Relatos ganadores del Concurso de Micros

Concursos de Microrrelatos de IniciaDos
La Chinche
VI Micro Relatos
VI Micro Relatos
Mensajes: 98
Registrado: 05 Oct 2012 14:17
Contactar:

Re: Relatos ganadores del Concurso de Micros

Mensajepor La Chinche » 01 May 2013 16:14

VII Edición:

Ganador

El charco - autor: Lobo


"Mordió la tierra tras la puñalada. Alcanzó a ver cómo unas hormigas morían también, ahogadas en su propia sangre derramada"



¡Felicidades!

Lobo: le paso el testigo de gestionar y proponer el tema de la VIII Edición.

________________________________________________________________________________________________________________



En segunda posición

PERMANENTE ILUSIÓN - Autor: Toloño

palomas de berilo aguamarina son sus ojos; como las flores que gusta eternizar, su boca; un rojo reto permanente remata la curiosidad cotidiana de su breve figura… y todo ello con el fondo de una sinfonía de cascabeles.
Su presencia cotidiana es como el vino aún no catado; deseado, explorable, entre ignotos aromas contenido, de carnoso y sabroso sabor esperado.
Todos los días.

___________________________________________________________________________________________________________________________________-

En tercera posición

Memento mori - Autor: Pedritus

Para burlar a la muerte llenó su casa de espejos enfrentados, que infinitamente le repetirían en laberintos de azogue. Ella le descubrió atrapado en un instante eterno.


A tod@s: ¡Gracias por participar!
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26849
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Relatos ganadores del Concurso de Micros

Mensajepor Gloria » 01 May 2013 16:46

Enhorabuena.
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10170
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Relatos ganadores del Concurso de Micros

Mensajepor juanmanuel » 07 Jun 2013 15:44

VIII Edición

Ganador
El síndrome, de Pedritus

A veces veíamos en los jardines de la Moncloa a un niño jugando solo. Con miedo a que alguien nos sorprendiera, nos encaramábamos a la verja y le llamábamos a gritos, “hola, ¿quieres venir con nosotros?” y él, en la distancia, esbozaba una sonrisa triste. Enseguida se refugiaba en el edificio tras una de las enormes puertas, custodiadas por guardias. Años más tarde volvimos a verlo, en un chalet de las nuevas zonas urbanizadas. Pareció reconocernos, sonrió y abrió su boca que se congeló a medio gesto, como si hubiera asesinado una palabra. Corrió a guarecerse tras la puerta blindada.
-----------------------------------------------------
Segundo
La rosa negra, de Juan Manuel

Paseando por Moncloa, la joven se encontró con un jardín de rosas, en el que destacaba una con pétalos negros. Curiosa, se acercó para observarla mejor y, al intentar tocarla, se pinchó con una de sus espinas. Por su herida la rosa negra fue absorbiendo toda su sangre. La joven, antes de morir, aún tuvo tiempo de ver como la rosa se convertía en roja como todas sus hermanas que antes, como ella, habían sido negras.
-------------------------------------
Tercero
Eva, de voy a ir

Un enorme estruendo la sorprendió. Corrió a ver que pasaba y en ese momento sintió como si la cabeza se le llenase de nubes que la impelían a volar.
Mientras Eva caía en medio de la muchedumbre a causa del disparo de los anti disturbios, en la Moncloa, el presidente, desayunaba huevas de esturión regadas con champán francés preocupado por las encuestas. Otra vez lo presumían ganador...
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10170
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Relatos ganadores del Concurso de Micros

Mensajepor juanmanuel » 23 Jul 2013 16:27

Hay un "pequeño" olvido en la lista de ganadores del IX Concurso de Microrrelatos, y es que no se menciona al tercer puesto (que estuvo en el segundo lugar hasta la última votación). Subsanado el "olvido", así es como queda la lista de ganadores:

IX Edición

Ganadores:

Dos, con igual número de votos.

El saber no ocupa lugar, de Estela

Dejó la maleta en el suelo y buscó las llaves. Antes de abrir contempló la puerta. Grande, con la madera reseca y un poco agrietada. Una vez dentro, recorrió la casa en silencio, recordaba cada uno de sus rincones. Estaba impaciente por llegar a la biblioteca, su espacio favorito cuando era pequeño donde solía pasar el tiempo con su abuelo contándole historias. Las pareces estaban cubiertas hasta el techo de armarios con puertas de cristal y, dentro, descansaban los libros. Las abrió. Después se sentó y cerró los ojos. Olió y sintió.

De pronto se dio cuenta de que no estaba solo. Damas vestidas de época, caballeros con polainas; dioses griegos, un pequeño príncipe, una niña con caperuza roja, un caballero que, avergonzado, tosía disimuladamente, un hombre un poco raro con un frasco de perfume… Se tapó los oídos, un sonido discordante rompía el silencio y las estanterías estaban vacías.

Abrió los ojos. Todo estaba igual. Y sonrió acordándose de lo que siempre le decía su abuelo: El saber no ocupa lugar.

Volvió a cerrar la casa y se marchó.



En San Xoán, a sardiña molla o pan, de voy a ir


El pueblo está casi desierto. Es día de trabajo y las tradiciones se han ido perdiendo.
Xoán no se resigna y con otros compañeros, llevan maderas viejas a la playa. Quiere encender la hoguera, saltarla y pedir su deseo; sumergirse en esa niñez que añora.
Temprano y en comandita, van al mercado. Llaman la atención; muletas, carritos andadores, sillas de ruedas... Semejan procesión de tullidos que van a pedir al santo, salud.
La pescadera no quiere cobrarles; orgullosos se niegan. Aunque poco, tienen dinero, el que les sobra después de pagar la vieja residencia en la que esperan la muerte.
Llega la noche. Han avisado de que no irán a cenar. Vestidos con sus mejores galas, bajan a la playa.
Manuel, se encarga del fuego. El tiempo no ayuda nada, ha estado lloviendo por la noche y los trastos viejos, con tanto trabajo acarreados, se han mojado.
Fungueiro, ha traído gasolina. La vierte sobre la que va a ser una hoguera. Todos esperan expectantes a que arda y no hay manera.
Se acercan a ver qué pasa, ... el fogonazo, los ciega, los sorprende revolviendo en los leños. No pueden escapar y las llamas crepitan ansiosas en sus envejecidos cuerpos.


-------------------------------------------------------------------

Segundo:

Ojos que no ven..., de La Chinche

Todos estuvieron de acuerdo en que era el arroz chino más original, que habían comido hasta el momento. Aquello de mezclar una de las clásicas recetas orientales del cereal, con la del arroz negro mediterráneo, le confería un sabor que, que, que… ¡Sorprendente, vaya!

El atento camarero se acercó una vez más a preguntar si todo estaba a su gusto. Alguien, señalando el plato de arroz blanquinegro, quiso expresar su satisfacción; pero el empleado -poco ducho en el idioma castellano- ante la visión del contenido de los platos, abrió los ojos como ídem ovalados y, esbozando una sonrisa, se alejó en busca del amo del restaurante. Éste, con suma amabilidad, volvió a formular la pregunta de rigor: ¿Está todo a su gusto, señoles? y vuelta a empezar: a él también los platos -perdón los ojos- se le abrieron tal que platos ovalados.

No obstante, viendo que no recibía queja alguna, puso cara de circunstancias y salió disparado hacia la cocina.

A golpe de chasquido de dedos ordenó a Chin, el cocinero; Chan la ayudante; y Lee, el friegaplatos; que le siguieran a la despensa. Allí, con voz queda pero enérgica les espetó: 殺蟲劑必須改變 (*)

(*) ¡Hay que cambiar de insecticida!

-------------------------------------------------------------------

Tercero:

El perro que mucho lame, chupa sangre, de Juan Manuel

Mi mujer y yo decidimos mudarnos a una urbanización de adosados, a las afueras de la ciudad. Como nos habían comentado que se habían producido robos, pusimos una alarma y, además, decidimos comprar un perro, en realidad una perra rottweiler, por ser esta una de las razas más fuertes, fieles e intimidatorias. Sin embargo, la perra resultó muy dócil y fiel, pero nada agresiva, tanto que, en prueba de cariño, siempre nos estaba lamiendo las manos. Aunque el vendedor nos había asegurado que sería una buena perra guardiana y que podíamos devolvérsela si no estábamos a gusto con ella, tanto mi esposa como yo, nos encariñamos con la perra y decidimos seguir teniéndola, aunque no guardase la casa.

Ayer, me desperté aún con sueño y fuerte dolor de cabeza; mi esposa, a mi lado, seguía durmiendo. Al pie de la cama, vi a un extraño, con los ojos vidriosos abiertos y fijos en un gesto congelado de terror y con una gran herida en el cuello, de la que aún manaba abundante sangre. A un lado del cuerpo, había un bote, posiblemente de sustancias narcóticas, mientras nuestra perra lamía la sangre que goteaba de una de sus manos.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen

Volver a “Concursos Microrrelatos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados