Los embates del deseo

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Jaguar
XV Micro Relatos.
XV Micro Relatos.
Mensajes: 2711
Registrado: 03 Dic 2012 12:30

Los embates del deseo

Mensajepor Jaguar » 16 Jun 2013 18:01

Supongo que, con mayores o menores reservas, casi nadie osa poner en duda que la mera circunstancia de tener una pareja estable no constituye de por sí salvaguarda alguna contra la atracción o el deseo hacia un tercero (o cuarto, o quinto, o duodécimo) en discordia. Ahora bien, frente a esas embestidas del deseo, ¿resulta preferible apartarse o, por el contrario, abrir los brazos a su encuentro? No cabe duda que resulta ésta una cuestión peliaguda a la que cada cual ofrecerá una respuesta sobre la base de sus particulares convicciones y principios de índole moral o ética. Quienes me conocen (Flori, Pastinaca y no sé si algún/a otro) saben que soy un hedonista convencido que no le hago ascos a casi nada de lo que me pueda en un momento dado procurar felicidad o placer, de manera que mi parecer en esta cuestión ha de resultar por fuerza un tanto viciado (que no vicioso). Es por ello por lo que me agradaría contrastarlo con otros más mesurados.

Hay quienes consideran que, con independencia de que se mantenga una relación puntual de pareja, resulta de necios cerrar los ojos al amor, al deseo o a cualquier otra emoción estimulante, emociones que son en sí mismas (o deberían al menos serlo) fuente de dicha y goce, por más que en determinados casos, todo sea dicho, puedan también serlo de soberanos quebraderos de cabeza. Otros sostienen, en cambio, que dominar esa clase de deseos es lo que precisamente nos eleva a la condición de seres humanos, diferenciándonos en ese aspecto de los meros animales, que se moverían tan solo por instinto.

En lo que a mí respecta, tengo que confesar que me siento mucho más identificado con la primera que con la segunda de las posiciones, aun siendo sumamente respetuoso con ambas, como no podía ser de otro modo. A mi juicio, el hecho de que alguien te provoque atracción, incluso que llegue a atraparte en las fragosas redes del amor, resulta, además de perfectamente natural, algo estimulante y sugestivo al máximo, no en vano el deseo (y el amor como ramificación más afianzada del mismo) vendría a ser la pimienta y salsa encargadas de dar una especial sazón a la vida, haciendo de ella un plato capaz de alcanzar las más elevadas excelencias. ¿Por qué entonces reprimir el empuje del deseo y cercenar sus alas incluso antes de que hayan llegado a florecer? ¿Por qué poner freno a las pasiones cuando estas acostumbran a traer sus alforjas llenas de exquisitos manjares?

Reconozco que ese tipo de renuncias no va con mi manera de entender la vida, supongo que porque soy de los que piensan que ésta se compone únicamente de momentos y que desperdiciar los que vienen aderezados con la necesaria pimienta y las más deliciosas salsas no es de buenos gourmets que se diga. Quizá por ello aplaudo aquel viejo apotegma que viene a decir que “no existe mejor forma de vencer una tentación que dejarse arrastrar por ella”. El caso es que sin salsa y sin pimienta la vida tiende a adquirir una densa textura de tedio y rutina, peligrosa en cuanto a tal, pues ¿acaso alguien quiere que la rutina y el tedio se encastillen dentro de sí mismo? No niego que de vez en cuando venga bien un poco de rutina, una navegación tranquila sobre aguas calmas que permitan disfrutar del sereno paisaje que servir pueda de marco a la travesía de la vida, pero más allá de eso, lo que realmente provoca verdaderas descargas de dopamina, serotonina, adrenalina y otras muchas de esas extrañas “inas” que contienen la ambrosía de la felicidad no es sino acometer esas otras procelosas aguas que de cuando en cuando aparecen frente a nuestra nave con toda su incontenible pujanza, aun incluso con el riesgo implícito que supone terminar ahogados en ellas.

Sea como sea, abogo por disfrutar cada experiencia al máximo y sin remordimientos sobrevenidos (siempre que esto último sea posible, obviamente, ya que los remordimientos actúan, por desgracia, al margen de nuestra santa voluntad), y con tan legítimo fin dar rienda suelta a nuestras pasiones, a nuestros deseos, a nuestro instinto en definitiva. Y en caso de rechazar tan estimulante reclamo, que sea porque tenga cada uno el pleno convencimiento de que no le resultarán provechosos, porque de verdad prefiera las aguas plácidas (que tan respetable y válida es una postura como la contraria), no porque así lo establezcan normas que impongan la sumisión a rancios prejuicios, espurios dogmas o adulterados convencionalismos. La vida son al fin y al cabo dos días mal contados y, desde mi punto de vista, todo lo que dejemos pasar en ella sin disfrutarlo convenientemente, habiendo tenido ocasión de hacerlo, es un desperdicio, algo que posiblemente nos atormente además el día de mañana, cuando ya no exista posibilidad alguna de dar marcha atrás.
eLeyeLe
Sabio
Sabio
Mensajes: 4280
Registrado: 05 Oct 2012 19:54

Re: Los embates del deseo

Mensajepor eLeyeLe » 16 Jun 2013 18:50

Bueno, el problema sería la fidelidad. Si se tiene un pacto de fidelidad, el deseo a otros se focaliza en fantasías o en ideales incumplidos. Pero se descarta...

El otro día filosofábamos delante de unos wiskis, unos cuantos, sobre ese tema. Un amigo, que se niega a renunciar a ningún plan futuro uniendose a una mujer, me decía que su pareja debe asumir esa tendencia suya a no perderse nada, dicho en fino, o a tirarse todo lo que se le ponga a tiro, dicho en basto...si su pareja lo asume, pues fetén le decia yo, pero el problema está en que el da a entender que tiene relaciones monógamas. O presuntamente monógamas. Y de ahí le vienen las broncas...
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 16 Jun 2013 18:53

Jaguar escribió:Quienes me conocen (Flori, Pastinaca y no sé si algún/a otro) .



Algún otro, algún otro...
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10400
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Dae » 16 Jun 2013 19:07

Siempre he sido una defensora acérrima de la fidelidad. Hasta que me tuve que comer mis palabras...
La verdad es que ahora pienso en que no hay que tener ideas preconcebidas y que hay que ir actuando según vayan surgiendo las cosas.
Cruzo los dedos para que no me surjan mucho y si me surgen pues procuro poner en práctica eso que dices tú:

Jaguar escribió:
Sea como sea, abogo por disfrutar cada experiencia al máximo y sin remordimientos sobrevenidos
Avatar de Usuario
Estela
La dama de noche
La dama de noche
Mensajes: 6193
Registrado: 18 Nov 2012 10:42

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Estela » 16 Jun 2013 19:30

Pues a mí el texto de don Jaguar me parece el texto de los cobardes. El manido pasión sobre razón. A mi pareja que no me la toque nadie que la quiero mucho, pero yo hago lo que me da la gana. Pues vale. El mundo está lleno de lo mismo. Nada cambia.

:rosa:
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10400
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Dae » 16 Jun 2013 19:37

Pero Jaguar no ha dicho nada sobre su pareja, verdad?
Yo en ningún momento he durado de que defiende para ella lo mismo que para él.
eLeyeLe
Sabio
Sabio
Mensajes: 4280
Registrado: 05 Oct 2012 19:54

Re: Los embates del deseo

Mensajepor eLeyeLe » 16 Jun 2013 19:52

Dae, cuéntenos como se tuvo que comer sus palabras, ande...
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Pastinaca » 16 Jun 2013 20:22

Una pareja es un contrato. De facto o escrito. Si en el contrato figura la posibilidad de las parejas abiertas, perfecto. Si no, se rompe el contrato.

Lo que no puede ser es estar al plato y a las tajadas.

Otra cosa sería el debate sobre por qué nos molesta la infidelidad. Biológicamente, no hay ningún otro simio¹ que practique la monogamia. Luego parece ser una cuestión exclusivamente cultural.

Y una cosa más, dónde se sitúa el límite entre lo perdonable y la infidelidad manifiesta.


¹ En algunos sitios se propone el gibón, pero no hay unanimidad.
Avatar de Usuario
Estela
La dama de noche
La dama de noche
Mensajes: 6193
Registrado: 18 Nov 2012 10:42

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Estela » 16 Jun 2013 20:30

Dae escribió:Pero Jaguar no ha dicho nada sobre su pareja, verdad?
Yo en ningún momento he durado de que defiende para ella lo mismo que para él.


Ah, pues entonces, vale. Nada que objetar. Faltaría más.

:rosa:
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 16 Jun 2013 21:02

Pastinaca escribió:Una pareja es un contrato. De facto o escrito. Si en el contrato figura la posibilidad de las parejas abiertas, perfecto. Si no, se rompe el contrato.

Lo que no puede ser es estar al plato y a las tajadas.

Otra cosa sería el debate sobre por qué nos molesta la infidelidad. Biológicamente, no hay ningún otro simio¹ que practique la monogamia. Luego parece ser una cuestión exclusivamente cultural.

Y una cosa más, dónde se sitúa el límite entre lo perdonable y la infidelidad manifiesta.


¹ En algunos sitios se propone el gibón, pero no hay unanimidad.


Imagino que hablamos de infidelidades sexuales, digo yo, y molesta, creo yo, por cuestiones culturales.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 16 Jun 2013 21:10

[align=justify]"En sus años mozos le pareció un intolerable escándalo que no fueran suyas todas las mujeres. Me explico -él no puede explicarse ya-: no era asunto de seducción; gustó, como otro cualquiera, a esas dos, siete, treinta o cien mujeres que a cada cual corresponden según sea su estatura, su rostro, su ingenio. No, lo que lo endemoniaba, por la calle, entre bastidores y en los comercios, en la mesa de todos cuantos lo recibieron, entre los príncipes y en los jardines, doquier pasan las mujeres, en fin, era el no poder disponer de una de ellas, la esposa del mecenas, una niña o una puta vieja, señalarla con el índice y que, en viendo ese gesto, acudiese y se brindase de inmediato, y que él, tendiéndola allí mismo o llevándosela a otro lugar, la gozase no menos de inmediato. Y me sigo explicando: no se trataba de obligarlas a nada, no; sino que ellas lo apeteciesen como él las apetecía, de forma indiscriminada y absoluta, de que ese deseo las privase de todo razonamiento, como también lo privaba a él, de que corriesen, en fin, espontáneamente hasta lo hondo del bosque y mudas, inflamadas, sin resuello, se aprestasen para que él las consumiese sin más rodeos. Eso fue lo que me dijo, efectivamente, aquella noche de julio, entre dos ataques de tos, y con mayor crudeza de la que pongo yo en narrarlo: quería tener bula; esa entrega múltiple a la que aspiraba se la debían, aunque no me dijo en pago de qué deuda, pero nunca la cobró y era deuda tan tremenda y de tal gran desfachatez que a él mismo le daba risa; nunca la reclamó; quería callar, quería que se le ofrecieran ellas en pago de ese silencio y ser la única mano en todos esos vestidos, sin más comentario que ese, chispeante como un lenguaje, de la seda remangándose en el instante enardecido. No cobró ni un escudo, por descontado, quería demasiado o demasiado poco. Quizá en eso era todos los hombres; mi estado no me permite opinar y, además vivo retirado."[/align]


Pierre Michon, Señores y sirvientes. Capítulo dedicado al pintor francés Antoine Watteau.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10400
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Dae » 16 Jun 2013 21:53

eLeyeLe escribió:Dae, cuéntenos como se tuvo que comer sus palabras, ande...


Es largo y aburrido. Carente de interés...
Avatar de Usuario
Silencio
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 892
Registrado: 29 May 2013 22:35

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Silencio » 16 Jun 2013 22:41

Cada uno que viva el AMOR, el sexo o el revolcón como quiera, pero siempre bajo el respeto mutuo, que lo manifiesten así, a la otra parte implicada, si es que hay compromiso de fidelidad y sino, pués que se autoricen mutuamente sus respectivas infidelidades.

P.D. Hay que ser mucho hombre/mujer para manifestar abiertamente, autorizo a mi pareja a que me sea infiel y viceversa
Esto no es engañar.
Avatar de Usuario
Estela
La dama de noche
La dama de noche
Mensajes: 6193
Registrado: 18 Nov 2012 10:42

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Estela » 16 Jun 2013 22:43

Florisea escribió:
Pastinaca escribió:Una pareja es un contrato. De facto o escrito. Si en el contrato figura la posibilidad de las parejas abiertas, perfecto. Si no, se rompe el contrato.

Lo que no puede ser es estar al plato y a las tajadas.

Otra cosa sería el debate sobre por qué nos molesta la infidelidad. Biológicamente, no hay ningún otro simio¹ que practique la monogamia. Luego parece ser una cuestión exclusivamente cultural.

Y una cosa más, dónde se sitúa el límite entre lo perdonable y la infidelidad manifiesta.


¹ En algunos sitios se propone el gibón, pero no hay unanimidad.


Imagino que hablamos de infidelidades sexuales, digo yo, y molesta, creo yo, por cuestiones culturales.


Pues yo creo que no es por cuestiones culturales, Florisea. Es más simple que todo eso: molesta si te exigen lo mismo. No vale uno sí y el otro no. En uno es normal porque es hombre y ya se sabe y en una mujer es una guarra como dice ahora la gente joven. ¿A qué seguimos jugando? O se cumple lo pactado o se rompe la baraja. Sigue existiendo tener una pareja estable, una familia, y si te surge una aventura el ¿por qué no si simplemente es sexo...? Si una persona es incapaz de mantener su palabra con la otra, carretera y puerta. Y a asumir las consecuencias.

:rosa:
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 16 Jun 2013 22:55

Pero por qué se le da tanta importancia a la infidelidad sexual? Yo creo que era lo que planteaba Jaguar, no?

Obviamente las premisas que se plantee cada pareja son simplemente las suyas, Estela, y estoy contigo en que no vale para mí lo ancho y tú te quedas con lo estrecho...

La monogamia, a mí modo de parecer es una construcción artificial, cultural.

Personalmente veo mucho más peligrosas otro tipo de infidelidades que no son precisamente las sexuales.
Avatar de Usuario
Silencio
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 892
Registrado: 29 May 2013 22:35

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Silencio » 16 Jun 2013 23:01

Florisea escribió:
Personalmente veo mucho más peligrosas otro tipo de infidelidades que no son precisamente las sexuales.



Por ejemplo ?
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 16 Jun 2013 23:13

La falta de sinceridad, de lealtad. Y sí, también se puede extrapolar al nivel sexual, claro. A mí lo que me jodería realmente, sería que mi pareja simultaneara dos relaciones sentimentales.
Avatar de Usuario
Silencio
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 892
Registrado: 29 May 2013 22:35

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Silencio » 16 Jun 2013 23:18

Florisea escribió:La falta de sinceridad, de lealtad. Y sí, también se puede extrapolar al nivel sexual, claro. A mí lo que me jodería realmente, sería que mi pareja simultaneara dos relaciones sentimentales.




Para la infidelidad sólo la veo en el AMOR, o bien, en relaciones de pareja, del tipo revolcón, derecho a roce, con un compromiso acordado por ambas partes, que mientras dure lo que tenga que durar, sólo sexo con ellos. Una noche, pués una noche, una semana, pués.... y así...

El resto de situaciones personales, laborales, pienso se dará de todo, menos infidelidad. Es una palabra que exclusivamente la veo hoy por hoy unida a la pareja y con compromiso previo por ambas partes.

Buenas noches !
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 16 Jun 2013 23:21

Yo es que no veo tanta gravedad en ello, no lo puedo remediar... :dragon
Avatar de Usuario
Estela
La dama de noche
La dama de noche
Mensajes: 6193
Registrado: 18 Nov 2012 10:42

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Estela » 16 Jun 2013 23:32

Florisea escribió:Yo es que no veo tanta gravedad en ello, no lo puedo remediar... :dragon


Son los cuernos de toda la vida, Florisea, no le des más vueltas. Los hay y las hay que viven más felices así, pues bueno, cada cual que viva a su manera. Lo que pasa es que me parece vivir en la falsedad y la mentira. ¿Por qué las personas que necesitan tener esa libertad siguen atadas a sus parejas? Para mí, insisto, es purita cobardía. Les da miedo perder la estabilidad, la casa, los hijos, la cama caliente, y eso es lo que me fastidia.

:rosa:
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Los embates del deseo

Mensajepor greta » 16 Jun 2013 23:50

Pues yo creo que se entiende perfectamente el hedonismo y el deseo sexual como una de las expresiones más importantes de lo que uno es, pues se está vivo para aprovechar todas las oportunidades para sentir y disfrutar, viviendo intensamente el poder compartirlo.

Lo peliagudo de la decisión, a mi parecer, cuando se desea a un tercero, es lo que a medio o largo plazo supone para la persona que tiene el compromiso y para la persona con la que se ha comprometido.
Creo que sentir deseo hacia otra persona cuando se tiene pareja, es algo que se da porque así es la vida, que te coloca en muchas situaciones para que uno sienta y decida libremente según su querencia. Por ello se comprende que alguien pueda encontrarse en esa circunstancia. El deseo siendo natural, sería entonces diferente a la decisión que, como ya se comentado, debe ser responsable. La cuestión es qué supone a medio o largo plazo. Si realmente se quiere estar con quien se está, aquello que te puede ofrecer el sexo con otra persona, ¿suple realmente todo lo que se tiene con tu compañero de vida y por un buen bocadito se corre el riesgo de perder todo lo que uno es y tiene con la persona que está compartiendo su vida, que está a su lado?

En el caso del engaño, estoy de acuerdo en que se trata de una gran falta de respeto hacia la persona con la que se ha establecido el compromiso. Y si cada uno va por su lado, a sabiendas de que se le es infiel, se está junto al otro por conveniencia, por cariño, por apego, o por razones más de índole práctico. Y en ese caso considero que se puede dar la posibilidad de que en el disfrute sexual, alguien, en lugar de comerse un cordero asado (perdón por la comparación, no me ha salido otra... ), acabe en algún momento enamorándose real y profundamente de la tercera persona. Ahí sí me parece que ahí hay un dilema importante, pues es bastante probable que, con dolor, acabe abandonando a su esposo o esposa , porque muy pocos renunciarían a una persona, con la que alguien se complementa en todos los aspectos, por un contrato o por aspectos puntuales que puede que pasaran a ser más secundarios a partir de ese momento.
Avatar de Usuario
Estela
La dama de noche
La dama de noche
Mensajes: 6193
Registrado: 18 Nov 2012 10:42

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Estela » 17 Jun 2013 00:14

Yo creo, greta, que se llega a eso cuando la relación de la pareja no es la del principio. Cuando el tiempo va haciendo mella en la ilusión y la pareja se convierte en costumbre. Y ahí, en ese momento, si ocurre, es cuando se ha de ser honesto y hacer uso de la libertad que nos ha sido dada. Pero mantener a escondidas relaciones sexuales o no sexuales para mí es falta de honestidad, puro egoísmo y es la forma de sobrevivir cuando en un país no hay divorcio. Con lo fácil que es hacer tu santa voluntad sin que nadie te pida cuentas.

Buenas noches.

:rosa:
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Los embates del deseo

Mensajepor greta » 17 Jun 2013 00:32

Hola Estela :saludo:

Estela escribió:Yo creo, greta, que se llega a eso cuando la relación de la pareja no es la del principio. Cuando el tiempo va haciendo mella en la ilusión y la pareja se convierte en costumbre.


Me parece cierto esto que comentas. La costumbre, el aburrimiento, los conflictos familiares… que son realmente pruebas y que llegan a matar el deseo. Sin embargo, hay parejas, yo conozco varias, que no se resienten y continúan juntas porque tienen una buena comunicación a varios niveles, comparten muchas cosas en común, tienen parcelas privadas y se quieren.

Estela escribió:Y ahí, en ese momento, si ocurre, es cuando se ha de ser honesto y hacer uso de la libertad que nos ha sido dada. Pero mantener a escondidas relaciones sexuales o no sexuales para mí es falta de honestidad, puro egoísmo y es la forma de sobrevivir cuando en un país no hay divorcio. Con lo fácil que es hacer tu santa voluntad sin que nadie te pida cuentas.

Buenas noches.

:rosa:


Completamente de acuerdo, yo lo veo así también...

Buenas noches :wink:
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26814
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Gloria » 17 Jun 2013 08:01

Estela escribió:
Florisea escribió:Yo es que no veo tanta gravedad en ello, no lo puedo remediar... :dragon


Son los cuernos de toda la vida, Florisea, no le des más vueltas. Los hay y las hay que viven más felices así, pues bueno, cada cual que viva a su manera. Lo que pasa es que me parece vivir en la falsedad y la mentira. ¿Por qué las personas que necesitan tener esa libertad siguen atadas a sus parejas? Para mí, insisto, es purita cobardía. Les da miedo perder la estabilidad, la casa, los hijos, la cama caliente, y eso es lo que me fastidia.

:rosa:


Que no, leñe, que yo pretendo que se respete mi individualidad, el compromiso de un proyecto de vida, yo que sé. Yo no veo la gravedad inconmensurable en un, llamémoslo, devaneo. Hombre, me jodería que se fuera a vivir con ese devaneo, que no soy de piedra.

Yo sé el lugar que tengo, y espero que mi pareja tenga muy claro, el lugar que ocupo yo, como yo sé el que ocupa él, ¿no? Y mientras que nadie me quite ese lugar, no veo la gravedad, de verdad.
Avatar de Usuario
Jaguar
XV Micro Relatos.
XV Micro Relatos.
Mensajes: 2711
Registrado: 03 Dic 2012 12:30

Re: Los embates del deseo

Mensajepor Jaguar » 17 Jun 2013 10:10

No creo que hiciera falta explicar que lo que escribí iba referido tanto a hombres como mujeres, sin ningún tipo de discriminación por género. Lo aclaro luego de leer algún que otro comentario sobre "leyes del embudo" y similares que me ha resultado curioso y ciertamente sorprendente.

Por lo demás, respecto a lo que comentáis sobre contratos y cláusulas a convenir en el seno de una pareja, mi opinión es que cuando se habla de personas y relaciones sentimentales, este tipo de convenciones no acostumbran en realidad a darse, sin perjuicio de lo que a posteriori pueda surgir. Quiero decir que no conozco a nadie que vaya a iniciar una vida en común con otra persona y ya de antemano se estén diciendo el uno al otro: “mira, niño/a, si surge la ocasión, nos ponemos los cuernos sin mayor problema, ¿de acuerdo?”. Es posible que suceda en algunas parejas muy liberales, pero no es lo habitual. Lo habitual es que el enamoramiento y la ilusión que suele acompañar los prolegómenos de toda relación sentimental impidan contemplar la posibilidad de que en un futuro puedan sobrevenir tentaciones carnales, de modo que tal posibilidad no acostumbra a plantearse ni mucho menos se establecen cláusulas condicionantes para tales supuestos.

Pero, como suele decirse, la vida da muchas vueltas y esas tentaciones pueden surgir finalmente. De eso iba precisamente el hilo que abrí. Y es en ese momento preciso donde hay que tomar las decisiones que sean, decisiones que no vendrán la mayoría de las veces en el famoso “contrato”. Habrá quienes prefieran recular (respetable) y habrá quienes prefieran lanzarse a la piscina (respetable asimismo), y dentro de estos últimos habrá quienes prefieran sincerarse (respetable) y habrá quienes, por las razones que sean, preferirán mantener el secreto (también respetable). Yo es que me niego a juzgar a nadie en este tipo de cuestiones, menos aún a hablar de cobardías, faltas de respeto, deshonestidades, felonías, etc, a fin de cuentas cada pareja es un mundo, como lo es también cada persona, con sus condicionantes y situaciones particulares que tiran de un lado o de otro y que son perfectamente respetables.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados