PARA MI, LA MEJOR

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

PARA MI, LA MEJOR

Mensajepor El Postiguet » 04 Oct 2015 22:26

.

Ayer noche, y después de algunos años sin presenciar película alguna de ella, disfruté mucho ante la pantalla del televisor. En un canal temático de cine clásico reponían “Mamma Roma” una excelente película de la, para mí, mejor artista dramática cinematográfica de todos los tiempos, la inigualable ANNA MAGNANI.

Anna Magnani, nacida en 1908 en Roma —¿dónde mejor para nacer?— y fallecida en la misma ciudad en 1973, siempre me impactó. Sus interpretaciones tan cargadas de dramatismo, esas miradas suyas al objetivo que te traspasaban, esas emociones que transmitía, la convirtieron en mi artista preferida.

Anna Magnani debuta en el cine a los 26 años con un papel secundario en “La ciega de Sorrento” en el año 1934, un film del director Nunzio Malasomma. Mientras se hace famosa en toda Italia, actuando en un teatro de varietés, logra lucirse en el papel de cabaretera en la película de Vittorio De Sica “Nacida en viernes” del año 1941, película con la cual inicia una sorprendente carrera que la llevará a ser la gran actriz del cine italiano de posguerra.

Debido a su embarazo no pudo ser la protagonista del viscontiano "Obsesión" filmada en 1943, pero sí que participa en la película “Roma ciudad abierta” en el año 1945; en este film interpreta al personaje de Pina, orgullosa y sanguínea mujer del pueblo, poseedora de una fuerza y pasión inolvidables. Su grito final, desgarrador, inspiró a Pasolini estos versos espléndidos:

“Casi emblema, el grito de la Magnani en nosotros
bajo los mechones desordenadamente absolutos,
renueva en las desesperadas panorámicas,
y en las ojeadas vivas y mudas
se concentra el sentido de la tragedia.
Es allí que se disuelve y mutila
el presente, y ensordece el canto de los aedos”

Por ese grito, nuestra protagonista se convertirá en mártir de la historia y testimonio admirable de un pueblo valiente e indómito que resiste hasta sacrificarse.

Para ofrecernos de nuevo una interpretación de ese gran nivel, la Magnani tendrá que esperar a que transcurran algunos años. La oportunidad se la ofrece nuevamente su amigo Luchino Visconti con el film “Bellísima" en 1951, donde interpreta a una madre que, deslumbrada por los mitos fáciles, lucha para que su hija se convierta en una artista célebre. Sin embargo, con el tiempo se da cuenta de que está equivocada y, por suerte, renuncia a ello: un gesto valiente que ya nadie hará durante los años del boom, cuando incluso los más humildes cambiarán radicalmente, seducidos por el dinero fácil y la televisión.

Durante los años siguientes se afirma como actriz de éxito. Gana un merecido Oscar con “La rosa tatuada" (1955), rueda películas dramáticas, como “Infierno en la ciudad” (1959) de Castellani, en la cual interpreta a una detenida, o divertidas, como “Llegan los bribones” (1960), en la cual Monicelli recrea el antiguo dueto con Totó.

Su fuerte personalidad y carácter destacan de nuevo en “Mamma Roma" (1962) de Pasolini, emotivo homenaje a los valores del subproletariado ante su inminente desaparición, en la cual ella es una prostituta, no muy joven, que desea redimirse por amor de su hijo Ettore y terminará llorando desesperadamente sobre su cadáver, maldiciendo a un mundo que ya no entiende.

La gran actriz se despide de forma conmovedora y bellísima en los pocos segundos en los cuales aparece en “Roma" (1972) de Fellini: la máquina la sigue hasta el portal de su casa, el director desea interrogarla, pero ella no confía en él. La puerta se cierra dejando atrás una época y sus representantes: Hemos renegado ese pasado que ya no deseamos porque sentimos que no nos pertenece. Como ese rostro intenso y maravilloso icono que hemos blasfemado.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados