Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 03 Sep 2014 18:40

Detrás del voto casi unánime y las expresiones de apoyo a Franco, podía percibirse frialdad y reticencia por parte de los demás generales. La simple elección como primus inter pares no era, para Franco, más que un paso hacia la consecución del poder absoluto. Sin embargo, sus compañeros generales, suponían que su elección era para garantizar la unidad de mando necesaria para la victoria, pero que la depositaban temporalmente, en manos del general de más éxito y que se terminaría una vez ganada la guerra. ¡Vana ilusión! Los partidarios de Franco estaban dispuestos a conseguir los plenos poderes del nuevo Estado, para él, por lo que, Kindelán, Nicolás Franco, Yagüe y Millán Astray solicitaron una nueva reunión de la Junta para que se definiesen claramente los poderes del nuevo Generalísimo, proponiendo además que tal cargo llevase aneja la jefatura del Estado.

La reunión de la Junta se programó para su celebración el lunes, 28 de setiembre. En la sesión matinal de la reunión, los demás generales mostraron cierta renuencia a hablar de la cuestión de los poderes que ejercería el comandante único y algunos estaban incluso a favor de aplazar algunas semanas la decisión. Al fin y al cabo, sólo había pasado una semana, cuando habían acordado hacer a Franco generalísimo del ejército nacional y nadie había insinuado tan siquiera de que también debería desempeñar poderes políticos. Ante la suposición de que la caída de Madrid y el final de la guerra eran inminentes, los generales se resistían a conceder a Franco una autoridad de amplio alcance pues sospechaban (con razón) lo difícil que resultaría después convencerlo para que renunciase luego a la misma. Sin embargo, Kindelán insistió y leyó el borrador de decreto que llevaba preparado. En el artículo 1, proponía la subordinación del ejército, la armada y la aviación a un mando único; en el artículo 2, que al comandante único se le llamase Generalísimo y, en el artículo 3, que el rango de Generalísimo llevara consigo la función de jefe del Estado, "mientras dure la guerra".
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 03 Sep 2014 23:27

La propuesta defendida por Kindelán, que implicaba la disolución de la Junta de Defensa, fue acogida con hostilidad, en particular por Mola. Éste reconocía que Franco era el general más brillante, pero eso no significaba que quisiera cederle el poder político absoluto. Incluso Orgaz dudó en apoyar a Kindelán. Después de la comida, Kindelán y Yagüe convencieron a sus camaradas de que era necesario concentrar los poderes políticos y los militares, para convencer al pueblo de que se estaba gestando un Estado nuevo. Antes de que diera comienzo la sesión de la tarde, Queipo y Mola regresaron a sus respectivos cuarteles generales. Tomando como base la propuesta de Kindelán, se alcanzó un reticente acuerdo a fin de que Franco fuera el jefe del gobierno, además de Generalísimo. Cabanellas se comprometió a hacerlo efectivo al cabo de dos días. De hecho, este último seguía albergando serias dudas y sólo se decidió a firmar el decreto a altas horas de la noche del 28 de setiembre, después de largas consultas telefónicas con Mola y Queipo.

Cabanellas confió al profesor de derecho internacional José Yanguas Messía la redacción del decreto de la Junta que registraba la decisión. El primer artículo declaraba: "En cumplimiento del acuerdo adoptado por la Junta de Defensa Nacional, se nombra Jefe del Gobierno del Estado español al Excelentísimo señor general de División don Francisco Franco Bahamonde, quien asumirá todos los Poderes del nuevo Estado". Se afirmó que el decreto fue amañado por Franco o por su hermano antes de imprimirse. Según parece, el borrador de decreto hacía referencia a que Franco sería jefe del gobierno del Estado español sólo provisionalmente, "mientras durase la guerra" y que se suprimió antes de someterlo a la firma de Cabanellas. No era necesario tal amaño. Convertido en jefe del gobierno del Estado español, Franco se refería simplemente a sí mismo como jefe del Estado y, como tal, se atribuía plenos poderes. Los generales monárquicos, como Kindelán, Orgaz y Yanguas, se dieron pronto cuenta de su gran error al apoyar a Franco en sus ambiciones de hacerse con todos los poderes del Estado. Una vez alcanzada la cima del poder, Franco no tenía intención alguna de cederlo en vida a un rey, y mucho menos a un candidato tan poco inteligente, imprudente y falto de tacto, como el bobalicón hijo de Alfonso XIII, don Juan de Borbón.

El comentario al respecto de Cabanellas es muy esclarecedor y profético: "Ustedes no saben lo que han hecho, porque no lo conocen como yo, que lo tuve a mis órdenes en el Ejército de África, como jefe de una de las unidades de la columna a mi mando; y si, como quieren, va a dársele en estos momentos España, va a creerse que es suya y no dejará que nadie lo sustituya en la Guerra ni después de ella, hasta su muerte".
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 04 Sep 2014 09:53

La Iglesia católica, que estaba mayoritariamente del lado de los militares rebeldes, vio en Franco al providencial defensor no sólo de los valores "tradicionales" de España, sino de la fe universal contra la barbarie salvaje y atea de la zona republicana, donde prevalecía el odio, la anarquía, el comunismo y el ateísmo. El obispo de Salamanca, Pla y Deniel, empleó por primera vez la palabra "cruzada" para referirse a la actividad guerrera de los nacionales (La clara identificación de la Iglesia con los planteamientos ideológicos de los posteriores gobiernos de la Dictadura de Franco, hizo que a este largo y triste periodo de nuestra historia se le denominase "Nacional-Catolicismo").

El 1 de octubre de 1936, tuvo lugar la investidura del nuevo jefe del Estado. El despliegue de pompa y ceremonia distaba mucho de la improvisación de los primeros días de Franco como militar rebelde, apenas diez semanas atrás, Una gran guardia de honor esperaba su llegada frente a la capitanía general de Burgos. Una multitud enorme estalló en aplausos y vítores cuando su coche entró en la plaza ante el cuartel general. En el salón del trono, en presencia de diplomáticos de Italia, Alemania y Portugal, Cabanellas cedió formalmente los poderes de la Junta de Defensa a un Franco visiblemente encantado, La figura poco imponente de Franco (bajo, calvo, con doble papada y vientre prominente), se erguía solo bajo un palio. Cabanellas dijo: "Señor Jefe del Estado Español. En nombre de la Junta de Defensa Nacional, os entrego los Poderes absolutos del Estado". La respuesta de Franco resonó con grandeza, regia seguridad en sí mismo y autoridad fácilmente asumida: "Mi General, señores generales y jefes de la Junta: Podéis estar orgullosos, recibisteis una España rota y me entregáis una España unida en un ideal unánime y grandioso. La victoria está de nuestro lado. Ponéis en mis manos a España y yo os aseguro que mi pulso no temblará, que mi mano estará siempre firme ,,,"
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 09 Sep 2014 10:51

Los episodios de asesinatos y feroz represión, en la Guerra Civil, no fueron patrimonio exclusivo del bando nacional. El republicano se distinguió asimismo por alcanzar unas cotas de crueldad similares. Además de los "paseos" generalizados durante los primeros días de la guerra, hubo asaltos y sacas de prisioneros inexplicables si existiese un gobierno con autoridad.

Los días 22 y 23 de agosto, milicianos anarquistas que ocupaban y vigilaban la Cárcel Modelo de Madrid asesinaron a políticos y militares encarcelados allí: Melquíades Álvarez, líder del Partido Republicano Liberal Demócrata, republicano de derecha, José María Albiñana Sanz, jefe del Partido Nacionalista Español de extrema derecha, los ex ministros de la República, Manuel Rico Avello y José Martínez de Velasco, el falangista y piloto del vuelo Madrid-Buenos Aires del avión «Plus Ultra», Julio Ruiz de Alda, el general Osvaldo Capaz Montes (que había tomado posesión del territorio de Ifni), el general Rafael Villegas (cabecilla inicialmente de la sublevación en Madrid), el capitán de Caballería Fernando Primo de Rivera y Sáenz de Heredia (hermano de José Antonio Primo de Rivera), entre otros. En total, a lo largo de los días 22 y 23 de agosto fueron asesinados de 28 a 30 presos.

El presidente Azaña quedó consternado por los hechos y se planteó dimitir. La reacción del Gobierno consistió en constituir en la prisión un «Comité de Control» formado por representantes de todos los partidos y entidades sindicales del Frente Popular y a encomendar la guardia interior del edificio a las «Milicias de Retaguardia» que pasaron a reemplazar a los funcionarios del Cuerpo de Prisiones (medida que facilitó sobremanera las famosas «sacas» que desde esa misma Cárcel Modelo, entre otras, tuvieron lugar en octubre, noviembre y diciembre de 1936), y a prohibir la publicación por la prensa de toda mención de los asesinatos, dándose publicidad en cambio a una nota oficial en la que se aludía a un incendio en el edificio, incendio que había sido prontamente sofocado, se decía, gracias a la intervención de las Milicias.

Este terrible episodio fue el preludio de las sacas de prisioneros de cárceles de Madrid que tuvieron lugar entre el 7 de noviembre y 4 de diciembre de 1936, y que dieron lugar al episodio conocido como "La matanza de Paracuellos del Jarama", donde fueron asesinadas más de 2.500 personas.

http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A1rce ... _de_Madrid

http://es.wikipedia.org/wiki/Matanzas_de_Paracuellos
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 09 Sep 2014 16:18

Las primeras actuaciones de Franco, como jefe del nuevo Estado, fue realizar varios nombramientos a favor de sus compañeros de armas. Así, el general Orgaz se convirtió en Alto Comisario de Marruecos. A Mola, se le concedió el mando del ejército del Norte. Queipo, el mando del ejército del Sur. A Cabanellas, sin embargo, se le marginó, nombrándolo Inspector del Ejército (título meramente simbólico), en castigo por su tibio apoyo al encumbramiento de Franco. Este último, además, estaba resentido con Cabanellas, por haber sido su superior y que soliese llamarle "Franquito", lo mismo que hacía Sanjurjo.

Aunque estas actuaciones de Franco fueron normales, no puede decirse lo mismo del desastroso nombramiento de Millán de Astray, como jefe de Prensa y Propaganda. Éste dirigía la oficina de prensa del bando nacional como si fuera un cuartel, convocaba a los periodistas de su equipo a golpe de silbato y luego pronunciaba un arenga como solía hacer en la Legión, antes de entrar en combate. Pero, lo que colmó el vaso de la paciencia de Franco y que provocó su destitución, fue el grave incidente ocurrido en la universidad de Salamanca, en un acto oficial en conmemoración del 12 de Octubre de 1936.

El acto estaba presidido por el rector perpetuo, el insigne catedrático, novelista y filósofo, Miguel de Unamuno. Parece ser que una serie de discursos recalcaron la importancia del pasado y futuro imperial de España. En particular, uno de Francisco Maldonado de Guevara, que describió la Guerra Civil como una lucha de los valores tradicionales y eternos de España contra la anti España de los rojos, vascos y catalanes, exasperó a Unamuno, que ya estaba desolado ante la "lógica del terror", el arresto y el asesinato de amigos y conocidos. La vehemencia del discurso de Maldonado incitó a un legionario a gritar "¡Viva la muerte!", el grito de guerra de la Legión. Entonces intervino Millán, para lanzar el triple grito de "¡España!", respondiéndole con las tres réplicas tradicionales de "¡Una! ¡Grande! ¡Libre!". Cuando Unamuno habló, lo hizo para oponerse a la frenética glorificación de la guerra y la represión. Dijo que la Guerra Civil era un aguerra incivil, que "vencer no es convencer" y que los catalanes y los vascos no eran más antiespañoles que los presentes. "Y yo, como sabéis, nací en Bilbao, soy vasco y llevo toda mi vida enseñándoos la lengua española, que no sabéis". En ese momento le interrumpió un Millán Astray, al borde de la apoplejía, que se puso en pie para justificar el alzamiento militar. Mientras Millán se sumía en un delirio homicida, Unamuno resistió firme, señalando la necedad necrofílica del lema "¡Viva la muerte!". A eso, Millán fuera de sí, exclamó: "¡Mueran los intelectuales!", respondiéndole Unamuno que se encontraban en el templo de la inteligencia y que semejantes palabras eran una profanación.

Ante el aumento del griterío y los abucheos, y cuando los guardaespaldas de Millán amenazaron a Unamuno, intervino la esposa de Franco, doña Carmen, presente en el acto, quein con gran entereza de ánimo y no menos coraje, cogió del brazo a Unamuno, sacándolo del paraninfo y acompañándolo a su casa en su propio coche oficial. Posiblemente, esta actuación salvó a vida a Unamuno, quien pocos días más tarde fue destituido de su cargo como rector y en arresto domiciliario, falleciendo por causas naturales a finales de diciembre. El incidente fue causa de que Franco decidiese destituir a una persona que, como Millán, era un verdadero animal, que dejaba quedar en muy mal lugar al incipiente régimen franquista, respecto al resto de países europeos.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 10 Sep 2014 11:38

Los conservadores y otras víctimas de clase media de la barbarie y atrocidades de Madrid no fueron los únicos civiles del bando nacional que perdieron la vida. El más celebre fue José Antonio Primo de Rivera, el fundador y jefe de Falange, y que había sido arrestado el 14 de marzo de 1936 y encarcelado en Alicante. ¿Se pudo haber evitado su fusilamiento, mediante un canje de prisioneros, como de hecho sucedió con otros personajes de la derecha? Todos los indicios apuntan a que Franco no estaba por la labor de que se liberase a José Antonio. Franco necesitaba a la Falange como mecanismo de movilización política de la población civil y como medio de crear una identificación de ideales con sus aliados italianos y alemanes. Sin embargo, si el carismático José Antonio hubiese aparecido por Salamanca, a Franco le hubiese costado un poco más manipular y dominar a la Falange. Por otra parte, Franco y Primo de Rivera no congeniaban, sentían una antipatía mutua. Mientras José Antonio consideraba a Franco un pretencioso, obsesionado por sí mismo y tan prudente que rayaba en la cobardía, Franco consideraba a Primo de Rivera como un "niño de papá", metido a revolucionario, carente de inteligencia y muy imprudente. A pesar de los esfuerzos de Serrano Súñer para romper esa mala relación, sus esfuerzos fueron en vano, ya que Franco nunca le perdonó a José Antonio su oposición a que fuese incluido en las listas electorales de candidatos de derechas, por la provincia de Cuenca, en las elecciones de la primavera de 1936.

Desde un principio, Franco estaba obsesionado por subordinar a las diversas familias políticas de la coalición nacional a una única autoridad. Esta unificación sólo podía llevarse a cabo a costa del desarme político de la cada vez más numerosa y vociferante Falange. Semejante operación resultaría más fácil si el jefe falangista no estuviera presente. En un principio Franco aprobó a regañadientes las primeras tentativas para liberar a José Antonio. El primer intento de rescate había sido obra de grupos aislados de falangistas en Alicante. Más adelante, se hicieron intentos más serios para lograr su liberación, pero siempre fallidos. Por otra parte, Franco se negó a aceptar que José Antonio fuese canjeado por otros familiares de personajes republicanos, como la esposa e hijos del general Miaja, que estaban encarcelados en Melilla.

El 20 de noviembre de 1936, José Antonio Primo de Rivera fue fusilado en la cárcel de Alicante. Franco aprovechó al máximo las oportunidades propagandísticas que se le presentaban, feliz de explotar la eterna ausencia del héroe mientras en privado se alegraba de que no le incomodara con su presencia. Las noticias de la ejecución llegaron al Cuartel General de Franco poco después de que ocurriera. Sin embargo, a Franco le interesaba negar públicamente que hubiese muerto. Hasta dos años más tarde, no se confirmó oficialmente el fusilamiento del jefe de Falange, tiempo que fue aprovechado por Franco para llevar a cabo la unificación de todas las fuerzas políticas para su mando único.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 13 Sep 2014 11:25

Aunque, evidentemente, a Franco le "vino bien" que fusilasen a Primo de Rivera, parece claro que si éste hubiera sobrevivido a la guerra, acabaría siendo una figura decorativa del Régimen franquista. Franco no tuvo problema alguno en arrinconar a todo aquel que osara contradecirle o intentase retirarlo de la Jefatura del Estado. Es más, Primo de Rivera posiblemente hubiera intentado poner pronto fin a la carnicería, abierto a la idea de una reconciliación nacional, con la concesión de una amnistía general, al finalizar la Guerra Civil. Pero, está más que claro que Franco nunca lo habría consentido por lo que la posición de José Antonio iba a ser muy problemática de haber sobrevivido a la guerra.

Mientras se orquestaba un culto a la personalidad de Franco, como Caudillo salvador de España y heredero de José Antonio, aquél expresaba en privado la profunda aversión que sentía por José Antonio. Su cuñado, Serrano Súñer, sabía que alabar al jefe de Falange delante de Franco garantizaba la irritación de este último. En una ocasión, el Generalísimo explotó: "Lo ves, siempre a vueltas con la figura de ese muchacho como cosa extraordinaria". En otra, Franco afirmó encantado tener pruebas de que Primo de Rivera había muerto como un cobarde.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 13 Sep 2014 17:58

Una vez liberado el Alcázar de Toledo, y con Franco nombrado Generalísimo del Ejército nacional, se inició lo que todos consideraban una toma fácil de Madrid. Sin embargo, la demora de dos semanas, para liberar Toledo, fue para muchos decisivo para que el asedio de Madrid se prolongase desde octubre de 1936 a febrero de 1937, con la retirada de las fuerzas asaltantes sin haber rendido Madrid. Es cierto que, el gobierno de la República estaba tan seguro de que Madrid caería que abandonó de forma cobarde y miserable la capital, rumbo a Valencia; hecho que, junto a la huida de los gobernantes catalanes antes de la toma de Barcelona por las tropas de Yagüe, sin disparar un solo tiro y la traición de los separatistas vascos, en Santoña, forman la trilogía de actos más miserables, traidores y cobardes, ejecutados en el bando republicano.

A pesar de la huida como ratas de los miembros del gobierno republicano, Madrid estaba muy lejos de rendirse. Y así, aunque las tropas estaban "teóricamente" al mando de un incompetente e inútil general Miaja, como jefe de Estado Mayor figuraba un joven teniente coronel Vicente Rojo, cuya contribución a la defensa de Madrid fue decisiva. Además, Rojo tuvo mucha suerte porque pudo conocer el plan de ataque del general Varela, al hallarlo de forma casual en un carro nacional apresado. Curiosamente, la cobarde huida del gobierno de Largo Caballero pareció llevarse consigo la atmósfera de pesimismo y, aún más, la proximidad de las fuerzas de Franco hizo que se borraran las disputas políticas internas.

La noche del 7 de noviembre, en las silenciosas calles de Madrid, los defensores permanecían unidos por los atormentadores recuerdos de los que había sucedido tras la entrada del ejército de África en Badajoz. No obstante, existía la determinación popular de luchar hasta el final. Junto con el Quinto Regimiento del Partido Comunista, la fuerza mejor organizada y disciplinada de la zona central, los mil novecientos hombres de la XI Brigada Internacional ayudaron decisivamente a organizar la población de Madrid en una defensa desesperada y heroica. Guiados por el brillante uso que un competente Rojo hizo del plan de ataque de Varela, el pueblo de Madrid pudo contener los ataques de las tropas nacionales.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 15 Sep 2014 10:27

Franco no estaba dispuesto a consentir que nadie, en el bando nacional, cuestionase su autoridad o pretendiese actuar de forma autónoma. Así, cuando el jefe del Requeté, Fal Conde, el 8 de diciembre, con permiso de Mola, creó una Real Academia Militar de Requetés para la instrucción técnica e ideológica de los oficiales carlistas, Franco a través del general Dávila, presidente de la Junta Técnica del Estado, informó a Fal Conde de que consideraba la creación de la academia carlista casi como un golpe de estado. Le concedió a Fal Conde cuarenta y ocho horas para abandonar la zona nacional o enfrentarse a un consejo de guerra. Franco pensó seriamente en fusilar al jefe carlista pero como no deseaba minar la moral de los requetés que luchaban en el frente, se contentó con desterrarlo a Portugal. Para asegurar su control sobre las milicias autónomas, Franco dictó un decreto que militarizaba los tres grupos de milicias (la Falange, el Requeté y la Ceda) y los ponía bajo el mando del coronel Monasterio. Por una curiosa coincidencia, en esas mismas fechas, fue cuando el bobalicón Borbón, don Juan, se ofreció para participar en la guerra, en la Marina nacional. La respuesta de Franco, ya conocida, fue muy sensata, porque no parecía muy inteligente pretender reinar en España, después de haber combatido en una guerra civil, en uno de los bandos en conflicto. Está claro que sólo a un Borbón se le podía haber ocurrido semejante insensatez.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 16 Sep 2014 17:15

El fracaso nacional en el asedio de Madrid, hizo que sus aliados, italianos y alemanes, empezaran a impacientarse. En especial, el Duce había comprometido su propio prestigio en una victoria de los nacionales en España; por eso, el estancamiento en torno a Madrid aumentó rápidamente su impaciencia con Franco. A final de año, pidió a Hitler que enviara a alguien a una reunión que se celebraría a mediados de enero en Roma, con "plenos poderes para la toma de una verdadera decisión en España". En la reunión, celebrada en el Palacio Venecia, la tarde del 14 de enero de 1937, a la que asistieron Mussolini y Göring por parte alemana, se acordó que para asegurar la victoria de Franco se enviaría una nueva y copiosa ayuda militar, pero también que a cambio, Franco tendría que aceptar que un fuerte contingente italiano, a las órdenes del general Roatta, se empleara como fuerza independiente, sólo nominalmente responsable ante él.

Después de sus fracasos en Madrid, Franco no tuvo más remedio que apretar los dientes y consentir las humillantes injerencias de sus aliados que se plasmaron en que habría tres posibles acciones decisivas por las que las fuerzas italianas ganarían la guerra para Franco (ataque a gran escala de Teruel a Valencia, marcha desde Sigüenza a Guadalajara y, la tercera, la toma de Málaga). Franco no pudo evitar resentirse ante el claro desdén de sus aliados por sus proezas militares, sin embargo no lo aparentó y aceptó las sugerencias estratégicas de Mussolini, junto con la imposición de oficiales extranjeros en su Estado Mayor.

Aunque a mediados de diciembre se había intensificado con considerable éxito una ofensiva nacional para tomar el control del resto de Andalucía, los italianos, deseosos de obtener una victoria rápida y cómoda para ofrecérsela al Duce, diseñaron un ataque rápido sobre Málaga. Así, y después de un rápido avance, nacionales e italianos llegaron a Málaga el 7 de febrero. Las tropas italianas fueron las primeras en entrar en Málaga y durante un lapso de tiempo gobernaron la ciudad antes de cederla ostensiblemente a los españoles. El general Roatta reclamó la victoria para Mussolini y envió un telegrama triunfante e hiriente a Franco: "Las tropas bajo mi mando tienen el honor de entregar la ciudad de Málaga a su Excelencia".
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 18 Sep 2014 11:34

Poco se imaginaba Roatta que unas semanas más tarde tendría que tragarse estas palabras, al quedar en ridículo los italianos en la batalla de Guadalajara (la única importante ganada claramente por los republicanos).
Los italianos, eufóricos por la fácil toma de Málaga, pensaron que ellos solos iban a ganar la guerra, en muy poco tiempo, contradiciendo a Franco que opinaba por seguir una guerra de desgaste. En vez de continuar con la ocupación del resto de Andalucía, la provincia de Almería, siguiendo por Murcia para acosar Alicante y Valencia, se decidió volver al asedio de Madrid, por lo que los italianos decidieron "autónomamente" dirigirse de Sigüenza a Guadalajara, para tomar esta ciudad y, con ello, aislar Madrid. Sin embargo, los italianos desconocían que una cosa era enfrentarse a un puñado de desharrapados abisinios o a malagueños abandonados a su suerte por la República y, otra muy distinta, hacerlo contra los defensores de Madrid que dieron un ejemplo de heroicidad, valentía y capacidad de lucha, muy por encima de la que demostraron los combatientes italianos.

En principio se optó porque los italianos atacasen Guadalajara, mientras las tropas al mando del general Orgaz hacían lo propio en el valle del Jarama, pero mientras que los primeros cumplían con lo acordado, Franco no lo hacía, al no ordenar a Orgaz la continuidad de los combates, en el Jarama. Eso hizo que los republicanos pudiesen enfrentarse con todas las fuerzas disponibles a los italianos, a los que derrotaron de forma aplastante y humillante, en Guadalajara, abandonando los fascistas en su retirada numeroso material bélico. Ni que decir tiene que, a partir de ese momento, nunca más se volvió a discutir la autoridad de Franco, quien logró terminar con los contingentes de tropas autónomas.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 19 Sep 2014 09:57

Franco fue implacable con aquellos a los que consideraba enemigos. A pesar de que sus aliados italianos le recomendaban que evitase la aplicación indiscriminada de la pena de muerte, ésta siguió aplicándose de forma masiva, en la guerra y, en los años primeros años posteriores a la misma. Desde marzo de 1937, las sentencias de muerte debían remitirse al cuartel general del Generalísimo, donde debían confirmarse o indultarse. La última palabra la tenía Franco, no como jefe del Estado, sino como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Su hombre de confianza, el teniente coronel Martínez Fuset, como auditor del cuartel general del Caudillo, le hacía llegar los expedientes con las sentencias de muerte que, Franco en persona, debía revisar. A pesar del mito del régimen de un Caudillo incansable y compasivo con sus enemigos, la realidad era mucho más prosaica. En Salamanca o en Burgos, después de comer, ante un café, o incluso en un coche, dirigiéndose al frente de batalla, el Caudillo hojeaba y firmaba las sentencias, a menudo sin leer los detalles pero especificando sin embargo la más brutal forma de ejecución: garrote vil.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 19 Sep 2014 22:02

La República concentró sus tropas mejor entrenadas y equipadas en el centro de España, dejando otros frentes desguarnecidos. Esta estrategia hizo que su derrota fuese, a medio o a largo plazo, inevitable. Sin embargo, Franco seguía obstinado en tomar Madrid, aunque ello le estuviese resultando una misión imposible e hiciese que no pudiera dedicar mayor contingente de fuerzas en la ocupación de nuevas zonas peor defendidas. El prestigioso coronel Vigón, jefe del Estado Mayor de Mola, había escrito a Kindelán para convencerle de la importancia de acabar rápidamente la guerra en el norte. Su gran argumento era que así se podría capturar las reservas de carbón, hierro y acero y las fábricas de armas de las provincias vascas. Apeló a Kindelán para que lograse convencer al Generalísimo para que diese prioridad a las operaciones en el norte.

A pesar de la contundencia de los argumentos de Vigón, tomados como propios por Kindelán, Franco hizo oídos sordos a los mismos. Sólo cuando el general Sperrle, comandante de la Legión Cóndor, le presentó argumentos muy parecidos, consiguió que Franco cambiase de opinión. El 20 de marzo de 1937, enterado Franco de la magnitud del fracaso italiano en Guadalajara dio vía libre para lanzar un gran ataque al País Vasco. Creía (con razón) que la resistencia en el norte sería escasa. El 23 de marzo, convocó a Mola en Salamanca y le dio órdenes concretas sobre la ofensiva de Bilbao basadas en las sugerencias de Vigón y las propuestas de Sperrle. Los detalles de la operación se fijaron en las reuniones mantenidas el 24 y 26 de marzo entre el general Kindelán, como jefe de la aviación nacional, los generales Solchaga y López Pinto, como comandantes de campo, Vigón como jefe de Estado Mayor de Mola y el coronel Wolfram von Richthofen (*), jefe de Estado Mayor de la Legión Cóndor.

Mola reunió un gran ejército compuesto por unidades de la Legión, de los requetés y de las brigadas mixtas hispanoitalianas. Estaba respaldado por el apoyo aéreo de la pequeña pero muy bien equipada Legión Cóndor, al mando de Richthofen. En la práctica la necesidad de sincronizar las operaciones conjuntas tierra-aire a cada hora, hacía imposible el contacto con Salamanca. Como el general Sperrle respetaba la autoridad de Franco, éste le dio carta blanca para establecer contactos directamente con Mola y Vigón.

(*) Richthofen era primo del famoso as de la aviación alemana, en la Primera Guerra Mundial, Manfred von Richthofen, El Barón Rojo.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 22 Sep 2014 11:32

Franco estaba dispuesto a seguir haciendo una guerra de desgaste, una tarea "lenta, de redención y pacificación, sin la cual la ocupación militar sería totalmente inútil. La redención moral de las zonas ocupadas será larga y difícil, porque en España las raíces del anarquismo son antiguas y profundas".

En una reunión el 4 de abril, con el embajador italiano Cantalupo, Franco volvía a insistir en su idea principal, de subordinación de las decisiones militares por entero a los factores políticos más ambiciosos y que suponían, para él, su consolidación como líder indiscutible del nuevo Estado que se estaba fraguando, en la zona nacional. Así, Franco afirmó: "Ocuparé España ciudad a ciudad, pueblo a pueblo, ferrocarril a ferrocarril ... Nada me hará abandonar este programa gradual. Me dará menos gloria, pero mayor paz en el territorio. Llegado el caso, esta guerra civil podría continuar aún otro año o dos, quizás tres. Querido embajador, puedo asegurarle que no tengo interés en el territorio, sino en los habitantes. La reconquista del territorio es el medio, la redención de los habitantes, el fin".

A pesar de estas opiniones, Franco estaba perplejo ante la evolución de la campaña en el norte. Por eso, accedió a concentrar un importante contingente de tropas, con el soporte aéreo de la Legión Cóndor, para tomar Bilbao. El 24 de abril, después de un intenso bombardeo aéreo y del azote de la artillería, las fuerzas vascas huían en desbandada. Richthofen y Vigón coincidieron en la necesidad de cortar la retirada de los vascos en torno a Guernica y Marquina. Así, el día 26 de abril, por la tarde, en un día de mercado, en el que habrían 10.000 personas, en la pequeña localidad de Guernica, símbolo de los separatistas vascos, se produjo un bombardeo intensivo de dicha población y el ametrallamiento de las personas que huían despavoridas ante la intensidad del ataque de los aviones de la Legión Cóndor, apoyados por unos cuantos aviones de la Aviazione Legionaria italiana. El número de víctimas, nunca se sabrá con certeza. El gobierno vasco calculó las víctimas en más de 1.600, mientras que los propagandistas de Franco, estimaban una cifra sensiblemente menor. La realidad era que el bombardeo de una población indefensa fue un acto cruel, de asesinatos sin justificación alguna; tanto es así que los nacionales intentaron negar el hecho, diciendo que había sido obra de los propios vascos.

Por tratarse de la primera destrucción de una ciudad abierta mediante un bombardeo, Guernica quedó grabada a fuego en la conciencia europea como el gran crimen de Franco. La indignación de los adversarios del fascismo aumentó ante los consiguientes esfuerzos de los nacionales por negar cualquier responsabilidad. Guernica fue un desastre propagandístico para Franco. No es nada probable que el Caudillo sintiera remordimiento alguno por el bombardeo dirigido contra los "rojos separatistas" de Vascongadas. De hecho, todos los datos disponibles indican que si Franco o Mola estaban consternados fue por la polémica y la publicidad negativa que generó. El 29 de abril, cuando los nacionales llegaron a Guernica, el carlista Jaime del Burgo preguntó a un teniente coronel del Estado Mayor de Mola: "¿Era necesario hacer esto?". Con extraordinaria violencia, el oficial gruñó: "Esto es lo que hay que hacer con toda Vizcaya y toda Cataluña".

El propósito último de la destrucción de Guernica, era socavar la moral vasca. Ese propósito a largo plazo se confirmó al cabo de dos días cuando Mola relacionó públicamente el destino de Guernica con el de Bilbao. Se dijo que había declarado: "Reduciremos Bilbao a cenizas y su desolado paraje quitará a los ingleses las ganas de apoyar a los bolcheviques vascos contra nuestra voluntad".
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 25 Sep 2014 23:43

Habiendo obtenido el poder militar omnímodo, Franco consideró necesario hacerse con el poder político, en correspondencia con los poderes absolutos que ostentaban Mussolini y Hitler, en Italia y Alemania, respectivamente. Para este cometido, Franco contó con la inestimable colaboración de un competente y brillante, Ramón Serrano Súñer, quien se encargó de diseñar la estructura del nuevo Estado.

En la zona nacional, la Falange había crecido espectacularmente, pero estaba descabezada, muerto su fundador, fusilado en Alicante. Su posible sucesor, Hedilla, era una persona sin carisma y preparación. Los carlistas habían sido domeñados, al amenazar Franco con fusilar a Fal Conde, si volvía a aparecer por la zona nacional. Las juventudes de la Ceda se pasaron de forma masiva a Falange, al ser desprestigiado Gil Robles, como uno de los culpables de que se hubiese producido la guerra. Los monárquicos no pintaban nada, a nivel civil (sí, a nivel militar, pero dominados por Franco), sobre todo después de que pistoleros del gobierno republicano hubiesen asesinado a su líder, Calvo Sotelo.

El pequeño problema, para Franco, sería conseguir unir a los dos partidos con mayor número de miembros, Falange y la Comunión Tradicionalista. De eso se encargó Serrano Súñer, diseñando el Decreto de Unificación, de 19 de abril de 1937, por el que Falange Española y de las Jons, se integraba con la Comunión Tradicionalista, en el partido único (posteriormente Movimiento Nacional) Falange Española Tradicionalista y de las Juntas Ofensivas Nacional Sindicalistas (FET y de las JONS), bajo el mando supremo de Franco. Tanto Hedilla, como Fal Conde, intentaron oponerse al decreto, siendo ambos condenados a muerte, aunque las penas no se cumplieron, pero ambos partidos Falange y el Requeté, quedaron castrados, utilizados por Franco a su conveniencia y poder.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 26 Sep 2014 18:43

Con el Decreto de Unificación, Franco había acumulado tantos poderes militares y políticos que podía controlar todos los aspectos de la vida pública; inclusive se las arregló para someter a la Iglesia a su voluntad política. Sus poderes eran comparables a los de Hitler y mayores que los de Mussolini. Durante cuarenta años, emplearía esos poderes con una maestría consumada, eliminando con decisión a sus enemigos pero conservando la lealtad de los integrantes de la coalición nacional con una extraordinaria percepción de las debilidades humanas, que hacía que pudiese calibrar, casi al instante, la debilidad o el precio de un hombre, que hacía que pudiese saber a ciencia cierta cuándo un posible adversario podía convertirse en un colaborador, gracias a un favor, o incluso la simple promesa de uno. De esta forma, a las pocas semanas de la publicación del Decreto de Unificación, proliferó una enorme y bien remunerada burocracia de partido. Muchos de los antiguis seguidores de Gil Robles y Lerroux vieron la oportunidad y se incorporaron al sistema, borrando el pecado original de su participación en la República mediante una vociferante lealtad al Caudillo.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 27 Sep 2014 18:54

En términos militares, Franco confiaba en la victoria definitiva, pero en su calendario la contaba por años, no por meses. Sus aliados por ello, empezaban a perder la paciencia y, en la primavera y comienzo del verano de 1937, plantearon al Caudillo varias propuestas de paz entre los vascos y los nacionales, ya que los primeros eran profundamente católicos, y podían ser asimilados por el nuevo Estado nacional. Aunque Franco, en principio, no estaba dispuesto a concesión alguna, le convencieron las "razones" de que ocupar el resto de las Vascongadas, haría que los nacionales se hicieran con las importantes minas de hierro y fábricas de metalurgia vascas. Así, el 7 de mayo, en respuesta a las sugerencias italianas, Franco acordó con Mola que se ofreciera a los vascos, a cambio de su rendición inmediata, la preservación intacta de Bilbao, controles estrictos sobre el comportamiento de las tropas de ocupación, la evacuación de los dirigentes políticos, no tomar represalias contra las tropas vascas e, incluso, una consideración fiscal especial para las Vascongadas. Sin embargo, los mediadores encargados de plantear esta muy favorable propuesta, para los vascos, no tuvieron (o no quisieron) el tiempo necesario para llevar estas propuestas a los dirigentes vascos, por lo que pasadas unas semanas, Franco se negó a mantener dichas propuestas.

Ya no volvió a plantearse negociación alguna que no conllevase la rendición incondicional. Franco estaba dispuesto a eliminar al mayor número posible de enemigos, junto con la humillación total y el terror de la población superviviente. El Caudillo opinaba que cualquier "claudicación" sería considerada por la República como un signo de debilidad de los nacionales, y eso la beneficiaría. El 22 de mayo, en una reunión con el embajador alemán Faupel, le expuso: "Yo, y todos los nacionales españoles, preferiríamos morir antes que permitir que el destino de España estuviera otra vez en manos de un gobierno rojo o demócrata".
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 27 Sep 2014 19:34

Las principales diferencias entre Mola y Franco eran políticas. Justo antes de comenzar la guerra, Mola había redactado un documento que insinuaba un compromiso en la conservación del régimen republicano (Mola era un antimonárquico visceral), la restauración eventual del gobierno parlamentario, la libertad religiosa y la protección de los derechos de los trabajadores. Al despuntar el verano de 1937, en una visita al cuartel general de Franco, Mola le comentó que era necesario reorganizar la retaguardia y la creación de un gobierno satisfactorio. La insinuación implícita era que buscaba para sí un cierto cometido político importante. Desde antes de la unificación, a Franco le preocupaban los rumores que afirmaban que él se concentraría en la jefatura militar y dejaría a Mola formar gobierno. Ahora Franco y Serrano Súñer suponían que la próxima visita de Mola, a principios de junio, sería para plantearle a Franco un ultimátum en este sentido.

El 3 de junio de 1937, Mola partió de Pamplona hacia Vitoria y de allí hacia Burgos. En la provincia de Burgos, el avión se estrelló en el alto de La Brújula. No hubo supervivientes. Cuando llegaron las noticias del accidente al cuartel general de Franco, sus subordinados quedaron consternados y no sabían como comunicarle la noticia del fallecimiento de Mola. Al final, confiaron dicha misión al almirante Cervera, jefe del Estado Mayor de la Armada. Embargado por la emoción, Cervera andaba con tantos rodeos que un impaciente e irritado Franco, le ordenó: "¡Dígame de una vez!". El almirante le dio las noticias, a lo que el Caudillo respondió, en ese tono frío e impasible que sería una característica suya, toda su vida: "Finalmente, así que no es más que eso. Temía que me iba a decir que habían hundido el Canarias".

Franco asistió al funeral de Mola y no demostró el menor atisbo de emoción. Mientras bajaban el cadáver por la escalera del cuartel general de la división, el Generalísimo levantó enérgicamente su brazo derecho a modo de saludo fascista. Años más tarde, Hitler comentó: "La verdadera tragedia para España fue la muerte de Mola, ahí estaba el verdadero cerebro, el verdadero líder. Franco llegó a la cima como Poncio en el Credo". A partir de la muerte de Mola, el aparato de propaganda franquista se encargó de menospreciar el importante cometido que Mola había representado en el Alzamiento, confiscando sus documentos privados en los que seguramente se relatarían los titubeos de Franco hasta el último momento, para sumarse a la sublevación. Mola pasó a ser simplemente un general más que había fallecido en un accidente de guerra.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 29 Sep 2014 10:31

La toma de Bilbao, por las fuerzas nacionales, fue muy fácil, por la escasa resistencia opuesta por los combatientes vascos, que se retiraron en desbandada, una vez que las fuerzas nacionales del norte, al mando del general Dávila, se acercaron a dicha ciudad. Los simpatizantes de la causa del separatismo vasco, intentan justificar la vergonzosa huida afirmando que los franquistas se habían hecho con los planos del llamado "cinturón de hierro", que supuestamente fortificaba y defendía la ciudad; pero, aunque este hecho fuese cierto, también lo era el que no justificaba en absoluto la no presentación de batalla ni resistencia a las tropas nacionales. Lo indiscutible fue que el 19 de junio, sin ningún tipo de resistencia, las tropas al mando de Dávila, entraron en Bilbao, encontrándose con el "regalo" de que las fábricas de armamentos y explosivos, las acerías, los astilleros e industrias pesadas, estaban intactas. Dada la riqueza en minerales de las Vascongadas, los economistas alemanes se alegraron de la captura de Bilbao. Después de la caída de esta ciudad, el avance de los nacionales en el norte, encontró muy pocos obstáculos. Sin embargo, Kindelán estaba enojado con Franco porque éste, siguiendo su máxima en la guerra, no había aprovechado la oportunidad para ocupar el resto del norte que aún se mantenía fiel a la República, Santander y parte de Asturias.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 29 Sep 2014 18:06

La exasperante demora de Franco, en el frente norte, permitió a la República intentar detener lo que parecía un proceso inexorable de pérdida gradual y continua de territorio. Al amanecer del 6 de julio, se lanzó una ofensiva republicana sobre el pueblo de Brunete, muy cercano a Boadilla del Monte, a unos veinticuatro kilómetros al oeste de Madrid. El ataque había sido planeado y concienzudamente preparado por el competente general Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor republicano. El ataque sorprendió a Franco y a su ayudante y primo, Pacón Franco Salgado-Araujo, cuando se dirigían a Vizcaya a supervisar el nuevo y demorado ataque en el norte. El ataque republicano a punto estuvo de aislar a los sitiadores de Madrid y tuvo además la ventaja de conseguir retrasar por unas semanas los movimientos de las tropas nacionales en el norte, ya que tal como Rojo esperaba, Franco suspendió el ataque en el norte y envió dos brigadas navarras, la Legión Cóndor y la Aviazione Legionaria a Madrid, ya que como suponía Rojo, Franco seguía tan decidido como siempre a no ceder ni un metro de territorio capturado, aunque tuviese tan poca importancia como el pueblo de Brunete. De esa forma, el contraataque de las fuerzas nacionales, al mando del general Varela, supuso la vuelta de Brunete a manos franquistas, haciendo retroceder a los republicanos a sus posiciones originales. Sin embargo, los combates fueron de los más sangrientos de la guerra. Rojo se percató de que Franco estaba dispuesto a la destrucción de tantas tropas republicanas como le fuera posible en una guerra de desgaste. Tras pagar el alto precio de unas pérdidas de más de veinte mil hombres y abundante y valioso equipo, poco obtuvo en Brunete la debilitada República, salvo ganar un lapso de tiempo para respirar y retrasar unas semanas las inevitables caídas de Santander y restantes poblaciones del norte leales a la República.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 30 Sep 2014 09:38

El 25 de julio, las tropas nacionales tomaron Brunete y, aunque el general Varela pretendía perseguir a los republicanos vencidos hasta Madrid, Franco, para alivio de Vigón, lo contuvo y prefirió que el avance nacional en el norte continuara hacia Santader y Asturias. Así, después de tres semanas de preparación, el 14 de agosto, el general Fidel Dávila estaba preparado para empezar una gran operación de cerco a Santander. Dirigía un ejército de sesenta mil hombres, bien pertrechados con armas y equipos italianos y respaldados por la Legión Cóndor y el Corpo di Truppe Volontarie al mando del general Ettore Bastico. No tuvieron problema alguno en barrer con facilidad a las desorganizadas fuerzas republicanas. Al cabo de siete días, el puerto de Santander quedó a merced de los asaltantes nacionales.

En estas fechas, se produjo uno de los hechos más miserables y cobardes, protagonizado por una de las partes combatientes en el bando republicano, y que se conoce como "La traición de Santoña". Así, los cobardes combatientes vascos que habían entregado Bilbao, sin combatir y huyendo hacia Santander, decidieron negociar con los fascistas italianos su rendición, y que estos les asegurasen su huida en barco, a Gran Bretaña, traicionando al resto de las fuerzas republicanas, que seguirían combatiendo contra las fuerzas nacionales. El 26 de agosto, los vascos acordaron, después de dos meses de negociaciones, rendirse a los italianos en Santoña. Según lo acordado, los dirigentes separatistas vascos embarcaron en dos buques británicos, bajo protección italiana. Sin embargo, el 27 de agosto, los buques de guerra nacionales bloquearon el puerto por orden de Franco, y Dávila ordenó a los italianos que desembarcasen a los refugiados, a lo cual se negaron, aunque aconsejaron a los vascos que bajasen a tierra. Durante cuatro días, los italianos custodiaron a los prisioneros, Finalmente, el 31 de agosto, Franco ordenó al general Bastico que se los entregase. Bastico vaciló, y sólo después que Barroso le asegurase que se respetarían las condiciones de la rendición, el cuatro de setiembre cedió a los cautivos. De inmediato se iniciaron juicios sumarios y se dictaron cientos de sentencias de muerte. No hay duda alguna de que, si los republicanos hubiesen ganado la guerra, también habrían actuado de un modo similar con los traidores vascos.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 30 Sep 2014 17:26

El 24 de agosto de 1937, cuando Santander estaba a punto de caer, los republicanos lanzaron una ofensiva a lo largo de un amplio frente al oeste de Cataluña, cuyo objetivo era rodear Zaragoza pero en realidad pretendía ser otra maniobra de diversión que permitiera ganar tiempo para la defensa de Asturias. Esta maniobra del general Rojo se vio facilitada por la presencia anterior de tropas para eliminar el problema del poder revolucionario establecido por los anarquistas en el Consejo de Aragón y que estaba creando un grave problema a los republicanos al eliminar fuerzas necesarias para los frentes de la guerra.

Sin embargo, esta vez, Franco no mordió el anzuelo como en el caso de Brunete. Decidió no retrasar el ataque a Asturias, haciendo caso de los consejos del competente general Vigón. Franco, en este caso, se limitó a enviar algunas fuerzas de refuerzo para ayudar al general Ponte a defender la ciudad de Zaragoza. Como otras veces, el avance republicano resultó en principio un éxito, pero aunque Belchite fue ocupado, la victoria no dejó de ser pírrica porque Zaragoza siguió en manos nacionales, sin problemas y la ofensiva de Asturias siguió su camino, sin nada que lo retrasase. Es más, cuando los nacionales, una vez ocupada Asturias, se dirigieron al frente de Belchite, tomaron esta población, sin problemas, aunque para los republicanos representó una baja considerable de hombres.

El 2 de setiembre, bajo el mando de Dávila, y dirigidas en combate por los generales Aranda y Solchaga, las fuerzas del norte rápidamente se dirigieron en tres puntas de ataque para capturar Gijón y Avilés que fueron ocupadas el 21 de octubre, sin apenas resistencia. La República había perdido la industria del carbón y sus ejércitos del norte. Las minas de carbón asturianas se complementaban con el hierro de las Vascongadas. La producción de acero de los bienes de equipo y militar estaba ahora en manos de los nacionales. Además, la República ya no podía contar con ningún puerto del norte, sólo los del Mediterráneo, que podían ser bloqueados fácilmente por la flota nacional e impedir de ese modo el suministro de alimentos e importación de armas de la República.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 01 Oct 2014 12:16

Los grandes éxitos de las fuerzas nacionales, en el norte, habían provocado un sentimiento de gran derrotismo entre los republicanos. El gobierno de miserables y cobardes, que había huido a Valencia, en los primeros meses de la guerra, ahora lo hacía de Valencia a Barcelona, para estar los gobernantes republicanos más próximos a la frontera francesa y poder huir si las cosas se ponían aún más difíciles para la República. Estaba claro que ya hacía tiempo que el gobierno republicano había hecho dejación de sus funciones, siendo el general Rojo y los dirigentes militares del PCE quienes se encargaron de seguir resistiendo el implacable avance de las tropas nacionales.

Desde mediados de setiembre, Franco estaba pensando en que su siguiente gran ofensiva tendría lugar en Aragón. Eso le permitiría reconquistar Belchite y dejar sus fuerzas en reserva para una de dos operaciones importantes: o bien atacar Valencia y dividir la zona republicana, o tomar Cataluña y aislar la República de la frontera francesa. La mayoría de sus generales, y de los consejeros del Eje, le recomendaron un movimiento a través de Aragón. Sin embargo, en la última semana de noviembre de 1937, Franco volvió con su obsesión de tomar Madrid; así, a principios de diciembre, decidió lanzar allí su próximo ataque.

Su plan consistía en hacer en el frente de Guadalajara lo que los italianos no habían conseguido en marzo de 1937; es decir, completar el cerco de Madrid con un ataque sobre Alcalá de Henares. Consciente del peligro que se avecinaba, el general Rojo, para alejar a Franco de Madrid, planeó en diciembre una ofensiva de distracción sobre Teruel. En esta ciudad las líneas nacionales eran débiles y la ciudad ya estaba prácticamente rodeada por las fuerzas republicanas. La toma de la ciudad fue sin embargo muy cruenta y, por primera vez, representaba que la República se hiciese con una capital del enemigo, aunque fuese insignificante, como Teruel.

Franco ya estaba a punto de empezar su propia ofensiva contra Guadalajara, cuando llegaron las primeras noticias del asedio de Teruel por las fuerzas de Rojo. El prácticamente unánime consejo de los altos oficiales, españoles, alemanes e italianos era que se abandonase Teruel y proseguir con la operación planeada para cercar Madrid. Sin embargo, la voluntad de Franco de someter a la República a una derrota humillante y total no admitía conceder tales éxitos al enemigo. De esa forma, Franco envió tropas a Aragón, retirándolas, para alegría de Rojo, del frente de Madrid. El 20 de diciembre, Franco decidió enviar todo un cuerpo de ejército al mando del general Varela al frente de Teruel. Además, al día siguiente, para la desesperación de sus mejores oficiales, daba las órdenes para abandonar el ataque previsto sobre Madrid.

El mes de diciembre de 1937 fue particularmente muy duro, en Teruel, con temperaturas rondando los 20ºC, bajo cero. Este tiempo inclemente frenó el contraataque ordenado por Franco y dirigido por Varela y Aranda. Los camiones, con refuerzos, no podían pasar por las carreteras nevadas y heladas. Aunque las tropas de refuerzo estaban bloqueadas por la nieve, se sometió a los sitiadores republicanos a un intenso fuego de artillería bombardeos. En los rigores del invierno, la moral decaía en ambos bandos. Algunos soldados murieron de frío y a otros les tuvieron que amputar las extremidades congeladas. Sin embargo, después de una sangrienta lucha librada casa por casa, el coronel Rey d'Harcourt y la exhausta guarnición nacional sucumbieron el 8 de enero. Franco estaba muy contrariado por la pérdida de Teruel y se enfadó con sus comandantes de un modo que sorprendió a su Estado Mayor, que no estaba acostumbrado a verle perder su estado emocional. A pesar de su heroica resistencia, en la zona nacional Rey d'Harcourt sería denunciado como un vil traidor y tratado como cabeza de turco por la derrota.

Diez días después de la caída de Teruel, en manos republicanas, las fuerzas de Aranda y Varela, junto con tropas africanas al mando de Yagüe, sitiaron Teruel. Con un enorme coste humano, por ambos bandos, las fuerzas nacionales pudieron reconquistar Teruel el 22 de febrero, capturando a casi 15.000 prisioneros y abundante equipación militar. Ahora los nacionales tenían vía libre para moverse a sus anchas por Aragón. Lo sucesivos fracasos de las tres ofensivas republicanas, Brunete, Belchite y Teruel, apuntaban claramente a una manifiesta superioridad de las tropas nacionales sobre las republicanas. La reconquista de Teruel marcó el punto de inflexión decisivo en la Guerra Civil. ¡La suerte estaba echada!
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 01 Oct 2014 22:54

La victoria de´los nacionales en Teruel había dejado a las fuerzas republicanas desmoralizadas y exhaustas. A Franco se le presentaba la oportunidad de terminar rápidamente la guerra, ocupando Cataluña, lugar además a donde había huido el gobierno republicano, pero una vez más, Franco desoyó los consejos de sus generales y optó por ir hacia Valencia, en vez de hacerlo hacia Cataluña. El avance de las columnas nacionales fue fácil y rápido, llegando a Benicarló, en el Mediterráneo, partiendo en dos la zona republicana. El 23 de julio de 1938, Valencia se encontraba directamente amenazada, los nacionales se encontraban a menos de cuarenta kilómetros. En un intento por restablecer el contacto con Cataluña y el resto de la zona republicana, el general Rojo concibió un desesperado ataque de diversión a la altura del río Ebro. Se formó un ejército del Ebro, para ese propósito, poniéndolo a las órdenes del general comunista Juan Modesto. Una gran concentración de hombres (unos ochenta mil) fueron transportados en secreto hasta las riberas del río. Las tropas republicanas consiguieron establecer una cabeza de puente en una amplia franja del río. El 1 de agosto llegaban a las afueras de Gandesa, a cuarenta kilómetros del punto de partida. No obstante Franco concentró sus mejores tropas en esta zona y el ataque republicano fue contenido en un gran baño de sangre, en la batalla con más pérdidas humanas de toda la guerra. El 30 de octubre, se lanzó la contraofensiva nacional definitiva de la batalla del Ebro. Franco dirigió personalmente la misma, desde su cuartel general móvil. Concentró ataques aéreos y artilleros en pequeñas áreas escogidas, seguidas de asaltos de la infantería. Para él, la táctica consistía en aplastar físicamente las fuerzas republicanas, aunque ello supusiera tener asimismo numerosas bajas propias. Hacia mediados de noviembre, los franquistas expulsaron de sus posiciones a los republicanos. Ambos bandos sufrieron numerosas bajas. Los nacionales perdieron unos 6.500 hombres y los republicanos, 15.000. Fue el número de bajas más alto de la guerra. Franco tardó cuatro meses en recuperar el territorio conquistado por la República en cuatro semanas. Si hubiera empleado una estrategia más arriesgada, copando a los republicanos cerca de Gandesa y lanzando un ataque a Barcelona desde Lérida, probablemente la guerra hubiese terminado el el verano de 1938. No obstante, gracias a su preferencia por la guerra de desgaste, Franco había conseguido que la República perdiera su ejército; había conseguido la aniquilación física de su enemigo. No habría armisticio negociado, ni condiciones para la rendición, ni paz con honor, sólo la rendición incondicional.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen
Avatar de Usuario
juanmanuel
Sabio
Sabio
Mensajes: 10174
Registrado: 10 Oct 2012 17:56

Re: Franco. "Caudillo de España". Paul Preston.

Mensajepor juanmanuel » 04 Oct 2014 19:13

El fin de la República era inminente. Al igual que la derrota de Teruel había abierto a los nacionales el camino hacia la costa, partiendo la zona republicana en dos, el agotamiento tras la batalla del Ebro invitaba al lanzamiento de otra ofensiva. De hecho la resistencia republicana se mantiene viva solo por el temor de la determinación de Franco de erradicarles para siempre de España.

A mediados de noviembre, a pesar de contar con una superioridad aplastante, al Generalísimo le asaltó de nuevo la indecisión. Aún acariciaba la idea de otro ataque sobre Madrid o sobre Valencia. Sin embargo, después de la batalla del Ebro, Cataluña era una posición fácil, sin prácticamente defensa. Los generales de Franco insistieron en que el ataque a Cataluña debía de ser la prioridad; dicha insistencia inclinó por fin al Caudillo a optar por atacarla.

El 23 de diciembre de 1938, desde su cuartel general de campaña, Franco supervisó la ofensiva definitiva contra Cataluña. La fuerza de ataque consistió en cinco cuerpos de ejército, bajo los generales Muñoz Grandes, García Valiño, Moscardó, Solchaga y Yagüe, junto a cuatro divisiones italianas, al mando del general Gambara. El 15 de enero de 1939 cayó Tarragona, el camino a Barcelona estaba despejado. Al día siguiente, ante la desbandada general de las tropas republicanas, Franco dio la orden de acelerar la marcha sin dar cuartel al enemigo. El 25 de ese mismo mes, el gobierno huye hacia Gerona, mientra Yagüe cruzaba el río Llobregat y entraba victorioso el día siguiente en Barcelona, sin pegar un solo tiro. El 10 de febrero había caído la totalidad de Cataluña. Pocos días antes, todo el gobierno huyó a Francia y, lo más importante, también lo hizo el general Rojo, lo cual indicaba que los dirigentes de la República daban por perdida la guerra, dejando abandonados a su suerte a los defensores de Madrid.
Principio de presunción de inocencia, según los socialistas: "Todo acusado es culpable, mientras no demuestre su inocencia ... y, si es del PP, aunque la demuestre".
"La salud es un estado transitorio que no augura nada bueno". (Ramón Sánchez Ocaña). "El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica". (Gloria Álvarez)
.
Imagen

Volver a “Cine, Musica, Arte, Fotografía y todo lo de literatura que no encuentres allí.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados