PARA SER UN BUEN COMUNISTA

¿No llegas a fin de mes? ¿Tienes un trabajo digno? ¿Son los políticos los que llenan sus bolsillos? Seguro que tienes muchas cosas de las que quejarte, si no también. No es nada personal, sólo política. Respeta y serás respetado. Economía, Empleo y Política.
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

PARA SER UN BUEN COMUNISTA

Mensajepor El Postiguet » 01 Oct 2015 22:54

Hoy he hecho un buen descubrimiento para mí, saber que el primer foro en que comencé a escribir, tras un largo tiempo cerrado, ha vuelto a abrirse nuevamente. Ha sido grato releer escritos que envié hace años, y aunque por ética no diré su dirección, me he permitido copiar unos de mis escritos en política, del año 2009, y aquí lo traslado. Así dije:

"Como al estar jubilado, y retirado de mis obligaciones laborales tengo mucho tiempo libre, acostumbro a usar los meses estivales para dedicarle más tiempo a la lectura que de ordinario, aunque a lo largo del año diariamente la practico durante algunas horas.

Algunas veces, como en este año, me he decidido a no leer nada nuevo, salvo que encuentre algún libro muy interesante —que haberlos los hay— y he preferido repasar libros ya olvidados en las estanterías de mi biblioteca, quitarles el polvo y alguna telaraña.

Y he vuelto a releer el libro de Liu Shaoqui (antes conocido como Liu Chao Chi) titulado “Para ser un buen comunista”, escrito en 1939.

Fue este libro uno de aquellos manuales de adoctrinamiento rápido que circularon profusamente entre millones de simpatizantes comunistas durante dos décadas nada prodigiosas y que fue traducido a más de 40 lenguas. Sigue asombrándome aún hoy en día, cómo pudo este texto convencer con ese dogmatismo alimentado de pensamiento mágico que persigue formar conversos obstinados e impermeables a la duda, no sé si inspirados en los métodos católicos de aquellos tiempos —y de los actuales también—, pues un día les hablaré de un manual escrito para los jovencitos aspirantes a la Acción Católica, que como este libro dogmático comunista, su lectura estremece.

Pero vayamos con el libro de Liu Chao.

En él podemos leer, como idea central, que “sacrificar incluso la propia vida, sin la más ligera vacilación e incluso con un sentimiento de felicidad, por la causa del Partido, por la liberación de la clase obrera y de la nación, por la emancipación de la Humanidad, es la más alta manifestación de la moral comunista”

Para quienes crecimos en la España franquista del nacionalcatolicismo, y la Falange Española y Tradicionalista, no nos resultan extrañas estas invitaciones seudo religiosas al martirio feliz (y feroz), pues en las escuelas se escribía a diario en las pizarras consignas más o menos como esta.

Según explica Eric Hoffer en su libro “El verdadero creyente” no hay duda de que hay algo indudablemente común a todos los “verdaderos creyentes”, independientemente de la naturaleza de su causa. Aunque yo diría que no en los “verdaderos creyentes” sino más bien en los “verdaderos interesados” en formar mártires para sus intereses particulares. Esos dirigentes que piden darlo todo a los demás, pero que son incapaces de dar nada, salvo el interés de acercar a su sardina (o buen trozo de solomillo) las mejores ascuas.

En uno de los artículos incluidos en “La mentalidad soviética”, Isaías Berlín nos narra: “La doctrina según la cual sólo existe una Verdad a la que deberíamos consagrar toda nuestra vida y un solo método para alcanzarla y un único cuerpo de expertos cualificados para descubrirla e interpretarla (…) puede adoptar múltiples formas”. El estalinismo fue una de ellas, aunque hoy en día, los historiadores y los profesores tienden a considerar que el germen ya estaba en Lenin, o en Marx, o en los jacobinos o, más atrás, incluso en Espartaco o Caín. Y, desde luego, en los monoteísmos salvíficos de las doctrinas eclesiales. Claro que los profesores no son impermeables a lo que antes se llamaba la ideología dominante.

En resumen, que entre la ortodoxia de los talibanes, católicos, comunistas, musulmanes, etc. sólo diferencio la idea o la causa, no los métodos para el logro final de la misma. Y claro, a un servidor que le gusta y ama la Libertad, y que gozo viviendo este mundo “cruel” ¿pues qué quieren que les diga?... Pues que está muy bien dar la vida por el Partido, por la Iglesia, por Mahoma o por la Coca-Cola light, pero que sea otros la que la den, que la mía quiero acabarla cuanto más tarde mejor, y si hay que vender el alma al Diablo por unos cuantos meses más de prolongación, pues se vende... (bueno, esto último es una broma veraniega, pues las bicicletas se hicieron para el verano).

Y que no se moleste nadie, que yo no poseo Verdad Absoluta alguna, igual soy el más equivocado de los mortales..."

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?

Volver a “Política.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados