Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

¿No llegas a fin de mes? ¿Tienes un trabajo digno? ¿Son los políticos los que llenan sus bolsillos? Seguro que tienes muchas cosas de las que quejarte, si no también. No es nada personal, sólo política. Respeta y serás respetado. Economía, Empleo y Política.
Avatar de Usuario
comandante cero
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 267
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor comandante cero » 22 Jun 2016 13:31

Recesión, hiperinflación, graves problemas de escasez y desabastecimiento, expropiaciones, déficits de dos dígitos...:



De acuerdo con el Índice de Populismo que han elaborado TIMBRO y CIVISMO, uno de los rasgos más característicos del populismo es su capacidad para disfrazar su programa autoritario a base de moverse en una aparente indefinición ideológica. En el caso de Pablo Iglesias, esa ambigüedad le ha llevado a describirse alternativamente como "socialdemócrata", "socialista" y "comunista" en el curso de apenas tres años.

El pasado fin de semana, el discurso cambiante del candidato a La Moncloa por Unidos Podemos encontró un nuevo referente en Salvador Allende. Aunque Iglesias se refirió a quien fuera presidente chileno entre 1970 y 1973 como si estuviese hablando de un líder moderado, homologable al ex mandatario uruguayo Pepe Mújica, lo cierto es que Allende se caracterizó por un hondo radicalismo que tuvo nefastas consecuencias.

El genetismo del joven Allende

Ya de joven, Allende había dado muestras de su radicalidad. Por ejemplo, en 1933 publicó una polémica tesis doctoral titulada "Higiene mental y delincuencia". Según el profesor Víctor Farías, dicho documento sostenía que la delincuencia tiene orígenes genéticos. En 2005, el hoy dirigente de Ciudadanos Juan Carlos Girauta escribió una reseña del libro con el que Farías sacó a la luz la oscura tesis doctoral de Allende. Girauta afirmó lo siguiente:

Quien sienta algún afecto por la figura de Salvador Allende, es decir, toda la izquierda, está a punto de encontrarse con una desagradable sorpresa, por decirlo suavemente. Recordarán al ex presidente socialista de Chile como el revolucionario mártir que tantos jóvenes lloramos en los años setenta ante las estremecedoras escenas finales de La batalla de Chile, aquella película inacabable que había que ver por trozos.

En realidad, fue un convencido antisemita, un defensor de la predeterminación genética de los delincuentes que extendió su racismo a árabes y gitanos, consideró que los revolucionarios eran psicópatas peligrosos que había que tratar como enfermos mentales, propugnó la penalización de la transmisión de enfermedades venéreas y defendió la esterilización de los alienados mentales. Ideas rechazadas por la opinión pública mundial en pleno, con una sola excepción: la Alemania nazi. Porque Allende defendía estas posturas precisamente en los años treinta.


Años después, como ministro de Salud del gobierno de izquierdas que ocupó el poder en Chile entre 1939 y 1941, Allende elaboró un proyecto de ley que acabó guardado en un cajón debido a la polvareda que levantó. Explicando la fallida propuesta, Allende declaró al diario La Nación que era necesario desarrollar "un trípode legislativo en defensa de la raza" que contemplaba "la esterilización de los alienados mentales". Para ello, contemplaba incluso la creación de tribunales de esterilización, como también dictaban las leyes aprobadas en la Alemania nazi.

El marxismo-leninismo chileno

Como recuerda el libro Una casa dividida, de José Piñera, las ideas y teorías que puso en práctica el Ejecutivo de Salvador Allende nacían de una concepción política contraria a los principios más básicos de la democracia liberal. De hecho, un repaso a su trayectoria y la de su partido revela las convicciones profundamente radicales de aquel movimiento.

Una semana después de la muerte de Stalin, Allende pronunció un incendiario discurso en Santiago en el que se deshizo en loas al difunto dictador soviético. Pocos días después, Allende pronunció estas palabras en otro acto de partido:

En un período de revolución, el poder político tiene derecho a decidir en el último recurso si las decisiones judiciales se corresponden o no con las altas metas y necesidades históricas de transformación de la sociedad, las que deben tomar absoluta precedencia sobre cualquier otra consideración; en consecuencia, el Ejecutivo tiene el derecho a decidir si lleva a cabo o no los fallos de la Justicia.

En el Congreso Anual de 1965, celebrado en Linares, el Partido Socialista chileno de Allende se definió como "marxista-leninista" y habló abiertamente de "descartar la vía electoral como método para alcanzar el poder". Esta postura se completó con la afirmación de que dicho objetivo debería emplearse "con los métodos y medios que la lucha revolucionaria haga necesarios".

Profundizando en esta línea, el partido de Allende declaró en su Congreso de 1967, celebrado en Chillán, que "la violencia revolucionaria es inevitable y legítima, constituye la única vía que conduce a la toma del poder político y económico". La formación señaló también que "sólo destruyendo el aparato democrático-militar del Estado burgués se puede consolidar la revolución socialista" y proclamó que "las formas pacíficas o legales de lucha no conducen por sí mismas al poder".

En aquellos encuentros políticos estaban presentes delegados de los regímenes comunistas de la Unión Soviética. Las alianzas también englobaban a grupos socialistas panarabistas, como el Baath sirio, y por supuesto contaban con la colaboración entusiasta de la dictadura cubana.

José Piñera recuerda también en su libro que "cuando Allende fue presidente del Senado, expresó en varias ocasiones su apoyo al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), un grupo que inició la violencia guerrillera en Chile".

El desastre económico

El monumental estudio de Rudiger Dornbusch y Sebastian Edwards sobre el "populismo macroeconómico" nos permite repasar con detalle el desastre económico que sufrió Chile en la década de 1970. Allende heredó una economía relativamente estancada, con tasas reales de crecimiento que apenas superaban el 1% en los cuatro años posteriores a su llegada al poder. Tras llegar al poder, el mandatario chileno lanzó un amplio programa de expropiaciones que condujo a la nacionalización de todo tipo de empresas, incluyendo negocios agrícolas, compañías mineras…
Los aumentos salariales dictados por Allende dispararon hasta un 20% los sueldos, pero esa ilusión artificial acabó siendo devorada por una inflación rampante que, a lo largo de sus tres años de gobierno, redujo significativamente el poder adquisitivo de los sueldos de los trabajadores.

La subida de precios galopaba hasta alcanzar tasas estratosféricas, al hilo de un aumento de la base monetaria del 264%. Con la inflación desbocada, los precios subieron un 34,5% en 1971, un 216,7% en 1972 y un 605,9% en 1973. Los controles agravaron la situación y los sueldos en 1973 eran ya un 30% inferiores que en 1970. La tasa de crecimiento se desplomó: de poco sirvió el artificio inflacionista de 1971, con un aumento del PIB del 9%, porque en 1972 y 1973, Chile entró en recesión.

Imagen

El desaguisado fiscal del gobierno de Allende fue notable. Aunque su campaña a la presidencia estuvo marcada por una promesa de aumentar la recaudación a base de extraer más recursos de rentas altas y empresas, la cruda realidad es que los ingresos tributarios bajaron del 23,7% al 20,2% del PIB mientras que el gasto público creció de forma disparatada del 26,4% al 44,9%, disparando del 2,7% al 24,7% el déficit de las cuentas de las Administraciones Públicas.

Las reservas internacionales se hundieron de 320 a 36 millones de dólares. La balanza comercial pasó de un superávit de 246 millones a un déficit de 73 millones. El mercado negro se disparó como única forma de escapar el desabastecimiento. En apenas tres años, Allende destrozó la economía chilena.

Imagen


El colapso político

En agosto de 1973, la Cámara de Diputados se reunió para analizar la insostenible situación que enfrentaba Chile. No se trataba solamente de analizar el hundimiento económico del país, sino también de estudiar los graves episodios que se habían dado en otros ámbitos.

Como recuerda José Piñera, Claudio Orrego, diputado del Partido Demócrata Cristiano, tomó la palabra para denunciar "atropellos reiterados a las resoluciones del Congreso, atropellos reiterados a las atribuciones del Poder Judicial, atropellos reiterados a las facultades de la Fiscalía General de la República, atropellos reiterados a los derechos de ciudadanos y medios de comunicación…". Por el Partido Nacional, el representante Hermógenes Pérez de Arce afirmó que el gobierno de Allende "ha dejado de encuadrarse en la Constitución y la Ley, lo que ha dado lugar a la ilegitimidad del mandato y ejercicio del Presidente de la República".

Por un resultado de 81 votos a favor y 47 en contra, la Cámara declaró que el gobierno de Allende había violado gravemente la Constitución chilena. El 63% de los diputados acusaban al presidente y su gobierno de veinte violaciones concretas de la Carta Magna, incluyendo el amparo de grupos armados, la tortura, las detenciones ilegales, la mordaza a la prensa libre, la manipulación de la educación, la confiscación de propiedad privada…

El golpe de las Fuerzas Armadas y el suicidio de Salvador Allende pusieron fin a la tormenta política que dejó el marxismo-leninismo en Chile. Sin embargo, la democracia no regresó a Chile hasta la Elección Presidencial de 1989, que desplazó al régimen militar de Augusto Pinochet y restauró la libertad política, que se había quebrado en 1970 y no volvió a ser una realidad hasta dos décadas después.

El despegue de Chile, un triunfo liberal

Desde entonces, la democracia chilena se ha consolidado como una de las más sólidas de América Latina y la economía ha experimentado un importante crecimiento que ha contribuido a reducir la pobreza del 50% al 7,8%.

Imagen

Resulta irónico, por tanto, que Iglesias hable de Allende como un referente, cuando su desastroso paso por el poder arrojó un hundimiento total de la economía y desencadenó una crisis política que no quedó resuelta ni superada hasta la transición de finales de la década de 1980. Por otro lado, también resulta irónico que el líder de Unidos Podemos ignore que el avance de Chile en las últimas décadas es inseparable de un modelo netamente liberal que ha convertido al país latinoamericano en uno de los más capitalistas del mundo, según el Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage y CIVISMO.


Testimonio de hechos vividos por un chileno en 1973:
"En los últimos meses del mandato de Allende, en el año 73 las huelgas y desórdenes estaban a la órden del dia. Los comercios estaban desabastecidos por la huelga del transporte. El desorden era total. Se volvió a la economía de trueque. La gente salía a la calle con una radio, una bicicleta o una plancha para cambiarla por patatas, leche o comida en general.
Manifestaciones de miles de personas se dirigían a los centros del poder a protestar y también iban a los cuarteles con ollas a modo de tambor y les gritaban "huevones, huevones" a los miliatares, pidiendo que intervinieran.
La Unidad Popular arruinó Chile economicamente. Fue un desastre total y el país cayó en la miseria más profunda y acabó con el golpe de estado de Septiembre de 1973.
Lo conozco porque lo viví en persona, aunque cuando el golpe afortunadamente ya no estaba en Santiago. Esa es la realidad. Ahora otros pueden contar lo que quieran".

Las elecciones presidenciales de 1970 dieron la victoria a Salvador Allende, pero no alcanzó (ni de lejos) la mayoría absoluta, por lo que el Presidente debía ser elegido por el Congreso. La fuerza clave en estos momentos fue la Democracia Cristiana, que se decidió a dar su voto a Allende por dos razones: 1) porque tradicionalmente se daba la Presidencia al más votado (¿les suena?), y 2) porque Allende firmó un compromiso (el Estatuto de Garantías Constitucionales) que luego, obviamente, se pasó por el forro (Acuerdo de la Cámara de Diputados sobre el grave quebrantamiento del orden constitucional y legal de la República). También se considera que Eduardo Frei hubiese ganado las elecciones si legalmente hubiera podido presentarse a la reelección.

Acuerdo de la Cámara de Diputados chilena en el que se explicitan los actos antiliberales, antidemocráticos y anticonstitucionales de Salvador Allende, al que aún siguen algunos consideran un demócrata ejemplar: http://www.liberalismo.org/articulo/298 ... diputados/

Y por cierto, Salvador Allende se suicidó con una ráfaga de su propio AK-47: El 23 de mayo de 2011 sus restos fueron exhumados, por orden del juez Mario Carroza. La extracción de estos fue realizada por peritos de la Policía de Investigaciones y del Servicio Médico Legal dirigidos por el Dr. Patricio Bustos, director nacional del Servicio Médico Legal de Chile, participando además expertos extranjeros, acompañados por algunos de sus familiares y la prensa.
El 19 de julio del mismo año, fue entregado el resultado de los estudios de la exhumación, confirmando la teoría del suicidio del presidente Allende como causa de su muerte. Según los expertos, la presencia de dos salidas de bala se deberían a que el arma estaba en estado automático. El forense Francisco Etxeberria que participó en la nueva autopsia declaró que (sic): "Con base en argumentos técnicos y científicos podemos asegurar que la muerte del presidente Salvador Allende se produjo como consecuencia directa de un disparo realizado bajo el mentón que le produjo la destrucción de la cabeza y la muerte inmediata, lo que interpretamos como suicida desde la perspectiva forense".

Y obviamente, el artículo desbroza las consecuencias de una política populista en el ámbito económico. El sabotaje de los Estados Unidos consistió en el apoyo al golpe de Pinochet. Vaya por delante que condeno ese apoyo, máxime cuando dio paso a una dictadura responsable de hechos reprobables, pero la debacle económica de Chile es atribuíble a Allende y sólo a Allende y de eso va el artículo.
Efectivamente, Allende fue electo, como lo fue Hugo Chávez. Lo que ocurre es que tanto uno como el otro se dedicaron a reventar el sistema democrático desde dentro. En el artículo se menciona la conculcación continua de la Constitución Chilena por parte de Allende.



Índice de populismo de TIMBRO Y CIVISMO: http://www.civismo.org/files/IPA_PRESENTACION(1).pdf

José Piñera "La casa dividida": http://www.josepinera.org/zrespaldo/Una ... vidida.pdf

Estudio de Rudiger Dornbusch y Sebastian Edwards sobre el "populismo macroeconómico" : http://www.nber.org/papers/w2986.pdf
Última edición por comandante cero el 22 Jun 2016 14:55, editado 2 veces en total.
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 17665
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor lo tio pep » 22 Jun 2016 13:39

Sólo dos cosas, la idea de esterilización de cierta individuos era normal en esa época, también se defendió en USA.
Sobre los desórdenes previos a la caída de Allende, los EEUU no son nada ajenos.
Patricia
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 2191
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Patricia » 22 Jun 2016 17:26

No es que no fuesen ajenos, es que fueron los causantes. En aquellos años no había un lugar del mundo donde se moviese la izquierda que no fuese Kissinger a meter la narizota, los dólares, los espías y las tropas. A todo sudamerica la retrasaron treinta años o mas.

Cerdos.
Avatar de Usuario
Senselimits
Sabio
Sabio
Mensajes: 9796
Registrado: 29 Sep 2012 10:44

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Senselimits » 22 Jun 2016 18:45

lo tio pep escribió:Source of the post Sólo dos cosas, la idea de esterilización de cierta individuos era normal en esa época, también se defendió en USA.
Sobre los desórdenes previos a la caída de Allende, los EEUU no son nada ajenos.



:okis:

Salvador Allende fue electo en 1970 con el 36,3 % de los votos, siendo ratificado por el Congreso pleno. Su gobierno enfrentó problemas económicos externos, como la crisis mundial 1972-1973, una errática política económica y la fuerte oposición del resto del espectro político y del gobierno estadounidense de Richard Nixon.El cobre fue nacionalizado en 1971 pero esto no impidió que el país cayera en una crisis económica y que la hiperinflación llegara a cifras de alrededor del 600 y 800 %.

Algunos olvidan que Allende se encontró la gran crisis que produjo el gran terremoto mas grande de la historia de la humanidad y del petroleo de los 70 y que al igual que Tsypras en Grecia el pais que se encontró estaba absolutamnete en quiebra gracias a las politicas económicas neoliberales que impusieron los presidentes conservadores que apoyaba EEUU , pero no dudan de echarle la culpa de la crisis de Grecia a Tsypras los sinvergüenzas hipocritas de este país.

Después vino un mundo maravilloso muy del gusto de Comandante 0 con el golpe de estado de Augusto Pinochet
En este periodo se estableció la represión política contra la oposición y se produjeron contínuas violaciones a los derechos humanos —hubo más de 1000 detenidos desaparecidos, 5000 asesinados, más de 35 000 torturadosn 1y alrededor de 200 000 exiliados—.
A ESTA ALTURA DE LA VIDA NO ESTAMOS PARA PRIVARNOS DE NADA . YA SEA UN BUEN VINO , UN BUEN BESO, UN/A BUEN/A AMANTE.UN BUEN CIGARRO O MANDAR BIEN A LA MIERDA A QUIEN SE LO MEREZCA.
A ESTA ALTURA DE LA VIDA ESTAMOS PARA DARNOS TODOS LOS GUSTOS EN VIDA.
Avatar de Usuario
Senselimits
Sabio
Sabio
Mensajes: 9796
Registrado: 29 Sep 2012 10:44

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Senselimits » 22 Jun 2016 18:50

Y ahora Comandante 0 si quiere siga poniendo panfletos fascistas y mentiras sobre Salvador Allende

https://youtu.be/kvhBJcBtFTs
A ESTA ALTURA DE LA VIDA NO ESTAMOS PARA PRIVARNOS DE NADA . YA SEA UN BUEN VINO , UN BUEN BESO, UN/A BUEN/A AMANTE.UN BUEN CIGARRO O MANDAR BIEN A LA MIERDA A QUIEN SE LO MEREZCA.
A ESTA ALTURA DE LA VIDA ESTAMOS PARA DARNOS TODOS LOS GUSTOS EN VIDA.
Avatar de Usuario
comandante cero
Bachiller
Bachiller
Mensajes: 267
Registrado: 15 Abr 2015 22:37

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor comandante cero » 22 Jun 2016 20:29

Senselimits escribió:Source of the post
lo tio pep escribió:Source of the post Sólo dos cosas, la idea de esterilización de cierta individuos era normal en esa época, también se defendió en USA.
Sobre los desórdenes previos a la caída de Allende, los EEUU no son nada ajenos.



:okis:

Salvador Allende fue electo en 1970 con el 36,3 % de los votos, siendo ratificado por el Congreso pleno. Su gobierno enfrentó problemas económicos externos, como la crisis mundial 1972-1973, una errática política económica y la fuerte oposición del resto del espectro político y del gobierno estadounidense de Richard Nixon.El cobre fue nacionalizado en 1971 pero esto no impidió que el país cayera en una crisis económica y que la hiperinflación llegara a cifras de alrededor del 600 y 800 %.

Algunos olvidan que Allende se encontró la gran crisis que produjo el gran terremoto mas grande de la historia de la humanidad y del petroleo de los 70 y que al igual que Tsypras en Grecia el pais que se encontró estaba absolutamnete en quiebra gracias a las politicas económicas neoliberales que impusieron los presidentes conservadores que apoyaba EEUU , pero no dudan de echarle la culpa de la crisis de Grecia a Tsypras los sinvergüenzas hipocritas de este país.



Sí efectivamente fue elegido por el Congreso en 1970, pero conviene aclarar como: Las elecciones presidenciales de 1970 dieron la victoria a Salvador Allende, pero no alcanzó (ni de lejos) la mayoría absoluta, por lo que el Presidente debía ser elegido por el Congreso. La fuerza clave en estos momentos fue la Democracia Cristiana, que se decidió a dar su voto a Allende por dos razones:

1) porque tradicionalmente se daba la Presidencia al más votado (¿le suena?)

2) porque Allende firmó un compromiso (el Estatuto de Garantías Constitucionales) que luego, obviamente, se pasó por el forro (Acuerdo de la Cámara de Diputados sobre el grave quebrantamiento del orden constitucional y legal de la República)*.

También se considera que Eduardo Frei hubiese ganado las elecciones si legalmente hubiera podido presentarse a la reelección.

*Respecto al acuerdo de la Cámara de Diputados sobre el grave quebrantamiento del orden constitucional y legal de la República -documento que rara vez mencionado-, se puede resumir de esta forma:

Por un resultado de 81 votos a favor y 47 en contra, la Cámara declaró que el gobierno de Allende había violado gravemente la Constitución chilena. El 63% de los diputados acusaban al presidente y su gobierno de veinte violaciones concretas de la Carta Magna, incluyendo el amparo de grupos armados, la tortura, las detenciones ilegales, la mordaza a la prensa libre, la manipulación de la educación, la confiscación de propiedad privada


Y por si cree que lo anterior es "mentira fascista" incluyo íntegro el DOCUMENTO del acuerdo de la Cámara de Diputados chilena, del 22 de agosto de 1973, por el que se explicitan los actos antidemocráticos y anticonstitucionales de Salvador Allende, por si no puede o no quiere buscarlo en internet:


"Santiago, 23 de agosto de 1973

A S.E. EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA.

Tengo La honra poner en conocimiento de V.E., que la Cámara de Diputados ha tenido a bien prestar su aprobación al siguiente

ACUERDO:


Considerando:

1º Que es condición esencial para la existencia de un Estado de Derecho que los poderes Públicos, con pleno respeto al principio de independencia recíproca que los rige, encuadren su acción y ejerzan sus atribuciones dentro de los marcos que la constitución y la ley les señalan, y que todos los habitantes del país puedan disfrutar de las garantías y derechos fundamentales que les asegura la Constitución política del Estado;

Que la juricidad del Estado chileno es patrimonio del pueblo que en el curso de los años ha ido plasmando en ella el consenso fundamental para su convivencia y atentar contra ella es,pues, destruir no sólo el patrimonio cultural y moral de nuestra nación sino que negar, en la práctica, toda posibilidad de vida democrática;

3º Que son estos valores y principios los que se expresan en la Constitución Política del Estado que, de acuerdo a su artículo 2º, señala que la soberanía reside esencialmente en la nación y que las autoridades no pueden ejercer más poderes que los que ésta les delegue y, en el articulo 3º, se deduce que un Gobierno que se arrogue derechos que el pueblos no le ha delegado, incurre en sedición;

Que el actual Presidente de la República fue elegido por el Congreso Pleno previo acuerdo en torno a un estatuto de garantías democráticas incorporado a la Constitución Política, el que tuvo como preciso objeto asegurar el sometimiento de la acción de su Gobierno a los principios y normas del Estado de Derecho, que él solemnemente se comprometió a respetar;

Que es un Hecho que el actual Gobierno de la República, desde sus inicios, se ha ido empeñando en conquistar el poder total, con el evidente propósito de someter a todas las personas al más estricto control económico y político por parte del Estado y lograr de ese modo la instauración de un sistema totalitario, absolutamente opuesto al sistema democrático representativo, que la Constitución establece;

Que, para lograr ese fin, el Gobierno no ha incurrido en violaciones aisladas de la Constitución y de la ley, sino que ha hecho de ellas un sistema permanente de conducta,llegando a los extremos de desconocer y atropellar sistemáticamente las atribuciones de los demás Poderes del Estado, violando habitualmente las garantías que la Constitución asegura a todos los habitantes de la República, y permitiendo y amparando la creación de poderes paralelos, ilegítimos, que constituyen un gravísimo peligro para la nación, con todo lo cual ha destruido elementos esenciales de la institucionalidad y del Estado de Derecho.

Que, en lo concerniente a las atribuciones del Congreso Nacional, depositario del Poder Legislativo, el Gobierno ha incurrido en los siguientes atropellos: a) Ha usurpado al Congreso su principal función, que es la de legislar, al adoptar una serie de medidas de gran importancia para la vida económica y social del país, que son indiscutiblemente materia de ley, por decretos de insistencia dictados abusivamente o por simples resoluciones administrativas fundadas en “resquicios legales”, siendo de notar que todo ellos se ha hecho con el propósito deliberado y confeso de cambiar las estructuras del país,reconocidas por la legislación vigente, por la sola voluntad del Ejecutivo y con prescindencia absoluta de la voluntad del legislador;

b) Ha Burlado permanentemente las funciones fiscalizadoras del Congreso Nacional al privar de todo efecto real a la atribución que a éste le compete para destituir a los Ministros de Estado que violan la Constitución o la ley o cometen otros delitos o abusos señalados en la Carta Fundamental, y

c) Por último, lo que tiene la más extraordinaria gravedad, ha hecho “tabla rasa” de la alta función que el Congreso tiene como Poder Constituyente, al negarse a promulgar la reforma constitucional sobre las tres áreas de la economía, que ha sido aprobada con estricta sujeción a las normas que para ese efecto establece la Carta Fundamental;

Que, en lo que concierne al Poder Judicial, ha incurrido en los siguientes desmanes:

a) Con el propósito de minar la autoridad de la magistratura y de doblegar su independencia,ha capitaneado una infamante campaña de injurias y calumnias contra la Excma. Corte Suprema y ha amparado graves atropellos de hecho contra las personas y atribuciones de los jueces;

b) Ha burlado la acción de la justicia en los casos de delincuentes que pertenecen a partidos y grupos integrantes o afines al Gobierno, ya sea mediante el ejercicio abusivo del indulto, o mediante el incumplimiento deliberado de las órdenes de detención;

c) Ha violado leyes expresas y ha hecho “tabla rasa” del principio de separación de los Poderes, dejando sin aplicación las sentencias o resoluciones judiciales contrarias a sus designios y, frente a las denuncias que al respecto ha formulado la Excma. Corte Suprema, el Presidente de la República ha llegado al extremo inaudito de arrogarse en tesis el derecho de hacer un “juicio de méritos” a los fallos judiciales, determinando cuándo éstos deben ser cumplidos;

Que en lo que se refiere a la Contraloría General de la República –un organismo autónomo esencial para el mantenimiento de la juricidad administrativa- el Gobierno ha violado sistemáticamente los dictámenes y actuaciones destinados a representar la ilegalidad de los actos del Ejecutivo o de entidades dependientes de él;

10º Que entre los constantes atropellos del Gobierno a las garantías y derechos fundamentales establecidos en la Constitución, pueden destacarse los siguientes:

a) Ha violado el principio de igualdad ante la ley, mediante discriminaciones sectarias y odiosas en la protección que la autoridad debe prestar a las personas, los derechos y los bienes de todos los habitantes de la República, en el ejercicio de las facultades que dicen relación con la alimentación y subsistencia y en numerosos otros aspectos, siendo de notar que el propio Presidente de la República ha erigido estas discriminaciones en norma fundamental de su Gobierno, al proclamar desde el principio que él no se considera Presidente de todos los chilenos;

b) Ha atentado gravemente contra la libertad de expresión, ejerciendo toda clase de presiones económicas contra los órganos de difusión que no son incondicionales adeptos del Gobierno; clausurando ilegalmente diarios y radios; imponiendo a estas últimas “cadenas” ilegales;encarcelando inconstitucionalmente a periodistas de oposición; recurriendo a maniobras arteras para adquirir el monopolio del papel de imprenta, y violando abiertamente las disposiciones legales a que debe sujetarse el Canal Nacional de Televisión, al entregarlo a la dirección superior de un funcionario que no ha sido nombrado con acuerdo del Senado, como lo exige la ley, y al convertirlo en instrumento de propaganda sectaria y de difamación de los adversarios políticos;

c) Ha violado el principio de autonomía universitaria y el derecho que la Constitución reconoce a las Universidades para establecer y mantener estaciones de televisión, al amparar la usurpación del Canal 9 de la Universidad de Chile, al atentar por la violencia y las detenciones ilegales contra el nuevo Canal 6 de esa universidad, y al obstaculizar la extensión a provincias del Canal de la Universidad Católica de Chile;

d) Ha estorbado, impedido y, a veces, reprimido con violencia el ejercicio del derecho de reunión por parte de los ciudadanos que no son adictos al régimen, mientras ha permitido constantemente que grupos a menudo armados, se reúnan sin sujeción a los reglamentos pertinentes y se apoderen de calles y camiones para amedrentar a la población;

e) Ha atentado contra la libertad de enseñanza, poniendo en aplicación en forma ilegal y subrepticia, a través del llamado Decreto de Democratización de la Enseñanza, un plan educacional que persigue como finalidad la concientización marxista;

f) Ha violado sistemáticamente la garantía constitucional del derecho de propiedad, al permitir y amparar más de 1.500 “tomas” ilegales de predios agrícolas, y al promover centenares de “tomas” de establecimientos industriales y comerciales para luego requisarlos o intervenirlos ilegalmente y construir así, por la vía del despojo, el área estatal de la economía; sistema que ha sido una de las causas determinantes de la insólita disminución de la producción, del desabastecimiento, el mercado negro y el alza asfixiante del costo de la vida, de la ruina del erario nacional y, en general, de la crisis económica que azota al país y que amenaza el bienestar mínimo de los hogares y compromete gravemente la seguridad nacional.

g) Ha incurrido en frecuentes detenciones ilegales por motivos políticos, además de las ya señaladas con respecto a los periodistas, y ha tolerado que las víctimas sean sometidas en muchos casos a flagelaciones y torturas;

h) Ha desconocido los derechos de los trabajadores y de sus organizaciones sindicales o gremiales, sometiéndolo, como en el caso de El Teniente o de los transportistas, a medios ilegales de represión;

i) Ha roto compromisos contraídos para hacer justicia con trabajadores injustamente perseguidos como los de Sumar, Helvetia, Banco Central, El Teniente y Chuquicamata; Ha seguido una arbitraria política de imposición de las haciendas estatales a los campesinos, contraviniendo expresamente la ley de Reforma Agraria; ha negado la participación real de los trabajadores de acuerdo a la Reforma Constitucional que les reconoce dicho derecho; ha mpulsado el fin de la libertad sindical mediante el paralelismo político en las organizaciones de los trabajadores;

j) Ha infringido gravemente la garantía constitucional que permite salir del país, estableciendo para ello requisitos que ninguna ley contempla.

11º Que contribuye poderosamente a la quiebra del Estado de Derecho, la formación y mantenimiento, bajo el estímulo y la protección del gobierno, de una serie de organismos que son sediciosos porque ejercen una autoridad que ni la Constitución ni la ley les otorgan, con manifiesta violación de lo dispuesto en el artículo 10, Nº 16 de la carta fundamental, como por ejemplo, los Comandos Comunales, los Consejos Campesinos, los Comités de Vigilancia, las JAP, etc.; destinados todos a crear el mal llamado “Poder Popular”, cuyo fin es sustituir a los Poderes legítimamente constituidos y servir de base a la dictadura totalitaria, hechos que han sido públicamente reconocidos por el Presidente de la República en su último Mensaje Presidencial y por todos los teóricos y medios de comunicación oficialistas.

12º Que en la quiebra del Estado de Derecho tiene especial gravedad la formación y desarrollo,bajo el amparo del Gobierno, de grupos armados que, además de atentar contra la seguridad de las personas y sus derechos y contra la paz interna de la Nación, están destinados a enfrentarse contra las fuerzas Armadas; como también tiene especial gravedad el que se impida al Cuerpo de Carabineros ejercer sus importantísimas funciones frente a las asonadas delictuosas perpetradas por grupos violentistas afectos al Gobierno. No pueden silenciarse, por su alta gravedad, los públicos y notorios intentos de utilizar a las Fuerzas Armadas y al Cuerpo de Carabineros con fines partidistas, quebrantar su jerarquía institucional e infiltrar políticamente sus cuadros.

13º Que al constituirse el actual Ministerio, con participación de altos miembros de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros, el Excmo. Señor Presidente de la República lo denominó “de seguridad nacional” y le señaló como tareas fundamentales las de “imponer el orden político” e “imponer el orden económico”, lo que sólo es concebible sobre la base del pleno restablecimiento y vigencia de las normas constitucionales y legales que configuran el orden institucional de la República.

14º Que las Fuerzas Armadas y el Cuerpo de carabineros son y deben ser, por propia naturaleza, garantía para todos los chilenos y no sólo para un sector de la Nación o para una combinación política. Por consiguiente, su presencia en el Gobierno no puede prestarse para que cubran con su aval determinada política partidista y minoritaria, sino que debe encaminarse a restablecer las condiciones de pleno imperio de la Constitución y las leyes y de convivencia democrática indispensables para garantizar a Chile su estabilidad institucional, paz civil, seguridad y desarrollo.

15º Por último, en el ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo 39 de la Constitución Política del Estado. LA CAMARA DE DIPUTADOS ACUERDA:

PRIMERO. Representar a S.E. el Presidente de la República y a los señores Ministros de Estado miembros de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros, el grave quebrantamiento del orden institucional y legal de la República que entrañan los hechos y circunstancias referidos en los considerandos Nºs 5º a 12 precedentes;

SEGUNDO. Representarles, asimismo que, en razón de sus funciones de juramento de fidelidad a la Constitución y a las leyes que han prestado y, en el caso de dichos señores Ministros, de la naturaleza de las instituciones de las cuales son altos miembros y cuyo nombre se ha invocado para incorporarlos al Ministerio, les corresponde poner inmediato término a todas las situaciones de hecho referidas, que infringen la Constitución y las leyes, con el fin de encauzar la acción gubernativa por las vías del Derecho y asegurar el orden constitucional de nuestra patria y las bases esenciales de convivencia democrática entre los chilenos;

TERCERO. Declarar que, si así se hiciere, la presencia de dichos señores Ministros en el gobierno importaría un valioso servicio a la república. En caso contrario, comprometerían gravemente el carácter nacional y profesional de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros, con abierta infracción a lo dispuesto en el artículo 22 de la Constitución Política y con grave deterioro de su prestigio institucional, y

CUARTO. Transmitir este acuerdo a S.E. el Presidente de la República y a los señores Ministros de Hacienda, Defensa Nacional, Obras Públicas y Transportes y Tierras y Colonización.”

Dios guarde a V.E.

Luis Pareto Gonzáles (Presidente) Raúl Guerrero Guerrero (Secretario)


http://www.jaimeguzman.cl/wp-content/up ... 0061-1.pdf

http://www.angelfire.com/la/carta/


Aunque claro, como la izquierda tiene siempre legitimidad para pasarse por el forro constituciones, sentencias judiciales, etc... el Documento es para usted papel mojado... -shock
Patricia
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 2191
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Patricia » 22 Jun 2016 20:50

Si majo, si. ¡Peroooo!

Observe usted:

La lectura atenta del acta de la Sesión 32 de la Cámara de Diputados de aquel 22 de agosto de 1973, realizada en breve tiempo entre las 12:00 y las 14:30 horas, como igualmente del acuerdo que en definitiva se adoptó, permite arribar a algunas importantes conclusiones que expondremos someramente.

A la altura del mes de agosto del año 1973, se produjo a nuestro juicio sin la menor duda un evidente quiebre definitivo de toda la institucionalidad chilena y por cierto se generó un colapso moral cierto y evidente. El acuerdo de la Cámara de Diputados fue sencillamente el colofón de dicha situación y sirvió para que con posterioridad, producido el golpe de Estado, el 11 de septiembre, se tratara de justificar, en parte con dichos acuerdos, los horrorosos delitos de lesa humanidad que se cometieron.
Si bien el artículo 39 de la Constitución de 1925 permitía, al igual que el texto de la denominada Constitución de 1980, fiscalizar los actos de gobierno, en modo alguno autorizaban para que la Cámara de Diputados, en uso de sus facultades fiscalizadoras, pudiera recabar directamente la intervención de los Ministros de las Fuerzas Armadas y de Carabineros para solucionar los temas que se exponen en el mismo acuerdo. La facultad de fiscalización únicamente le permitía dirigirse al Presidente de la República. No obstante eso la Cámara de Diputados emplazó derechamente a los ministros que hemos referido y que tenían el cargo de comandantes en jefe de sus respectivas instituciones, para los efectos que procedieran a restablecer, según expresa el acuerdo de la Cámara, el orden jurídico, que en su opinión habría sido reiteradamente infringido por el gobierno y sus autoridades. Si tales ministros se hubieran hecho eco en la práctica del acuerdo en examen, la única forma de llevarlo a la práctica habría consistido en violar ellos mismos el ordenamiento constitucional, obligando al Presidente de la República y restantes autoridades a someterse a sus dictados, en armonía con el acuerdo de la Cámara de Diputados. Basta con revisar las enormes y reiteradas infracciones legales y constitucionales que se denuncian en el acuerdo de la Cámara de Diputados para concluir que el requerimiento efectuado por la Cámara de Diputados a tales ministros era una inducción directa para que llegaran a materializar una suerte de “Golpe Blando”.

Un segundo aspecto que nos llama poderosamente la atención es que en el debate de la Cámara de Diputados y del cual da cuenta el acta de la Sesión 32, los parlamentarios que intervinieron sustentando el acuerdo o controvirtiéndolo, no hicieron un examen a fondo del contenido de dicho acuerdo ni menos de su parte resolutiva. El acuerdo fue inicialmente explicado por el Diputado Orrego Vicuña y defendido por los congresales del Partido Demócrata Cristiano César Raúl Fuentes y Ricardo Hormazábal; y por los Diputados Hermógenes Pérez de Arce y Mario Arnello del Partido Nacional. Estos parlamentarios se extendieron en consideraciones de carácter general relacionadas con la situación del país haciendo fuerza en lo que ellos denominaron el quiebre de la juridicidad chilena. Sin embargo, ninguno de ellos razonó ni siquiera livianamente sobre las 14 infracciones a la Constitución Política y a las leyes que en el texto del acuerdo se le achacaba al gobierno de Allende. Si aplicáramos a dicho acuerdo el requisito de estar debidamente fundado, tendríamos que deducir que quienes lo defendieron no abundaron en consideraciones de hecho o de derecho sobre tales fundamentos. Prefirieron hacer referencias de carácter general. A su vez, si analizamos las intervenciones de quienes se opusieron a dicho acuerdo los Diputados Luis Maira, Camilo Salvo y Jorge Insunza, veremos que ellos igualmente, optaron por el análisis general y no pormenorizado de la proposición de acuerdo. Tal forma de intervenir en la Cámara de Diputados permite afirmar que se ve una falta de armonía entre lo debatido en la Cámara de Diputados, a través de las intervenciones de los Diputados y lo acordado. Esto último excede manifiestamente el escuálido debate parlamentario. Para ser veraces sobre esta materia, en nuestra opinión, de los Diputados que intervinieron el único que de acuerdo con el acta de la Sesión 32 captó el sentido y orientación del acuerdo fue el Diputado Insunza cuando dijo que “estamos en presencia de una agudización extrema de la embestida de los sectores que pretenden en nuestra patria, desencadenar un golpe de Estado”. Todos los demás intervinientes parecen entender que estaban ante un ejercicio retórico más.

Las observaciones precedentes sobre las intervenciones de los parlamentarios en aquella sesión, podrían encontrar explicación en el hecho que el acuerdo adoptado por la Cámara y presentado a la sala por los Diputados señores Monares, Sivori, Carrasco, Sepúlveda, don Eduardo, Vergara, Frei, Ansieta, Ramírez, don Gustavo, Muñoz, don Roberto, Arnello, Rodríguez, don Silvio y Ríos, no habría sido redactado por tales parlamentarios. En efecto, algunas fuentes informan que dicho acuerdo fue elaborado primeramente, por el señor Enrique Ortúzar Escobar, quien se lo hizo llegar al Senador Francisco Bulnes. En el Partido Nacional trabajaron en dicho acuerdo al parecer con bastante dedicación. El Presidente del Partido Demócrata Cristiano, don Patricio Aylwin, le habría solicitado al Diputado Orrego que preparara un acuerdo y para ello le indicó que se colocara en contacto con el Senador Hamilton, quien a su vez le expresó que lo más conveniente era basarse en el texto elaborado por el Partido Nacional. De allí que en el debate que se produce en la Cámara de Diputados, los Diputados no se extendieron sobre el contenido del acuerdo, ya que el mismo había sido redactado en parte por quienes no eran Diputados. Se puede opinar que el texto, terminado con correcciones manuscritas, que el acta consigna como ilegales en algunos pasajes, fue enviado para ser votado y no realmente discutido. Este hecho por cierto que gravitó en aquella sesión, en términos tales que la misma no traduce un adecuado intercambio de opiniones entre los parlamentarios de gobierno y oposición sobre cada materia que el acuerdo que se estaba proponiendo consignaba. ¿Repararon o se dieron cuenta todos los parlamentarios que lo que proponía el acuerdo era declarar la ilegitimidad e ilegalidad del gobierno de Allende y que lo que se proponía en el fondo era un golpe blando, más allá de las invocaciones que se hizo de resguardar el orden constitucional? A ciencia cierta, no sabemos qué es lo que pensaba cada uno de los parlamentarios, pero podemos intuir que siendo todos ellos políticos de dilatada participación en la política chilena, militantes de partidos políticos, y habitantes del territorio nacional, tuvieron que darse cuenta que el acuerdo que se estaba proponiendo y que en definitiva fue adoptado, daba carta blanca, en el fondo para llegar a derrocar por vías de hecho al gobierno de Salvador Allende. Esta última no es una afirmación peregrina, ya que vemos una extraña coincidencia entre el acuerdo de la Cámara de Diputados del 22 de agosto del año 1973 y el Banco N° 5 dictado el 11 de septiembre de 1973, por la Junta de Gobierno de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile. En este Bando que en verdad es un complemento del Decreto Ley N° 1 de la misma fecha, que constituye el acta de constitución de la Junta de Gobierno, se observa que se trataron en forma de considerandos y con una redacción propia de las sentencias judiciales, 14 puntos o materias que son en sustancia los mismos tópicos que abordó el acuerdo de la Cámara de Diputados.

Desde luego, después de 40 años, no es fácil analizar los hechos del año 1973, por cuanto para poder juzgar las conductas de quienes tuvieron participación relevante en los órganos del Estado, es menester ubicarse en la situación política, económica, social y jurídica que se vivía en aquel entonces. Fue un período de profundas convulsiones sociales, ya que estaba en marcha un proceso revolucionario que tenía como finalidad abrir el camino, en el largo plazo, a una sociedad socialista, lo que implicaba realizar cambios estructurales de fondo. Este marco alteró profundamente el funcionamiento del país, sin perjuicio que debemos dejar constancia que se desataron fuertes presiones externas para derribar al gobierno de Allende, según ha quedado establecido en los informes elaborados por las comisiones del Senado de los Estados Unidos de Norteamérica que dan cuenta de una evidente intervención de los organismos de seguridad de tal país.

A la altura del mes de agosto del año 1973, se produjo a nuestro juicio sin la menor duda un evidente quiebre definitivo de toda la institucionalidad chilena y por cierto se generó un colapso moral cierto y evidente. El acuerdo de la Cámara de Diputados fue sencillamente el colofón de dicha situación y sirvió para que con posterioridad, producido el golpe de Estado, el 11 de septiembre, se tratara de justificar, en parte con dichos acuerdos, los horrorosos delitos de lesa humanidad que se cometieron.

Esto último nos lleva a afirmar que por conflictivas que sean las situaciones la Cámara Política al adoptar sus resoluciones debe siempre meditar en las consecuencias de las mismas y principalmente sobre la forma como ellas van a ser interpretadas por la ciudadanía. En aquella época quienes hacía muy pocos años habíamos egresado de la universidad, nos percatamos aquel miércoles 22 de agosto que la Cámara de Diputados, por mayoría de votos había optado por un derrotero extra constitucional. Podrán decirnos ahora que en tal acuerdo se habla que debía restablecerse el orden constitucional quebrantado por el gobierno de Salvador Allende. Sin embargo, el análisis detallado del acuerdo, el contenido del mismo, las afirmaciones que en él se efectúan y los específicos destinatarios, ministros de las fuerzas armadas y de carabineros, permitió ya en ese agosto de 1973, percibir que no había otra salida, a juicio de la Cámara política, que un golpe blando. La Cámara de Diputados debió haber meditado con mayor profundidad sus decisiones y medir las consecuencias de las mismas. Para ello el debate debió ser exhaustivo, en profundidad, realmente para la historia y no dos pobres horas de un debate insípido y generalista, que reanudado para votar de trasnoche, terminó por constituirse en la señal política que otros esperaban para actuar con la fuerza brutal del golpe de estado.

Usted y otros como usted pueden pretender vendernos un Allende con cuernos y rabo, pero son muchos los estados y las personalidades que a lo largo de estas décadas se han posicionado a favor del gobierno democrático de Allende.
A mi, el 11-S no me recuerda para nada el atentado de las torres gemelas, me recuerda el magnicidio del Palacio de La Moneda.
Patricia
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 2191
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Patricia » 22 Jun 2016 20:51

Será por tochos...
Avatar de Usuario
embolic
Lianta Embolicadora
Lianta Embolicadora
Mensajes: 9064
Registrado: 05 Abr 2004 00:00
Ubicación: y dale! en el país de l'embolic
Contactar:

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor embolic » 22 Jun 2016 20:54




Sent from my iPad using Tapatalk
Enlaces de interés: pueden acceder al blog a diario y desde el portal de INICIADOS o bien pinchando en este enlace:

Desinfórmame otra vez.by Jayel

El meu Flickr...
Imagenaborigen salvaje catalana **_**Imagen Oremus y "austiemus".Imagen
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 17665
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor lo tio pep » 22 Jun 2016 21:04

Ni afirmo que allende fuera bueno de narices ni malo de azufre, sólo me mantengo en lo que he dicho, especialmente en la interferencia estadounidense.
Avatar de Usuario
Senselimits
Sabio
Sabio
Mensajes: 9796
Registrado: 29 Sep 2012 10:44

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Senselimits » 23 Jun 2016 08:51

Y Vd que opinan ?
Porque lo de pegar panfletos y opiniones de los demás sabemos hacerlo todos, pero le aseguro que no lo he leido ni lo pienso leer demasiado largo , se buscar la información por mismo.
Y sobre del transexual ese que corre por el foro no me interesa nada.Y no es que tenga nada contra los transexuales pero los fascistas me dan asco.

-wink
A ESTA ALTURA DE LA VIDA NO ESTAMOS PARA PRIVARNOS DE NADA . YA SEA UN BUEN VINO , UN BUEN BESO, UN/A BUEN/A AMANTE.UN BUEN CIGARRO O MANDAR BIEN A LA MIERDA A QUIEN SE LO MEREZCA.
A ESTA ALTURA DE LA VIDA ESTAMOS PARA DARNOS TODOS LOS GUSTOS EN VIDA.
Avatar de Usuario
vital
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 763
Registrado: 02 Ago 2014 08:52

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor vital » 23 Jun 2016 16:41

Senselimits escribió:Algunos olvidan que Allende se encontró la gran crisis que produjo el gran terremoto mas grande de la historia de la humanidad y del petroleo de los 70 y que al igual que Tsypras en Grecia el pais que se encontró estaba absolutamnete en quiebra gracias a las politicas económicas neoliberales que impusieron los presidentes conservadores que apoyaba EEUU , pero no dudan de echarle la culpa de la crisis de Grecia a Tsypras los sinvergüenzas hipocritas de este país.




Perdona, pero se ve que ni has mirado el gráfico ni la tabla de datos ni la evolución de crecimiento de Chile. Precisamente se aprecia una inercia de crecimiento los dos primeros años de mandato de Allende y después un hundimiento en el abismo.

Respecto a Grecia, ya te comenté que en 2014 empezó la economía a crecer, flor pronto pisoteada por la amenaza del socialismo.

En España por suerte estamos teniendo más margen para visualizar la recuperación y si no en estas elecciones (que igual tampoco hay gobierno) en las siguientes ya la cosa estará suficientemente clara para la gente, de que lo de la recuperación va en serio. Todo el mundo perdiendo cuota de mercado en las exportaciones salvo España y Alemania, y España a más ritmo que Alemania.
Suaviter in modo, fortiter in re
Avatar de Usuario
lo tio pep
XIV·XXIV Micro Relatos.
XIV·XXIV Micro Relatos.
Mensajes: 17665
Registrado: 05 Oct 2012 03:59

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor lo tio pep » 25 Jun 2016 19:44

vital escribió:Source of the post Precisamente se aprecia una inercia de crecimiento los dos primeros años de mandato de Allende y después un hundimiento en el abismo.

Curioso, y la CIA y la IBM no tuvieron nada que ver en ello, qué curioso, y yo que me lo creo. Supongo que tampoco tuvo nada que ver la CIA con el golpe en Guatemala, seguro que no. -fisch
Patricia
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 2191
Registrado: 19 Mar 2016 21:58

Re: Así hundió la economía chilena Salvador Allende, el marxista-leninista al que admira Iglesias

Mensajepor Patricia » 25 Jun 2016 20:09

Hace ya siete años que se desclasificaron documentos de los organismos de inteligencia de los USA. En ellos queda claro y patente los esfuerzos que hicieron los Estados Juntitos de Nixon para evitar la toma de posesión de Allende (entonces Chile era uno de los pocos lugares sudamericanps con una ya larga tradición democratica), para apoyar la guerra sucia tendente a destrozar los sistemas de distribución chilenos y para apoyar a los golpistas que previamente habían asesorado y adiestrado.
El propio presidente Sebastián Piñera, quien dijo que "hubo participación de organismos de Estados Unidos en el golpe militar de 1973 y me parece muy mal".
La dictadura de Pinochet, fue el producto de una prolongada campaña del gobierno estadounidense de manipulación política y desestabilización en Chile.
Está confirmado que, en 1964, la administración del presidente Lindon Johnson gastó diez millones de dólares en una campaña para asegurar la elección del demócrata cristiano, Eduardo Frei, como presidente contra el candidato del Partido Socialista, Salvador Allende.
El embajador estadounidense en Chile, Edward Korry, recomendó urgentemente una operación secreta de la CIA para preparar un preventivo golpe de estado militar.
"No veo porqué tenemos que mantenernos al margen y observar a un país convertirse en comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo", dijo Kissinger, quien, junto al director de la CIA, Richard Helms, bloquearon el previsto golpe por considerarlo de dificil exito, antes de las elecciones.Hubo seis tentativas fracasadas de golpe por parte de la derecha, la mayoría de ellas con ayuda directa del gobierno estadounidense.
Los bancos congelaron créditos y el gobierno de Estados Unidos congeló la ayuda económica a Chile, mientras el Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales, dominadas por Washington, cancelaban préstamos al gobierno chileno.La empresa ITT formó un comité de representantes de corporaciones estadounidenses para fraguar una estrategia contra Allende, de la mano con la administración Nixon.Agentes de la CIA fueron enviados a Chile para fomentar la masiva huelga de camioneros que paralizó prácticamente el transporte del país.
La implicación de Estados Unidos en el planeamiento del golpe de 1973, el cual fue codificado FUBELT, comenzó de la victoria de Allende. Un grupo de oficiales que trabajaban bajo la dirección de la CIA llevó a cabo el asesinato de general Rene Schneider, oficial constitucionalista, con el que se buscaba un golpe militar.Un cable de la CIA del 16 de octubre de 1970, divulgado bajo el Acta de Libertad de Información, explica los objetivos del gobierno estadounidense:
"Es la firme y continua política que Allende sea derrocado por un golpe (...) Debemos continuar generando la presión máxima hacia este fin utilizando todos los recursos apropiados. Es imprescindible que estas acciones sean ejecutadas clandestinamente y bajo seguridad para ocultar bien la mano americana y del USG".
La CIA estableció una organización fascista, Patria y Libertad, dirigida por Federico Willoughby McDonald, quien después sería el secretario de prensa de Pinochet. También pagó a los medios de prensa chilenos para que mantuvieran una campaña de propaganda hostil contre el gobierno popular.
Esa organización paramilitar derechista patrocinó la operación Djakarta, un plan para el asesinato de líderes del gobierno de Unidad Popular. El nombre de la organización era para honrar al éxito más sangriento de la CIA: el golpe militar en Indonesia en 1965, durante el cual un millón de personas fueron asesinadas.
Según los documentos, la CIA ayudó a los militares chilenos a elaborar listas de personas que debían desaparecer.
El 10 de septiembre de 1973, un día antes del golpe, los nombres de 3.000 líderes de alto nivel y 20.000 de nivel medio de organizaciones populares, grupos de derechos y libertades civiles, partidos políticos izquierdistas, etc. fueron distribuidas a las escuadrillas de la muerte. Prácticamente todo aquél que no huyó del país fue cazado y asesinado.
En testimonio posterior ante un Comité del Congreso de Estados Unidos, el antiguo director de la CIA, Guillermo Colby, dijo que las ejecuciones en masa habían logrado "algún bien" al hacer la guerra civil en Chile inverosímil.

Alguna cosa buena tienen que tener los USA, una de ellas es la capacidad de autocrítica. Años mas tarde se hizo una película (Missing) que retrata bastante bien los hechos de aquellos dias y que recomiendo a quien quiera ilustrarse sobre aquellos actos.

Juanmanuel. Vete a catequizar a Corea del Norte.

Volver a “Política.”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado