Los cuentos de mi joven Padawan

Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 11 Jul 2016 21:58

EL ÁRBOL ROJO. Shaun Tan. BFE.

Imagen

Es una historia sin una narrativa definida. Es una serie de mundos imaginarios distintos en forma de imágenes autónomas que invitan a los lectores a extraer su propio significado en ausencia de cualquier tipo de explicación escrita. Como concepto, el libro se inspira en el impulso de los niños y adultos para describir sentimientos mediante metáforas: monstruos, tormentas, la luz del sol, el arco iris, etcétera. Superando los clichés, intenté crear imágenes que exploraran las posibilidades expresivas de este tipo de imaginación compartida que pudiera resultar extraña y familiar a la vez. Una jovencita sin nombre aparece en todas las imágenes como un sustituto de nosotros mismos. Pasa, sin poder hacer nada, por malos momentos hasta que acaba por encontrar algo esperanzador al final de su viaje.



Imagen

A veces el día empieza vacío de esperanzas. Shaun Tan nos describe el día de una joven, retratando un mundo de sueños en el que lo fantástico se transforma en realidad, un viaje desde la desesperación a la esperanza.



Imagen

La joven camina cabizbaja por las calles de un mundo surreal, nadie entiende nada, el mundo es una máquina sorda sin sentido ni lógica. Los problemas llegan todos de golpe y las experiencias maravillosas se escapan. El futuro se percibe como una amenaza y la soledad se suma a la confusión. Sin embargo cuando parece haber perdido toda ilusión aparece inesperadamente, misteriosa y luminosa, la esperanza. Un álbum poético y esperanzador.



Imagen

El árbol rojo ganó el premio Patricia Wrightson en los NSW Premier’s Book Awards, y recibió el premio «le Prix Octogones 2003» del Centre International d’Études en Litterature de Jeunesse después de ser traducido al francés. También ha sido publicado en chino, coreano, japonés y, por supuesto, en español.



Imagen

El árbol rojo empezó más que nada como una narración experimental: la idea era crear un libro sin historia. Siempre me ha gustado el fenomenal álbum ilustrado de Chris Van Allsburg The Mysteries of Harris Burdick (1984) que es un gran ejemplo de enigma de palabras e imágenes que exhibe fragmentos parciales de historias desconocidas y deja que el lector recorra a su imaginación. No es una narración secuencial a pesar de que los álbumes ilustrados son ideales para ello. En cambio, puedes abrirlo por cualquier página, leerlo al revés o en el orden habitual y contemplar durante el tiempo que haga falta cada ilustración.
También me he dado cuenta de que la ilustración es una buena manera de expresar tanto sentimientos como ideas, en parte porque es externa al lenguaje verbal del mismo modo que muchas emociones pueden ser difíciles de articular mediante palabras. Por consiguiente pensé que sería interesante hacer un álbum ilustrado sobre sentimientos, sin necesidad de una linea narrativa de contexto, que de algún modo fuera «directamente a la fuente».



Imagen

El resultado después de mucho garabatear fue una serie de paisajes imaginarios que sólo quedaban conectados por un mínimo hilo de texto y por la silenciosa figura de una chica que siempre aparecía en el centro y con la que el lector está invitado a identificarse. Al principio se levanta y encuentra un montón de hojas oscuras que caen del techo de su dormitorio y amenazan con aplastarla silenciosamente, con abrumarla. La chica vaga por una calle, a la sombra de un pez gigantesco que flota por encima suyo. Se imagina a sí misma atrapada en una botella encallada en una playa solitaria, o perdida en un paisaje extraño. Se encuentra en un pequeño bote entre grandes barcos que están a punto de chocar y, a continuación, encima de un escenario frente a un público misterioso, sin saber qué hacer. Cuando parece haber perdido toda esperanza, la chica vuelve a su dormitorio y descubre un pequeño brote rojo en medio del suelo de la habitación, que pronto crece hasta convertirse en un árbol rojo lleno de vitalidad que llena su cuarto con una cálida luz. Cada una de las imágenes está abierta a varias interpretaciones en la ausencia de una descripción que las complemente. La mínima historia que pueda haber allí intenta recordarnos que, del mismo modo que los sentimientos negativos son inevitables, la esperanza siempre consigue mitigarlos.



Imagen

Originalmente tenía previsto hacer ilustraciones que cubrieran un abanico de sentimientos: miedo, alegría, tristeza, asombro, etcétera. Pero cuanto más trabajaba en ello, más me centré en los sentimientos negativos, especialmente sentimientos de soledad y depresión, y más interesantes me parecían tanto desde un punto de vista personal como artístico. No es que yo sea una persona infeliz, es sólo que esas ideas parece que invitan más a la reflexión.
Algunos lectores me han preguntado por qué mis imágenes son a menudo «sombrías», y creo que la razón es ésa, porque me atraen más las cosas que no acaban de estar bien, como las injusticias sociales y medioambientales de Los conejos, la apatía social de La cosa perdida, o incluso las ideas autodestructivas de El visor. Creo que ese tipo de cosas son interesantes desde un punto de vista artístico, quizás porque no son temas resueltos, como un rompecabezas. Al mismo tiempo, me gustan las obras festivas, como lo es en última instancia El árbol rojo, pero en las que cualquier significado aparente siempre queda unido a la incerteza. El árbol rojo puede florecer, pero también morirá, por lo que nada es absoluto o definido. Es necesaria una reflexión concienzuda de la vida real como algo que está continuamente buscando una resolución.



Imagen


El árbol rojo se ha traducido a muchos idiomas, incluido el chino, el japonés y el coreano, lo que indica que tiene un atractivo intercultural. Un tipo completamente distinto de «traducción» ha sido la adaptación de este libro como producción teatral infantil desarrollada para el festival Out of the Box de Brisbane, que se inauguró en el Queensland Performing Arts Centre en junio de 2004. Éste fue un proyecto fascinante y una oportunidad bienvenida de colaborar con artistas de disciplinas muy distintas, de ver cómo se las arreglaban para interpretar el libro y, a la vez, de ver cómo repondía el público a ello. Las ideas del libro original son muy amplias y en mi opinión apuntan más a un método de expresión, de «mundos emocionales», más que el hecho de tener un contenido muy concreto, por lo que no sólo induce a interpretaciones variables, sino que además casi las está pidiendo. Eso parece apropiado si tenemos en cuenta que la experiencia de cada uno con el «sufrimiento» y la «esperanza» es única y personal.




Imagen

Imagen

Imagen

Triste, sencillo y bonito, como un bocado de aire fresquito cuando acabas de leerlo, lo recomiento encarecidamente.

Existe una edición más baratita, no más pequeña de formato, que por cierto, es un horror para esto de los álbumes ilustrados, sino que simplemente prescinde de la tapa dura (lo digo por el asunto del precio).

Éste es uno de los libros que me gusta regalar cuando tengo ocasión.



Imagen
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 11 Jul 2016 22:09

MELENA. Pablo Albo y Riki Blanco. Factoría K de libros.

Imagen

He tenido que cortarme el pelo.
Ha sido una experiencia nueva para mí.
Algunas personas me decían que me había crecido demasiado.
Mi madre, sobretodo.
Pero no ha sido por eso.


Imagen

A mí me gustaba que mi melena fuera grande como un enorme ovillo de lana.
Parecía una ballena de pelo encima de mí.
Era tan alta que rozaba los balcones del segundo piso.
Los vecinos del quinto siempre se quejaban porque las jirafas se les comían los geranios.
Pero algo tenían que comer, las pobres.


Imagen

Mariola, estaba una tarde comiendo dátiles y se sorprendió de que me saliera del pelo una bandada de murciélagos.
Se puso muy pesada y tuve que dejarle entrar un rato. Con lo que yo no contaba es con que luego no quisiera salir. Por un tiempo llevé a Mariola en la cabeza todo el rato.
No me importó. Ya me pasaba antes.


Imagen

Pero ya digo que al final tuve que cortarme el pelo.

Y no fue por el ruido,
ni por el peso de tantos pasajeros en mi cabeza,
ni porque mi madre me diera la lata:
“Córtate el pelo”
“A ver cuándo te cortas el pelo”
"Vaya pelucón que llevas”
ni por lo que me costaba entrar en el cine...


Imagen

Fue por algo que me dijo Mariola...


Imagen

Éste es un álbum ilustrado absolutamente delicioso, de esos que gusta leer aunque hayas cumplido los seis años hace tiempo.

Gracioso, original, divertido, y que talmente hubiera podido salir de la imaginación de cualquier niño.

Hacer de la melena una caja de sorpresas, un microhábitat, una selva, me ha parecido una idea genial. Aunque todos sabemos, sobre todo, los que trabajamos en colegios, que no es algo tan extraño, ¡eh!.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 11 Jul 2016 22:16

EL POLLO PEPE. Nick Denchfield y Ant Parker. S.M.

Su mejor carta de presentación es que a todos los niños les encanta, que ya es bastante, por no decir lo más importante. Y es que Pepe es mucho Pepe. Lo he regalado ya una docena de veces y estoy deseando volver a hacerlo.


Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 11 Jul 2016 22:21

IMAGINA ANIMALES. Xosé Ballesteros y Juan Vidaurre. Kalandraka.


Imagen


Me gustan mucho los bestiarios, y éste es perfecto para los niños, destila imaginación por los cuatro costaos. Cuando lo leímos mi joven Padawan y yo la primera vez, durante una buena temporada, mi hijo fue por todas partes buscando maricierras, metrocoles...



Imagen


Imagen


Imagen


Imagen


Imagen
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 11 Jul 2016 23:27

ESCONDERSE EN UN RINCÓN DEL MUNDO. Jimmy Liao. BFE


Imagen


Vale, vale! ¡No volveré a decir que no me gusta esta familia! ¡Tampoco diré que os odio! ¡Es solo que a veces me gustaría que me dejarais tranquilo un rato! ¡Aquí todo está bien! ¡Todo menos yo, quizás! Vale, es mi problema. Vale, de todos modos, los mayores nunca os equivocáis. Lo que pasa es que los pequeños somos unos desobedientes. Vosotros no sois los únicos que tenéis preocupaciones, ¡yo también las tengo! Lo que pasa es que no os las cuento, y punto. Por favor, ¡no estéis tan preocupados!, ¿de acuerdo? Ya soy mayor, puedo cuidar de mí mismo. No voy a abandonaros, ¡pero también tengo cosas que hacer! Tampoco soy un bicho raro, hay mucha gente así. Bueno, ¡todos queremos escondernos en un rincón del mundo! De todos modos, diga lo que diga, ¡no me creeréis! ¡Chis!



Imagen



En mi corazón vive una niña que siempre que tiene la sensación de que el mundo no funciona, se esconde en su rincón. En el rincón hay canciones que esperan a que ella las cante, acertijos que esperan a que ella los resuelva, recuerdos que esperan a que ella los evoque, sueños que, como la hojarasca, tiene que amontonar e ir examinando… Allí respira tranquila y camina despacio. El silencio entre notas da forma a la música, un silencio que transmite el mensaje de que existe un mundo nuevo y hermoso. En mi corazón vive un niña que siempre se esconde en el rincón, pero solo por un rato. Es porque necesita un poco de tiempo para volver a encontrar su lugar en el mundo.



Imagen


Todos queremos escondernos en un rincón del mundo y dar esquinazo a la realidad.



Imagen


Jimmy Liao nos demuestra que ello es posible en este bellísimo relato, que nace y crece como los sueños de la infancia. Cuando el pequeño protagonista siente que la auténtica felicidad queda al otro lado del cristal y fuera de su alcance, regresa jubiloso a ese mundo de la fantasía. Un mundo en el que aún es posible el sentimiento mágico de la existencia. Estas páginas quieren ser un alegato contra el tedio. O aún mejor: un remedio para melancólicos tan eficaz como el que, hace ya demasiado tiempo, imaginó Ray Bradbury. Y conste –dicho sea para garantizar la calidad de esta lectura– que Esconderse en un rincón del mundo (How to Own a Corner) no sólo propone un viaje sentimental para los niños. Los adultos también tenemos donde elegir en esta obra poética, liberadora e inclasificable, que nos guía por un camino de sonrisas, de confidencias y de suspiros, sin un solo asomo de cursilería o de afectación. De hecho, si algo distingue al escritor e ilustrador taiwanés Jimmy Liao, es justamente su capacidad para desprenderse de etiquetas, y alcanzar el corazón de los lectores sin que importe su edad.



Imagen


Liao nació para contar historias. Nació con ese talento, y con otro don igual de raro: una habilidad artística sensacional, que en este libro salta a la vista.



Imagen

No hace falta insistir en las bondades de su estilo, tan expresivo y encantador como las sombras de un bosque o el brillo de una bengala.



Imagen


Ahora bien, ¿a qué genero pertenece Esconderse en un rincón del mundo? ¿Bajo qué concepto inscribirlo? Instantes, revelaciones, recuerdos… Ya les dije que este libro posee el fermento de la imaginación, y también mucho más. Liao demuestra intuición y gusto a la hora de elegir sus referencias –desde Saint-Exupéry hasta Windsor McCay–, y se entrega al realismo mágico como fórmula de ruptura de todo convencionalismo. Así de sencillo. Así de inusual.



Imagen


Confiemos en que este volumen seduzca al mayor número posible de lectores, y que éstos se sumen a esa legión de admiradores que, a lo largo del mundo, ha ido convirtiendo a Jimmy Liao en un verdadero fenómeno editorial.



Imagen



Jimmy Liao, todo un descubrimiento, ilustraciones exquisitas y muy bien editado, Barbara Fiore es lo que tiene. Sólo el pasar los dedos por las primeras páginas ya merece la pena. En su momento, lo leímos mi joven Padawan y yo, y como me esperaba, él hizo su propia lectura.
Soledad bien entendida.
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 15 Jul 2016 13:34

Bueno, doña, voy a ver si encuentro "El árbol rojo", parece el más interesante. Aunque las ilustraciones de "Esconderse en un rincón del mundo" me parecen espectaculares, las de este primero tampoco parecen desmerecer.

Ha empezado usted fuerte ¿eh?
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 15 Jul 2016 16:44

Shaun Tan es una pasada, Tururú, absolutamente surrealista y como Jimmy Liao ilustra y escribe sus libros.

Liao va más hacia el rollo "inteligencia" emocional que tanto de moda se ha puesto ahora aunque él lleva mucho tiempo trabajando desde esa perspectiva, después de que superase una grave enfermedad; sus primeros trabajos me gustan bastante más, eran mucho más frescos y oníricos, de hecho dejé de leerle porque me pareció que se estaba adocenando y decidí dejarle descansar. Sus ilustraciones son muy coloridas, sorpresivas y tienen un trazo limpio. Te recomiendo, además de "Esconderse en un lugar del mundo", "El pez que sonreía" y "El sonido de los colores".

Shaun Tan es un monstruo de la elucubración, la divagación, el delirio, el surrealismo y lo onírico, casi se pidría decir que el el heredero del Realismo Mágico en el mundo de la literatura ilustrada. Sus ilustraciones, si bien siguen "adoleciendo" de un toque naif, son menos infantiles que las de Jimmy Liao y entroncan más con la fantasía y la "otredad" cortazariana; aunque consigue plasmar la realidad con toda su crudeza.

A la vuelta te enseño lo qie tengo en casa, y aunque "El árbol rojo" es una elección inmejorable (de tener sólo un libro, es por el que me decidiría), la novela gráfica, "Emigrantes" es una gozada y representa todo lo que te he comentado; y para disfrutar de su lectura te recomiendo sus "Cuentos de la Periferia".
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 16 Jul 2016 10:05

¡Emigrantes! ¿Es suyo?

Porque ese lo he visto. Me lo dejó un amigo, aficionado a los comics, y a las historias gráficas por extensión.

Recuerdo un relato surrealista o muy onírico, en un intenso y uniforme color sepia o parecido ¿no?
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 16 Jul 2016 11:38

Sí, ese mismo.
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 16 Jul 2016 13:42

Pues estaba muy bien.

Qué poco expresivo soy ¿verdad?

A lo peor es que no tengo más que decir.

Que no doy pa más, quiero decir.

-mu
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 16 Jul 2016 14:36

Poco expresivo? -laughing

Qué más quieres decir? Además, cuando te toca el tema sí eres expresivo, que te he visto yo...
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 22 Jul 2016 18:21

Pues pasaba por una biblioteca y me he dicho: a ver si veo El árbol rojo.

Y lo he visto.

Unas ilustraciones, de verdad, impresionantes al servicio de una idea sencilla, infantil. Seguramente porque va dirigido a ellos, claro.

A mí con las ilustraciones, como con la pintura en general, me pasa que me quedo siempre a un nivel superficial. Nunca intento interpretarla, ni darle un sentido más allá de la historia evidente que cuenten. Simplemente me gustan o no. Y creo que no sabría explicar porqué me gustan, o porqué no.

Cuando, además, las imágenes tienen un toque surrealista, es todavía peor, porque entonces se me hace evidente mi falta de capacidad interpretativa. :dunce :dragon

Pero me siguen gustando igual, si me gustan. -yes2
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 22 Jul 2016 19:07

Shaun Tan no es para niños...

Las cosas o gustan o no gustan, al margen de interpretaciones, no hay mayores o menores capacidades, como mucho sensibilidades diferentes.

Y con esto de los cuentos, como para,muchas cosas, hay que enfrentarse a ellos sin prejuicios ni complejos, porque si no, de ahí al adocenamiento, naíta.

Y te lo dice una que tiene un complejo de putamierdecilla rayano con lo castrante.
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 22 Jul 2016 19:19

¿Ves? A eso me refería. SI no es para niños, entonces se supone que los adultos debemos ver en las imágenes algo más que una simple historia de falta de motivación vital -grin

Pero yo no veo ná.

Y, entiéndeme, hace poco veía "Las meninas" y tampoco veía ná más allá de lo poco que pueda saber de historia del cuadro.

Lo de putamierdecilla no me ha gustado ¿eh? Como dijo el poeta televisivo, chica, tú vales mucho.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 22 Jul 2016 19:23

Es que soy bastante putamierdecilla...

Y por qué tendrías que ver algo más allá de lo que ves?

Por cierto, tengo cuentos nuevoooos!

En cuanto llegue a casa, os los enseño
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 22 Jul 2016 19:25

Gloria escribió:Y por qué tendrías que ver algo más allá de lo que ves?

Por cierto, tengo cuentos nuevoooos!

En cuanto llegue a casa, os los enseño


Porque las cosas tienen que tener una razón para existir. Hablo de arte, no de biología.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 23 Jul 2016 00:55

turutut escribió:¿Ves? A eso me refería. SI no es para niños, entonces se supone que los adultos debemos ver en las imágenes algo más que una simple historia de falta de motivación vital -grin

Pero yo no veo ná..


A ver, no me estás diciendo que ves una historia de motivación vital? Entonces sí ves, leñe!

Y por qué se supone que los adultos DEBEMOS ver algo más? Ahí la hemos jodido, Tururú, en ese debemos están nuestros prejuicios, lo que se supone que deberíamos y no somos capaces de ver.

Te pasa lo mismo con la música, el cine, la literatura, la política, las mujeres? Yo qué sé, es cuestión de sensibilidades más que de aptitudes.

Creo que no me explico, jo!
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 24 Jul 2016 17:43

Gloria escribió:
turutut escribió:¿Ves? A eso me refería. SI no es para niños, entonces se supone que los adultos debemos ver en las imágenes algo más que una simple historia de falta de motivación vital -grin

Pero yo no veo ná..


A ver, no me estás diciendo que ves una historia de motivación vital? Entonces sí ves, leñe!

Y por qué se supone que los adultos DEBEMOS ver algo más? Ahí la hemos jodido, Tururú, en ese debemos están nuestros prejuicios, lo que se supone que deberíamos y no somos capaces de ver.

Te pasa lo mismo con la música, el cine, la literatura, la política, las mujeres? Yo qué sé, es cuestión de sensibilidades más que de aptitudes.

Creo que no me explico, jo!


Lo que quiero decir es que unas dotes ilustrativas tan valiosas deberían estar al servicio de unas ideas mejores. Porque si no esas dotes ilustrativas desmerecen un poco ¿no?

Si Goya se hubiera dedicado a representar escenas de felicidad campestre, donde solo se vieran ideas sencillas y comunes, no sería Goya. No sería el genio que conocemos, por muy bien que pintara. Sería un pintor del montón.
Avatar de Usuario
turutut
Sabio
Sabio
Mensajes: 3625
Registrado: 20 Sep 2013 11:52

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor turutut » 24 Jul 2016 18:32

Oye y que todo esto viene porque yo he dicho que la idea de El árbol rojo era para niños, y tu me has dicho que no es para niños.

Pero que el libro está muy bien, sin pega alguna ¿eh?
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 24 Jul 2016 18:34

Jajaja!

Ya lo sé.

Luego te replico, ahora estoy ofendidísima por lo del oso y los pollitos. :dragon
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 24 Jul 2016 20:31

999 HERMANAS RANAS SE MUDAN DE CHARCA. Ken Kimura y Yasunari Murakami. BFE.

Imagen

Es primavera y mamá rana ha dado a luz 999 renacuajos en un campo de arroz. Un día, mientras las 999 hermanas ranas juegan al escondite, son acechadas por una serpiente enorme y hambrienta que quiere comerse a la hermana mayor.

Imagen

La primavera, en un pequeño estanque, nacieron 999 renacuajos. Eran pequeñitos pero fuertes y llenos de energías. Los renacuajos empezaron a crecer y crecer hasta convertirse en 999 pequeñas ranas. Pronto el estanque se quedó pequeño para la numerosa familia. La decisión es tomada, papá rana, mama rana y las 999 hermanitas ranas parten a la búsqueda de una nueva charca…

Con la levedad, ligereza y ritmo que un buen cuento exige, Ken Kimura conquista a los pequeños lectores, y logra que esa numerosísima familia de ranas que protagoniza el libro encarne sentimientos como la generosidad, la valentía y la solidaridad. Para que no falte emoción, cada episodio incluye el presagio de una catástrofe –la víbora que arrastran las ranitas más forzudas, el milano hambriento que se cierne sobre ellas–, y sin embargo, la suerte premia a estos personajes tan emprendedores. Al fin y al cabo, la unión hace la fuerza. Y aunque quizá esa moraleja no sea la única que merece este cuento, viene a ser la que mejor resume esta aventura tierna y desenfadada.

Una parábola sencilla y encantadora sobre el poder de los lazos familiares. Escrito por Ken Kimura e ilustrado por Yasunari Murakami, 999 hermanas ranas se mudan de charca es un álbum que persuade por su buen humor y su ternura.

Imagen

Japón es un paraíso para los amantes de la literatura infantil. Y no sólo por los elevados índices de lectura de ese país, que sostienen una saludable producción editorial.

A diferencia de lo que sucede en otras latitudes, allí los clásicos resisten el paso de las modas. De ahí que, en una librería japonesa, uno pueda darse el gusto de encontrar –por citar dos ejemplos– toda la serie que Margret y H.A. Rey dedicaron a Curious George junto a una reedición de My Father’s Dragon (1948), de Ruth S. Garnett. Lo mismo vale si hablamos de autores locales.

Para un lector a la vieja usanza, no hay dificultades a la hora de adquirir antiguos álbumes de Satoshi Kako, de Rieko Nakagawa o de Akiko Hayashi –acaso la mejor ilustradora del archipiélago–, y ello pese a la presencia abrumadora de libros originados por franquicias televisivas. En ese contexto hay que situar 999 hermanas ranas se mudan de charca, un relato tan simpático y convincente como sus personajes. Uno de esos álbumes modestos que deparan mayores sorpresas que libros infantiles mucho más pretenciosos.

Imagen

Y hablando de encanto, buena parte del mérito se debe al ilustrador, Yasunari Murakami, que aquí demuestra por qué un estilo expresivo y vibrante no precisa rarezas o extravagancias.

La claridad, la apuesta por los colores planos y la gracia de un diseño limpio y personal bastan para que cada una de sus láminas esté llena de vida.

Con la levedad, ligereza y ritmo que un buen cuento exige, Ken Kimura conquista a los pequeños lectores, y logra que esa numerosísima familia de ranas que protagoniza el libro –todas ellas resueltas a encontrar un nuevo estanque– encarne sentimientos como la generosidad, la valentía y la solidaridad.

Imagen

Para que no falte emoción, cada episodio incluye el presagio de una catástrofe –la víbora que arrastran las ranitas más forzudas, el milano hambriento que se cierne sobre ellas–, y sin embargo, la suerte premia a estos personajes tan emprendedores.

Al fin y al cabo, la unión hace la fuerza.

Y aunque quizá esa moraleja no sea la única que merece este cuento, viene a ser la que mejor resume esta aventura tierna y desenfadada.



Imagen

Pues eso,que la unión hace la fuerza, simple y divertido, muy divertido, me hace sonreír. Han editado otro libro con las aventuras de las ranitas y ganas me dan de comprarlo, pero tengo que ponerme freno...
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 24 Jul 2016 21:21

POMELO

Ramona Badescu y Benjamin Chaud. Kókinos.



La colección de Pomelo, de Kókinos es simplemente maravillosa. Pomelo te sorprende por su delirante surrealismo, hasta ahora son once, me falta uno. Con éstos sí que no puedo resistirme, en cuanto sé que ha salido uno nuevo, estoy deseando tenerlo. Y es que me parece uno de los personajes, si no el que más, más originales, nacidos de este nuevo resurgir de la ilustración infantil.




POMELO ES FELIZ

Imagen



3 historias, 75 zanahorias
83 nabos, 122 puerros
y un elefantito de huerto.



Pomelo es feliz bajo su flor de diente de león. Pero, para ser un elefante tan pequeño, ¡vaya trompa! Le ocurre a menudo: cuando baila se la pisa. O cuando está cazando mosquitos, se la golpea contra las piedras.

El elefantito Pomelo es el trasunto de cualquier niño pequeño que debe aprender a conocerse a sí mismo. Los tres relatos que componen el libro buscan la identificación entre el elefantito y el niño, a partir de un texto que enumera pequeñas situaciones conflictivas que se resuelven positivamente. Con una ilustración naif y rica en colores, se nos habla de la necesidad de aprender a convivir con nuestras particularidades (Pomelo tiene la trompa excesivamente grande) y a hacer frente a nuestros miedos para conseguir ser más felices.





POMELO SUEÑA

Imagen

Rayas: 10 gr.
Deslizamiento: 25 gr.
Animales que no existen: 30 kg.
Azul: al gusto.
Hortalizas: 3, 5 t.
Incertidumbres: 15 gr.
Pomelo: ¡a voluntad!.

Muy a menudo, Pomelo tiene el mismo sueño. Sueña con flores de diente de león. Pero, a veces, sueña con animales que no existen.

Tres historias protagonizadas por el diminuto elefante Pomelo componen este pequeño álbum. Los sueños del personaje, sus extravagantes amigos y una fiesta de carnaval son el hilo que conduce cada una de las historias a través de curiosos lugares y extrañas situaciones. Ideal para que el adulto acompañe al pequeño lector, con textos breves e ilustraciones que exageran las formas y ofrecen detalles que amplían la descripción de los personajes, o ayudan a imaginar los escenarios oníricos que componen el particular mundo del protagonista.





POMELO ES ELEFANTÁSTICO

Imagen

0ºCalabacines 7%, zanahorias 15%,
amor 34%, lechugas 36%,
buena música 1%, rábanos 28%,
flores azules 0,01%, escalofríos 3%.
100% POMELO.

Pomelo está enamorado.
Del undécimo rábano de la tercera fila.
De Rita, aunque ella jamás le mire.
Del rocío.
De Gigi, un poquito.
Está enamorado de la buena música.
Está enamorado de la lluvia de la tarde, porque es inexplicable.
¡De la luuuuuuuuuuuuuuna!
De esa piedra gris, porque sólo tiene a Pomelo para que le quiera.
Está enamorado de las flores de alcachofa, porque son raras.
Está enamorado de ese perfume de menta que le da escalofríos.
De su sombra, porque siempre le acompaña.

El pequeño elefante observa preocupado la transformación de la naturaleza con la llegada del invierno. A través de Pomelo, el niño podrá ir aprendiendo los cambios que se producen en la naturaleza en las distintas estaciones. El libro también permite trabajar los gustos de los más pequeños, preguntándoles sobre sus preferencias y fomentando la experiencia vivencial de sus elecciones, como lo hace el personaje protagonista.





POMELO SE PREGUNTA

Imagen

¿Flores? ¿Piedras?
¿Tristeza? ¿Amarillo?
¿Flores de cebolla? ¿Pimientos tiernos?
¿Auténticos momentos de valentía?
¡¿Moscas de todo tipo?!
¿¿¿ Con la participación excepcional de la primavera???

Pomelo está hoy pensativo. Por su cabeza pasan un sinfín de preguntas a las que no logra encontrar respuesta: preguntas sobre los animales, sobre el cielo sobre las plantas... Pero sobre todo le preocupa cómo saber cuándo ha llegado la primavera. Para contestar esta pregunta, Pomelo y sus amigos representan una divertida comedia musical. Tras la obra Pomelo se queda un poco triste por las cosas que no comprende, hasta que descubre que también le hace feliz sentirse un poco apenado en primavera.

¿Tú sabes lo que piensan las hormigas, quién ha mordido a la luna, por qué los tomates son rojos y si todo el mundo sueña? ¡El pobre Pomelo tampoco!

A veces, sin razón aparente, Pomelo deja todo lo que está haciendo y comienza a preguntarse cosas.
Por ejemplo, se pregunta en qué pensarán las hormigas.
O ¿por qué los calabacines son verdes y los tomates rojos?
Y, si él fuera de color verde... ¿seguiría siendo él mismo?
¿Qué haría si estuviera completamente solo?
¿Y... si no existiera el huerto?
¿Y si tuviera pelo?
¿Y si Rita le mirase?
Y, sobre todo: ¿quién habrá dado un mordisco a la luna?





POMELO AL OTRO LADO DEL HUERTO

Imagen

¡Adiós zanahorias,
adiós lechugas,
adiós endivias!
¡Buenos días mundo!

Pomelo, el extraño protagonista, pasa por una fase cercana a la depresión. Todo a su alrededor le hace sentir soledad y fracaso. Nada parece motivarle como antes.Desde esta oscuridad baraja la posibilidad de viajar más allá del huerto. Finalmente se atreve a hacerlo. Y solo el hecho de estar fuera ya le hace sentirse diferente. Una interesante alegoría sobre la fantasía de huir y la cerrazón que a veces nos hace sentirnos abandonados entre los seres queridos. Una interesante excusa para reflexionar sobre cuánto de lo que nos ocurre es responsabilidad nuestra, y tiene su origen en nuestra actitud, y cuánto viene determinado por la hostilidad del entorno.

Todos se burlan de Pomelo. Bajo su flor de diente de león Pomelo tiene la impresión de que algo ha cambiado. Es como si su flor de diente de león ya no fuera más su flor de diente de león. Como si las fresas ya no tuvieran más el mismo sabor a fresa. Como si fuera el único en ver lo que ve. Como si su concierto para nabos ya no le interesase a nadie más que a él. Como si todo se alejase y a la vez algo nuevo se acercara.
Y encima, todos se han reído con la broma del tomate...





POMELO VIAJA

Imagen

Un viaje hacia lo desconocido pasando por:
- la cocina
- el fondo de la tetera
- la cima del pastel
- la moqueta
- el final del calcetín
- el cajón de manzanas
- la patatita

Pomelo, el pequeño elefante rosa, emprende un fantástico viaje hacia un mundo desconocido y desconcertante, donde las cosas nunca son lo que parecen. Ese mundo es cotidiano, pero se presenta ante él como una sucesión de exóticos paisajes llenos de color y extraños elementos, como el universo de formas que pueblan la cocina. O que sirven de objeto de diversión, como el baño evocador en las sugerentes aguas de la tetera. O que incluso incitan al deporte de riesgo, como el descenso del tomate. ¡Un verdadero viaje de aventura!

Bajo esta rara flor de diente de león (que pincha), Pomelo mira hacia lo desconocido. ¡Tan desconocido que nunca lo había visto antes! Lo desconocido que le llama y le produce un cosquilleo que le hace pshiiit en la tripa: son los nervios del comienzo del viaje. Y Pomelo inicia su viaje rodeado de formas extrañas. Se sumerge en una bañera de agua tibia, florida, un poco traslúcida. Un viaje que le trae viejos sueños. Descubre que aquí también hay misterios. Misterios que hormiguean de aquí para allá.





POMELO CRECE

Imagen

Minúsculas patatas nuevas,
tomates a tamaño real,
cinco pies,
tres pulgadas de preguntas sin respuesta.
Puerros desmesurados,
kilómetros de verde.
Tamaña aventura,
un libro a su altura.
¡Pomelo en grande!.

Crecer es toda una aventura. De repente, un día, sin darte cuenta, eres más alto, más fuerte, sabes más cosas… Puedes plantearte muchas preguntas sobre lo que significa crecer, como el protagonista de esta historia en la que encontrarás muchas respuestas.

Esta mañana, mientras paseaba, Pomelo se ha cruzado con una hormiga, con varias patatas, con unas cuantas fresas, ¡y una flor de diente de león sorprendentemente pequeña!

Pomelo se da cuenta de que está creciendo y eso tiene unas cosas buenas, otras buenísimas… y algunas regulares, que el personaje se va cuestionando. La propuesta, muy próxima al planteamiento del lector infantil, destaca por la expresividad de sus ilustraciones, que aportan una nueva dimensión al texto.





POMELO Y LA GRAN AVENTURA

Imagen

No es la primera vez que Pomelo, el pequeño elefantito, quiere investigar qué hay en el mundo más allá de su huerto conocido y vivir una gran aventura. Ya lo intentó en Pomelo al otro lado del huerto y Pomelo viaja, libros en los que Pomelo emprende viaje hacia lo misterioso y sorprendente. Solo que esta Gran Aventura es la más colosal, la más difícil, la más filosófica.
Pomelo hace su equipaje –en el cual no se olvida de meter un buen libro y su valor- y se marcha con el corazón puro hacia lo desconocido. Sufre algunos inconvenientes, se desconcierta, tiene ganas de llorar, de “mamáypapá”, pero también obtiene algunas respuestas, escucha nuevas palabras, se abre a lo imprevisto, a lo luminoso, a lo intangible.
A estas alturas sobra presentar al elefantito Pomelo, un personaje adorable por su aspecto y sus reflexiones. Sus autores, Ramona Bàdescu y Benjamin Chaud, deleitan una vez más a todos los fans –niños y adultos–con esta historia: una aventura en Pomelorama.
Más inteligente y más tierno si cabe, presentimos que Pomelo no será el mismo después de esta Gran Aventura. ¡Será mejor!






POMELO Y LOS CONTRARIOS

Imagen

Cuando Pomelo era pequeño, era pequeño de verdad. Y no sabía diferenciar entre...
oculto, descubierto;
remoto, cercano;
arriba, abajo;
izquierda, derecha;
aquí, allí;
delante, detrás;
antes, después;
alba, crepúsculo;
iluminado, apagado;
negro, blanco;
moteado, avetado;
banal, excepcional;
vestido, desnudo...

Pomelo, el pequeño y simpático elefantito rosa, nos propone aprender los contrarios, algunos son fáciles pero otros no son tan sencillos. Un libro con muchos contrarios, un par de ellos en cada doble página, donde el pequeño lector podrá aprender y compartir estos conceptos. A través de las ilustraciones, siempre protagonizadas por el elefantito, el niño podrá observar el concepto. Un libro para compartir, leer y jugar, que requiere la ayuda y mediación de un adulto.






LOS COLORES DE POMELO

Imagen

En el mundo- y más aún en el huerto donde vive el elefantito Pomelo- las cosas no son blancas o negras. Ni siquiera es lo mismo el blanco del invierno que el de la leche. Y menos el rojo de una promesa que el de la ira. Pomelo será feliz descubriendo cada matiz de la divertida paleta.





POMELO Y LAS FORMAS

Imagen

Pomelo, el elefantito de huerto, vive haciéndose preguntas y ensayando respuestas. Ahora decide reflexionar sobre la forma de las cosas y su propia forma. ¿Él es redondo como un guisante, triangular como una montaña, plof como un helado derretido…?
En este libro Pomelo observa cosas redondas como, por ejemplo, la inquietante tetera; cuadradas como cuando él cae accidentalmente dentro de un vaso; triangulares como un amor imposible; ovaladas como una aceituna voladora. Se compara con la forma de las nubes, de las lágrimas o de su querida estrella de mar…
Sus creadores, Ramona Bàdescu y Benjamin Chaud siguen seduciendo a sus lectores libro tras libro. En la misma línea de Pomelo y los colores o Pomelo y los contrarios, Pomelo y las formas se suma a la colección, y añade un atractivo más a la biblioteca del niño preescolar e incluso de los primeros lectores. Sin duda, Pomelo ya es un miembro más de muchas familias que le adoran.
Y es que Pomelo, este pequeño filósofo, siempre encuentra una forma única y bonita de sorprendernos.




Más imágenes de Pomelo:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Pomelo, sólo para gente inteligente.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 24 Jul 2016 21:33

turutut escribió:
Gloria escribió:
turutut escribió:¿Ves? A eso me refería. SI no es para niños, entonces se supone que los adultos debemos ver en las imágenes algo más que una simple historia de falta de motivación vital -grin

Pero yo no veo ná..


A ver, no me estás diciendo que ves una historia de motivación vital? Entonces sí ves, leñe!

Y por qué se supone que los adultos DEBEMOS ver algo más? Ahí la hemos jodido, Tururú, en ese debemos están nuestros prejuicios, lo que se supone que deberíamos y no somos capaces de ver.

Te pasa lo mismo con la música, el cine, la literatura, la política, las mujeres? Yo qué sé, es cuestión de sensibilidades más que de aptitudes.

Creo que no me explico, jo!


Lo que quiero decir es que unas dotes ilustrativas tan valiosas deberían estar al servicio de unas ideas mejores. Porque si no esas dotes ilustrativas desmerecen un poco ¿no?

Si Goya se hubiera dedicado a representar escenas de felicidad campestre, donde solo se vieran ideas sencillas y comunes, no sería Goya. No sería el genio que conocemos, por muy bien que pintara. Sería un pintor del montón.

Y efectivamente, en todo pasa igual, en cine, en música... o con las mujeres y los hombres. Por eso precisamente queremos entender más, y saber más, porque eso nos hace mejores. ¿No?


La motivación vital es una idea sencilla, o la felicidad? No, creo que no. Goya hubiera elevado quizá esas ideas sencillas y comunes y las hubiera sublimado, por qué no? Creo que no acabamos de entendernos o algo asín, no sé. Quizá sigas identificando puerilidad con falta de pronfundidad y no, no, no tiene por qué...

Acabo de colgar la colección de Pomelo, qué hay más sencillo que un libro de esos de "contrarios" o de "colores" para niños pequeños? Pues resulta que no hay nada sencillo, ni nada dicho, ni nada presupuesto, hay sensibilidades diferentes para afrontar según qué conceptos, simplemente.

De todas formas algo básico en esto de los álbumes ilustrados es que ilustración y texto van de la mano al mismo nivel, cuando el libro es bueno, claro está.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 25 Jul 2016 20:09

AQUILES EL PUNTITO. Guía Risari y Marc Taeger. Kalandraka.

Imagen

Al principio, en el medio de una hoja en blanco
sin dibujos ni marcas, había un puntito.
Era claro, casi transparente.
El sol lo atravesaba como un espejo de agua.


Imagen

Poco a poco se fue coloreando y se transformó en un ojo azul. El ojo miraba a su alrededor con tal atención que pronto ya no bastó y se redobló. Ahora existían dos ojos azules para escrutar el horizonte, pero empezó a llover y los ojos quisieron cubrirse con una cabeza. Con cabeza y ojos, además de mirar, el puntito podía pensar.


Imagen


Uno de los temas que más curiosidad suscita entre los lectores es el origen de las cosas. La eterna pregunta del por qué está en boca de todos los niños y niñas; les acompaña hasta la madurez. Aquiles representa a la perfección ese papel inquieto, que le lleva a transformarse continuamente: se hace crecer los ojos, la boca, la nariz, las orejas, los brazos y las piernas; todos con la función de ir más allá, experimentar nuevas vivencias, crecer como ser vivo. No importa tanto la clase de criatura que es Aquiles; la propuesta plástica desarrollada por Marc Taeger no permite precisarlo. Pero el texto y las imágenes dejan perfectamente claro desde las primeras páginas que Aquiles posee una gran personalidad, con mucha iniciativa y sensibilidad. Contemplar lo que le rodea, explorar su entorno, disfrutar con los pequeños detalles de la vida, experimentar sensaciones como la felicidad y enriquecerse día a día con emociones y sentimientos, son algunas de las cosas que nos invita a compartir Aquiles. Marc Taeger ha trabajado con diferentes tipos de papel que previamente ha pintado y después recortado dándoles forma para hacer composiciones con la técnica del collage.


Imagen


Con una economía de recursos tanto gráficos como textuales, Risari y Taeger confeccionan este álbum redondo que sorprenderá al pequeño lector tanto por su propuesta gráfica –colorista, próxima a la expresión infantil y moderna– como por la impactante fantasía de la historia, próxima al absurdo y el nihilismo más surrealista. Al mismo tiempo, el libro ofrece, casi sin pretenderlo, una fresca lección de la importancia que tiene que cada uno descubramos nuestras motivaciones, esos impulsos que nos moverán a progresar, a crecer y a formarnos.


Imagen

Para construirse empezando desde la nada, y con ilusión. Seguramente, su lectura nos vendría bien a muchos de los que por aquí pululamos. Muy versátil para trabajarlo en infantil.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26848
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Los cuentos de mi joven Padawan

Mensajepor Gloria » 25 Jul 2016 20:19

¿A QUÉ SABE LA LUNA?. Michael Grejniec. Kalandraka.

Imagen

Hacía mucho tiempo que los animales deseaban averiguar a qué sabía la luna. ¿Sería dulce o salada? Tan sólo querían probar un pedacito. Por la noches, miraban ansiosos hacia el cielo. Se estiraban e intentaban cogerla, alargando el cuello, las piernas y los brazos. Pero todo fue en vano, y ni el animal más grande pudo alcanzarla.


Imagen

Los animales tienen curiosidad por descubrir el sabor de la luna. La tortuga decide subir a la montaña más alta para probarla, pero no llega y pide ayuda a otros animales. Unos son grandes, otros muy altos, pero ninguno consigue llegar hasta ella. El último en aparecer es el ratón. ¿Conseguirá alcanzarla? Un cuento acumulativo que nos habla de la unión de todos y de la importancia de los más pequeños.


Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Otro con el que nunca se falla, les encanta. De nuevo, la unión hace la fuerza.

Volver a “Gloria”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados