El sentido del ridículo

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Lía » 10 Jul 2013 09:31

Pobriño. :car:
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor greta » 10 Jul 2013 10:55

Ya me he imaginado a Ella lababa con ojos y todo, dando el triple salto mortal.
Muy bueno, Pastinaca. Es preciso el paso del tiempo y el sentido del ridículo para relatar el episodio con tanta gracia. :lol:
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Erato » 10 Jul 2013 12:19

Cotton escribió:
Lía escribió:Pues peor es lo del tío del traje, que se fue sin lavar las manos.

-beg



Es lo mismo que he pensado yo!

Luego dicen mis hijos que por qué abro las puertas de los servicios con un klinex :dragon



Mi tú

:lol: :lol:
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Erato » 10 Jul 2013 12:24

Pastinaca escribió:
Lía escribió:Pues peor es lo del tío del traje, que se fue sin lavar las manos.

Una de dos: bien me consideraría un sujeto peligroso, ante lo cual mejor poner tierra de por medio; bien estaba ahogando una carcajada y no se sentía con fuerzas para aguantarla mucho más tiempo.



Yo creo que se sentía el hombre muy aliviado porque, tan concentrado como estaba usted en su micción, no escuchó los sonidos emitidos por el desahogo intestinal que él le estaba proporcionando. Y en eso de creerse espíritu puro se fue sin lavarse las manos.
-fisch
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Erato » 10 Jul 2013 12:48

Pastinaca, consuélese que podía haber sido peor. No le cuento la escena que imagino pero podía haber sido peor.

Lo siento, de todas maneras.
:car:
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Pastinaca » 10 Jul 2013 18:10

Por poder, hasta podía haber añadido la popular Tocata y Fuga en Re menor de Bach, pero à la Silencio.

Bueno, sólo la tocata, que para los contrapuntos de la fuga hay que tener un esfínter de lo más virtuoso.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 10 Jul 2013 18:27

Yo también me he reído con la anécdota de Pastinaca, pero me ha dado penica :lol:
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Pastinaca » 20 Jul 2013 14:58

IV La llamada

Poco después de crear el Universo, Dios se dijo a Sí Mismo --no tenía a nadie más a quien dirigirse-- que sería un lugar muy aburrido sin incompatibilidades. Así pues, se puso a crear parejas cuya armonía es difícil de mantener, incluso para un ser omnipotente: el fuego y el agua, la pasión y la mesura, los españoles y el civismo, y un largo etcétera. En lo que respecta a la convivencia familiar, subsección hijos adolescentes, un clásico iba a tomar su forma definitiva: las madres y [s]los amotos[/s] las motos. Y es que hay pocas cosas que casen peor.

Por eso, aquella mañana de un invierno cualquiera en plenos años noventa, ante un viaje de fin de semana que iba a hacer a una pequeña ciudad manchega, mi madre me pidió que llamara en cuanto llegara. Para comprobar que estaba bien. Qué clase de madre sería si no formulara tan lógica súplica, a pesar de que un periplo en autovía era cien mil veces más seguro que cruzarse Madrid en hora punta, cosa que hacía diariamente.

Y, por supuesto, servidor no llamó. Qué clase de hijo sería si me hubiese acordado.


Hacía pocos meses que había conocido gente nueva, en lo que era y es una constante en mi vida: cambios de residencia, cambios de trabajo, cambios de ropa interior... llegar a un ambiente desconocido y hacer los correspondientes amigos, de los que olvidarse años después. Pero ésa es otra historia.

Los de aquel período eran de los peligrosos: "friquis", cuando la palabra "friqui" aún no se había popularizado y perdido parte importante de su esencia. Compartíamos una de esas aficiones minoritarias, de culto, que los humanos normales miraban con cierta aprensión, sobre todo si tenían hijas en edad casadera: "mira que si se nos enamora de uno de ésos...". Por fortuna para ellos, no constituíamos riesgo alguno para la gloria de su linaje. Los friquis nos dejábamos ver en compañía femenina con la misma frecuencia que el cometa Halley en el cielo terrestre.

Nos comunicábamos a medias por correo ordinario, a medias gracias a esa internet que comenzaba a dar sus primeros pasos en España. Y, de vez en cuando, nos reuníamos en algún lugar de la geografía ibérica. Aquella vez fue en esa pequeña ciudad que llamaremos "Alcázar de S.J."... ¡no! Mejor llamémosla "A. de San Juan".

Daba igual que ya hubiéramos mantenido cien mil conversaciones y debates en aquellas primarias listas de correo, en persona aún nos quedaba cuerda para rato. Así pasó la mañana, la hora de comer y parte de la tarde. Entrada ya la noche, nos encontrábamos ocupando media cafetería, para desesperación de su dueño (pues los friquis éramos capaces de apurar un vaso de Coca-Cola durante horas o incluso días), cuando se abrió la puerta y entraron dos policías. Y, como pueden ustedes suponer, se dirigieron a nuestra mesa:

--¿Es alguno de ustedes Pastinaca Pastináquez?

Todas las cabezas se giraron lentamente en mi dirección. Como para disimular, oiga.

--S-soy yo.

Abramos aquí un pequeño paréntesis, con o sin Kit-Kat, mientras dejamos el vídeo en "slow motion". Mi primera reacción instintiva fue la de alarma, seguida del habitual repaso de todas las normas de tráfico que había incumplido desde mi llegada a la villa, que eran incontables; mas era absurdo que me fueran a multar con tanto retraso. Y había otro sentimiento más, algo quizá inesperado: orgullo y vanidad.

Esto resultará difícil de comprender para algunos de ustedes, especialmente si son mujeres, pero tener problemas con las Fuerzas de Seguridad del Estado, o al menos aparentarlo, era lo habitual y deseado entre los adolescentes de ciertas clases sociales. Para merecer el aprecio de cualquier grupo o pandilla de barrio era conditio sine qua non haber tenido "movidas" con la pasma, la madera, los picolos, los guris, los pitufos, los munipas o cualquiera de los cienes de apodos con los que se conocia a los diferentes cuerpos. Matrícula cum laude era que fueran a buscarle a uno, lo esposaran y lo metieran en la lechera, a ser posible de malos modos. Que luego hubiera allí dentro más violencia verbal que física y ni siquiera contara para antecedentes era lo de menos. A partir de ese momento, era uno el macho alfa de la pandilla. El puto amo. Bad motherfucker rules.

Así pues, en ese breve lapso de décimas de segundo, se formo en torno a mí un aura de prestigio e intocabilidad. Era el rebelde sin causa motorizado, en perennes problemas con la ley y el orden. Los demás friquis de la mesa a duras penas habían tenido que lidiar con el vigilante de seguridad de El Corte Inglés, tras robar un CD de Nirvana. A Pastinaca lo perseguía la poli a muchos kilómetros de su casa. Este tío es diferente de nosotros. Está por encima.

Lástima que todo eso se fuera a dar un impresionante estacazo contra los azulejos. Pulsemos el PLAY para devolver la narración a su velocidad natural. Esbozando una media sonrisa, el agente que llevaba la voz cantante puso fin al suspense. No era un atraco a un banco, ni robo de caballos, ni asalto a mano armada y pecho descubierto:

--Su madre está muy preocupada porque no la ha llamado.

El estallido de carcajadas llegó hasta Ciudad Real. ¿Se acuerdan ustedes de los tebeos de Zipi y Zape de Escobar, cuando don Pantunflo Zapatilla metía la gamba y se iba haciendo pequeñito hasta convertirse en algo del tamaño de un ratón? Pues un proceso semejante a ése sufrió aquí un servidor. La muy (censored) había movido cielo y tierra para encontrarme y, ya de paso, sumergirme en el lodazal de la ignominia, con la complicidad de aquellos dos simpáticos funcionarios que ya podían habérmelo dicho de forma algo más discreta.


Curiosidad: la memoria selectiva funcionó aquí de fábula. Borré completamente ese acontecimiento de mi memoria hasta que, años después, uno de los testigos tuvo a bien refrescármelo. Jorge, grandísimo capullo.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Mado » 20 Jul 2013 17:56

Su relato, Pasti, me ha gustado mucho y sobre todo me ha hecho reír.

Pero es que, además, me ha puesto en el lugar de su madre al recordarme lo mal que lo pasé cuando, el primer fin de semana que dejábamos a nuestro hijo solo, justo el día de la plantá de las fallas, nos dieron las cinco de la mañana sin conseguir localizarle. No habían móbiles por entonces el niño solo tenía dieciséis añitos. Yo tenia un susto en el cuerpo que pa que. A punto estuvimos de dejar el hotel y volvernos ipso facto a buscarle. Pero, fíjese, no se nos ocurrió llamar a la policía, che. Hubiera sido inútil de todas formas, dada la fecha tan especial.

Aunque también yo hice mis travesuras en mis tiempos de adolescente. Ya contaría algo pero es que me faltan gracia e imaginación :D .
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Pastinaca » 20 Jul 2013 19:37

Gracias. Me temo que, salvo repentina lucidez, ésta es la última historia de ridículos por mi parte.

Los móviles han hecho milagros en la tranquilización de ese sector social que es el de las madres con hijos en edad de escapar del parquecito.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 20 Jul 2013 19:49

Yo también me he reído mucho con la historia de Pastinaca, así que ahora que ha acabado él con sus ridículos igual debería empezar yo.
Aunque eso de los ridículos es bastante relativo, a veces una siente que ha hecho el ridículo más espantoso y realmente desde fuera no se ve para tanto. O al revés.
No sé sinceramente entre cuales de mis múltiples ridículos elegir.
Cuando escribí una carta a un camarero al que pensé que le gustaba y se la dió a leer a todo el mundo.
Bueno, esa no, que fue muy dolorosa.

Les contaré que cuando yo tenía unos dieciséis años ya me habían atracado dos veces, una vez que iba yo sola con mi hermana de cuatro años y un perro desagradecido que le meneaba el rabo al ladrón y otra en la que iba con mi otra hermana y con mi madre.
A raíz de eso, decidí incorporar a mi bolso una pieza a la que llamé Charly y que era un cuchillo de tamaño mediano.
No lo llegué a usar nunca.
Pero la verdad es que tampoco me volvieron a atracar, por lo menos hasta ahora.

Aquel adminículo me daba mucha tranquilidad, no sé qué eficacia real hubiera tenido, si lo hubiera encontrado en el bolso en el caso de necesitarlo, si hubiera sido capaz de sacarlo en caso de ser necesario, o si al sacarlo no me hubiera metido en más problemas.

El caso es que mi madre tenía un restaurante y una noche entre semana me llamó:

- Hija, nos ha entrado mucha gente y precisamos de tu ayuda, ven rauda y veloz.

Mi casa estaba a diez minutos del restaurante por un camino con unas calles de dudosa reputación y a media hora por otro camino, yo como adolescente concienciada prefería el camino corto, así que como eran ya las nueve y media largas decidí que no debía salir sin Charly. Pero no iba a llevar el bolso.

Pensé que sería buena idea llevarlo en la mano, y taprlo con un volante que tenía a media pierna en la falda. Parecía un buen plan.
Ya iba yo hacía allí rápidamente cuando salí de las calles más problemáticas y me encontré con un grupo de hombres y mujeres a la salida de un bar.
Habían echado galipó que le llamábamos allí al alquitrán en una calle, unido a que llevaba unos zapatos que resbalaban mucho, cuando zas, resbalé pero no caí del todo.
La pierna se me fue para adelante y dí con la rodilla de la otra pierna en el suelo.
Me equilibré levantando un brazo hacia arriba. Curiosamente el brazo del cuchillo.

Imaginen la escena, aquella jovencita con una pierna estirada, la otra arrodillada, el brazo por alto con un cuchillo y todo el mundo aquel mirándome como a una loca.
Nadie se acercó a ayudarme para volver al equilibrio sobre las dos piernas.
No cerraron la boca ni se acercaron.
Yo me recompuse, me levanté, quité el cuchillo de su vista lo antes posible, y con una ligera inclinación de cabeza saludé a la concurrencia y salí andando lo más tranquila que pude.
Hasta que giré en la esquina que salí corriendo por si llamaban a la policía.

Cada vez que lo recuerdo, paso vergüenza. :huys:
Avatar de Usuario
SUPERLOPEZ
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 761
Registrado: 11 Oct 2012 16:50

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor SUPERLOPEZ » 20 Jul 2013 19:57

Lo que no te pase a ti...
Yo soy
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 20 Jul 2013 20:05

Sabes aquello de montar en globo y que te den por culo??
Pues también. :lol:
Avatar de Usuario
SUPERLOPEZ
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 761
Registrado: 11 Oct 2012 16:50

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor SUPERLOPEZ » 20 Jul 2013 20:09

Dae escribió:Sabes aquello de montar en globo y que te den por culo??
Pues también. :lol:



Mujer, yo también he montado en globo, pero no le veo el ridículo...una colonos-copia si puede ser mas ridícula, pero como estoy dormido... ojos que no ven, culo que te petan.
Yo soy
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Pastinaca » 20 Jul 2013 20:13

Me estaba mentalizando para algo peor: el cuchillo rasgando toda la falda, para quedarse en esa misma posición a lo Conan el Bárbaro, pero enseñando las Princesa.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 20 Jul 2013 20:20

Haga el favor, que luego tengo pesadillas retroactivas...
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 21 Jul 2013 04:18

Hale, ya he tenido una...
Avatar de Usuario
Pastinaca
Sabio
Sabio
Mensajes: 9910
Registrado: 22 Abr 2013 17:19

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Pastinaca » 21 Jul 2013 06:52

Perdón.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 21 Jul 2013 10:40

No es nada.
Lía
La Guinda del Foro
La Guinda del Foro
Mensajes: 12776
Registrado: 02 Oct 2012 11:21
Ubicación: En la nada

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Lía » 21 Jul 2013 11:39

Sí que han tenido Vds. unas vidas emocionantes.

La mía ahora mismo me resulta plana y sin arbustos siquiera. Snif.
Quién quiere un príncipe pudiendo elegir al mendigo. :be:
Avatar de Usuario
SUPERLOPEZ
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 761
Registrado: 11 Oct 2012 16:50

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor SUPERLOPEZ » 21 Jul 2013 11:40

Dae escribió:Hale, ya he tenido una...



Has soñado conmigo?
Yo soy
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Erato » 22 Jul 2013 10:58

Pastinaca escribió:IV La llamada




:lol:

pshhh,pshhhh, las mujeres también somos friquis (yo, a mi manera pero un poquito si y sigo siéndolo -fisch )
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Dae » 22 Jul 2013 16:16

SUPERLOPEZ escribió:
Dae escribió:Hale, ya he tenido una...



Has soñado conmigo?


No.
Con un amigo tuyo. :D
Avatar de Usuario
SUPERLOPEZ
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 761
Registrado: 11 Oct 2012 16:50

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor SUPERLOPEZ » 22 Jul 2013 17:34

Dae escribió:
SUPERLOPEZ escribió:
Dae escribió:Hale, ya he tenido una...



Has soñado conmigo?


No.
Con un amigo tuyo. :D



También super? o demoníaco?
Yo soy
Aim
XI Concurso Fotografía
XI Concurso Fotografía
Mensajes: 443
Registrado: 01 Abr 2004 00:00

Re: El sentido del ridículo

Mensajepor Aim » 22 Jul 2013 19:14

Tengo la sensación de hacer constantemente el ridiculo así que me cuido mucho de exposiciones varias. Sin embargo si hay que animar una fiesta soy la primera que subo a la mesa a bailar si hace falta (esto no me da vergüenza).
Las situaciones que me resultan ridiculas son cosas como esas en las que haces participe a todo el que este cerca tuyo de esas conversaciones teléfonicas o a grito pelao que muchos ni evitan y además promueven.
Pero la que más es la muerte. No quiero morirme en publico tan siquiera con alguien de mi gente cerca, quiero hacerlo tan intimamente y tan sola que el hecho de que alguien me vea o vea lo que queda de mi me da realmente vergüenza.
Morirse...qué cosa tan ridicula
flickr Aim

Toda bellota tiene el potencial de convertirse en encina

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados