Historias de otros foros

Avatar de Usuario
Palomedes
Rancio
Mensajes: 2797
Registrado: 11 Jun 2013 16:54

Historias de otros foros

Mensajepor Palomedes » 06 Jun 2014 17:13

NO PUEDO DORMIR, ME SIENTO MUY CULPABLE. SE ACEPTAN CONSEJOS

No sé lo que me ha traído aquí, tal vez sea el insomnio o que algunas cosas son más fáciles de contar a perfectos desconocidos que sentarse delante de una amiga a decirle lo que te está pasando, sobre todo cuando te sientes tan culpable como yo ahora mismo. Leo mucho el foro, conozco a algunas foreras por su nombre, detalles sofbre sus vidas, pero aunque me registré hace tiempo con la idea de participar al final nunca lo hago. Ni siquiera sé si publicaré esto que escribo ahora mismo, pero necesito al menos verlo en letras, no sé si para creerlo o para que alguien me dé una pedrada, me baje a la tierra diciéndome lo estúpida y lo mala persona que soy.

Empezaré por contaros un poco de mi historia, intentaré ser breve, no quiero aburrir, tampoco dar la sensación de frívola o insensible, por eso es preciso que sepáis quien soy.

Tengo treinta y pocos. En la universidad conocí a un chico, alto, guapo, con un cuerpazo de escándalo, inteligente, simpático... la clase de chico con la que siempre soñamos y estaba allí. Me enamoré como nunca antes y la suerte estuvo de mi parte, porque me correspondió, así de simple. Durante años fuimos los más felices del mundo, con nuestras cosas como todo el mundo, pero muy felices y queriéndonos con locura. Mientras la vida transcurría, terminé la carrera, él encontró trabajo, yo opositaba, él encontró un trabajo mejor, yo empecé a trabajar, dimos la entrada para un piso juntos... Un día me trajo un anillo que sigo llevando en el dedo corazón de la mano izquierda y me pidió que me casara con él. Yo dije sí.

Fijamos la fecha de la boda, buscamos iglesia, restaurante, yo empecé a entrar a este foro y leer sobre bodas, vestidos, música para la ceremonia, todo eso. Pero la vida a veces hace planes sin contar contigo y en esta ocasión fue así.

Un mediodía en el trabajo, un día cualquiera de los que hay a cientos, sonó mi teléfono móvil y una voz angustiada me habló de un coche, un accidente, un hospital... una historia de esas que siempre les pasa a los demás, nunca a nosotros. Pero esta vez sí éramos nosotros, esta vez era mi novio el que estaba en el hospital después de que un coche se hubiera empotrado contra el suyo de la forma más estúpida. No recuerdo siquiera cómo llegué al hospital, todo ese día está borroso desde aquella maldita llamada. Recuerdo su cara hinchada, morada, casi irreconocible, su respiración indicando que seguía vivo, el llanto continuo de su madre y el calor asfixiante del pasillo del hospital. Ahora estoy aquí escribiendo y parece que pueda vivirlo todo otra vez.

Fueron días terribles, de esperar, de no saber, de preguntar y tener miedo a las respuestas... Y después la verdad, aplastando todo como una losa. Mi novio, (le llamaré A, no quiero que nos reconozcan) iba a vivir, sí, pero antes de que hubiera pasado una semana de su accidente los médicos, todos, incluso esos de la llamada "segunda opinión" que buscamos para que contradigan una realidad demasiado dolorosa, nos confirmaron que no volvería a caminar nunca más. Había una lesión medular importante, los brazos estaban perfectos, las demás lesiones producidas por el accidente sanarían con el tiempo, pero el cable que conecta el cerebro con las piernas estaba cortado y no se podía hacer nada.

Podría extenderme horas y horas y no terminar si contara todo lo que trae una noticia como esa. Mirarlo sabiendo la verdad y tener que sonreír disimulando, intentar calmar su miedo cuando por dentro eres incapaz de controlar el tuyo propio. Nunca lo he pasado tan mal, jamás, y puedo decir que nunca lo he querido tanto como en aquellos días, mientras sonreía a la fuerza por mucho que doliera y fingía tener conjuntivitis para justificar los ojos siempre rojos y sabía que él también sonreía de mentira, por mí y que sus ojos no estaban ya rojos por el derrame del accidente. Al final un día nos miramos y fuimos capaces de soltarlo, de llorar, de buscar consuelo mutuo, de admitir el miedo y la preocupación. Pase lo que pase ese siempre será el momento más valioso de toda mi vida, el haber podido llorar con él, el haber sentido que podíamos dejar de fingir que todo iba bien como habíamos hecho hasta entonces. Aquello nos curó un poco a los dos y nos dio fuerzas.

La rehabilitación de A fue dura para ambos, sobre todo porque no fue en nuestra ciudad, sino en un hospital especializado y la distancia no permitía las visitas diarias. Yo intentaba ir siempre que podía, hablábamos a diario y nos enviábamos correos, como cuando estábamos cada uno en nuestro trabajo. Hubo momentos muy duros. El día que llegué de visita como tantas otras veces y lo vi por primera vez en la silla de ruedas pensé que tendría que dar la vuelta y marcharme para no ponerme a gritar de impotencia. Es difícil, además no puedes expresarlo porque tú eres la que está bien, la que tiene que darle fuerzas, la que debe estar agradecida porque tu novio sigue ahí y no en un cementerio. Pero cuando ves que a tu novio se le ha una diarrea y debes llamar al celador para que lo limpie y al mismo tiempo seguir sonriendo y apretarle la mano, y decirle que no pasa nada, que por favor no se disguste que no tiene ninguna importancia algo dentro de ti muere por dentro.

Tuvimos muchísima suerte. Porque la recuperación fue bastante mejor de lo que se había esperado en un principio y porque cuando él se derrumbó yo estaba allí y cuando yo me derrumbé él tuvo la entereza de dejar de lado sus problemas para empatizar con los míos. El principal de ellos es que soy una cobarde, siempre lo fui, nunca creí que la vida me pondría en una situación en la que quedaría tan a la vista mi cobardía patológica.

Suena egoísta y muy mezquino, pero algunos días en la puerta de su habitación me entraban ganas de darme la vuelta y volver a casa. Algunos viernes camino del hospital sentía la tentación de dar la vuelta al coche y coger cualquier carretera que me alejara de los horrores que veía en aquel sitio. Suena terrible porque mi papel no era ese. Yo tenía que haber sido la novia amorosa y paciente que es el mejor apoyo de su novio en esos momentos terribles. Y no siempre podía.

Suena a topicazo, pero la fuerza que él tuvo fue la que nos levantó a los demás, sobre todo a sus padres y a mí. Todo lo que yo tengo de cobarde lo tiene él de valiente. Siempre tuvo confianza, buena disposición, ganas de hacer cosas... Pocas veces lo vi hundido y en ocasiones he tenido el remordimiento de pensar que no pudo vivir su dolor porque el peso del nuestro era demasiado. Tuvo momentos muy malos, desde luego, nadie puede aguantar tanto con una sonrisa y no es sano, pero la mayor parte del tiempo mantuvo la esperanza frente al desánimo, al menos mientras estuvo en el hospital.

En un sitio como ese te preparan para todo. No sólo las cosas diarias y sencillas como vestirse o ducharse solo, sino las más complejas como aceptar las reacciones de los demás, el rechazo de muchas personas, el retomar la vida sexual, que en nuestro caso había sido enormemente activa y satisfactoria.

Al principio el teléfono no para de sonar, después poco a poco la gente va desapareciendo. En algunos casos es un alivio, en otros una enorme decepción. Su mejor amigo le visitó dos veces en todo el proceso, una en el hospital de nuestra ciudad y otra en Toledo. Dos veces. Hay cosas muy difíciles de aceptar.

Cuando parece que te vas adaptando a la nueva situación llega otro giro que lo cambia todo de nuevo. La rutina del hospital era fácil, todo estaba adaptado, todos los que estábamos allí compartíamos el mismo problema, mal de todos consuelo de bobos, nunca mejor dicho.

Pero el alta llega y con ella la vuelta a una vida que intentamos llamar "normal". Y en aquella vida normal nadie cercano usaba silla de ruedas, nadie tenía rampas en su casa, nadie consideraba que lo tuyo fuera vida normal. Infinidad de personas me preguntaron si no sentía tentaciones de dejarlo todo atrás y seguir con mi vida, pero no podía. El accidente hizo que muchas cosas se hicieran dolorosas de repente, pero yo lo quería mucho, muchísimo y siempre supe que la vida sería mucho más dolorosa sin él.

Así que volvió a casa, a nuestra casa no a la de sus padres, conmigo. El día que dormimos allí por primera vez juntos después de tanto tiempo fue uno de los más felices de mi vida. Me desperté como veinte veces sólo para olerlo y ver que estaba allí, por fin.

Y al final nos casamos. No fue una boda como la que nos planteamos en un principio, sino algo mucho más sencillo. Alguna gente aún cree que lo hicimos como a escondidas, pero no fue eso. Simplemente los preparativos de la anterior habían quedado cortados de una forma tan brusca que a los dos nos hacía daño retomarlos. No sé cómo explicarlo, es un poco el repetir algo que en su momento te hizo feliz sabiendo que ahora es distinto y peor.

Pero nos casamos, de una manera más íntima, con los más allegados, porque sí tengo que decir que muchos amigos desaparecieron después del accidente y nunca más se supo de ellos, pero nuestra boda fue estupenda y también nuestra luna de miel. Todo lo perfecta que podría imaginar, un día muy feliz para ambos.

Nos casamos hace tres años más o menos, prefiero no concretar mucho algunos detalles. Si me preguntáis si hemos sido felices os diré que sí, bastante.

Hay cosas que resultan un poco duras. Por ejemplo A no ha vuelto a trabajar. No tenemos problemas económicos afortunadamente. Recibió una buena indemnización por su accidente, el dinero más amargo de nuestra vida, pero aunque sea triste decirlo en estos casos el dinero ayuda. El dinero es lo que permite pequeñas cosas que hacen que la vida de una persona con discapacidad sea un poco más sencilla. Cobra su pensión y yo trabajo, así que en estos tiempos tan duros para todos puedo decir que el dinero no es un problema, no somos ricos, pero no nos falta nada material. Sin embargo a una persona joven y activa le puede costar mucho no volver a trabajar y a veces la casa puede ser un poco asfixiante, a veces lo noto agobiado por eso. Yo sí trabajo y cuando llego mi casa está recogida y tengo la comida en el plato, eso tengo que admitirlo, me cuida muy bien. La plancha es mía, eso sí, ningún hombre es perfecto

De salud ahora está bien. El invierno pasado tuvo algunos problemas, estuvo ingresado unos días, pero bueno, tampoco fue nada realmente grave y ya ha quedado atrás. De autonomía también bien. Lo hace todo solo, quiero decir, yo puedo ayudar alguna vez en cosas puntuales, pero no me necesita en ese sentido.

Como pareja estamos bien también. Nos queremos, nos cuidamos... El tiempo cura muchas cosas, ahora soy capaz de verlo a él todo el rato y olvidar la silla. Salimos, charlamos, nos reímos mucho juntos, todo normal.

Nuestra vida sexual se podría considerar normal comparándola con una pareja media, si bien es un poco menos fogosa de lo que fue en su día. Nos seguimos gustando y afortunadamente hoy en día existen medios para que un hombre parapléjico pueda tener una vida sexual activa. Hijos no tenemos.

La vida social sí que se ha resentido, lo que más diría yo. Hemos dejado muchos "amigos" por el camino. El mundo es todavía muy poco accesible para una persona que va en silla de ruedas y eso hace que la gente se aleje y otras veces te alejas tú porque no quieres imponerles a los demás situaciones que son exclusivamente tuyas. Es un poco cansado mirar siempre si hay escalones, si la rampa está demasiado inclinada, si los servicios están adaptados... no todo el mundo está dispuesto a salir en pandilla con nosotros, nadie lo dice, claro, pero lo notas. Aún así seguimos teniendo un poco de vida social y salimos un par de fines de semana al mes con otra gente y a veces nosotros solos.

Y de ánimos pues A está ahora mismo pasando una racha regular. El problema de salud que tuvo el año pasado lo dejó un poco tocado anímicamente y yo creo que eso de ser amo de casa no es lo que mejor casa con él. Se planteó la vuelta al trabajo incluso renunciando a la pensión, pero es difícil, en su sector hay mucho paro y hay que ser realistas, poca gente quiere contratar a un hombre que va en silla de ruedas, por muchas facilidades que dicen que hay. A veces cuando está deprimido abrimos una botella de vino y nos dedicamos a charlar de todo un poco hasta que nos quedamos fritos y un poco trompa. Otras veces se va a la cama temprano y no le apetece hablar. No sé, yo creo que un poco como cualquier pareja, unos días tienes más ganas que otros.

Yo también estoy mejor de ánimos. Me siguen dando rabia algunas cosas, como que la gente tenga que mirarnos siempre como si fuéramos una atracción de circo o que muchos den por sentado que me casé por pena, no por amor y me lo digan sin ningún complejo, como si fuera lo más normal del mundo. Antes soñaba mucho que él era como antes, en sueños lo veía caminando siempre. Ahora la mayoría de las veces que sueño con él es tal y como es ahora, imagino que el subconsciente también se ha acostumbrado. Tengo un poco de miedo al futuro, porque los años pasan y el desgaste físico de A es infinitamente mayor que el de cualquier otra persona, pero intento tomarme las cosas día a día.

Nos gustaría tener un hijo, o al menos el año pasado hablamos del tema, lo intentamos unos meses y no llegó, después A se puso enfermo y lo dejamos de buscar. Aún no hemos retomado la búsqueda, no sé por qué, tal vez debiéramos ponerlos ya mismo.

Y bueno, que yo he conocido a un chico.

Por eso no puedo dormir ahora y me estoy sintiendo como una mierda.

Es un año más joven que yo y lo he conocido en el trabajo. Llegó nuevo en septiembre y nos ha tocado colaborar codo con codo. Es atractivo, no tan guapo como A, pero físicamente está muy bien. También es simpático e inteligente, como mi marido. Y puede caminar, claro.

Llevo semanas ignorando señales de alerta que mi cuerpo me daba. Siempre he sido muy activa sexualmente y este último año nuestra vida sexual ha bajado, por causas de fuerza mayor, pero aún no hemos recuperado el ritmo. Aparte de eso estamos un poco limitados en ciertas cosas, como posturas, por ejemplo y hace unas semanas me sorprendí pensando en mi compañero de trabajo de una manera muy poco profesional.

Él sabe que estoy casada, conoce mi historia desde el principio, ya se sabe como son estas cosas, te presentan a cualquiera y en cuanto te das la vuelta alguien se apresura a informarle de que tu marido es parapléjico. También veía señales en él, pero fue más cómodo pasar de ellas.

Me avergüenza decir que en estas semanas me he estado arreglando más y sintiendo mariposas en el estómago y algún domingo me he sorprendido a mí misma deseando que fuera lunes para volver al trabajo.

Me avergüenza todavía más, porque mi marido no lo merece, decir que algún día que hemos ido a tomar algo juntos (sólo a tomar algo, nada más) me he sentido muy bien y relajada porque la gente no se nos quedaba mirando al entrar a un bar.

Se me cae la cara al suelo de bochorno sólo pensando que en la cena de Navidad con los compañeros bailé con él y fui súper feliz haciéndolo. No porque me gustara, entonces no había pensado en él de aquella forma, sino no sé, el hecho de bailar, de bailar con un chico. Hacía más de cinco años que no lo hacía.

Hoy ha sido el último día de trabajo antes de las vacaciones. No sé cómo ha podido pasar, de verdad, no me lo explico. Estábamos en el despacho que compartimos, no fue premeditado, incluso estaba la puerta abierta, pero de repente nos hemos besado. Ha sido sólo un beso, largo y apasionado pero sólo uno. Después me he ido corriendo porque no lo podía soportar.

He venido conduciendo a casa que no sé cómo no me he estrellado, porque ni veía la carretera. He tenido que estar un rato en un centro comercial de camino, calmándome, encerrada en el baño. Hasta he vomitado.

He llegado a casa alteradísima, tanto que A ha pensado que había tenido problemas en el trabajo. Hemos discutido un poco incluso, nada serio, él se ha ido a la cama temprano porque le dolía la espalda y necesitaba tumbarse. Yo me he quedado en el estudio y aquí sigo.

Mi compañero de trabajo me ha puesto un mensaje al móvil, diciendo que quiere verme mañana, que tenemos que hablar de esto. Le he contestado pidiéndole por favor que me deje en paz, que no puedo quedar con él. Es un poco injusto con él porque al fin y al cabo él no tiene la culpa de nada, la que está casada soy yo, pero no quiero verlo, bastante tendré con tener que encontrarme con él después de las vacaciones.

Me he tomado un Lexatin, pero ni así me entra el sueño. Me siento como la mayor mierda del mundo, lo peor, lo más rastrero.

He besado a otro hombre, he traicionado a mi marido con el que llevo más de diez años de relación, mi primer amor verdadero, mi amigo, mi compañero y lo que más quiero en el mundo. Me he dejado llevar por la cobardía y he olvidado todo lo que me ha dado A en estos años y la vergüenza y la culpa me están comiendo por ello. Ni siquiera soy capaz de ir a la cama y acostarme a su lado, no soy digna de él. No quiero ni pensar en cómo voy a poder mirarlo mañana a la cara sin que note que por dentro estoy gritando.

Ahora que lo veo escrito me siento todavía peor, más sucia. ¿Cómo he podido siquiera mirar a otro hombre? He caído en la trampa del coqueteo, del tonteo fácil y al final no he controlado la situación. Y encima trabajo con este chico, compartimos despacho, nos vemos a diario de lunes a viernes, no sé cómo me las voy a apañar para seguir trabajando con normalidad.

Quiero a A, lo quiero muchísimo. Me siento mala y cobarde, porque hay cosas de su situación que nunca he llegado a encajar del todo y no he querido hablarlas con él, me era más fácil negarlo y fingir que no me importaba a admitir delante de él algunas cosas que no me hacen sentirme bien conmigo misma. Ha sido un error porque él es la persona más comprensiva del mundo y probablemente me habría ayudado como siempre hace. ¿Pero cómo le dices a tu marido que te adora que cuando vas con él por la calle echas muchísimo de menos poder cogerle la mano o abrazarte a él mientras caminas? No puedo, porque lo que se espera de mí es lo contrario y si le dijera algo así le estaría haciendo daño. Sólo son pequeñas cosas, sobre todo comparado con lo que hemos vivido.

Pero me atrae este chico. Para mi vergüenza tengo que admitir que me encantaría irme con él a tomar unas copas, a bailar a un pub y después tener una noche de sexo loco, hacer el amor tres o cuatro veces seguidas. Eso lo pienso continuamente.

No estoy enamorada de él. Si pienso en amor es la cara de A la que veo, sus abrazos cálidos, sus besos, dormir abrazada a él toda la noche, el olor de su pelo y de su loción de afeitar, ver la tele juntos en el sofá. Pero el pensamiento de una noche loca con el otro está ahí, latente y he sido una imbécil bailando con él, yendo con él a tomar algo después del trabajo tres o cuatro veces y al final sin saber como nos hemos acabado besando.

¿Qué hago? ¿alguien me lo puede decir? ¿A alguien le ha pasado eso de amar a una persona pero al mismo tiempo desear a otra?

¿Qué le digo a este hombre dentro de diez días? ¿Cómo me tranquilizo para que mi marido no note nada extraño?

Todo son preguntas y reproches, y no encuentro ninguna respuesta a nada. Tengo sentimientos muy complejos y contradictorios y sólo puedo compartirlos aquí, desde el anonimato. Si contara lo más mínimo de este incidente a cualquier persona de nuestro entorno no podría creer que arriesgue un matrimonio tan perfecto como el que tengo por un calentón, me despreciaría tanto como yo ahora mismo me desprecio.

A se levantará dentro de un par de horas y a mí me late el corazón a toda velocidad y todavía estoy reuniendo fuerzas para poder mirarlo a la cara mañana por la mañana sin que lea en mi cara esto que me está pasando.

No sé si alguien leerá esto, pero si lo hacéis, por favor, decidme qué puedo hacer. Insultadme, llamadme zorra, desagradecida, incosciente, lo que sea, sé que lo soy, pero decidme cómo puedo retroceder unos meses y dejar mi vida como estaba antes.

http://foros.vogue.es/viewtopic.php?f=60&t=191552
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5343
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: Historias de otros foros

Mensajepor aguamarina » 06 Jun 2014 17:19

¿Qué mal hay en hablar en los foros de lo que nos preocupa o nos angustia? Cada cual elige la forma de hacer catarsis que mejor le va. A mí no me gustaría que gente de otros foros curiosee en lo que he confiado en otro sitio a otras personas con el sincero deseo de pedir ayuda u obtener opiniones imparciales, si es que realmente ha sido esta la intención de este escrito.
Avatar de Usuario
Arthur Clennam
Sabio
Sabio
Mensajes: 3987
Registrado: 10 Feb 2013 10:56

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Arthur Clennam » 06 Jun 2014 18:56

aguamarina escribió:¿Qué mal hay en hablar en los foros de lo que nos preocupa o nos angustia?


Nada.


aguamarina escribió:A mí no me gustaría que gente de otros foros curiosee en lo que he confiado en otro sitio a otras personas con el sincero deseo de pedir ayuda u obtener opiniones imparciales, si es que realmente ha sido esta la intención de este escrito.


Cuando usted publica algo en la red, aguamarina, todo el mundo puede leerlo, no sólo los participantes de un foro concreto. A partir de ahí, un texto resulta susceptible de ser copiado y trasladado a otros lares.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Mado » 06 Jun 2014 19:01

Pues si, todo lo que escribimos, las imágenes que colgamos, son plumas lanzadas al viento. Imposibles de controlar :lol: .

Pero hay que tener mucho ánimo para leerse semejante tocho, así es que eso mismo protege al autor de las lecturas indiscretas :lol: . Yo al menos no he sentido tal grado de curiosidad.
Avatar de Usuario
Lola
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1679
Registrado: 10 Nov 2013 14:11

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Lola » 06 Jun 2014 19:03

Durante todo el relato, y mira que es largo, estaba esperando el momento en que esa mujer confesaba que había sido la causante del holocausto.
Será que no logro pillarle el punto a tanta desesperación.
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5343
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: Historias de otros foros

Mensajepor aguamarina » 06 Jun 2014 19:29

Muchos de esos ladrillos son puro afán exhibicionista, pero en algunos casos pueden esconder un deseo sincero de recibir comprensión o apoyo.

La red es peligrosa. Luego algunos insisten en que escudarse tras un nick o aportar información a medias indica falta de sinceridad. Fuera de las redes "virtuales" se puede estar hablando con un amigo y tener la absoluta seguridad de que la conversación no trascenderá. En un foro de Internet, cualquier conversación puede extenderse a otros lugares y cualquiera puede utilizar los datos para machacar a una persona en esos otros foros. No es paranoia mía. No lo he vivido en persona, pero es algo que he visto hacer en algunos foros de gente sin escrúpulos.
Avatar de Usuario
Yasmina
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 786
Registrado: 15 Nov 2013 16:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Yasmina » 06 Jun 2014 20:13

Lola escribió:Durante todo el relato, y mira que es largo, estaba esperando el momento en que esa mujer confesaba que había sido la causante del holocausto.
Será que no logro pillarle el punto a tanta desesperación.


Yo creo que se desespera porque no es el tipo de mujer que mantendría una relación oculta y porque su atracción por el compañero de trabajo le está haciendo replantearse por qué está con su marido y si realmente le va bien con él. Atención a la desbandada general de los "amigos" tras el accidente...
Avatar de Usuario
Yasmina
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 786
Registrado: 15 Nov 2013 16:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Yasmina » 06 Jun 2014 20:39

aguamarina escribió:La red es peligrosa. Luego algunos insisten en que escudarse tras un nick o aportar información a medias indica falta de sinceridad. Fuera de las redes "virtuales" se puede estar hablando con un amigo y tener la absoluta seguridad de que la conversación no trascenderá. En un foro de Internet, cualquier conversación puede extenderse a otros lugares y cualquiera puede utilizar los datos para machacar a una persona en esos otros foros. No es paranoia mía. No lo he vivido en persona, pero es algo que he visto hacer en algunos foros de gente sin escrúpulos.


Yo también soy de la opinión de que hay que ser prudente con la información que se comparte en un foro. Pero también entiendo que haya otros a los que parezca no importarles tanto. Allá cada uno.
Avatar de Usuario
Catalina
Catwoman
Catwoman
Mensajes: 4068
Registrado: 16 Jun 2013 21:54

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Catalina » 06 Jun 2014 21:32

Mado escribió:Pues si, todo lo que escribimos, las imágenes que colgamos, son plumas lanzadas al viento. Imposibles de controlar :lol: .

Pero hay que tener mucho ánimo para leerse semejante tocho, así es que eso mismo protege al autor de las lecturas indiscretas :lol: . Yo al menos no he sentido tal grado de curiosidad.


Yo me he leido el principio y el final, que ya sabia por donde iban los tiros.

Ni de conia me leo todo :dunce

Me ha parecido una historia identica a otras miles.
Imagen
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Pastinaca » 06 Jun 2014 21:35

Si a mí me pasara algo semejante (quedar parapléjico), haría prometer a la persona que estuviese conmigo que nunca se quedaría conmigo por lástima o por cualquier otra razón diferente a las que surgirían estando "sano". Y se lo haría prometer todos los putos días. Quizá es que tengo la mala costumbre de ponerme automáticamente los zapatos de los demás.

Por lo demás, el deseo sexual viene de una parte de nosotros. El amor viene de otra. Por tanto, pueden ser y son independientes. Cuanto antes asumamos que no somos una persona, sino varias en el mismo cascarón, antes comprenderemos muchas de las contradicciones que parecemos portar.
Avatar de Usuario
Catalina
Catwoman
Catwoman
Mensajes: 4068
Registrado: 16 Jun 2013 21:54

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Catalina » 06 Jun 2014 21:37

Muchos de esos ladrillos son puro afán exhibicionista, pero en algunos casos pueden esconder un deseo sincero de recibir comprensión o apoyo.


Pues yo creo que la gente escribe esas historias porque de verdad se sienten angustiados. Aunque visto desde fuera parezca una frivolidad.

Yo por mucho menos, me he sentido igual. Y si no lo he contado en internet ha sido por miedo a que me descubrieran o se rieran de mi.
Imagen
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5343
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: Historias de otros foros

Mensajepor aguamarina » 06 Jun 2014 21:40

Yo misma he publicado ladrillos similares para aliviar la angustia y sentir un poco de respaldo. En mi caso no se trata de afán exhibicionista. Hay gente que necesita contar las cosas (yo soy una de estas personas) y a veces no tiene a quién hacerlo, o no quiere agobiar a los que tiene cerca.
Avatar de Usuario
Lola
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1679
Registrado: 10 Nov 2013 14:11

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Lola » 06 Jun 2014 21:47

Pastinaca escribió:Si a mí me pasara algo semejante (quedar parapléjico), haría prometer a la persona que estuviese conmigo que nunca se quedaría conmigo por lástima o por cualquier otra razón diferente a las que surgirían estando "sano". Y se lo haría prometer todos los putos días. Quizá es que tengo la mala costumbre de ponerme automáticamente los zapatos de los demás.

Por lo demás, el deseo sexual viene de una parte de nosotros. El amor viene de otra. Por tanto, pueden ser y son independientes. Cuanto antes asumamos que no somos una persona, sino varias en el mismo cascarón, antes comprenderemos muchas de las contradicciones que parecemos portar.



Total y absolutamente de acuerdo. Lo que se desprende al final de la historia es una mezcla rara amor/lástima? esas palabras no casan.
El deseo es libre, intentar ponerle candados es una idiotez, que solo sirve para traer angustia y dolor, otra cosa son los hechos, un beso no es un hecho lo suficientemente contundente para esa desesperación con la que se expresa
De fondo hay un sentimiento de culpa importante, pero no precisamente por el beso.
Avatar de Usuario
Catalina
Catwoman
Catwoman
Mensajes: 4068
Registrado: 16 Jun 2013 21:54

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Catalina » 06 Jun 2014 22:04

Lola escribió:
Pastinaca escribió:Si a mí me pasara algo semejante (quedar parapléjico), haría prometer a la persona que estuviese conmigo que nunca se quedaría conmigo por lástima o por cualquier otra razón diferente a las que surgirían estando "sano". Y se lo haría prometer todos los putos días. Quizá es que tengo la mala costumbre de ponerme automáticamente los zapatos de los demás.

Por lo demás, el deseo sexual viene de una parte de nosotros. El amor viene de otra. Por tanto, pueden ser y son independientes. Cuanto antes asumamos que no somos una persona, sino varias en el mismo cascarón, antes comprenderemos muchas de las contradicciones que parecemos portar.



Total y absolutamente de acuerdo. Lo que se desprende al final de la historia es una mezcla rara amor/lástima? esas palabras no casan.
El deseo es libre, intentar ponerle candados es una idiotez, que solo sirve para traer angustia y dolor, otra cosa son los hechos, un beso no es un hecho lo suficientemente contundente para esa desesperación con la que se expresa
De fondo hay un sentimiento de culpa importante, pero no precisamente por el beso.


Mas que por el beso en si, es porque presiente que no va a poder controlar la tentacion de mas besos y lo que caiga.

Y quien no ha sentido lastima por su pareja en situaciones asi?

La lastima, la penilla por el otro, cuando te sientes culpable por algo, ademas con el aniadido de su invalidez..

A mi me ha pasado estar con un chico y sentirme atraida por otro y tener fantasias y sentirme pura basura e incluso una vez me enrolle con uno estando con otro, y no veais el drama interno que me monte por cuatro besos mal dados... Y pensar en mi novio y sentir que pobrecico como habia podido hacerle eso...

En fin, nada nuevo bajo el sol.
Imagen
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Pastinaca » 06 Jun 2014 22:17

He de añadir que, pese a la lógica —o carencia de ella— antes expuesta, empatizo por completo con la chica.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26856
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Gloria » 06 Jun 2014 23:02

Exhibirse...
Avatar de Usuario
Yasmina
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 786
Registrado: 15 Nov 2013 16:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Yasmina » 06 Jun 2014 23:27

Pastinaca escribió:Si a mí me pasara algo semejante (quedar parapléjico), haría prometer a la persona que estuviese conmigo que nunca se quedaría conmigo por lástima o por cualquier otra razón diferente a las que surgirían estando "sano". Y se lo haría prometer todos los putos días. Quizá es que tengo la mala costumbre de ponerme automáticamente los zapatos de los demás.



Ya, Pastinaca, pero si tú estuvieras exigiendo a diario a tu pareja que te confirmará que sí, que está contigo porque te quiere y no por penita, eso ya podría ser un motivo para dejarte, porque si es jodido estar emparajado con un paralítico, también lo es estarlo con alguien que no confía en ti. En una relación así, siempre van a existir sentimientos mezclados y hasta encontrados (amor, pero también rabia, culpa, tristeza, pena) y me temo que no queda otra que aceptarlo. Desde luego, ayuda y mucho que él no sea un triste, pero aún así tiene que ser duro.
Avatar de Usuario
Lola
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1679
Registrado: 10 Nov 2013 14:11

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Lola » 06 Jun 2014 23:56

Catalina escribió:
Lola escribió:
Pastinaca escribió:Si a mí me pasara algo semejante (quedar parapléjico), haría prometer a la persona que estuviese conmigo que nunca se quedaría conmigo por lástima o por cualquier otra razón diferente a las que surgirían estando "sano". Y se lo haría prometer todos los putos días. Quizá es que tengo la mala costumbre de ponerme automáticamente los zapatos de los demás.

Por lo demás, el deseo sexual viene de una parte de nosotros. El amor viene de otra. Por tanto, pueden ser y son independientes. Cuanto antes asumamos que no somos una persona, sino varias en el mismo cascarón, antes comprenderemos muchas de las contradicciones que parecemos portar.



Total y absolutamente de acuerdo. Lo que se desprende al final de la historia es una mezcla rara amor/lástima? esas palabras no casan.
El deseo es libre, intentar ponerle candados es una idiotez, que solo sirve para traer angustia y dolor, otra cosa son los hechos, un beso no es un hecho lo suficientemente contundente para esa desesperación con la que se expresa
De fondo hay un sentimiento de culpa importante, pero no precisamente por el beso.


Mas que por el beso en si, es porque presiente que no va a poder controlar la tentacion de mas besos y lo que caiga.

Y quien no ha sentido lastima por su pareja en situaciones asi?

La lastima, la penilla por el otro, cuando te sientes culpable por algo, ademas con el aniadido de su invalidez..

A mi me ha pasado estar con un chico y sentirme atraida por otro y tener fantasias y sentirme pura basura e incluso una vez me enrolle con uno estando con otro, y no veais el drama interno que me monte por cuatro besos mal dados... Y pensar en mi novio y sentir que pobrecico como habia podido hacerle eso...

En fin, nada nuevo bajo el sol.



Es que no creo que vea la invalidez como el añadido sino como el tema principal.
Se sentiría tan culpable si su chico no fuera invalido?

Se puede sentir lástima en una infidelidad, pero no de la otra persona, más bien por lo que se pierde, por el amor, incluso por una misma. Y esa sensación si la reconozco.
Avatar de Usuario
Catalina
Catwoman
Catwoman
Mensajes: 4068
Registrado: 16 Jun 2013 21:54

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Catalina » 07 Jun 2014 00:01

Hombre, yo no se esta mujer, yo ya he contado que yo me he sentido asi y nunca he salido con un invalido. :dunce
Imagen
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Pastinaca » 07 Jun 2014 07:47

Yasmina escribió:Ya, Pastinaca, pero si tú estuvieras exigiendo a diario a tu pareja que te confirmará que sí, que está contigo porque te quiere y no por penita, eso ya podría ser un motivo para dejarte, porque si es jodido estar emparajado con un paralítico, también lo es estarlo con alguien que no confía en ti. En una relación así, siempre van a existir sentimientos mezclados y hasta encontrados (amor, pero también rabia, culpa, tristeza, pena) y me temo que no queda otra que aceptarlo. Desde luego, ayuda y mucho que él no sea un triste, pero aún así tiene que ser duro.


Naturalmente, estaba dramatizando. No iba a estar todos los días dando la brasa. Pero sí dejar bien claro, dejando aparte la puta corrección política, que yo había perdido¹ puntos como pareja. Y si ya es complicado llevar a buen término ("para siempre") una relación sentimental con los puntos de serie, mucho más si se le añaden circunstancias negativas.

Por tanto, yo le diría que era muy probable que un día dejara de querer estar conmigo y que no debía sentirlo de manera diferente a desear cortar con un "sano". Es decir, borrar completamente el 'factor obligación'. Hay pocas cosas que destrocen más una vida que estar atado a alguien por obligación y no por deseo.


¹ Aunque, a veces, también se ganen.
Avatar de Usuario
Palomedes
Rancio
Mensajes: 2797
Registrado: 11 Jun 2013 16:54

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Palomedes » 07 Jun 2014 18:08

Una historia cortita, para que no os fatiguéis.

En el foro original, para más inri, salta un vídeo en el que habla de la predilección de las mujeres por los grandes penes.


Mi hijo tiene el pene pequeño y quiere morirse

Soy una madre de un niño de 23 años,

resulta que mi hijo tiene el pene pequeño

de 8 centimetros.

Mi hijo era una persona muy feliz y contenta,

siempre estaba con una sonrisa en la boca

y trataba a las mujeres de un modo ejemplar,

a mi la primera, siempre he pensado que me

ha tocado el hijo más agradecido del mundo.

Pero desde hace un año las cosas han cambiado

en su vida y por tanto en la mía.

Se siente muy mal porque ha descubierto que a

muchas chicas les importa el tamaño del pene.

Lo descubrió porque su exnovia lo dejó cuando

empezaron a tener relaciones sexuales,

según me dijo mi hijo, ella le dijo

que estaba enamorada de él,

pero que no quería pasarse la vida con un chico

de pene tan pequeño ya que para ella eso es muy

importante.

Desde entonces mi hijo ya no trata tan bien a

las mujeres, y eso me incluye a mi.

Ya no me da nunca ni un beso.

Dice que todas somos iguales y que tenemos

maldad en el corazón, que lo único que queremos

es un hombre de pene enorme.

Yo le explico que no es así, que no todas

somos iguales, que seguro que encontrará a una

buena chica.

Pero me responde siempre diciendo que eso

lo digo para consolarle, que no es la realidad,

que la vida es injusta y no quiere vivirla.

Ha intentado suicidarse hace poco pero lo pillé

a tiempo, lo he pasado muy mal.

He intentado todo,

decirle que vaya al psicologo, hablar con

él, ir al médico a preguntar si eso se puede

arreglar, pero él no quiere ir al psicologo y

el urólogo me dice que se podría operar, pero

que es una barbaridad que puede ser muy

arriesgada y que no se lo aconseja para nada.

pero él sigue triste sin salir de casa,

sólo sale para estudiar y trabajar.

Ya no sale con sus amigos de fiesta porque dice

que se deprime cada vez que ve una chica que

le gusta porque le recuerda que tiene un pene

chico y cualquier chica podrá hacerle sentir

mal como lo hizo su ex.

No sé, estoy desesperada, me paso muchas noches

llorando por él, ya no es la persona que era,

está metido en pozo negro por culpa de un

maldito pene, o mejor dicho, de una maldita

sociedad que le hace sentirse mal por ser

como la naturaleza le ha hecho ser.

No sé que hacer, mi marido nos dejó hace 10 años

y estoy sola en esto, junto a él.

Desde que lo pillé intentando suicidarse

tengo ansiedad.

No sé que hacer, no entiendo porque su ex lo

dejó por algo tan ... como eso,

a mi jamás me ha importado esas cosas,

pero no sé si es que a las chicas de hoy en día

les ha dado por ahí, o es que la naturaleza

es injusta y quiere que suframos.

Ayudarme, decirme algo que yo pueda hacer.

http://foro.enfemenino.com/forum/pareja ... rirse.html
La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan.
Avatar de Usuario
aguamarina
Sabio
Sabio
Mensajes: 5343
Registrado: 12 Oct 2012 15:30

Re: Historias de otros foros

Mensajepor aguamarina » 07 Jun 2014 18:24

¿Cuál es el objetivo de este hilo que ha creado, Palomedes? ¿Divertir, reírse con, reírse de, hacer un foro-soap?
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Pastinaca » 07 Jun 2014 19:14

¿Crear conversación y debate?
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Mado » 07 Jun 2014 19:25

Hola Pasti :D.

Esto que nos ha traído Palomedes parece la versión dramática de aquel relato tuyo que tanto nos hizo disfrutar.

Yo prefiero tu relato, indiscutiblemente.
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: Historias de otros foros

Mensajepor Pastinaca » 07 Jun 2014 19:37

Le concedo más credibilidad al del marido minusválido que a éste. No sé, me parece un poco forzado su estilo.

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados