Los últimos Ordóñez.

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Burladero
II Micro Relatos.
II Micro Relatos.
Mensajes: 704
Registrado: 02 Oct 2012 21:22
Ubicación: Burdel "El Pato Rojo"

Los últimos Ordóñez.

Mensajepor Burladero » 14 Oct 2012 21:21

-


Es de Ronda y se llama Cayetano. De esta forma comienza una inmortal crónica taurina, referente del periodismo, sobre la Tauromaquia. Su autor, un grande, Gregorio Corrochano, en la escrito, glosa a Cayetano Ordóñez Aguilera, conocido por “El Niño De la Palma”. El torero inmortalizado por Ernest Hemingway. Creador de la saga torera de los Ordoñez.

Estos días se han retirado de los ruedos los dos últimos Ordoñez, por sus venas corre toda la historia de la Tauromaquia. Bisnietos, nietos, hijos, hermanos, primos, sobrinos de toreros. Ellos entroncan a los Ordoñez, a los Dominguín y a los Riveras. Casi nada. Dinastía solo superada en calidad por los Bienvenida, me perdone Antonio Ordoñez un auténtico maestro.

Los nietos de Antonio e hijos de Paquirri, si quitamos la referencia dinástica, no pasaran, con mayúsculas, a la historia del toreo. El apellido y las hazañas de su madre le encubro, muy por encima de sus cualidades artísticas y su dominio de los tercios.

La historia del torero, la cupletista, la muerte en el ruedo, la madre dominadora de la presa del corazón, la boda con la aristocracia de rango abolengo, fueron decisivas en sus carreras.

El primero, custodiado y enseñado por su abuelo, prometió mucho en sus primeros tiempos. Desde el principio era conocido en los ambientes sevillanos por su fama de putero, su facilidad para tirarse todo que llevara falda, no importando la apariencia ni edad, A punto estuvo de no poder presentarse en Sevilla, dicen, por una patada en todos los huevos propinada por un novio, o un marido celoso. La inflamación de huevos, le imposibilita vestir la taleguilla del vestido de torear. No aporto nada, un torero sobre unas portentosas piernas, que facilitaban marcharse de la cara del toro. Cuando cogía la muleta, desaparecía como torero. Uno más y con cierta vulgaridad, si exceptuamos algunos momentos con el capote.

El segundo de los hermanos, fue un invento, un producto de márquetin diseñado por Manzanares y su tío Curro Vázquez. Apareció en el planeta de los toros muy tarde, a los veintiocho años, edad que muchos empiezan a soñar en retirarse. Su nombre fue aupado por cantidad de críticos (nunca sabremos que recibieron a cambio), y solo disponía de una falsa hondura.

Fue llevado muy bien profesionalmente, Cuando los novilleros no cobran, sino que pagan por torear, él facturaba sesenta mil euros crudos, casi todas las tardes. Para evitar compromisos serios, se presentó muy tarde en las grandes plazas, las que marcan la diferencia. Ninguno de los dos hermanos tiene en su currículo triunfos rotundos, en las plazas especiales y de primera, con responsabilidad,

Cayetano, sin oficio ni beneficio, llevaba un camino de convertirse en un vago gigoló, sin oficio ni beneficio. Solo una figura esbelta y unos ojos verdes. La publicidad en el mundo de la moda, la figura emblemática de grandes firmas como Armani. En diez años dispone de una gran fortuna, sin correr excesivos riesgos, al igual que su otro hermano.

Nada que se pueda comparar a Antonio Ordoñez, al gran Paquirri, Luis Miguel Dominguín, Curro Vázquez, Paco Alcalde y otros tantos familiares.

Se van, los aficionados no les vamos a echar en falta.

Vaya por delante mi respeto por todos los toreros, el riesgo y perder la vida, está ahí, desde que pisan el albero al sonido de los timbales y trompetas.



.
Avatar de Usuario
Telémaco
El Único
Mensajes: 4412
Registrado: 02 Oct 2012 11:36

Re: Los últimos Ordóñez.

Mensajepor Telémaco » 14 Oct 2012 23:57

El mundo taurino no es algo que yo siga habitualmente, le digo la verdad, pero a estos dos personajes es imposible no encontrárselos en todos los medios. He leído su crónica con interés, porque lo que Vd. nos cuenta es algo que, sin detalles, ya sospechábamos hasta los más profanos.
Que el dinero no da la felicidad, que el sexo estropea la amistad y que no hay mal que por bien no venga lo dijo todo el mismo imbécil.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados