Abolir el pasado

Radio patio funcionando. ¿Cómo son los foreros?¿A qué saben, a que huelen, qué les gusta, que odian? Para hablar de nosotros mismos, mismamente
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3255
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Abolir el pasado

Mensajepor Francisco Delicado » 18 Oct 2013 10:29

Leí, días pasados, que el hombre que ordenó la edificación de la casi infinita muralla china fue aquel primer emperador, Shih Huang Ti, que asimismo dispuso que se quemaran todos los libros anteriores a él. Que las dos vastas operaciones -las quinientas a seiscientas leguas de piedra opuestas a los bárbaros, la rigurosa abolición de la historia, es decir del pasado- procedieran de una persona y fueran de algún modo sus atributos, inexplicablemente me satisfizo y, a la vez, me inquietó.

La muralla y los libros; en "Otras inquisiciones"
Jorge Luis Borges

Curiosamente adquirí una tosca primera edición de "Otras inquisiciones" en una librería de viejo de Barcelona. Había ido a la Ciudad Condal para un juicio y, fiel a mi costumbre, antes de ir indagué en internet acerca de librerías que dispusieran de viejas obras del argentino.
Recuerdo el nombre de la librería, propiedad de un argentino o uruguayo; se llama "El Astillero", pero no recuerdo el nombre de la calle; era una librería moderna, bien diseñada y de tamaño mediano. Mi atención se detuvo en una primera edición de "Sombra del paraiso" de Vicente Aleixandre.
1944 fue el año de su publicación; apenas cinco años después del fin de la guerra civil española y temblando aún el mundo con la segunda guerra mundial; era demasiado cara para mis posibilidades y me limité a leer de nuevo

Siempre te ven mis ojos, ciudad de mis días marinos.
Colgada del imponente monte, apenas detenida
en tu vertical caída a las ondas azules,
intermedia en los aires, como si una mano dichosa
te hubiera retenido, un momento de gloria, antes de hundirte
para siempre en las olas amantes.


Y volví a decirme que ante las desgracias uno se aferra a la belleza.
Ah, sepan que esa ciudad del paraiso con la que comienzan los versos transcritos es Málaga, mi Málaga.

Pero es el caso que mantuve una larga conversación con el librero; las comunes aficiones siempre se imponen y uno descubre pronto que habla con alguien que disfruta del mismo interés; se ofreció a enseñarme la librería entera, me acompañó a un sótano repleto de publicaciones de "Sur" la revista argentina de Victoria Ocampo que publicó algunas primicias de Borges y, finalmente, por tan solo 500 euros, pude lograr aquella primera edición, tosca y casi deshojada. El libro es de 1950 si no recuerdo mal y en aquel entonces las habilidades impresoras y las calidades de papel no daban para mucho.

Aunque ya lo había leído en una edición moderna, abrí mi viejo ejemplar mientras esperaba el avión. No sé qué extraña emoción le embarga a uno cuando accede a leer algo que conoce en una edición que compartió espacio temporal con su autor; parece como si tuviera un sentido especial, como si recuperase el tiempo y se hiciera algo novedoso.
Con el tiempo me divertiría más "El idioma analítico de John Wilkins", pero el primer artículo del libro (es un libro de "inquisiciones", de preguntas, de comentarios sobre preguntas que uno puede hacerse) es el de la muralla y los libros.

Asistí, pues, de nuevo a la lectura de aquellos interrogantes que el porteño se hacía:
Quemar libros y erigir fortificaciones es tarea común de los príncipes; lo único singular en Shih Huang Ti fue la escala en que obró.

Reparé de pronto en que esa idea de quemar todos los libros anteriores a él suponía algo trascendente:
Tampoco es baladí pretender que la más tradicional de las razas renuncie a la memoria de su pasado, mítico o verdadero

Y, ahora, pasado el tiempo, quiero entender que esa afirmación es errónea; sí es baladí renunciar al pasado; el país, mi país, este país ha emprendido el camino de romper su historia, de olvidarla, de contarla de nuevo y de otra manera.
Tal vez hubiera sido más fácil, más rápido, más contundente, ordenar la quema de la Biblioteca Nacional.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Abolir el pasado

Mensajepor greta » 18 Oct 2013 12:57

Me ha parecido muy buena su reflexión, Delicado; me ha gustado su perspectiva.

Reflexionando sobre ello, me remito a la figura de Kapucinski. De él leí "Ebano", la obra periodística de un viajero que profundiza en el conocimiento del continente africano, ofreciéndonos la percepción del tiempo y el espacio de sus gentes, tan profundamente diferente a la de los europeos. Posteriormente recuerdo la lectura de una de las conferencias que escribió bajo el nombre de "Encuentro con el otro", en el que plasma su experiencia y conocimiento sobre la diversidad cultural frente a la globalización, de manera que, pese a su sorpresa y crítica ante lo que ve en sus viajes o ante determinados regímenes políticos, no tiene un ojo retorcido, sino que intenta comprender de forma empática al otro: (“Mi experiencia de convivir con Otros, muy remotos, durante largos años me ha enseñado que la buena disposición hacia otro ser humano es la única base que puede hacer vibrar en él la cuerda de la humanidad”).
Respecto a la Gran Muralla, se alza opresivamente a partir de la diferencia: "el país resulta poco menos que impenetrable ("la lengua, el régimen, la vigilancia a que se lo somete, el predominio de una suerte de ‘psicología de la muralla’ que impone a los habitantes una divisoria mental: lo que está adentro es bueno, lo de fuera es malo; todo barreras").

En definitiva, este interesantísimo reportero es muy crítico con la irracionalidad, contrastando el sentido de amplitud (imperialismo, racismo, fundamentalismo religioso, nacionalismo...) -rechazando su principio de negación del otro y de la alteridad en el que se basa, reparando en la irracional agresividad que le acompaña o que germina con dicho principio-, de una necesidad subyacente en los pueblos de referirse a su pasado con un sentido de profundidad, confiriendo al "patriotismo" un aura de dignidad, y en referencia a esto, escribe: “La sensación de la profundidad permite a la pueblos conservar su dignidad sin la necesidad de dar rienda suelta al instinto de la amplitud”.
Avatar de Usuario
pipiola
XI Concurso Fotografía
XI Concurso Fotografía
Mensajes: 3710
Registrado: 04 Oct 2012 19:02
Ubicación: Km 0

Re: Abolir el pasado

Mensajepor pipiola » 18 Oct 2013 13:54

""Y, ahora, pasado el tiempo, quiero entender que esa afirmación es errónea; sí es baladí renunciar al pasado; el país, mi país, este país ha emprendido el camino de romper su historia, de olvidarla, de contarla de nuevo y de otra manera.
Tal vez hubiera sido más fácil, más rápido, más contundente, ordenar la quema de la Biblioteca Nacional.""
Esta claro que en todo el mundo están resurgiendo los nacionalismos, quizás cómo consecuencia o cómo contrapunto a la cada vez más evidente globalización.
Sin entrar en refrexiones sobre libros y autores, que no es lo mío, entiendo que la historía se puede escribir de muchas maneras y quizás nuestra historía, la de nuestro pais, se enfrenta a un capítulo nuevo y no por ello necesariamente negativo.
Avatar de Usuario
Salieri
Universitario
Universitario
Mensajes: 398
Registrado: 26 Feb 2013 01:27
Ubicación: En el Norte

Re: Abolir el pasado

Mensajepor Salieri » 18 Oct 2013 14:10

Interesante reflexión. La escasa reverencia que la enseñanza dedica a la historia nacional ha servido para borrarla o, mejor dicho, para simplificarla y endurecerla curiosamente. Agregaría que a partir de los actos que dieron el gobierno a la izquierda, es notoria la declinación gradual del país.
-¿ Y si te vuelvo a soñar? -No se sueña el mismo sueño dos veces.
Avatar de Usuario
Vipor
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 605
Registrado: 11 Jun 2012 19:51
Ubicación: En la piltra

Re: Abolir el pasado

Mensajepor Vipor » 19 Oct 2013 03:22

Francisco Delicado escribió: Reparé de pronto en que esa idea de quemar todos los libros anteriores a él suponía algo trascendente:
Tampoco es baladí pretender que la más tradicional de las razas renuncie a la memoria de su pasado, mítico o verdadero


Y, ahora, pasado el tiempo, quiero entender que esa afirmación es errónea; sí es baladí renunciar al pasado; el país, mi país, este país ha emprendido el camino de romper su historia, de olvidarla, de contarla de nuevo y de otra manera.
Tal vez hubiera sido más fácil, más rápido, más contundente, ordenar la quema de la Biblioteca Nacional.


Que su país esté por romper y olvidar su historia lo dice Vd., pero de su impresión a la realidad hay un amplio trecho. Nadie renunciará a su pasado, descuide, sería demasiado ridículo.

Se diría que Vd. está convencido de que habrá, si hay ruptura del país, una hecatombe cultural e histórica. No hay motivo para ello si las cosas se hacen bien, aislando la cultura del proceso político. Como hicieron Chequia y Eslovaquia al separarse amistosamente en 1991. No se ve por qué habría de ser diferente aquí, a no ser por el carácter incivilizado de buena parte de los españolitos y sus gerifaltes (miedo me da el salvador Chemari).

Claro que Vd. ve en los demás el energumenismo que le obnubila cuando habla del independentismo catalán. No se angustie, somos muchos los que trabajaríamos para que el proceso de separación no fuese traumático. Claro que con fundamentalistas del españolismo como Vd., que son millones, no sé yo, no sé...
El hombre no ha construído nada más duradero que un libro.
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Abolir el pasado

Mensajepor greta » 19 Oct 2013 13:44

pipiola escribió:Esta claro que en todo el mundo están resurgiendo los nacionalismos, quizás cómo consecuencia o cómo contrapunto a la cada vez más evidente globalización.
Sin entrar en refrexiones sobre libros y autores, que no es lo mío, entiendo que la historía se puede escribir de muchas maneras y quizás nuestra historía, la de nuestro pais, se enfrenta a un capítulo nuevo y no por ello necesariamente negativo.


Ojalá, Pipiola...

Según afirmaba Kapucinski, “La globalización es un fenómeno contradictorio de dos corrientes distintas. Es un río de integración de toda la tecnología, el mundo financiero, los medios de comunicación, pero simultáneamente es otro río en dirección opuesta que lleva a la desintegración, con conflictos étnicos, con ambiciones regionales, con tendencias particulares, en una gran corriente que vive y se desarrolla en contra de la misma globalización”.

En realidad, me gustaría ganar comprensión y perspectiva antropológica respecto al problema del nacionalismo que nos acucia. Me encantaría tener más agudeza y amplitud de miras, pero no por ello voy a reprimir mi pensamiento aunque sea una mezcolanza de ideas, más o menos hiladas, en gran medida porque ahora mismo estoy un poco espesa...

Leyendo a Kapucinski, tengo en este momento el pensamiento reflejo de que nuestra nación parece caracterizarse por la conjunción de territorios mal avenidos donde el problema siempre es el otro por una serie de factores: por falta de conocimiento, por una inadecuada distribución de los recursos junto con un desequilibrio en el intercambio económico, o bien porque diferentes comunidades, han ido generando un sentimiento de su propio valor e importancia que invitan a que las personas quieran sentirse dueñas de su destino, resultándoles odioso que se les trate como objetos de un antiguo e histórico dominio ajeno. Y, una vez asumidas sus raíces e identidad, se sienten orgullosos de ellas.

Por otro lado, entiendo el problema nacionalista como bidireccional.
Yo creo que, básicamente hablamos de un miedo, de una gran desconfianza hacia lo que representa el otro, induciéndose un recelo mediante la educación y la cultura. Lo percibo, más que como una forma de afrontar el problema de varias colectividades en un mundo globalizador, como dos egocentrismos radicales que prevalecen sobre el conjunto: sólo existo yo y mis problemas.

Entiendo que a veces esté latente la rabia contenida porque no vivimos en el mejor de los mundos posibles, o eso es lo que me ha parecido entresacar en el mensaje de Francisco Delicado.

Sin embargo, también considero de forma crítica que no parecemos dispuestos al difícil y lento aprendizaje de renunciar a un solo centro, a una representación única para todos los ciudadanos. Sin embargo, como dice Kapucinski, dicha visión se contrapone a una realidad globalizadora, menos ingenua que antaño, menos protegida y más vulnerable del mundo que nos circunda: "las continuas amenazas, tanto terroristas como ecológicas, el incesante flujo del capital o cosas como la cooperación global o la universalización de la opinión pública... Cuando decimos ‘nosotros’ no podemos permitirnos el lujo de ser provincianos. Cuando decimos "nosotros", estamos obligados a referirnos a la humanidad entera".
“(...) Caídas las grandes ideologías unificadoras y, a su manera, totalitarias, y en crisis todos los sistemas de valores y de referencia apropiados para aplicar universalmente, nos queda, en efecto, la diversidad, la convivencia de opuestos, la contigüidad de lo incompatible. (...) el concepto de totalidad existe en la teoría, pero nunca en la vida”.

Seguramente me he ido hacia aspectos demasiado abstractos, pero no puedo evitar entrelazar unas cosas con otras. Quizá alguno de ustedes le encuentre algún sentido (o no) a lo que comento. :dunce
Avatar de Usuario
Thor nillo
Sabio
Sabio
Mensajes: 4111
Registrado: 06 Oct 2012 20:34

Re: Abolir el pasado

Mensajepor Thor nillo » 19 Oct 2013 18:12

Dejando aparte la lectura política, vengo a rescatar esta parte:

Delicado:

Y, ahora, pasado el tiempo, quiero entender que esa afirmación es errónea


Sotovoce, Vípor:

Pero...¿Este tipo no aprenderá nunca?


Vea que mi sistema, simpática abuela, me permite citarla acertadamente aún sin existir la cita.

Bien. Delicado no se ha dado cuenta del meollo de su propio mensaje.

Es un borgiano que nunca dejará de ser un aprendiz de borgiano.

¿No ve, hombre de dios, que al comprar por 500 euros un libro casi inexistente, que al buscar primeras ediciones en últimas librerías, que al gastar tiempo y el fruto del tiempo en que se es esclavo en ello, usted ya discutía con Borges?
Un thor nillo saca a otro thor nillo
Avatar de Usuario
Francisco Delicado
El crepúsculo de los dioses.
El crepúsculo de los dioses.
Mensajes: 3255
Registrado: 08 Oct 2012 10:15

Re: Abolir el pasado

Mensajepor Francisco Delicado » 22 Oct 2013 13:46

Incluso la habitual sandez de Vipor me ha de resultar bienvenida.

Cuando, algunos días, más que harto de lo de siempre, me siento a dejar caer la última fugaz e inútil idea que se me ha ocurrido siempre me pregunto quién será capaz de responder algo.
Porque yo mismo no sé qué responderme, acaso porque, como bien dice Thornillo (que suele decir mucho y bien casi siempre) ni siquiera sé cuál es el meollo de mi mensaje.

Antaño el mensaje era claro: me encantaban las camareras, me fascinaban las mujeres, me dislocaba la manera que tenía de beber oporto la última chica que conocí.
Pero ¡ay!ha pasado el tiempo y la verdad desagradable asoma; envejecer, morir, es el único argumento de la obra...

El caso es que, no esperando respuesta alguna, Greta me da una que muy bien podría ser la definitiva pero que, por acertada, recibe el silencio general.
Lo siento, Greta, hija, ¡no esperarías que en un lugar como éste hubiera quien te entendiese!.
Se aproximan Salieri y Pipiola, a quienes agradezco su deseo de colaborar en ese inútil intento de abolir el pasado.

Don Vipor, fiel a su progresismo buenista, a su roussoniano-zapaterista concepto vital, desbarra y ve fundamentalismos donde hay sentimientos que, por progre, es incapaz de apreciar.
Lo siento, Don Vipor, personas como usted y unos cuantos de por aquí (Embolic, Yushka, senselimits, Cucur se me antojan como los más preclaros) no podemos ni hablar. Tienen ustedes un velo ideológico de tal espesor y peso que siempre ven en cualquier comentario el contenido que sólo está en sus mentes.
Ustedes no debaten, ustedes se contestan a sí mismos.
Yo, que tantos hombres he sido, no he sido nunca
aquel en cuyo abrazo desfallecía Matilde Urbach.
Avatar de Usuario
greta
Doctorado
Doctorado
Mensajes: 1422
Registrado: 19 Oct 2012 14:26

Re: Abolir el pasado

Mensajepor greta » 22 Oct 2013 14:19

Francisco Delicado escribió:El caso es que, no esperando respuesta alguna, Greta me da una que muy bien podría ser la definitiva pero que, por acertada, recibe el silencio general.
Lo siento, Greta, hija, ¡no esperarías que en un lugar como éste hubiera quien te entendiese!.
Se aproximan Salieri y Pipiola, a quienes agradezco su deseo de colaborar en ese inútil intento de abolir el pasado.


Gracias por su amabilidad y por la parte que me toca.
Yo también doy muchas veces silencio en aquellos mensajes que me resultan realmente interesantes, Sr. Delicado, así que es algo que necesariamente acepto, como quienes lo aceptan de mí. Además de que mi mensaje puede, perfectamente, no ser significativo.
Me alegra haberle aportado alguna idea.
Un saludito. -bye
Avatar de Usuario
Thor nillo
Sabio
Sabio
Mensajes: 4111
Registrado: 06 Oct 2012 20:34

Re: Abolir el pasado

Mensajepor Thor nillo » 22 Oct 2013 17:44

Sin embargo, Señor Delicado, yo veo que Borges (o su trasunto, o sea, Usted) es la pimienta o el ajonjolí, que no sé mucho de especias y Greta suelta la proteína. Greta ha puesto encima de la mesa un ñu o un búfalo cafre abierto en canal, que tampoco sé mucho de manjares africanos. Greta ha puesto a disposición del cocinero y del hacha del cocinero una cosa que quita el hambre o el apetito, que viene a ser lo mismo.

Usted termina con una disquisición final que es una birria, señor Delicado, comparada con las premisas que la preceden. Usted no puede empezar por la muralla china y por la quema de todos los libros de antes de ella y terminar con Pujol y con el enano que hay ahora, que Pujol era más bajo que enano, no como este otro.

Por eso, usted confunde a todos, A Vípor, a Pipiola o a Greta. Usted coge el rábano y estas miran el nabo y no las hojas o al revés.

Yo que amo a Borges como usted, soy el único que ve lo que usted o hasta lo que no ve usted.
Un thor nillo saca a otro thor nillo
Avatar de Usuario
Vipor
Licenciado
Licenciado
Mensajes: 605
Registrado: 11 Jun 2012 19:51
Ubicación: En la piltra

Re: Abolir el pasado

Mensajepor Vipor » 22 Oct 2013 19:48

Francisco Delicado escribió:Don Vipor (...) ve fundamentalismos donde hay sentimientos que, por progre, es incapaz de apreciar.


Tiene Vd. razón, es imposible el debate con alguien que radica sentimientos donde únicamente habría que situar política, economía, cultura, diálogo entre sociedades y pueblos, negociar, acordar, ceder y obtener. Y no es cosa de progre o regre, sino de estricta civilización.

Hablar de sentimientos en este asunto es la habitual estafa ideológica de unos y otros. Es muy viejo esto, querido. Hablar de sentimientos aquí, qué quiere, me parece un anacronismo, un arcano, tanto si lo hacen los españolistas como si es por parte de los catalanistas. Porque, encima, no son sentimientos, es hambre de poder, el deseo de manosear los destinos de la comunidad.

Oiga, mire, si me lo permite, le sugiero que deje sus sentimientos para sus mujeres e hijos, para sus amigos, lánzese ahí a tumba abierta pase lo que pase, que para perder siempre está Vd. a tiempo en ese territorio, y de eso se aprende. Pero utilice la reflexión ciudadana, y sólo esa herramienta, para el resto de sus asuntos, engorro catalán incluído.

Que, por los clavos de una puerta vieja, es Vd. un rancio.
El hombre no ha construído nada más duradero que un libro.

Volver a “La Tertulia”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados