio régimen sacrificó algunas de sus iniciales convicciones en provecho del crecimiento industrial,pero,como en los casos anteriores,el desarrollo es sólo una parte de su perfil (J.J. Esparza).
Ha habido otros intentos de definición,siempre insuficientes.No hay un sistema franquista en la historia de las ideas políticas,aunque sí haya una Era de Franco en la historia de España.Aquel régimen no sería un sistema,ni siquiera un modelo institucional,sino que,sencillamente,Franco hizo una política que aplicaba ideas vigentes en la órbita de la derecha española desde antes de la guerra,y muy singularmente el catolicismo doctrinal de Menéndez Pelayo y Acción Española.Y todo ello apoyado en una estructura de poder completamente singular,nacida de una situación excepcional (Fernández de la Mora).
El comportamiento del franquismo también está lleno de paradojas más o menos reales.Antiobrero,según sus oponentes,elaboró la legislación social más obrerista de la historia de España;oficialmente antijudaico,salvó de la persecución nazi a más judíos,probablemente,que cualquier otro Estado,exceptuado el Vaticano;supuesto títere o criatura de Hitler y Mussolini,mantuvo a España fuera de la II Guerra Mundial,para gran beneficio de los Aliados;de doctrinas presuntamente incompatibles con el desarrollo económico,presidiría la etapa de más rápido crecimiento disfrutada por España antes;eminentemente represivo,el número de presos en sus cárceles llegó a ser uno de los más bajos del mundo comparativamente a su población,aunque,a la muerte de Franco,contaran aún en ese número algunos centenares de presos políticos.Rígido e incapaz de evolucionar,era muy diferente en los años 40 y 60.Etc.Basten estas consideraciones para entender la insuficiencia o tosquedad de la imagen de él elaborada en estos años por la propaganda,más que por una historiografía seria.
Entender ese régimen y su duración exige recurrir no sólo a categorías generales,sino a la historia anterior.Ya vimos cómo la dictadura de Primo de Rivera surgió de la incapacidad de la Restauración ante los desafíos revolucionarios.Mucha gente concluyó entonces,en medio de la crisis general europea,que la democracia liberal no podía,por sus propias características,afrontar tales retos.La dictadura debía alumbrar nuevas fórmulas políticas,vagamente elaboradas en torno al corporativismo o democracia orgánica,en cuya raíz encontramos,en España,desde la Institución Libre de Enseñanza a socialistas como Fernando de los Ríos,pasando por diversos catalanistas,Maeztu o Madariaga,y hacia la que derivó buena parte del movimiento maurista.Uno de sus rasgos consistía en que las personas no votarían como individuos,sino en calidad de miembros de colectivos como el sindicato,el municipio o la familia.
No obstante el peso del catolicismo y de la tradición liberal en la derecha española,y no la oposición de la izquierda,habían impedido en los años 20 la consolidación de un sistema fascista o corporativo,y la experiencia abocó a la II República,una pseudodemocracia anticatólica y de tono izquierdista,que creyó poder impulsar y encauzar al mismo tiempo a los movimientos revolucionarios.El resultado habían sido las más sangrientas convulsiones de España desde la I República,y finalmente la guerra civil.Tal experiencia había convencido a la mayor parte de la derecha –como,en otro sentido,de la potente izquierda extremista- de que la democracia liberal no tenía futuro.El régimen de Franco proclamaba,por tanto,la necesidad de superar dicho sistema mediante la democracia orgánica,fórmula que iba a revelarse inoperante a la postre.
Aun así,el franquismo albergó desde el principio dos corrientes de opinión,más implícitas que explícitas.Una lo veía como una superación efectiva de los sistemas políticos ensayados antes,y otra lo entendía como un régimen transitorio,nacido de unas circunstancias excepcionales,y que debía dar paso,antes o después,a otra cosa por el momento indefinida.La segunda interpretación ganó terreno conforme en Europa Occidental se asentaban sistemas demoliberales,tras la crisis de postguerra,y más cuando el peligro comunista perdió inminencia desde la revisión del stalinismo,en 1956,de la división entre la URSS y la China de Mao y el indisimulable fracaso económico de su sistema.La idea del franquismo como un régimen excepcional permitía,a la muerte de su fundador,la transición pacífica a lo que siguen llamando democracia,otros y yo partidocracia.
Pero en 1939 la dictadura se presentaba como enemiga y superadora de la revolución,la comunista ante todo,también del sistema demoliberal,y de los secesionismos internos.A este último aspecto dedicaremos aquí la atención principal.
Una faceta esencial del nuevo régimen era un nacionalismo español exacerbado,sobre todo en los primeros años.La nación española fue definida como unidad de destino en lo universal,frase de José Antonio Primo de Rivera,de sentido nada claro,acaso referida a una proyección imperial,también muy usada por la propaganda.La idea de imperio pasó por unos años a primer plano.Pero también ahí predominaba la vaguedad.¿Implicaba la expansión política por otras tierras,o más bien una preeminencia cultural?.Seguramente se pensaba en las dos cosas,pero sin arriesgar demasiado por la primera.Cuando Franco pidió a Hitler buena parte del imperio francés en el norte de África como compensación a su entrada en la guerra mundial,¿lo hizo creyéndolo factible,o usando unas peticiones desmesuradas como justificación para evitar verse arrastrado a la contienda?.Es difícil saberlo,aunque el resultado práctico no ofrece dudas.En todo caso la idea de una expansión política sólo podía plantearse con relación a África,y a duras penas,pues el continente ya estaba repartido entre potencias más fuertes,si exceptuamos Portugal.Y en relación con América se trataba más bien de una aspiración a fomentar los lazos culturales y políticos,no de una impensable recolonización.En realidad el imperio nunca pasó de la retórica.
Tiene interés el lazo entre este imperialismo y el patrocinado por el nacionalismo catalán desde Prat de la Riba,pues sin duda hay una influencia catalanista ejercida a través de Eugenio d´Ors,uno de los mentores de Falange,y menos directamente de Cambó,aunque se trataba de dos ideas básicamente distintas.El imperialismo falangista se inspiraba en un imperio auténtico,cuyos considerables restos se habían perdido en 1898,sólo cuarenta y dos años antes.El imperialismo de Prat no presentaba esa hilación histórica:Catalunya debía impulsar y dirigir la construcción de un imperio ibérico de nuevo cuño,sin casi nada que ver con el antiguo,si bien en cierto modo reintroducía por la ventana la españolidad de Cataluña rechazada por la puerta.
Ya hemos visto cómo esa dinámica empujó a Cambó a un progresivo españolismo,nunca concluido.Y es que sólo España,como conjunto,podía asumir algo parecido a una misión imperial,por lo demás anacrónica.Cataluña,como parte de España,podía destacar en algún aspecto,pero carecía del peso económico,demográfico y cultural para convertirse en la nación dirigente de un conjunto de naciones ibéricas,cuya tendencia natural sería la disgregación.Tampoco el idioma catalán podría sustituir al castellano como lengua imperial o de cultura.De ahí que el progresivo españolismo de la Lliga opusiera,en otros nacionalistas,un imperialismo en teoría más modesto y realizable,a aplicar en los que siguen llamando Países catalanes:Valencia y Baleares,a veces también Aragón,para recuperar la situación medieval anterior al nefasto compromiso de Caspe.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LXIII)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:41

España,plurinacional
LXIII.- La España de postguerra (5)

El imperialismo catalán consistió,pues,en una metáfora ideológica,entendida como una oferta política de naturaleza distinta a un programa realizable,al menos en el corto plazo de la acción parlamentaria normal.Es otro modo de llamar a ideales o aspiraciones estratégicas quizá inalcanzables pero que,no obstante,condicionan la política corriente.La españolización del esquema catalanista,pasado de metáfora a poder,de impulso centrífugo a refuerzo centrípeto,llevaba directamente a una dictadura cuyas pretensiones internacionales eran desaforadas y grotescas (Ucelay).La verdad es que el franquismo,de tan cerrado,se estranguló políticamente a sí mismo.(Iden.).Para permanecer 36 años y abrir paso,por reforma,a un régimen democrático,debió ser un estrangulamiento muy suave.En la España de los años 40 el imperialismo constituyó precisamente una metáfora,en un sentido más fuerte todavía que en el nacionalismo catalán:no pasó de ideal vaporoso,y desde luego el muy realista Franco no intentó en serio obrar de acuerdo con sus pretensiones desaforadas y grotescas.Cambó y otros,por el contrario,habían dedicado un considerable esfuerzo a llevar a la práctica sus ideales imperialistas.
En todo caso la política inicial,pronto suavizada,del nuevo régimen consistió en tratar de erradicar los hechos diferenciales vasco,catalán,y en menor medida gallego,substituyéndolos por una uniformidad castellano-española.El idioma común fue impuesto con exclusividad en todas las actividades oficiales o educativas,igual que hacen desde años Euzkadi y Catalunya con el vascuence y catalán.Un suceso indicativo fue la prohibición,por la autoridad militar,de difundir miles de folletos en catalán,preparados por la Falange al ser derrotadas las izquierdas en Cataluña;pero hoy se está prohibiendo también el uso del castellano,en Cataluña al menos,incluso en letreros comerciales.Algunos carteles recomendaban:Español,habla la lengua del imperio.Al principio quedó prohibida hasta la edición de libros o la predicación en los idiomas vernáculos.En cementerios vascos fueron picadas las lápidas con nombres sabinianos.No faltaron conatos ocasionales,sin mayores consecuencias,de impedir el uso corriente de dichos idiomas.
Esta dureza era nueva.El patriotismo tradicional hispano daba fuerte relieve a las particularidades regionales,incluso evocando un cierto foralismo.La centralización estricta enlazaba más bien con el liberalismo,rechazado por el nuevo régimen,pero acentuado entonces.Para el franquismo,en sus momentos iniciales de triunfo,los nacionalismos vasco y catalán habían fomentado los odios conducentes a la disgregación de España y a la guerra,y por tanto debían ser extirpados;habían usado las lenguas regionales como instrumentos de sus ideas antiespañolas,y por lo tanto esos idiomas debían ser proscritos de la vida oficial.El castellano sería el vehículo prácticamente único para imbuir en las siguientes generaciones un ideal españolista.
Llaman la atención las semejanzas de estas actitudes con las de los nacionalismos vasco y catalán,incluso a veces en el tono.Así en esta indicación del ministerio de Educación:escuchad bien esto y para siempre,niños españoles.¡El que de vosotros olvide su lengua española o la cambie por otra dejará de ser español y cristiano!.¡Por traición contra España y pecado contra Dios!.¡Y tendrá que escapar de España!.¡Y cuando muera su alma traidora irá al infierno!.Los nacionalismos vasco y catalán aspiraban a arrasar los elementos que ellos consideraban españoles,arraigados en ambas poblaciones por siglos de intenso intercambio cultural y demográfico,sustituyéndolos por un vasquismo y un catalanismo que en parte no menor constituían invenciones de última hora,pues durante siglos vascos y catalanes se habían sentido españoles.Ahora se intentaba la operación contraria,erradicando las manifestaciones regionales en aras de un exclusivismo españolista.
Tales medidas debieron haber provocado resistencia popular y apoyo a los nacionalistas que,aun vencidos,permanecían,a veces enquistados en los organismos del nuevo régimen.Apoyo asimismo a partidos como el comunista,que incluía el derecho de autodeterminación en su programa.Pero la reacción fue prácticamente nula,indicio de cuán harta había terminado la población de la experiencia republicana y de la guerra civil.No sólo en aquellos años,sino durante todo el franquismo,la oposición de los nacionalismos tendría escaso relieve,con la muy tardía excepción de ETA.
La gran masa de la población vasca y catalana acogió al franquismo entre la simpatía y la indiferencia,suministrando una parte importante de los dirigentes políticos y económicos de un régimen acaudillado por un gallego.La tradicional versión tipo lucha de clases trata a esos dirigentes de burgueses opuestos al pueblo,pero muy pocos vascos y catalanes rechazaron el nuevo estado de cosas,o prestaron respaldo a los izquierdistas y nacionalistas en sus escasos conatos de lucha.Así ocurriría hasta finales de los sesenta,y aun entonces ese respaldo fue minoritario.Por otra parte,los catalanes y vascos integrados en la estructura del régimen,o adaptados a él,pertenecían a Cataluña y Vasconia tanto como sus contrarios,aunque luego éstos,con mentalidad algo totalitaria,hayan pretendido borrarlos.
Muy pronto se autorizó la edición de libros,al principio religiosos,en los idiomas regionales,y se promovió el rescate del folklore y costumbres antiguas.Hubo permiso e incluso aliento para el estudio particular del catalán y el vascuence,para los premios literarios y otras actividades de promoción,a veces apoyadas económicamente desde organismos oficiales o desde Cajas de Ahorro,como sería el caso de las ikastolas (escuelas en vascuence) ya en los años 60.En 1952 se fundó en Salamanca la primera cátedra universitaria de vascuence.La inicial desconfianza y persecución hacia los idiomas y simbologías regionales dejó pronto paso a la simple postergación,con muchas excepciones.La propaganda nacionalista pinta de todo esto un cuadro exageradamente negro,y si admite otros tintes los atribuye al miedo del régimen por las presiones de unos y otros.Pero en verdad el franquismo no tuvo razones para temer excesivamente a sus contrarios.
Por otra parte tanto la industria vasca como la catalana fueron muy estimuladas por el nuevo régimen,no por una preferencia especial,sino por constituir ambas regiones la principal base fabril del país,con una acumulación de experiencia y capacidad empresarial por encima de la media.Ello,y probablemente el muy proteccionista arancel Cambó,haría que hasta 1962,en que fue derogado,no cobrase ímpetu la expansión industrial en otras regiones.
Si en el interior,durante los años 40,los nacionalismos catalán y vasco apenas daban señales de vida,en el exilio ocurría lo contrario;al menos con el PNV.Aguirre,tras una pequeña odisea esquivando a los nazis en Europa,adquirió en América,desde 1942,un protagonismo de primer orden,apoyado por los servicios secretos de EEUU,de los que pasó a estar prácticamente a sueldo.El jefe sabiniano aparecía por doquier como el representante de un pueblo vasco víctima de un genocidio emblematizado en el bombardeo de Guernica.La leyenda de Guernica se había extendido con tremenda fuerza emocional por América,convirtiéndose en un mito perdurable e indiscutido hasta hace pocos años:el ataque deliberado a los símbolos más sentidos de los vascos,realizado como ensayo de extermino en masa,con resultado de más de 1.600 muertos en una pequeña población sin interés militar.Junto a ese tema explotaba el de su solidaridad con la República democrática española,arrasada por el fascismo.
En giras por Hispanoamérica el ex lehendakari se hizo la figura más destacada no ya del PNV,sino de todo el exilio español.Refleja su éxito esta descripción de su apoteósica acogida en Buenos Aires:Todo ello culminó con la sesión del Congreso en la que fue recibido el Lehendakari con todos los honores,hablando todas las opiniones y todos los partidos haciendo de él una apología magnífica.¡Al contestar fue tal la emoción que a todos infundió que los taquígrafos no pudieron copiar sus últimas palabras porque a ellos,como al resto de los oyentes,se les caían las lágrimas!. En fin,algo magnífico y de imposible descripción.Ha sido el acontecimiento más prodigioso que pudierais y que pudiéramos pensar.Podemos,pues,decir gráficamente que se ha metido a todo el mundo en el bolsillo.
El papel de Aguirre descolló más aún porque los exiliados republicanos,agriamente enfrentados entre sí,se neutralizaban en una guerra de rencillas.El sabiniano entendió que su secesionismo no hallaría eco fuera de España si no lo atenuaba externamente y lo vinculaba a la supuesta legitimidad republicana,y así,sorprendentemente,ejerció en todo el exilio español el papel de árbitro y apóstol de la unidad política y el olvido de los rencores mutuos.Él sabía que la vuelta a España nunca llegaría al margen de sus compañeros de armas de la guerra,a quienes su partido espiaba a favor del FBI.No obstante esa comprensión hacia los españoles disgustó a los puristas del partido.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LXIV)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:41

España,plurinacional
LXIV.- La España de postguerra (6)

La actuación de Aguirre tomó mayor vuelo desde 1943.En general la prensa y los gobiernos de los EEUU y Gran Bretaña habían mostrado respeto a Franco,pues si éste hubiese entrado en guerra al lado de Alemania les habría ocasionado arduos problemas.Pero después del desembarco aliado en el norte de África,en noviembre de 1942,y de la victoria soviética en Stalingrado,la situación estratégica había cambiado,la derrota del Eje empezó a dibujarse con claridad,y la postura española importaba ya mucho menos.Entonces los anglosajones cambiaron bruscamente,tornándose más y más amenazantes hacia Franco.Y Stalin,por su parte,no pensaba consentir la permanencia en el poder de quien le había derrotado en España y,no contento con ello,había mandado la División Azul a combatir a la URSS.El destino del franquismo parecía irremisiblemente sellado,a los ojos de casi todo el mundo.
El cambio de la marea bélica electrizó al PNV y a todo el exilio:el retorno triunfal parecía indudable y próximo,sin necesidad de especial esfuerzo por su parte.Sólo debían esperar la consumación de la derrota alemana,y mientras tanto reafirmar sus contactos en las chancillerías británica y de los EEUU.El problema principal radicaba en que,aunque deseosos todos de volver a España como árbitros y beneficiados de la nueva situación,persistían entre ellos las enconadas aversiones,y no lograrían unificar sus posturas.El PNV constituyó ya en 1943,dentro de España,una Junta de Resistencia y Consejo delegado del Gobierno Vasco,con la colaboración de los sindicatos socialista y anarquista.Su incidencia fue mínima.
Los comunistas obraron con mayor energía.En combatividad excedían de lejos a los demás partidos derrotados.Pese a ser peseguidos con especial saña por un régimen que veía en ellos al enemigo por excelencia,no habían cejado en el intento de volver a la lucha en el interior,por más que las reconstrucciones del partido en España fracasaran a veces por sospechas e incomprensiones entre los del interior y los del exterior,causantes de denuncias y asesinatos entre ellos.Comprendiendo mejor que nadie la conveniencia de crear una base firme en España antes de la victoria aliada,no escatimaron esfuerzos en ese fin.
Además los comunistas españoles habían descollado en la resistencia francesa contra los alemanes.Lo habían hecho desde el ataque de Hitler a la URSS,en junio de 1941,pues antes,mientras regía el Pacto germano-soviético,ellos y los comunistas franceses habían obrado como traidores a Francia.Al paso que este país era liberado por los anglosajones,desde junio de 1944,el PCE planeó invadir y levantar en España un vasto movimiento de guerrillas (adoptando el nombre francés de maquis),para garantizarse la preeminencia en la hora del triunfo gracias a su organización,influencia y armas.
En teoría la empresa gozaría de condiciones óptimas.Dentro de España había mucha miseria,por tanto debía haber mucho descontento,y sed de venganza por la represión.Cientos,quizá algunos miles,de izquierdistas andaban huidos por campos y montañas,buena recluta para la guerrilla.Los logros del Frente Popular,tan recientes,debían estar por fuerza bien grabados en la memoria del pueblo,seguramente ansioso de recobrarlos;máxime en Cataluña y Vasconia,donde a la triste situación general se añadían las injurias no ya al nacionalismo,sino al simple catalanismo o vasquismo.Estos factores no bastaban a provocar un estallido popular,ni siquiera la ayuda a una eventual lucha antifranquista,debido al miedo a la policía.Pero así como la represión tiene eficacia cuando la gente se siente muy poderosa y no percibe una salida política,se vuelve contraproducente en otro caso.Y,justamente,con los tanques de USA en Francia,y la próxima derrota de Hitler,quienes debían sentir miedo eran los represores,y esperanza la población.Una acción armada intensa atraería necesariamente a las democracias y serviría de excelente causa o pretexto para su intervención en España.Las circunstancias difícilmente habrían favorecido más un movimiento guerrillero.Se trataba de reavivar la guerra civil,con la práctica seguridad de vencer en este tercer asalto.
Y no erraba la impresión de que en las filas franquistas cundía la ansiedad.Muchos daban por hundido al régimen,y tanto entre los políticos como entre los militares menudearon las intrigas y los contactos con la embajada británica en Madrid.Como en el nuevo diseño de Europa Franco y la Falange resultaban inaceptables no sólo para Stalin,sino para las democracias,urgía presentar una solución de derechas,una monarquía aceptable para los Aliados y para una parte,al menos,de los exiliados.
Entonces un sector de los monárquicos se ofreció a los anglosajones como salida de conciliación,y para evitar una revancha izquierdista.El aspirante al trono,don Juan,hijo de Alfonso XIII,y parte de sus asesores,en especial Gil Robles –eclipsado en la España de la postguerra- y Sáinz Rodríguez,ex ministro de Franco,concluyeron que sólo había un modo de eludir la catástrofe:la dimisión de Franco,y la restauración de una monarquía abierta a los políticos exiliados,aunque con rasgos autoritarios para convencer a una opinión interna alerta ante un nuevo peligro revolucionario.Con esa perspectiva,el entorno de don Juan llegó a gestionar la invasión de las Canarias por Gran Bretaña,un poco al estilo de Prieto durante la guerra,así como una provocación de gran estilo con los servicios secretos de USA,para que entraran hasta Madrid los tanques aliados y proclamasen a don Juan,utilizando una prevista acción guerrillera comunista y so pretexto de inestabilidad en España.
Pero Franco consideraba que el retorno de los viejos partidos,con una monarquía más o menos inspirada en la Restauración,haría vanos los sacrificios de la guerra,y devolvería a España al caos de 1936.Hizo notar a don Juan que la rebelión contra el Frente Popular no había invocado la monarquía,sentida sólo por un sector minoritario de los sublevados.Si alguna vez volvía la monarquía quedaba claro que se lo debería a él,al Caudillo,y de ningún modo a unos grupos monárquicos de tan reconocida flojera.Pese a los sombríos augurios,Franco no creía duradera la alianza entre Stalin y las democracias,por lo cual éstas tendrían que avenirse antes o después con su régimen.
En octubre de 1944 Franco propuso una alianza al primer ministro británico Winston Churchill.A su juicio la ola soviética sumergiría a gran parte de Europa,dejando a España y Gran Bretaña como únicos bastiones reales de resistencia.Churchill replicó agriamente:Induciría a un grave error a Su Excelencia si no alejase de su mente la idea de que el Gobierno de Su Majestad estaría dispuesto a considerar la formación de un bloque de poder basado en la hostilidad contra nuestros aliados rusos.El gobierno británico considera la colaboración permanente anglo-rusa,dentro del sistema de la organización mundial,como imprescindible para sus propios intereses y esencial para la paz futura y la prosperidad de Europa en su conjunto.El embajador británico S. Hoare había advertido a Franco que los anglosajones impondrían la ley en el continente al terminar la guerra:Tengo la segura convicción de que para entonces Gran Bretaña será la más fuerte potencia militar de Europa.Nuestros ejércitos,por primera vez en muchos años,serán tan numerosos como eficaces.Las fuerzas aéreas británicas serán las más poderosas de Europa.No había razón ni para temer ni para chocar con la URSS,y ambos políticos británicos trataron de disipar cualquier ilusión de supervivencia que Franco y sus seguidores pudieran albergar especulando con el peligro soviético.
Franco demostró una previsión extraordinariamente clara,y Churchill y Hoore una miopía notable.
En octubre de 1944 comenzaba la ofensiva guerrillera comunista con una invasión de 3.000 hombres por el valle de Arán,en Lérida,y penetraciones menores por Navarra y Huesca.Los maquis esperaban una entusiasta acogida popular,más en Cataluña,y fue enorme su decepción al hallar un vacío generalizado,cuando no la colaboración de las gentes con las tropas y guardias civiles enviados,tras la sorpresa inicial,a cortar la invasión.La aventura terminó pronto y desastrosamente para los maquis.
A fin de dar cobertura política a su intento,el PCE había creado una Junta de Unión Nacional,con propósito de aglutinar bajo su iniciativa a los demás exiliados bajo el marchamo de la legalidad republicana.Un manifiesto de Unión Nacional en Francia,de agosto de 1944,poco después del desembarco de Normandía,clamaba:¡La hora ha llegado!.¡No se puede perder un momento!.Ha llegado el período de organizar la lucha activa por la reconquista de España.Pero sus propuestas chocaron con un obstinado rechazo.Los republicanos,así como los nacionalistas catalanes y vascos,recordaban los métodos comunistas para lograr la hegemonía,y además su espíritu no les empujaba a la acción,sino más bien a la intriga en las cancillerías,con vistas a alcanzar sus objetivos ofreciéndose a los Aliados.Por esas razones ninguno quiso oír hablar de lucha guerrillera o de cualquier otro tipo,y Unión Nacional y todos los montajes unitarios de los comunistas nunca representarían más que a éstos.

.
Rafael Gonzalo Jiménez
rgjimenez
Universitario
Universitario
Mensajes: 367
Registrado: 28 Nov 2004 00:00
Ubicación: Alcalá de Heneres.-Madrid.-España
Contactar:

España,plurinacional (LXV)

Mensajepor rgjimenez » 09 Dic 2005 20:42

España,plurinacional
LXV.- La España de postguerra (7)

No desanimó al PCE la derrota del valle de Arán,y de su diplomacia con los Aliados,y con la caída de Berlín en mayo de 1945,y el boicot a España,decretado por las Naciones Unidas al año siguiente,el maquis se recrudeció,extendiéndose desde Galicia a Andalucía y Levante.Sin embargo tuvo escaso seguimiento popular,y las partidas,cada vez más aisladas,derivaron hacia el bandolerismo.La Guardia Civil,y en algunos casos el Ejército,las acosó hasta que,en 1948,los comunistas,aconsejados por Stalin,dieron marcha atrás.Retirar las guerrillas resultó un proceso lento y difícil,y siguió habiendo actos de violencia hasta 1952,pero la derrota fue total.Sin darse por vencido,el PCE cambió su estrategia hacia una lenta penetración en los medios universitarios y obreros,que le rendiría frutos importantes,si bien a muy largo plazo.
En Vasconia y Cataluña el movimiento guerrillero apenas encontró eco,pese a reivindicar los derechos nacionales.En Cataluña resurgiría por unos años el terrorismo anarquista,también aplastado sin contemplaciones.Los nacionalistas vascos y catalanes permanecieron al margen,salvo con acciones menores y testimoniales.
En 1947 se produjo una amplia huelga en Bilbao,y los nacionalistas e izquierdistas reivindicaron su dirección,pero se trató de un movimiento básicamente espontáneo;lo mismo ocurrió con el masivo boicot popular a los tranvías de Barcelona,y otras huelgas en Vizcaya en 1951.El telegrama de Aguirre al presidente Truman,en septiembre de 1950,trasluce cierto desaliento en su énfasis algo peculiar:Así como hace años la palabra y los actos del gran Presidente Roosevelt constituían,después de Dios,nuestra suprema luz y esperanza,hoy también las palabras y actos de usted,su ilustre sucesor,constituyen la esperanza más firme de cuantos luchamos por la libertad y la dignidad humanas,contra sus opresores,sean los fascistas de Franco o los comunistas de Stalin.Si la suprema luz de Roosevelt no había satisfecho del todo la esperanza de los luchadores sabinianos,la de Truman no iba a hacerlo mucho más.Y el PNV tampoco había luchado contra el comunismo de Stalin,salvo desde 1946 y por presión de USA.Al contrario,se había aliado con él y los demás revolucionarios durante la guerra civil.También les había hecho traición,pero no resulta fácil llamar lucha a esos actos,que además tanto habían beneficiado a los fascistas de Franco.
Para entonces los cálculos de Franco iban cumpliéndose:la alianza entre soviéticos y occidentales se agrietaba hasta convertirse en un cerrado enfrentamiento llamado guerra fría.El aislamiento del franquismo se suavizaba,y en 1953 quebraba por completo,gracias al concordato con el Vaticano y a los acuerdos militares con los EEUU.En 1955 el régimen entraba en la ONU,que diez años antes se había proclamado incompatible con él,aunque no con los sistemas comunistas
¿Por qué no respondió la población al intento guerrillero ni a las maniobras políticas?.Los políticos antifranquistas dicen que debido a la represión,pero 1)si hubiese existido habría desatado una rebelión todavía más exasperada;2)yo he vivido esos años y no puede hablarse de represión alguna.También se ha explicado por la liquidación física de los dirigentes y elementos capacitados revolucionarios e izquierdistas,pero 1)siendo el número de fusilados o asesinados muy parecido en los dos bandos,mayor problema debían tener las derechas,máxime si queremos creerlas,como insiste la propaganda,representantes de una pequeña oligarquía,que habría quedado destrozada:2)hasta la muerte de Franco he sido antifranquista,pero más antirrepublicano,a pesar de que nunca he sido monárquico:me refiero pues a la II República española.En el mundo real el régimen recibió un respaldo popular indudable,lo que no resulta extraño si atendemos a la todavía muy fresca memoria colectiva del Frente Popular,y a la aversión generalizada a un nuevo enfrentamiento civil.Para muchos Franco representaba una esperanza y la dignidad nacional frente a presiones externas.
La evolución política hundió todas las esperanzas y euforias suscitadas en el exilio desde 1943.Aunque nacionalistas y republicanos continuaron pronosticando cada año la inevitable caída de Franco,debido a su absoluta impopularidad,el desánimo y la pasividad se apoderaron de casi todos ellos.Sólo el PCE persistía en una lucha a veces heroica,a veces turbia,pero sin éxito entre las masas.Los nacionalistas vascos y catalanes se centraron en su supervivencia en el extranjero,pero,debido a su escasa incidencia dentro de España,no contaron para nada en la historia del franquismo,excepto el problema de ETA,en sus postrimerías.
Así pues,y con la relativa excepción del PCE,en la postguerra casi se desvanecieron de la vida de España los partidos y movimientos que tanto habían condicionado la historia anterior de España.Por los años 60 la Lliga y la Ezquerra seguían desaparecidas dentro de España,existiendo sólo grupúsculos nacionalistas dispersos y poco audaces.Algo similar pasaba al PNV,-su líder Aguirre falleció en 1960-,reducido a tertulias nostálgicas de gente mayor y algunos jóvenes receptores de la vieja doctrina a través del montañismo.Pero en esa década iba a surgir en las dos regiones un nuevo nacionalismo,muy ligado a sectores radicalizados de la Iglesia y con influencias marxistas.Ello ocurría,especialmente,a partir del giro en la orientación de la Iglesia católica promovido por el Concilio Vaticano II.Se abría así una etapa,de rasgos peculiares,en la evolución nacionalista.
Rafael Gonzalo Jiménez
Avatar de Usuario
Ally
Sabio
Sabio
Mensajes: 6279
Registrado: 12 Ene 2004 00:00

Mensajepor Ally » 11 Dic 2005 19:54

ejem ejem.. ¿pero éste tema, esta bien ubicado en ésta seccion?! :magn:
Avatar de Usuario
§ e x
Sargento de Hierro
Mensajes: 2839
Registrado: 11 Ene 2004 00:00
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor § e x » 12 Dic 2005 06:08

Probando si se puede incorporar respuestas a este tema a petición de un usuario.
(Ahora le doy al botoncito y tiene que salir el texto...)

Una vez publicado con éxito, pruebo dándole a editar, y acepto, a ver si sale la edición...
Avatar de Usuario
§ e x
Sargento de Hierro
Mensajes: 2839
Registrado: 11 Ene 2004 00:00
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor § e x » 12 Dic 2005 06:12

¡Pues funcionar, ... funciona!

Habrá que buscar el error en otro lado. (¿Y dónde?) (Saaaaas, te necesito, güerve a caaaaasa por Navidasssss)
Avatar de Usuario
Sastre
DeSastre
DeSastre
Mensajes: 4334
Registrado: 23 Dic 2003 00:00
Ubicación: Graná, casi ná.
Contactar:

Mensajepor Sastre » 12 Dic 2005 10:43

Qué funciona:?: Qué no funciona :?: Dónde hay un error :?:
Me explique pliss :roll:
Las cosas buenas tardan en llegar... por eso yo siempre llego tarde.
Clix
Sabio
Sabio
Mensajes: 3698
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Clix » 13 Dic 2005 21:47

:|
Vive y deja vivir

Imagen
eliminado-12
Gateando
Gateando
Mensajes: 24
Registrado: 11 Sep 2005 00:22

Mensajepor eliminado-12 » 14 Dic 2005 00:41

Yo envié a rgjimenez, un mensaje privado, felicitandole por la paciencia y el orden que llevaba en este tema. No quise contestarle por no estropearlo.
Avatar de Usuario
Sol
Sabio
Sabio
Mensajes: 25513
Registrado: 20 Ene 2004 00:00

Mensajepor Sol » 14 Dic 2005 09:01

Ays Princesita, paciencia tiene él si, pero te aseguro que quien pueda leer todo y entenderlo, tiene mas paciencia todavía... porque yo desde luego, no entiendo ni la mitad, lo que digo...tendre que estudiar mas...
Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.
Marina
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1537
Registrado: 08 Feb 2004 00:00
Contactar:

Mensajepor Marina » 14 Dic 2005 11:33

jajaja eso mismo iba ha decir yo Sol.

Hay alguien en el foro que se haya parado a leer todo lo que ha expuesto rgjimenez? 8O
<B>Bon profit.</B>
pablo
Gateando
Gateando
Mensajes: 32
Registrado: 18 Ene 2005 00:00

Mensajepor pablo » 17 Dic 2005 11:18

yo no lo lei todo , solo el principio , eso si de lo que menos ganas tengo cuando entro aqui , es de hablar de politica , a mi me gusta mirar mas las estrellas,y quizas esta estrella anda perdida por aqui en esta seccion, pero bueno ya le voy a ir echando una ojeada poco a poco a ver si al final consigo leerlo del todo.
yo solo tuve una pagina de paciencia ainnsssssssssssss

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados