Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

¿No llegas a fin de mes? ¿Tienes un trabajo digno? ¿Son los políticos los que llenan sus bolsillos? Seguro que tienes muchas cosas de las que quejarte, si no también. No es nada personal, sólo política. Respeta y serás respetado. Economía, Empleo y Política.
Avatar de Usuario
comandante cero
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 523
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor comandante cero » 18 May 2017 20:14

El actor abandona el centro cultural previsto para los antiguos cines Astoria y Victoria tras los "insultos" recibidos por los partidos de izquierda en la oposición en el ayuntamiento:


El actor malagueño Antonio Banderas ha anunciado en una carta que renuncia al proyecto cultural y teatral en los antiguos cines Astoria y Victoria de su ciudad natal, que había ganado el concurso de ideas, después de los "insultos" y "el trato humillante" hacia esta iniciativa. Tras resultar ganador, los grupos de la oposición Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente descalificaron el proyecto del actor en el último pleno del Ayuntamiento de Málaga, tal y como señala el diario 'SUR', y trataron de anular el concurso de ideas que era no vinculante.


Esta es la carta íntegra del actor en la que detalla sus motivos para abandonar el proyecto del Astoria de Málaga capital

"A aquellos interesados"


No resulta fácil escribir esta carta. He reflexionado sobre lo que en ella expongo y he tratado de tomar una decisión consecuente y seria que a continuación paso a detallar.

Hace ya bastante tiempo que me rondaba la idea de lanzarme a un proyecto cultural en Málaga. Creo que es una idea no carente de lógica, pues esta es la ciudad que me vio nacer, en ella desarrollé mis estudios de Arte Dramático y aquí fue donde comencé mi actividad teatral hace aproximadamente 40 años. Soy al mismo tiempo un entusiasta de la inercia cultural que se ha ido apoderando de nuestra ciudad y esto ha ido acrecentando mi interés por aportar, por unirme a esa inercia poniendo mi granito de arena y participar de una forma directa en los acontecimientos que en ese sentido están teniendo lugar en Málaga, por lo tanto creo que entra dentro del sentido común el pensar que yo tuviese una inquietud de este tipo, para con mi ciudad y para conmigo mismo.

Después de considerar y estudiar diversas vías para desarrollar un proyecto, que inicialmente estaba destinado a la actividad teatral, llegó hasta mí, a través de José Seguí, la información de que el Ayuntamiento de Málaga iba a plantear un concurso de ideas tratando de encontrar una solución definitiva al edificio de los que fueron los cines Astoria y Victoria. José Seguí sabía de primera mano el interés que existía en mi desde hacía tiempo por llevar a cabo un proyecto de estas características, no obstante ya hubo un primer intento frustrado en el que ambos estábamos envueltos y que una serie de circunstancias, que no vienen al caso, me hicieron abandonar.

José Seguí es un tipo que proyecta una carga de entusiasmo importante. Es un hombre que ve la vida en positivo y esto reduce mi capacidad de resistencia. Reconozco que cuando me encuentro con gente así se acentúan mis debilidades y sin más me dejo contagiar por el espíritu y los sueños de estos individuos que de forma automática pasan a ser los míos. De alguna forma abstracta, eso es parte de la historia de mi vida.

En cualquier caso, el asunto es que me convenció para que diésemos juntos un paso adelante, y tomásemos la decisión de presentarnos al concurso con un proyecto ambicioso tanto desde sus aspectos formales como de contenido. Pero a la mesa le faltaba una pata. Necesitábamos un tercer socio que fuese capaz de garantizar una gestión y una organización modélica. Que tuviese el coraje, la capacidad y los medios para llevar a buen puerto esta iniciativa.

Yo formé parte del nacimiento de Starlite. Puedo decir que nació en mi casa de Los Ángeles y vino hasta allí de la mano de otra de esas personas que solo miran hacia adelante, Sandra García Sanjuán. Es difícil encontrar en los ambientes artísticos nacionales o internacionales a alguien que no conozca a Sandra y es igual de difícil encontrar a alguien que no la quiera y la respete. Entre muchas cosas es la presidenta de la Fundación Niños en Alegría. El trabajo que realiza esta Fundación en México es espectacular. Son ya más de quince las escuelas construidas y financiadas por la fundación que dan cabida a miles de niños que de otra forma estarían en la calle, literalmente. Con la necesidad para recaudar fondos para la Fundación Niños en Alegría y la Fundación Lágrimas y Favores que yo presido nació la Starlite Gala hace ya ocho años y desde ese momento ha ido cumpliendo de forma regular y efectiva con todos sus objetivos. Más allá del terreno altruista y filantrópico Sandra y su marido, Ignacio Marluquer, son unos empresarios de reconocido prestigio. Ellos dieron el paso posterior para desarrollar la idea de el Starlite Festival, en el que yo no participo, pero que se ha convertido ya en una cita ineludible de las noches de los veranos de Marbella. La originalidad del concepto, las firmes relaciones personales maceradas durante muchos años de la pareja, y la enorme capacidad para aguantar los dos o tres primeros años de pérdidas económicas importantes de forma imperturbable hicieron que poco a poco este Festival se convirtiese en un éxito sin precedentes en toda España y fuera de ella.

Ellos eran los elegidos para ser esa tercera pata. Desde el principio se mostraron entusiasmados con la idea de formar parte de la candidatura. Creíamos tener un equipo ganador para presentarnos al concurso con garantías de ofrecer algo serio, trabajado, interesante para la ciudad y que se uniese a el ambiente cultural que se da en Málaga y que a poco que lo cuidemos se puede convertir en algo realmente extraordinario.

La ilusión era tan fuerte que superaba con mucho las dificultades, los esfuerzos y los sinsabores propios de embarcarse en un proyecto de estas características.

Por tratarse de Málaga me planteé desde el principio no escatimar y apostar fuerte por convertir la idea en algo grande que comenzase satisficiendo a mis paisanos para más tarde conseguir traspasar las fronteras de nuestra ciudad y proyectarse a nivel nacional e internacional.

Había que poner toda la carne en el asador. Desarrollar un proyecto teatral serio, con una producción propia fecunda y regular, con dos espacios teatrales, que no solo diesen cabida al teatro, sino a una producción televisiva de calidad con distribución internacional. Más allá del teatro, el edificio contaría con múltiples espacios que acogerían el debate, la música, la danza, el flamenco y el jazz además de lugares dedicados al ocio y el disfrute de la gastronomía. Un lugar de cultura viva y efervescente que no muriese ensimismado, sino que reventase hacia afuera, que se fuera definiendo desde la vocación intrínseca al propio proyecto de que el malagueño lo hiciese suyo y se sintiera orgulloso de poseerlo y usarlo.

Nunca pasó por mi cabeza la idea de que este proyecto fuese rentable para mí. La idea era más bien la contraria. Lo que he ganado en mi larga vida como profesional, ha sido ganado básicamente fuera de mi tierra, peleándome todos los días en los lugares más competitivos del mundo, viviendo en hoteles, en aeropuertos, sin ver crecer a mis hijos. No, aquí venía a gastármelo. Gastármelo en el importante desembolso económico que había que hacer en la construcción de un edificio que fuese capaz de albergar un proyecto tan ambicioso como este, en los ‘cánones’ que se llegasen a establecer por parte de quien otorga la concesión. Además para ayudar a la financiación, sólo de la actividad teatral, me animé a hacer un ofrecimiento económico que se establecería en el entorno de los 250.000 euros anuales, que ayudase a cerrar un presupuesto por temporada, repito, solo para los teatros, que rondaría los 3,000,000 de euros. Esto se llevaría a cabo de forma totalmente privada, y vendría por la vía de la esponsorización. Pero la aportación más importante que yo podría realizar no era la económica. Casi cuarenta años como profesional del cine, y el hecho de haber realizado la mayor parte de mi labor artística en Hollywood me han proporcionado un buen número de importantes relaciones personales que naturalmente pondría a disposición de esta idea ambiciosa y eso sí podría haber marcado un factor diferencial para dotar a todo el proyecto del prestigio, la profundidad y el brillo necesario para hacer ‘ruido’ en el mundo de la cultura, un ‘ruido’ que se oiría lejos. Además no solo se contaría con personas sino que trataríamos de echar las redes a instituciones como el Actor’s Studio, las escuelas de interpretación de Stella Adler de Los Ángeles, el Roundabout Theatre de Nueva York, etcétera.

Hay mucho más, mucho más, pero desgraciadamente creo que no se dan las condiciones para ello. Tras haber ganado el concurso de ideas, no vinculante, al que se presentaron 72 participantes, y haber obtenido un segundo lugar en la votación popular que se llevó a cabo a través de las redes sociales, nos dimos cuenta casi de inmediato de que no existía el ambiente adecuado para seguir compitiendo por la concesión. Queríamos competir y ganar porque creímos tener el mejor proyecto para la ciudad. Nunca perdimos el respeto a nuestros ‘rivales’. Nos someteríamos deportivamente a la decisión final a la que se llegase por parte de quienes hubiesen de tomarla. Pero los coros de voces que comenzaron a alzarse contra nuestro proyecto, dentro y fuera de los ambientes políticos locales, que además no se detenían en la crítica al mismo, sino que se extendían a la sorna, el cachondeo y por qué no decirlo, la mala leche, me hicieron comenzar a reflexionar sobre si realmente valía la pena arriesgar tanto, enfangarse tanto, y exponerse tanto. Hablé por teléfono con mis compañeros de viaje, pues yo me encontraba trabajando en una película. Tanto Pepe Seguí, como Ignacio y Sandra no entendían lo que estaba pasando, no entendían los insultos, las descalificaciones, el trato humillante. También ellos reflexionaron y todos juntos llegamos de forma clara a la misma conclusión. Había que salir de ahí, había que salir y buscar un mejor lugar en el que depositar todas las energías positivas que deseábamos para este desafío, un mejor sitio en el que sudar por ofrecer nuestras ideas a Málaga, un rincón en el que no huela a corralón y podamos construir algo interesante.

Espero que esta decisión limpie el concurso de la intoxicación en la que parece ser me he convertido. Yo seguiré buscado la posibilidad de integrarme en el movimiento cultural tan esperanzador que está teniendo lugar en nuestra querida ciudad, pero lo haré desde el ámbito absolutamente privado, porque visto lo visto he de reconocer que el tema público da miedo. Ahí se mezclan unos intereses que no favorecen ni la gestión, ni la administración, ni la creación en libertad, y uno quiere eso, crear, trabajar y arriesgar a tope si se siente mínimamente apoyado, si esto no es así se hace muy complicado, muy difícil. No quiero convertirme en un nuevo Moneo en mi propia casa.

Nada más, gracias a los que entiendan mi postura, disculpas a los que no lo hagan y que gane el mejor, que desde luego contará con nuestro apoyo... gratuito y desinteresado.

Hasta siempre.


http://www.diariosur.es/malaga-capital/ ... 31940.html

http://www.diariosur.es/malaga-capital/ ... 41306.html


Esperemos que el personal vaya abriendo los ojos a lo que representan "el coro de voces" y sus mezquindades. Hasta un señor de izquierdas como Banderas tiene que soportar los insultos y las humillaciones de esa "gentucilla". Lo que sorprende es que algunos socialistas les sigan dando cancha...

No le perdonan a Banderas que sea un triunfador. Muy probablemente "el coro de voces" estaría más cómodo cediéndole la gestión de esos edificios, para uso cultural, al movimiento okupa, o similares, no sería la primera vez...

Pues que se lleve el proyecto a otra ciudad, donde no le insulten ni humillen... Ciudadanos de Sevilla, ya le ha preguntado por el proyecto. Y por otra parte, se me ocurre, que podría optar por presentarse como candidato a la alcaldía de Málaga en las próximas elecciones locales. Creo que excepto Podemos y compañía, el resto de partidos se lo rifarían como cabeza de cartel, porque podría arrasar. Simplemente para dar por saco a los del "coro de voces"... Aunque una vez conseguido tenga que renunciar y pasar los trastos al número dos de la candidatura...
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 21703
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor lo tio pep » 18 May 2017 22:34

Me la suda, lo que yo quiero saber es el proyecto de Banderas y el motivo por el que se le ha denegado. Eso sí. Me conozco lo suficientemente a los políticos de cualquier color, como para saber que prefieren un parque público sin planificación de riego, a un parque de césped bien diseñado si es de la competencia. Pero también me se que un proyecto para una escultura no fue ganador del concurso porque el autor no era del partido; claro que el autor era un podemita en ciernes, porque ya en los años 80 se amparó en las izquierdas para proponer una escultura que ultrapasaba el presupuesto inicial.
Avatar de Usuario
comandante cero
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 523
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor comandante cero » 19 May 2017 04:43

lo tio pep escribió:Source of the post Me la suda, lo que yo quiero saber es el proyecto de Banderas y el motivo por el que se le ha denegado. Eso sí. Me conozco lo suficientemente a los políticos de cualquier color, como para saber que prefieren un parque público sin planificación de riego, a un parque de césped bien diseñado si es de la competencia. Pero también me se que un proyecto para una escultura no fue ganador del concurso porque el autor no era del partido; claro que el autor era un podemita en ciernes, porque ya en los años 80 se amparó en las izquierdas para proponer una escultura que ultrapasaba el presupuesto inicial.



En estos links puedes ver los detalles del proyecto de Banderas.

http://www.diariosur.es/malaga-capital/ ... 51754.html

http://cadenaser.com/emisora/2017/04/07 ... 55205.html

Debo advertir que se modificó el tema de las alturas, para adaptarlo a la normativa municipal y fue aprobado por la mayoría del pleno. (Recordemos que Antonio Banderas se ofreció al Ayuntamiento de Málaga para poner en marcha ese proyecto, al que iba a poyar con 250.000 euros anuales de su bolsillo, para su funcionamiento, cosa que los demás concursantes no iban a hacer. Y aparte ofreció otras aportaciones no económicas: "Casi cuarenta años como profesional del cine, y el hecho de haber realizado la mayor parte de mi labor artística en Hollywood me han proporcionado un buen número de importantes relaciones personales que naturalmente pondría a disposición de esta idea ambiciosa y eso sí podría haber marcado un factor diferencial para dotar a todo el proyecto del prestigio, la profundidad y el brillo necesario para hacer ‘ruido’ en el mundo de la cultura, un ‘ruido’ que se oiría lejos. Además no solo se contaría con personas sino que trataríamos de echar las redes a instituciones como el Actor’s Studio, las escuelas de interpretación de Stella Adler de Los Ángeles, el Roundabout Theatre de Nueva York, etcétera". Es decir una serie de aportaciones que nadie más hacía.) Pero después de eso, y una vez caldeado el ambiente convenientemente, con todo tipo de insultos y humillaciones por los de IU y la marca blanca de Podemos, despreciando toda su oferta, presentaron una moción exigiendo que se blinde el contrato de adjudicación del nuevo Astoria para transformar la manzana de los antiguos cines incluyendo avales a los privados que se hagan con la concesión y un canon para recuperar los cerca de 21 millones de euros municipales invertidos en comprar esos inmuebles. Entonces el equipo de gobierno del PP, se quedó solo, porque hasta Ciudadanos, como siempre se puso de perfil.

Y creo que se van a arrepentir, porque otras ciudades ya están preguntando por su proyecto... Y sólo faltaría que de ponerse en marcha un nuevo proyecto, se encuentren con que no funciona, y tengan la cara de ir a pedir ayuda a Banderas, para que utilice sus influencias... Creo que su respuesta sería un corte de mangas y mandarles a tomar viento...
Avatar de Usuario
Cucur 3.0
Sexador de pollos
Mensajes: 13127
Registrado: 11 Oct 2012 10:23

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor Cucur 3.0 » 19 May 2017 12:28

Busco y sólo encuentro referencias a "insultos y trato humillante" pero no encuentro en qué se basa ese "insulto y trato humillante".
Lo que leo es que el concurso no era vinculante y que hay diferencias de criterio: unos pretenden la viabilidad económica y otros prefieren que aunque cueste dinero al ayuntamiento el proyecto tenga un cariz más público.

Por tanto parece ser que el concurso se repite.

Pero no he encontrado ningún insulto ni descalificación personal ni trato humillante.

Que Banderas se enfade por tener que volver a concursar lo entiendo...que diga que le han insultado y humillado...deberá probarlo.
Y eso no lo ha hecho.
Avatar de Usuario
embolic
Lianta Embolicadora
Lianta Embolicadora
Mensajes: 11431
Registrado: 05 Abr 2004 00:00
Ubicación: y dale! en el país de l'embolic
Contactar:

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor embolic » 19 May 2017 23:26

Es lo que iba a señalar pero he llegado tarde, Cucur ya lo ha hecho.


Sent from my iPad using Tapatalk
Desinfórmame otra vez.by Jayel


Imagenaborigen salvaje catalana **_** Oremus y "austiemus".
Avatar de Usuario
comandante cero
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 523
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor comandante cero » 20 May 2017 13:24

Para Cucur y Embolic:

Sí que hubo insultos, pero no fueron los concejales de IU y la marca blanca de Podemos, los que lo hicieron personalmente. En la carta, Banderas, se refiere al "Coro de voces" es decir a los insultos y humillaciones proferidos en las "redes fecales" por personas próximas a esas dos formaciones, obsesionadas con lo público, y de allí no los sacas, donde le llamaron de todo. No tienen que hacerlo los "políticos" porque ya tienen quien lo haga...

Y aquí os dejo otro artículo del diario SUR, donde se explica el "caso Banderas" paso a paso, y se cuenta en 24 pasos qué ha pasado para que Málaga pierda un proyecto cultural liderado por el malagueño más internacional en la actualidad:


No es fácil separar el polvo de la paja en este asunto de Antonio Banderas y su proyecto en los terrenos del cine Astoria. Demasiado ruido, demasiados insultos y demasiados intereses en torno a un proceso que, al menos por ahora, se ha ido al traste de una manera incomprensible. La sensación es que pierden todas las partes. Y especialmente, la ciudad.

Pero vamos a intentar aportar datos y un poco de contexto para evitar así un nuevo ejercicio de posverdad en esta ciudad.

1. El edificio sobre el que se pretende construir un nuevo proyecto cultural y gastronómico está abandonado desde que en 2004 cerraron los cines Astoria y Victoria y también las viviendas que ocupaban la parte noroeste del inmueble.

2. La empresa Baensa compró en 2006 ese edificio con el objetivo de construir viviendas de lujo. Eran años en pleno boom inmobiliario. El proyecto se le encargó al conocido arquitecto Salvador Moreno Peralta, que trazó un edificio de baja más cinco más ático, una de ellas, por encargo del propio Ayuntamiento de Málaga, para la Fundación Picasso-Casa Natal.

3. La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía rechazó alrededor de 2008 el proyecto por exceso de altura, por lo que el plan de Baensa y Moreno Peralta se paralizó.

4. El alcalde de Málaga anunció en el Debate del Estado de la Ciudad de 2009 la intención de comprar el edificio para convertirlo en un equipamiento cultural para la ciudad. Un año después se formalizaba la compraventa por valor de 21 millones de euros. Casi diez millones en metálico y el resto en derechos edificatorios en diferentes terrenos de la ciudad.

5. Desde entonces, este espacio ha sido un gran borrón en el currículo de gestión del alcalde Francisco de la Torre, criticado por la compra del espacio sin tener una idea viable y definida. Se pensó en un museo de museos, idea que quedó varada entre la crisis y la falta de concreción. Luego, se cambiaron los usos para que pudiera albergar uno de esos mercados gourmet tan de moda y tan deficitarios por estos lares.

6. Tras una larga y penosa travesía en el desierto, en 2016 se reactiva el asunto con un concurso de ideas que, curiosamente, no era vinculante. Es decir, se realizaría un nuevo concurso de concesión del suelo a un privado para que hiciera el edificio y lo explotase.

7. A este concurso de ideas se presentaron 72 proyectos, cada uno de los cuales proponía un uso y un posible diseño del edificio. Este concurso era anónimo, por lo que el jurado desconocía el autor del mismo. Muchos de los proyectos proponían una altura superior a la permitida, por lo que en todos los casos se debería modificar el Pepri.

8.Cuando se celebró el acto de entrega de los premios, el jurado abrió el sobre del concurso ganador y, “oh my god”, el autor era el arquitecto José Seguí. En la sala se escuchó un murmullo porque este arquitecto es también autor del proyecto de la torre del Puerto de Málaga y entre el jurado había personas que públicamente se habían manifestado contra el proyecto de Seguí. Además, se dio a conocer que en el proyecto ganador también figuraba Antonio Banderas, los promotores de Starlite y el estudio de arquitectura Mendoza Partida MX_SI (con sede en Barcelona).

9. El proyecto, enfocado a las artes escénicas y musicales (teatro, magia, jazz, conciertos, etc) fue considerado por muchos una buena idea que podía solucionar por fin el asunto del Astoria. El siguiente paso sería la convocatoria del concurso definitivo, al que ya anunciaron los ganadores que se iban a presentar.

10. En este momento del proceso se produjo un hecho determinante: un exceso de entusiasmo por parte del alcalde de la ciudad. De hecho, se llegó a estudiar la posibilidad de hacer una adjudicación directa sin convocar el concurso bajo el argumento del interés social del proyecto. (Lo cual es legal) Esta idea se descartó, aunque el alcalde, y ahí el error, dijo que para la elaboración del pliego de condiciones se tendría en cuenta los detalles del proyecto de Banderas e incluso se incluiría como requisito la participación de una personalidad con relevancia internacional. Estas declaraciones provocaron que se entendiera que el primer edil pretendía hacer un traje a la medida de Banderas. Y por ello fue criticado y censurado.

11. En esos días se dispararon los artículos de prensa y los comentarios en redes sociales, algunos, ofensivos hacia Banderas.

12. La corporación municipal exige en el pleno, entre otras cosas, que se incluya un aval y el pago de un canon en el concurso. Eso, en principio, no era de especial trascendencia, ya que se debía cuantificar el importe del mismo y la forma de pago. Incluso se barajó como posibilidad incluir la obra o la realización de servicios como pago del mismo, tal como ha ocurrido en otros proyectos.

13. En esos días de intensidad política, el único comentario que surgió sobre Banderas fue el realizado por la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, que habló de ‘banderismo’, como requisito para hacer proyectos en esta ciudad. El rifirrafe giraba más en torno al alcalde que hacia Banderas.

14. En un debate celebrado en SUR, los partidos se manifestaron: PP, PSOE, Ciudadanos y Málaga Ahora estaban a favor del proyecto de Banderas, aunque en el caso de los tres partidos de la oposición pedían mayores garantías y requisitos en el nuevo concurso (avales, canon, libre concurrencia, etc). Málaga para la Gente (Izquierda Unida) y el concejal adscrito de Podemos estaban en contra del proyecto y defendían una consulta popular para decidir qué hacer en el Astoria.

15. Semanas antes, Banderas dio en exclusiva una entrevista a SUR en la que hablaba de su intención de quedarse en Málaga a vivir y mostró en un amplio reportaje su nueva casa en Málaga, probablemente una de las mejores, si no la mejor, de todo el centro de la ciudad. Ese hecho también provocó comentarios y chanzas hacia Banderas.

16. Sin embargo, el tono de los artículos en medios de comunicación aumenta y se llega a hablar de ilegalidades, irregularidades y fraude en torno a Banderas y sus propiedades. Se siembra la duda, sin aportar prueba alguna, de que el proyecto de Banderas y su propia casa en el centro de Málaga estaban rodeadas de irregularidades.

17.El proyecto de Banderas se instaló en la batalla política hasta el punto de que Ciudadanos, Málaga Ahora, Málaga para la Gente y el concejal no adscrito de Podemos intentan en la comisión de Urbanismo que el concurso de ideas se anule. Se evitó por el voto en contra del PP y la abstención del PSOE.

18. Esa misma noche Banderas escribe una carta con su renuncia y decide publicarla en exclusiva en SUR. En ella explica las causas de su marcha, especialmente por sentirse humillado e insultado.

19. La realidad es que esos insultos llegaron sobre todo a través de artículos de medios de comunicación y redes sociales, con los que se generó una sombra de duda que indignó al artista. Banderas entendió que eso menoscababa su honorabilidad y su prestigio profesional. Se puede entender o no, pero hay que respetarlo. Esas críticas e insultos tienen nombres y apellidos, pero corresponde a los afectados denunciarlos.

20. Su retirada provocó una movilización ciudadana cuyo impacto está por ver. PP, PSOE y Ciudadanos manifestaron a SUR su intención de convencer a Banderas de que diera marcha atrás. Todo está en el aire. Hay convocada una concentración en la ciudad (el viernes 19, a las 20 horas) y una petición de Change.org tiene hasta 20.000 votos.

21. Realmente ni hubo irregularidades ni hubo insultos por parte de la clase política ni mucho menos hubo nada ilegal. Lo que ha habido es ruido en redes sociales (como con cualquier proyecto), mucho comentario canalla (como siempre) y poco sentido de la ciudad por parte de la corporación municipal.

22. El proyecto era (y es) un buen proyecto. Y Málaga sale perdiendo. Para la ciudad era una buena oportunidad que Banderas liderase un proyecto cultural que venía barruntando desde hacía años y en el que quería poner en valor su experiencia, su trayectoria y su agenda para hacer algo grande en Málaga, donde él empezó.

23. El problema fue que esta idea tenía que pasar a la fuerza por el pasillo de la política y soportar el ruido mediático y de redes sociales. Y, claro, se diluyó por el camino.

24. Hasta la próxima vez.


Y aquí dejo una editorial de El País en el que dice que "el sectarismo y la envidia han acabado con el proyecto del actor en Málaga":


Con Antonio Banderas


España arrastra una gran asignatura pendiente en cultura, y es la capacidad de atraer talento para la promoción y generación de sinergias que ayuden a lograr objetivos ambiciosos que beneficien a todos. Algunas ciudades lo han conseguido por su cuenta, como Bilbao con el Guggenheim, o Málaga. Esta última se ha transformado en un polo cultural dinámico capaz de hacer convivir el legado de Picasso, del Thyssen-Bornemisza, del Pompidou, de las colecciones de San Petersburgo o del arte contemporáneo en foros distintos que dialogan y se complementan entre sí de forma atractiva y ejemplar.

De ahí lo incomprensible del tropiezo cometido con el actor Antonio Banderas, que con razón se ha sentido “humillado” por su ciudad natal. El Ayuntamiento de Málaga, gobernado en minoría por el PP, había impulsado un concurso de ideas para dar contenido a los antiguos cines Astoria y Victoria, en pleno centro de la capital, que adquirió en 2010 por 21,7 millones de euros. Banderas, que ha ejercido en foros internacionales como embajador oficioso de Málaga y Andalucía, ganó el concurso de ideas para convertirlo en centro cultural. Su propuesta implicaba la creación de un teatro, espacios de exposiciones, cine y comercio. Pero la candidez del alcalde al insinuar que el próximo pliego de condiciones podría incluir la necesidad de una persona “con capacidad de proyección” generó una inmerecida lluvia de acusaciones de favoritismo hacia el actor. IU, con los socios de Podemos y Ciudadanos, propuso anular el concurso de ideas, aunque ni siquiera era vinculante. El PSOE miró para otro lado y se abstuvo. Desbordado por las descalificaciones, Banderas se ha retirado. Ahora, hipócritamente, todos se lamentan.

Cualquier plan que implique dinero público debe gestionarse con transparencia. Algo que debería ser compatible con la promoción de proyectos de alto interés. Este lo era, pero el sectarismo y la envidia han acabado con él. Una pena.



Y como ya he comentado antes, otras ciudades, han preguntado a Banderas por el proyecto, y no sería de extrañar que se lo lleve a otro sitio...

Porque el proyecto que avalaba Banderas era pionero en Europa. Incluía la construcción de dos teatros, talleres escénicos, seminarios de formación, cursos de dirección, platós de televisión, becas para estudiantes malagueños, espacios para jazz, música y danza, zonas de ocio con restauración a cargo de las escuelas de hostelería malagueñas, y sobre todo, la presencia periódica del actor malagueño, una celebridad en Hollywood, además de que iba a aportar todos los años 250.000 € de su bolsillo. Era un proyecto que hubiera supuesto muchísimos puestos de trabajo y una promoción impagable para su ciudad, pero los concejales morados lo han tumbado a golpe de "insultos" en sus "redes fecales".

Que curioso que aquellos que defienden incumplir la ley siempre que les conviene, como en el caso de Fonsi, Bódalo o los deshaucios, en otros casos menos relevantes se convierten en los defensores a ultranza de la letra de la ley, hasta en la más minina norma municipal.

¿Qué es más productivo y relevante para Málaga? ¿Tener un centro dramático dirigido por la estrella más internacional del cine español, con las sinergias que ello origina, o respetar un metro más o menos en la altura de un edificio?

No estamos hablando de un proyecto dirigido por el sobrino tonto el alcalde, en un amaño mafioso. Se trata del nombre español más reconocido a nivel mundial, tan sencillo como eso. Hay más gente que sabe quién es Antonio Banderas que la cantidad de gente que es capaz de situar Málaga en un mapa. Un pequeño factor a considerar en cuanto a la "proyección" de la idea.
Última edición por comandante cero el 20 May 2017 22:43, editado 2 veces en total.
Avatar de Usuario
Yushka
Sabio
Sabio
Mensajes: 13504
Registrado: 04 Oct 2012 10:27

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor Yushka » 20 May 2017 20:24

Pues sí que tiene una piel fina Banderas. Como si fuera el primer "titiritero" al que insultan. Es el pan de cada día desde que Aznar perdió el Gobierno y proyectaron la película de Mar a dentro en 2004. Desde entonces los representantes de la cultura españoles han estado en el centro del huracán constantemente.

Por cierto, ¿ya han pedido la dimisión del Alcalde borrego bocazas?
No todos los hogares deben tener un perro, pero todos los perros deben tener un hogar. No compres, adopta. Los amigos no se compran.
Avatar de Usuario
comandante cero
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 523
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor comandante cero » 20 May 2017 21:57

Yushka escribió:Source of the post Pues sí que tiene una piel fina Banderas. Como si fuera el primer "titiritero" al que insultan. Es el pan de cada día desde que Aznar perdió el Gobierno y proyectaron la película de Mar a dentro en 2004. Desde entonces los representantes de la cultura españoles han estado en el centro del huracán constantemente.

Por cierto, ¿ya han pedido la dimisión del Alcalde borrego bocazas?



Pero es que ahora la cuestión es que a un señor que se declara socialista... le insulta la propia izquierda... extrema.

Y sí, creo que el alcalde pecó de candidez, y metió el remo, y ahora va a ser complicado sacarlo...
Avatar de Usuario
embolic
Lianta Embolicadora
Lianta Embolicadora
Mensajes: 11431
Registrado: 05 Abr 2004 00:00
Ubicación: y dale! en el país de l'embolic
Contactar:

Re: Antonio Banderas renuncia a su proyecto cultural en Málaga ante "los insultos y la humillación" de la izquierda

Mensajepor embolic » 20 May 2017 22:12

Sí, parece que Banderas tiene la piel bastante fina, anda que no se ha vilipendiado a todo actor que el PP ha señalado y con desmesura y durante mucho tiempo, supongo que debe ser este el motivo de la metedura de pata del alcalde con su entusiasmo. Pero vamos, si el proyecto no tira p'alante es porqué el consistorio no ha querido. No se cual es la composición del mismo, pero cargarle el muerto exclusivamente a los medios de comunicación y a las redes me parece exagerado. Parece ser que el PSOE anda por allí absteniéndose en todo no fuera que les pidan explicaciones.

En fin, yo lo siento por la ciudad si en verdad este era un proyecto limpio, interesante y beneficioso para la ciudad.


Sent from my iPad using Tapatalk
Desinfórmame otra vez.by Jayel


Imagenaborigen salvaje catalana **_** Oremus y "austiemus".

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado