Crónicas de la edad vencida

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Cotton
XIX Micro Relatos.
XIX Micro Relatos.
Mensajes: 6753
Registrado: 24 May 2008 17:41

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Cotton » 04 Jul 2013 12:51

:magn: Por cierto, soy Cottona
"No te acerques a una cabra por delante, a un caballo por detrás y a un tonto por ningún lado"
Avatar de Usuario
zero
L'Inspegteur
L'Inspegteur
Mensajes: 721
Registrado: 28 Sep 2012 13:01

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor zero » 06 Jul 2013 23:26

Ha vuelto el temido estribillo del ¡UAK,UAK,UAK! ¡TEK,TEK.TEK! tan solo he podido recuperar a mi verdadero padre durante 72 horas, lamentablemente vuelve a estar desorientado “parece ser que ha contraído una infección urinaria, le estamos dando antibióticos” eso es lo que me dice su doctora “en una persona de su edad cualquier cambio brusco de salud le puede afectar mentalmente” sigue contando la galena.

O sea que para mi desesperación aquella ligera recuperación era una mera ilusión de su atolondrado organismo, ha vuelto a dejar de comer, te mira como si no te conociera, observando atentamente el movimiento de mis labios para saber qué es lo que le digo porque es incapaz de mantener una simple conversación.

En la sala del reposo donde casi todos permanecen sentados en butacones negros de skai sin saber nunca que día ni qué hora es, se oye la emisión de una telenovela que nadie hace puto caso con excepción del “vigilante” un pequeño individuo, huidizo y de porte agresivo que le incomoda ver las puertas abiertas, hagas lo que hagas siempre te sientes observado por el “vigilante” sin apenas darte cuenta te cierra la puerta en los morros y tienes que ir a por la enfermera para que habrá los accesos con su llave maestra.

No lejos de allí una mujer se sienta, de pronto se levanta, se vuelve a sentar, mueve sus piernas frenéticamente, se incorpora de nuevo, se para y se pone a la carrera levantando torpemente sus esqueléticas piernas, parece un autochoque de feria, hace como si rebotara cuando te toca y luego va en busca de otra víctima andante, lo vuelve a tocar y cambia de dirección, no es de extrañar que cuando lo hace no cese de repetir “quiero dormir, quiero dormir” Mi padre la mira extrañado, hace apenas unos días en plenas facultades mentales me dijo textualmente “esta mujer está como una puta cabra”.
A dos butacas, en una oscura esquina, en dirección a una salida codificada en la que “ellos nunca salen” se haya sentado un hombre que ya lleva cinco años con el cerebro a cero, da la casualidad que se trata del ex marido de una amiga de mi mujer, para ser más exactos de la peluquera amiga de mi parienta, la misma que le hizo el peinado de boda y que me costara tanto deshacer en la noche de bodas, pues bien, ese hombre, antaño uno de los más atractivos de la población, empresario y con una gran afición a los rallys de automóviles de carreras se quedó de la noche a la mañana sin memoria, nada, kaput, delete total del cerebro. lo vienen a ver a menudo pero como si no existiera nadie.

Al otro extremo de la sala, otra mujer habla con un perro de peluche, lo besa, lo acaricia y llora, sin embargo es feliz con ese peluche, tanto que apena verlo. Otra mujer, totalmente desdentada está sentada y atada en su butacón, no cesa de repetir “Antoooniooo, Antooniooo” mi padre se llama Antonio, posiblemente le hace gracia a esa mujer el nombre de mi padre, porque hace un par de días llamaba a un tal “Pepeee,Pepeee”.

Así las cosas, he comprado “Vichy” a mi padre le encanta esa agua carbónica, me vuelve a decir que la comida es una mierda; una mosca se ha posado en su antebrazo, se queja con un grito de desagrado, la mosca es de esas cojoneras, pero es incapaz de levantar una mano, solo se queja de la mosca tocahuevos, cerca hay un periódico, formo una porra con él y le atizo soberana torta, la mosca indudablemente ha fallecido y se ha quedado pegada en una foto del golpe de estado de Egipto, se lo enseño a mi padre, se ríe y gritaexultante ¡JÁ!.

Es sábado, hoy se acuestan antes, beso a mi padre en la frente, me mira, lo miro.
-Volveré mañana papá, ahora descansa-
Algo parecido a un gruñido sale de su boca a modo de despedida. En la calle fuman los más cuerdos, hace una semana que a papá se le ha olvidado de fumar.
Lo triste de la enajenación de los hombres es no saber distinguir y reconocer su propia locura.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 07 Jul 2013 11:11

Nunca he estado en una residencia para asistidos. Y me temo que algún día tendré que ir. Debe de ser deprimente. Y tener que dejar allí a un ser querido, insoportable. Pero a todo nos acostumbramos y a esto supongo que también.
Avatar de Usuario
zero
L'Inspegteur
L'Inspegteur
Mensajes: 721
Registrado: 28 Sep 2012 13:01

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor zero » 08 Jul 2013 23:10

Mi mujer ha vuelto del hospital donde ha tenido una entrevista con su doctora y con el anestesista, el “alien” que lleva dentro del que todavía no saben su origen le ocasionará la pérdida de la vesícula y un pedacito del hígado, tendrá que estar una semana hospitalizada, la doctora le ha comentado que no pueden operarla ahora porque con los recortes sanitarios solo tienen abierto un quirófano y que probablemente lo harán en el mes de noviembre, la palabra que me viene a la mente es ¡vergonzoso!.

Lo mismo ocurre en la clínica donde se encuentra “hospedado” mi padre, una enfermera y doctora por planta y multitud de practicantes poniendo interés en hacerlo mejor. Sin lugar a dudas les sale más económico. Hoy me ha dado otra sensación de desasosiego, mi padre está recluido en la sala rosa, existen otras salas como la azul y la verde, no sé por qué pero algunos se empeñan en que la de mi padre es la roja. Al llegar lo he hecho con un zumo de melocotón, un croissant de jamón y una lata de vichy a sabiendas de que mi padre no come por rebeldía contra ese sistema que lo tiene prisionero, ayer estaba mejor y hoy me he dado cuenta que lo han sedado teniéndolo sentado en el trágico butacón negro de skai mirando a un punto fijo de los artesonados barrocos de la sala rosa. Antes he dicho que he tenido una extraña sensación de haber visto esa imagen, algo como de abandono de apartarlo de la normalidad y convertirlo en un pasaje a la demencia para que deje de molestar. Algo parecido a lo que le ocurre a Jack Nicholson en el papel de McMurphy en el libro y film “Alguien voló sobre el nido del cuco” el problema es que mi padre no tiene ayuda de ningún indio mudo de dos metros llamado Bromden.

Ese indio podría ser yo, pero yo no resido en el manicomio y además soy su hijo que tampoco puede permanecer mudo. La cosa está que mi padre se movía como un astronauta sin escafandra, balbuceaba palabras y he llegado a entender de qué no está tan majareta como los “caminantes” de su pabellón, uno “el vigilante” lo ha amenazado diciéndole que tiene un cuchillo y lo matará, cosa a la que hace caso omiso pero alarmante para cualquier hijo de su padre. La doctora ahora me dice que es un problema circulatorio, además, añade; que la próxima semana se va de vacaciones y estará ausente durante quince días, mi padre por lo menos tiene para más de un mes, ese comentario me ha tocado los cojones y mañana sin falta solicitaré un cambio de lugar y si es posible de planta, no puedo dejar a mi padre en un lugar que lo tienen sentado todo el santo día, del que se queja que le duele el culo, de que no come, que tampoco ha querido comer lo que le he traído y de que su sueño es irreconciliable con su propia salud, un lugar donde una señora se empeña en darle de beber a su perro de peluche, un vigilante que no cesa de husmear y amenazar a todo ser débil y una defraudada piloto de fórmula uno que se mete unas carreras por el pasillo arrollando a todo ser viviente, amén de “otros” de mirada perdida y huidiza en la que solo cabe pensar de que inframundo se han escapado.
Papá se ha despedido de mí como si se hubiera fumado un porro de maría, con la garganta seca y la lengua gorda ha podido decirme “sácame de una puta vez de aquí”.

Al salir he pasado por enfermería, allí me han confirmado que le habían dado un chute de haloperidol, llegar a casa y leer esto: Se utiliza para tratar la esquizofrenia en estados psicóticos agudos, algunos estados de agitación psicomotriz, estados maniacos, trastorno de pánico, tartamudez y ansiedad. Se usa en el tratamiento de la Corea de Huntington de hecho, es el neuroléptico más usado (dosis 6-9 mg/día).
¡Menuda mierda!
Lo triste de la enajenación de los hombres es no saber distinguir y reconocer su propia locura.
Avatar de Usuario
DEEP
Dibujando sonrisas
Mensajes: 1677
Registrado: 02 Oct 2012 18:15

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor DEEP » 08 Jul 2013 23:33

Joder, Zero, te leo y siento y deseo qué, después de tanta mierda de mundo, este finde te pegues un alegrón y pueda verte con una sonrisa llena de lagrimas.

Ánimo.
DEEP
"La tontería es más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no".
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 09 Jul 2013 12:37

Quisiera darle ánimos señor Zero, y no se cómo. La vida es dura, si.
Avatar de Usuario
zero
L'Inspegteur
L'Inspegteur
Mensajes: 721
Registrado: 28 Sep 2012 13:01

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor zero » 09 Jul 2013 23:29

Durante toda la tarde, mi mujer ha ido cosiendo etiquetas con el nombre y apellidos de mi padre en cada una de las prendas que después hemos puesto en una gran bolsa verde, lo de las etiquetas es porque en la clínica si deseas que te laven la ropa, al hacerlo a temperaturas muy altas para su desinfección no se borre el nombre, ya que lavan industrialmente toda la ropa junta de los residentes, así que me imagino que durante esta semana mi padre ha llevado prestada ropa de gente difunta que las familias han dado a la fundación una vez su familiar ha fallecido.

Eso es del todo lógico, lo que esta tarde me ha desconcertado al volver a visitar a mi padre, es que seguía sentado en “ese” butacón negro de skai, en el mismo lugar donde se accede al comedor, su mirada era la de un hombre cansado, distante y vencido.
Ha cenado bien, la auxiliar tuvo el detalle de conservar el croissant de jamón que le traje ayer en la nevera y ha dado buena cuenta de ello.

En un momento dado la enfermera, una chica bastante mona de la que sus ojos irradian tonalidades violetas me ha hecho una seña para que la siguiera al comedor y poder conversar algo extraño sobre el estado de mi padre.

-La doctora me ha comentado que a partir de mañana le darán una nueva medicación, hasta ahora no ha habido ningún cambio…-
-¿Entonces? ¿Me está diciendo que ayer no le dieron ningún sedante?-
-No…no se le ha dado nada parecido desde que entró en la clínica-


Me he quedado congelado, porque no he sabido contestarle adecuadamente, ayer la misma enfermera apostilló que le habían dado una dosis de Haloperidol y hoy me dice todo lo contrario.
Me he apartado hasta que una de las columnas de la sala ha tocado mi espalda, observaba a mi padre mientras mi mujer intentaba comprender lo poco que podía balbucear mi padre, he fijado mi mirada hasta poder encuadrar mis sentimientos en algo que ha formado un nudo gordiano en mi estómago con la percepción del hijo que sabe que tarde o temprano perderá a su padre.
Cuando volvíamos a casa, mi mujer ha dicho que habría que desconectar la nevera de la casa de mi padre, dar de baja la tele asistencia y el canal Gol de televisión porque tal y como se encaminan las cosas, papá ya no volverá a necesitarlo más.

Posiblemente todo lo que cuento afecte a más de un lector que ha pasado por el mismo trance que yo, otros en cambio probablemente encuentren cierto victimismo en esta mi situación de la que esos lectores jamás serían capaces de publicar, yo no publicito el fin de los días, solo transcribo mis emociones, porque repito, me sirven de refrescante terapia sobre la existencia y fortuna de todos los mortales en los que me encuentro compartiendo valga la redundancia el sentido de una vida que me empeño en que es seguir existiendo para saber y contar más.
Lo triste de la enajenación de los hombres es no saber distinguir y reconocer su propia locura.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 10 Jul 2013 10:30

A mi, señor Zero me sirve de mucho todo lo que usted nos cuenta. Me sirve para prepararme de cara a lo que me va a venir. Me gusta además la forma en que lo cuenta, sin dramatismos, con un ligerisimo toque de humor a veces. Es una historia real, del día a día, humana y emotiva. Nada victimista.

Y, si a usted le sirve de desahogo, pues estupendo. Así matamos dos pájaros de un tiro.
Avatar de Usuario
zero
L'Inspegteur
L'Inspegteur
Mensajes: 721
Registrado: 28 Sep 2012 13:01

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor zero » 17 Jul 2013 23:11

-Esto es como una prisión, es decepcionante, hay que ver, que mal te tratan aquí, nos morimos de sed, hágame un favor; pida unos vasos y agua…-

Eso me lo decía ayer casi a gritos el compañero de habitación de mi padre mientras intentaba hacerle beber “vichy” en una sensación de que efectivamente parecía ser que les daban a los internos poco de beber, muy a pesar de existir un aire acondicionado que enfriara el caldeado ambiente de la sala rosa.

-¡Traigan agua y unos vasos!- seguía exclamándose el vecino mientras “el vigilante” nos miraba agazapado desde su escondite de la columna, así que le solicité amablemente a la cuidadora que trajera agua, porque aquél hombre pedía de beber, las miradas entre mi padre y yo fueron de la estupefacción hasta conseguir una turbadora sonrisa de complicidad, el vecino envidiaba sediento lo que nadie le podía dar, al final el vecino le llegó su vaso con agua, bebió, dio las gracias y depositó silencioso el vaso de plástico en el suelo, en un lugar en el que podía acceder cómodamente cuando deseara beber de nuevo. Al rato.

-Chica, trae tres vasos y agua que voy a invitar a estos señores antes de volver al despacho-La paciente cuidadora, con una conciliadora sonrisa le contesta:
–Pero Pedro, si te acabo de traer un vaso con agua-
-¡Áh bueno! Gracias.


Todo eso sucedió ayer, hoy papá apenas tiene ganas ni fuerza de nada, al preguntarle tontamente como se encontraba, me ha contestado “fotut, molt fotut” al no desear alimentarse adecuadamente le han salido llagas en los pies, en apenas dos semanas ha adelgazado alarmantemente, me dice la enfermera que la doctora ha ordenado que en el caso de que no quiera comer tendrán que chutarle suero intravenoso, papá ha tirado la toalla, no quiere saber nada de nada y menos le interesa la opinión de los demás. Estábamos en la habitación, a solas, con la puerta abierta, lo habían acostado por su deseo expreso, ha cenado brevemente una compota, nada, tres cucharadas, menos que un pajarito. En la entrada de la habitación se han estacionado dos mujeres y un hombre, visitantes de otros pacientes, han ojeado en su interior y le han soltado a mi padre un “Guapooo ¿Cómo estás?” sin recibir nada a cambio por parte de mi padre.

-Con lo simpático que es este hombre, las risas con las que nos obsequió desde el primer día, pobrecito ¿Cómo está?- Me pregunta la más bajita de las dos interesándose por la salud de mi padre.

-Ha dejado de comer, no tiene fuerzas para nada-
Y dirigiéndose de nuevo a lecho donde se halla papá le grita animándolo a que coma con palabras cariñosas, eso me ha estremecido saliendo de una desconocida aunque me dijeran que sus TEK,TEK,TEK y sus UAK-UAK-UAK fueran tan hilarantes.

Luego nos hemos vuelto a quedar solos, sentado en la cama del vecino lo he observado minuciosamente mientras volvía a cerrar sus ojos con señal de cansancio, la ventana estaba abierta y entre los barrotes de hierro que impiden huir a la locura he podido oír el canto de las cigarras y oler la hierba como a paja quemada por un Sol que nunca se rinde. Pensaba llevármelo de nuevo a casa para que su final tuviera la dignidad que se merece, pero no me dejan hacerlo en el estado que se encuentra ahora, impotente por ello me he puesto a llorar en silencio, procurando que mi sollozo no fuera audible a sus ancianos oídos. He besado su frente de mármol deseando que mañana solo sea un sueño, luego he limpiado el vaso de plástico que he traído para que bebiera, esos recipientes de plástico que desde hace tiempo menudean en las fiestas alternativas y populares de barrio, entonces me he dado cuenta que ponía etiquetado con letras grabadas en negro “No nos recortarán los sueños” en alusión a las medidas del gobierno, pero yo…yo me lo he tomado de otra manera.
Lo triste de la enajenación de los hombres es no saber distinguir y reconocer su propia locura.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 18 Jul 2013 10:01

Que triste.
Avatar de Usuario
pipiola
XI Concurso Fotografía
XI Concurso Fotografía
Mensajes: 3710
Registrado: 04 Oct 2012 19:02
Ubicación: Km 0

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor pipiola » 18 Jul 2013 12:10

Querido Zero, no habia visto éste hilo hasta hoy, llevo un rato leyéndolo y es que es tal cual lo cuentas. Mi madre lleva seis años en una residencia, está totalmente inválida y en un estado ansioso-depresivo que no se controla con pastillas. A éstas alturas hay que moverla con grua y darla de comer. Antes de decidir ingresarla estuvo casi dos años en su casa con una cuidadora por el día y otra por noche, pero aquello era imposible de aguantar para mi padre y ante la posibilidad de que cayera él también enfermo la tuvimos que ingresar.
Yo creo que ha sido la decisión más dura de nuestra vida y todos los hermanos(somos cinco) estamos bastante "tocadillos" desde entonces. Vamos a verla todos cada semana turnádonos cada día, la residencia está a 50 km de madrid por lo que echas la mañana o la tarde entera. En los últimos meses mi madre se ha deteriorado mucho y ha estado ingresada en la hospital varios días y ha pasado por urgencias cada dos por trés. Anoche mismo tuvimos otro conato, nos llamaron que la mandaban al hospital porque habia perdido el conocimiento, aunque luego por lo visto al ponerla suero se fué recuperando y no fué preciso ingresarla. Y así estamos, cuando vás, a pesar de su pésimo estado físico, te conoce perfectamente y sabe donde está y cómo está...y es terrible porque sufre muchísimo, ójala tuviera alzeimer o demencia o algo que la hubiera dejado tonta del todo, así al menos no tendría un sufrimiento extra ella y otro nosotros por verla sufrir así.
Así que, de verdad, después de tanto tiempo te preguntas cada día el sentido de todo ésto y lamento no ser creyente para poder entregar tanto dolor gratuito por la redención de las almas de purgatorio o algo así.
Tambien pienso en mi futuro, cómo Mado y planeo la forma de quitarme del medio si me encuentro ante semejante perspectiva en mi vida.
Pero no todo es desesperación Mado, mi padre tiene 90 años y sigue en su casa con una cuidadora 24 horas. Su cabeza está perfecta y sigue siendo el patriarca de la familia y el dueño y señor de su vida...y la su mujer claro.
lo que quiero decir es que con suerte no tenemos que esperar un futuro en una residencia porque puede suceder que puedas quedarte en tu casa hasta el fin de tus días. Esta claro que es cuestión de suerte, una loteria macabra en la que todos jugamos, también te puede tocar el gordo y no despertar una mañana, no das guerra a nadie y tú ni te enteras, gloria bendita!
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 18 Jul 2013 12:27

Sí, lo malo no es morir sino hacerlo a fuego lento.

A ver si para cuando nos toque han avanzado las leyes y nos podemos eutanasiar tranquilamente :D.

Cada vez que de esa forma le he evitado el sufrimiento a algunos de mis animales he pensado si habría alguien con el suficiente valor, cariño y sentido de la responsabilidad para hacer lo mismo conmigo si se diera el caso.

Pero cuando yo sea aún mas viejita, probablemente ya no quede nadie a quien pedirle semejante cosa, salvo a mi hijo, y a él no le voy a hacer esa faena, así es que terminaré dependiendo de las decisiones de cualquier medico desconocido.

Mu triste, sí :(.
eLeyeLe
Sabio
Sabio
Mensajes: 4280
Registrado: 05 Oct 2012 19:54

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor eLeyeLe » 18 Jul 2013 16:04

Un abrazo, Zero.
Y que sus lágrimas y sus escritos sirvan para soltar lastre de algún modo.
Es usted una gran persona y un buen hijo, seguro que su padre lo sabe.
Avatar de Usuario
Cotton
XIX Micro Relatos.
XIX Micro Relatos.
Mensajes: 6753
Registrado: 24 May 2008 17:41

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Cotton » 18 Jul 2013 16:48

Yo firmo por un infarto súbito :dunce
"No te acerques a una cabra por delante, a un caballo por detrás y a un tonto por ningún lado"
Avatar de Usuario
zero
L'Inspegteur
L'Inspegteur
Mensajes: 721
Registrado: 28 Sep 2012 13:01

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor zero » 20 Jul 2013 00:10

El entrar en la habitación 220 de la planta rosa donde reside mi padre, me produce a veces falsas esperanzas, desasosiegos y poca fe en su futuro, sin embargo hoy ha sido un día de la que podríamos decir se ha vestido de cierta alegría y felicidad al ver como con cara asqueada consumía cucharadas de bífidus de fresa y compota de frutas, al verme franquear la puerta con una refrescante lata de “vichy” me ha sonreído placenteramente. Una vez solos me ha interrogado con una fantástica batería de preguntas:

-¿Cuántos días llevo aquí? ¿Han preguntado por mí? ¿Quién ha venido a visitarme? Hace una calor de cojones ¿Qué hago yo con patucos en la cama? Aquí están todos como una puta cabra-

En eso, que la puerta de la habitación estaba abierta y antes de contestar a todas sus preguntas le ha dado por aparecer “el vigilante” que al verlo postrado en la cama le ha sonreído contándole que:

-El otro día un tío pequeño entró vio a una niña y le pegó ¡PAM! ¡PAM! ¡PAM! ¡PAM! Cuatro tiros- formando con la mano una imaginaria pistola, luego se ha puesto a reír histéricamente y ha vuelto a desaparecer.

-¡Ves? Lo que te decía hace un momento, como una cabra ¿Sabes si va a venir mi compañero de habitación?-
-Me imagino que cuando termine de cenar volverá-
-¡Jooodeeer! Siempre está con murmullo, otro que me tiene frito-
-No te preocupes, tengo una buena noticia para ti, el lunes pasas a la sala verde dondem e han dicho que tu nuevo compañero está tan cuerdo como tú.


A pesar de haber contraído hongos en la boca, llagas en los pies por mala alimentación que le hacen llevar unos calurosos patucos para mejorar su circulación, sumado a una ligera bronquitis y una pasajera arritmia, vamos a mejor, o eso es lo que me parece al ver con la fluidez verbal como se desenvuelve otra vez.

-¿No se puede abrir esa dichosa ventana? Hace mucha calor aquí dentro-
-No se puede, existe un cerrojo de seguridad-
-¿Para que no entren o para que no salgan?
-Las dos cosas jajaja-
-Lo que tengo muchas ganas es de tomarme una buena cerveza bien fría-
-Falta poco papá, ten paciencia y bondad, la tomaremos juntos muy pronto en na de las mejores terrazas del pueblo.


Al salir, he pasado por la sala rosa donde se encontraban hacinados, la anciana del perro de peluche, el vigilante, la piloto pedestre y el compañero de mi padre que deseaba librarse de la atadura de la silla y me solicitaba encarecidamente le trajera un cuchillo de la cocina para liberarlo –por favor hombre de Dios, tráigame un cuchillo-.

Hoy me siento diferente, renovado y con ganas de enfrentarme a los monstruos de la locura, no obstante, me temo que esta bipolaridad no esconde nada bueno.
Lo triste de la enajenación de los hombres es no saber distinguir y reconocer su propia locura.
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 20 Jul 2013 09:53

Es bueno que la vida nos de esos pequeños respiros. Igual su padre llega a los cien :) . Aunque yo, para mi, no desearía semejante cosa. Disfrute de su padre todo lo que pueda y mientras pueda y no se agobie con desesperanzas. Pero mantenga al menos un pie en la tierra, por si acaso.

Mis mejores deseos para los dos.
Avatar de Usuario
pipiola
XI Concurso Fotografía
XI Concurso Fotografía
Mensajes: 3710
Registrado: 04 Oct 2012 19:02
Ubicación: Km 0

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor pipiola » 20 Jul 2013 12:05

Si mi madre al menos esbozara una sonrisa cuando nos ve...pero no, tuerce el gesto y se pone peor. Las cuidadoras dicen que cuando vamos a verla se revoluciona más. Parece que en su rutina diaria de terapias y horarios ha encontrado una especie de sosiego que interrumpimos la familia. Nosotros la sacamos de su mundo, la llevamos al jardín cuando no toca jardín y la bajamos a la cafetería(una sala con dos o tres máquinas de refrescos y bollería envasada) cuando lo que toca es sala común con el resto de los residentes que están igual o peor que ella. Así que últimamente y en vista de que nada más llegar te pregunta si es la hora de que te vallas, procuro estar el rato estrictamente necesario para solucionar algo que necesite...recuperar alguna prenda perdida de la lavandería o coserle alguna etiqueta que se haya caído o conseguir que la lleven al cuarto de baño para que la pongan a orinar como un extra fuera de turno. Y ya. poca conversación fuera de escuchar sus continuas quejas de todo y sus múltiples y variados dolores...no pregunta jamás cómo estoy, parece que no le interesa nada fuera de ella misma y su lamentable estado. Pero cuando le dices que te vas te dice que no te vallas...que si te vás se queda de nuevo sola, que nadie le hace caso y que se encuentra fatal. Empieza a lagrimear y no quiere soltarte la mano...en ese punto yo ya estoy hecha pure, cómo podeis imaginar, pero me hago la fuerte y la sonrio, la abrazo y la lleno de besos; "venga cariño, mañana viene a verte tu hijo y pasado mañana mi hermana...sabes que cada día venimos a verte...no estás sola mujer...anda ánimate que sabes que no me puedo ir dejándote así..."pero ella insiste y entonces suele venir alguna cuidadora que nos ha estado vigilando con el rabillo del ojo para llevarsela con alguna excusa..."venga que aún tienes que terminar de colorear el dibujo...ó que ya es la hora de comer y hay que subir a la planta....".Ese gesto de las cuidadoras es mi salvación y siempre les doy las gracias por ello, es mi oportunidad para poder despegarme de ella. En ese punto me despido rapidito con un beso y le digo; "que seas buena y no des guerra!" que era lo que ella me decia siempre cuando de pequeña me dejaba en el colegio.
Y me voy con un nudo en la garganta y otro en el corazón. Cojo el coche y voy medio zombi hasta que salgo del pueblo, incluso hay veces que llego a Madrid después de recorrer los 50 km que nos separan y no soy consciente de cómo he llegado. Y al menos una vez cada semana desde hace años. Mi día libre lo dedico a ella y a mi padre, el que a veces y dependiendo de cómo esté, me acompaña a verla. Pero esos viajes con mi padre que no para de charlar en el asiento del coopiloto durante todo el trayecto de ida y vuelta son otra historia.
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Dae » 21 Jul 2013 10:44

Qué tristemente bonito, Pipiola y qué valientes sois todos.
un beso
Avatar de Usuario
zero
L'Inspegteur
L'Inspegteur
Mensajes: 721
Registrado: 28 Sep 2012 13:01

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor zero » 21 Jul 2013 23:12

Pipiola vamos servidos mi niña.

No hay vuelta de hoja, mi padre sigue escribiendo su epílogo sin tinta, sigue siendo esa vagoneta de montaña rusa de la que siempre nombro, a veces cuando vuelvo a la clínica entro temeroso, como si fuera la última vez, miedo a las malas noticias, ayer tuvo décimas de fiebre, sigue débil y ausente, hoy le he podido dar de comer una refrescante compota de frutas mezclada con un helado de chocolate y vainilla, me han advertido que no le diera de beber, pero alma de cántaro ¿cómo no le voy a dar de beber a mi padre? Es que está cargado de bronquitis y se ahoga, bueno ¿Y qué? Ya sabré hacerle la maniobra de Heimlich, y si me apuras hasta el boca a boca, pero ¡Joder! ¿Cómo no le voy a dar de beber?.
Me han confirmado que mañana lo pasan a la planta verde, suponemos que estará mucho mejor sin tanto loco que pulule a su alrededor.
Para colmo de males, me entero que a una querida forera la han ingresado en urgencias con el sesenta por ciento del cuerpo quemado, está en el Hospital en la unidad de quemados.
La mayoría de ustedes la conocen por su avatar donde se cubre la cara con una bolsa de papel, si, se trata de Arrebolada. Me explican que tenía la costumbre de encender una vela cada noche, a veces incluía incienso para aromatizar su casa, pues bien, el pasado martes se quedó dormida despertándose ardiendo como una tea. Tiene quemado desde el cuello hasta las rodillas. En breve la visitaré, visitas no le faltan por lo que me han explicado. Arre “bitxu” recupérate pronto y escríbenos.
Lo triste de la enajenación de los hombres es no saber distinguir y reconocer su propia locura.
Avatar de Usuario
Gloria
En compañía de lobos
En compañía de lobos
Mensajes: 26849
Registrado: 07 Oct 2012 01:07

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Gloria » 21 Jul 2013 23:15

Pues dale mucho ánimo.
eLeyeLe
Sabio
Sabio
Mensajes: 4280
Registrado: 05 Oct 2012 19:54

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor eLeyeLe » 21 Jul 2013 23:45

Osti

El sesenta por ciento es muy grave.

Un besazo para ella.
Avatar de Usuario
Cotton
XIX Micro Relatos.
XIX Micro Relatos.
Mensajes: 6753
Registrado: 24 May 2008 17:41

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Cotton » 22 Jul 2013 00:05

Ostras!

A ver si tiene suerte, porque la va a necesitar.


Zero, y a usted mucho ánimo
"No te acerques a una cabra por delante, a un caballo por detrás y a un tonto por ningún lado"
Avatar de Usuario
Dae
Sabio
Sabio
Mensajes: 10401
Registrado: 02 Oct 2012 14:33

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Dae » 22 Jul 2013 08:50

Oh por favor!!!!!!!

Qué disgusto.
Arrebol espero que te mejores. :(
Mado
La Doña
La Doña
Mensajes: 2962
Registrado: 29 Oct 2012 17:19

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Mado » 22 Jul 2013 10:03

Yo no conozco a Arrebolada, pero le deseo que se ponga bien y sobre todo que no sufra demasiado. El fuego es algo que me da un miedo tremendo.
Erato
V Micro Relatos.
V Micro Relatos.
Mensajes: 7011
Registrado: 05 Oct 2012 10:30

Re: Crónicas de la edad vencida

Mensajepor Erato » 22 Jul 2013 11:57

Zero, si consigues ver a Arrebolada, dale un abrazo enorme de mi parte y mucho ánimo.

Joder. Que putada.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados