Temas grecolatinos

Avatar de Usuario
Palomedes
Rancio
Mensajes: 2790
Registrado: 11 Jun 2013 16:54

Temas grecolatinos

Mensajepor Palomedes » 06 Nov 2013 16:12

Sucede, en no pocas ocasiones, que al contemplar una obra pictórica reconocemos la maestría del artista al elaborar la composición, esbozar los trazos o escoger los tonos que darán vida a un lienzo, pero fallamos a la hora de dar significado a la escena que ante nosotros se revela por falta de conocimientos históricos, literarios, mitológicos o religiosos. Una fuente inagotable de inspiración durante siglos fue la cultura grecolatina, cuyo prestigio aún sigue vivo en la nuestra. ¿Quién no ha visto alguna vez en su vida, por ejemplo, una representación del rapto de las sabinas? Sin embargo, no es tan seguro que todo el mundo sepa quiénes fueron aquellas que tantas veces han sido plasmadas en los lienzos. Mi intención es, pues, presentar en este hilo algunos de esos temas clásicos. Había pensado en comenzar por la clemencia de Escipión o tal vez por la justicia de Trajano, no obstante, he recordado la devoción de una forera, no recuerdo si Esmorca o Erato, por Catulo. Así pues, empezaré por el gorrión de Lesbia, aunque no sea este un tema tocado por los grandes maestros. Esta será una primera entrada breve dedicada a la forera.

Para ponernos en antecedentes, diré que Gayo Valerio Catulo fue un poeta latino que vivió en el siglo I a.C.. De familia acomodada, tuvo la mala suerte de enamorarse de una bellísima dama de licenciosas costumbres llamada Clodia, a la que se referirá en su obra con el nombre de Lesbia. El carácter veleidoso de ésta, junto a sus infidelidades, dejarán una profunda herida en el poeta. De este tormentoso romance con una mujer casada ("Con nadie más que conmigo dice mi amada que se uniría, / ni aunque Júpiter mismo se lo pidiera. / Eso dice: pero lo que dice la mujer enamorada a un amante / conviene escribirlo en el viento y en el agua rápida") surgirán numerosas composiciones, entre las cuales se encuentra la del mencionado gorrión. Dicen los entendidos que la avecilla es una representación alegórica de ese voltario amor que muere, y estos son los versos en que lo plasma:

Apenaos, Pasiones y Deseos,
y cuanto hay de disfrute entre los hombres.
El gorrión de mi amada ha muerto,
el gorrión, goce de mi amada,
al que ella más que a sus ojos quería;
pues era dulce como la miel y a su dueña conocía
tan bien como la hija a su madre;
y no se movía de su regazo
sino que, saltando de aquí para allá,
sólo a su dueña sin cesar piaba.
Éste marcha ahora por un camino tenebroso,
hacia allí de donde nadie vuelve.
Que el mal esté con vosotros, malvadas tinieblas
del Orco que todo lo devoráis.
Tan hermoso gorrión me quitasteis.
¡Qué herejía! ¡Desgraciadito gorrión!
Ahora, llorando por tus jugueteos,
enrojecerán hinchaditos los ojos de mi amada.

Y, ahora, algunos representaciones de Lesbia y su gorrión.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10400
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Temas grecolatinos

Mensajepor Dae » 06 Nov 2013 16:23

Erato es la que ama a Catulo.
Me encanta la primera imagen. Erato póntela de avatar. :)
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: Temas grecolatinos

Mensajepor Erato » 06 Nov 2013 16:45

¡Ay, Dios! ¡Que hilo han abierto! Ahora no me separo del foro ni muerta.

Salud Palomedes :blin

No sé, no sé, me va más la que está medio en pelotas porque me imagino así a Lesbia junto a Catulo. Pobre, lo que sufrió. Claro que eso no le quitaba de que se fuera con otras y con otros. Sobre el gorriioncillo tiene varias poesías. El tema del gorrión es conmovedor pero los poemas a los besos son una debilidad mía, esos y un maravilloso carpe diem difícil de superar. Cotilleo (para el que no haya leído a Catulo) Catulo le fusiló una poesía a Safo, claro que hasta hace poco estaba bien visto que se notara la influencia de las referencias y de los autores que se tenían por maestros en el propio estilo.

Besos y carpe diem:

Besos para Lesbia (Catulo)

Vivir, Lesbia, y amar. Vamos a ello.
Los chismes de los viejos amargados
nos tienen que importar menos que nada.
Puede ponerse el sol, salir de nuevo,
pero la breve luz de nuestros días
una vez que se apague, será noche
que habremos de dormir, interminable.
Dame mil besos ya, dame cien luego,
y más tarde otros mil y otra centena,
y mil más y cien más, todos seguidos.
Y al fin, cuando sumemos muchos miles,
los desordenaremos. Ni siquiera
nosotros lo sepamos. Que no pueda
un envidioso echarnos mal de ojo
si conoce el total de nuestros besos.


Este poema le valió no pocas críticas a Catulo. La sociedad no admitía que un hombre manifestara la necesidad de su amada y su supeditación hacia ella. En esta poesía él solicita y pide, quedando así a merced de la voluntad de Lesbia. Un hecho muy poco masculino para la sociedad de entonces. Un hombre podía tener incluso amantes masculinos y no se le criticaría, siempre y cuando adoptara una posición de superioridad y de dominio, lo que equivaldría a adoptar una posición activa. El que recibía, el que se abría, era criticado y tenido por menos hombre. Creo recordar, que este otro poema fue una respuesta a las burlas que originaron los poemas dedicados a Lesbia pidiéndole besos

Por el culo os voy a dar y por la boca,
Aurelio maricón, y puto Furio,
que a mí me habéis juzgado por mis versos:
porque ellos son eróticos, yo impúdico.
Casto tiene que ser el buen poeta
en su persona, pero para nada
en sus versos, que tienen sal y gracia
si son eróticos y poco púdicos
y pueden excitar lo que les pica
no digo ya a chavales, sino a tíos
peludos que no pueden con sus músculos.
Y porque habéis leído “muchos miles
de besos” ¿me juzgáis poco hombre?
Por culo os voy a dar y por la boca.

Buscando este poema me he encontrado un enlace a un artículo sobre Catulo que tiene una pinta excelente, por si alguien quiere saber más:
http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=& ... 0iZ--GqbGQ
Avatar de Usuario
Palomedes
Rancio
Mensajes: 2790
Registrado: 11 Jun 2013 16:54

Re: Temas grecolatinos

Mensajepor Palomedes » 06 Nov 2013 20:03

Erato escribió:Este poema le valió no pocas críticas a Catulo. La sociedad no admitía que un hombre manifestara la necesidad de su amada y su supeditación hacia ella. En esta poesía él solicita y pide, quedando así a merced de la voluntad de Lesbia. Un hecho muy poco masculino para la sociedad de entonces. Un hombre podía tener incluso amantes masculinos y no se le criticaría, siempre y cuando adoptara una posición de superioridad y de dominio, lo que equivaldría a adoptar una posición activa. El que recibía, el que se abría, era criticado y tenido por menos hombre. Creo recordar, que este otro poema fue una respuesta a las burlas que originaron los poemas dedicados a Lesbia pidiéndole besos


Cierto. Como ya comentaré cuando aborde el tema de la clemencia de Escipión, la virilidad en aquellos tiempos era sinónimo de contención frente al envite de las pasiones. Y aquel que andaba desbocado tras las faldas era considerado, al contrario que hoy en día, alguien afeminado, al ser incapaz de dominarse a sí mismo.

En cuanto al asunto de la sodomía, cierto es también que no estaba mal considerada siempre que se adoptara el papel "activo". En el otro foro abrí un hilo comentando ciertos aspectos del erotismo romano. Lástima que haya desaparecido.

Sobre el poema que Catulo dedica a sus enemigos hay que decir que el hombre no sabía lo que era la contención verbal :lol: . Puede sorprender un poco, pero los romanos eran así. De hecho, la sociedad contemporánea es mucho más pacata en ciertos aspectos que la romana e, incluso a mi humilde entender, que la de la Edad Media. Diría que sólo últimamente nos vamos pareciendo más a ellos en materia sexual. Me refiero a la época imperial, claro. La república es otro asunto. No obstante, esta transición desde la moral sexual de la república a la del imperio no tuvo lugar sin tensiones. Recuerdo ahora la Ley Julia sobre el matrimonio y el adulterio con la que Augusto intentó poner orden en el lupanar en el que se había convertido Roma y que, naturalmente, fracasó.
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10166
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Temas grecolatinos

Mensajepor juanmanuel » 07 Nov 2013 23:35

Palomedes escribió:Sucede, en no pocas ocasiones, que al contemplar una obra pictórica reconocemos la maestría del artista al elaborar la composición, esbozar los trazos o escoger los tonos que darán vida a un lienzo, pero fallamos a la hora de dar significado a la escena que ante nosotros se revela por falta de conocimientos históricos, literarios, mitológicos o religiosos. Una fuente inagotable de inspiración durante siglos fue la cultura grecolatina, cuyo prestigio aún sigue vivo en la nuestra. ¿Quién no ha visto alguna vez en su vida, por ejemplo, una representación del rapto de las sabinas? Sin embargo, no es tan seguro que todo el mundo sepa quiénes fueron aquellas que tantas veces han sido plasmadas en los lienzos. Mi intención es, pues, presentar en este hilo algunos de esos temas clásicos. Había pensado en comenzar por la clemencia de Escipión o tal vez por la justicia de Trajano, no obstante, he recordado la devoción de una forera, no recuerdo si Esmorca o Erato, por Catulo. Así pues, empezaré por el gorrión de Lesbia, aunque no sea este un tema tocado por los grandes maestros. Esta será una primera entrada breve dedicada a la forera.

Para ponernos en antecedentes, diré que Gayo Valerio Catulo fue un poeta latino que vivió en el siglo I a.C.. De familia acomodada, tuvo la mala suerte de enamorarse de una bellísima dama de licenciosas costumbres llamada Clodia, a la que se referirá en su obra con el nombre de Lesbia. El carácter veleidoso de ésta, junto a sus infidelidades, dejarán una profunda herida en el poeta. De este tormentoso romance con una mujer casada ("Con nadie más que conmigo dice mi amada que se uniría, / ni aunque Júpiter mismo se lo pidiera. / Eso dice: pero lo que dice la mujer enamorada a un amante / conviene escribirlo en el viento y en el agua rápida") surgirán numerosas composiciones, entre las cuales se encuentra la del mencionado gorrión. Dicen los entendidos que la avecilla es una representación alegórica de ese voltario amor que muere, y estos son los versos en que lo plasma:

Apenaos, Pasiones y Deseos,
y cuanto hay de disfrute entre los hombres.
El gorrión de mi amada ha muerto,
el gorrión, goce de mi amada,
al que ella más que a sus ojos quería;
pues era dulce como la miel y a su dueña conocía
tan bien como la hija a su madre;
y no se movía de su regazo
sino que, saltando de aquí para allá,
sólo a su dueña sin cesar piaba.
Éste marcha ahora por un camino tenebroso,
hacia allí de donde nadie vuelve.
Que el mal esté con vosotros, malvadas tinieblas
del Orco que todo lo devoráis.
Tan hermoso gorrión me quitasteis.
¡Qué herejía! ¡Desgraciadito gorrión!
Ahora, llorando por tus jugueteos,
enrojecerán hinchaditos los ojos de mi amada.

Y, ahora, algunos representaciones de Lesbia y su gorrión.

Imagen

En este caso, de gorrión, nada ... ¡Es un jilguero!
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: Temas grecolatinos

Mensajepor Erato » 08 Nov 2013 12:53

Volviendo a la influencia de Safo sobre Catulo, como en este momento no tengo el libro a mano con los consiguientes comentarios, voy, copio y pego (poco original que es una)de la página de un instituto:

Safo y Catulo


Safo de Lesbos fue una poetisa griega, que vivió entre los años 650 y 580 a.C .Su familia pertenecía a la oligarquía local y a lo largo de su vida se dedicó principalmente, a enseñar y escribir poesía. Safo, era una amante de la cultura y sobre todo de la libertad y aunque no existen muchos datos acerca de ella y de su obra, es considerada como una de las poetisas más sobresalientes de la poesía lírica griega. A partir de sus poemas, se suele deducir que Safo podía mantener relaciones amorosas con sus discípulas y crear para ellas poemas tan bellos como el que viene a continuación:


Me parece que es igual a los dioses
el hombre aquel que frente a tí se sienta,
y a tu lado absorto escucha mientras
dulcemente hablas
y encantadora sonríes. Lo que a mí
el corazón en el pecho me arrebata;
apenas te miro y entonces no puedo
decir ya palabra.
Al punto se me espesa la lengua
y de pronto un sutil fuego me corre
bajo la piel, por mis ojos nada veo,
los oídos me zumban,
me invade un frío sudor y toda entera
me estremezco, más que al hierba pálida
estoy, y apenas distante de la muerte
me siento, infeliz.

Safo


La poesía de Safo sirvió posteriormente de inspiración a poetas latinos como Catulo, el cual, en su honor, utilizó el nombre de Lesbia para referirse a Clodia, su amada.
De la obra de Catulo se conservan 116 poemas, que se caracterizan por la diversidad en los temas que trata y la forma con la que es capaz de utilizar el lenguaje. Por un lado, puede ofrecernos una poesía de carácter vulgar, con la que consigue una humillación absoluta hacia quienes odia y también para expresar el resentimiento que siente hacia Clodia cuando más tarde lo abandona. Pero a su vez también es capaz de crear bellos poemas de amor, dedicados tanto a Lesbia (en su mayoría) como a Junvencio, con el que se supone que también pudo mantener una relación de amor. Pero en ello consiste la originalidad y riqueza de Catulo y la brillantez de sus poemas.

El poema 51 de la obra de Catulo está dedicado a Clodia y es una versión del poema anterior de Safo:

Aquél me parece igual a un dios,
aquél, si es posible, superior a los dioses,
quien sentado frente a ti sin cesar te
contempla y oye.
Tu dulce sonrisa; ello trastorna, desagraciado
de mí, todos mis sentidos: en cuanto te
miro, Lesbia, mi garganta queda
sin voz,
mi lengua se paraliza, sutil llama
recorre mis miembros, los dos oídos me
zumban con su propio tintineo y una doble noche
cubre mis ojos.
El ocio, Catulo; no te conviene,
con el ocio te apasionas y excitas demasiado
El ocio arruinó antes a reyes y
ciudades florecientes.
Avatar de Usuario
Palomedes
Rancio
Mensajes: 2790
Registrado: 11 Jun 2013 16:54

Re: Temas grecolatinos

Mensajepor Palomedes » 08 Nov 2013 13:25

Muy interesante, Erato. Gracias por participar. :ok:
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados