La cabaña del abuelo Tom

Si quieres tener tu propio hilo para expresar cualquier cosa, y no te gustan los blog, ábrelo aquí.
(Sólo un hilo por usuario. En caso de más de uno, se borrarán sin previo aviso, todos, excepto el primero)
(OJO:Cualquiera podrá intervenir y el usuario creador no podrá exigir a la administración que aperciba o banee, si no se vulnera la legalidad)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 23 Abr 2016 23:30

ORGULLOSA

Ella era terriblemente orgullosa; jamás pudo soportar que la contradijeran y demostraran que estaba equivocada, ni en la cosa más sencilla y simple del mundo. Su orgullo, al contradecirla, lo sentía arrastrado por los suelos y eso no lo perdonaba. Por su orgullo era capaz de realizar hasta las más bajas pasiones con tal de verse encaramada a la cima de su figurado pedestal, lugar en que tanto deseaba establecerse como propio. Y por orgullo, un orgullo mal entendido, atacaba a quien fuese, mintiendo hasta la desvergüenza. No entraba nunca en razones, no le importaba el pensamiento de los demás; cualquier idea contraria a la suya y expuesta con libertad, le nublaba la vista y le recomía las entrañas, y aquella noche fría, cuando la enorme nevada la cogió desprevenida en aquella carretera secundaria, por donde no pasaba nadie que la socorriera, y con poca gasolina su pequeño turismo se quedó sin funcionar no pudiendo mantener encendida la calefacción, intentó abrigarse con su espléndido, fantástico, enorme y lujoso orgullo, y lo único que consiguió, por lo inútil, es que a la mañana siguiente unos agentes de tráfico pudieran rescatarla, aterida de frío y medio congelada, y llevarla al hospital más cercano para que fuera atendida. No obstante, pese a la dura experiencia, no entendió, y esta vez por ignorancia más que por orgullo, que éste sirve de muy poco.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 23 Abr 2016 23:39

LA SEPARACIÓN

Un amor, una amistad, no enseña su verdadera cara hasta que por un motivo u otro se produce una ruptura. Tal vez se emprendió tal relación sobre un pilar falso, tal vez el tedio o la desilusión son los culpables de su fin. Pero jamás debe romperse una de esas relaciones de manera fea e indigna; en tales momentos es cuando el corazón y la educación deben relucir con más fulgor.

¡Cuántas palabras amargas y rencorosas se han dicho en casos de ruptura! ¡Cuántos escritos horribles se han escrito, cuántas heridas incurables se han abierto!... Las pasiones del corazón son las más intensas y sus desilusiones las más dolorosas. Pero ni siquiera la mayor desilusión da derecho a portarse sin nobleza, a descender a la más baja venganza o a actos análogos a fin de proporcionar satisfacción a nuestro corazón herido.

Un amor muerto es, al fin y al cabo, un amor, y aunque éste se convierta en desengaño no hay motivo para envenenarlo con odio y perder la dignidad. Hay que preservarla aunque la otra persona carezca de ella. También conviene dar muestras de dominio de sí mismo y de dignidad al encontrarse por casualidad con un “viejo amor”, sin mostrarse ofendido ni vejado y evitando toda alusión a nuevas situaciones.

“No hay que llorar por lo pasado, sino sonreír por lo que ha sido”, es una frase que nos enseña el camino hacia la magnanimidad, haciendo que el desengaño amoroso, en lugar de ser una espiga amarga, sea solamente una experiencia que nos ayudó a formarnos y fortalecernos más.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 24 Abr 2016 11:49

DESEOS SANOS

Marina había insinuado en varias ocasiones que necesitaba tacones altos para estar a su altura. Esta frase suya poseía tanto de literal como de metafórica. Pero cuando él le hizo el regalo, esto último no se lo dijo. Solamente le preguntó: “¿A qué viene este regalo”. Y él le respondió: “Porque me haces feliz, porque me das amor, cariño y alegría”.

Ella se sintió muy decepcionada, pero no se lo dijo. Sin embargo pensó que amor, cariño y alegría también se lo podía haber entregado, por ejemplo, un perro. Por eso se calló. Lo que Marina hubiera gustado de oír era que había algo en ella que la distinguía de las demás, de todas las que le pudieran entregar amor, cariño y alegría ella era especial. En ese momento sintió que esas palabras igualmente él podría habérselas dicho a alguna otra mujer. Sí, cogió los zapatos de tacón alto que él le regalaba, le dio las gracias y le sonrió, pero lo demás lo calló.

Ahora estaba frente al médico, quien le ofrecía unos comprimidos que podrían reducirle la angustia y ayudarla a dormir. Marina le dijo al galeno: “¿No le parece paradójico recetar ansiolíticos a una ansiosa?, en buena lógica —continuó— una ansiosa siente ansia. Supongo no esperará que tome solamente las tres pastillas que me receta al día”.

El médico le sonrió mientras mostraba su perfecta y blanca dentadura. Y a ella, a Marina, en ese momento le pareció que el doctor era muy seductor, y además, y eso era “lo malo”, que el doctor sabía que lo era. Ese día llevaba puestos los zapatos de alto tacón que él le regaló, unos zapatos que podrían muy bien enviar un mensaje erótico, pero que allí en la consulta no surtieron efecto.

Marina sabía que el único antidepresivo que le funcionaba era en realidad estar con su amante. Pero no lo dijo. Y eso que sabía perfectamente que entre aquellas cuatro paredes de la consulta podía decir todo aquello que le pasara por su cabeza sin complejos. Podía decir que vomitaba, que a veces pensaba en cortarse las venas con las cuchillas de afeitar, y que en otras se deleitaba pensando en su propio funeral. Pero no lo dijo. No dijo tan siquiera que los únicos días en que podía pasar perfectamente horas y horas sin sentir esa angustia que la embargaba, eran los momentos en que estaba con él. Las únicas mañanas en que se levantaba sin lágrimas en los ojos y el estómago retorciéndola, eran las mañanas que al levantarse veía a su lado el cuerpo de él. Que todo cuanto deseaba era vivir con él, porque sabía que entonces contaría con alguna posibilidad de pasarse al otro lado de la raya al de la gente presuntamente normal.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 24 Abr 2016 16:16

ORTEGA Y GASSET

No sé si debiera prohibirse leer a este filósofo y ensayista español, porque muchas de las cosas que narra, y por mucha verdad que encierren, son duras de leer. Y habrá quien las sienta como terrible ofensa.

En sus Obras Completas, tomo II, p. 117, me encuentro con este texto que no tiene desperdicio:

"...qué libro podría escribirse con este título: "De la dureza de las costumbres españolas". Indigna un poco la vislumbre de lo que realmente existe bajo la aparente camaradería de los españoles. En realidad, un terrible resorte de acero los mantiene separados, prestos, si cediera, a lanzarse unos contra otros. Cada conversación está a punto de convertirse en un combate cuerpo a cuerpo; cada palabra es un bote de lanza, cada gesto, un navajazo. Cada español es un centro de fiereza que irradia en torno suyo odio y desprecio".

¿Duro, verdad?", pues dense una vuelta por algún lugar de este Foro sin ir más lejos, y vean cómo se entiende el debate por la España de hoy; es casi idéntica de la que nos narra el afamado filósofo madrileño. Han cambiado las fechas, estamos en otro siglo, y hay momento en que si la navaja no sale a relucir, no es por falta de ganas...

Al principio dije así: "No sé si debiera prohibirse...". No, prohibirse nunca. Mejor, quizás, debiera ser de obligado cumplimiento su lectura, y ver cómo veía Ortega y Gasset a los españoles de su tiempo, y cuánta similitud hay en los españoles actuales.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 24 Abr 2016 17:11

EL INSPECTOR DE POLICÍA

Aquel martes de abril, y tras varias horas recorriendo las tiendas de la capital y haciendo algunas compras, Anabel y su madre subieron al tren de las 16,48 para dirigirse a la pequeña población donde residían.

No pudo recibir mayor sorpresa una vez en el tren, pues al ir a sentarse enfrente vio a Jorge, su antiguo y primer novio del que hacía más de ocho años que no sabía nada. Jorge también se alegró al verla, pero no se levantó para saludar a las dos mujeres, un gesto significativo con la mirada hizo que Anabel se fijara que iba acompañado. Sentado a su derecha, otro hombre, con gesto serio, también las miraba. Las manos, derecha e izquierda de los respectivos hombres, iban tapadas por una prenda de abrigo. Anabel y su madre entendieron que ambos hombres iban unidos por unas esposas.

Tras un prolongado silencio Jorge se decidió a hablar, y con voz queda le dijo que tras romper el noviazgo decidió terminar sus estudios de abogacía en la Universidad tomando la resolución de ingresar en la Cuerpo General de Policía como Inspector. En ese momento, ya con el título y bien promocionado, se dirigía al penitenciario de X para entregar al hombre que le acompañaba, el cual miraba a unos y otros de manera severa y sin pestañear.

Anabel entendió perfectamente el por qué no se levantó Jorge a saludarlas, como entendió, por el acompañante que transportaba, que el diálogo no fuera lo fluido y amistoso que debiera tras tan larga ausencia.

Al llegar el tren a su población, Anabel y su madre se despidieron de Jorge, y éste le dijo que haría lo posible por ponerse en contacto con ella para renovar la amistad.

Una vez en el andén, la madre de Anabel le dijo a su hija lo siguiente:

—Te habrás dado cuenta de que Jorge mentía. Él no llevaba a ese otro hombre a la penitenciaría; era él el que era llevado por el otro.
—No te entiendo, mamá.
—Es fácil de comprender. Nunca un policía llevaría esposado a un delincuente en su mano derecha, lo haría en la izquierda.

Mientras, en el tren, Jorge decía así a su compañero:

—La agradezco que haya callado ante mi mentira. Mi antigua novia se hubiese sentido muy triste de saber la verdad. Gracias por evitarlo.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 24 Abr 2016 20:28

LA GUILLOTINA

No, no voy a escribir sobre esa guillotina asociada a la Revolución Francesa, para ejecutar, decapitándolos, a los reos condenados a la pena de muerte, aunque es bien cierto que esta forma de ejecución ya estaba implantada en otros lugares. Comentaré acerca de una guillotina que nació con la idea de poder cortar el papel para la industria de las Artes Gráficas. Su inventor fue el francés Guillermo Massicott, mecánico de gran renombre, quien instaló su taller mecánico en París y allí le surgió la idea.

Tras varias tentativas, por fin en 1840 construyó la primera guillotina. En un principio se la llamó la “Máquina Massicott” por el apellido de su inventor, tanto es así que aún hoy en día en Francia al operario que trabaja en estas máquinas, por cierto que nada tienen que ver con aquella, se les conoce como “massicoteur” y a la operación de cortar papel “massicotter”.

Pronto los impresores vieron la enorme importancia de esta máquina auxiliar para su industria, naciendo en los fabricantes la idea de ir perfeccionando su rudimentario funcionamiento, como así ha ocurrido constantemente hasta nuestros días, donde la perfección en el corte llega hasta la milésima consecuencia, y la serie de cortes del papel continuos son manejados por sistemas informáticos programables. Hoy se lleva la palma la guillotina llamada “Polar” fabricada en Alemania por la Industria Heidelberg, de cuyo uno de sus modelos más avanzados dejo una fotografía

polar92.jpg
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 24 Abr 2016 22:45

¿NOSTALGIA?

Hoy voy a escribir sobre uno de los barrios más modestos y para mí más entrañables de mi ciudad, Alacant, pues en esas callejuelas recorrí los primeros años de vida, tuve mis primeros amigos, mis primeras peleas propias de niños que juegan y corretean en lugares sin peligro, y donde los primeros ojazos negros como el azabache me enamoraron. Es el llamado la Vila Vella (la villa vieja en castellano).

Es una barriada que está tocando la mar, prácticamente una de sus calles es la misma arena de la playa, y sus calles, bellas callejuelas siempre limpias, siempre adornadas con el jazmín, la albahaca o el geranio, y muchas veces el clavel reventón, adornan sus paredes. Otras, en verano, desde cualquier terraza o pérgola, llena la noche del agradable aroma del galán de noche o el jazmín, y allí, en su final, una pinada que circunda el monte que lo corona, el olor a pino y resina se confunden con los demás aromas, proporcionando un sentido a naturaleza que embriaga.

villavella.jpg
En las arenas de su playa ya no descansa la vieja barca que de noche salía a pescar la sardina, o el boquerón, o el salmonete. Ni hombres curtidos de mil soles tienden sus redes para secarlas, o una mujeres las zurcen como ayer lo hacían tapando los agujeros por donde la pesca pudiera escaparse. Tampoco, al anochecer de los días veraniegos, las familias bajan a sentarse en sus arenas finas y doradas y sacan como antaño sus viandas. Mientras los mayores devoraban la deliciosa tortilla de patata, o las gambas fritas con rojo tomate de las huertas cercanas, o aquellas berenjenas rellenas o las empanadillas de fritanga, la chiquillería picábamos aquí o picábamos allá mientras correteábamos, nos bañábamos a la luz de la luna, y gozábamos de la pura naturaleza. Como lugar mediterráneo que lo es, alguien sacaba una guitarra y se cantaban melodías deliciosas y desde algún ángulo de la playa estallaban unos fuegos artificiales que iluminaban la noche.

Hoy, las callejuelas siguen estando limpias, pulcras. Las paredes todavía sostienen macetas con el geranio, la albahaca y el galán de noche cruza su perfume con el jazminero o el dulzón olor de la resina, pero el olor a brea del calafate que repasaba su embarcación para al día siguiente faenar y traer la plateada sardina, ya no flota en el aire. Ya no hay pescadores, ya no hay mujeres que zurzan las redes, ni viejos lobos de mar que fumen su pipa mientras repasan sus aparejos. Ni hay tortilla nocturna, ni el olor a gamba roja frita con aceite de oliva, ni suena una guitarra…ahora hay “turismo”. El olor del jazminero ahí sigue, en la callejuela, pero en la arena olemos a cremas y potingues, a palomitas de maíz en vez de aquella roja sandía que te ofrecía el dulce sabor de su pulpa. Es el turismo, y el “Xiquet, recull les joguines que ja és hora d'anar a casa” ya casi no se oye en catalán. Hoy se oye el inglés, el alemán, el francés… No pasa nada, son los tiempos, y no seré yo quien diga que todo tiempo pasado fue mejor. Si acaso diré que todo tiempo pasado fue distinto. En esto sí acierto.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 27 Abr 2016 18:02

¡ SOCORRO !

Una vez pasada la Semana Santa, año tras año, las playas de Alacant comienzan a tomar otro aspecto; se reabren los restaurantes playeros y chiringuitos; se llena la zona arenosa de hamacas y sombrillas; y se colocan en su puesto de vigía los llamados “socorristas”. Son, mayoritariamente, hombres jóvenes, muy preparados para asistir a cualquier bañista que por no saber nadar, o por adentrarse a zonas muy lejas de la costa, puedan verse en un peligro de ahogamiento.

Muchas veces ocurren estos percances al no hacer caso a las banderas que indican la peligrosidad del baño, el color verde indica que no hay problema alguno, el amarillo precaución, y el rojo prohibición total de bañarse salvo que sea en la propia orilla.

socorrista.jpg

Si observan ustedes la foto que acompaño, que pertenece a la playa de Sant Joan, a escasos ocho kilómetros de la capital, el socorrista es “una socorrista”, y, a lo que se intuye, joven y guapa.

Bueno, si uno tiene la desgracia de sufrir un percance en zonas donde no se hace pie, con el peligro de ahogarse, poco importará que sea un o una socorrista quien te rescate del peligro, pero como en estos momentos la bandera es amarilla, la mar está tranquila y no hay peligro alguno, voy a adentrarme unos metros más allá, y sabiendo que esta joven y guapa socorrista hoy está de guardia, haré como si me ahogara, moveré los brazos insistentemente y hundiré mi cabeza bajo el agua mientras grito alguna cosa para llamar su atención.

Espero que con sus prismáticos me localice, coja rápidamente el fueraborda y venga a rescatarme. Yo me haré el casi ahogado por si ella se hace la valiente y practica el boca a boca para salvarme. La idea me parece acertada, por lo tanto, permítanme ustedes que me despida… ya estoy adentrándome en la mar... y grito con todos mis pulmones:

–¡Socorro! ¡Socorro, que me ahogo!
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 27 Abr 2016 22:34

¿ Se siente usted, solo ? O con leche...
¿ Necesita un Croissant ?
¿ Es usted más de galletas María ?
Voy a avisar a doña Napolitana.


Imagen


<< Yo provengo della Italia. ¡ Porca miseria ! Mía dolce vita, en Napoli. ¿ Nespresso ? Nescafé Capuccino, un capriccio italiano. Ma ¿ Per che ? L´uomo non querrá compartire su tempo líbero. Il prefiere la soledad, enaltechida. Soledad, enaltechida, so un altar, n´el latifundio con encinas y linches ibérici. Jabalici, águilas romanas, juncos verdi y el río Tajo. So una almohada, rezzando el ragazzo, un Pater Noster. Para infundire respeto, a la societá. In nómine de la liberté, egalité, fraternité. Es un Franchesco. Es un Gaulois. Es un Franco. Un Franchesco Franco. >>


¿ Cosa ? ¿ Cosa diche ? ¡ Napolitana, frene, frene su discurso !
Il cavaliere non est dictatore.
Non est ultra-fascista.
Sino della siniestra.


Liberalisme.


<< Ío tengo chocolate. Ío tengo cuore. Ío tengo sabor di bona matina. Como los churri con chocolate. Churri. Ma non tan crujiente. ¿ Per che non me presta atenzione ? ¿ Per che ? Franchesco Franco non repara en que ío sono viva. Sono dinámica. Sono espléndida. >>
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 27 Abr 2016 23:37

COSAS

"...desde aquí en adelante —le dice don Quijote a Sancho— ten más en cuenta con tu persona y con lo que debes a la mía; que la mucha conversación que tengo contigo ha engendrado este menosprecio" (I-20).

Pero el abuelo Tom no es don Quijote, ni es Sancho, aunque tenga algo de loco como el primero y un poco de sencillez pueblerina como el segundo. Y no guarda distancias con nada ni con nadie, aunque sea precavido con las cercanías y no las de la Renfe. No obstante, amante de los refranes como el escudero, recuerda ese que sentencia, que gato escaldado del agua fría huye. Y, por la parte quijotesca, o sea la locura, sabe que hay gigantes en la loma vecina; y aunque el escudero le diga que son molinos, él reconoce, por loco, que son enormes monstruos que le buscan para guerrear, y aunque empecinado en ofrecerle a su amada Dulcinea triunfos belicosos, hoy dice que nones, que son lo contrario de pares, que pares los tiene Francia a pares, en Francia hay franceses y todas las palabras en singular, para pluralizarla, necesitas muchas eses.

—¿De qué tierra es vuesa merced, señor gentilhombre, y para adónde bueno camina?
—Mi tierra, señor caballero —respondió el preguntado—, no la sé, ni para dónde camino tampoco.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 28 Abr 2016 15:56

En España, a todo aquel que sale a la calle en busca de una aventura sólida, se le conoce como "un ligón", de verbo ligar. Hay dos tipos de ligones, el práctico y el teórico, que resulta ser bastante más conformista. Veamos como son éstos. Por lo general actúan en espacios grandes donde pueda ser más visto, bares elegantes por ejemplo. Su lugar preferido es la barra del bar, y siempre lo veremos con un vaso en la mano, bien un whisky, bien un gintonic. Si encuentra a una señorita de buen ver y, además, sentada en compañía de otro hombre que por lo habitual para el ligón está de espaldas, es "su mejor presa". Su mirada hacia ella es fija, insistente, las cejas las va enarcando para darle una mayor y mejor expresión. Tranquilamente, de vez en vez, acerca el vaso a su boca y toma un pequeño sorbo, proyectando el labio superior sobre el inferior. La muchacha, mira en su dirección y es entonces el momento ideal, el ligón le guiña un ojo. La muchacha se queda sorprendida de su atrevimiento, y sin hacerle más caso desvía su atención a su acompañante.

Claro que el ligón ya se ha procurado que alguien lo viera, por lo general un amigo, y éste al ver la maniobra se le acerca, le da un cariñoso golpe en la espalda mientras le dice:

—Tío, qué grande eres, no se te escapa ni una.
—¡Bah! —responde el ligón—, no tiene ninguna importancia.

Al haber logrado sus pretensiones, y creer que ha dejado asombrado a su amigo con su arte de enamorar, ya puede comenzar a hablar sobre el partido del domingo del Real Madrid.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 28 Abr 2016 17:34

(***) Monólogos. (***)


Caminas hacia la napolitana. Eres un café solo. Pero bueno...
Necesitas leche. Pura leche de vaca.
Al parecer, evolucionas.
Transitas.
Te vas perfeccionando.
Y lo ideal es estar solo, ¿ Verdad ? Sin sobaos pasiegos, y sin Croissant.


No se puede hacer nada, contigo. Estás, pero no estás.
Entre la presencia, y la ausencia. Buscando tu propia esencia.
A ver si la encuentras. Es pictórica. Es al óleo, o a la acuarela.
Seguro.
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 28 Abr 2016 23:39

COSAS

"El primer mandamiento del pobre,
primero reventar que no que sobre"
(Refrán español)

Hay quienes destacan, con respecto al español que es sobrio en el comer, pero por esta razón tan simple: que no puede ser otra cosa.

Grandes zonas del territorio hispano, y esto es evidente, es que no es un paraíso para las tentaciones del buen comer. Ahí tenemos a la triste y parda meseta castellana, o las duras cordilleras, que poco sugieren de bueno al apetito. Las gentes de esas regiones come poco y come mal. El escritor Eugenio d'Ors relata la gran tristeza que sintió al visitar una aldea castellana, en su única plazuela sólo una sola tienda, y en su pequeño escaparate una tortilla de patata con este letrero: "de encargo".

La tendencia, motivada por motivos bélicos, y el propio lenguaje castellano de asociar a España con Castilla, es la que ha mantenido el concepto de "antigula" de los españoles. De ello los escritores más famosos se han hecho eco. Ahora, que se conmemora a Cervantes y su "Quijote", recordemos que por una sola vez que come bien Sancho Panza, en las bodas de Camacho, pasa hambre en otras mil. Y es que el hambre en España lo encontramos en toda la novela de la picaresca, con tanta precisión en su detalle, y una agudeza tal en su narración, que pese a las condiciones sociales que podríamos suponer a sus autores, más bien parece como si la hubiesen conocido de primera mano. Recordemos el inicio de "El Buscón", o al hidalgo de "Lazarillo" sin ir más lejos. Y es paradoja sorprendente que la España Imperial que dominaba al mundo (o eso nos han hecho creer) era incapaz de dar de comer a sus hijos.

Quevedo viene a quejarse en otro escrito que la molicie que entró en la vida de los ciudadanos de España, comenzó cuando llegó la especia, para él un refinamiento excesivo para la pobre mesa castellana, y nos dice así:

"No había venido al gusto lisonjera
la pimienta arrugada, ni del clavo
la adulación forastera.
Carnero y vaca fue principio y cabo;
y con rojos pimientos y ajos duros
tan bien como el señor comió el esclavo".
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 29 Abr 2016 13:16

Estar muy alto y muy agudo, sirve para ver las cosas tal y como son. Y la cosa está muy grave. Claro. Si eres alto y agudo, ves las cosas graves y bajas. ¡ Qué bonito ! Como al tocar el piano: La mano diestra está en las notas agudas. Maishtro, eres de Derechas. ¿ Lo sabías ? Lo ves todo, muy siniestro. Ves a la izquierda, llevando el ritmo. Y te extraña. Por ello, no te engañes. No digas que eres más de Izquierdas. ¿ Tú, grave y bajo ? ¿ Barítono ? Tú tienes que ser tenor. Hombre... Para no pasar hambre.


Imagen


<< Ío sono Maishtroooooo, le Corbusier mon architect...
Picassoooooo cubisme. Walkyria, Wagner.
Ti amo, Gina Lollobrigida. Ti amo, Geena Davis.
Os amo, Thelma y Louise. No sus caigáis por el barrancooooo.


Imagen


Me mola il convite. Me mola il banqueteeeee.


Me mola cuisine. Me mola Ratatouille...
Me mola Arguiñanoooo. Ío sono Maishtro, perfeccionista.
Ío sono español, hasta il tuétano. Galleta Tostarrica, di Teresa Rabal.
Galleta Tostarrica, dellos dinosauriooooos. >>
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 30 Abr 2016 12:13

Quien estaba alto y era agudo, era mi primo Raimundo, residía en un ático y era muy simpático; era agudo hasta en el estornudo, y como le gustaba jugar a coger y dejar las cosas en distintos lugares, incluso los lupanares, con los nudos jugábamos al escondite, y disculpe porque no le invite. A esto jugábamos ambos, que yo aquí dejo nudo, y aquí cojo nudo. Y aunque no duermo desnudo, que me gusta dormir con pijama, esta mi prima Pili, y aquí su prima hermana. Y después de las presentaciones, hechas sin grandes pretensiones, diré que Raimundo ya no está en este mundo, que cría malvas, donde las cabezas están calvas, y no de tanto pensar ya que no alcanzan al Ansar en sus meditaciones, que hay que tener cojones para después de vivir del cuento, y mira que se las trae con eso de la Faes; diré que al gran caudillín, que es un poco pillín, espero un día se lo lleve el viento, después de sus muchas cagadas, al igual que a doña Sarmiento.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 30 Abr 2016 18:12

Imagen


Que sí...
Que estás jugando al Street Fighter.
Venga, ánimo.
Vas a pasarte esta pantalla.


<< Oh, el Televisor me habla. >>


Maishtro...
No son voces...
No estás loco.
Es pura apariencia. El único que está vivo, realmente, eres tú.


<< Eso está clarísimo... >>


Porque todos estamos fundidos, en cada Momento.
Y la fusión es así, un éxtasis constante.
Y un fuego abrasador.


<< ¡ JA, JA, JA ! Eso lo inventé yo... Je, je, je. Cretinos... >>


Somos seres, actuando en un sin-fin.
Crédulos, cretinos...
Sin vida, propiamente dicha.
Vivimos dentro del Televisor.


<< Y yo, no quepo en él. Es una lástima. Lo rompería. Lo haría pedazos. Tengo una piedra... >>


¿ Te sientes amenazado ?
Maishtro, no cambies de canal...
Ahora, regresaremos con nuevas aventuras.


<< Jolines, el Televisor me habla. No sé si acudir a un psicólogo... >>


Y el psicólogo también estaba dentro del Televisor.


<< ¡ SOCORROOOO ! AUXILIO... VIVO DENTRO DE UN TELEVISOR. >>


¿ Todo es Televisión ?
¿ Todo es vídeo-consola ?
¿ Todo es virtual ?
¿ Todo es teatro ?


<< Me voy a escapar. Sí... Y saldré por Televisión, y lo diré... Je, je, je. Que todos son crédulos, cretinos y sin vida, propiamente dicha. >>


¿ Es una amenaza, Maishtro ?
¿ De verdad, te has enfadado ?
¿ Por qué no pruebas a mirar la estufa ?
A ver qué te cuenta...


<< Soy el dueño de la estufa, del Televisor y de todo. Absolutamente todo. Pero no sé qué hago hablando con la tele... ¿ Me lo puedes explicar ? >>


¡ Es una inocentada ! Ja, ja, ja. Esta tele es de cartón. Soy Emilio Aragón. Je, je, je.
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 30 Abr 2016 18:26

Ella era una muchacha encantadora. De ojos azules intensos y un mirar algo picarón, pero en realidad lo que estaba es muy nerviosa; necesitaba salir airosa del examen pues deseaba poder encontrar un trabajo, y aunque lo había preparado bien, esa pregunta no sabía responderla.

Él, la sobrepasaba en muchos años. Era de carácter que llaman campechano, pero como juez del Tribunal que la examinaba, se veía obligado a poner cara seria y de pocos amigos. Pero tras la pregunta, que él la consideraba fácil de responder, vio a la chiquilla tan nerviosa y apurada que decidió ayudarla. La verdad —se dijo para sus adentros— es que no sé qué tiene que ver esta pregunta para el examen de que se trata. Le habían preguntado: "¿Díganos quién es el autor de la obra Don Juan Tenorio?"

La chiquilla intentó decir un nombre pero comenzó a tartamudear. Él, ya más en plan paternal que en plan Juez, con voz queda, como un susurro y para que nadie más lo oyera, le dijo así:

—Zorrilla...

Y la muchacha, esta vez completamente azorada, le respondió de esta manera:

—Cabronzuelo.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 01 May 2016 11:33

LA NIÑA Y SU MUÑECA

La niña lloraba desconsolada mientras contra su pecho abrazaba a su muñeca, un precioso juguete fabricado por Famosa que vestía prenda en azul, una camisita blanca con su canesú.

Su madre la llamaba a comer, y ella, llora que te llora, no le hacía caso.

—¡Altea! -que así se llamaba la niña- te he dicho que dejes la muñeca y vengas a comer.
—No puedo, mamá, esta mañanita al sacarla de paseo se me costipó, y la tengo en la cama con mucho dolor. Y he de darle el jarabe con un tenedor, tal como me ha dicho el doctor.

La madre, ya algo disgustada por la tardanza y perdida la paciencia, que dicen ser madre de toda la ciencia, le responde así a su hija:

—Dos y dos son cuatro; cuatro y dos son seis,; seis y dos son ocho y ocho dieciséis; y ocho veinticuatro y ocho treinta y dos.
 ¡Ánimas benditas! me arrodillo yo.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 01 May 2016 16:07

Es gracioso. Maruja Zorrilla es una tarotista que sale por Televisión, desde hace quince años. O más. Esa tarea espiritual, no siempre es comprensible. Y tampoco resulta interesante, por la Paz que es necesaria, para atraer a los espíritus. La gente prefiere la actividad y una actitud más nerviosa, corpulenta y vehemente. La llamé por teléfono, en cierta ocasión. Me comunicó que sí, que podía salir adelante mi noviazgo, con una chica que era menor de edad. Quince años tiene mi amor, como cantaba el dúo dinámico. Pero aquello terminó, meses después. Y antes de que pudiéramos besarnos, mi amor y yo. No está bien... Tan pronto.


Imagen
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 01 May 2016 16:32

¡Ay, el amor!, siempre tan desconsiderado con nosotros y qué poco nos entiende. O que poco lo entendemos a él, porque el amor, si es verdadero, ha de ser como el que se nos describe en "Cumbre borrascosas" donde las pasiones de los hombre son tan virulentas como los fenómenos naturales de aquellos páramos inhóspitos de Yorkshire. Amores y pasiones obsesivas y destructivas. Y Catherine, la hermosa Catherine, volviendo loco al corazón del gitano...
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 01 May 2016 16:42

El verdadero amor es el Gozo. Es disfrute. Es esencia, entre la presencia y la ausencia. Y se parece al desierto del Sáhara, o a la arena de la playa. También, es como el barro, el fango y el lodo en el que se pringan, los descubridores de aquellos inventos que son revolucionarios.
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 01 May 2016 16:52

Sí, pero el Gozo, me refiero al monte, está a las afueras de Santiago de Compostela, y aunque a mí me gusta el marisco, y los percebes en particular, ir hacia allá me pilla como muy lejos. Sé que es un amor plagado de gula, esas almejas de Carril, esos berberechos, o esas carnes gallegas al punto, y no digamos nada de los grelos o el pescado de Camariñas, ¿a quién no enamora? Pero para moras, las de la morería, y si es con danza del vientre incluido, mejor que mejor, y entre el movimiento y movimiento de cadera intentar adivinar el tamaño del cuscús...
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 01 May 2016 17:04

La leyenda gozosa.


La leyenda gozosa,
que transcurre cada nuevo día,
episodio tras episodio, suena como una melodía.
El grupo Alphaville cantaba,


al respecto de esa apertura de miras, y del oído.


Cuando a uno se le saltan las lágrimas,
por la emoción, podemos considerar que es todo un campeón.
O si está lloviendo a cántaros, sobre el jardín.
Pequeñas muestras de una obra maestra. El movimiento de la manivela


del súper cine Exín.


Hay escenas, en la pared de la habitación. Es cine mudo.
Mickey, Donald y Pluto, van en caravana, por un desfiladero.
También están los coches en miniatura, y los aviones de papel.
Incluso alguna travesura, con los vecinos. Antes de que llegara el ordenador personal.


El Gozo es afín a la infancia, camino de la adolescencia. Es una esencia...


Mesa y mantel. Platos limpios y cubiertos.
Vasos de cristal. Frutero rebosante de piezas de fruta carnosa.
Y no hay Más Allá. Lo puedes percibir...
Quédate. No hace falta que digas: Me tengo que ir.


¿ Acaso tienes cosas más importantes que hacer ?


De adulto quieres ejercer. Necesitas practicar. Luego, te tocará envejecer.
Pero es volviendo a ser un niño...
O lloviendo a cántaros, o llorando por la emoción,
cómo uno consigue ser un campeón. Yo no sé llover.


En Abril, aguas mil. Como adulto, sin embargo, puedo actuar. Puedo interpretar ese papel.
Avatar de Usuario
maishtro
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 557
Registrado: 12 Abr 2016 20:36

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor maishtro » 01 May 2016 17:59

¡Exin! qué recuerdos...Las mujeres de la casa haciendo las monas que llevar a la tahona vecina y allí, al calor del fuego de cortezas de almendra, hornearlas. Para después, sabrosas, perfumadas, y acompañadas del chocolate Tonda o de la Virgen, merendar.

Y el niño, con el papel de cristal que se usaba al pie de tan excelentes manjares, dibujando y haciendo sus primeras y pequeñas películas con movimiento. Y cuando el papel de cristal escaseaba, en la imprenta vecina le regalaban hojas de papel, enormes de 70 x 100 centímetros, y las cortaba en tiras, las aceitaba para darles transparencia y hacer más películas que aún, 70 años más tarde, guarda y conserva como verdaderos tesoros.
"No tuve jamás la ambición de mandar, por una razón muy sencilla: porque jamás me enseñaron a obedecer"
(Jean-Paul Sartre)
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: La cabaña del abuelo Tom

Mensajepor Umbroman » 01 May 2016 18:05

¡ Eso es Gozo ! ¡ Alegría, celeridad, dinamismo, puntualidad, prontitud ! De las escenas sucesivas, de una película de dibujos animados. Y claro, los niños, muchas veces, lo pasan divinamente, porque son alegres. Acelerados... Dinámicos. Puntuales, etc. Como Heidi.


Imagen

Volver a “Tema del que lo abre. Tipo blog”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado