Paisaje después de la batalla

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3255
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Paisaje después de la batalla

Mensajepor Francisco Delicado » 28 Jun 2013 10:34

Debo a un tratado de literatura medieval inglesa el conocimiento de la batalla de Hastings; supuso el fín de una lengua que nadie habla hoy, el anglosajón, pero a mí, como ya he contado otras veces, me emocionó cierta imagen después de la batalla.
En el 1066 el Duque de Normandía, Guillermo el Conquistador, desembarcó en Gran Bretaña, atacó a las tropas del rey Harold, exhaustas después de repeler el ataque de los vikingos de su casi homónimo el noruego Harald, mató al Rey y se proclamó, a su vez, Rey de Inglaterra.

El complejo idioma sajón, que tenía tres géneros gramaticales (el español tiene dos y ya causa perplejidad a los extranjeros), no volvió a utilizarse; pero tras la batalla, que tuvo lugar en Hastings, los monjes de una abadía cercana quisieron dar sepultura al rey Harold cuyo rostro muy pocos conocían y cuyos signos externos, armadura, corona, ropas, ya habrían sido robados.

Acudieron a una vieja, y repudiada, amante del rey, Edith "cuello de cisne" quien se adentró en el campo de batalla para buscarlo.
Ahí radica la bella dureza de la imagen.
En medio de un campo de batalla, con animales muertos, hombres desmembrados, agonizantes quejumbrosos, y, probablemente, aves de rapiña devorando cadáveres una mujer busca a su amado, que la despreció.
Cuentan que, al verlo, lo cubrió de besos antes de que los monjes tomaran su cuerpo para enterrarlo.

Tal y como en ciertos cuentos de Chéjov uno repara, repentinamente, en que tras un hecho baladí, un acontecimiento cotidiano vulgar, se esconde la honda naturaleza humana, el constante juego de los sentimientos sobre los que uno no puede actuar, así aquella imagen, desvelada mientras leía algo tan árido como las epopeyas del Beowulf o los géneros gramaticales del anglosajón, me llenó de una insospechada ternura.

La mujer, abandonada, despreciada, se adentra en el horror hasta poder besar de nuevo y por última vez al hombre que amó.
Sospecho, como desagradecido varón que soy, que aquel amor no era del todo merecido.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
Cotton
XIX Micro Relatos.
XIX Micro Relatos.
Mensajes: 6749
Registrado: 24 May 2008 17:41

Re: Paisaje después de la batalla

Mensajepor Cotton » 28 Jun 2013 12:00

Qué tierno!

Ha hecho que me acuerde del amigo de Poirot. Hace mucho que no leo a Agatha, lo mismo este verano me reencuentro con mi juventud
"No te acerques a una cabra por delante, a un caballo por detrás y a un tonto por ningún lado"
Avatar de Usuario
Jaguar
XV Micro Relatos.
XV Micro Relatos.
Mensajes: 2711
Registrado: 03 Dic 2012 12:30

Re: Paisaje después de la batalla

Mensajepor Jaguar » 28 Jun 2013 17:11

Conocía esa historia, una historia que, como pocas, define la grandeza del amor, capaz de alcanzar en ocasiones límites tan extraordinarios como los de Edith “cuello de cisne”: una mujer desechada por su amante, arrumbada, vencida, y que, pese a todo, se adentra en medio de un infierno de muerte y desolación para dar el último adiós a su amado cubriendo de besos su cuerpo hecho pedazos.

Quizá sea por eso por lo que dicen que no hay fuerza más arrolladora que la que se esconde tras la sérica envoltura del amor, cuya enormidad se fundamenta en que no está sujeta a nada, ni a contrasprestaciones ni a compromisos de ningún género. Se ama y punto. Como amaba Edith. Nada más simple y, en cierto modo, más perturbador.
Avatar de Usuario
Fidalgo
Rara avis
Rara avis
Mensajes: 5853
Registrado: 07 Oct 2012 15:16

Re: Paisaje después de la batalla

Mensajepor Fidalgo » 28 Jun 2013 20:22

Pues sí, en los rudos tiempos medievales había lugar para delicados sentimientos humanos, pese a la dureza de vida, y todos los intentos de la iglesia para embrutecer totalmente al hombre.
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 17618
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Paisaje después de la batalla

Mensajepor lo tio pep » 29 Jun 2013 16:53

Francisco Delicado escribió:Debo a un tratado de literatura medieval inglesa el conocimiento de la batalla de Hastings; supuso el fín de una lengua que nadie habla hoy, el anglosajón, pero a mí, como ya he contado otras veces, me emocionó cierta imagen después de la batalla.
En el 1066 el Duque de Normandía, Guillermo el Conquistador, desembarcó en Gran Bretaña, atacó a las tropas del rey Harold, exhaustas después de repeler el ataque de los vikingos de su casi homónimo el noruego Harald, mató al Rey y se proclamó, a su vez, Rey de Inglaterra.

El complejo idioma sajón, que tenía tres géneros gramaticales (el español tiene dos y ya causa perplejidad a los extranjeros), no volvió a utilizarse; pero tras la batalla, que tuvo lugar en Hastings, los monjes de una abadía cercana quisieron dar sepultura al rey Harold cuyo rostro muy pocos conocían y cuyos signos externos, armadura, corona, ropas, ya habrían sido robados.

Acudieron a una vieja, y repudiada, amante del rey, Edith "cuello de cisne" quien se adentró en el campo de batalla para buscarlo.
Ahí radica la bella dureza de la imagen.
En medio de un campo de batalla, con animales muertos, hombres desmembrados, agonizantes quejumbrosos, y, probablemente, aves de rapiña devorando cadáveres una mujer busca a su amado, que la despreció.
Cuentan que, al verlo, lo cubrió de besos antes de que los monjes tomaran su cuerpo para enterrarlo.

Tal y como en ciertos cuentos de Chéjov uno repara, repentinamente, en que tras un hecho baladí, un acontecimiento cotidiano vulgar, se esconde la honda naturaleza humana, el constante juego de los sentimientos sobre los que uno no puede actuar, así aquella imagen, desvelada mientras leía algo tan árido como las epopeyas del Beowulf o los géneros gramaticales del anglosajón, me llenó de una insospechada ternura.

La mujer, abandonada, despreciada, se adentra en el horror hasta poder besar de nuevo y por última vez al hombre que amó.
Sospecho, como desagradecido varón que soy, que aquel amor no era del todo merecido.

Interesante lo de la lengua, pero quedan rastros importantes, como en castellano quedan rastros del número dual y en catalán de tantas palabras prerromanas y godas (como got y blau, vaso y azul, o Caro o Sort, si ese pueblecito del que tantos dicen que significa suerte y en realidad significa puente) La historia de los pueblos no desaparece tan fácilmente, incluso su recuerdo sobrevive cuando el pueblo ha sido expulsado, y sobrevive en la técnica, la palabra, la gastronomía y la costumbre. Fíjese en los pastelitos empalagosos de nuestra España, las obras de distribución de agua o las palabras empezadas por "al-" sólo por ponerlo fácil y repetir lo que todos sabemos.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Paisaje después de la batalla

Mensajepor Mado » 29 Jun 2013 17:11

lo tio pep escribió:
Francisco Delicado escribió:Debo a un tratado de literatura medieval inglesa el conocimiento de la batalla de Hastings; supuso el fín de una lengua que nadie habla hoy, el anglosajón, pero a mí, como ya he contado otras veces, me emocionó cierta imagen después de la batalla.
En el 1066 el Duque de Normandía, Guillermo el Conquistador, desembarcó en Gran Bretaña, atacó a las tropas del rey Harold, exhaustas después de repeler el ataque de los vikingos de su casi homónimo el noruego Harald, mató al Rey y se proclamó, a su vez, Rey de Inglaterra.

El complejo idioma sajón, que tenía tres géneros gramaticales (el español tiene dos y ya causa perplejidad a los extranjeros), no volvió a utilizarse; pero tras la batalla, que tuvo lugar en Hastings, los monjes de una abadía cercana quisieron dar sepultura al rey Harold cuyo rostro muy pocos conocían y cuyos signos externos, armadura, corona, ropas, ya habrían sido robados.

Acudieron a una vieja, y repudiada, amante del rey, Edith "cuello de cisne" quien se adentró en el campo de batalla para buscarlo.
Ahí radica la bella dureza de la imagen.
En medio de un campo de batalla, con animales muertos, hombres desmembrados, agonizantes quejumbrosos, y, probablemente, aves de rapiña devorando cadáveres una mujer busca a su amado, que la despreció.
Cuentan que, al verlo, lo cubrió de besos antes de que los monjes tomaran su cuerpo para enterrarlo.

Tal y como en ciertos cuentos de Chéjov uno repara, repentinamente, en que tras un hecho baladí, un acontecimiento cotidiano vulgar, se esconde la honda naturaleza humana, el constante juego de los sentimientos sobre los que uno no puede actuar, así aquella imagen, desvelada mientras leía algo tan árido como las epopeyas del Beowulf o los géneros gramaticales del anglosajón, me llenó de una insospechada ternura.

La mujer, abandonada, despreciada, se adentra en el horror hasta poder besar de nuevo y por última vez al hombre que amó.
Sospecho, como desagradecido varón que soy, que aquel amor no era del todo merecido.


Interesante lo de la lengua, pero quedan rastros importantes, como en castellano quedan rastros del número dual y en catalán de tantas palabras prerromanas y godas (como got y blau, vaso y azul, o Caro o Sort, si ese pueblecito del que tantos dicen que significa suerte y en realidad significa puente) La historia de los pueblos no desaparece tan fácilmente, incluso su recuerdo sobrevive cuando el pueblo ha sido expulsado, y sobrevive en la técnica, la palabra, la gastronomía y la costumbre. Fíjese en los pastelitos empalagosos de nuestra España, las obras de distribución de agua o las palabras empezadas por "al-" sólo por ponerlo fácil y repetir lo que todos sabemos.


Muy interesante para mi ésta conversación sobre el uso de las lenguas, aunque el post inicial no vaya de esto.

Hace poco, mediante un privado, un compañero me incentivó a investigar sobre el uso del género gramatical en la lengua castellana. A estas alturas todavía no he sacado nada en claro. Le sugerí que abriera un hilo al respecto, pero parece que mi sugerencia no cuajó. Tampoco creo que sea éste el lugar adecuado para debatirlo, pero en esta conversación han habido dos temas que me han interesado: el tema en si y el uso de la lengua. Espero que hayan mas opiniones sobre ésto último.

A veces, por desgracia para quien abre el hilo, éste cambia de repente de dirección. Suele ser poco recomendable, pero casi siempre inevitable.

A veces el hilo se ramifica y se parte en dos. Espero que ésta sea la opción en este caso.
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 17618
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Paisaje después de la batalla

Mensajepor lo tio pep » 29 Jun 2013 17:23

El castellano tiene cosas interesantísimas y divertidísimas, como que el guardia sea masculino, aunque se trate de una mujer, y la guardia sea femenino aunque sean todos hombres (la guardia en este caso está usado como nombre colectivo) También podemos hablar de agua y mar. Curiosamente todos los casos que recuerdo son en "a" como si recordásemos de la primera declinación latina los nombres griegos que son masculinos.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados