Debajo de mi algarrobo

Si quieres tener tu propio hilo para expresar cualquier cosa, y no te gustan los blog, ábrelo aquí.
(Sólo un hilo por usuario. En caso de más de uno, se borrarán sin previo aviso, todos, excepto el primero)
(OJO:Cualquiera podrá intervenir y el usuario creador no podrá exigir a la administración que aperciba o banee, si no se vulnera la legalidad)
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 28 Jun 2015 23:42

Lo tenemos en una esquina, donde no molesta y no moleste. Es posible que tenga más de 300 años, no tiene ningún riego salvo cuando llueve, que por estos pagos llueve muy poco. Pero se mantiene vivo, y al ser de hoja perenne todo el año se nos muestra verde.

Lo tenemos en una esquina, pero él debe saber que para mí es mi favorito. Otros árboles más jóvenes adornan mi jardín: alteas, chopos, bachichitos, tullas, jacarandas, ficus y especies varias en la que no falta la graciosa palmera y un par de cocoteros. Él, el algarrobo, está fuera del jardín, en una esquina como digo, pero no se siente arrinconado, ni marginado, porque pese a la belleza y juventud de los otros, yo bajo su enorme sombra que da un frescor que en verano invita al sopor, tengo mi mecedora, y allí, por las tardes, acostumbro a mi siesta tras la comida. Me balanceo hasta que el sueño hace mella en mí, y los dos, los más viejos del lugar, él con sus 300 o más y yo rondando los 80, estamos casi una hora sin decirnos una palabra; él jamás pronunció una, pero nos entendemos. Y agradecido por mi visita hace que los rayos del sol no me lleguen, con sus miles de hojas lo frenan y desvían para que mi siesta diaria sea más placentera.

Ahora que pienso nunca le puse nombre, simplemente le llamo "el algarrobo" y allí digo ir cuando voy. Somos ya dos viejos camaradas que formamos una curiosa y añeja estampa.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Umbroman
Sabio
Sabio
Mensajes: 24590
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor Umbroman » 29 Jun 2015 12:47

Bueno, supongo que dijo, en voz baja: ¡ Gozo, gozo ! Je, je.


Es la única manera de seguir en pie.



Imagen



Pero claro, tal manifestación de sano juicio es muy abundante. Como el show de Xuxa: Ilarilarilari-eh, ¡ Oh, oh, oh ! Ilarilari-eh, ¡ Oh, oh, oh !


O la lambada.


Imagen
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 03 Jul 2015 23:55

Hoy ha sido un viernes muy especial, que para mí lo son, ya viernes, lunes o martes, cuando en casa recibimos a cualquiera de nuestros nietos o bisnietos. Ha sido, por tanto, a mediodía, un enorme placer ver la mesa más concurrida de lo normal, que lo es con mi esposa y un servidor. Hoy había bullicio, más voces, más ruido, risas y besos…

Pero al abuelo, que soy yo, le gusta tras la comida una siestecita reparadora, y en verano tengo a mis camaradas siempre dispuestos a hacérmela más grata: mi algarrobo y mi mecedora. Ésta, hoy, quizás algo envidiosilla por los cariñosos besos de mi nieta, se ha mecido con más gracia, con más suavidad, para que Morfeo se adueñara de mí con más rapidez, y el algarrobo, mi gran amigo, me ha dado la impresión que ha alargado más sus ramas para que la sombra que sus hojas producen lo fuera mayor. Mayor, más protectora de los rayos solares, y dejando pasar una brisa refrescante que ha hecho mi siesta más agradable.

Del libro que me ha acompañado, apenas he podido leer dos páginas, los ojos se me cerraban, la brisa me adormecía, y mecedora y algarrobo se confabulaban para hacerme la tarde más feliz. Fuera de su protección el sol daba de lleno, y el sopor me embargaba, pero también tenía parte de culpa ese arroz con atún y calamar que hemos comido, guisado a la leña como deben cocerse los buenos arroces, y esa leche frita acompañada de helado de turrón que a un goloso como soy le resulta tan placentera, y cómo no, porque eso no puede faltar en mi casa, una copita de Fondillón; esta mezcla, esa mecedora balanceante, y ese algarrobo dándome sombra y frescor, he hecho de este viernes un viernes más especial si cabe.

¡Feliz viernes!

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 05 Jul 2015 13:47

Hoy es domingo, pero un jubilado no encuentra diferencia en que sea martes o jueves, ya que si no tengo nada que hacer, nada hago, y si he de regar mi huerto o quitar la mala yerba, o coger la mula mecánica y labrar la tierra, nada ni nadie me lo impide, y el día de la semana en que me encuentre me dice bien poco. Hace algún tiempo, aun estando jubilado, el domingo era día sagrado, ese día no hacía nada y, generalmente, salvo que tuviéramos visita, salíamos a comer mi esposa y yo a algún restaurante, así ella tampoco hacía nada. Pero nos hemos hecho muy vagos a la hora de salir; nos apetece muy poco, pues en casa disfrutamos de más libertad, y no tenemos necesidad de emperifollarnos.

Hoy, domingo, mientras espero la comida, que será un frío gazpacho andaluz y una lubina a la sal, y después de ayudarla un poco (hasta lo que me permite, pues me dice que la cocina es sólo suya), heme aquí, debajo de mi algarrobo, tras un pequeño baño en la piscina, y acabando de leer "El sombrero de tres picos" de Pedro Antonio de Alarcón. Acudiré a la llamada de inmediato, que el hambre aprieta, pero antes subiré a mi despacho, donde ya no despacho nada, y escribiré este relato que usted, amigo lector, podrá leer si lo desea. Será el relato de una mañana de un caluroso julio (alcanzamos los 38 grados a la sombra) pero que debajo de mi árbol preferido él suele restarle entre tres o cuatro, y más sabio que viejo, y de viejo tiene mucho, tiene el detalle de dejar correr una brisa bajo la frondosidad de su copa que puede que llegue desde el cercano mar, y que, impregnada de sales marinas, yodo y humedad, hacen el rincón muy apetecible.

Son casi las 2 de la tarde, ya oigo ruido de vajilla en el comedor, comeremos mientras comentamos cosas cotidianas, le ayudaré a recogerlo todo una vez comido los postres y, posiblemente, me acerque nuevamente al algarrobo para la correspondiente siesta, eso si me dejan las dichosas cigarras, que ya las tengo como vecinas con su ruido característico. A mi algarrobo le tengo cariño, al verano lo detesto, se me hace más agobiante de año en año. Pero bueno, habrá que resistirlo y padecerlo un año más...

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 07 Jul 2015 23:30

¡Qué horror!, hoy, a las 3 de la tarde, el termómetro marcaba 40 grados a la sombra. Afortunadamente la humedad era bien baja, pues de ser la normal, aquí cerca de la mar, la sensación térmica y el bochorno no sé dónde hubiese llegado. ¡Qué horror!

Y sobre las 5 me he venido a descansar al abrigo de mi compañero algarrobo, que más que "abrigo" debiera decir micro clima de frescor, pues abrigo suena a prenda de invierno. Y me he puesto a pensar antes de dormitar.

¿Será cierto que la mano del hombre está causando estas altas temperaturas, lo que se conoce como calentamiento global? Siempre lo he puesto en duda, aunque no tengo conocimientos científicos, pero he creído que el hombre no tiene capacidad para destruir la Naturaleza, que será ella quien destruya al hombre, y este cambio hacia arriba, bien pudiera ser el anuncio de nuestra extinción. Pero ¿y si mi creencia fuera completamente errónea? ¿Y si los científicos que hacen saber que el calentamiento de la tierra es producto de la necedad del ser humano tuviesen razón? Sí que sería una necedad enorme, y que sigamos con el calentamiento, necedad y locura.

Dicen los telediarios que en lugares como Suiza han alcanzado temperaturas desconocidas por esos pagos, pues aquí, en España, y más concretamente al lado del Mediterráneo, conocemos esa altas temperaturas y esta ruinosa sequía que nos embarga. Pero también es verdad que sabemos que son ciclos, y esperamos prontamente años de lluvias. Ahora bien ¿qué son cien años, por ejemplo, para la Naturaleza? Nada, ni siquiera un suspiro lo que para el hombre es toda una vida, y si estamos comprobando grandes cambios, es porque nuestra vida es corta y no sabemos qué sucedía hace doscientos o trescientos.

Y pensando y pensando, y preguntándome qué gano con pensar en algo que no conozco, me he dormido. Sí, y habrá sido algo más de una hora, y a mi lado al despertar, caído en el suelo estaba la obra de Lorca que me llevé para leer, Yerma, y a su lado, mirándome fijamente y también disfrutando del sombraje de mi algarrobo, estaba Kora, mi perra pastor alemán, fiel, cariñosa, siempre atenta a mi voz, y que con sus ojillos de vieja inteligente —ya tiene más de 11 años—, me pedía la acariciase; y la he acariciado en la cabeza, y jugueteado con sus orejas que a ella le gusta tanto. Y así, yo despierto y ella feliz, hemos estado como una hora más en silencio, sin decirnos nada. Y el algarrobo, seguro, también estaría contento, lanzando silenciosos gruñidos para ahuyentar los rayos del sol.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 08 Jul 2015 18:53

No sé si lo he dicho alguna vez, pero de niño sentía hacia mi algarrobo cierta inquina. En cierta ocasión, creo recordar, pregunté por qué no se talaba, ya que en aquella esquina lo único que hacía es darme trabajo, puesto que yo era el encargado, a finales del verano, de recoger las secas algarrobas que diariamente iba dejando caer. Para mí ese trabajo era un sacrificio, y una a una ir colocándolas en un saco de arpillera. A veces, cierto también, me llevaba a la boca alguna, y me gustaba el comerla y su sabor, de las cuales, me dijeron, se hacía una especie de chocolate. No lo sé si es verdad.

Pero a la pregunta de talarlo me contestaron que no era posible, que el algarrobo era un árbol protegido, y que para arrancarlo, con sus más de 300 años encima, había que solicitar un permiso que, seguramente, al no causar ningún estropicio por el sitio que ocupaba, se nos negaría.

Al final, con el paso de los años, la recogida de las algarrobas se transformó en un obligado entretenimiento, y casi en un orgullo personal cuando determinados años la cosecha era abundante. Ya era parte de mí, y el dar tantos frutos parecía una cosa personal, como si yo tuviese arte y parte en ello, y si el año esa escaso, me entristecía. Sigo conservando la vieja y oxidada romana donde pesaba y peso las algarrobas.

Hoy, que los años ya van dejando huella, aún me agacho a recogerlas y a meterlas en otro saco de arpillera una a una, y cuyo contenido, una vez lleno, regalaré a unos vecinos para que sean comida de su ganado caballar, y, cuando nadie me ve, aun me llevo a la boca alguna algarroba, elimino sus simientes duras como pequeñas perlas negras, y como un poco de ella, cierro los ojos y me acuerdo de aquel niño al que le fastidiaba la recogida y llegó a sentir cierta inquina por él. Ahora creo que me da aún más sombraje al comprobar que aquel niño, ahora anciano, ha transformado el odio por cariño.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 08 Jul 2015 23:44

.
Un poco de buen humor no viene mal

La sombra de mi algarrobo, también ofrece la oportunidad de pensar en cosas que hacen reír o sonreír. Y esta tarde, me he acordado de Alberto.

Alberto, que es muy aficionado a la petanca, aquella mañana de domingo se levantó muy pronto, pues había un importante torneo provincial que no quería perderse desde el inicio, pues en el mismo participaba. Pero, una vez en el garaje y sacar el coche para marchar al polideportivo, una fuerte tormenta se desencadenó, viendo que no parecía amainar, recula y mete de nuevo el coche en el garaje, deja todos sus bártulos, y se encamina a la habitación donde de nuevo se mete en la cama. Su mujer, medio dormida, oye como Alberto le dice casi en susurros: "Querida está cayendo una fortísima tormenta que no veas...", "No te preocupes —le responde ella— pues el tonto de mi marido se ha ido a jugar a la petanca y no vendrá hasta la noche".

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 09 Jul 2015 19:04

Bueno, al final me leí, y por supuesto descansando bajo mi algarrobo, la obra teatral de Lorca, Yerma. Hacía ya años que la conozco, y la he visto interpretar en teatro, pero ahora de vez en vez me gusta releer viejos libros.

¡Qué obsesión la del poeta granadino con la esterilidad y la maternidad! casi toda su gran obra se basa en ellas, pero es interesante sus puntos de vista y la maestría para llevarlas a la escena. Buenos diálogos y mejores silencios.

Dicen, y es verdad, que no hay una novia fea. Las mujeres, hasta las "no guapas", con traje de novia están maravillosas, pero si hay algo que embellece de manera sublime a la mujer es el embarazo. Al menos para mí. Una mujer embarazada es nueva vida, es la continuidad de ser humano en el mundo, y su belleza aumenta el mil por uno. Triste, creo yo, de la mujer que no conozca la maternidad, que en nada tiene que ver con el matrimonio o la pareja. El ser madre, el traer una nueva vida al mundo, el verla exuberante, el verla completamente hermosa... Gracias a todas ellas.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 11 Jul 2015 09:04

Escucha, Kora, —le he dicho a mi perra pastor alemán—, estáte aquí, junto a mí, echada a la sombre de nuestro algarrobo, pero tranquila, y no me mires con esos ojos suplicantes, que el helado me lo voy a comer yo solo. Es un helado mitad chocolate y mitad vainilla, que son los dos sabores que más me gustan, aunque para ser sincero, no hay helado del sabor que sea que no me atraiga.

He dicho varias veces que es Roma, junto a París, mis dos ciudades europeas preferidas, pero por motivos muy diferentes, y de Roma, a parte de su belleza arquitectónica e histórica y la vida ruidosa de sus gentes, es porque casi en cada esquina te encuentras una heladería. Sentarte en una cafetería de la plaza Navona frente a la fuente de Neptuno mientras de tomas un monumental helado en una noche estival romana, y en la plaza titiriteros o grupos musicales la amenizan, no tiene precio.

Pero de lo que trato, de la mirada insistente de Kora hacia el helado. Le digo que ya es muy mayor, que el frío le puede sentar mal a su delicada dentadura, pero sus ojillos no dejan de mirar la copa. Yo intento no mirarla porque al final claudicaré, y ella, que me conoce, sabe que mirándome puede conseguir su propósito. Pero cometo la debilidad de mirarla, y la observo que babea un poco pensando en lamer el delicioso chocolate o la no menos gustosa vainilla. Y claro que claudico, dejo la copa en el suelo, y ella se levanta con una rapidez inaudita a su avanzada edad, y lame y lame la copa hasta que, quien la viera al rato, diría que ha pasado por un lavavajillas y con el mejor detergente. Oigan, que brilla como nueva.

¿Y qué voy a hacer? ¿La miro ahora yo a ella suplicante? Bueno, como ya no hay helado no podría dármelo, pero si lo hubiera tampoco, me quiere, de eso estoy seguro, pero un tipo de cariño como el que dice esa conocida frase: te quiero, perrito, pero de pan, poquito.

Se salió con la suya la muy diablesa...

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 11 Jul 2015 13:30

Roma… Después de que Kora se comiese lo que quedaba de helado de chocolate y vainilla, cerré los ojos mientras me mecía en la mecedora, y pensé en la Ciudad Eterna. Si tú, amigo lector, conoces esta hermosísima ciudad, es de suponer que entre otros lugares hayas recorrido sus famosa avenidas Condotti y Véneto, esta segunda tan conocida mundialmente por la película de Fellini “La dolce vita” y hayas visitado algunos de sus cafés como “El Greco”, pero para mí, que tanto me gusta la historia, tiene Roma una Vía, así en mayúscula, impresionante, y es la Vía Apia de la Roma imperial.

Es la reina de todas las calles del mundo, comenzada a construir en el año 312 antes de la era cristiana, y aunque restaurada en el siglo pasado, encontramos enormes tramos originales de su empedrado. No la he recorrido toda, pues tiene más de noventa kilómetros. Comienza en las termas de Caracala, donde he tenido la gran suerte y felicidad de ver y gozar de una Ópera hace algunos veranos, y en ese largo recorrido se pueden contemplar, tanto a derecha como izquierda, innumerables monumentos fúnebres, algunos en un muy buen estado de conservación, o bien las catacumbas de san Calixto.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 12 Jul 2015 12:47

¿Tú crees, estimado algarrobo, que ya estoy muy viejo?

Creo que si pudieras responderme tu respuesta sería no, porque ¿qué son mis 78 años al lado de los más de 300 tuyos?: una nonada. Pero tú eres árbol y además algarrobo, bien arraigado y tu vida puede aún ser muy dilatada, la mía muy poco. Seguro que me sobrevivirás.

¿Y porqué te hago esta pregunta que nunca responderás? porque acabo de venir del puerto, y subir a mi pequeña embarcación que en verano me la tienen secuestrada mis nietos. "Es un peligro, a tu edad —me dicen— que salgas solo a la mar". Sí, puede que tengan razón, pero en invierno no me lo dicen, y "me dejan" que baje a cuidarla y tenerla siempre lista y preparada.

Es verdad que Gregorio, mi viejo amigo y compañero de fatigas marineras, ya no puede acompañarme. Su grave enfermedad senil se lo impide. Ya no podemos salir a pescar, o lanzar nuestros palangres al atardecer para en la mañana siguiente ir a recoger la pesca. O luchar —aunque el Mediterráneo suele ser manso—, contra las olas cuando alguna vez se envalentona, o simplemente navegar mientras nos contamos nuestras penas y alegrías. Ciertamente salir solo no es aconsejable aunque mi salud sea excelente. Debo ser —lo soy— consciente de mi edad, aunque los ánimos estén intactos. Por eso cada día más acudo a ti, a tu sombre, porque sé que bajo ella no corro peligro, salvo que, ahora que ya maduran tus algarrobas, me las dejes caer sobre la cabeza y me fastidies. Pero bueno, un sombrero de paja evitará el coscorrón. Y, por otra parte, comenzaré a recoger los frutos que lanzas, uno a uno, y me creeré, nuevamente, el niño que dejé de ser...

El Postiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 12 Jul 2015 19:18

No siempre la sombra de mi algarrobo se presta a plácidos sueños, ya que en estos últimos tiempos he tenido como tres pesadillas, y casi todas ellas iguales.

Sueño que estoy en una estación de tren. Es una estación moderna, toda de mármol blanco y crema. Perfectamente iluminada y gentes que van de un sitio a otro con celeridad. Hay mucho movimiento. Yo estoy en el andén esperando mi tren que debe partir a las 13:30, pero el tiempo se acerca en el gran reloj que veo frente a mí, y ni el tren se ve entrar ni se le oye. Intento ver constantemente la hora en mi reloj de pulsera, pero no lo tengo, y es que en la realidad hace años que dejé de llevarlo, significaba para mi un artilugio que me obligaba a mirarlo constantemente, y me creaba nerviosismo.

Pero el reloj de la estación ya marca la hora en que debía salir mi tren, y pese a saber que no tengo reloj sigo levantándome la manga de la chaqueta para comprobar su hora. No la hay, no hay reloj, y el único que me la anuncia, grande, redondo, iluminado, ya sobrepasa la hora de salida, y me desespero. Miro hacia el lugar desde donde debe entrar a la estación, y no se ve nada, y ya no hay gente a mi alrededor, han desaparecido todos, es como si todos hubiesen subido a su tren —¿quizás el mío?— y se hubiesen marchado a su destino. ¿Qué hacer? ¿A quién preguntar si no hay nadie?

Cojo mi maletín y me decido a preguntar en Información, no sea que me haya confundido de andén. Subo por las escaleras mecánicas, altas, muy altas, como sin fin, cuando de repente oigo un fuerte silbido. Es mi tren y no puedo bajar pues las escaleras siguen subiendo y subiendo cada vez más deprisa, casi violentamente; quiero hacerle unas señales de que pare, que me espere, que doy la vuelta y bajo… pero el tren pasa velozmente sin parar. Y, cosa que no he dicho al principio, era el último tren del día.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 12 Jul 2015 20:57

Jaraguá

Aprovechando que el verano es largo, y que más que a trabajar invita a no hacer nada, y como sin hacer nada no sé estar, me he dedicado a releer algunos libros ya olvidados, y entre ellos estoy releyendo el de este título, cuyo autor es el salvadoreño Napoleón Rodríguez.

Tiene la particularidad este libro de ser una novela localista, pero amena, ya que trata de un hombre sencillo, Jaraguá, campesino de aquellas tierras pobres y tan castigadas de El Salvador, por el hombre y por los dioses.

Pero hay algo que para mí lo hace más atractivo, y son las numerosas palabras y modismos salvadoreños, muchos de ellos graciosos, que le dan esa singularidad.

Al final de la novela hay un listado de esas palabras para poder entender mejor los diálogos, y nuevamente la estoy siguiendo con placer.

—¿Sabes —le digo a mi algarrobo— lo que significa “tuembra”?, pues significa “tu mujer”, ya ves, la unión del posesivo tú y hembra. ¿Y qué dirías si te encontraras con “toponiándome” pues significa “queriéndome”. Y así, para que las conozcan, coloco unas cuantas para ustedes:

Trompiado = Golpeado
Viviend’e mandiga = El infierno
Tapayagua = Llovizna continua
Se me aguadan las de grillo = Me da miedo
Shusca = Vieja, anciana
Rajado el ayote = Tener suerte
Hacer la platiada = Engañar
Pencona = Buena, hermosa, atrayente mujer
Parejiar = Galopar
Macatona = Atractiva
La chocolatera = La cabeza
Lijazo = Trago de aguardiente
Jamponcito = Tranquilo, descuidado
Entuturutar = Engañar
Diacaballo = Jinete
Bayunco = Extravagante
Amolado = Arruinado, enfermo
Aguaitado = Escondido, oculto
Ayasito = Ahí cerca
Bichas = Muchachas
Bruscas = Rameras
Cantinear = Enamorar
Colejudo = Inquieto
Chimpe = El hijo menor
Engarruchar = Pelear

Y así miles de palabras. ¿Curioso como mínimo, verdad?

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 13 Jul 2015 18:12

¿Sueño? ¿Realidad? Ciertamente no lo sé, ya que este algarrobo mío tiene la particularidad de que cuando bajo su agradable sombra me duermo, al despertarme me cuesta hacerme con la realidad. ¡Es tan placentero!

El caso es que me movía por Madrid, y necesitaba ir a la calle X, cuando una amable señora a quien pregunté me indicó que cogiese el autobús que, precisamente, allí mismo tenía la parada. Y tras las gracias me puse a esperarlo.

No se hizo mucho de rogar, y a los pocos minutos subía a él. Al no saber a ciencia cierta en qué parada debía apearme, se lo dije a la conductora, una guapísima mujer de pelo ensortijado y casi rojizo, quien amablemente me dijo que bajase cinco paradas después y a pocos metros estaba la calle que buscaba. Me preguntó, cosa rara en un conductor, o conductora como en este caso, que de dónde venía, y le dije que de Alacant.

—¿Qué bonitas playas tiene ustedes allí— me dijo.
—Sí— respondí —y especialmente la mía, el Postiguet.
—¡Vaya, qué casualidad! precisamente no hace mucho he conocido un forero, en mi Foro Iniciados, llamado así.
—Pues ese soy yo. En Iniciados suelo escribir y forear.
—¡Pues yo soy Ses, la moderadora!
—¡Qué inmensa alegría conocerla!
—Pues esto hay que celebrarlo... ¿Que le parece Postiguet si nos tomamos en esa cervecería de ahí enfrente una Alhambra muy fresquita mientras charlamos?
—Pero ¿y el autobús y los pasajeros?
—Ni preocuparse, mira, se los presento. Son... y... y... y... y... y... (todos ellos foreros recién acabados de conocer por mí), y ninguno pondrá inconvenientes. Es más, creo que querrán acompañarnos.

Y así fue. El autobús quedó aparcado. Todos bajamos directos a la cervecería, y la fresca Alhambra de blanca espuma sonreía en todas las jarras.

Brindamos por Iniciados y al rato me desperté. Ha tenido que ser un sueño, me dije, pues aún no reconocía al completo la realidad, pero junto a mí, una jarra de cerveza casi vacía, me indicaba que la fresquísima Alhambra había estado allí aposentada. Y en mi mano tenía un billete de autobús de una línea madrileña.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 15 Jul 2015 00:26

Esto que está usted leyendo, si es que alguien lo lee, que ese es otro tema, no lo he escrito yo, aunque vean mi firma.

¿Y quién lo ha escrito? puede que se pregunten. La respuesta es muy sencilla: Kora.

¿Y quién es Kora? Pues un diablillo, muy viejo, pero muy inteligente. Tanto que cuando está convencida, como ahora, de que estoy durmiendo tranquilamente bajo la sombra de mi algarrobo, la muy pillina coge el teclado y se pone a escribir, y no lo hace mal ¿verdad?, pero debo reñirla, un día podría escribir cosas que yo no haría nunca.

Bueno, aún no les he dicho quien es Kora, aunque en otro escrito anterior hablé de ella, pues es mi vieja amiga, fiel y cariñosa, mi perra pastor alemán.

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 15 Jul 2015 17:31

Hoy estoy que me subo por las paredes, ni la sombra de mi algarrobo consigue quitarme de encima este disgusto que me apena, ni tampoco refrescarme; ni la mirada siempre fiel, siempre entregada de Kora, aliviar mi malestar.

Nada más sentarme a mediodía a la mesa, y ver esa noticia, para quitarme hasta la gana de comer. Piensen de mí lo que quieran, pero eso sobrepasa todo mi entendimiento; no consigo comprender.

La Guardia Civil, y no he querido saber ni el lugar, ha encontrado un niño, vivo, de unos diez días, en el interior de un contenedor de basura. Lo estoy escribiendo y se me ponen los pelos de punta. No entiendo que hayan padres tan desnaturalizados, pero aún menos una madre. Y las hay, para vergüenza del ser humano.

Kora, mi querida perra pastor animal, cuando tuvo cachorrillos hubiese matado a quien intentara hacerle daño a uno de ellos, y los cuidaba con una entrega y amor sublime. Como lo haría cualquier hembra de cualquier especie, menos la raza humana, en la que crímenes así los vemos a menudo y en cualquier lugar.

No doy para más en estos momentos, el asco y la repugnancia me abaten; desearía no pertenecer al ser humano. No, no tengo palabras...

El P©stiguet
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?
Avatar de Usuario
El Postiguet
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 998
Registrado: 15 Jun 2015 15:33

Re: Debajo de mi algarrobo

Mensajepor El Postiguet » 17 Jul 2015 17:55

Sres: Mi algarrobo, mi pastor alemán Kora y un servidor, consideramos que esta serie de pensamientos bajo la agradable sombra del centenario árbol, ha llegado a su fin. Seguirá ofreciéndomela, y yo disfrutando de ella, pero ahora lo será en silencio. Gracias por el tiempo que han perdido en leernos.

GRACIAS A TODOS
FIN
************************************************************
Si la vida es bella, y lo es ¿vamos a complicárnosla por cosas insignificantes?

Volver a “Tema del que lo abre. Tipo blog”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados