La necesidad de la causa

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3260
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

La necesidad de la causa

Mensajepor Francisco Delicado » 19 Dic 2012 10:22

Creo que uno de los relatos más tristes que he leído alguna vez se llama, precisamente, "Tristeza"; se debe a un inigualable maestro del relato, el ruso Antón Chéjov, y es perfectamente resumible en su desolación; un cochero espera clientes un día en el que comienza a nevar con especial intensidad; consigue algunos, no sé si dos o tres, a todos los cuales trata de contar mientras los desplaza que la semana anterior se le murió su hijo pero ninguno le hace el menor caso ya sea porque andan de juerga ya porque están muy ocupados; cuando la nieve arrecia el cochero ha de volverse a buscar refugio sin haber ganado dinero bastante para comprar un buen forraje para su caballo con el que habla y al que más o menos pide disculpas por darle un alimento peor. Finalmente el cochero se siente reconfortado por poder haber hablado con un ser vivo, con su caballo.

La muerte de su hijo, el inhumano trato que de unos y otros recibe, el pésimo tiempo, la imposibilidad de ganar dinero le hacen refugiarse en el simple contacto de un animal.
Todo el relato está impregnado de una tristeza que entendemos justificada.

Y, aún más, no encontraremos a nadie que no considere que es así. De hecho el colosal dolor que la muerte de un hijo provoca es de por sí suficiente para que no se hable de otra cosa.

Pero la tristeza no siempre tiene una causa concreta y explicable; recuerdo que alguna vez, especialmente en mi juventud, que estuvo marcada por una tristeza apabullante, algún amigo al verme con cara apenada me preguntaba si me había pasado algo; se esforzaba en ir desgranando ciertos elementos externos que, a su juicio, podrían justificar esa tristeza: ¿Se te ha muerto alguien? ¿Estás muy enfermo? ¿No tienes trabajo?; si las respuestas a esos interrogantes no confirmaban la existencia de esas circunstancias tú no podías estar triste.

Esto no es extraño a estos foros que por internet existen; más de una vez he tenido que soportar afirmaciones gratuitas acerca de que me gustaba hacerme el triste y que todo era una pose. No es, por lo demás, lo peor que me han dicho.

Sin embargo, aún con toda la familia viva, sin enfermedades y con trabajo hay mañanas en que las nubes enturbian la luz y, sin poder remediarlo, te sientes melancólicamente triste.

Dicen que cesare Pavese llegó un día a Turín, o alguna otra ciudad italiana, se metió en una habitación de un hotel y comenzó a llamar a sus amigos; ninguno le respondió así que cogió un tubo de somníferos y se lo tomó entero. Nunca pudo volver a llamar a sus amigos, pero tampoco había elementos objetivos externos que justificaran aquel arrebato triste que acabó con su vida.

Tal vez si hubiera encontrado un caballo otro gallo le hubiera cantado.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Gouda
Gateando
Gateando
Mensajes: 37
Registrado: 02 Nov 2012 14:28

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Gouda » 19 Dic 2012 10:35

Ay, Don Paco. Es cierto que nos empeñamos en buscar razones a la tristeza, y que cuando se trata de consolar a alguien apelamos a las más importantes (quizás), olvidando que la tristeza a veces es “porque sí”. Yo a veces lo puedo estar porque no he dormido bien o salió un día gris que me dejó “plof”…tonterías, pero si eres consciente de la razón es más fácil superarlo. Pero a veces es imposible saber por qué, y esa tristeza…yo creo que es la peor.
Si se siente así hoy, sepa que le mando un inmenso abrazo. No sé si consuela, pero reconforta un poquito (espero).
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3260
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Francisco Delicado » 19 Dic 2012 10:42

Bueno, cuando me siento triste, querida Gouda, me meto en política y veo a nuestros chicos gorjeando.
Es fulminante como remedio de la tristeza.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
Don Vito
Cosa Nostra
Mensajes: 9348
Registrado: 11 Oct 2012 14:51

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Don Vito » 19 Dic 2012 10:52

O dicho de otra forma... se mete en política para tocar los cojones, ¿verdad Don Delicado? [img=float-left]http://i.imgur.com/yGhqY.png[/img]
Gouda
Gateando
Gateando
Mensajes: 37
Registrado: 02 Nov 2012 14:28

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Gouda » 19 Dic 2012 11:02

Sí, la transmutación de tristeza en cabreo es a veces un buen remedio. Al menos le saca a uno del ensimismamiento.
Todavía no he entrado en ese foro, pero es que me da una pereza…
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3260
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Francisco Delicado » 19 Dic 2012 11:38

Corleone escribió:O dicho de otra forma... se mete en política para tocar los cojones, ¿verdad Don Delicado? [img=float-left]http://i.imgur.com/yGhqY.png[/img]


Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
Don Vito
Cosa Nostra
Mensajes: 9348
Registrado: 11 Oct 2012 14:51

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Don Vito » 19 Dic 2012 12:58

Francisco Delicado escribió:
Corleone escribió:O dicho de otra forma... se mete en política para tocar los cojones, ¿verdad Don Delicado? [img=float-left]http://i.imgur.com/yGhqY.png[/img]




Pues siga así... gente como usted necesita la política para ser algo mas entretenida si cabe. :bir
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3260
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Francisco Delicado » 19 Dic 2012 13:25

Recuerdo que fue un psiquiatra con el que tuve algunas sesiones quien me hizo ver eso; hay, decía, personas que ven el mundo a machamartillo. Fue esa la expresión que utlizó, aún me queda en la memoria. Personas, me dijo, que han de encontrar una causa para todo y para quienes en la vida todo es como es y no admite vuelta de hoja.

Había una película, una comedia muy antigua, que se llamaba "si hoy es martes, esto es Bélgica"; trataba en clave de humor los viajes turísticos que, hoy, están extendidísimos pero que hace años comenzaban a instaurarse.

El título es significativo; si hoy es tal día, tenemos que estar en tal sitio. Todo está programado y todo sigue una lógica. El lunes estaremos en Francia, el martes en Bélgica y el miércoles en Holanda. Lo que se salga de ahí es erróneo.

Lo que ocurre es que quien viaja así puede que no capte ni la mitad de la cuarta parte de la realidad que le circunda.

Así el mundo en general. Si tienes dinero tienes que ser feliz, si no tienes una enfermedad tienes que ser feliz; si éste es nacionalista, tiene razón, si éste es progre, roba con motivo.

El mundo a machamartillo me decía el psiquiatra y me mandaba unas pastillas que me atontaban.
Pero no me hacían feliz.

Algo que, ya sé, a más de una forera le molesta.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
Telémaco
El Único
Mensajes: 4413
Registrado: 02 Oct 2012 11:36

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Telémaco » 19 Dic 2012 13:25

¿Distinguen bien entre tristeza y/o melancolía? Yo confieso que no siempre.
Que el dinero no da la felicidad, que el sexo estropea la amistad y que no hay mal que por bien no venga lo dijo todo el mismo imbécil.
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3260
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Francisco Delicado » 19 Dic 2012 13:31

Telémaco escribió:¿Distinguen bien entre tristeza y/o melancolía? Yo confieso que no siempre.


Bueno, ésa es la pregunta del millón.

Yo tiendo a pensar que la melancolía es un estado originado por recuerdos; al melancólico le pesa que ciertas cosas no sean ya como fueron; su abatimiento proviene de la comparación entre la realidad que es y la que fue.

El triste, sencillamente, no entiende el entorno; le duele conocer que ocurren cosas inexplicables e injustas para su modo de ver. Y esa sorpresa dolorosa le hace desear no seguir, no continuar con tanto desatino.

Tal vez lo más destacado en común para ambos sea el suspiro. No sé por qué el cuerpo humano responde con suspiros a la melancolía o la tristeza de su mente.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
Don Vito
Cosa Nostra
Mensajes: 9348
Registrado: 11 Oct 2012 14:51

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Don Vito » 19 Dic 2012 14:52

Me da a mí, que es abogado por imposición y no por devoción pero claro, es que a estas alturas no sabe hacer otra cosa y se ha labrado su futuro profesional.
Aim
XI Concurso Fotografía
XI Concurso Fotografía
Mensajes: 443
Registrado: 01 Abr 2004 00:00

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Aim » 19 Dic 2012 15:36

La tristeza es un estado al igual que la melancolía. Es fácil instaurarse en esos sentimientos lo difícil es mantenerse en el lado contrario (sino estaríamos todos ahí). Yo tuve una temporada que por defecto estaba ahí (en la tristeza) constantemente y si algún día por accidente me encontraba en el otro lado echaba de menos enormemente sentirme triste.
Hoy con un poco más de perspectiva sé que era una cuestión costumbre encontrarme en ese estado, sí había motivos suficientemente poderosos como para hallarme allá y no sabia como cambiar de acera. Con el tiempo comencé a cruzar con relativa frecuencia la acera y ahora la más de las veces estoy en medio o si hay suerte en el lado de la felicidad y raramente me dejo estar en ese otro lado obscuro y triste.
Me planteo que mi día depende de mi y mi estado también y sólo me concedo unos pocos segundos tristes, los justos, para apreciar el lugar y darme patadas a mi misma hasta que cambiar de acera.
flickr Aim

Toda bellota tiene el potencial de convertirse en encina
Avatar de Usuario
Don Vito
Cosa Nostra
Mensajes: 9348
Registrado: 11 Oct 2012 14:51

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Don Vito » 19 Dic 2012 15:43

Aventurándome a generalizar, ya que, no acostumbro a ello,e momentos puntuales o fatídicos, todos hemos pasado aunque sea pasajeramente por una situación similar. Lo primero que hay que hacer es intentar estabilizarse... lo demás poco a poco y con paciencia, vuelve todo a su cauce.
eLeyeLe
Sabio
Sabio
Mensajes: 4280
Registrado: 05 Oct 2012 19:54

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor eLeyeLe » 19 Dic 2012 16:57

Es un punto de vista interesante.
Que parece que sin causa no pueda haber tristeza.
Pero es erróneo, desde mi punto de vista. Creo en la causalidad por encima de otras cosas. Mas que el azar, que la fortuna, creo que hay una causa. También es cierto que unas causas pueden resultar mas evidentes que otras, pero precisamente eso es lo interesante o lo original de cada vida... A ver, por qué una persona a la que acompaña la suerte tan evidentemente ( goza de salud, dinero, amor) no lo percibe así?
La prueba es que hay mucha gente feliz con un montón de circustancias desfavorables a su espalda, incluso cargando verdaderas tragedias personales en sus lomos, y es que la causa puede ser invisible a nuestros ojos.
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5343
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor aguamarina » 19 Dic 2012 20:09

Para mí que la melancolía es un estado más constitucional, más ligado al temperamento de cada cual, mientras que la tristeza no tiene tanto que ver con la persona, sino con acontecimientos externos que superan nuestros mecanismos de defensa.

La muerte de una persona querida, por ejemplo, genera tristeza y suele dar lugar a una etapa de duelo más o menos prolongada, pero no implica que deba uno caer por ello en un estado de melancolía.
Avatar de Usuario
Pedritus
III-IV-VIII-XIII-XVIII M. Relatos
III-IV-VIII-XIII-XVIII  M. Relatos
Mensajes: 17343
Registrado: 05 Oct 2012 15:28

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Pedritus » 19 Dic 2012 20:25

aguamarina escribió:Para mí que la melancolía es un estado más constitucional, más ligado al temperamento de cada cual, mientras que la tristeza no tiene tanto que ver con la persona, sino con acontecimientos externos que superan nuestros mecanismos de defensa.

La muerte de una persona querida, por ejemplo, genera tristeza y suele dar lugar a una etapa de duelo más o menos prolongada, pero no implica que deba uno caer por ello en un estado de melancolía.


Aunque la respuesta de Delicado es profunda e inteligente, cautivadora, yo me quedo en el plano más superficial del asunto, y me alineo con aguamarina.
Yo creo también que la melancolía es un estado vital (la palabra melancolía viene del griego, "bilis negra", ya que antiguamente se asociaba este estado con disfunción de los humores hepáticos), una forma brumosa de estar en la existencia, mientras que la tristeza para muchas personas es algo episódico (aunque, tal vez y como decía Antonio Carlos Jobim, la tristeza no tiene fin y la felicidad sí). La tristeza sería, en la melancolía, uno de los síntomas.
Disfrazamos de luto la tristeza por la muerte de un ser querido, mientras que el melancólico está de luto por su vida. Creo yo, vamos.
Il n´y a pas d´amour heureux.
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor greta » 19 Dic 2012 23:31

eLeyeLe escribió:Es un punto de vista interesante.
Que parece que sin causa no pueda haber tristeza.
Pero es erróneo, desde mi punto de vista. Creo en la causalidad por encima de otras cosas. Mas que el azar, que la fortuna, creo que hay una causa. También es cierto que unas causas pueden resultar mas evidentes que otras, pero precisamente eso es lo interesante o lo original de cada vida... A ver, por qué una persona a la que acompaña la suerte tan evidentemente ( goza de salud, dinero, amor) no lo percibe así?
La prueba es que hay mucha gente feliz con un montón de circustancias desfavorables a su espalda, incluso cargando verdaderas tragedias personales en sus lomos, y es que la causa puede ser invisible a nuestros ojos.


Me adhiero a esta razonamiento, siempre hay una causa que coincide con una pérdida, pero así como hay quien se deprime porque ha perdido algo o alguien muy importante, hay quien puede deprimirse por razones menos obvias, como puede ser la caída del cabello o la pérdida de su mascota. Por ello, creo que la causa, más que importante desde un punto de vista objetivo, es significativamente importante para esa persona en concreto. Todo lo psicológico es subjetivo. Por eso mismo, cualquier cosa que produzca una bajada de satisfacción y aumente lo negativo puede producir tristeza intensa.

Francisco Delicado escribió:
Telémaco escribió:¿Distinguen bien entre tristeza y/o melancolía? Yo confieso que no siempre.


Yo tiendo a pensar que la melancolía es un estado originado por recuerdos; al melancólico le pesa que ciertas cosas no sean ya como fueron; su abatimiento proviene de la comparación entre la realidad que es y la que fue.

El triste, sencillamente, no entiende el entorno; le duele conocer que ocurren cosas inexplicables e injustas para su modo de ver. Y esa sorpresa dolorosa le hace desear no seguir, no continuar con tanto desatino.

Tal vez lo más destacado en común para ambos sea el suspiro. No sé por qué el cuerpo humano responde con suspiros a la melancolía o la tristeza de su mente.


También entiendo que la melancolía se relaciona más con el pasado y la comparación entre este y el presente. Por otro lado creo que la tristeza como sentimiento de insatisfacción tiene su origen más en la forma habitual que tenemos de ver el mundo. Existe realismo en la tristeza, pero en mi opinión, el foco de atención está entrenado para orientarse hacia las situaciones más negativas y si estas proliferan, como en estos tiempos de crisis, es más fácil focalizar en los aspectos dramáticos y el pensamiento dicotómico respecto al autoconcepto o respecto al mundo perfecto se dispara.
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Lía » 20 Dic 2012 00:10

El melancólico nace, no se hace. Se perfecciona con el tiempo y los avatares de la vida, pero es un modo de vivirla.

Luego hay días que estás triste y otros no.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26854
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Gloria » 20 Dic 2012 00:13

A veces la tristeza es una enfermedad, entonces, como decía el compañero, llega un psiquiatra y te receta unas pastillas que no te hacen más feliz, ni eliminan la tristeza, ni siquieras dejas de llorar, pero te las tomas y consigues levantarte de nuevo por la mañana.
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Lía » 20 Dic 2012 00:16

El que se levanta es tu otro yo, tu envoltorio, mientras tu otro yo va a trabajar, tú sigues llorando.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
Centeno
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 506
Registrado: 03 Nov 2012 22:47
Ubicación: Andando por el desierto

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Centeno » 20 Dic 2012 01:46

Me he metido en un tema muy profundo para lo apagado que estoy, pero quiero decir que, en mi opinión, una de las principales causas, y quizás la más profunda, de la tristeza es la ausencia del deseo más que la desaparición de lo deseado, esperado o anhelado. No hace falta perder lo deseado ni darnos cuenta que lo deseado es imposible conseguirlo para entristecernos, ya que seguiremos deseándolo, con lo que aún tendremos fuerzas para no entrar en el desanimo, preámbulo de la tristeza. El simple hecho de darnos cuenta que lo deseado dejamos de desearlo basta para que nos embargue la tristeza toda vez que a la pregunta del porqué hemos dejado de desear y querer lo que profundamente hemos deseado y que de alguna manera ese mismo deseo nos hacía, si no felices, si esperanzados, no sabríamos responder.

En este estado de ánimo la tristeza se instaura el algunas personas como un deseo sí mismo ante la ausencia de otros, o por la negación o renuncia de éstos, ya sea de forma más o menos consciente. Una forma de autismo donde la propia tristeza las consuela y conforma. No son victimistas. No buscan compasión ni pretenden inspirar lástima ni pena. En cierto modo son felices en su tristeza como lo puede ser un ermitaño en su soledad.

La tristeza es aún más extraña que la felicidad. La obtención de un deseo o la consecución de una meta pueden provocar la tristeza si no se ve un más allá al que aspirar. La muerte de tu peor y más odiado enemigo te puede sumir en la tristeza, aún matándolo tú. Y en las guerras, cuando estás acaban, miles de personas caen en la tristeza por ello. Creo que la tristeza es el tercer miembro de un terceto musical: amor, odio y tristeza, que trata de mantenernos vivos. Y quizás la felicidad sea la sinfonía que interpretan.

p.d.: Entiendo al cochero de Chéjov porque me pasa a mí lo mismo con mi camello.
Entiendo mejor a mi camello que a mi tribu.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26854
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Gloria » 20 Dic 2012 02:19

Centeno escribió:una de las principales causas, y quizás la más profunda, de la tristeza es la ausencia del deseo más que la desaparición de lo deseado, esperado o anhelado.


[align=justify]Si entiendo por deseo, anhelos, ganas, aspiraciones y demás, le doy la razón. Pero claro, eso sólo serían síntomas, no la causa. Por lo que apuntando al título, lo jodido será cuando se invierte el paradigma, cuando hay que buscar una causa para esa tristeza. Porque aún reconociendo que hay muchas tipologías de caracteres, la tristeza debe tener un fundamento, una causa, necesita de un porqué, de una razón. De lo contrario, cuando la tristeza es simplemente endógena, estamos hablando no de una opción como alguien ha apuntado por ahí, sino de una enfermedad.

Yo tiendo a ser muy prosaica, por lo que pienso que la melancolía puede ser una pose, un rasgo del carácter, y la tristeza es un estado anímico que puede ser sintomático, repito, de una enfermedad.

Además, los moradores de torres de marfil que suspiran endechas, son sólo eso, literatura.[/align]
Avatar de Usuario
Centeno
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 506
Registrado: 03 Nov 2012 22:47
Ubicación: Andando por el desierto

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Centeno » 20 Dic 2012 02:54

No creo que la tristeza sea una enfermedad en sí misma, Florisea. Por otra parte discrepo con su concepto de causa. Creo que es al contrario. Como consecuencia (a cuasa) de un hecho o acto o por la falta del hecho o el acto se produce en usted un acontecimiento (efecto): la tristeza, por ejemplo, no al revés. Del mismo modo que usted se siente feliz a causa, por ejemplo, de que le ha tocado la lotería, o infeliz por que no le ha tocado..

Si llevamos la tristeza al extremo de la patología para hablar de ella como la depresión en la que puede derivar, deberíamos hacer lo mismo con el amor, la felicidad y demás sentimientos llevados al extremo. Hay amores que matan y te matan y personas patologicamente felicies porque carecen, entre otros sentimientos, de el de remordimiento y el de la culpa.

Feliz noche. Hasta mañana.

p.d.: Nos obstante si usted quiere que consideremos síntoma como seudónimo de efecto, y por tanto considerar a la tristeza un síntoma, no hay inconveniente, pero eso también sería válido para los demás sentimientos o emociones que nos causa la vida. En lugar de decir que uno se siente emamorado podríamos decir que uno padece síntomas de amor.
Entiendo mejor a mi camello que a mi tribu.
Avatar de Usuario
Jaguar
XV Micro Relatos.
XV Micro Relatos.
Mensajes: 2719
Registrado: 03 Dic 2012 12:30

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Jaguar » 21 Dic 2012 17:09

Para mí la melancolía es un tipo especial de tristeza cuyos síntomas más característicos serían la sensación de apatía y dejadez, como si de repente el mundo pesase como el plomo y careciésemos tanto de fuerzas como de ganas para soportarlo, de modo que nos dejamos caer y llevar por una especie de corriente fría donde el color se reduce a vagas tonalidades de gris y todo el paisaje circundante no pareciera sino flotar como si de un irreal espejismo se tratara. Es una tristeza como soñolienta, como si los párpados pesasen (de "párpados pesados como juicios" habla Benedetti en su poema "No te salves") y la pereza se inoculara en la sangre a modo de inclemente virus.

Reconozco que soy muy proclive a padecer ese tipo de brotes de melancolía, aunque por fortuna no suelen durarme demasiado. De hecho, puedo pasar de la melancolía a la euforia y viceversa no ya en cuestión de días, sino de horas dentro de un mismo día, y a veces sin siquiera una razón concreto que motive tales estados de ánimo...

Por otro lado, resulta cuando menos paradójico que sea en esos periodos melancólicos cuando de ordinario tienda a acentuarse más la capacidad creativa, como si se activara algún ignoto mecanismo en el cerebro que actuase a modo de canto de sirena para las musas y éstas, atraídas por tan eufónico son, se colasen en el alma a través de escondidos intersticios que la propia melancolía se hubiese encargado de abrir.
Avatar de Usuario
Vipor
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 605
Registrado: 11 Jun 2012 19:51
Ubicación: En la piltra

Re: La necesidad de la causa

Mensajepor Vipor » 23 Dic 2012 02:11

Les encuentro raros, oigan.

Quizá sea porque no conozco la tristeza, y apenas la melancolía. Ni cuando regresé un día del trabajo y encontré que mi ex me había dejado las maletas -llenas con mis cosas, a ver si me explico- en la puerta de casa (por fuera, claro está); ni cuando murieron mis padres, que a ambos decesos asistí; ni ahora, cuando mi hijo lleva cinco años sin hablarme, no me he sentido ni siento triste. Ni siquiera me entristece no conocer a mis dos pequeños nietos, cosa que me trae al fresco. ¿Qué me pasa, doctor?, porque debo ser un enfermo.

Tal vez sea que uno es feliz como los tontos de pueblo, o de ánimo granítico al que nada derriba, o simplemente estólido, pero es el caso que preocupación por mis carencias o fracasos sí, pero nunca he sentido tristeza. Quizá respondo al poema aquel de Kipling, 'If', uno de cuyos fragmentos decía aquello de tratar al éxito y al fracaso como a dos impostores.

En fin, quizá esta incapacidad para experimentar los conmovedores sentimientos humanos, para disponer de una sensibilidad accesible al encontrarse anímicamente mal, sea una de las razones que me impiden escribir nada que se aleje de la reflexión. Me encantan la novela y el relato, pero me suena demasiado frívolo usar las discurrideras para intentarlos.
El hombre no ha construído nada más duradero que un libro.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado