Pensando en voz alta

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5342
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Pensando en voz alta

Mensajepor aguamarina » 15 Dic 2012 14:11

No me gusta que las Navidades se vendan. Salgo a la calle y no veo más que gente. Riadas y riadas de gente cargando bolsas como si les pagaran por cada kilo, corriendo como si les persiguieran, entrando y saliendo de los centros comerciales, pegando la nariz en los escaparates, cruzando los semáforos en ámbar con tantas prisas que parecen escapar de un fuego... El paisaje urbano se convierte en un hervidero. Y la culpa la tiene la publicidad, con su bombardeo constante de mensajes sugerentes alimentando nuestros sueños hasta convertirlos en pesadillas. Las calles se vuelven intransitables, con tanto atasco y tantos Santa Claus y Papa Noeles metiéndote la campana por la cara. Encima, muchos salen a comprar en su cochecito, era lo que faltaba para que se llene todo de conductores impacientes y de motoristas atajando por las aceras. Hala, todo el mundo fuera en lugar de quedarse en la intimidad de su casita.

"Somos lo que compramos", oí decir hace tiempo a alguien. No recuerdo quién fue el autor de esta frase tan poco acertada, pero se me quedó grabada porque refleja una visión materialista de la vida que no comparto. El placer convertido en sustituto de la personalidad. No me considero una persona consumista, aunque vivo en una sociedad que lo fomenta, y si quiero sobrevivir en ella tengo que gastar, no hay vuelta de hoja. Por eso, no entiendo cómo se puede igualar a las personas con lo que compran. Nuestra personalidad se alimenta de pensamientos y sentimientos, y son estas cosas inmateriales las que nos mantienen vivos. El afecto no se compra, ni las ilusiones, ni los valores que hemos ido adquiriendo en la vida. Todas estas cosas que no cuestan dinero son las más valiosas, porque dan forma a nuestra personalidad y definen nuestra calidad humana.

Siempre me ha gustado hacer regalos a mis seres queridos, porque es una forma de expresarles mi afecto. Por eso, cuando quiero obsequiar a alguien, no espero a las fechas señaladas. El amor no conoce calendarios. Si regalar se convierte en un deber, pierde todo el sentido. Tampoco me guío por la publicidad al elegir un regalo, sino por mi corazón y por los gustos del que lo va a recibir. Mi deseo es hacerle feliz, aunque sea por unos momentos. La felicidad es un bien tan escaso... Por eso me entristece que este acto se haya desvirtuado tanto, y una gran parte de la culpa la tiene la publicidad.
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor Lía » 15 Dic 2012 14:33

La publicidad no exisitiría si en el ser humano no existira algo que se deja seducir, por la publicidad, por las drogas, el alcohol, la música o el baile. O sería un simple prospecto de utilidades del producto, que adquiriríamos cuando fuera estrictamente necesario.

La publicidad es la respuesta a un deseo, que no nos crean, sino que está en nosotros, en cada uno de nosotros en mayor o menor medida; ese deseo que se ve saciado cuando finalmente compras.

La culpa no es de las drogas, la música, el alcohol, o las compras, sino nuestra incapacidad para saber qué es lo que sientes y mirándolo un poco desde fuera, decidir decir sí o no.

Todo tenemos un deseo oculto de algo y lo saciamos o no según nuestra capacidad de control o simplemente nuestro placer por el sufrimiento.

Si mañana desaparecieran las Navidades, encontraríamos otra cosa y los publicistas la utilizarían.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor greta » 15 Dic 2012 14:41

aguamarina escribió:Siempre me ha gustado hacer regalos a mis seres queridos, porque es una forma de expresarles mi afecto. Por eso, cuando quiero obsequiar a alguien, no espero a las fechas señaladas. El amor no conoce calendarios. Si regalar se convierte en un deber, pierde todo el sentido. Tampoco me guío por la publicidad al elegir un regalo, sino por mi corazón y por los gustos del que lo va a recibir. Mi deseo es hacerle feliz, aunque sea por unos momentos. La felicidad es un bien tan escaso... Por eso me entristece que este acto se haya desvirtuado tanto, y una gran parte de la culpa la tiene la publicidad.


Comprendo perfectamente. Es así, la publicidad parece que condiciona la expresión de nuestros afectos, pero no tiene necesariamente que determinarlos tanto.
Es cierto que convencionalmente son unas fechas para los niños, y para el resto son de reunión más que nada. Hacer regalos no es lo importante, sino compartir con las personas que al menos en mi caso, sólo puedo ver en momentos puntuales a lo largo del año.
Para otros es una putada. Sé el dolor de muchas personas que tienen que pasar por la tristeza que les suponen, no poder abstraerse y hacerse más consciente aún de esa silla vacía, aunque estar acompañado siempre es mejor dentro de lo inevitable. Para otros, puede representar una celebración de que se está vivo. Y para muchos, la tortura de tener que soportar a alguien a regañadientes.
Lo importante, es encontrar un motivo y, en el caso de no encontrarlo, lo mejor sería al menos tener la total libertad de poder prescindir de las reuniones, de los regalos, y respetar esa decisión.
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5342
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor aguamarina » 16 Dic 2012 10:36

En verano, la felicidad que los publicistas quieren que compremos tiene nombre de extraversión, de vacaciones, de sexo... En invierno, en cambio, se llama introversión, intimismo, erotismo. Unas imágenes bien elegidas pueden lograr que evoquemos estas sensaciones y orientar nuestros hábitos de consumo hacia unos productos determinados. Aunque estas imágenes no sean más que figuras y espejismos.

Vivo con el corazón un poco dividido, porque aunque soy consciente de la manipulación mediática a la que estamos sometidos e intento consumir lo justo, trabajo en un área vinculada a la publicidad, por lo que a diario convivo con esas tácticas dirigidas a crear necesidades y a fomentar la compra.
Avatar de Usuario
Plácido
Diplomado
Diplomado
Mensajes: 457
Registrado: 05 Oct 2012 20:02

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor Plácido » 16 Dic 2012 10:45

Yo siempre digo que por mi, personalmente y para mi uso, podían dejar las puertas abiertas del Corte Inglés que no creo que cogiera ni un panfleto de la publicidad.

Pero socialmente, cuando las necesidades ya no son las propias, sino las que genera el mundo que te rodea... surgen las ganas de acaparar, de preveer, de poseer.

Hay miedo, incertidumbre, envidia, y nace las pulsión del dominio... de estar a la última para no ser menos, de no dejar escapar la oportunidad, de vivir el mundo tal y como nos lo presentan.

Es así.... Así funciona.
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor greta » 16 Dic 2012 13:31

Así funciona.

Comprar un obsequio en estas fechas para nosotros puede significar una muestra de afecto, pero al mismo tiempo, no deja de ser cierto que al realizar el acto de compra estemos entrando en la rueda del consumismo, que convierte el objeto en una forma de comprar el afecto.
De todos modos, apoyo la libertad de elección intentando ejercer el consumo en su justa medida, sin convertirlo en un despilfarro lamentable y siendo consciente del absoluto engaño de la publicidad generando la idea de que el que no consume no está integrado o de que esta transacción comercial cumple una función social.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26831
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor Gloria » 16 Dic 2012 13:33

Pues a mí me jode sobremanera que me hayan chuleado la paga extra y tenga que andar haciendo malabares para esto de los regalos. Porque me puedo buscar las excusas y justificaciones que sean para no regalar a los adultos de mi entorno, pero para mi niño, que solo tengo uno, no. Faltaría más!
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor greta » 16 Dic 2012 13:49

Florisea escribió:Pues a mí me jode sobremanera que me hayan chuleado la paga extra y tenga que andar haciendo malabares para esto de los regalos. Porque me puedo buscar las excusas y justificaciones que sean para no regalar a los adultos de mi entorno, pero para mi niño, que solo tengo uno, no. Faltaría más!


A mí me parece genial que regale a su niño. ¡Yo también voy a hacer regalitos a niños! Y a algunos adultos también, lo que pasa es que quiero pensar con tiempo qué compro y dónde. Lo llamaremos acto creativo...
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5342
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor aguamarina » 16 Dic 2012 14:02

Ayer fui a buscar regalos para mi gente. Este año se van a llevar productos denominación de origen: vinos de calidad, buenos quesos. Tengo que gastar antes de acabar el año los tickets restaurant que me han ido sobrando, porque me caducan, y en muchas charcuterías especializadas en delicatessen los aceptan como forma de pago.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26831
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Pensando en voz alta

Mensajepor Gloria » 16 Dic 2012 14:48

Pues mire qué bien, eso que se ahorra. Este año, como los demás, toca regalar libros a mis padres y a mi cuñada que de siempre ha ejercido de abuela de mi hijo. A los críos, los juguetes de rigor y por supuesto, un cuento. Y a mis hermanos, demás "parteneires", y algún que otro amigo elegido, también les toca un juguete, un juguete tonto, muy barato y friki. Me encanta regalar, además de cuentos, juguetes. He logrado crear expectación, todos esperan a ver qué se me habrá ocurrido este año, no son cosas que hagan bulto pero les aseguro que la sonrisa y el buen rollo están asegurados.

Para el cumple del niño que también cae en enero, hacemos siempre un detallito para los niños de la clase, paso de llevar bolsas de chucherías, es lo más fácil y también lo más aburrido. Así que confeccionamos un detalle personalizado para cada uno, y de paso tenemos las navidades ocupadas en algo que hacer con mi hijo.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados