Diario de una atracción

¿Quienes somos, de dónde venimos, dónde vamos? Un poco de Espiritualidad, Filosofía, Religión, Amor, Solidaridad, Misterio
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 30 Jun 2016 01:47

Si me leyeras, quizás, coseguiría expresarte, lo que no consigo cuando te tengo delante. Conseguiría eludir el bloqueo que me produce tu presencia. Ese quedarme en blanco y quedarme muda, mientras en mi cabeza se generan miles de pensamientos, a borbotones, que se chocan entre ellos en un caos.

Y es que soy incapaz de traducir en palabras lo que me está pasando. No es amor, lo sé, porque ya amo. Es un ansia extraña que me invade y me anula como ser racional. Me convierte en una inepta incapaz de pensar y razonar.

Regreso a una edad ya olvidada, de inocencia, de ilusión, de sonrisas tontas y anhelos de abrazos y caricias. Un soñarme despierta, envuelta entre tus brazos. Un querer más y más... todo. Ansiedad por recorrer cada centímetro de tu piel con mis labios. Saborear cada rincón de tu cuerpo impregnándome de ti, hasta llenar este vacío que me estás provocando.

Si me leyeras, quizá entenderías, que necesito sacarte de mi pensamiento ya. Necesito anestesiar mi deseo y volver a mi paz con urgencia. Y, ¡no me funciona ignorarte!. No me está funcionando nada. Cuanto más intento no pensar en ti, más se me remueve el alma cuando por fin te veo.
Una sola mirada tuya y derribas de una las razones y los principios que me impiden desearte. Esos besos fugaces que hemos compartido, me llenan de una sed inmensa. Sed de ti.

Sé lo que quiero y sé lo que puedo. Y poder, no puedo. No debo. Pero quiero. Quiero saciarme de ti. Saturarme. Calmar este estado desconocido que me está colonizando, y retomar mi paz, mi cordura y mi idílica vida sin ti.

Y no creo que esta palabra que tanto me pesa, "fidelidad", me esté ayudando a olvidarte. No creo que negarme el placer de disfrutar tus besos, consiga que no los desee. No creo que castrar el deseo de tenerte dentro, me haga más fiel. Porque soñaré con ello el resto de mis días.
Yo no veo más camino que llenarme de ti para poderte olvidar.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 01 Jul 2016 23:38

Cuatro días sin verte.

Progreso adecuadamente.

Se puede decir que anhelarte produce un efecto positivo en mi estado de ánimo. Estoy más viva, quizá un poco descentrada, pero vital.
Cada vez que cruza tu imagen por mi cabeza, la despejo de un manotazo e intento centrarme en lo que me rodea.
Noto que estoy arriba, en la cresta, siento más, percibo mejor, leo entre líneas rastros que por costumbre siempre obviaba. Tengo la sensación de que esta vitalidad irradia algo que los demás perciben.

Sorprendentemente no pensar en ti, no es una tortura. Es una deliciosa sensación agridulce. Agria en la medida de que en el fondo sé la realidad. Y dulce, porque prefiero no pensar en ello y disfrutar de este estar viva.

La realidad es que las carencias producen distorsiones en nuestra percepción. Cuando una pareja tiene una crisis sentimental, se instala la hipersensibilidad en ellos. La carencia afectiva busca consuelo donde, sin ella, sería impensable.
Yo soy la impensable.

Todo un honor serlo.

Mañana nos cruzaremos, yo entro cuando tú sales.
Con un poco de suerte, en estos días tú crisis se habrá resuelto, y recuperarás esa felicidad que mereces y te pertenece, y yo volveré a mi rinconcito para “impensables”, con mi premio: recordar lo que es sentir.
Braveheart
Recien nacido.
Recien nacido.
Mensajes: 2
Registrado: 16 Sep 2005 22:03

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Braveheart » 03 Jul 2016 00:22

Quizá si haya carencia, pero en absoluto distorsión. Nada de la impensable, eres una maravilla de mujer.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 04 Jul 2016 02:57

Ahora sé que me lees.

Dos días teniéndote cerca. Al alcance de la mano, sin poder apenas tocarte. Minutos de intimidad a escondidas, condicionados por el temor a miradas ajenas.

Dos días en los que cualquiera, con seguir la mirada a uno de los dos, vería, al final, al otro, embelesado. Como si entre nuestros ojos el aire se volviera denso formando hilos. Y no puedo evitarlo.
Y cuando pienso en cómo disimular esto que nos pasa, te miro y veo que no tiene remedio.

Estamos imantados. Otros están enamorados.
Tú y yo, ¡imantados!

Han sido dos días felices. He disfrutado tus besos y he corroborado que con una sola chispa, tú y yo saldríamos ardiendo. Sentir tus manos, simplemente sobre la ropa, me sugiere una cascada de imágenes y sensaciones, en las que tú siempre estás entre mis piernas. En las que te abrazo sin brazos y me muero de placer sólo con sentirte dentro.

Y ahora te has ido. A cumplir con tu vida. Como tiene que ser.
Y yo voy a ver qué se siente, nuevamente sin ti.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 09 Jul 2016 06:26

Hoy crucé la línea.
Esa línea que jamás pensaba que cruzaría, me tiré de cabeza al otro lado. Sólo me hizo falta mirarte, esperándome, para reunir el coraje de traspasarla.
Hasta ese momento las dudas, los nervíos, la ansiedad habían tomado el control de mi cuerpo.

Nunca pensé que uno se puede convertir en infiel, para poder ser fiel nuevamente. Algo así como renovar contrato.
Mi cabeza dio sus razones. Nada se desea más, que lo que no se tiene. Y uno de los dos debe dejar de desear al otro. Negarse al encuentro idealizaría más nuestra atracción.

Todo son ventajas. Si hubiera sido un desastre, lo normal entre dos personas la primera vez, facilitaría el objetivo de olvidarte.
Si, por el contrario, fuera maravilloso, surge el "mereció la pena, no podía perderme esto"... y ¡así fue!
Un recuerdo imborrable, lleno de imágenes y sentimientos, de besos, caricias y placer.

Porque yo, hoy, te he amado.

He sastifecho la necesidad de demostrarte lo que siento. Lo necesitaba. Me he resarcido de todos estos días de desear ser yo, y no poder, por las miradas del mundo que nos rodea.

Y ahora sí, con las huellas de tus labios en mi piel, me siento capacitada para retomar mi vida. Me quedo el recuerdo de la plenitud y la paz, a tu lado, exhausta, llena de ti, amada.

Ya no habrá intercambio de correos y mensajes entre nosotros. Dos meses nos separan de volver a vernos. Una labor que se presenta árdua y difícil. Hay que escalar esa montaña.

Yo tengo esto. La posibilidad de sacar lo que siento y me reconcome, escribiendo. Y confío en que tú, por esa naturaleza masculina menos intensa, pases página sin problema.

Y no siento remordimientos, como pensaba. Llevo toda una vida en la que, en la inconsciencia de mis sueños, aparecías tú. No tenías nombre, ni rostro definido, ni cargo, ni vida,... pero eras tú. Materializarte interesado en mí, es un regalo tardío que me dio la vida.
Con ello me quedo.

Por unas horas, has sido mío.
Braveheart
Recien nacido.
Recien nacido.
Mensajes: 2
Registrado: 16 Sep 2005 22:03

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Braveheart » 10 Jul 2016 01:02

Dos meses, va a resultar muy complicado, por mucha naturaleza masculina menos intensa, va a ser muy complicado. Yo no soy poco intenso. He vivido muy intensamente y he amado muy intensamente, porque hoy te he querido.

Espero que estos dos meses hagan su trabajo, pero realmente me queda lo maravilloso que ha sido.

Y recuerda que hoy te he querido.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 10 Jul 2016 21:17

Tienes correo pendiente de leer.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 12 Jul 2016 23:52

Mis manos deslizándose por tu piel, mis labios recorriéndote, tú mirándome espléndido, con esos ojillos traviesos...

Tú, cubriendo mi cuerpo con el tuyo. Mi debilidad y tu fuerza. Tus labios, tu lengua, tus besos...

Piel con piel...

Tú detrás de mí con tus manos en mis caderas. Tu respiración, la mía. Llenándome...

Yo sobre ti, inmovilizándote, sintiéndote hasta besar el cielo. Desfallecida a tu lado por el placer, abrazada a ti...

Todas esas imágenes, son las que veo cuando te miro, con una horchata delante, con una conversación ligera, aunque me hables de trabajo.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 20 Jul 2016 00:57

Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 25 Jul 2016 15:53

¿Por qué?
Nunca me planteé la motivación. ¿Qué lleva a enamorarse de alguien cuando tu vida es feliz?
¿Quizá no sea tan feliz? , ¿y si la felicidad no es la paz, el amor, la confianza, el cuidado y los orgasmos?.

No entiendo nada. Lo tengo todo. Llevo teniéndolo décadas. Siempre me han sorprendido las idas y venidas sentimentales del resto del mundo. En un abrir y cerrar de ojos mío, les da tiempo a divorciarse volver a juntarse y tener un par de niños de padres distintos. Y yo, y mi intolerancia al respecto, boquiabierta. Me está bien empleado.

¿Crisis de la mediana edad? Será ese puñetero momento donde te planteas que se acabó.
Ya no eres la mujer que cuando entraba a un local se daba la vuelta media afluencia para mirarte. Quedas en un “estás estupenda para tu edad”. Y estoy convencida de que no importa. Ya no me importa nada lo que parezca o deje de parecer. Llevo mucho dentro y soy amada por ello. Y cuando alguien se te acerca sin conocerte, sólo por tu físico, te da la risa y te hace hasta ilusión.
Pero sabes lo que quieren, porque a esta edad, se sabe mucho. Y como lo sabes, pasas. En parte, hasta te ofende. Con lo que te ha costado formarte como persona, en ser esa persona digna de amar, cómo se atreve a acercarse a mí, sólo por mi aspecto.

Lo que no sabes es que alguien con mirarte puede calarte. Que con una sonrisa pueda meterse dentro. ¡Con la de sonrisas irresistibles que hemos toreado!, y una entre un millón, te llega. Una entre un millón de decenas de años de sonrisas de seductores y pseudo ligones… Y sin previo aviso.
Y te pilla desprevenida, porque ya te demostraste a ti misma que eras férrea en tus valores. Te toma por sorpresa porque no esperas que nadie pueda afectarte. ¡A estas alturas!.

Ya, sí. Te pareció tremendamente atractivo nada más conocerle. Pero ya tenemos asentada la lección de que para cada cual hay un cada quién. Y piensas, ¡qué afortunado es el “quien” de este “cual”. Y ni se te ocurre imaginar que ese pedazo de hombre te dedique una sonrisa privada. ¡A ti!

Alguien con refutada fama de sieso con las mujeres. Uno de esos pocos hombres que están hartos de que las mujeres se les pongan en bandeja. Alguien que si quisiera, podría tener treintañeras de gimnasio, que le hicieran ver el cielo en la cama.
Sí, claro, el ego se hincha, sólo con existir para él. Pero, cuando alguien así, que ni pestañea ante las técnicas de seducción de las nuevas generaciones, te mira con ternura… ¡te derrites!.

Y la vida es un asco, porque no sólo es impresionante físicamente, sino que encima es inteligente y sensible. Sensual, muy sensual. Una promesa constante de placer infinito. Ese alguien que habla con los ojos y no expresa con palabras. Un “cariño”, susurrado al oído, en el momento en que más lo necesitas, elimina la necesidad de oír repeticiones de palabras tiernas desgastadas por el uso. Una sola palabra de afecto, que sabes que le ha costado horrores sacarla. Y lo ha hecho por ti. Mil veces mejor que todos los poemas de Neruda.

Y, sí, es un asco. Porque igual que lo viví, he de olvidarlo. Y debiera estudiar cual es el agujero de mi muralla por el que se coló, para reforzarla. Nadie más debe pasar por ese fallo en mi coraza.

No quiero pensar que el agujero sea fruto de esta supuesta crisis de la edad. Prefiero mi propia versión. Esa entrada era suya, y sólo él tenía la llave. Nadie más podrá abrirla.

Ahora estoy aquí, fabricando mi cemento para tapiar la entrada. Pero es tan grande el agujero que dejo que me está llevando tiempo.
Avatar de Usuario
Fea
Lactante
Lactante
Mensajes: 9
Registrado: 30 Oct 2004 00:00
Ubicación: Málaga

Re: Diario de una atracción

Mensajepor Fea » 11 Ago 2016 00:22

Soy un perro callejero, huesudo, feo, desagradable de ver.
Hace años que soy casi invisible. Me manejo por las calles esquivando las patadas de las gentes que gustan de maltratarnos.
Sobrevivo a duras penas, lamentando cada día mi perra vida. Nunca recibí afecto de los humanos, sólo malos tratos y patadas, excepto desde hace unas semanas, en que conocí a un humano maravilloso. Con su paciencia y su afecto ganó mi devoción eterna. Lo busco cada noche, y nos cobijamos juntos para esperar el día.

Hoy unos gamberros han rodeado mi cuerpo con un chaleco que ya había visto antes. Lo vi en un gato tan callejero y feo como yo. Se pegaba a su cuerpo rodeándole. Tenía un botón rojo que hacía de cierre. Vi a ese gato revolcarse por el suelo para tratar de quitárselo. Vi cómo al rozar con la acera el botón, estalló, saltando por los aires en un amasijo de pelo y sangre.

Hoy soy yo quien lo lleva.
Sé lo que va a pasar e intentaré demorar el momento todo lo que buenamente esté en mi mano.
Puedo vivir así, con ese miedo.

Lo que me quita el sueño es renunciar a "mi" ser humano. Lo que me impide estar en paz es haberle hecho daño y haber sido cruél para que se aleje de mí. No quiero que salte por los aires por estar conmigo.

Hoy se ha acercado a mí, como cada día, para mostrarme su afecto, confiado. He visto como reparaba en esto que me han colocado. No contaba con ello y he visto pasar la imagen de lo que podía suceder. Me he revuelto gruñendo agresivo, y le he mordido la mano.
La misma mano que me tendió para acariciarme, alimentarme y darme su apoyo. He visto brotar puntos de sangre en la huella que mis colmillos han dejado en su mano. He visto su expresión de desconcierto. Su cara de dolor, no por mi mordisco, sino por la decepción y la sorpresa que le he causado.
Y me duele tanto...

Me ha hecho tanto daño que me he revolcado por los suelos, como el gato, dispuesto a saltar por los aires... ansioso, pero no he estallado.
Quizás nunca explote, pero sólo pensar que podría hacerlo y que él estuviera cerca y saliera dañado... me rompe el alma.

Ahora he de encarar las consecuencias. Sobrellevar la decepción que le he causado. Verle en cada rincón y recibir el rencor que yo mismo he sembrado. Fingir que no siento nada, cuando cada esquina está impregnada de su recuerdo.
Todo, con tal de que no se acerque a mí, y salga perjudicado.

Me queda eso. Saber que él estará bien. A salvo del peligro que estar conmigo conlleva. Con una vida plena y feliz ... sin mí, porque le quiero... pero le quiero bien, feliz, aunque sea odiándome.

Volver a “Mirando las estrellas.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados