¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3438
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Francisco Delicado » 20 Oct 2014 11:56

El sábado jugué un campeonato benéfico de golf; me tocó jugar con un matrimonio levemente conocido y una señora separada con dos tetas como dos bombos de lotería de Navidad; pronto aprecié que hacía esfuerzos por cerrarse uno de los botones del polo pero no podía porque aquellas dos masas carnales no lo admitían. Finalmente en el hoyo 8 di un golpe pésimo (sólo mi manera de jugar al golf se ha estropeado tanto como "ciertas" partes de mi organismo); el caso es que tras errar estrepitosamente se me ocurrió acercarme a ella y decirle:
- LLevas todas la mañana tratando de cerrar un botón, pero la Naturaleza no te lo permite; supongo que te has dado cuenta; deja las cosas como están y te prometo que miraré sólo lo imprescindible.
Aquello le hizo gracia, afortunadamente.
Pero eso no impidió que mi resultado fuese pésimo y que ella, aparte de su agradable sonrisa, no quisiera saber mucho más sobre mí.

Hubo un cóctel del que pronto me retiré; estaba cansado, mi tetuda compañera de partida andaba distraida con otras señoras y yo quería ver anochecer desde mi terraza.

No había ningún motivo para sentir tristeza; ¿qué hay de desgraciado en un hombre maduro que viaja en su coche camino de su casa mientras, a lo lejos, se aproximan las tinieblas?.
Cuando dejé la alta autovía para descender lentamente hacia mi casa mi coche comenzó a desgranar una de las centenares de canciones que almacena; "Nothing compares to you" de Sinead O´Connor; supongo que fue eso lo que me hizo sentirme como una silla de ruedas solitaria descendiendo a tumba abierta por un cuesta empinada. No me sentía mucho mejor que esa silla cuando abrí la puerta de casa, solté la bolsa con ropa sucia sin ni siquiera imaginar cómo habría de lavar los calzoncillos Ludmila el siguiente lunes y me precipité en la terraza; las luces de dos barcos comenzaban a titilar en el tranquilo mar, la penumbra se iba adueñando de la vida, algunas nubes aún se perfilaban y Sinead O´Connor, tan vieja ya aquella canción, golpeaba mi corazón.

A mi derecha, un poco más abajo, puedo ver la terraza de unos vecinos de los que nada sé salvo que son más jóvenes que yo y tienen dos niñas que ni siquiera han alcanzado la adolescencia; aunque han puesto una especie de seto de diminutos pinos o algo así, podía verlos sentados en la terraza, hablando con pequeños aspavientos. Y de pronto ella empezó a llorar.
No era un llanto grande y lleno de gestos; parecía discutir con su marido ( o su pareja, hoy día nunca sabemos qué vinculo une a dos personas) y algo no funcionaba; ella lloraba reteniendo el llanto; no quería llorar, que es a veces la manera más triste de llorar, y me pareció que algo se estaba interponiendo entre ambos.
Quise creer que en aquel momento eso que llamamos amor andaba desintegrándose entre ellos; o no, porque en esto del amor todos somos unos principiantes.

Recordé de inmediato un relato potentísimo de Raymond Carver, uno que me ha hecho llorar a lágrima viva en alguna ocasión. La moderna versión se llama "principiantes" pero cuando fue inicialmente editado allá por 1980 fue mutilado casi en un 50% por Gordon Lish, el editor de Carver, y titulado "¿De qué hablamos cuando hablamos de amor"? Los cuatro protagonistas del relato andan bebiendo en la cocina de casa de uno (en los relatos de Carver, ex alcohólico, es frecuente la presencia del alcohol), las dos parejas tuvieron parejas anteriores (en los relatos de Carver siempre hay algo que ha pasado antes) y se disponen a ir a cenar a un restaurante (en los relatos de Carver siempre hay algo que va a pasar después); entre ellos hablan del amor, desde el amor salvaje, agresivo, del hombre que pega a su pareja porque, dice, la ama, a un relato dentro del relato que conmueve hasta el tuétano en el que se da cuenta de una pareja de ancianos que sólo han estado el uno con el otro y se necesitan y se aman y se asoman a la muerte sin perder ni un ápice de ese amor.

Yo quise creer que, justo cuando moría el día, cuando el cielo se llenaba de negrura, estaba asistiendo al final del amor de aquellos dos jóvenes que estaban dejando de entenderse y que dejarían apesadumbradas, desconcertadas, a dos jovencitas a las que aún ni siquiera les había dado tiempo a saber qué es el amor, cómo se crea, cómo se modifica y cómo muere.
Me sentí el triste espectador, incapaz de modificar aquel rumbo, del final de todo lo que me rodeaba.

Mientras dos jovencitas tendrían que empezar a preguntarse que de qué hablaban cuando hablaban del amor.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Umbroman
El Corazón Iniciado
Mensajes: 33818
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Umbroman » 20 Oct 2014 12:13

Tiene algunos ingredientes, el Amor:


1---> Una historia, más o menos bien contada, ya es algo.
2---> La obra, bien hecha.
3---> La generación: Generas obras que están bien hechas.
4---> Si te reproduces, tu generación consistirá en y existirá como congéneres, o personas humanas.
5---> El Amor es Sexy, pero no siempre, Sexy. Puesto que hay que respetar la integridad de lo manifiesto. De lo pronunciado. De lo latido.
Catalina
Catwoman
Catwoman
Mensajes: 4460
Registrado: 16 Jun 2013 21:54

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Catalina » 20 Oct 2014 12:16

Me apunto ese libro, me gusta reflexionar sobre los sentimientos.

Yo no se lo que es el amor ese que todo el mundo dice que ya lo sabras cuando lo sientas. Nunca me ha pasado y tengo el convencimiento de que por mucho que quiera que pase, no va a pasar. Como lo de tener un hijo, son cosas que ya se que nunca ocurriran. Antes hacia un drama enorme de ello, ahora todo lo contrario, me he vuelto algo cinica y frivola en ese sentido. Me voy con chicos cuando quiero, y punto. Disfruto de lo que haya y punto. Pero se que eso, en el fondo, no es lo que se espera de nadie.
Imagen
Avatar de Usuario
Telémaco
El Único
Mensajes: 4558
Registrado: 02 Oct 2012 11:36

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Telémaco » 20 Oct 2014 12:27

El genio de los grandes cuentistas (y Carver está entre ellos) es que no necesitan expresar la borrasca sentimental que ha llevado a sus personajes al sitio donde están. ni siquiera lo insinúan, pero logran que lo presientas. Ahí reside la maestría.
En cuanto a la mujer del polo desabrochado, apostaría que, pese a mostrarse inmune al requiebro, tomó nota mental de él, lo agradeció y lo puso a buen recaudo en algún compartimento de la memoria.
Que el dinero no da la felicidad, que el sexo estropea la amistad y que no hay mal que por bien no venga lo dijo todo el mismo imbécil.
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3438
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Francisco Delicado » 20 Oct 2014 12:57

Catalina escribió:Me apunto ese libro, me gusta reflexionar sobre los sentimientos.

Yo no se lo que es el amor ese que todo el mundo dice que ya lo sabras cuando lo sientas. Nunca me ha pasado y tengo el convencimiento de que por mucho que quiera que pase, no va a pasar. Como lo de tener un hijo, son cosas que ya se que nunca ocurriran. Antes hacia un drama enorme de ello, ahora todo lo contrario, me he vuelto algo cinica y frivola en ese sentido. Me voy con chicos cuando quiero, y punto. Disfruto de lo que haya y punto. Pero se que eso, en el fondo, no es lo que se espera de nadie.


El libro de Carver está hoy día editado por Anagrama como "Principiantes"; en el 87 se editó, como había ocurrido en USA, bajo el título "De qué hablamos cuando hablamos del amor".
Los relatos que lo componen fueron cercenados por Gordon Lish, el editor de Carver, casi en un 50%; por eso hasta cambió el nombre del relato al que me refiero y que, en ambas ocasiones, da título al libro entero.
"Principiantes" contiene hoy día los relatos completos tal y como inicialmente los escribió Carver.

La potencia de este relato es pasmosa y te aseguro, Catalina, que durante su lectura se me caen las lágrimas, pero como bolas de golf de grandes; a veces no puedo ni contar la trama porque vuelvo a llorar.
Pero ya sabes que todo esto son sensaciones personales; lo mismo a ti te resulta insufrible...pero la historia que cuenta uno de los protagonistas sobre el amor de los dos viejos que sufren un gravísimo accidente es, para mí, demoledoramente hermosa.

Yo soy muy especial en mis gustos literarios; toda una vida dedicada a leer me ha deformado y suelo encontrar placer en cosas que, sé, no gustan a muchos (¿Conoces a un tal Borges? -tongue )

Adentrarse en Carver es peliagudo. Fue alcohólico, se reahabilitó pero murió joven (no sé si había llegado a las 50 o aun con 49, algo así). Se separó de su mujer y vivió un gran amor con Tess Gallagher, que se ha ocupado de relanzar su obra. El alcohol, el desamor, el desaliento, la simpleza cotidiana de vivir están presentes en sus obras. Son siempre como retazos, trozos de una vida, contados como si estuvieran cortados; siempre hay algo que ya ha pasado y algo que va a pasar.

Si te apuntas a Carver, así de sopetón te recomiendo que leas los siguientes relatos, con tranquilidad y parsimonia: "Principiantes" y "Una aventura" en el libro "Principiantes" y "Tres rosas amarillas" en el libro "Tres rosas amarillas", que relata los últimos momentos de Anton Chéjov, que murió tuberculoso en una clínica alemana; cuando su médico fue consciente de que iba a morir pidió una botella de champagne y tres copas; llenó las copas dio una a Chéjov, otra a su mujer (creo que se llamaba Olga Kniepper o algo así) y él tomó la otra. Se supone que Chéjov murió brindando con champagne.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
eLeyeLe
Sabio
Sabio
Mensajes: 4301
Registrado: 05 Oct 2012 19:54

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor eLeyeLe » 20 Oct 2014 13:04

No había ningún motivo para sentir tristeza; ¿qué hay de desgraciado en un hombre maduro que viaja en su coche camino de su casa mientras, a lo lejos, se aproximan las tinieblas?.

:adora:

Cito eso, pero me ha gustado todo. Mucho.
Gracias
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10546
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Dae » 20 Oct 2014 13:29

Creo que el amor es una cosa diferente para cada persona.
Como creo que el amor es diferente en cada época también para cada persona.
No se ama igual con 20 años, a como se ama con 40. O eso creo...

Carver me gusta, me gusta por lo intimista de lo que cuenta y por eso que ud dice, nunca pasan grandes cosas, explícitamente pero están ahí, retenidas y controladas como el llanto de su vecina.

A veces creo que la edad vacuna contra el amor y que una se vuelve más frívola y más cínica, como dice Catalina.
Yo también me he vuelto así, antes me enamoriscaba más, y no tenía ni por qué ser enamoriscamientos recíprocos.
Me bastaba con amar unidireccionalmente a una persona, ver su sonrisa, sus movimientos, charlar con él... poco más.
Siempre he sido de conformarme con poco, y quizás por eso así me va.
Por no tener vocación de aspirar a lo más.
A veces entreví alguno de esos amores enormes que nos cuentan en los libros y que intuímos, pero cuando me llegaron yo ya no estaba disponible para irme con ellos. O fui una cobarde, que también puede ser.
Igual aparezca otro de esos grandes amores, no lo sé, como tampoco sé si en esa ocasión seré capaz de aprovecharlo, liarme la manta a la cabeza y con mi carga de cinismo y frivolidad irme a intentar que funcione... no lo sé. Y eso es triste.
Mientras me voy arreglando con mi amor de marca blanca, y bueno, intentando sacar de él más de lo que se puede en ocasiones.
Incluso a veces ha tenido destellos de amor verdadero, pero se opacan tan pronto...
Umbroman
El Corazón Iniciado
Mensajes: 33818
Registrado: 16 May 2014 10:46

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Umbroman » 20 Oct 2014 14:16

Dae, el cinismo y la frivolidad yo los considero como lo que son: Las tiranteces y tensiones de los maniquíes y muñecos con aliento de vida. Es como vivir en una tela de araña, con obligaciones y deberes que tiran de cada cuál. Torsiones, flexiones, abdominales, bailes de salón y gimnasia rítmica, ¡ Siempre ! La gran Araña hizo de las suyas, amiga. Es por ello que resulta muy divertido y encantador ver a tanto crédulo, que cree escapar de esa maraña o de ese embrollo. ¡ Sí, he erradicado todo cinismo y toda frivolidad ! ¡ Bien ! ¡ El Chrysler Building de Nueva York es tan bello como un igloo esquimal ! ¿ Yuppi ?


Imagen


<< Ésta es la semilla de la Gran Manzana... >>


Tensión...
Cristalización...
Estatura, compostura, gallardía...


Imagen


Por eso, el Hombre-Araña es neo-yorkino. Todos tenemos algo de Hombre-Araña. Esa araña radiactiva es omnipresente. Créeme. Pero se muestra de un modo patente, por las noches.



Imagen
Catalina
Catwoman
Catwoman
Mensajes: 4460
Registrado: 16 Jun 2013 21:54

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Catalina » 20 Oct 2014 18:03

Francisco Delicado escribió:
Catalina escribió:Me apunto ese libro, me gusta reflexionar sobre los sentimientos.

Yo no se lo que es el amor ese que todo el mundo dice que ya lo sabras cuando lo sientas. Nunca me ha pasado y tengo el convencimiento de que por mucho que quiera que pase, no va a pasar. Como lo de tener un hijo, son cosas que ya se que nunca ocurriran. Antes hacia un drama enorme de ello, ahora todo lo contrario, me he vuelto algo cinica y frivola en ese sentido. Me voy con chicos cuando quiero, y punto. Disfruto de lo que haya y punto. Pero se que eso, en el fondo, no es lo que se espera de nadie.


El libro de Carver está hoy día editado por Anagrama como "Principiantes"; en el 87 se editó, como había ocurrido en USA, bajo el título "De qué hablamos cuando hablamos del amor".
Los relatos que lo componen fueron cercenados por Gordon Lish, el editor de Carver, casi en un 50%; por eso hasta cambió el nombre del relato al que me refiero y que, en ambas ocasiones, da título al libro entero.
"Principiantes" contiene hoy día los relatos completos tal y como inicialmente los escribió Carver.

La potencia de este relato es pasmosa y te aseguro, Catalina, que durante su lectura se me caen las lágrimas, pero como bolas de golf de grandes; a veces no puedo ni contar la trama porque vuelvo a llorar.
Pero ya sabes que todo esto son sensaciones personales; lo mismo a ti te resulta insufrible...pero la historia que cuenta uno de los protagonistas sobre el amor de los dos viejos que sufren un gravísimo accidente es, para mí, demoledoramente hermosa.

Yo soy muy especial en mis gustos literarios; toda una vida dedicada a leer me ha deformado y suelo encontrar placer en cosas que, sé, no gustan a muchos (¿Conoces a un tal Borges? -tongue )

Adentrarse en Carver es peliagudo. Fue alcohólico, se reahabilitó pero murió joven (no sé si había llegado a las 50 o aun con 49, algo así). Se separó de su mujer y vivió un gran amor con Tess Gallagher, que se ha ocupado de relanzar su obra. El alcohol, el desamor, el desaliento, la simpleza cotidiana de vivir están presentes en sus obras. Son siempre como retazos, trozos de una vida, contados como si estuvieran cortados; siempre hay algo que ya ha pasado y algo que va a pasar.

Si te apuntas a Carver, así de sopetón te recomiendo que leas los siguientes relatos, con tranquilidad y parsimonia: "Principiantes" y "Una aventura" en el libro "Principiantes" y "Tres rosas amarillas" en el libro "Tres rosas amarillas", que relata los últimos momentos de Anton Chéjov, que murió tuberculoso en una clínica alemana; cuando su médico fue consciente de que iba a morir pidió una botella de champagne y tres copas; llenó las copas dio una a Chéjov, otra a su mujer (creo que se llamaba Olga Kniepper o algo así) y él tomó la otra. Se supone que Chéjov murió brindando con champagne.


Gracias, Delicado, me lo apunto. :okis: He estado mirando por internet y creo que me va a gustar mucho.
Imagen
Avatar de Usuario
Dart
Sabio
Sabio
Mensajes: 8903
Registrado: 09 Oct 2012 22:32

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor Dart » 20 Oct 2014 18:33

El mejor exorcismo contra la muerte es banalizarla.
«Aun no habías aprendido que el odio es, desde un punto de vista intelectual, la eterna negación» OW
Avatar de Usuario
miranda
Sabio
Sabio
Mensajes: 9150
Registrado: 21 May 2013 18:06

Re: ¿De qué hablamos cuando hablamos del amor?

Mensajepor miranda » 20 Oct 2014 22:04

Soy de las personas para las que la palabra amor, abarca mucho más que a una pareja que se amen.

El amor es el todo de la vida. Amas a tus padres, abuelos, hermanos, hijos, amigos.

Amas la música, la literatura, la poesía, una puesta de sol, un amanecer, un silencio en un momento dado...

En definitiva, amas lo bello que la naturaleza nos ha dado.

Don Deli, cuando me oiga hablar de amor o del amor, ya sabe a lo que me estoy refiriendo.

(Y manda lo que manda, que requetebién escribe usted, oiga)

:be: :rosa: :be:
.

.Imagen

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados